Menú principal

Jueves Septiembre 03, 2015

Miércoles, Septiembre 2, 2015 - 18:12
0
2256

A machetazos y con cuatro personas heridas terminó, el sábado pasado en Tolú, el lanzamiento de campaña de la carta de Yahir Acuña a la Alcaldía de ese municipio sucreño, a 40 minutos de Sincelejo. La trifulca se armó después de que el cuestionado exrepresentante le tiró billetes a un grupo de asistentes.

Acompañado por su esposa y candidata a la Gobernación de Sucre Milene Jarava, Acuña llegó a Tolú pasadas las siete de la noche para participar en la manifestación a favor de César Augusto Peroza. Ese candidato va avalado por el viejo PIN y con él Yahir busca seguir mandando en esa población cuatro años más, como lo ha hecho desde 2012 vía el mandatario Ariel Alvarado Montes.

La idea era que tanto Jarava como Peroza hablaran por micrófono en una tarima, ubicada al frente de la Alcaldía, ante una multitud de simpatizantes que estaban tomando trago y bailando desde las cinco de la tarde.

Sin embargo, según nos contó una persona que estuvo allí, la fiesta se empezó a volver una pesadilla luego de que a Milene Jarava se le volviera a ver nerviosa durante su discurso. La escena recordó el video que desde hace semanas es viral en Sucre, en el que se le ve tartamudeando y con dificultad para hilar sus ideas ante el público.

Después de eso, “Yahir mandó a cortar el sonido y se montó él a la tarima. Habló como bravo”, nos dijo la fuente que fue testigo del hecho.

Al rato, Acuña y su esposa abandonaron el lugar en su camioneta, pero los rodeó un grupo de personas que les pedía plata. A la cuadra siguiente, nos dijo la fuente, Acuña empezó a tirar fajos de billetes lo que a la postre desencadenó la riña con machetes entre varios de quienes los querían recoger del piso.

Las cuatro personas heridas fueron trasladadas al Hospital Universitario de Sincelejo, pero ya fueron dadas de alta.

Como lo ha contado La Silla, no es la primera vez que Yahir reparte plata ni tampoco que un acto político suyo en Tolú termina en desmanes.  Hace cuatro años cuando hacía campaña por el actual alcalde ocurrió una situación similar.

Una fuente que conoce la movida política toludeña le dijo a La Silla que a muchos de los asistentes a la manifestación del sábado les pagaron 20 mil pesos para que participaran en la caminata y después estuvieran de pie alrededor de la tarima.

También estuvieron reiterándole su apoyo a las cartas de Acuña algunos miembros de la lista de la UP al Concejo de Tolú. Como lo contó La Silla, Yahir le metió varios goles a ese partido porque algunas personas de su cuerda política terminaron avaladas por esa colectividad que representa todo lo contrario a él.

Miércoles, Septiembre 2, 2015 - 17:25
0
388

El candidato del Centro Democrático a la Gobernación de Santander, Iván Aguilar, ocupó La Silla Santandereana. El miércoles 2 de septiembre, Desde las 7:30 p.m y por 60 minutos habló sobre su programa de gobierno y también sobre la política local y sus representantes más poderosos. 

Entre lo más destacado, le dió un pobre 2.8 sobre 5 al gobernador Richard Aguilar en transparencia, criticó la gestión de los recursos del turismo por parte de la Corporación Parque Nacional del Chicamocha Panachi, criticó al movimiento político Santander en serio (dirigido por el ex gobernador Hugo Aguilar) y sugirió que, en medio de la contienda electoral, teme por su vida. 

Espere el detector de mentiras de La Silla, que revisará sus afirmaciones, y consulte aquí la grabación completa:  

Miércoles, Septiembre 2, 2015 - 13:22
1
581

La Silla Llena, la red social especializada que lanzó este año La Silla y que busca convertirse en la plataforma donde se dan las conversaciones sobre los temas públicos más importantes de Colombia, acaba de ser reconocida como uno de los diez proyectos nominados en la categoría de innovación en los premios de periodismo Gabriel García Márquez.

Durante esta versión, participamos con La Silla Llena, una iniciativa financiada por nuestros Súper Amigos que lanzamos en febrero de este año y con la que La Silla Vacía le apuesta a mejorar la calidad de nuestra conversación pública y ser un punto de convergencia entre los que realmente tienen la información para cambiar en algo y para mejor este país.

Para eso, La Silla Llena tiene siete redes temáticas -en temas de paz, liderazgo, mujeres, educación, minería, Bogotá y el campo- en donde las personas que mejor conocen de esos temas discuten en público sobre los temas cruciales para el sector.

Con este reconocimiento, La Silla se convierte en el medio con más trabajos nominados y finalistas del premio de periodismo más importante de Iberoamérica.

En la primera versión del galardón, hace dos años, nos llevamos el primer lugar en innovación con el Proyecto Rosa y además fuimos reconocidos con tres trabajos entre los nominados, incluyendo nuestro cubrimiento de la crisis de la basura en Bogotá y nuestra base de datos sobre las fichas de la reelección del Procurador Alejandro Ordóñez. Y hace un año el Quién es Quién, nuestra base de datos sobre los súper poderosos en Colombia, fue uno de los tres trabajos finalistas en innovación y La Silla Minera estuvo entre los finalistas.

Entre los 40 finalistas este año -seleccionados entre 1.645 trabajos- hay cinco proyectos colombianos.

En la categoría de imagen, está el documental “El último juglar” de Alejandro Vargas y Eduardo Muñoz para Señal Colombia, sobre la vida del cantante vallenato Leandro Díaz.

En la categoría de texto, hay dos: el perfil “El cisne negro” de Santiago Wills sobre Misty Copeland, la primera 'prima ballerina' negra en Estados Unidos (y publicado en la revista peruana Etiqueta Negra) y el reportaje “Los positivos del Cabo Mora” de Juan Miguel Álvarez para El Malpensante, sobre el militar que ha sido testigo clave de los falsos positivos y las consecuencias personales de sus testimonios.

Y en la categoría de cobertura, está el reportaje multimedia “El nuevo éxodo latino: de Colombia a Chile” del equipo de Connectas que dirige Carlos Eduardo Huertas.

Además, el Consejo Rector de los García Márquez reconoció en la categoría Excelencia a la periodista investigativa brasilera Dorrit Harazim.

Esta nominación significa para nosotros la satisfacción de seguir siendo un laboratorio creativo que da frutos y un medio que además de apostarle al buen periodismo se la juega por la innovación y por la discusión pública de alto nivel.

En este esfuerzo, que lideró nuestra directora creativa Olga Lucía Lozano, trabajaron la diseñadora gráfica Lorena Parra, el ingeniero de sistemas Luis Carlos Gómez, la coordinadora de redes Jimena Zuluaga y todo el equipo de La Silla.

No nos queda más que agradecer a toda nuestra comunidad de usuarios de La Silla Llena, a nuestros aliados y a los Súper Amigos, quienes nos han ayudado a posicionar nuestro nuevo proyecto.

Miércoles, Septiembre 2, 2015 - 11:11
1
1143

Ayer en el Congreso, el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas reveló los puntos centrales de la nueva política antidrogas del gobierno Santos. Ese ‘plan B’ -que el Gobierno comenzó a evaluar después de la suspensión de la aspersión de coca con glifosato- es en realidad un regreso a la política antidrogas de Álvaro Uribe y contrasta mucho con el giro que Juan Manuel Santos viene promoviendo a nivel internacional.

Durante un debate de control político por la seguridad citado por el Centro Democrático en la Comisión Primera, Villegas explicó que la nueva estrategia contra las drogas se centrará en cinco puntos, comenzando por disminuir los cultivos de coca e intensificar la incautación de cocaína.

En particular anunció que el Gobierno pasará de los 16 grupos de erradicación manual forzosa que tiene a 60, una decisión que resulta polémica dado que continúa poniendo el énfasis en los cocaleros y no en los eslabones más rentables y poderosos de la cadena del narcotráfico.

Las mayores críticas que le han hecho los expertos en drogas es que es un programa costoso, de baja eficacia (algo que podría resultar más complejo ahora que, según Naciones Unidas, los cultivos de coca están más dispersos que antes) y sobre todo riesgoso, ya que durante la era Uribe -quien lo impulsó fuertemente y tuvo 100 grupos de erradicación- murieron más de 100 policías erradicadores (en su mayoría jóvenes inexpertos que cayeron víctimas de minas antipersonal).

La Silla supo que esa es una de las ideas que la Policía ha defendido en el subcomité del Consejo Nacional de Estupefacientes, donde tienen asientos varios ministerios y que tiene la misión de recomendar el nuevo ‘plan B’. (Las otras dos, seguir buscando una molécula química que reemplace el glifosato para asperjar y judicializar a los cocaleros, van en línea con esa visión que impera desde el gobierno Uribe).

En cambio, Villegas no tuvo en cuenta ninguna de las propuestas de las otras entidades, incluyendo fortalecer el rol de la Armada y a la Infantería de Marina en perseguir a los traficantes, crear equipos de Policía judicial para que se pueda judicializar más rápidamente a los narcos capturados (dado que los militares que lideran los operativos no pueden hacerlo), enfocarse en el lavado de activos y modificar la misión de la Brigada contra el Narcotráfico del Ejército para que pase de cuidar la aspersión a liderar el control del tráfico de insumos y precursores usados para elaborar la cocaína.

Es decir, todas diseñadas para atacar los eslabones más fuertes del negocio. Y también en línea con la visión progresista que ha promovido Santos por fuera de Colombia, con las recomendaciones de la Comisión Asesora en Política de Drogas que creó el presidente y con el acuerdo sobre drogas firmado en La Habana.

Por eso, con el anuncio de Villegas ayer, Santos vuelve a apostarle a algunas de las estrategias que él ha descrito varias veces como una “bicicleta estática”.

Martes, Septiembre 1, 2015 - 15:29
0
1147

Giovanny Villamizar Laguado, candidato a la gobernación de Norte de Santander con aval del partido AICO (Autoridades Indígenas de Colombia), no aparece en la campaña proselitista que por estos días acapara a la región. Y, según su propio y poderoso hermano William Villamizar (candidato al mismo cargo), se retiraría de la contienda antes de que se acabe septiembre.

William, ficha de la Unidad Nacional, es el preferido para quedarse con el primer cargo del departamento. Giovanny, su hermano, sorpresivamente se inscribió como candidato pero en la práctica no ha sido su rival.

En las redes sociales, por ejemplo, La Silla dio tan solo dio con su perfil en Facebook. Allí no hay campaña a la vista y hace apenas un mes compartió un video de su hermano y supuesto rival, William Villamizar, donde este se defiende de “una campaña de desprestigio” en su contra.

El candidato de AICO tampoco tiene cuenta en twitter o página web. De acuerdo a fuentes locales, en el terreno su candidatura es igual de invisible. Además, en un debate organizado por el Pnud para el próximo 9 de septiembre, Giovanny no participará mientras el resto de candidatos, incluido su hermano, confirmaron la asistencia. De hecho, una fuente de la organización le dijo a La Silla que el candidato les respondió que estaba muy ocupado en otros asuntos (no electorales) y sin definir si estará o no presente en el evento. 

El mismo William Villamizar le contó a La Silla que su hermano se retiraría de la carrera antes de que se acabe septiembre y nos confirmó que la candidatura de él nunca se planteó para competirle sino como una manifestación de apoyo a la suya.

“Habían dicho que yo no iba, que mi candidatura tenía problemas…Giovanny se presentó para darme respaldo”.

Tal y como lo contó La Silla, cuando se lanzó, se preveía que Giovanny Villamizar podría ser más un Plan B que un rival de William, quien ha visto amenazada su aspiración por investigaciones en su contra correspondientes a su paso por la gobernación entre 2008 y 2011. De hecho, cuando fue Gobernador, William no terminó su periodo por el manejo irregular de plata del Fondo Nacional de Calamidades.

La Silla intentó comunicarse con Giovanny pero no fue posible obtener su versión.

A finales de este mes se sabrá si lo que dice su hermano es verdad y él, el candidato fantasma, se termina de esfumar.

Páginas