Menú principal

Miércoles Septiembre 17, 2014

Juan Carlos Abadía fue Gobernador del Valle del Cauca entre 2008 y 2010, y fue destituido por la Procuraduría por participación indebida en política. Abadía es caleño, nació en 1979, hizo un pregrado como administrador de empresas de la Universidad Santiago de Cali y una especialización en Derecho Administrativo en la Universidad Libre de Colombia Seccional Valle.

Comenzó su carrera política muy joven: en 2001, con apenas 22 años, ganó una curul en la Asamblea del Valle por el Movimiento Popular Unido (MPU), fundado por su padre el ex senador Carlos Herney Abadía, quien estuvo vinculado al escándalo del proceso 8.000 y cumplió una condena de 50 meses por recibir dineros del Cartel de Cali. Su compañero de lista y de partido, Juan Carlos Martínez, también llegó a la Asamblea, como parte de las movidas estratégicas de Abadía padre, como contó La Silla Vacía.

En 2003, Juan Carlos Abadía pasó de la política departamental a la de Cali: se lanzó al Concejo de Cali por el MPU y tuvo la segunda mayor votación, en gran medida gracias al apoyo de su papá y de Martínez, quien había llegado en 2002 al Senado.

En 2007 se lanzó a la Gobernación del Valle, respaldado por el movimiento Por un Valle Seguro. Desde el principio tuvo gran acogida en las encuestas, por lo que varios políticos uribistas como Roy Barreras, Dilian Francisca Toro, Ubeimar Delgado y Luis Élmer Arenas buscaron unirse para atajarlo.

La alianza multicolor tuvo muchas dificultades para cuajar lo que le dio aún más fuerza a Abadía, quien finalmente arrasó: obtuvo 676 mil votos contra 118 mil del conservador Francisco Javier Murgueitio.

Todo ese proceso político estuvo enmarcado en las movidas de poder de Carlos Herney Abadía. Pero son varios los escándalos que rodean a Abadía hijo.

Al ex Gobernador lo han asociado con el narcotraficante Juan Carlos Ramírez Abadía, alias 'Chupeta', por compartir el mismo apellido. Y su amigo el ex senador del Valle Juan Carlos Martínez Sinisterra fue condenado en el 2009 por parapolítica.
 

En el 2009 se supo que su familia había recibido 800 millones de pesos del polémico programa Agro Ingreso Seguro, y que con estos dineros habían financiado parte de la campaña a la gobernación. Durante su periodo en la gobernación fue criticado por intervenir en los asuntos de la Alcaldía de Cali. En julio del 2009, el gobernador contaba con una popularidad del 81% en el Valle, pero no era claro si era dado a su gestión o porque había gastado enormes sumas en publicidad para promover su desempeño.

En mayo de 2010, Abadía fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría, al determinar que el ex gobernador participó indebidamente en política al estar presente en una reunión con 21 mandatarios locales y el entonces precandidato conservador Andrés Felipe Arias.

Dos años después, en febrero de 2012, la Contraloría General lo responsabilizó por el detrimento de más de 110 mil millones de pesos en el contrato que suscribió la Licorera del Valle con la Unión Temporal Comercializadora Logística Integral, y el ex alcalde se verá obligado a pagar 7.000 millones de sanción. En este proceso la Contraloría también condenó, entre otros, al gobernador del Valle Héctor Useche.