Menú principal

Jueves Julio 31, 2014

Rodrigo Pardo

Rodrigo Pardo es el nuevo Director de Noticias RCN tras la salida de Clara Elvira Ospina, quien ocupó el cargo de 2008 a enero de 2012. Este economista de la Universidad de los Andes, magíster de la Escuela de Estudios Avanzados Internacionales de la Universidad Johns Hopkins, viene de una reconocida familia de periodistas.

Su abuelo Roberto García-Peña dirigió el diario El Tiempo durante 42 años y fue designado director emérito hasta su muerte en 1993. Pardo es primo de Roberto Posada García-Peña, D' Artagnan, quien fue columnista y director de Lecturas Dominicales, y de Daniel García-Peña, ex columnista del Espectador y encargado de Relaciones Internacionales en la Alcaldía de Gustavo Petro.

La carrera de Pardo ha sido una constante puerta giratoria entre el periodismo, la academia y la política.

Cuando estaba empezando trabajó de cerca con Virgilio Barco, Cesar Gaviria y Ernesto Samper. Del primero fue Consejero Presidencial en asuntos internacionales. Trabajó en la campaña de Gaviria, quien en 1990 lo designó viceministro de Relaciones Exteriores, cargo en el que trabajó primero con Luis Fernando Jaramillo y luego con Noemí Sanín.

Dos años después fue nombrado embajador en Venezuela, cargo al cual llegó en plena crisis días después del primer intento de golpe al ex presidente Carlos Andrés Pérez.

Con Samper tenía una relación de años -fue su asistente de investigación en la Anif y en el Instituto de Estudios Liberales, y además había renunciado a su cargo en la rpesidencia de Barco para acomopañarlo en su precandidatura presidencial- cuando decidió dejar el cargo de embajador en Venezuela para dirigir las comunicaciones de la campaña presidencial en 1994.

Ya en el poder, Samper lo nombró Canciller, y allí le tocó manejar las difíciles relaciones exteriores del país en medio del Proceso 8.000. Enfrentó cuestionamientos por haber hecho parte de la campaña y fue investigado, pero salió absuelto. En 1997 Samper lo designó embajador en Francia.

Ese mismo año fue nombrado Director de El Espectador luego de que el Grupo Santodomingo comprara la publicación. Pardo no era nuevo en el mundo periodístico, pues ya antes había trabajado como periodista económico en la Revista Semana y en Cromos. Duró en El Espectador menos de dos años y salió cuando el periódico estaba atravesando su peor crisis económica, antes de convertirse en un semanario. De allí pasó a ocupar el cargo de Editor General de El Tiempo, diario en el que luego, en 2002, fue nombrado Subdirector.

También fue subdirector de la Revista Semana y en 2007 pasó a ser Director de la Revista Cambio, publicación que El Tiempo había adquirido un año atrás. En su paso por la Revista, Pardo y su equipo periodístico destaparon grandes escándalos del Gobierno Uribe y varias de las noticias más importantes del año tales como Agro Ingreso Seguro, las relaciones del hermano del ex Ministro del interior Fabio Valencia Cossío con la mafia en Medellín y las negociaciones secretas sobre las bases militares de los Estados Unidos en Colombia.

En 2009 una Juez Penal del Circuito de Bogotá emitió una orden de arresto contra Pardo luego de que el magistrado José Alfredo Escobar entablara una demanda a la Revista Cambio por publicar información que lo relacionaba con Giorgio Sale, acusado por narcotráfico. A pesar de que la revista hizo la debida rectificación, el juez la consideró insuficiente, ante lo cual varias asociaciones periodísticas encabezadas por la SIP manifestaron públicamente su apoyo a Pardo y calificaron la orden de arresto como una afrenta contra la libertad de prensa.

La orden fue revocada, pero un año después Pardo tuvo un nuevo obstáculo en su labor periodística. A principios de 2010 El Tiempo cerró intempestivamente la Revista Cambio, y aunque la Casa Editorial argumentó que la revista representaba pérdidas en el presupuesto, varios sectores lo interpretaron como una censura política por parte del uribismo. En efecto, figuras cercanas a Uribe como José Obdulio Gaviria habían señalado públicamente a Pardo de antiuribista.

Tras su salida de la Revista Cambio, Semana lo contrató como Consejero Editorial. Más adelante comenzó a acercarse al grupo RCN, primero como voz del programa de radio La Noche y ahora como Director del noticiero más visto del país. Su llegada a Noticias RCN rompe con lo que para algunos era un ‘pro uribismo’ por parte del noticiero, y pone de nuevo al mando a una figura de la élite periodística y bogotana.