Menú principal

Miércoles Julio 23, 2014

Querido diario

Este domingo, el Concejo de Bogotá aprobó el presupuesto para 2013 por 13 billones de pesos, pero, más allá de la noticia oficial, en la sesión plenaria quedó en evidencia un resquebrajamiento de las relaciones entre parte de la bancada progresista y la administración del alcalde Gustavo Petro.

Resulta que cuando todo indicaba que el presupuesto sería aprobado sin cinco artículos clave para Petro -entre ellos uno que le iba a permitir crear el banco para los pobres y otro que le otorgaba facultades extraordinarias en caso de declaratoria de estado de excepción- la bancada progresista comenzó a salirse del recinto. Para el momento de la votación, la concejal progresista Diana Alejandra Rodríguez dijo en micrófonos que ella se quedaba porque no estaba dispuesta a aceptar la orden de retirada que les estaban dando y afirmó que el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, estaba empleando una "mala estrategia", por lo que todo el mundo interpretó que ese funcionario les estaba ordenando que se fueran. Al final, cinco de los ocho progresistas se retiraron y apenas quedaron Rodríguez, Carlos Vicente de Roux y Angélica Lozano. Varias fuentes le contaron a La Silla que la idea de la administración era desbaratar el quórum para que se hundiera el presupuesto y que el alcalde pudiera sacarlo vía decreto con los artículos que él quería, pero que tres de sus concejales no le hicieron caso.

Durante la sesión, también se notó la distancia que hay entre el secretario de Hacienda Ricardo Bonilla y la concejal Angélica Lozano, quien desde mayo pasado viene haciendo fuertes críticas a la gestión de Bonilla. Esta vez, ella votó en contra del presupuesto porque no estuvo de acuerdo con varias de las modificaciones que propuso Bonilla al proyecto y, además, criticó que éste y Asprilla hubieran actuado a espaldas del alcalde al supuestamente haber adquirido unos compromisos con la concejal de oposición Clara Lucía Sandoval, quien pidió que unos recursos destinados a la población LGBTI se ampliaran a todas las poblaciones vulnerables, un asunto que finalmente no se concretó. "Los secretarios actúan de espaldas al alcalde y yo, en cambio, todo lo que digo en privado lo sostengo en público", dijo Lozano, quien añadió que durante la votación a ella nadie le ordenó que se saliera del recinto.

Otros confidenciales recientes

Miércoles, Julio 23, 2014 - 12:49
0
1403

El polémico representante sucreño Yahir Acuña acaba de anotarse dos triunfos, al quedar en firme las curules de María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco, los dos representantes afro no afro que -como contó La Silla- él avaló y al quedar con un partido que tiene personería jurídica. A su bancada de bolsillo se suma otro nuevo triunfo: le dieron la Secretaría de Educación de Sucre en pago por haber llevado al hijo del gobernador al Senado.

El gobernador Julio César Guerra Tulena lanzó a su hijo Julio Miguel Guerra al Congreso por el viejo PIN (hoy llamado Opción Ciudadana) porque en su partido, el liberal, se lo rechazaron debido a los escándalos que han rodeado su administración.

Sin ninguna experiencia en política, el novato senador salió electo con 50 mil votos, muchos de los cuales se debieron a la alianza que hicieron los Guerra con Yahir Acuña, el mayor elector de Sucre con más de 130 mil votos.

La alianza con la casa Guerra incluía que a Yahir le dieran, una vez pasara la Ley de Garantías, dos secretarías: la de Infraestructura y la de Educación.

Por ahora, le dieron la de Educación que quedó en cabeza de Alberto Iriarte, quien había estado de secretario de Educación de la Alcaldía de Sincelejo, también como cuota de Acuña.

De hecho, Iriarte salió de ese cargo el día después de que el representante tuviera una discusión pública con el alcalde de Sincelejo Jairo Fernández Quessep.

Fuentes que conocen bien la política en Sucre le han dicho a La Silla que el de Julio Miguel Guerra será un Senado "de bolsillo" de Yahir Acuña.

Con Guerra, Bustamante, Orozco, Candelaria Rojas (su segunda en la lista) y José Rodolfo Pérez (representante elegido por 100% por Colombia), Acuña completa una bancada propia de seis congresistas. Pero también tiene un partido propio ya que, como contó La Silla, su movimiento Cien por Ciento Colombia llegó al Congreso pero no logró el umbral de la personería jurídica.

Con Bustamante y Orozco posesionados, el movimiento que los avaló y que Acuña controla -Funeco- Acuña quedará automáticamente con personería, por lo que no tendrá que salir a buscar firmas para poner candidatos en las elecciones regionales de 2015.

Miércoles, Julio 23, 2014 - 12:24
3
795

Después de las elecciones presidenciales y tras la euforia mundialista, Cifras y Conceptos hizo una nueva encuesta Polimétrica. Entre otras cosas la encuesta muestra que después de los comicios creció el apoyo a las negociaciones de La Habana, mejoró la imagen de Juan Manuel Santos y disminuyó la cantidad de encuestados que se identifican con el Centro Democrático. Aunque esos resultados muestran la tendencia general de los encuestados de apoyar al ganador de unas elecciones y muestran el respirito que tiene Santos, no aclaran hasta cuándo le va a durar.

La encuesta, que se hizo a 3 mil personas en 84 municipios, muestra que el apoyo a las negociaciones con las Farc como manera de solucionar ese conflicto llegó al 48 por cien mientras que solo el 19 por ciento apoyan la derrota militar como su solución. Esa diferencia de 29 puntos es la mayor desde que Cifras y Conceptos hace esa pregunta, en octubre pasado, pues la máxima diferencia había sido de 19 puntos.

Ese apoyo coincide con que la imagen de Juan Manuel Santos está en un muy buen momento: tiene 58 puntos de imagen favorable y 39 de desfavorable, cuando en la más reciente encuesta de junio tenía 42 puntos de imagen favorable y 55 de desfavorable. En mayo, antes de la primera vuelta, había llegado a tener 61 puntos de imagen desfavorable.

Y la tercera noticia buena para Santos es la afinidad con los partidos. Mientras en junio el partido que despertaba más afinidad era el Centro Democrático, con el 14 por ciento y venía creciendo, ahora volvió a caer al nueve por ciento de afinidad que tenía en mayo. En cambio el liberalismo y La U crecieron (al 13 y 12 por ciento, respectivamente).

Aunque con eso queda claro que el péndulo volvió hacia Santos después del duro golpe de haber perdido la primera vuelta, lo que no es claro es si ese cambio es de largo plazo o es solo una muestra del reflejo de parte de la opinión pública de hacerle barra al ganador y el optimismo después del buen resultado de la selección en el Mundial. Y Santos va a necesitar ese apoyo, por ejemplo, para cuando llegue el momento de refrendar un eventual acuerdo con las Farc.

Acá pueden ver las dos partes de la encuesta Polimétrica

Polimetrica_resultadosEvaluación_21072014.pdf by Juan Lewin

Polimetrica_resultadosEvaluación_22072014_PAZMINISTROS.pdf by Juan Lewin

Martes, Julio 22, 2014 - 14:05
1
2167

El lanzamiento del libro del Centro de Memoria Histórica sobre políticos asesinados en Norte de Santander el viernes pasado terminó en un emotivo -y sorpresivo- pedido de perdón de un ex dirigente del ELN a una de las víctimas más visibles de esta guerrilla.

Ese día se presentó en el auditorio del Museo Nacional el último libro que hicieron Gonzalo Sánchez y su equipo de Memoria Histórica, "Hacer la guerra y negar la política”, en el que se narran las muertes de cuatro líderes políticos norsantandereanos: el ex ministro y ex congresista conservador Argelino Durán, muerto en cautiverio tras ser secuestrado por una disidencia del EPL; el ex alcalde de Tibú y entonces favorito para la gobernación Tirso Vélez, asesinado por los paramilitares en 2003; el dirigente comunista Carlos Bernal, asesinado por los paras en 2004; y el médico y ex senador liberal Jorge Cristo Sahium, asesinado por el ELN en 1997.

La sorpresa mayor fue cuando -de manera espontánea- tomó el micrófono Carlos Velandia, el ex dirigente del ELN antiguamente conocido como 'Felipe Torres', y le pidió perdón al hasta hace poco senador y autor de la Ley de Víctimas Juan Fernando Cristo por la muerte de su padre, que ocurrió mientras él estaba en la cárcel.

“No ha sido fácil llenarme de valor para venir ante ustedes y ante víctimas de la que fuera mi organización para decirles que pido perdón en lo respecta a las responsabilidades que de mí se pudieran derivar en generar hechos de violencia y producir víctimas”, dijo ante el auditorio, dirigiéndose sobre todo a Cristo y mencionando también al ex senador Aurelio Iragorri Hormaza, que fue víctima de un atentado de ese grupo guerillero. Luego Velandia le dio la mano a un conmovido Cristo, cuyo discurso sobre la muerte de su padre fue muy emocional.

Estas son las intervenciones de Velandia y de Cristo ese día, un pequeño adelanto del posconflicto que se viene si algún día se firma un acuerdo con las Farc y el ELN.

Páginas