Por Héctor Riveros · 25 de Noviembre de 2017

11533

8

La carrera por las elecciones generales del próximo año está a toda marcha. Del lado derecho hay una dura disputa entre el ex vicepresidente Germán Vargas y la coalición conservadora-uribista que mueve el ex Presidente Álvaro Uribe. El pulso no es solo por sumar apoyos políticos sino por apropiarse del discurso.

Vargas desarrolla una agenda cuidadosamente pensada para quedarse con  los famosos tres “huevitos” que Uribe posicionó cuando impulsaba a Santos como su sucesor: la seguridad democrática, la confianza inversionista y la cohesión social, en los que el expresidente situaba la que consideraba su legado.

La primera aparición de Vargas fue para posicionarse como anticomunista y antifarc, mensaje que ha reforzado su partido Cambio Radical en la publicidad institucional que difunde por estos días. Después se anticipó al uribismo con un programa económico dirigido a tranquilizar a los ricos y finalmente, lanzó su programa de salud. En cada evento picoteaba uno de los “huevitos” de Uribe.

La estrategia va dirigida, además, a competir por el apoyo, dijéramos, social de Uribe. La propuesta económica, por ejemplo, buscaba ganar adeptos en los gremios empresariales, varios de los cuales tuvieron el gesto inusual de asistir al evento de presentación del programa. Allá estuvieron, entre otros, Camacol, Analdex, la SAC, Andesco, además de propietarios de importantes conglomerados económicos, casi todos afectos al uribismo, o asociados a los negocios de construcción que Vargas lideró desde el ministerio de vivienda y la coordinación del sector infraestructura.

El apoyo anticipado de esos dirigentes gremiales debió contrariar sus propios estatutos que usualmente les prohíbe participar en actividades partidistas, pero además en la simbología política, Vargas les impuso un interesante escenario: no va a sus asambleas gremiales donde tiene que compartir espacio con otros candidatos presidenciales y ellos vienen a un espacio exclusivo para él.

La propuesta de Vargas era coherentemente de derecha, muy al estilo Trump, centrada en bajar impuestos a los ricos y sin mencionar siquiera una vez la desigualdad: el objetivo es el crecimiento no la igualdad, pero lo importante no era tanto el contenido como el público al que iba dirigido y por eso resultaba tan importante que en el auditorio estuviera Carlos Julio Ardila, cuyos medios de comunicación, con excepción de la cadena básica de RCN, han estado al servicio del uribismo y que lo acompañara alguien del sindicato antioqueño que claro, era el de la cementera Argos, beneficiada por las políticas que impulsó Vargas mientras estuvo en el Gobierno y que pertenece a uno de los grupos que más ha financiado las actividades políticas de Uribe.

Vargas ha anunciado que, en otro de los eventos extemporáneos de campaña según lo calificó el Procurador para que lo investigue el Consejo Electoral, presentará su documento programático de familia y anticipó que ese será el gancho con el que terminará de atraer a la Misión Carismática, grupo cristiano que formaba parte del Centro Democrático hasta ésta semana.

Ese no era de los “huevitos” de Uribe pero ha adquirido importancia dentro del electorado de derecha bajo la sombrilla del rechazo a la denominada “ideología de género” y Vargas también se le ha anticipado al ex presidente en esa parte del discurso que se lo prepara Carlos Alonso Lucio uno de los promotores del referendo discriminatorio contra las parejas homosexuales y las madres solteras a quienes pretendía negarles el derecho a adoptar por considerar “no óptimas” para la crianza.

La derecha llegará dividida a la primera vuelta de la elección presidencial y hay quienes vaticinan que esos dos candidatos –Vargas y el que diga Uribe- disputarán la segunda vuelta, eso está por jugarse, pero lo que es cierto es que las demoras en el proceso de selección de candidato del Centro Democrático y el hecho de no haber encontrado uno que no parezca como “biche” han afectado las aspiraciones del uribismo en favor de Vargas.

Las próximas dos semanas serán de encuestas y aunque no alcanzarán a hacerse después de que Uribe haya seleccionado candidato, que igual seguirá en una especie de precandidatura para competir con Martha Lucía Ramírez, darán un a luz sobre si la estudiada estrategia de Vargas de ir primero por el uribismo sin Uribe y luego por la Presidencia le ha dado algún rédito.

Si la estrategia de Vargas resulta exitosa y eventualmente resultare elegido Presidente de la República representaría la gran derrota política de Uribe que tendría que apoyar al único de los que compiten por los votos de la derecha que votó por el Sí en el plebiscito del año pasado y con el que además se confesaban desconfianzas mutuas de tal calado que el uno creía que el otro podría hacerlo meter preso y el otro creía que el uno podría incluso participar en un complot para atentar contra su vida.

Los “huevitos” de Uribe están quedando en las manos de quien hace ocho años era considerado uno de los peores enemigos del ex presidente. Vivir para ver.

Comentarios (8)

José Saramago ..

25 de Noviembre

0 Seguidores

La victoria presidencial de Germán Vargas Lleras también representaría la d...+ ver más

La victoria presidencial de Germán Vargas Lleras también representaría la derrota de Héctor Riveros y su candidato gavirista Humberto De La Calle Lombana. Y en algo tiene Razón Riveros en que al Partido Centro Democrático le cogió la tarde para elegir candidato, sin ser profeta de una vez uno anticipa que la candidata única de esa coalición uribismo-conservatismo sera Marta Lucía Ramírez.

Juan Pablo Gomez

25 de Noviembre

0 Seguidores

El señor Riveros demuestra que lo único que le interesa es que le vaya mal Uribe. Si Vargas gana por robarle los huevo tos a Uribe, termina siendo un triunfo también de su ideario. El columnista que defiende las ideas por encima de las personas debería reconocer que las primeras son las que reflejan el querer de los colombianos 

El señor Riveros demuestra que lo único que le interesa es que le vaya mal Uribe. Si Vargas gana por robarle los huevo tos a Uribe, termina siendo un triunfo también de su ideario. El columnista que defiende las ideas por encima de las personas debería reconocer que las primeras son las que reflejan el querer de los colombianos 

Prada

25 de Noviembre

1 Seguidores

El ideario en la yema de los Uri-huevitos:
-
Con la protección de l...+ ver más

El ideario en la yema de los Uri-huevitos:
-
Con la protección de la seguridad DEMONÍACA
el inversionista de CONFIANZA coge lo social
y se lo apropia mediante la COGESIÓN social.
-
"El querer de los colombianos" inversionistas
que necesitan sentirse seguros
mientras se apropian de lo social
(y de lo privado de los inermes de abajo)
-
Inversionistas favoreciendo a inversionistas. Más ná.

Prada

25 de Noviembre

1 Seguidores

Garrote democrático para mediante agreasión social lograr aprovechamiento in...+ ver más

Garrote democrático para mediante agreasión social lograr aprovechamiento inversionista.

Marsares

25 de Noviembre

0 Seguidores

Un antiguo refrán resume a Vargas Lleras: "quien va despacio y con tiento hac...+ ver más

Un antiguo refrán resume a Vargas Lleras: "quien va despacio y con tiento hace dos cosas a un tiempo". VLL lleva preparando su candidatura por siete años. Su estrategia es clara: decir lo que la gente quiere oír, aceitar la maquinaria y conseguir el apoyo empresarial. Uribe es su maestro y suyo es su discurso. Lo espera Martha Lucía en 2a. vuelta. Se posesiona el 7 de agosto. 

José Saramago ..

25 de Noviembre

0 Seguidores

https://elexpediente.co/preguntasadanielcronell/

Germán Varga...+ ver más

https://elexpediente.co/preguntasadanielcronell/

Germán Vargas Lleras, Álvaro Uribe Vélez, o al izquierdismo “socialista” en cabeza del “candidato de transición” Humberto De La Calle Lombana.¿que camino elegirá el pueblo colombiano en las elecciones de 2018? Juan Manuel Santos y la “izquierda”apoyaran eventualmente a dos de estas tres opciones. La otra lucha sola.

Prada

26 de Noviembre

1 Seguidores

Uribe es un gallina que puso tres huevitos envenenados con plomo.
Los hue...+ ver más

Uribe es un gallina que puso tres huevitos envenenados con plomo.
Los huevitos están podridos, como las manzanas de los falsos positivos.
Unos que comieron de esos huevitos enloquecieron tanto que empezaron a ver que sus hijos se volvían gais al escuchar el acuerdo de paz con las FARC. Concluyeron que la paz es de maricas y dijeron que NO, para darles en la cara a los de la ideología de género.

Lupita Gómez

27 de Noviembre

0 Seguidores

Uribe y Pastrana o Vargas pretenden "reconstruir el país" con las mismas rece...+ ver más

Uribe y Pastrana o Vargas pretenden "reconstruir el país" con las mismas recetas con las que ellos mismos han contribuido a destruirlo (tienen mucho huevo).
Para lograr un cambio radical hacia un centro democrático, Colombia necesita:
- Seguridad Social
- Confianza Democrática
- Coherencia Inversionista
- Democracia con Seguridad
- Inversionistas Confiables
- Sociedad Pluralista y Solidaria

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia