Publicidad
Publicidad

Menú principal

Viernes Julio 31, 2015

De manera silenciosa sale uno de los pocos funcionarios que manejan una entidad nacional y vienen desde el gobierno anterior. El rector de la Escuela Superior de Administración Pública, Honorio Henríquez Pinedo, venía desde el gobierno Uribe, es sobrino del ex senador Miguel Pinedo Vidal y en su cuenta de Twitter hace eco de trinos del ex presidente Uribe y de reconocidos uribistas como el precandidato Óscar Iván Zuluaga, Ernesto Macías, Érika Salamanca o Alberto Bernal.

Pero Santos ya presentó la hoja de vida de su reemplazo. Se trata de Elvia Mejía, una conservadora que fue Vicecontralora de Antonio Hernández Gamarra y Superintendente de Economía Solidaria de Andrés Pastrana, y que viene de trabajar en favor de la región Caribe desde la Gobernación del Atlántico, con los liberales Eduardo Verano y José Antonio Segebre.

Lo que sí tiene en común el rector saliente y la que está por llegar es que son costeños. Mejor dicho, cambia la tendencia política pero no la representación regional.

Otros confidenciales recientes

Viernes, Julio 31, 2015 - 15:40
0
271

Hoy, justo el día que se acaba el plazo para cambiar las listas de candidatos para las elecciones de octubre, el petrismo tuvo una nueva baja. Nicolás Petro, el hijo del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, decidió renunciar a la cabeza de lista del partido indígena Mais al Concejo de Barranquilla a pesar de que todavía aparece inscrito en la base de datos de la Registraduría.

 

 

Petro Burgos era una de las cartas del Petro para expandir el Progresismo por el país. Es abogado, tiene poco menos de 30 años y lideró en Barranquilla manifestaciones a favor de su padre en mayo del año pasado en la gira petrista a favor de la reelección. En septiembre del año pasado se armó una polvorera en los medios porque el mismo alcalde había pedido a la Fiscalía investigar a su hijo por su posible intervención en contratos distritales.

A pesar de que su nombre aparece en la lista que presentó el Mais, como lo contó ZonaCero, Petro Burgos no firmó el formulario E6, lo cual es entendido por las autoridades electorales como una ‘“no aceptación de la postulación”. Hoy le confirmó a La Silla que finalmente no será candidato.

Nicolás le dijo a La Silla que a pesar de que estaba seguro de que su campaña iba a ser exitosa en Barranquilla, y que la ciudad necesitaba de programas exitosos en materia social y de medio ambiente, él había decidió dejar a un lado su interés particular para “contribuir a una causa mayor: la Colombia Humana que [el Progresismo] lideraremos en el 2018”.

Las cosas para el Petrismo ya estaban complicadas al menos en Bogotá, después de que el acuerdo con el Mais se cayó en la plaza principal de Petro y a sus candidatos les tocó irse a recoger firmas en un mes. Ahora, además, pierde su ficha más fuerte en Barranquilla donde la aspiración de Nicolás Petro era una de las apuestas que más expectativas había causado en la región Caribe. 

Viernes, Julio 31, 2015 - 14:25
0
300

Anoche Fenalco celebró sus 70 años por lo alto en el Country Club de Bogotá. En la gala estuvieron hasta los ex presidentes Álvaro Uribe y César Gaviria, aunque no el presidente Juan Manuel Santos, que se excusó y envió un mensaje con su Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, un gesto que fue mal recibido por el gremio de los comerciantes. En cambio, hubo otro ausente que sí terminó ovacionado: el ex presidente del gremio Sabas Pretelt, condenado hace tres meses por la yidispolítica.

Ese fue el punto alto de la noche. Ocurrió cuando el presidente de los comerciantes Guillermo Botero hizo un recuento de la historia de Fenalco desde su nacimiento en mayo del 1945. Cuando mencionó al cartagenero Sabas Pretelt, que dirigió el gremio durante 15 años, el público irrumpió en aplausos.

Eso muestra que en el gremio siguen siendo muy cercanos a Pretelt, que fue condenado en abril de este año por haber -como Ministro de Interior y de Justicia de Uribe- haberle ofrecido dádivas a la ex congresista Yidis Medina a cambio de que ella votara a favor de la reforma constitucional que permitiría la reelección de Uribe. Ya la Procuraduría lo había destituido por haberle ofrecido una notaría a otro congresista, Teodolindo Avendaño, por favorecer la reelección.

Viernes, Julio 31, 2015 - 11:29
0
647

Boris Zapata, que fue el asesor y enlace con los políticos del ministro de Agricultura Aurelio Iragorri y a quien el presidente Juan Manuel Santos le pidió sacar del Gobierno, está en campaña para la Asamblea de Córdoba con La U.

Zapata, que ha trabajado con Iragorri tanto en Agricultura como Interior, es polémico en el Gobierno desde noviembre de 2013. En ese momento hubo todo un despelote en el ministerio del Interior durante la carrera contra el reloj por firmar 230 convenios con alcaldías para construir centros de integración ciudadana justo durante el período electoral y antes de que venciera la Ley de garantías.

Según supo La Silla, el presidente Santos le pidió personalmente a Iragorri que retirara a Zapata por su rol en ese despelote. Por eso, en Casa de Nariño causó mucha sorpresa que Iragorri volviera a engancharlo en Agricultura, algo de lo que solo se enteraron cuando La Silla publicó una historia sobre su 'gabinete en la sombra'.

Y es que Zapata fue, como contó La Silla, uno de los funcionarios que Iragorri llevó al Ministerio de Agricultura y que terminó siendo más poderosos que los viceministros.

Como “gerente de asuntos gubernamentales y gestión social” (un cargo que no aparecía en el directorio de esa entidad), Zapata se convirtió en el enlace del ministro con la clase política de las regiones. Una de sus funciones era coordinar los Planes de Articulación Regionales (Pares), una treintena de grandes reuniones de planeación en todo el país en los que Iragorri descentralizó la escogencia de proyectos de inversión del Ministerio y se los asignó directamente a gobernadores y alcaldes.

Aunque Zapata arrancó en política como liberal (al punto que fue director de las juventudes liberales) y llegó al Ministerio del Interior de la mano del hoy vicepresidente Germán Vargas Lleras (como director de asuntos afro), parecería que su cercanía con Iragorri pesó más, pues se lanzó con el aval del partido de su jefe más reciente.

Páginas