Domingo Abril 20, 2014

Menú principal

Juan Carlos Echeverry

El ex ministro de Hacienda del gobierno del Presidente Santos, Echeverry es un economista conservador de 47 años. Nacido en Ibagué, se crió en los Llanos Orientales y estudió Economía en la Universidad de los Andes, lugar a donde regresaría años más tarde para trabajar como profesor y decano de la Facultad de Economía. Tiene un Ph. D. en Economía de New York University, estudios en Economía Internacional en el Instituto de Economía Mundial en Alemania y estudios de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

En el sector privado, hizo parte de las juntas directivas de Mazda, la Compañía de Expertos en Mercado XM, y la Empresa de Energía de Bogotá. También es dueño de la firma de consultoría Econcept, asesor a través de la firma Latin Source.

En el sector público se ha desempeñado como director de Programación Macroeconómica e Inflación del Banco de la República, como subdirector y director del Departamento Nacional de Planeación durante el gobierno de Andrés Pastrana. Entró al DNP en 1998, tras el cambio de gobierno, pasó a ser subdirector cuando Mauricio Cárdenas fue nombrado director en 1999, y reemplazó a Cárdenas a medidados de 2000. Estuvo en el cargo hasta el final del gobierno de Pastrana.

Durante este periodo compartió gabinete con Juan Manuel Santos, quien en ese entonces era el Ministro de Hacienda. Participó dentro de la campaña de Santos como director programático y como asesor de temas económicos. 

De Planeación salió para la academia, pues fue nombrado decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes, donde venía dando clases desde hacía varios años. Aunque sonó como candidato a la Alcaldía de Bogotá en 2011, dejó de sonar cuando fue designado Ministro de Hacienda.

Mientras ocupaba el puesto de decano en la facultad de economía de la Universidad de los Andes tuvo que manejar el escandalo de la acusación de plagio a Jerónimo Uribe, hijo del ex Presidente Uribe, una pelea que tuvo abogado de por medio. Eso lo alejó del ex mandatario.

En entrevistas cuando fue nombrado señaló que sus mayores retos serían ajustar las finanzas públicas de manera estructural y mejorar el mercado laboral. Por otro lado tuvo que hacerle frente a la promesas de la campaña de Santos de crear 2,5 millones de empleos en los próximos cuatro años, impulsar las reformas que buscan ubicar al país en el camino del crecimiento del 4,5 por ciento en los próximos años y defender una “regla fiscal” que busca proteger a los sectores económicos de los mayores ingresos que espera el país de las inversiones y la explotación de petróleo y minería. La mayor preocupación de su cartera se encuentra en el frente fiscal, donde debía solucionar los problemas cumpliendo la promesa de campaña de no aumentar impuestos.

En febrero de 2012, Echeverry acusó a un funcionario de la Imprenta Nacional de haber recibido dinero a cambio de no publicar a tiempo la ley en el Diario Oficial. Esto generó incertidumbre alrededor de la Reforma, sin embargo la Corte Constitucional la declaró exequible.

En agosto 23 de 2012, Santos le aceptó la renuncia y nombró en su lugar a Mauricio Cárdenas, quien se venía desempeñando como Ministro de Minas. Echeverry se fue sin poder presentar la Reforma Tributaria en la que venía trabajando pero que no se pudo presentar el 7 de agosto como era el plan original porque la fallida Reforma a la Justicia la dejó sin un buen ambiente en el Congreso.

Echeverry dijo que se iba del Ministerio para dedicarse a sus hijos pequeños y porque aspiraba a ocupar el cargo de Director del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional.