Publicidad
Publicidad

Menú principal

Jueves Julio 30, 2015

Este domingo, el Concejo de Bogotá aprobó el presupuesto para 2013 por 13 billones de pesos, pero, más allá de la noticia oficial, en la sesión plenaria quedó en evidencia un resquebrajamiento de las relaciones entre parte de la bancada progresista y la administración del alcalde Gustavo Petro.

Resulta que cuando todo indicaba que el presupuesto sería aprobado sin cinco artículos clave para Petro -entre ellos uno que le iba a permitir crear el banco para los pobres y otro que le otorgaba facultades extraordinarias en caso de declaratoria de estado de excepción- la bancada progresista comenzó a salirse del recinto. Para el momento de la votación, la concejal progresista Diana Alejandra Rodríguez dijo en micrófonos que ella se quedaba porque no estaba dispuesta a aceptar la orden de retirada que les estaban dando y afirmó que el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, estaba empleando una "mala estrategia", por lo que todo el mundo interpretó que ese funcionario les estaba ordenando que se fueran. Al final, cinco de los ocho progresistas se retiraron y apenas quedaron Rodríguez, Carlos Vicente de Roux y Angélica Lozano. Varias fuentes le contaron a La Silla que la idea de la administración era desbaratar el quórum para que se hundiera el presupuesto y que el alcalde pudiera sacarlo vía decreto con los artículos que él quería, pero que tres de sus concejales no le hicieron caso.

Durante la sesión, también se notó la distancia que hay entre el secretario de Hacienda Ricardo Bonilla y la concejal Angélica Lozano, quien desde mayo pasado viene haciendo fuertes críticas a la gestión de Bonilla. Esta vez, ella votó en contra del presupuesto porque no estuvo de acuerdo con varias de las modificaciones que propuso Bonilla al proyecto y, además, criticó que éste y Asprilla hubieran actuado a espaldas del alcalde al supuestamente haber adquirido unos compromisos con la concejal de oposición Clara Lucía Sandoval, quien pidió que unos recursos destinados a la población LGBTI se ampliaran a todas las poblaciones vulnerables, un asunto que finalmente no se concretó. "Los secretarios actúan de espaldas al alcalde y yo, en cambio, todo lo que digo en privado lo sostengo en público", dijo Lozano, quien añadió que durante la votación a ella nadie le ordenó que se saliera del recinto.

Otros confidenciales recientes

Jueves, Julio 30, 2015 - 11:35
1
814

Después de que se cerró el plazo de inscripciones para las elecciones de octubre, algunos de los perdedores de la lista uribista buscaron sombrilla en otros partidos. El caso que más llama la atención es el del candidato de la representante María Fernanda Cabal, Samuel Ángel, que ni siquiera quedó entre los primeros 16 puestos que anunció Pacho Santos en junio y terminó inscrito en la lista del viejo Pin (hoy Opción Ciudadana).

Ángel renunció la semana pasada al Centro Democrático en Bogotá pero antes su madrina ya había tratado de abogar por él. El 18 de junio, tras la publicación de la lista, envió una carta al director del partido, Óscar Iván Zuluaga, “ante la urgencia que que supone evitar errores políticamente costosos”.

Como la lista se mantuvo sin cambios, Ángel se fue dando un portazo al Centro Democrático y acusó a Francisco Santos de hacer una lista “plagada de liberalismo, polo "democrático" y de oportunistas, que no representan la dignidad que significa ser uribista”.

“Es su decisión. Es libre y yo no puedo amarrar a nadie. Uno está donde lo quieren y se va de donde siente que no cabe. Eso le ha pasado a muchos uribistas que sienten que no hay espacio en el Centro Democrático”, le dijo Cabal a La Silla.

Esta es la carta con la que Ángel renunció al uribismo:

Carta Samuel Angel by lasillavacia

Miércoles, Julio 29, 2015 - 13:21
0
2697

Mientras Óscar Iván Zuluaga se ha consolidado en el año tras las presidenciales como la mano derecha del ex presidente Álvaro Uribe en el uribismo, su primo hermano Jaime Alonso pasó -en ese mismo lapso- de ser senador a candidato a diputado.

Jaime Alonso viene del mismo grupo político que su primo Óscar Iván, que Luis Alfonso Hoyos y que la ex senadora Adriana Gutiérrez, la fuerte carta uribista a la alcaldía de Manizales.

De hecho, fue una de las figuras de ese sector, puntal de la alianza que tradicionalmente se opuso a la hegemonía en el departamento del yepobarquismo (la alianza de los caciques liberales Víctor Renán Barco y Luis Guillermo Giraldo y el conservador Ómar Yepes). Jaime Alonso fue el primer alcalde electo popularmente en Pensilvania (donde nació el grupo y nacieron casi todas sus figuras), el primer diputado elegido por un movimiento independiente en 1992 y la fórmula de Hoyos en el Congreso.

Cuando el grupo se dividió con el nacimiento del Centro Democrático, Jaime Alonso se quedó con el representante Hernán Penagos en el lado santista y apoyó la reelección (votando contra su primo por primera vez en la vida). Y se quemó intentando mantenerse en el Senado con 37 mil votos, o dos terceras partes de los que había sacado en 2010 cuando el grupo político aún estaba unido. De hecho, su rival tradicional -el senador y próximo presidente del Congreso Mauricio Lizcano- lo dobló en Caldas.

Inicialmente, Penagos -que quedó como líder del bloque santista de ese grupo- impulsó el nombre de Jaime Alonso como candidato a la Gobernación de la Unidad Nacional, cargo al que (por acuerdos con los conservadores de Luis Emilio Sierra) le correspondía escoger a La U.

Pero Lizcano se opuso a que el candidato viniera de las entrañas de su grupo rival y propuso al ex gobernador Guido Echeverri, quien ganó como independiente hace cuatro años pero cuya elección fue anulada en 2012 porque su esposa había sido secretaria de Gobierno encargada un año antes. Echeverri, apoyado también por el vicepresidente Germán Vargas Lleras, terminó siendo escogido.

Y a Jaime Alonso no le quedó más remedio que lanzarse a la Asamblea departamental.

Miércoles, Julio 29, 2015 - 10:48
0
2970

La Unión Patriótica está tratando de desmontar a los candidatos de su lista al concejo de Tolú (Sucre), después de que La Silla Caribe revelara que dos de ellos son de la cuerda del ex representante Yahir Acuña. Por ahora les pidió renunciar al aval que les dieron y está buscando herramientas para evitar que lleguen a las urnas.

Como contó La Silla, Jesús David Vitola -la cabeza de la lista de 13 candidatos- recibe financiación de Gerardo Ozuna, uno de los principales aportantes a las campañas de Yahir en Tolú y contratista de la Alcaldía de ese municipio (que es parte del grupo político del polémica ex congresista). Y María Herazo Pereira es la cuñada de Ozuna y aliada política de la carta de Acuña a la Alcaldía de ese municipio, César Augusto Peroza Sierra.

Ellos habían llegado a la UP después de que ambos (y otros tres candidatos cercanos a Acuña) se postularan por la Alianza Verde, pero fueran descartados cuando la senadora Claudia López y el copresidente de ese partido Antonio Sanguino se dieron cuenta.

La inclusión de candidatos de su cuerda política en diferentes partidos hace parte de la estrategia con la que Yahir busca asegurar el mayor número de curules posibles en el Concejo toludeño.

Páginas