Menú principal

Sábado Enero 31, 2015

Viernes, Enero 30, 2015 - 13:31
1
1101

El ex gobernador de Norte de Santander William Villamizar quiere volver a ese cargo y para eso ha venido buscando acercamientos con el Directorio de su partido, el Conservador. Aunque aún no ha pedido formalmente el aval, pinta improbable que lo obtenga porque está inhabilitado hasta 2019 por la Contraloría por temas fiscales. En un departamento donde santismo y uribismo quedaron empatados en las elecciones del año pasado, ese aval podría definir qué lado queda más fuerte en octubre.

En la última reunión del directorio nacional el senador Efraín Cepeda contó que Villamizar aspiraba al aval con el apoyo del representante a la Cámara por Norte de Santander Ciro Rodríguez, quien también está en ese diectorio. El problema es que el ex gobernador fue suspendido en 2011 cuando le quedaban dos semanas en el cargo, por el manejo irregular de la plata del Fondo Nacional de Calamidades para reconstruir el puente de Puerto León tras la ola invernal. Villamizar se ha defendido diciendo que la sentencia todavía no está en firme y que “todavía tenemos una última apelación”.

La posible candidatura de Villamizar podría ser una carta de la Unidad Nacional dado que él es conservador, apoyó la candidatura al senado del liberal Andrés Cristo (hermano del ministro de Interior Juan Fernando Cristo) y a la del senador de La U Manuel Guillermo Mora, a la Cámara apoyó a cuatro aspirantes de partidos de la Unidad Nacional: le puso votos a Ciro Rodríguez, a los liberales Neftalí Santos y Alejandro Carlos Chacón y fue el motor detrás de la elección de Wilmer Carrillo, su ex secretario de Infraestructura, por La U. 

Si se cae la candidatura de Villamizar por esa inhabilidad, le podría despejar más el camino a los otros dos precandidatos azules, que probablemente terminarían unidos con el Centro Democrático. Uno es el empresario Juan Carlos García Herreros, a quien apoya el bloque conservador del senador Juan Manuel Corzo y el representante Juan Carlos García Gómez, quienes apoyaron a Óscar Iván Zuluaga el año pasado; y Martín Martínez, el ex secretario de Gobierno del ex alcalde cucuteño Ramiro Suárez Corzo (condenado por homicidio), que marca mejor en las encuestas.

Al final será el directorio nacional -que está partido casi por partes iguales entre santistas y no santistas- el que tendrá la última palabra, un pulso que podría repetirse en otros departamentos donde los cosnervadores están partidos y pueden inclinar la balanza.

Viernes, Enero 30, 2015 - 11:09
0
2992

El miércoles pasado la Fiscalía capturó a un coronel del Ejército para responder por otra víctima de falsos positivos. Aunque ese hecho fue informado por la agencia de noticias Associated Press, que envía cables a todos los medios, hasta ahora sólo se ha publicado en un solo medio colombiano y estrictamente regional: el Meridiano de Córdoba. Por fuera del país la han retomado el Nuevo Herald de Miami y Fox News.

A pesar del poco despliegue, no es una noticia menor. Primero, porque el capturado es comandante  de la Vigésimosexta Brigada del Ejército (un coronel activo del Ejército, Jaime Humberto Pinzón Amézquita, con sede en Leticia, Amazonas). Y segundo porque, a pesar de que AP dice que cita un comunicado de prensa de la Fiscalía, éste no aparece en su página web.

El Coronel Pinzón Amézquita fue capturado por la Fiscalía en Bogotá para responder por el asesinato en enero del 2006 de Gustavo Alberto Patiño, quien de acuerdo con la información de la Fiscalía, “iba a servir como guía de las tropas (...) en una supuesta operación militar” en Antioquia.

Los hombres del Batallón Atanasio Girardot de Medellín, que en ese entonces estaban al mando del Coronel Pinzón, “dieron de baja” a Patiño quien, según la Fiscalía, durmió en la unidad militar y al día siguiente fue ejecutado en la vereda La S de Yarumal, Antioquia.

Jueves, Enero 29, 2015 - 14:50
2
7462

Nicolás Petro Burgos, el hijo mayor del alcalde de Bogotá Gustavo Petro y quien se dio a conocer cuando acompañó a su papá en el balcón del Palacio de Liévano en las manifestaciones para oponerse a su destitución, está cerca de lanzarse al agua política.

Según supo La Silla, el delfín está contemplando la posibilidad de lanzarse al concejo de Barranquilla, ciudad en la que lideró manifestaciones a favor de su padre en mayo del año pasado, durante la gira petrista en favor de la reelección.

Hasta ahora el hijo del alcalde, que es abogado y tiene poco menos de 30 años, ha apoyado a su papá en la alcaldía fungiendo como vocero a través de su cuenta de Twitter y acompañándolo en mítines políticos. En septiembre pasado mojó prensa porque su papá pidió a la Fiscalía investigarlo por contratación por el distrito, aparentemente como forma de salirle al paso a rumores de que Petro Burgos habría participado en direccionamiento de contratos.

Esta semana, en una conversación en Twitter con el militante progresista Ricardo Rosanía (quien es barranquillero)  y el concejal de Bogotá Diego García Bejarano, dejó entrever su interés en Barranquilla

Y hace dos semanas había mandado un mensaje similar en otra conversación con un Porgresista, el periodista sucreño Lázaro Vivero

Hace algunos minutos el miltante petrista Daniel Medellín (uno de los escuderos de Petro en Twitter y quien ha sido contratista del Distrito) confirmó que existe esa aspiración

Lo que no es claro es por qué partido se lanzaría Petro hijo.

Aunque el alcalde afirmó en noviembre que él no hace parte de la Alianza Verde y las precandidaturas de Hollman Morris, Maria Mercedes Maldonado y Guillermo Alfonso Jaramillo se están haciendo por fuera de ese partido, una fuente le dijo a La Silla que la idea sería que Petro hijo encabece la lista verde.

La Silla comprobó que entre los miembros de la Alianza Verde de Barranquilla sí se rumora que Petro se va a inscribir como candidato, pero el plazo para que se presenten los aspirantes aún no se ha establecido.

La Silla llamó y le escribió a Nicolás Petro, pero no pudimos hablar con él hasta el momento de publicar esta nota.

Jueves, Enero 29, 2015 - 12:44
4
9125

Por el poder electoral que demostró tener el año pasado (sacó más de 130 mil históricos votos en el departamento) y por haber sido el gran elector de la reelección en Sucre, muchos dan por descontado que el polémico exrepresentante Yahir Acuña será el próximo Gobernador de ese departamento. Una reunión que se realizó ayer en Sincelejo, sin embargo, le podría dañar el caminado.

La foto de la reunión es la que se puede ver encima de este texto. A ella asistieron los senadores Mario Fernández (liberal), Bernardo ‘Ñoño’ Elías, Musa Besaile y Roy Barreras (de La U, éste último presidente del partido), Julio Miguel Guerra (del viejo PIN) y el representante Nicolás Guerrero, también de La U. Y la decisión que tomaron fue que todos apoyarán un único candidato a la Gobernación de la Unidad Nacional, que no será Yahir.

La imagen tiene mayor significado si se tiene en cuenta que Julio Miguel Guerra (hijo del actual gobernador Julio César Guerra Tulena) y Nicolás Guerrero eran los dos últimos grandes aliados de la política tradicional que le quedaban a Yahir en Sucre, y que Yahir fue el hombre clave de la reelección de Santos en el departamento. Que la coalición de Gobierno busque otro aspirante quiere decir que no es considerado como parte de ella.

Además que a la alianza se sumen Ñoño Elías y Musa Besaile, que no son sucreños sino cordobeses pero que sacaron casi 40 mil votos en ese departamento, evidencia que a Yahir le puede estar saliendo una competencia capaz de hacerle contrapeso - aunque aún no hay luces sobre el nombre de ese candidato.

En el encuentro los políticos también decidieron que buscarán candidatos de la Unidad Nacional para las 26 alcaldías sucreñas.

La Silla supo por una fuente conocedora que -en respuesta- el grupo de Yahir Acuña ha considerado jugar con aspirante en Sahagún (Córdoba), el pueblo de Musa y Ñoño, si éstos se le meten al rancho en Sucre. El aspirante en el que ha pensado Yahir para competirle a los llamados ñoños es David Pastrana, excandidato a la Alcaldía de Sahagún y hermano del empresario Manuel Pastrana, quien trabajó en Bogotá de la mano de Emilio Tapia, señalado de ser la cabeza del cartel de la contratación en la capital.

Miércoles, Enero 28, 2015 - 14:36
0
2066

La campaña por la Alcaldía de Cali sigue paralizada hasta que La U no resuelva si avala al ex vicepresidente Angelino Garzón, algo que se puede demorar hasta mayo. Mientras, los tres partidos santistas y los conservadores están tratando de definir cómo podrían ir juntos en octubre: para eso, el viernes pasado 13 congresistas vallecaucanos de esos partidos se reunieron por primera vez en una finca en Jamundí por iniciativa del liberal Édinson Delgado.

En la reunión estuvieron cuatro congresistas liberales, los cuatro del grupo político de la baronesa Dilian Francisca Toro, tres de Cambio Radical y dos conservadores (incluyendo a Mauricio Delgado, sobrino del gobernador Ubéimar Delgado, que no apoyó la reelección). También llegaron dos ex congresistas: Toro, que aspira -si se le aclara el panorama judicial- a la Gobernación por La U, y el azul santista Germán Villegas. El único que faltó fue Roy Barreras.

Los de La U dijeron que su interés que los demás apoyen la candidatura de Dilian, aunque los otros dos partidos temen que también quiera vaya a jugársela por la alcaldía de Cali pues Clara Luz Roldán -del grupo de Toro- está en carrera allá. Los liberales quieren esa alcaldía, para la que tienen tres precandidatos (liderados por el concejal Carlos Pinilla Malo, apoyado por Édinson Delgado), pero también tienen uno -Jorge Homero Giraldo- a la Gobernación, cosa que no ha gustado en La U. Cambio Radical sí está firme con buscar la alcaldía, para la que tiene como candidato definido al ex secretario general de Emcali Nicolás Orejuela. Su temor es que los dos partidos más grandes lo dejen sin nada.

Por eso el interés de todos es definir unas reglas de juego, para -en palabras de una persona al tanto de los diálogos- “no canibalizarse”. Ya salió la primera: cualquier candidato de unidad deberá haber apoyado a Santos en las elecciones presidenciales. Eso descartaría a Carlos José Holguín, el ex Secretario de Gobierno de Rodrigo Guerrero que busca el aval azul y cuyo padre -el ex ministro Carlos Holguín Sardi- se la jugó contra la reelección.

Para la próxima reunión, a finales de febrero en Cali, los congresistas esperan que cada partido decida de una vez por todas su prioridad. Ahí comenzará a verse si los rojos y Cambio Radical apoyarían a Dilian, y si a cambio su partido La U le camina a los otros dos.

Sin un candidato uribista perfilado, el nombre de Maurice Armitage apenas calentando motores y la izquierda partida entre el polista Wilson Arias y el candidato verde sin definir, esa definición dentro del santismo podría determinar los futuros alcalde y gobernador. Claro, solo si Angelino no va.

Páginas