Por Héctor Riveros · 10 de Febrero de 2018

6586

12

Desde hace varios meses el alcalde de Popayán, César Cristian Gómez, ha venido ejerciendo presiones indebidas en contra del diario El Nuevo Liberal, de lejos el más importante de la región, para impedir la publicación de información sobre su gestión a través de la manipulación de la pauta oficial. El método es viejo, burdo y más o menos generalizado en contra de lo que se ha llamado el “periodismo regional”, pero no por ello menos violatorio de la constitución y la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

Gómez, directamente o a través de sus más cercanos colaboradores, le han hecho saber a directivas del diario su molestia por la publicación de dos o tres notas que según su entender demuestran un sesgo político de la edición dominical del diario en contra de su tarea y como consecuencia de ello, en forma explícita ha manifestado que la distribución de la pauta oficial tendrá ese hecho en consideración.

La conducta del alcalde está descrita exactamente en la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión aprobada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que en su principio 13 indica que “la utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública….con el objetivo de presionar y castigar, o premiar y privilegiar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atentan contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley”, como en efecto en Colombia lo están.

La alcaldada ha significado una reducción de al menos un 70% de la pauta proveniente de la alcaldía o sus entidades con el fin de ahogar económicamente al diario o de presionar el rompimiento de la alianza que existe desde hace casi cinco años con el Instituto de Pensamiento Liberal[i] para hacer posible la edición dominical del periódico.

El alcalde debe saber que ni yo, como director del Instituto, ni las actuales directivas del diario vamos a ceder a las presiones y por el contrario las vamos a denunciar buscando protección a la libertad de prensa y de expresión como corresponde en un estado de derecho.

El Instituto decidió promover una alianza con el diario El Liberal para facilitar su reapertura después de la crisis que obligó a su cierre temporal por decisión de sus antiguos socios mayoritarios, los miembros de la familia Galvis promotores de varios medios regionales encabezados por Vanguardia Liberal.

Los términos del acuerdo hacen responsable de los contenidos, así como de la asunción de los costos de producción de la edición dominical al Instituto, pero la gestión comercial le es completamente ajena, la desarrolla en forma autónoma, sin ninguna intervención del Instituto, la Imprenta del Cauca S.A., propietaria del periódico.

El seguimiento al proceso de paz y a la implementación del acuerdo, la eficacia de los derechos de las víctimas, la minería ilegal y los resultados de la gestión de las políticas públicas locales y regionales han sido el centro de las historias de los domingos durante estos años. La alianza permitió que el periodista Edison Bolaños desarrollara una investigación sobre la minería ilegal que lo hizo merecedor del Premio Simón Bolívar y desgraciadamente también de amenazas y ataques que lo obligaron a salir de Popayán y radicarse en Bogotá donde hace periodismo de investigación en el diario El Espectador.

La instrucción desde el Instituto ha sido no usar el periódico para buscar ventajas electorales. La evaluación de si ello ha sido así o no está abierta para cualquiera que lo quiera hacer. La Misión de Observación Electoral que siguió el cubrimiento de las elecciones regionales escogió a El Nuevo Liberal como el diario que había informado de manera más imparcial en todo el país.

Hay que decir con toda claridad que un medio, en desarrollo de su línea editorial, tiene todo el derecho de ponerse en abierta oposición a un gobierno o a una política pública y, en cambio, ello no le da derecho al gobierno de ejercer presión mediante el uso de los recursos públicos.

Como lo han identificado diversos estudios, uno de los mayores déficits de la democracia en Colombia es el de la ausencia de medios locales, independientes de los gobiernos, que ayuden a la construcción informada de opinión pública y al control de los gobernantes.

La asignación de la pauta oficial no es el resultado de un ejercicio discrecional de los gobiernos, tiene que estar sustentada en necesidades de las entidades públicas, en estudios comprobados de penetración y audiencias y su precio debe corresponder a estudios de mercado que equivalgan al tipo de medio y el impacto que tenga en función del público objetivo.

A este alcalde y a las decenas que lo hacen en otras partes del país hay que decirles con toda claridad que utilizar la pauta para presionar contenidos favorables es una especie de censura indirecta castigada por la ley.

No es cierto que no haya reglas que rijan la asignación de la pauta oficial, ella debe corresponder a la aplicación estricta de los principios de la contratación pública y yo espero que, de regalo al periodismo en la celebración de su día, la Procuraduría o cualquier otro organismo exija, como lo recomiendan múltiples pronunciamientos del Sistema interamericano de derechos humanos, la adopción de normas claras y transparentes sobre la forma como se asigna la pauta oficial.

Gómez debería saber que, si la Fiscalía lo acusa de actos de corrupción, como es su caso, es deber de los medios publicarlo, profundizar, buscar las pruebas y en vez de perseguir a la prensa debería concentrarse en preparar su defensa jurídica porque ayer se supo que lo esperan el próximo 30 de abril en la audiencia preparatoria del juicio al que ha sido llamado.

 

[i] Como lo he señalado en varias oportunidades, dirijo el Instituto desde hace varios años y publico esta nota, previa consulta con la directora de La Silla Vacía, quien coincidió conmigo que la actuación del alcalde convierte el hecho en un acto de relevancia pública digno de ser difundido y sobre el cual debería actuar la Flip y otros órganos defensores de la libertad de prensa.

Comentarios (12)

Andres Felipe Garcia Rovira

10 de Febrero

1 Seguidores

Alcalde por favor no sea bruto, los medios no se intimidan, se les compra con ...+ ver más

Alcalde por favor no sea bruto, los medios no se intimidan, se les compra con propaganda y publicidad, si usted cree que el presupuesto es para mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos, esta muy equivocado, escuche esta sujerencia del mensajero del gobierno para la payola y asi se evita problemas, mire que estos lobistas como riveros tienen amigos en las IAs para sabotear su gestion

AlvaroH

10 de Febrero

0 Seguidores

Creo que el alcalde es vivo, no bruto y usted lo acolita. 

Creo que el alcalde es vivo, no bruto y usted lo acolita. 

Andres Felipe Garcia Rovira

10 de Febrero

1 Seguidores

Cree del verbo no sabe, las mentes pequeñas confian en los narradores oficial...+ ver más

Cree del verbo no sabe, las mentes pequeñas confian en los narradores oficiales para escuchar lo que quieren oir, eso les da confianza sobre como es el mundo y nunca cuestionan la verdad, porque ni siquiera saben que esta no existe, sino que depende del punto de vista del observador, disfruta tu pequeño mundo de certeza y no te preocupes de pensar, para vivir como vives no lo necesitas.

AlvaroH

11 de Febrero

0 Seguidores

Mirese primero en el espejo y me cuenta. 

Mirese primero en el espejo y me cuenta. 

Juan David Gonzalez

11 de Febrero

0 Seguidores

Si la mente pequeña en el espejo creo que es un problema de la evolución por...+ ver más

Si la mente pequeña en el espejo creo que es un problema de la evolución por no decir medico, don Alvaro puede tener un caso de microcefalia que es la razón por la que cree la mente se puede ver en el espejo. Mi experticia medica y el sentido comun me permiten informarle que lamentablemente para usted,esa condición no es tan comun, por lo que a la mayoria de los seres humanos no se les ve

DIDUNDI

10 de Febrero

2 Seguidores

Hay una falencia en la asignación d pauta oficial y q la lleve a SE...+ ver más

Hay una falencia en la asignación d pauta oficial y q la lleve a SER democrática, así como se asignan recursos para los partidos en campaña, x ejemplo. En el caso de las regiones debería haber inscrito  un grupo o numero determinado d medios en los q x ley  se reparta la pauta d manera proporcional sin nada a cambio.

Así hasta LSV tendría oportunidad.

DIDUNDI

10 de Febrero

2 Seguidores

D otro lado el problema d credibilidad en la 'imparcialidad' d un me...+ ver más

D otro lado el problema d credibilidad en la 'imparcialidad' d un medio, siempre estará en entredicho, + en este país donde hay carteles para todo, solo q el informativo no lo han tocado.

Al contrario dl 'profesor universitario' q, debería hacer un curso intensivo d ortografía, antes q decir pendejadas, diría q en los medios habiendo una complicidad táxita, q la hagan sentir.

Andres Felipe Garcia Rovira

10 de Febrero

1 Seguidores

Gracias por el consejo, cuando uno escribe D o Q es claro que la ort...+ ver más

Gracias por el consejo, cuando uno escribe D o Q es claro que la ortografia es la que le impide escribir pendejadas, sé que le puede sonar exotico, pero leer, informarse o pensar es lo que en el mundo real le impide a uno escribir pendejadas. Veo que lo que aportan los años aun no se notan, puede ser porque al no educarse de su texto solo queda la mediocridad.

AlvaroH

10 de Febrero

0 Seguidores

En vez de estudiar el tema, le da la vuelta al mismo por arte de magia. Mucha ...+ ver más

En vez de estudiar el tema, le da la vuelta al mismo por arte de magia. Mucha falta de analisis y poca racionalidad. 

Manuel Ignacio Cárdenas

11 de Febrero

0 Seguidores

Excuseme el Sr columnista, de que instituto es que habla? Por ningun.aparte de...+ ver más

Excuseme el Sr columnista, de que instituto es que habla? Por ningun.aparte del artículo lo nombra....

Juan M. Trillos G.

12 de Febrero

0 Seguidores

Nunca he podido entender la queja que se menciona en la columna. El "señor pe...+ ver más

Nunca he podido entender la queja que se menciona en la columna. El "señor periodista" autor de la columna considera que el receptor de las críticas, encima de recibir la sc´riticas, tiene que pagar para que lo critiquen. Deberían tomar ejemplo de "La Silla Vacía"; para criticar libremente, no acepta publicidad que la pueda comprometer.

uribeuribe

13 de Febrero

0 Seguidores

El presupuesto del municipio no es plata del alcalde.

El presupuesto del municipio no es plata del alcalde.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia