Publicidad
Publicidad

Menú principal

Martes Agosto 19, 2014

Gerardo Vega Medina es un antiguo integrante del Ejército Popular de Liberación (EPL) que se ha convertido en uno de los líderes de restitución de tierras más reconocidos del Urabá antioqueño y de todo el país. Por su labor al frente a la Fundación Forjando Futuros, fue galardonado con el Premio Nacional de Paz 2012.

Vega nació en La Plata (Huila). Llegó a Antioquia en 1987 como miembro del Frente Popular, la fuerza política cercana al EPL, y participó en varias invasiones a terrenos. Se desmovilizó en 1991 durante las negociaciones en las que dejaron las armas la mayoría de los integrantes del EPL y tras las cuales el grupo cambió su nombre por el de Esperanza, Paz y Libertad. En ese momento Vega se convirtió en asesor legislativo del senador Aníbal Palacio Tamayo, un reinsertado del EPL que fue elegido al Congreso por la Alianza Democrática M-19, y comenzó a trabajar en temas relacionados a la propiedad de la tierra.

En 1995 Vega fue designado como consejero presidencial para Urabá por Ernesto Samper, pero unos meses después -ante la fuerte arremetida de los paramilitares en la región- fue nombrado cónsul en Bruselas. Regresó al país en 2000 y fue elegido diputado en Antioquia por EPL. Un año después fue expulsado del partido, cuando el movimiento decidió apoyar la candidatura presidencial de Álvaro Uribe y él se opuso.

En 2005 Vega fundó Forjando Futuros, una asociación que asesora y presta apoyo jurídico a los reclamantes de tierras en Antioquia. En ese momento comenzó a trabajar estrechamente con Carmen Palencia, quien había trabajado como líder política en la misma línea del EPL y se convertiría luego en una de las líderes sociales más respetadas del Urabá.  

En diciembre de 2011 -con la ayuda de la Corporación Arco Iris, Redepaz y otras agrupaciones- las pequeñas asociaciones de víctimas como las que lideraban Vega y Palencia se reunieron en Bogotá para asociarse. Tenían dos opciones: fundar una nueva asociación nacional, lo cual implicaba costos y obtener una personería jurídica, o ampliar una de las organizaciones existentes utilizando la misma estructura de base. Tomaron el segundo camino y escogieron la de Carmen Palencia, que pasó a denominarse la Asociación Nacional de Víctimas por la Restitución y el Acceso a la Tierra. Palencia, Vega y las asociaciones que lideran compartieron el Premio Nacional de Paz de 2012.

Vega también se ha desempeñado como coordinador de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR) en Antioquia y vocero departamental del Polo Democrático. Fue candidato en 2003 a la alcaldía de Apartadó por Vía Alterna -un movimiento cercano al M-19 en el que participaron Antonio Navarro y Gustavo Petro- y a la Cámara de Representantes por el Polo Democrático en 2006, resultando quemado en ambas ocasiones. 

En lo personal tuvo una relación sentimental con Jennifer Mojica, quien es actualmente subdirectora de tierras en el INCODER.