Menú principal

Jueves Noviembre 27, 2014

Marcha Patriótica, la mayor organización de izquierda y uno de los súper poderosos de la movilización social en el país, decidió apostarle a las elecciones. Esta decisión de su 'junta patriótica' y de sus bases en todo el país, Marcha -que se presentó al nacer hace tres años como un “espacio de encuentro político de las fuerzas de izquierda” con vocación de poder y que fue desde sus inicios estigmatizada como infiltrada por las Farc-  puede ser clave para el aterrizaje de los acuerdos con las Farc.

 

Hilos temáticos: 

La respuesta del ex presidente Álvaro Uribe a la invitación que Álvaro Leyva le hizo para que apoyara los diálogos en La Habana podría ser el comienzo de una conversación más directa del ex presidente con las Farc, lo cual introduciría un cambio grande en la negociación de paz. La Silla le aplicó su traductor simultáneo.

Un desconocido empresario que declara ser amigo y asesor de políticos en Bolívar y Cesar en temas de contratación y licitaciones, y venir de un estrato humilde, quiere ser el próximo gobernador bolivarense. Su iniciativa llama la atención por los rumores de repartijas de plata y porque detrás de ella estarían el condenado por parapolítica Vicente Blel y el cuestionado clan Gnecco.

Hace una semana la Sala de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá produjo la sentencia más importante hasta el momento en Justicia y Paz: la condena a Salvatore Mancuso y otros seis paramilitares por el conjunto de crímenes cometidos por el Bloque Catatumbo de las AUC.

Estamos a punto de completar el 75% del mandato que los bogotanos otorgamos al alcalde Gustavo Petro. Ya es tiempo de hacer el balance. Columna.

Páginas