Publicidad
Publicidad

Menú principal

Martes Julio 07, 2015

Este domingo, el Concejo de Bogotá aprobó el presupuesto para 2013 por 13 billones de pesos, pero, más allá de la noticia oficial, en la sesión plenaria quedó en evidencia un resquebrajamiento de las relaciones entre parte de la bancada progresista y la administración del alcalde Gustavo Petro.

Resulta que cuando todo indicaba que el presupuesto sería aprobado sin cinco artículos clave para Petro -entre ellos uno que le iba a permitir crear el banco para los pobres y otro que le otorgaba facultades extraordinarias en caso de declaratoria de estado de excepción- la bancada progresista comenzó a salirse del recinto. Para el momento de la votación, la concejal progresista Diana Alejandra Rodríguez dijo en micrófonos que ella se quedaba porque no estaba dispuesta a aceptar la orden de retirada que les estaban dando y afirmó que el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla, estaba empleando una "mala estrategia", por lo que todo el mundo interpretó que ese funcionario les estaba ordenando que se fueran. Al final, cinco de los ocho progresistas se retiraron y apenas quedaron Rodríguez, Carlos Vicente de Roux y Angélica Lozano. Varias fuentes le contaron a La Silla que la idea de la administración era desbaratar el quórum para que se hundiera el presupuesto y que el alcalde pudiera sacarlo vía decreto con los artículos que él quería, pero que tres de sus concejales no le hicieron caso.

Durante la sesión, también se notó la distancia que hay entre el secretario de Hacienda Ricardo Bonilla y la concejal Angélica Lozano, quien desde mayo pasado viene haciendo fuertes críticas a la gestión de Bonilla. Esta vez, ella votó en contra del presupuesto porque no estuvo de acuerdo con varias de las modificaciones que propuso Bonilla al proyecto y, además, criticó que éste y Asprilla hubieran actuado a espaldas del alcalde al supuestamente haber adquirido unos compromisos con la concejal de oposición Clara Lucía Sandoval, quien pidió que unos recursos destinados a la población LGBTI se ampliaran a todas las poblaciones vulnerables, un asunto que finalmente no se concretó. "Los secretarios actúan de espaldas al alcalde y yo, en cambio, todo lo que digo en privado lo sostengo en público", dijo Lozano, quien añadió que durante la votación a ella nadie le ordenó que se saliera del recinto.

Otros confidenciales recientes

Lunes, Julio 6, 2015 - 17:37
0
282

Cinco años después de haber sido uno de los municipios gravemente inundados por las aguas del río Magdalena, Campo de la Cruz, en el sur del Atlántico, vuelve a ser protagonista de una inundación: la de cédulas inscritas para las elecciones locales del próximo 25 de octubre.

Con un 66% más de inscritos que en 2011, esta población ubicada a hora y media de Barranquilla encabeza el listado de los municipios con mayor variación en el número de cédulas zonificadas en cuatro años: hasta el 6 de julio pasado tenía 830 personas inscritas, mientras que para la misma fecha de las locales pasadas registraba 530.

Ese aumento obedece una vez más al delito de trashumancia electoral, según alertó la Misión de Observación Electoral (MOE). Diógenes Rosero, su coordinador en el Atlántico, le dijo a La Silla que esta semana las autoridades deben redoblar esfuerzos no solo en Campo de la Cruz sino en el resto de municipios del país porque hasta el domingo 12 de julio se realizarán la inscripciones de cédulas en los puestos de votación y podría presentarse una asistencia masiva de votantes en buses.

Como lo contó La Silla, la movilización de votantes en buses de un municipio a otro, es una trampa electoral recurrente.

Campo de la Cruz es una de las poblaciones del Atlántico con trashumancia histórica. Prueba de ello es que su censo electoral supera el número de habitantes. Para las presidenciales pasadas, por ejemplo, tenía 19.057 potenciales votantes, mientras que según el Censo Dane de 2005 sus pobladores no eran más de 16.500.

Lunes, Julio 6, 2015 - 14:52
0
2130

En el Valle del Cauca, que junto con Bogotá es uno de los dos lugares donde el Polo Democrático tiene una cantidad importante de votos y congresistas fijos, el partido de izquierda está roto.

La fórmula del ex senador Mauricio Ospina a la Gobernación y del ex representante Wilson Arias a la Cámara, que está lista desde febrero pero nada que recibe un aval oficial, ahora tiene un contrapeso inesperado que incluye a un ex funcionario del destituido gobernador del PIN Juan Carlos Abadía.

Esta semana Katty Lorena Angulo,aspirante al Concejo de Cali y quien participó en el Congreso del Polo como parte de la lista de Clara López, propuso que el partido apoye la aspiración de Diego Luis Hurtado a la alcaldía. En esa propuesta la apoyaron el diputado Rolando Caicedo, también del sector clarista,  y Alejandro Ocampo, el precandidato a la Gobernación del mismo sector y viejo rival de Arias en el polo vallecaucano.

Hurtado fue secretario de asuntos étnicos de Abadía entre 2009  y 2010; y Secretario General de Héctor Fabio Useche, el sucesor y ficha de Abadía, en 2012. En los dos cargos era visto como cuota de Angelino Garzón. Ya está recogiendo firmas y tiene reconocimiento por el trabajo al frente de la fundación FES

Esa propuesta es leída por algunos dentro del Polo en el Valle como la segunda movida del grupo de Clara López para atravesársele a Ospina y Arias, que son más cercanos al ala del senador Jorge Enrique Robledo.

La primera fue la debatida resolución que le quitó a los directorios departamentales la entrega de los avales, y que dejó a los dos ex congresistas sin el aval que ya habían conseguido en el directorio del Valle. Y que promete, por lo menos, demorar el arranque de la campaña de Arias y Ospina.

Viernes, Julio 3, 2015 - 18:03
0
1840

Como lo contó La Silla, el exgobernador Eduardo Verano le ganó el aval liberal a la Gobernación del Atlántico al exfuncionario Jaime Pumarejo, la carta de los Char a ese cargo. Pumarejo, quien nunca logró despegar en las encuestas, está desmontando su candidatura y confirmamos que ya tiene nueva chamba.

Hasta marzo pasado gerente del Centro de Convenciones del Caribe, Pumarejo ahora será uno de los asesores políticos de la campaña de Alejandro Char a la Alcaldía de Barranquilla. Con ello queda ratificado una vez más que, aunque pedía el aval liberal, hace parte del proyecto político de la casa Char, que está en Cambio Radical.

Tres personas conocedoras del proyecto político de Pumarejo le aseguraron a La Silla que en cuestión de días, tan pronto regrese del exterior, él oficializará el desmonte y se unirá a las filas de la campaña charista, que comenzará en firme el 14 de julio. Ese día Alejandro inscribirá en la Registraduría su candidatura a la Alcaldía de Barranquilla.

Páginas