Menú principal

Miércoles Noviembre 26, 2014

Martes, Noviembre 25, 2014 - 19:16
3
2350

Hoy salió la primera encuesta juiciosa sobre el panorama para la alcaldía de Medellín, cuando las campañas apenas arrancan. Y su principal conclusión -más allá de las naturales como que Álvaro Uribe tiene mucha más fuerza que Juan Manuel Santos o que la mayoría de candidatos son poco conocidos- es que el apoyo de Sergio Fajardo es, de lejos, el más valioso en esa elección.

La encuesta, que tiene un margen de error del 4,3 por ciento, la hizo la encuestadora local MGR por contrato de DC Estrategia, una consultora que hace investigaciones de opinión pública. Le preguntaron a 550 medellinenses qué opinan de varias figuras y precandidatos.

Fajardo, el actual gobernador, tiene la imagen favorable más alta y le saca 12 puntos al alcalde de Medellín Aníbal Gaviria y 13 a Uribe. Además, por cada punto de imagen negativa tiene más de tres puntos de positiva, mientras que para Gaviria esa relación es de dos a cinco y la de Uribe es de menos de uno a dos.

Como los precandidatos aún son poco conocidos, la encuesta no solo pregunta por la intención de voto sino que también lo hace por el valor de los apoyos políticos. Eso es particularmente útil porque ayuda a ver hasta dónde esa favorabilidad es endosable a un candidato menos conocido.

Acá, de nuevo, Fajardo es de lejos el más poderoso: 80 por ciento de los encuestados dijo que votaría por quien tuviera su apoyo o fuera su continuador, mientras que en el caso de Gaviria esa cifra fue del 64 y en el de Uribe del 58.

Una tercera pregunta confirma esa fuerza. La encuesta pone a las personas a elegir entre dos personajes y Fajardo le gana a todos los contendores: a Uribe le saca 15 puntos, casi cuadruplica a Santos y sí cuadruplica a Gaviria. También le gana a su viejo aliado, el ex alcalde Alonso Salazar, por más de seis a uno.

Santos merece una mención especial porque se confirma su poca tracción en la segunda ciudad del país. Es uno de los pocos cuya imagen negativa supera a la positiva (junto con el ex alcalde Luis Pérez y el ex senador uribista Juan Carlos Vélez) y el único al que más de la mitad de los encuestados ven con malos ojos. Encima, más de la mitad dicen que no votaría por alguien respaldado por él.

En todo caso, quien arranca de puntero en la intención de voto no es el candidato de ninguno de ellos, sino el concejal liberal Bernardo Alejandro Guerra, y falta toda la campaña para ver si la buena imagen de Fajardo se traduce en votos.

Primera Encuesta. Alcaldía de Medellín. DC Estrategia. MGR. Noviembre 2014.

Martes, Noviembre 25, 2014 - 12:06
0
1773

Óscar Iván Zuluaga, como presidente del Centro Democrático, no le daría el aval a Jhon Jairo Torres, el “mecenas de Yopal” y quien quiere ser alcalde de esa ciudad.

Eso se desprende de una carta que Zuluaga le envió anoche a La Silla, en respuesta a la historia “Las fichas cuestionadas del uribismo en el Casanare ahora quieren su aval”. En ella Zuluaga dice que “el propio director general del Centro Democrático le notificó al señor Jhon Jairo Torres que el partido no tiene interés alguno en que participe en nuestro proyecto político”.

En la nota contamos que Torres se está moviendo para conseguir el aval del partido uribista y que ya tiene varios amigos en el comité departamental, el ente que otorga los avales para las alcaldías. Sin embargo, los estatutos permiten que el director del partido (Zuluaga) revoque esos avales, por lo que todo indica que Torres se va a quedar sin el apoyo del uribismo.

Aclaración Óscar Iván Zuluaga by lasillavacia

Lunes, Noviembre 24, 2014 - 18:57
4
4169

Aunque el empresario bananero Nicolás Echavarría fue el gerente de la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga, el gobierno Santos se demoró más de seis meses en 'castigar' su cambio de bando.

Hasta el jueves pasado Echavarría fue el representante de Juan Manuel Santos en la junta directiva de Corpourabá, la CAR regional, una muestra de la confianza y cercanía que tuvo con el presidente.

Tanto que hasta comienzos de 2013 era considerado -como contó La Silla- una ficha clave en el equipo de la reelección, tras haber sido el gerente de campaña de Santos en Antioquia en su primera elección, haberle ayudado a recoger fondos en ese departamento (de la mano del ex ministro Jorge Alberto Uribe) y de haberle puesto él mismo 15 millones de pesos. De hecho, alcanzó a organizarle comidas con los cacaos paisas hace un año.

Pero Echavarría, quien fue embajador de Álvaro Uribe en Bélgica y ante la Unión Europea, terminó convirtiéndose en uno de los cacaos antioqueños que se fueron con Zuluaga y se convirtió en su gerente de campaña en medio del escándalo del hacker.

Para el gerente de Banafrut y ex concejal de Medellín era un encargo clave, ya que la corporación autónoma del Urabá es la máxima autoridad ambiental de esa región bananera. También estaba en la junta directiva de la energética estatal Isagen, a la que renunció en febrero, antes de entrar a la campaña de Zuluaga.

A partir de ahora lo reemplazará el también antioqueño Juan Camilo Restrepo Gómez, quien fue viceministro de Interior de Santos I y desde hace un mes dirige el gremio bananero Augura, muy poderoso en Urabá.

Actualización: Después de publicada esta nota, Echavarría le contó a La Silla que envió su carta de renuncia a Corpourabá el 10 de abril y que nunca volvió a la junta, pero que no recibió respuesta ni fue remplazado por el Gobierno hasta hace una semana. De hecho, su nombre sigue apareciendo en la página y muchos documentos de la corporación.

Lunes, Noviembre 24, 2014 - 12:59
11
3136

Pasado mañana en el Centro Cultural Gabriel García Márquez de Bogotá, el mismo sitio en el que fue presentado por primera vez, será relanzado el movimiento Progresistas del alcalde Gustavo Petro. Lo que no se sabe es qué figura fuerte va a ir porque varias del viejo Progresistas están en la Alianza Verde luego de la fusión Partido Verde-Progresistas. Por eso, si el progresismo de Petro quisiera comenzar de nuevo tendría este inconveniente de entrada.

Por ejemplo, el senador Antonio Navarro -otrora el principal compañero de Petro en el Progresismo- no podría asistir porque tiene carnet de la Alianza Verde y eventualmente podrían investigarlo por doble militancia. Igual ocurre con el concejal Carlos Vicente de Roux, quien además es precandidato a la Alcaldía de Bogotá por la Alianza Verde y rompió públicamente con el petrismo.

Lo de la credencial también le pasa al representante Inti Asprilla, heredero del fallecido exsecretario y petrista puro y duro Guillermo Asprilla. Y al concejal petrista Yesid García, elegido por el progresismo pero hoy oficialmente parte de la Alianza Verde.

Así las cosas, el misterio es quién se va a sentar en la mesa principal del evento de pasado mañana. No es claro incluso que Petro pueda hacerlo porque se podría entender como participación en política, que está prohibida para los funcionarios públicos y que encima investiga la Procuraduría. 

Una fuente del progresismo cercana a Petro le dijo a La Silla que posiblemente encabecen el relanzamiento los precandidatos a la Alcaldía (Hollman Morris, María Mercedes Maldonado y Guillermo Alfonso Jaramillo) pero que eso no se ha terminado de definir.

Esa fuente dijo que a lo mejor no había problema con que los progresistas con carnet de la Alianza Verde fueran como parte del público, pero varios ni siquiera quieren hacerlo porque se sienten parte de la Alianza Verde.

Al menos, esto dijo el exsenador progresista y codirector de la Alianza Verde Luis Carlos Avellaneda: "La mayoría del progresismo se quedó en la Alianza. Aquí estamos comprometidos Navarro, (el exsenador Jorge) Guevara, (el exsenador) Camilo Romero, entre otros".

Cuando se dio la fusión que creó la Alianza Verde, el Alcalde Petro mandó una carta al Consejo Nacional Electoral asegurando que él no hacía parte de ese nuevo partido. 

Así es que por el momento no se vislumbran en su panorama fichas fuertes que lo acompañen en su movimiento recargado, ya que sus exfuncionarios Maldonado y Morris no se han medido nunca en las urnas y no se podría decir si tienen peso electoral, y el exsecretario Guillermo Alfonso Jaramillo, que en todo caso no tiene el peso político de Antonio Navarro, hizo campaña por última vez en 2006.

Viernes, Noviembre 21, 2014 - 14:25
14
5008

Mañana en la Gobernación de Cundinamarca, a partir de las nueve de la mañana, se realizará la primera asamblea distrital de la Alianza Verde desde que se dio la fusión Partido Verde-Progresistas. El evento va a ser clave porque ahí la Alianza evidenciará su distancia con Gustavo Petro y anunciará su intención de jugar con aspirante propio por Bogotá en 2015.

Durante la asamblea, el Ejecutivo de la Alianza Verde (conformado entre otros por los exsenadores Luis Carlos Avellaneda, Jorge Londoño y Camilo Romero) anunciará los nombres de los por ahora precandidatos verdes a la Alcaldía de Bogotá, los concejales Carlos Vicente de Roux y Antonio Sanguino, quienes han expresado su deseo de aspirar.

También, según le contó a La Silla un miembro del Ejecutivo, habrá un pedido público para que el exalcalde Enrique Peñalosa y el senador Antonio Navarro se sumen al ramillete que todavía está verde.

Al encuentro, en el que se esperan al menos unas dos mil personas, no asistirá ni el alcalde Gustavo Petro (elegido por Progresistas, por lo que en teoría debería hacer parte de la Alianza) ni sus posibles precandidatos Hollman Morris, María Mercedes Maldonado y Guillermo Alfonso Jaramillo. De hecho, en julio Petro envió una carta al Consejo Nacional Electoral declarando públicamente que no hace parte de la Alianza Verde, razón por la que no fue invitado aunque no se descarte una alianza posterior.

Páginas