Por Juan Esteban Lewin · 13 de Diciembre de 2017

10734

21

Este lunes, cuando Iván Duque recibió formalmente la designación como candidato presidencial del Centro Democrático en Rionegro, un lugar simbólico para el uribismo por el centro de operaciones que mantiene el ex Presidente en su casa de recreo, Álvaro Uribe, dijo en su discurso: “Aquí, en Rionegro, reiniciamos la marcha, con renovadas energías, las de los jóvenes como el doctor Iván Duque quien habrá de guiarnos, y las nuestras, de los mayores, que pedimos a Dios nuevos plazos para hacerlo mejor”. Una frase que podría sintetizar el mensaje de la candidatura de Duque: el uribismo tiene dos generaciones, una más tradicional, conservadora y de derecha que encarna él, y otra más nueva, con más puentes hacia el centro y que mira al futuro, que encarna su nuevo candidato.

Los dos uribismos

En su discurso, dijo de Duque que a “sus 41 años se convierte en el representante del sueño de millones de jóvenes de la Patria” y que “El doctor Iván Duque, de acuerdo con su generación, hará un gobierno moderno”.

En la misma línea, el discurso de Duque se enfocó en una visión de futuro: “Ha llegado el momento de mirar hacia adelante, de derrotar el populismo que ha sembrado desolación en Venezuela y de unir al país en una agenda por el futuro”, “Nosotros queremos gobernar para todos y lo vamos a hacer con dedicación. Haremos un gobierno con una visión de futuro, de transformación industrial y de la modernidad”, “los invito a que superemos los debates anacrónicos de izquierda y de derecha y que miremos hacia adelante” dijo.

El énfasis que ha hecho Duque en su juventud en sus entrevistas más recientes apunta a convertir la debilidad de su corta trayectoria en una fortaleza y en un diferencial frente a sus principales rivales que son 15 años mayores.

Pero ese énfasis en el futuro, en el que ni Duque ni Uribe hablaron de recuperar el poder perdido en 2010 ni se refirieron directamente al gobierno de Juan Manuel Santos, también refleja una cara diferente del uribismo de hace algunos años.

Es un tono radicalmente distinto al de Óscar Iván Zuluaga cuando fue elegido candidato presidencial del uribismo en octubre de 2013: “Seré un combatiente del día a día, un ascensor del uribismo para recuperar el rumbo de Colombia y ponerla a pensar en grande”, fueron sus palabras.

El contraste entre los discursos de Duque y de Zuluaga es, en cierta forma, la diferencia entre dos uribismos.

Uno que se puede llamar “el de los traicionados”, al que le daba voz Zuluaga y se refleja en el programa radial de Fernando Londoño Hoyos. Es el que tiene fuerza en las bases más duras y que refleja mejor la visión de quienes gobernaron con Uribe. Es el que quisiera "hacer trizas" el Acuerdo con las Farc.

En ese uribismo, que está más a la derecha, Santos es un gran traidor que le entregó el país a las Farc. Un uribismo que mira más hacia atrás con nostalgia de la Seguridad Democrática que hacia adelante. Ese uribismo es el que siente que le robaron la Presidencia en 2014 y el que logró la victoria del No en el plebiscito.

El otro es el que se puede llamar “de los opositores”. Sin la carga emocional de una traición, Duque y quienes están cerca de él critican a Santos pero tienen un discurso más prospectivo que no habla tanto de recuperar el rumbo como crear uno nuevo. El del "ni trizas ni risas" frente al Acuerdo.

Eso sí, afincado en las ideas uribistas, como muestra el remate del discurso de Duque: “Hoy tenemos una decisión que nos invita a la unión y a pensar en el futuro de Colombia, siguiendo el legado y la inspiración de nuestro presidente fundador, Álvaro Uribe Vélez”.

Y sus ideas, como el énfasis en la economía naranja o en la productividad, le dan contenido a ese uribismo que representa Duque y que -dado que Uribe escogió el mecanismo que claramente favorecía a Duque- pareciera querer el Senador para esta nueva etapa.

El equilibrio

Al tener a Duque como candidato presidencial, Uribe le da a ese nuevo uribismo mucho más juego que hasta ahora no había tenido. Y eso le permite tener un discurso más cercano al centro y creíble porque es el que Duque ha mantenido desde que se dio a conocer como senador. Mientras tanto, su propia figura garantiza que el uribismo de los traicionados siga estando representado.

“Iván no necesita expresar la mano dura que Uribe representa. Ahora son dos cancerberos”, resume el analista Francisco Miranda.

 

Ese equilibrio se nota en la lista abierta al Senado del Centro Democrático, que es una prueba de continuismo y no de cambio como podría ser la llegada de Duque: repiten 15 de sus 21 senadores (entre los que salen están Duque y Thania Vega de Plazas, a quien reemplaza su esposo el coronel Luis Alfonso Plazas Vega), cinco representantes buscan llegar al Senado (Maria Fernanda Cabal, Pierre García, Ciro Ramírez, Santiago Valencia y Regina Zuluaga) y varios candidatos quemados en las elecciones regionales de 2015 (como Milla Romero de Norte, Eduardo Alvarado de Nariño o Sergio Araújo de Valledupar).

Además, mantiene la mezcla de ex funcionarios de su gobierno (como María del Rosario Guerra o Eva María Uribe), militares (con el coronel Plazas y el general Leonardo Barrero) y uribistas de a pie y con eco en redes sociales (como Leszli Kalli, Ana María Abello o Claudia Bustamante).

Al mismo tiempo, Uribe ha mantenido vivos sus puentes con la derecha religiosa: tiene en su lista a Senado al youtuber cristiano Oswaldo Ortiz, que se hizo famoso con los videos que ayudaron a movilizar en favor del No a bases cristianas por la supuesta ideología de género del Acuerdo de La Habana (que no existía) y de las cartillas de Gina Parody.

Además, ha sido cuidadoso en reiterar que Alejandro Ordóñez hace parte de su coalición, como reiteró en su discurso del lunes. De hecho, según supo La Silla Vacía, después de que Uribe y el ex presidente Andrés Pastrana firmaron la carta fundacional de su alianza y Pastrana dijo que su candidata es Marta Lucía Ramírez, con lo que Ordóñez parecía quedar por fuera, Uribe le reiteró al Procurador anulado que él seguía en el juego.

Así Uribe logra que su partido tenga con Duque una posible entrada al centro sin soltar la derecha, algo fundamental para intentar ganar en primera vuelta pues la derecha sola no alcanza.

Eso, claro, si la jugada le sale.

Los riesgos

Darle más juego al uribismo menos radical trae costos para Uribe y sobre todo riesgos para Duque.

Uno, visible, es que en la campaña interna varios de sus críticos crearon la imagen de Duque como un nuevo Santos (con quien Duque trabajó al comienzo de su carrera), una herida que puede no ser tan fácil de sanar. Por eso él ha dicho que su primer desafío es unir al Centro Democrático. Si no lo logra, se podría crecer la figura de Alejandro Ordóñez (que intentará radicalizar aún más su discurso) y debilitar al uribismo por la derecha.

El segundo riesgo, que justamente tiene que ver con eso, es que con un candidato uribista sin discurso ni trayectoria en temas de seguridad ni una imagen de mano dura, Germán Vargas puede intentar mostrarse como el candidato idóneo para la derecha que queda huérfana de ese discurso (asumiendo que el de Uribe que le hará campaña como una sombra no les sea suficiente).

Según tres fuentes cercanas al ex vicepresidente, es la oportunidad que ya vieron y que intentarán explotar, y que encaja con el reciente giro a la oposición de derecha de Vargas.

Otro riesgo es que Duque -por más moderado que resulte su discurso- sigue siendo visto como 'el que dice Uribe', y eso de entrada polariza en su contra al electorado antiuribista. Y puede limitar la capacidad del candidato de morder votos de centro derecha, sobre todo cuando en ese mismo espacio están Marta Lucía Ramírez, Germán Vargas e incluso Sergio Fajardo o Juan Carlos Pinzón.

Y el tercero, tiene justamente que ver con Ramírez y con no ser el único heredero del No. Ella tiene más reconocimiento y experiencia, es mujer, inauguró la Seguridad Democrática, tiene una bandera anticorrupción creíble y en 2014 demostró que puede obtener un caudal importante propio, incluso sin el apoyo del partido Conservador ni del uribismo.

Ante eso, Duque espera defenderse de sus competidores preguntando qué país han dejado con sus ejecutorias, una defensa que lo acerca curiosamente a narrativas más propias de la izquierda pero que encajan con un político jóven y que ha hecho toda su carrera en la oposición de derecha.

Al final, que Duque sea el que escogió Uribe como su candidato del Centro Democrático demuestra el pragmatismo del ex presidente, su apuesta por conquistar el centro y la confianza que se tiene frente al electorado de derecha que le disputa ahora Vargas. Pero, sobre todo, que habrá uribismo para rato: si Duque pierde en segunda vuelta, como apenas tiene 42 años habrá surgido un presidenciable uribista nuevo y con futuro.

Comentarios (21)

Marleny Barrera López

13 de Diciembre

1 Seguidores

Iván Duque es la prueba de que ya no es el que diga Uribe. Tendrá una fuerza considerable en el Congreso y mientras los logre aconductar. Pero si alguno obtiene una votación considerable respecto de Uribe -muy dudoso- podría incluso disputarle ese liderazgo casi reverencial y mesiánico.

Iván Duque es la prueba de que ya no es el que diga Uribe. Tendrá una fuerza considerable en el Congreso y mientras los logre aconductar. Pero si alguno obtiene una votación considerable respecto de Uribe -muy dudoso- podría incluso disputarle ese liderazgo casi reverencial y mesiánico.

Enri

14 de Diciembre

0 Seguidores

Tanta demagogia barata y falsa por parte del uribismo produce asco. Ivan Duque...+ ver más

Tanta demagogia barata y falsa por parte del uribismo produce asco. Ivan Duque NO es el candidato del futuro, ni del centro, es el candidote de la extrema derecha y de la caverna retrógrada. Es el nuevo paquete chileno que le quiere meter Uribe a Colombia. Duque NO TENDRÍA como candidato, ni mucho menos como presidente del país, la autonomía que necesita Colombia en un mandatario.

AlejoGomezCH

13 de Diciembre

0 Seguidores

Los más izquierdistas del polo votarán por Petro y los más derechistas del ...+ ver más

Los más izquierdistas del polo votarán por Petro y los más derechistas del centro democrático lo harán por Lleras

EddsSánchez

13 de Diciembre

0 Seguidores

Por las opiniones encontradas luego de que Duque ganara en CD, se ve que a los...+ ver más

Por las opiniones encontradas luego de que Duque ganara en CD, se ve que a los de derecha y extrema derecha en el país no les agrada en lo absoluto un candidato como Duque. Lo más probable es que Uribe se de cuenta de la significativa perdida de votos que esto le traería, y apoye a Marta Lucía Ramírez como la candidata definitiva del "No" con Duque y Ordóñez haciéndole campaña.

Escoliador

13 de Diciembre

0 Seguidores

Interesante punto de vista. Los ciudadanos deben ser juiciosos y disciplinados mentalmente para votar no solo por una figura presidencial si no también por todos los coequiperos que tenga el partido del presidenciable, es decir tenemos que ser juiciosos para elegir Senadores y Representantes de una colectividad para elegir presidente de esa misma colectividad.

Interesante punto de vista. Los ciudadanos deben ser juiciosos y disciplinados mentalmente para votar no solo por una figura presidencial si no también por todos los coequiperos que tenga el partido del presidenciable, es decir tenemos que ser juiciosos para elegir Senadores y Representantes de una colectividad para elegir presidente de esa misma colectividad.

Julián Arango

13 de Diciembre

0 Seguidores

En los espacios que he visto a Iván Duque, se nota que hace la tarea, la repasa, la ensaya y queda listo para su presentación. El hombre es muy seguro. Pero sin duda su msyo rival en la derecha es Vargas Lleras.

En los espacios que he visto a Iván Duque, se nota que hace la tarea, la repasa, la ensaya y queda listo para su presentación. El hombre es muy seguro. Pero sin duda su msyo rival en la derecha es Vargas Lleras.

Carlos

13 de Diciembre

0 Seguidores

Me parece que Urbe le da gusto a Duque porque ya se sabe derrotado, y derrotad...+ ver más

Me parece que Urbe le da gusto a Duque porque ya se sabe derrotado, y derrotado no significa que vaya a ganar la izquierda o Fajardo o Calle; puede ser que apueste a Marta Lucía para liderar coalición. De ahí que lista al senado sea abierta, quiere ver que candidatos pueden ser fuertes a futuro 

Carlos

13 de Diciembre

0 Seguidores

Me parece que Urbe le da gusto a Duque porque ya se sabe derrotado, y derrotad...+ ver más

Me parece que Urbe le da gusto a Duque porque ya se sabe derrotado, y derrotado no significa que vaya a ganar la izquierda o Fajardo o Calle; puede ser que apueste a Marta Lucía para liderar coalición. De ahí que lista al senado sea abierta, quiere ver que candidatos pueden ser fuertes a futuro 

José Saramago ..

13 de Diciembre

0 Seguidores

Iván Duque, tipo preparado y con meritos,  el mejor de los candidatos de...+ ver más

Iván Duque, tipo preparado y con meritos,  el mejor de los candidatos del Centro Democrático, sin embargo de lejos el peso político, electoral y de experiencia de Marta Lucía Ramírez es superior, ella debe ser al candidata de esa coalición Uribismo-Conservatismo, desde ya me anticipo que Iván Duque sera la formula vice-Presidencial, lo cual seria una gran dupla da la Presidencia..

Zamunda

13 de Diciembre

0 Seguidores

Uribismo sin Uribe es otra cosa. Es decir, el uribismo es simplemente la ...+ ver más

Uribismo sin Uribe es otra cosa. Es decir, el uribismo es simplemente la nostalgia hacia el caudillo, que es cada vez minoritaria: de los más de 7millones de votos en 2006, pasó a los 6.8 a Juhampa y luego a los 3.7 de Zuluaga. Si Duque (o Ramírez da igual) pasa a segunda vuelta, será un milagro.

DIDUNDI

13 de Diciembre

3 Seguidores

El reality show sobre la crónica d un ungido anunciado. La tal renovaci...+ ver más

El reality show sobre la crónica d un ungido anunciado. La tal renovación es igual a la voluntad d Peñalosarota x hacer el metro, les tocó. En ambos lados notaron la presión d la opinión publica; en este caso, furibe como perro viejo q late echado, sabe q todo su séquito adolece d vejez,+ q física, mental. Y q' mejor q un muñeco nuevo hasta con cara bonita y no feo y despelucado

DIDUNDI

13 de Diciembre

3 Seguidores

Todos se declararon victimas para el borrón y cuenta nueva, ahora andan con i...+ ver más

Todos se declararon victimas para el borrón y cuenta nueva, ahora andan con ideologías ambulantes adquiriendo matices al rededor d un centro q ninguno tiene y d ñapa se autodenominan renovados jjejejee.

La 1a frase dl discurso es aterradora:'...pidiéndole a Dios NUEVOS PLAZOS PARA HACERLO MEJOR'

NO les huele a revivir la dictadura?.. ve perdón,..la reelección?

Bernardo Congote

13 de Diciembre

0 Seguidores

Tremendo derroche de caracteres para comentar lo incomentable. Sobre el uribat...+ ver más

Tremendo derroche de caracteres para comentar lo incomentable. Sobre el uribato no caben ideas porque a ese movimiento no le cabe idea alguna.

EduardoSaenzRovner

13 de Diciembre

1 Seguidores

Sigan soñando con que Duque es de centro y Fajardo de izquierda.

Sigan soñando con que Duque es de centro y Fajardo de izquierda.

Vicente

13 de Diciembre

0 Seguidores

1) El lacayo de El Capo, Duque dice: “superemos los debates de izquierda y de derecha", sabiendo que ese es el mejor discurso que tienen para convencer y hacer creer que SIN ellos, esto se volverá "otra Venezuela". 2) Tanta mesa de diálogos para sanar heridas de guerra entre civiles, ejercito y guerrilla, se nos olvidó el rencor viceral que le tienen los zombies de El Capo a Santos.

1) El lacayo de El Capo, Duque dice: “superemos los debates de izquierda y de derecha", sabiendo que ese es el mejor discurso que tienen para convencer y hacer creer que SIN ellos, esto se volverá "otra Venezuela". 2) Tanta mesa de diálogos para sanar heridas de guerra entre civiles, ejercito y guerrilla, se nos olvidó el rencor viceral que le tienen los zombies de El Capo a Santos.

luchoguerrero

13 de Diciembre

0 Seguidores

me quedo con la ultima frase de esta publicacion que seguramente es la que mej...+ ver más

me quedo con la ultima frase de esta publicacion que seguramente es la que mejor describe a Ivan Duque al que admiro "si Duque pierde en segunda vuelta, como apenas tiene 42 años habrá surgido un presidenciable uribista nuevo y con futuro"

Geuseppe Gonzalez

14 de Diciembre

0 Seguidores

Duque parece ser tan bueno que muy seguramente dejara' de ser uribista.

Duque parece ser tan bueno que muy seguramente dejara' de ser uribista.

DIDUNDI

14 de Diciembre

3 Seguidores

Insisto, persisto y no desisto, el fenómeno d la sumisión q manifiestan...+ ver más

Insisto, persisto y no desisto, el fenómeno d la sumisión q manifiestan muchos periodistas, tambien se nota en la politica q maneja el furibismo. Siglo 21 donde se supone el caracter y personalidad deben prevalecer, empañado x el dominio d 1(una)persona, bajita, chiquita, pero  eso si, con todos los ghuevos bien puestos. No se puede negar su LIDERAZGO....hasta cuándo?.

Prada

14 de Diciembre

1 Seguidores

¿Uribismo para rato? Ese rato depende más de la edad de Uribe que de la edad...+ ver más

¿Uribismo para rato? Ese rato depende más de la edad de Uribe que de la edad de Duque porque es claro que cuando falte Uribe en la tarima, vociferante, desaparecerá el uribismo. Porque Uribe se agota en su propio carisma, en la punta de su dedo índice acusador que señala quién vive y quién muere, quién gana y quién pierde, quién es de los suyos, para su fortuna, y quién ajeno, para su desgracia.

Prada

14 de Diciembre

1 Seguidores

Uribe es una coyuntura, inevitable pero desgraciada. Está por verse si Duque ...+ ver más

Uribe es una coyuntura, inevitable pero desgraciada. Está por verse si Duque no sea una anécdota en la política colombiana. ¿Te acuerdas de Duque? ¿Quién?

Prada

14 de Diciembre

1 Seguidores

¿Qué dice de Duque que su patrón sea Uribe?

¿Qué dice de Duque que su patrón sea Uribe?

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia