EntityMalformedException Object ( [message:protected] => Propiedad de paquete que falta en la entidad de tipo node. [string:Exception:private] => [code:protected] => 0 [file:protected] => /datadisk/www/lasillavacia/includes/common.inc [line:protected] => 7880 [trace:Exception:private] => Array ( [0] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/modules/field/field.multilingual.inc [line] => 268 [function] => entity_extract_ids [args] => Array ( [0] => node [1] => ) ) [1] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/modules/field/field.module [line] => 926 [function] => field_language [args] => Array ( [0] => node [1] => [2] => field_producto [3] => ) ) [2] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/sites/all/themes/lasillavacia/templates/node/node--simplenews.tpl.php [line] => 83 [function] => field_get_items [args] => Array ( [0] => node [1] => [2] => field_producto ) ) [3] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/includes/theme.inc [line] => 1525 [args] => Array ( [0] => /datadisk/www/lasillavacia/sites/all/themes/lasillavacia/templates/node/node--simplenews.tpl.php ) [function] => include ) [4] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/includes/theme.inc [line] => 1208 [function] => theme_render_template [args] => Array ( [0] => sites/all/themes/lasillavacia/templates/node/node--simplenews.tpl.php [1] => Array ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => 51972 [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 [elements] => Array ( [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => simplenews [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60105 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60105 [bundle] => simplenews [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => stdClass Object ( [fid] => 51972 [uid] => 23586 [filename] => picture-23586-1427903241.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-23586-1427903241.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 19397 [status] => 1 [timestamp] => 1427903241 [type] => undefined [library] => 0 [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( ) [alt] => [title] => ) [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60105 ) ) ) [#weight] => 1 [#children] => ) [theme_hook_original] => node [theme_hook_suggestions] => Array ( [0] => node__simplenews [1] => node__simplenews__teaser [2] => node__60105 [3] => node__60105__teaser ) [zebra] => even [id] => 2 [directory] => sites/all/themes/lasillavacia [classes_array] => Array ( [0] => node [1] => node-simplenews [2] => node-promoted [3] => node-sticky [4] => node-teaser ) [attributes_array] => Array ( [about] => /boletin/las-cuatro-patas-de-la-silla-el-cambio-de-cambio-para-recibir-vargas-lleras-60105 [typeof] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) ) [title_attributes_array] => Array ( ) [content_attributes_array] => Array ( ) [title_prefix] => Array ( ) [title_suffix] => Array ( [rdf_meta_title] => Array ( [#theme] => rdf_metadata [#metadata] => Array ( [0] => Array ( [property] => Array ( [0] => dc:title ) [content] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [rdf_meta_comment_count] => Array ( [#theme] => rdf_metadata [#metadata] => Array ( [0] => Array ( [property] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [content] => 0 [datatype] => xsd:integer ) ) ) ) [user] => stdClass Object ( [uid] => 0 [hostname] => 162.158.78.12 [roles] => Array ( [1] => anonymous user ) [cache] => 0 ) [db_is_active] => 1 [is_admin] => [logged_in] => [is_front] => [view_mode] => teaser [teaser] => 1 [node] => stdClass Object ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => stdClass Object ( [fid] => 51972 [uid] => 23586 [filename] => picture-23586-1427903241.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-23586-1427903241.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 19397 [status] => 1 [timestamp] => 1427903241 [type] => undefined [library] => 0 [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( ) [alt] => [title] => ) [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [date] => Jue, 03/09/2017 - 19:44 [node_url] => /boletin/las-cuatro-patas-de-la-silla-el-cambio-de-cambio-para-recibir-vargas-lleras-60105 [page] => [content] => Array ( [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60105 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) ) [display_submitted] => 1 [submitted] => Enviado por Eduardo Briceño el Jue, 03/09/2017 - 19:44 [user_picture] => Eduardo Briceño [rdf_template_variable_attributes_array] => Array ( [date] => Array ( [property] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [content] => 2017-03-09T19:44:44-05:00 [datatype] => xsd:dateTime ) [submitted] => Array ( [property] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [content] => 2017-03-09T19:44:44-05:00 [datatype] => xsd:dateTime [rel] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) ) [name] => Array ( [rel] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) ) ) [classes] => node node-simplenews node-promoted node-sticky node-teaser [attributes] => about="/boletin/las-cuatro-patas-de-la-silla-el-cambio-de-cambio-para-recibir-vargas-lleras-60105" typeof="sioc:Item foaf:Document" [title_attributes] => [content_attributes] => ) ) ) [5] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/includes/common.inc [line] => 6003 [function] => theme [args] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => 51972 [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 [elements] => Array ( [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => simplenews [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60105 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60105 [bundle] => simplenews [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => stdClass Object ( [fid] => 51972 [uid] => 23586 [filename] => picture-23586-1427903241.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-23586-1427903241.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 19397 [status] => 1 [timestamp] => 1427903241 [type] => undefined [library] => 0 [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( ) [alt] => [title] => ) [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60105 ) ) ) [#weight] => 1 [#children] => ) [theme_hook_original] => node [theme_hook_suggestions] => Array ( [0] => node__simplenews [1] => node__simplenews__teaser [2] => node__60105 [3] => node__60105__teaser ) [zebra] => even [id] => 2 [directory] => sites/all/themes/lasillavacia [classes_array] => Array ( [0] => node [1] => node-simplenews [2] => node-promoted [3] => node-sticky [4] => node-teaser ) [attributes_array] => Array ( [about] => /boletin/las-cuatro-patas-de-la-silla-el-cambio-de-cambio-para-recibir-vargas-lleras-60105 [typeof] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) ) [title_attributes_array] => Array ( ) [content_attributes_array] => Array ( ) [title_prefix] => Array ( ) [title_suffix] => Array ( [rdf_meta_title] => Array ( [#theme] => rdf_metadata [#metadata] => Array ( [0] => Array ( [property] => Array ( [0] => dc:title ) [content] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [rdf_meta_comment_count] => Array ( [#theme] => rdf_metadata [#metadata] => Array ( [0] => Array ( [property] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [content] => 0 [datatype] => xsd:integer ) ) ) ) [user] => stdClass Object ( [uid] => 0 [hostname] => 162.158.78.12 [roles] => Array ( [1] => anonymous user ) [cache] => 0 ) [db_is_active] => 1 [is_admin] => [logged_in] => [is_front] => [view_mode] => teaser [teaser] => 1 [node] => stdClass Object ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => stdClass Object ( [fid] => 51972 [uid] => 23586 [filename] => picture-23586-1427903241.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-23586-1427903241.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 19397 [status] => 1 [timestamp] => 1427903241 [type] => undefined [library] => 0 [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( ) [alt] => [title] => ) [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [date] => Jue, 03/09/2017 - 19:44 [node_url] => /boletin/las-cuatro-patas-de-la-silla-el-cambio-de-cambio-para-recibir-vargas-lleras-60105 [page] => [content] => Array ( [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60105 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) ) [display_submitted] => 1 [submitted] => Enviado por Eduardo Briceño el Jue, 03/09/2017 - 19:44 [user_picture] => Eduardo Briceño [rdf_template_variable_attributes_array] => Array ( [date] => Array ( [property] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [content] => 2017-03-09T19:44:44-05:00 [datatype] => xsd:dateTime ) [submitted] => Array ( [property] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [content] => 2017-03-09T19:44:44-05:00 [datatype] => xsd:dateTime [rel] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) ) [name] => Array ( [rel] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) ) ) [classes] => node node-simplenews node-promoted node-sticky node-teaser [attributes] => about="/boletin/las-cuatro-patas-de-la-silla-el-cambio-de-cambio-para-recibir-vargas-lleras-60105" typeof="sioc:Item foaf:Document" [title_attributes] => [content_attributes] => ) ) ) [6] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/includes/common.inc [line] => 6010 [function] => drupal_render [args] => Array ( [0] => Array ( [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => simplenews [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60105 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60105 [bundle] => simplenews [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => stdClass Object ( [fid] => 51972 [uid] => 23586 [filename] => picture-23586-1427903241.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-23586-1427903241.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 19397 [status] => 1 [timestamp] => 1427903241 [type] => undefined [library] => 0 [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( ) [alt] => [title] => ) [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60105 ) ) ) [#weight] => 1 [#children] => ) ) ) [7] => Array ( [file] => /datadisk/www/lasillavacia/includes/common.inc [line] => 6010 [function] => drupal_render [args] => Array ( [0] => Array ( [60106] => Array ( [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60106 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60726 [uid] => 10012646 [title] => El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60106 [type] => historia [language] => es [created] => 1489122026 [changed] => 1489296586 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489296586 [revision_uid] => 13966 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

En medio de la descolgada en popularidad y superando una crisis interna en su Partido, el vicepresidente-candidato, Germán Vargas Lleras hará su acto de despedida del Gobierno este martes 14 de marzo y arrancará oficialmente su campaña presidencial.

Como ese día seguirá siendo funcionario del Gobierno (su carta de renuncia la pasará después y la deberá aprobar el Senado en sesiones ordinarias que arrancan el jueves 16), no podrá lanzar su plataforma de campaña pero sí mostrar lo que ha hecho durante los últimos años durante los mandatos de Juan Manuel Santos como ministro de Interior, Vivienda y Vicepresidente.

“Él ya asumirá la candidatura y la jefatura natural del partido, lo que es una ventaja, porque ya podrá hablar de lo que sea”, nos dijo un Senador de la colectividad.

Paralelamente, las directivas de su partido (a la que todo indica que llegará el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, que debe renunciar en las próximas semanas) arrancarán una recomposición para fortalecer su presencia regional, cumplir su meta de doblar la presencia en el Senado y ser el gran respaldo en estructura de Vargas en las presidenciales.

 

Todo eso con una estrategia de conseguir políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Despedida para mostrar ejecución

Vargas está recorriendo las últimas etapas de la gira que arrancó a inicios de febrero por los 100 municipios a los que le faltaba por llegar con proyectos de agua, alcantarillado y vivienda, además de otros donde puede mostrar obras importantes, para mostrar su gestión.

Por ejemplo, el sábado pasado inauguró la intersección vial La Fuente en Manizales, de 600 metros de longitud, que hace parte de la megaobra para unir a la capital de Caldas con Medellín; y el lunes puso dos primeras piedras para la construcción de 600 casas gratis en San Pablo y Tumaco, en Nariño.

Desde la semana pasada, al vicepresidente-candidato lo acompaña quien hasta el martes es su jefe, el Presidente.

“Santos lo acompaña para mostrar que él es su jefe, mostrar ejecución y que él (Santos) lo puso en la vicepresidencia donde tuvo toda esa pantalla”, nos dijo un senador de La U que conoce tanto a Vargas como a Santos y sabe de esa movida.

Con los eventos de hoy y este fin de semana en Putumayo, Caquetá y Santander, para inaugurar proyectos de vivienda y poner primeras piedras, culmina la gestión de Vargas en la Vicepresidencia y en el Gobierno.

El martes, en Corferias en Bogotá, hará un informe de gestión de lo que ha hecho en 6 años en el Gobierno, por lo que hablará de lo que hizo en la Vicepresidencia y en los ministerios de Vivienda e Interior. Seguramente le dará gran importancia a todas las obras que hizo, como las 100 mil casas gratis y las carreteras.

Fuera del Gobierno, ¿medio afuera de la paz?

A ese evento la Vicepresidencia invitó a congresistas de todos los partidos de la coalición de Gobierno (aún no hay lista de confirmados, nos dijeron de esa entidad), empresarios, gremios, jefes de medios de comunicación y Santos.

Una vez le sea aceptada la renuncia, pasará a despachar desde la fundación Carlos Lleras Restrepo, que él mismo constituyó en 2005 cuando era Senador y presidente de Cambio Radical.

Aunque en medios han especulado que Vargas no regresará al Partido porque irá a la Fundación, ésta fue creada para ser soporte ideológico y académico de Cambio Radical. Así que desde allí Vargas le puede dar línea a su Partido sin tener las limitaciones legales de ser directiva de un partido.

Esa línea va a ser más directa que la que ha tenido como Vicepresidente, pues ya no tendrá ninguna limitación para participar en política. Y, según nos dijo un Senador, será especialmente clara para los proyectos que aterrizan el acuerdo de paz vía fast-track.

El año pasado, justo después de la segunda firma del Acuerdo con las Farc, Vargas pidió a su bancada (de 16 representantes y 9 senadores) proponer al Gobierno que en el trámite de esos proyectos se hicieran algunos cambios en puntos en los que hubo avances con la renegociación con el No, pero que a su juicio debían mejorar, como la Justicia Especial para la Paz.

Eso es lo que parece haber ocurrido.

El apoyo de Cambio a la reforma constitucional para crear esa justicia ha sido matizado: si bien en Cámara el ex presidente de la colectividad Rodrigo Lara fue coordinador ponente y actuó alineado con el Gobierno, en la votación en esa plenaria solo dos de los 16 de los representantes votaron a favor de esa ponencia.

En Senado, Cambio no tuvo ponente, y en los últimos días el senador Germán Varón ha mostrado dudas en torno a temas sensibles como la protección a los civiles y la selección de magistrados.

Mientras de es amanera el Partido de Vargas ha terminado mostrando un apoyo con críticas a la paz, que lo distancia del apoyo casi incondicional de sus socios en la Unidad Nacional, por dentro, Cambio comenzó a prepararse para la llegada de su candidato.

Un Cambio en sus banderas: la anticorrupción

Vargas ha puesto fichas que tienen como misión renovar la imagen del Partido y dejar atrás las críticas que surgieron a raíz de los avales que entregó para las pasadas elecciones regionales y que terminaron con escándalos como el de Oneida Pinto y el de Kiko Gómez.

Desde diciembre llegó a la secretaría general Germán Córdoba, quien había acompañado a Vargas en varios cargos del gobierno Santos, con la misión de renovar las directivas y planear un nuevo sistema de entrega de avales, tarea que arrancará en el segundo semestre de este año.

Y en las próximas semanas llegaría Jorge Enrique Vélez a la Dirección, en reemplazo del renunciado Lara.

La decisión la tienen que tomar los congresistas miembros del partido y muy posiblemente harán caso a Vargas.

Con la salida de Vélez serían cuatro los cupos gubernamentales que dejaría Cambio Radical en el Gobierno (con dos viceministerios y la Anla).

Aunque se hablaba de la llegada del ex ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, a este cargo, el ex funcionario nos dijo que lo rechazó porque se considera más técnico que político y porque quería estar al lado de Vargas en la campaña, y no en las oficinas del Partido.

Otros dos congresistas, por aparte, nos dijeron que Vélez no genera molestias internas en el partido, mientras que, según esas dos fuentes, Lara no es cercano a Henao. Además, justamente por no estar en ninguno de los grupos internos de Cambio, puede ayudar a pasar la página de recriminaciones por los avales de 2015.  

Vélez está en Cambio Radical desde mediados de la década pasada. Por ese partido fue representante a la Cámara por Antioquia y Senador, ésto último en reemplazo del destituido Luis Carlos Torres.

En 2010, después de que se quemó tratando de reelegirse como senador, el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Superintendente, cargo en el que está desde entonces y en el que ha aparecido como abanderado contra la corrupción, sobre todo en algunas coyunturas.

Por ejemplo, arrancando su gestión, y junto con Santos, reveló fallas en la titulación de más de 150 mil hectáreas en todo el país durante el gobierno Uribe; más recientemente, designado como Gobernador encargado de La Guajira, sacó a cuatro funcionarios del gabinete, lo amenazaron de muerte por parte de anónimos por las denuncias contra la administración de  Oneida Pinto (que la Fiscalía en su momento dijo que podrían provenir de parte de la detenida ex gobernadora) y en la Asamblea propusieron hacerle un examen mental para constatar que no estuviera loco.

“Vélez en la dirección lanza un mensaje de lucha contra la corrupción, él denunció lo que hizo Oneida allá y eso ayuda a cambiar la mirada del Partido”, nos dijo una persona cercana al círculo de Vargas, quien también confirmó que fue el propio Vicepresidente el que pidió que asumiera la dirección.Eso ocurre cuando, según la más reciente encuesta de Gallup muestra que el Vicepresidente-candidato se desplomó en la popularidad, pues cayó del 60 al 42 por ciento de imagen favorable y ahora está debajo de otros posibles contendores en las presidenciales, como Humberto de la Calle.

Según el senador Germán Varón esa encuesta es la foto de un país está desgastado por los escándalos de corrupción como Odebrecht y Reficar, y por eso entienden la llegada de Vélez como una forma de alinearse con lo que siente la gente.

Los de la U Radical

“También nos muestra que toca aceptar errores y que toca entregar mejores avales”, nos dijo otro Senador. Y por eso Vélez también llegará con un plan para afinar este sistema.

Tienen dos opciones: volver a centralizar la repartición de los avales, a través de la secretaría de Córdoba y la dirección de Vélez, o abrir inscripciones masivas para que quien quiera inscribirse a la lista lo haga.

En esta última, según un directivo de Cambio, hay una estrategia para ampliar el espectro de los simpatizantes de Cambio Radical, como jóvenes, universitarios, técnicos, empresarios.

De todos modos le seguirán jugando a buscar políticos con votos.

Como reportamos en La Silla Pacífico, en Nariño le coquetean a Teresa Enríquez Rosero (hermana del senador de La U Manuel Enríquez, que no repite curul); en Antioquia ya tienen a Guillermo Palacio, ex militante de La U y ex funcionario del gobernador Luis Pérez, como candidato al Senado, y al ex alcalde de Apartadó por La U, Gonzalo Giraldo; y también se les unirá el ex director del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, quien renunciará a La U en los próximos días para hacer campaña a Vargas Lleras y a los candidatos al Congreso de Cambio en Antioquia.

Además, se han acercado a grupos políticos cuesionados para que lleguen al partido, como los Gnecco del Cesar (que son de La U), el grupo de Alvaro 'Gordo' Garcia (condenado por la masacre de Macayepo y que hoy está en el viejo PIN con la senadora Teresita García) o los Aguilar en Santander.

En Bogotá arrancarán la búsqueda de otro senador en reemplazo de Carlos Fernando Galán quien, según cinco personas del Partido, no volverá al Congreso, posiblemente para lanzar candidatura a la Alcaldía en 2019.

Todo el plan comenzará a marchar una vez Vargas Lleras entregue su renuncia y, después de un par de semanas de vacaciones, arranque a pavimentar el camino a la Presidencia.

 

[summary] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

[format] => full_html [safe_value] =>

En medio de la descolgada en popularidad y superando una crisis interna en su Partido, el vicepresidente-candidato, Germán Vargas Lleras hará su acto de despedida del Gobierno este martes 14 de marzo y arrancará oficialmente su campaña presidencial.

Como ese día seguirá siendo funcionario del Gobierno (su carta de renuncia la pasará después y la deberá aprobar el Senado en sesiones ordinarias que arrancan el jueves 16), no podrá lanzar su plataforma de campaña pero sí mostrar lo que ha hecho durante los últimos años durante los mandatos de Juan Manuel Santos como ministro de Interior, Vivienda y Vicepresidente.

“Él ya asumirá la candidatura y la jefatura natural del partido, lo que es una ventaja, porque ya podrá hablar de lo que sea”, nos dijo un Senador de la colectividad.

Paralelamente, las directivas de su partido (a la que todo indica que llegará el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, que debe renunciar en las próximas semanas) arrancarán una recomposición para fortalecer su presencia regional, cumplir su meta de doblar la presencia en el Senado y ser el gran respaldo en estructura de Vargas en las presidenciales.

 

Todo eso con una estrategia de conseguir políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Despedida para mostrar ejecución

Vargas está recorriendo las últimas etapas de la gira que arrancó a inicios de febrero por los 100 municipios a los que le faltaba por llegar con proyectos de agua, alcantarillado y vivienda, además de otros donde puede mostrar obras importantes, para mostrar su gestión.

Por ejemplo, el sábado pasado inauguró la intersección vial La Fuente en Manizales, de 600 metros de longitud, que hace parte de la megaobra para unir a la capital de Caldas con Medellín; y el lunes puso dos primeras piedras para la construcción de 600 casas gratis en San Pablo y Tumaco, en Nariño.

Desde la semana pasada, al vicepresidente-candidato lo acompaña quien hasta el martes es su jefe, el Presidente.

“Santos lo acompaña para mostrar que él es su jefe, mostrar ejecución y que él (Santos) lo puso en la vicepresidencia donde tuvo toda esa pantalla”, nos dijo un senador de La U que conoce tanto a Vargas como a Santos y sabe de esa movida.

Con los eventos de hoy y este fin de semana en Putumayo, Caquetá y Santander, para inaugurar proyectos de vivienda y poner primeras piedras, culmina la gestión de Vargas en la Vicepresidencia y en el Gobierno.

El martes, en Corferias en Bogotá, hará un informe de gestión de lo que ha hecho en 6 años en el Gobierno, por lo que hablará de lo que hizo en la Vicepresidencia y en los ministerios de Vivienda e Interior. Seguramente le dará gran importancia a todas las obras que hizo, como las 100 mil casas gratis y las carreteras.

Fuera del Gobierno, ¿medio afuera de la paz?

A ese evento la Vicepresidencia invitó a congresistas de todos los partidos de la coalición de Gobierno (aún no hay lista de confirmados, nos dijeron de esa entidad), empresarios, gremios, jefes de medios de comunicación y Santos.

Una vez le sea aceptada la renuncia, pasará a despachar desde la fundación Carlos Lleras Restrepo, que él mismo constituyó en 2005 cuando era Senador y presidente de Cambio Radical.

Aunque en medios han especulado que Vargas no regresará al Partido porque irá a la Fundación, ésta fue creada para ser soporte ideológico y académico de Cambio Radical. Así que desde allí Vargas le puede dar línea a su Partido sin tener las limitaciones legales de ser directiva de un partido.

Esa línea va a ser más directa que la que ha tenido como Vicepresidente, pues ya no tendrá ninguna limitación para participar en política. Y, según nos dijo un Senador, será especialmente clara para los proyectos que aterrizan el acuerdo de paz vía fast-track.

El año pasado, justo después de la segunda firma del Acuerdo con las Farc, Vargas pidió a su bancada (de 16 representantes y 9 senadores) proponer al Gobierno que en el trámite de esos proyectos se hicieran algunos cambios en puntos en los que hubo avances con la renegociación con el No, pero que a su juicio debían mejorar, como la Justicia Especial para la Paz.

Eso es lo que parece haber ocurrido.

El apoyo de Cambio a la reforma constitucional para crear esa justicia ha sido matizado: si bien en Cámara el ex presidente de la colectividad Rodrigo Lara fue coordinador ponente y actuó alineado con el Gobierno, en la votación en esa plenaria solo dos de los 16 de los representantes votaron a favor de esa ponencia.

En Senado, Cambio no tuvo ponente, y en los últimos días el senador Germán Varón ha mostrado dudas en torno a temas sensibles como la protección a los civiles y la selección de magistrados.

Mientras de es amanera el Partido de Vargas ha terminado mostrando un apoyo con críticas a la paz, que lo distancia del apoyo casi incondicional de sus socios en la Unidad Nacional, por dentro, Cambio comenzó a prepararse para la llegada de su candidato.

Un Cambio en sus banderas: la anticorrupción

Vargas ha puesto fichas que tienen como misión renovar la imagen del Partido y dejar atrás las críticas que surgieron a raíz de los avales que entregó para las pasadas elecciones regionales y que terminaron con escándalos como el de Oneida Pinto y el de Kiko Gómez.

Desde diciembre llegó a la secretaría general Germán Córdoba, quien había acompañado a Vargas en varios cargos del gobierno Santos, con la misión de renovar las directivas y planear un nuevo sistema de entrega de avales, tarea que arrancará en el segundo semestre de este año.

Y en las próximas semanas llegaría Jorge Enrique Vélez a la Dirección, en reemplazo del renunciado Lara.

La decisión la tienen que tomar los congresistas miembros del partido y muy posiblemente harán caso a Vargas.

Con la salida de Vélez serían cuatro los cupos gubernamentales que dejaría Cambio Radical en el Gobierno (con dos viceministerios y la Anla).

Aunque se hablaba de la llegada del ex ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, a este cargo, el ex funcionario nos dijo que lo rechazó porque se considera más técnico que político y porque quería estar al lado de Vargas en la campaña, y no en las oficinas del Partido.

Otros dos congresistas, por aparte, nos dijeron que Vélez no genera molestias internas en el partido, mientras que, según esas dos fuentes, Lara no es cercano a Henao. Además, justamente por no estar en ninguno de los grupos internos de Cambio, puede ayudar a pasar la página de recriminaciones por los avales de 2015.  

Vélez está en Cambio Radical desde mediados de la década pasada. Por ese partido fue representante a la Cámara por Antioquia y Senador, ésto último en reemplazo del destituido Luis Carlos Torres.

En 2010, después de que se quemó tratando de reelegirse como senador, el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Superintendente, cargo en el que está desde entonces y en el que ha aparecido como abanderado contra la corrupción, sobre todo en algunas coyunturas.

Por ejemplo, arrancando su gestión, y junto con Santos, reveló fallas en la titulación de más de 150 mil hectáreas en todo el país durante el gobierno Uribe; más recientemente, designado como Gobernador encargado de La Guajira, sacó a cuatro funcionarios del gabinete, lo amenazaron de muerte por parte de anónimos por las denuncias contra la administración de  Oneida Pinto (que la Fiscalía en su momento dijo que podrían provenir de parte de la detenida ex gobernadora) y en la Asamblea propusieron hacerle un examen mental para constatar que no estuviera loco.

“Vélez en la dirección lanza un mensaje de lucha contra la corrupción, él denunció lo que hizo Oneida allá y eso ayuda a cambiar la mirada del Partido”, nos dijo una persona cercana al círculo de Vargas, quien también confirmó que fue el propio Vicepresidente el que pidió que asumiera la dirección.Eso ocurre cuando, según la más reciente encuesta de Gallup muestra que el Vicepresidente-candidato se desplomó en la popularidad, pues cayó del 60 al 42 por ciento de imagen favorable y ahora está debajo de otros posibles contendores en las presidenciales, como Humberto de la Calle.

Según el senador Germán Varón esa encuesta es la foto de un país está desgastado por los escándalos de corrupción como Odebrecht y Reficar, y por eso entienden la llegada de Vélez como una forma de alinearse con lo que siente la gente.

Los de la U Radical

“También nos muestra que toca aceptar errores y que toca entregar mejores avales”, nos dijo otro Senador. Y por eso Vélez también llegará con un plan para afinar este sistema.

Tienen dos opciones: volver a centralizar la repartición de los avales, a través de la secretaría de Córdoba y la dirección de Vélez, o abrir inscripciones masivas para que quien quiera inscribirse a la lista lo haga.

En esta última, según un directivo de Cambio, hay una estrategia para ampliar el espectro de los simpatizantes de Cambio Radical, como jóvenes, universitarios, técnicos, empresarios.

De todos modos le seguirán jugando a buscar políticos con votos.

Como reportamos en La Silla Pacífico, en Nariño le coquetean a Teresa Enríquez Rosero (hermana del senador de La U Manuel Enríquez, que no repite curul); en Antioquia ya tienen a Guillermo Palacio, ex militante de La U y ex funcionario del gobernador Luis Pérez, como candidato al Senado, y al ex alcalde de Apartadó por La U, Gonzalo Giraldo; y también se les unirá el ex director del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, quien renunciará a La U en los próximos días para hacer campaña a Vargas Lleras y a los candidatos al Congreso de Cambio en Antioquia.

Además, se han acercado a grupos políticos cuesionados para que lleguen al partido, como los Gnecco del Cesar (que son de La U), el grupo de Alvaro 'Gordo' Garcia (condenado por la masacre de Macayepo y que hoy está en el viejo PIN con la senadora Teresita García) o los Aguilar en Santander.

En Bogotá arrancarán la búsqueda de otro senador en reemplazo de Carlos Fernando Galán quien, según cinco personas del Partido, no volverá al Congreso, posiblemente para lanzar candidatura a la Alcaldía en 2019.

Todo el plan comenzará a marchar una vez Vargas Lleras entregue su renuncia y, después de un par de semanas de vacaciones, arranque a pavimentar el camino a la Presidencia.

 

[safe_summary] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65991 [uid] => 10012646 [filename] => vargas_santos_final.jpg [uri] => public://portadas/vargas_santos_final.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 134419 [status] => 1 [timestamp] => 1489296586 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => Este fin de semana terminará la gira de Vargas Lleras con su jefe, Juan Manuel Santos. El martes hará su informe de gestión. Foto: Vicepresidencia de la República. [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 59376 ) [1] => Array ( [target_id] => 59595 ) [2] => Array ( [target_id] => 59538 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35519 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24571 ) [1] => Array ( [tid] => 24569 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56476 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 32799 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191716 [last_comment_timestamp] => 1489243882 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 44798 [comment_count] => 13 [name] => Tatiana Duque [picture] => stdClass Object ( [fid] => 62983 [uid] => 10012646 [filename] => picture-10012646-1477491391.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-10012646-1477491391.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 102680 [status] => 1 [timestamp] => 1477491391 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 400 [width] => 400 ) [alt] => [title] => [height] => 400 [width] => 400 ) [data] => a:8:{s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60106 ) ) ) [#weight] => 0 [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60726 [uid] => 10012646 [title] => El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60106 [type] => historia [language] => es [created] => 1489122026 [changed] => 1489296586 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489296586 [revision_uid] => 13966 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

En medio de la descolgada en popularidad y superando una crisis interna en su Partido, el vicepresidente-candidato, Germán Vargas Lleras hará su acto de despedida del Gobierno este martes 14 de marzo y arrancará oficialmente su campaña presidencial.

Como ese día seguirá siendo funcionario del Gobierno (su carta de renuncia la pasará después y la deberá aprobar el Senado en sesiones ordinarias que arrancan el jueves 16), no podrá lanzar su plataforma de campaña pero sí mostrar lo que ha hecho durante los últimos años durante los mandatos de Juan Manuel Santos como ministro de Interior, Vivienda y Vicepresidente.

“Él ya asumirá la candidatura y la jefatura natural del partido, lo que es una ventaja, porque ya podrá hablar de lo que sea”, nos dijo un Senador de la colectividad.

Paralelamente, las directivas de su partido (a la que todo indica que llegará el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, que debe renunciar en las próximas semanas) arrancarán una recomposición para fortalecer su presencia regional, cumplir su meta de doblar la presencia en el Senado y ser el gran respaldo en estructura de Vargas en las presidenciales.

 

Todo eso con una estrategia de conseguir políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Despedida para mostrar ejecución

Vargas está recorriendo las últimas etapas de la gira que arrancó a inicios de febrero por los 100 municipios a los que le faltaba por llegar con proyectos de agua, alcantarillado y vivienda, además de otros donde puede mostrar obras importantes, para mostrar su gestión.

Por ejemplo, el sábado pasado inauguró la intersección vial La Fuente en Manizales, de 600 metros de longitud, que hace parte de la megaobra para unir a la capital de Caldas con Medellín; y el lunes puso dos primeras piedras para la construcción de 600 casas gratis en San Pablo y Tumaco, en Nariño.

Desde la semana pasada, al vicepresidente-candidato lo acompaña quien hasta el martes es su jefe, el Presidente.

“Santos lo acompaña para mostrar que él es su jefe, mostrar ejecución y que él (Santos) lo puso en la vicepresidencia donde tuvo toda esa pantalla”, nos dijo un senador de La U que conoce tanto a Vargas como a Santos y sabe de esa movida.

Con los eventos de hoy y este fin de semana en Putumayo, Caquetá y Santander, para inaugurar proyectos de vivienda y poner primeras piedras, culmina la gestión de Vargas en la Vicepresidencia y en el Gobierno.

El martes, en Corferias en Bogotá, hará un informe de gestión de lo que ha hecho en 6 años en el Gobierno, por lo que hablará de lo que hizo en la Vicepresidencia y en los ministerios de Vivienda e Interior. Seguramente le dará gran importancia a todas las obras que hizo, como las 100 mil casas gratis y las carreteras.

Fuera del Gobierno, ¿medio afuera de la paz?

A ese evento la Vicepresidencia invitó a congresistas de todos los partidos de la coalición de Gobierno (aún no hay lista de confirmados, nos dijeron de esa entidad), empresarios, gremios, jefes de medios de comunicación y Santos.

Una vez le sea aceptada la renuncia, pasará a despachar desde la fundación Carlos Lleras Restrepo, que él mismo constituyó en 2005 cuando era Senador y presidente de Cambio Radical.

Aunque en medios han especulado que Vargas no regresará al Partido porque irá a la Fundación, ésta fue creada para ser soporte ideológico y académico de Cambio Radical. Así que desde allí Vargas le puede dar línea a su Partido sin tener las limitaciones legales de ser directiva de un partido.

Esa línea va a ser más directa que la que ha tenido como Vicepresidente, pues ya no tendrá ninguna limitación para participar en política. Y, según nos dijo un Senador, será especialmente clara para los proyectos que aterrizan el acuerdo de paz vía fast-track.

El año pasado, justo después de la segunda firma del Acuerdo con las Farc, Vargas pidió a su bancada (de 16 representantes y 9 senadores) proponer al Gobierno que en el trámite de esos proyectos se hicieran algunos cambios en puntos en los que hubo avances con la renegociación con el No, pero que a su juicio debían mejorar, como la Justicia Especial para la Paz.

Eso es lo que parece haber ocurrido.

El apoyo de Cambio a la reforma constitucional para crear esa justicia ha sido matizado: si bien en Cámara el ex presidente de la colectividad Rodrigo Lara fue coordinador ponente y actuó alineado con el Gobierno, en la votación en esa plenaria solo dos de los 16 de los representantes votaron a favor de esa ponencia.

En Senado, Cambio no tuvo ponente, y en los últimos días el senador Germán Varón ha mostrado dudas en torno a temas sensibles como la protección a los civiles y la selección de magistrados.

Mientras de es amanera el Partido de Vargas ha terminado mostrando un apoyo con críticas a la paz, que lo distancia del apoyo casi incondicional de sus socios en la Unidad Nacional, por dentro, Cambio comenzó a prepararse para la llegada de su candidato.

Un Cambio en sus banderas: la anticorrupción

Vargas ha puesto fichas que tienen como misión renovar la imagen del Partido y dejar atrás las críticas que surgieron a raíz de los avales que entregó para las pasadas elecciones regionales y que terminaron con escándalos como el de Oneida Pinto y el de Kiko Gómez.

Desde diciembre llegó a la secretaría general Germán Córdoba, quien había acompañado a Vargas en varios cargos del gobierno Santos, con la misión de renovar las directivas y planear un nuevo sistema de entrega de avales, tarea que arrancará en el segundo semestre de este año.

Y en las próximas semanas llegaría Jorge Enrique Vélez a la Dirección, en reemplazo del renunciado Lara.

La decisión la tienen que tomar los congresistas miembros del partido y muy posiblemente harán caso a Vargas.

Con la salida de Vélez serían cuatro los cupos gubernamentales que dejaría Cambio Radical en el Gobierno (con dos viceministerios y la Anla).

Aunque se hablaba de la llegada del ex ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, a este cargo, el ex funcionario nos dijo que lo rechazó porque se considera más técnico que político y porque quería estar al lado de Vargas en la campaña, y no en las oficinas del Partido.

Otros dos congresistas, por aparte, nos dijeron que Vélez no genera molestias internas en el partido, mientras que, según esas dos fuentes, Lara no es cercano a Henao. Además, justamente por no estar en ninguno de los grupos internos de Cambio, puede ayudar a pasar la página de recriminaciones por los avales de 2015.  

Vélez está en Cambio Radical desde mediados de la década pasada. Por ese partido fue representante a la Cámara por Antioquia y Senador, ésto último en reemplazo del destituido Luis Carlos Torres.

En 2010, después de que se quemó tratando de reelegirse como senador, el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Superintendente, cargo en el que está desde entonces y en el que ha aparecido como abanderado contra la corrupción, sobre todo en algunas coyunturas.

Por ejemplo, arrancando su gestión, y junto con Santos, reveló fallas en la titulación de más de 150 mil hectáreas en todo el país durante el gobierno Uribe; más recientemente, designado como Gobernador encargado de La Guajira, sacó a cuatro funcionarios del gabinete, lo amenazaron de muerte por parte de anónimos por las denuncias contra la administración de  Oneida Pinto (que la Fiscalía en su momento dijo que podrían provenir de parte de la detenida ex gobernadora) y en la Asamblea propusieron hacerle un examen mental para constatar que no estuviera loco.

“Vélez en la dirección lanza un mensaje de lucha contra la corrupción, él denunció lo que hizo Oneida allá y eso ayuda a cambiar la mirada del Partido”, nos dijo una persona cercana al círculo de Vargas, quien también confirmó que fue el propio Vicepresidente el que pidió que asumiera la dirección.Eso ocurre cuando, según la más reciente encuesta de Gallup muestra que el Vicepresidente-candidato se desplomó en la popularidad, pues cayó del 60 al 42 por ciento de imagen favorable y ahora está debajo de otros posibles contendores en las presidenciales, como Humberto de la Calle.

Según el senador Germán Varón esa encuesta es la foto de un país está desgastado por los escándalos de corrupción como Odebrecht y Reficar, y por eso entienden la llegada de Vélez como una forma de alinearse con lo que siente la gente.

Los de la U Radical

“También nos muestra que toca aceptar errores y que toca entregar mejores avales”, nos dijo otro Senador. Y por eso Vélez también llegará con un plan para afinar este sistema.

Tienen dos opciones: volver a centralizar la repartición de los avales, a través de la secretaría de Córdoba y la dirección de Vélez, o abrir inscripciones masivas para que quien quiera inscribirse a la lista lo haga.

En esta última, según un directivo de Cambio, hay una estrategia para ampliar el espectro de los simpatizantes de Cambio Radical, como jóvenes, universitarios, técnicos, empresarios.

De todos modos le seguirán jugando a buscar políticos con votos.

Como reportamos en La Silla Pacífico, en Nariño le coquetean a Teresa Enríquez Rosero (hermana del senador de La U Manuel Enríquez, que no repite curul); en Antioquia ya tienen a Guillermo Palacio, ex militante de La U y ex funcionario del gobernador Luis Pérez, como candidato al Senado, y al ex alcalde de Apartadó por La U, Gonzalo Giraldo; y también se les unirá el ex director del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, quien renunciará a La U en los próximos días para hacer campaña a Vargas Lleras y a los candidatos al Congreso de Cambio en Antioquia.

Además, se han acercado a grupos políticos cuesionados para que lleguen al partido, como los Gnecco del Cesar (que son de La U), el grupo de Alvaro 'Gordo' Garcia (condenado por la masacre de Macayepo y que hoy está en el viejo PIN con la senadora Teresita García) o los Aguilar en Santander.

En Bogotá arrancarán la búsqueda de otro senador en reemplazo de Carlos Fernando Galán quien, según cinco personas del Partido, no volverá al Congreso, posiblemente para lanzar candidatura a la Alcaldía en 2019.

Todo el plan comenzará a marchar una vez Vargas Lleras entregue su renuncia y, después de un par de semanas de vacaciones, arranque a pavimentar el camino a la Presidencia.

 

[summary] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

[format] => full_html [safe_value] =>

En medio de la descolgada en popularidad y superando una crisis interna en su Partido, el vicepresidente-candidato, Germán Vargas Lleras hará su acto de despedida del Gobierno este martes 14 de marzo y arrancará oficialmente su campaña presidencial.

Como ese día seguirá siendo funcionario del Gobierno (su carta de renuncia la pasará después y la deberá aprobar el Senado en sesiones ordinarias que arrancan el jueves 16), no podrá lanzar su plataforma de campaña pero sí mostrar lo que ha hecho durante los últimos años durante los mandatos de Juan Manuel Santos como ministro de Interior, Vivienda y Vicepresidente.

“Él ya asumirá la candidatura y la jefatura natural del partido, lo que es una ventaja, porque ya podrá hablar de lo que sea”, nos dijo un Senador de la colectividad.

Paralelamente, las directivas de su partido (a la que todo indica que llegará el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, que debe renunciar en las próximas semanas) arrancarán una recomposición para fortalecer su presencia regional, cumplir su meta de doblar la presencia en el Senado y ser el gran respaldo en estructura de Vargas en las presidenciales.

 

Todo eso con una estrategia de conseguir políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Despedida para mostrar ejecución

Vargas está recorriendo las últimas etapas de la gira que arrancó a inicios de febrero por los 100 municipios a los que le faltaba por llegar con proyectos de agua, alcantarillado y vivienda, además de otros donde puede mostrar obras importantes, para mostrar su gestión.

Por ejemplo, el sábado pasado inauguró la intersección vial La Fuente en Manizales, de 600 metros de longitud, que hace parte de la megaobra para unir a la capital de Caldas con Medellín; y el lunes puso dos primeras piedras para la construcción de 600 casas gratis en San Pablo y Tumaco, en Nariño.

Desde la semana pasada, al vicepresidente-candidato lo acompaña quien hasta el martes es su jefe, el Presidente.

“Santos lo acompaña para mostrar que él es su jefe, mostrar ejecución y que él (Santos) lo puso en la vicepresidencia donde tuvo toda esa pantalla”, nos dijo un senador de La U que conoce tanto a Vargas como a Santos y sabe de esa movida.

Con los eventos de hoy y este fin de semana en Putumayo, Caquetá y Santander, para inaugurar proyectos de vivienda y poner primeras piedras, culmina la gestión de Vargas en la Vicepresidencia y en el Gobierno.

El martes, en Corferias en Bogotá, hará un informe de gestión de lo que ha hecho en 6 años en el Gobierno, por lo que hablará de lo que hizo en la Vicepresidencia y en los ministerios de Vivienda e Interior. Seguramente le dará gran importancia a todas las obras que hizo, como las 100 mil casas gratis y las carreteras.

Fuera del Gobierno, ¿medio afuera de la paz?

A ese evento la Vicepresidencia invitó a congresistas de todos los partidos de la coalición de Gobierno (aún no hay lista de confirmados, nos dijeron de esa entidad), empresarios, gremios, jefes de medios de comunicación y Santos.

Una vez le sea aceptada la renuncia, pasará a despachar desde la fundación Carlos Lleras Restrepo, que él mismo constituyó en 2005 cuando era Senador y presidente de Cambio Radical.

Aunque en medios han especulado que Vargas no regresará al Partido porque irá a la Fundación, ésta fue creada para ser soporte ideológico y académico de Cambio Radical. Así que desde allí Vargas le puede dar línea a su Partido sin tener las limitaciones legales de ser directiva de un partido.

Esa línea va a ser más directa que la que ha tenido como Vicepresidente, pues ya no tendrá ninguna limitación para participar en política. Y, según nos dijo un Senador, será especialmente clara para los proyectos que aterrizan el acuerdo de paz vía fast-track.

El año pasado, justo después de la segunda firma del Acuerdo con las Farc, Vargas pidió a su bancada (de 16 representantes y 9 senadores) proponer al Gobierno que en el trámite de esos proyectos se hicieran algunos cambios en puntos en los que hubo avances con la renegociación con el No, pero que a su juicio debían mejorar, como la Justicia Especial para la Paz.

Eso es lo que parece haber ocurrido.

El apoyo de Cambio a la reforma constitucional para crear esa justicia ha sido matizado: si bien en Cámara el ex presidente de la colectividad Rodrigo Lara fue coordinador ponente y actuó alineado con el Gobierno, en la votación en esa plenaria solo dos de los 16 de los representantes votaron a favor de esa ponencia.

En Senado, Cambio no tuvo ponente, y en los últimos días el senador Germán Varón ha mostrado dudas en torno a temas sensibles como la protección a los civiles y la selección de magistrados.

Mientras de es amanera el Partido de Vargas ha terminado mostrando un apoyo con críticas a la paz, que lo distancia del apoyo casi incondicional de sus socios en la Unidad Nacional, por dentro, Cambio comenzó a prepararse para la llegada de su candidato.

Un Cambio en sus banderas: la anticorrupción

Vargas ha puesto fichas que tienen como misión renovar la imagen del Partido y dejar atrás las críticas que surgieron a raíz de los avales que entregó para las pasadas elecciones regionales y que terminaron con escándalos como el de Oneida Pinto y el de Kiko Gómez.

Desde diciembre llegó a la secretaría general Germán Córdoba, quien había acompañado a Vargas en varios cargos del gobierno Santos, con la misión de renovar las directivas y planear un nuevo sistema de entrega de avales, tarea que arrancará en el segundo semestre de este año.

Y en las próximas semanas llegaría Jorge Enrique Vélez a la Dirección, en reemplazo del renunciado Lara.

La decisión la tienen que tomar los congresistas miembros del partido y muy posiblemente harán caso a Vargas.

Con la salida de Vélez serían cuatro los cupos gubernamentales que dejaría Cambio Radical en el Gobierno (con dos viceministerios y la Anla).

Aunque se hablaba de la llegada del ex ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, a este cargo, el ex funcionario nos dijo que lo rechazó porque se considera más técnico que político y porque quería estar al lado de Vargas en la campaña, y no en las oficinas del Partido.

Otros dos congresistas, por aparte, nos dijeron que Vélez no genera molestias internas en el partido, mientras que, según esas dos fuentes, Lara no es cercano a Henao. Además, justamente por no estar en ninguno de los grupos internos de Cambio, puede ayudar a pasar la página de recriminaciones por los avales de 2015.  

Vélez está en Cambio Radical desde mediados de la década pasada. Por ese partido fue representante a la Cámara por Antioquia y Senador, ésto último en reemplazo del destituido Luis Carlos Torres.

En 2010, después de que se quemó tratando de reelegirse como senador, el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Superintendente, cargo en el que está desde entonces y en el que ha aparecido como abanderado contra la corrupción, sobre todo en algunas coyunturas.

Por ejemplo, arrancando su gestión, y junto con Santos, reveló fallas en la titulación de más de 150 mil hectáreas en todo el país durante el gobierno Uribe; más recientemente, designado como Gobernador encargado de La Guajira, sacó a cuatro funcionarios del gabinete, lo amenazaron de muerte por parte de anónimos por las denuncias contra la administración de  Oneida Pinto (que la Fiscalía en su momento dijo que podrían provenir de parte de la detenida ex gobernadora) y en la Asamblea propusieron hacerle un examen mental para constatar que no estuviera loco.

“Vélez en la dirección lanza un mensaje de lucha contra la corrupción, él denunció lo que hizo Oneida allá y eso ayuda a cambiar la mirada del Partido”, nos dijo una persona cercana al círculo de Vargas, quien también confirmó que fue el propio Vicepresidente el que pidió que asumiera la dirección.Eso ocurre cuando, según la más reciente encuesta de Gallup muestra que el Vicepresidente-candidato se desplomó en la popularidad, pues cayó del 60 al 42 por ciento de imagen favorable y ahora está debajo de otros posibles contendores en las presidenciales, como Humberto de la Calle.

Según el senador Germán Varón esa encuesta es la foto de un país está desgastado por los escándalos de corrupción como Odebrecht y Reficar, y por eso entienden la llegada de Vélez como una forma de alinearse con lo que siente la gente.

Los de la U Radical

“También nos muestra que toca aceptar errores y que toca entregar mejores avales”, nos dijo otro Senador. Y por eso Vélez también llegará con un plan para afinar este sistema.

Tienen dos opciones: volver a centralizar la repartición de los avales, a través de la secretaría de Córdoba y la dirección de Vélez, o abrir inscripciones masivas para que quien quiera inscribirse a la lista lo haga.

En esta última, según un directivo de Cambio, hay una estrategia para ampliar el espectro de los simpatizantes de Cambio Radical, como jóvenes, universitarios, técnicos, empresarios.

De todos modos le seguirán jugando a buscar políticos con votos.

Como reportamos en La Silla Pacífico, en Nariño le coquetean a Teresa Enríquez Rosero (hermana del senador de La U Manuel Enríquez, que no repite curul); en Antioquia ya tienen a Guillermo Palacio, ex militante de La U y ex funcionario del gobernador Luis Pérez, como candidato al Senado, y al ex alcalde de Apartadó por La U, Gonzalo Giraldo; y también se les unirá el ex director del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, quien renunciará a La U en los próximos días para hacer campaña a Vargas Lleras y a los candidatos al Congreso de Cambio en Antioquia.

Además, se han acercado a grupos políticos cuesionados para que lleguen al partido, como los Gnecco del Cesar (que son de La U), el grupo de Alvaro 'Gordo' Garcia (condenado por la masacre de Macayepo y que hoy está en el viejo PIN con la senadora Teresita García) o los Aguilar en Santander.

En Bogotá arrancarán la búsqueda de otro senador en reemplazo de Carlos Fernando Galán quien, según cinco personas del Partido, no volverá al Congreso, posiblemente para lanzar candidatura a la Alcaldía en 2019.

Todo el plan comenzará a marchar una vez Vargas Lleras entregue su renuncia y, después de un par de semanas de vacaciones, arranque a pavimentar el camino a la Presidencia.

 

[safe_summary] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65991 [uid] => 10012646 [filename] => vargas_santos_final.jpg [uri] => public://portadas/vargas_santos_final.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 134419 [status] => 1 [timestamp] => 1489296586 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => Este fin de semana terminará la gira de Vargas Lleras con su jefe, Juan Manuel Santos. El martes hará su informe de gestión. Foto: Vicepresidencia de la República. [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 59376 ) [1] => Array ( [target_id] => 59595 ) [2] => Array ( [target_id] => 59538 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35519 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24571 ) [1] => Array ( [tid] => 24569 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56476 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 32799 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191716 [last_comment_timestamp] => 1489243882 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 44798 [comment_count] => 13 [name] => Tatiana Duque [picture] => stdClass Object ( [fid] => 62983 [uid] => 10012646 [filename] => picture-10012646-1477491391.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-10012646-1477491391.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 102680 [status] => 1 [timestamp] => 1477491391 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 400 [width] => 400 ) [alt] => [title] => [height] => 400 [width] => 400 ) [data] => a:8:{s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

En medio de la descolgada en popularidad y superando una crisis interna en su Partido, el vicepresidente-candidato, Germán Vargas Lleras hará su acto de despedida del Gobierno este martes 14 de marzo y arrancará oficialmente su campaña presidencial.

Como ese día seguirá siendo funcionario del Gobierno (su carta de renuncia la pasará después y la deberá aprobar el Senado en sesiones ordinarias que arrancan el jueves 16), no podrá lanzar su plataforma de campaña pero sí mostrar lo que ha hecho durante los últimos años durante los mandatos de Juan Manuel Santos como ministro de Interior, Vivienda y Vicepresidente.

“Él ya asumirá la candidatura y la jefatura natural del partido, lo que es una ventaja, porque ya podrá hablar de lo que sea”, nos dijo un Senador de la colectividad.

Paralelamente, las directivas de su partido (a la que todo indica que llegará el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, que debe renunciar en las próximas semanas) arrancarán una recomposición para fortalecer su presencia regional, cumplir su meta de doblar la presencia en el Senado y ser el gran respaldo en estructura de Vargas en las presidenciales.

 

Todo eso con una estrategia de conseguir políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Despedida para mostrar ejecución

Vargas está recorriendo las últimas etapas de la gira que arrancó a inicios de febrero por los 100 municipios a los que le faltaba por llegar con proyectos de agua, alcantarillado y vivienda, además de otros donde puede mostrar obras importantes, para mostrar su gestión.

Por ejemplo, el sábado pasado inauguró la intersección vial La Fuente en Manizales, de 600 metros de longitud, que hace parte de la megaobra para unir a la capital de Caldas con Medellín; y el lunes puso dos primeras piedras para la construcción de 600 casas gratis en San Pablo y Tumaco, en Nariño.

Desde la semana pasada, al vicepresidente-candidato lo acompaña quien hasta el martes es su jefe, el Presidente.

“Santos lo acompaña para mostrar que él es su jefe, mostrar ejecución y que él (Santos) lo puso en la vicepresidencia donde tuvo toda esa pantalla”, nos dijo un senador de La U que conoce tanto a Vargas como a Santos y sabe de esa movida.

Con los eventos de hoy y este fin de semana en Putumayo, Caquetá y Santander, para inaugurar proyectos de vivienda y poner primeras piedras, culmina la gestión de Vargas en la Vicepresidencia y en el Gobierno.

El martes, en Corferias en Bogotá, hará un informe de gestión de lo que ha hecho en 6 años en el Gobierno, por lo que hablará de lo que hizo en la Vicepresidencia y en los ministerios de Vivienda e Interior. Seguramente le dará gran importancia a todas las obras que hizo, como las 100 mil casas gratis y las carreteras.

Fuera del Gobierno, ¿medio afuera de la paz?

A ese evento la Vicepresidencia invitó a congresistas de todos los partidos de la coalición de Gobierno (aún no hay lista de confirmados, nos dijeron de esa entidad), empresarios, gremios, jefes de medios de comunicación y Santos.

Una vez le sea aceptada la renuncia, pasará a despachar desde la fundación Carlos Lleras Restrepo, que él mismo constituyó en 2005 cuando era Senador y presidente de Cambio Radical.

Aunque en medios han especulado que Vargas no regresará al Partido porque irá a la Fundación, ésta fue creada para ser soporte ideológico y académico de Cambio Radical. Así que desde allí Vargas le puede dar línea a su Partido sin tener las limitaciones legales de ser directiva de un partido.

Esa línea va a ser más directa que la que ha tenido como Vicepresidente, pues ya no tendrá ninguna limitación para participar en política. Y, según nos dijo un Senador, será especialmente clara para los proyectos que aterrizan el acuerdo de paz vía fast-track.

El año pasado, justo después de la segunda firma del Acuerdo con las Farc, Vargas pidió a su bancada (de 16 representantes y 9 senadores) proponer al Gobierno que en el trámite de esos proyectos se hicieran algunos cambios en puntos en los que hubo avances con la renegociación con el No, pero que a su juicio debían mejorar, como la Justicia Especial para la Paz.

Eso es lo que parece haber ocurrido.

El apoyo de Cambio a la reforma constitucional para crear esa justicia ha sido matizado: si bien en Cámara el ex presidente de la colectividad Rodrigo Lara fue coordinador ponente y actuó alineado con el Gobierno, en la votación en esa plenaria solo dos de los 16 de los representantes votaron a favor de esa ponencia.

En Senado, Cambio no tuvo ponente, y en los últimos días el senador Germán Varón ha mostrado dudas en torno a temas sensibles como la protección a los civiles y la selección de magistrados.

Mientras de es amanera el Partido de Vargas ha terminado mostrando un apoyo con críticas a la paz, que lo distancia del apoyo casi incondicional de sus socios en la Unidad Nacional, por dentro, Cambio comenzó a prepararse para la llegada de su candidato.

Un Cambio en sus banderas: la anticorrupción

Vargas ha puesto fichas que tienen como misión renovar la imagen del Partido y dejar atrás las críticas que surgieron a raíz de los avales que entregó para las pasadas elecciones regionales y que terminaron con escándalos como el de Oneida Pinto y el de Kiko Gómez.

Desde diciembre llegó a la secretaría general Germán Córdoba, quien había acompañado a Vargas en varios cargos del gobierno Santos, con la misión de renovar las directivas y planear un nuevo sistema de entrega de avales, tarea que arrancará en el segundo semestre de este año.

Y en las próximas semanas llegaría Jorge Enrique Vélez a la Dirección, en reemplazo del renunciado Lara.

La decisión la tienen que tomar los congresistas miembros del partido y muy posiblemente harán caso a Vargas.

Con la salida de Vélez serían cuatro los cupos gubernamentales que dejaría Cambio Radical en el Gobierno (con dos viceministerios y la Anla).

Aunque se hablaba de la llegada del ex ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, a este cargo, el ex funcionario nos dijo que lo rechazó porque se considera más técnico que político y porque quería estar al lado de Vargas en la campaña, y no en las oficinas del Partido.

Otros dos congresistas, por aparte, nos dijeron que Vélez no genera molestias internas en el partido, mientras que, según esas dos fuentes, Lara no es cercano a Henao. Además, justamente por no estar en ninguno de los grupos internos de Cambio, puede ayudar a pasar la página de recriminaciones por los avales de 2015.  

Vélez está en Cambio Radical desde mediados de la década pasada. Por ese partido fue representante a la Cámara por Antioquia y Senador, ésto último en reemplazo del destituido Luis Carlos Torres.

En 2010, después de que se quemó tratando de reelegirse como senador, el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Superintendente, cargo en el que está desde entonces y en el que ha aparecido como abanderado contra la corrupción, sobre todo en algunas coyunturas.

Por ejemplo, arrancando su gestión, y junto con Santos, reveló fallas en la titulación de más de 150 mil hectáreas en todo el país durante el gobierno Uribe; más recientemente, designado como Gobernador encargado de La Guajira, sacó a cuatro funcionarios del gabinete, lo amenazaron de muerte por parte de anónimos por las denuncias contra la administración de  Oneida Pinto (que la Fiscalía en su momento dijo que podrían provenir de parte de la detenida ex gobernadora) y en la Asamblea propusieron hacerle un examen mental para constatar que no estuviera loco.

“Vélez en la dirección lanza un mensaje de lucha contra la corrupción, él denunció lo que hizo Oneida allá y eso ayuda a cambiar la mirada del Partido”, nos dijo una persona cercana al círculo de Vargas, quien también confirmó que fue el propio Vicepresidente el que pidió que asumiera la dirección.Eso ocurre cuando, según la más reciente encuesta de Gallup muestra que el Vicepresidente-candidato se desplomó en la popularidad, pues cayó del 60 al 42 por ciento de imagen favorable y ahora está debajo de otros posibles contendores en las presidenciales, como Humberto de la Calle.

Según el senador Germán Varón esa encuesta es la foto de un país está desgastado por los escándalos de corrupción como Odebrecht y Reficar, y por eso entienden la llegada de Vélez como una forma de alinearse con lo que siente la gente.

Los de la U Radical

“También nos muestra que toca aceptar errores y que toca entregar mejores avales”, nos dijo otro Senador. Y por eso Vélez también llegará con un plan para afinar este sistema.

Tienen dos opciones: volver a centralizar la repartición de los avales, a través de la secretaría de Córdoba y la dirección de Vélez, o abrir inscripciones masivas para que quien quiera inscribirse a la lista lo haga.

En esta última, según un directivo de Cambio, hay una estrategia para ampliar el espectro de los simpatizantes de Cambio Radical, como jóvenes, universitarios, técnicos, empresarios.

De todos modos le seguirán jugando a buscar políticos con votos.

Como reportamos en La Silla Pacífico, en Nariño le coquetean a Teresa Enríquez Rosero (hermana del senador de La U Manuel Enríquez, que no repite curul); en Antioquia ya tienen a Guillermo Palacio, ex militante de La U y ex funcionario del gobernador Luis Pérez, como candidato al Senado, y al ex alcalde de Apartadó por La U, Gonzalo Giraldo; y también se les unirá el ex director del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, quien renunciará a La U en los próximos días para hacer campaña a Vargas Lleras y a los candidatos al Congreso de Cambio en Antioquia.

Además, se han acercado a grupos políticos cuesionados para que lleguen al partido, como los Gnecco del Cesar (que son de La U), el grupo de Alvaro 'Gordo' Garcia (condenado por la masacre de Macayepo y que hoy está en el viejo PIN con la senadora Teresita García) o los Aguilar en Santander.

En Bogotá arrancarán la búsqueda de otro senador en reemplazo de Carlos Fernando Galán quien, según cinco personas del Partido, no volverá al Congreso, posiblemente para lanzar candidatura a la Alcaldía en 2019.

Todo el plan comenzará a marchar una vez Vargas Lleras entregue su renuncia y, después de un par de semanas de vacaciones, arranque a pavimentar el camino a la Presidencia.

 

[summary] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

[format] => full_html [safe_value] =>

En medio de la descolgada en popularidad y superando una crisis interna en su Partido, el vicepresidente-candidato, Germán Vargas Lleras hará su acto de despedida del Gobierno este martes 14 de marzo y arrancará oficialmente su campaña presidencial.

Como ese día seguirá siendo funcionario del Gobierno (su carta de renuncia la pasará después y la deberá aprobar el Senado en sesiones ordinarias que arrancan el jueves 16), no podrá lanzar su plataforma de campaña pero sí mostrar lo que ha hecho durante los últimos años durante los mandatos de Juan Manuel Santos como ministro de Interior, Vivienda y Vicepresidente.

“Él ya asumirá la candidatura y la jefatura natural del partido, lo que es una ventaja, porque ya podrá hablar de lo que sea”, nos dijo un Senador de la colectividad.

Paralelamente, las directivas de su partido (a la que todo indica que llegará el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, que debe renunciar en las próximas semanas) arrancarán una recomposición para fortalecer su presencia regional, cumplir su meta de doblar la presencia en el Senado y ser el gran respaldo en estructura de Vargas en las presidenciales.

 

Todo eso con una estrategia de conseguir políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Despedida para mostrar ejecución

Vargas está recorriendo las últimas etapas de la gira que arrancó a inicios de febrero por los 100 municipios a los que le faltaba por llegar con proyectos de agua, alcantarillado y vivienda, además de otros donde puede mostrar obras importantes, para mostrar su gestión.

Por ejemplo, el sábado pasado inauguró la intersección vial La Fuente en Manizales, de 600 metros de longitud, que hace parte de la megaobra para unir a la capital de Caldas con Medellín; y el lunes puso dos primeras piedras para la construcción de 600 casas gratis en San Pablo y Tumaco, en Nariño.

Desde la semana pasada, al vicepresidente-candidato lo acompaña quien hasta el martes es su jefe, el Presidente.

“Santos lo acompaña para mostrar que él es su jefe, mostrar ejecución y que él (Santos) lo puso en la vicepresidencia donde tuvo toda esa pantalla”, nos dijo un senador de La U que conoce tanto a Vargas como a Santos y sabe de esa movida.

Con los eventos de hoy y este fin de semana en Putumayo, Caquetá y Santander, para inaugurar proyectos de vivienda y poner primeras piedras, culmina la gestión de Vargas en la Vicepresidencia y en el Gobierno.

El martes, en Corferias en Bogotá, hará un informe de gestión de lo que ha hecho en 6 años en el Gobierno, por lo que hablará de lo que hizo en la Vicepresidencia y en los ministerios de Vivienda e Interior. Seguramente le dará gran importancia a todas las obras que hizo, como las 100 mil casas gratis y las carreteras.

Fuera del Gobierno, ¿medio afuera de la paz?

A ese evento la Vicepresidencia invitó a congresistas de todos los partidos de la coalición de Gobierno (aún no hay lista de confirmados, nos dijeron de esa entidad), empresarios, gremios, jefes de medios de comunicación y Santos.

Una vez le sea aceptada la renuncia, pasará a despachar desde la fundación Carlos Lleras Restrepo, que él mismo constituyó en 2005 cuando era Senador y presidente de Cambio Radical.

Aunque en medios han especulado que Vargas no regresará al Partido porque irá a la Fundación, ésta fue creada para ser soporte ideológico y académico de Cambio Radical. Así que desde allí Vargas le puede dar línea a su Partido sin tener las limitaciones legales de ser directiva de un partido.

Esa línea va a ser más directa que la que ha tenido como Vicepresidente, pues ya no tendrá ninguna limitación para participar en política. Y, según nos dijo un Senador, será especialmente clara para los proyectos que aterrizan el acuerdo de paz vía fast-track.

El año pasado, justo después de la segunda firma del Acuerdo con las Farc, Vargas pidió a su bancada (de 16 representantes y 9 senadores) proponer al Gobierno que en el trámite de esos proyectos se hicieran algunos cambios en puntos en los que hubo avances con la renegociación con el No, pero que a su juicio debían mejorar, como la Justicia Especial para la Paz.

Eso es lo que parece haber ocurrido.

El apoyo de Cambio a la reforma constitucional para crear esa justicia ha sido matizado: si bien en Cámara el ex presidente de la colectividad Rodrigo Lara fue coordinador ponente y actuó alineado con el Gobierno, en la votación en esa plenaria solo dos de los 16 de los representantes votaron a favor de esa ponencia.

En Senado, Cambio no tuvo ponente, y en los últimos días el senador Germán Varón ha mostrado dudas en torno a temas sensibles como la protección a los civiles y la selección de magistrados.

Mientras de es amanera el Partido de Vargas ha terminado mostrando un apoyo con críticas a la paz, que lo distancia del apoyo casi incondicional de sus socios en la Unidad Nacional, por dentro, Cambio comenzó a prepararse para la llegada de su candidato.

Un Cambio en sus banderas: la anticorrupción

Vargas ha puesto fichas que tienen como misión renovar la imagen del Partido y dejar atrás las críticas que surgieron a raíz de los avales que entregó para las pasadas elecciones regionales y que terminaron con escándalos como el de Oneida Pinto y el de Kiko Gómez.

Desde diciembre llegó a la secretaría general Germán Córdoba, quien había acompañado a Vargas en varios cargos del gobierno Santos, con la misión de renovar las directivas y planear un nuevo sistema de entrega de avales, tarea que arrancará en el segundo semestre de este año.

Y en las próximas semanas llegaría Jorge Enrique Vélez a la Dirección, en reemplazo del renunciado Lara.

La decisión la tienen que tomar los congresistas miembros del partido y muy posiblemente harán caso a Vargas.

Con la salida de Vélez serían cuatro los cupos gubernamentales que dejaría Cambio Radical en el Gobierno (con dos viceministerios y la Anla).

Aunque se hablaba de la llegada del ex ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, a este cargo, el ex funcionario nos dijo que lo rechazó porque se considera más técnico que político y porque quería estar al lado de Vargas en la campaña, y no en las oficinas del Partido.

Otros dos congresistas, por aparte, nos dijeron que Vélez no genera molestias internas en el partido, mientras que, según esas dos fuentes, Lara no es cercano a Henao. Además, justamente por no estar en ninguno de los grupos internos de Cambio, puede ayudar a pasar la página de recriminaciones por los avales de 2015.  

Vélez está en Cambio Radical desde mediados de la década pasada. Por ese partido fue representante a la Cámara por Antioquia y Senador, ésto último en reemplazo del destituido Luis Carlos Torres.

En 2010, después de que se quemó tratando de reelegirse como senador, el presidente Juan Manuel Santos lo nombró Superintendente, cargo en el que está desde entonces y en el que ha aparecido como abanderado contra la corrupción, sobre todo en algunas coyunturas.

Por ejemplo, arrancando su gestión, y junto con Santos, reveló fallas en la titulación de más de 150 mil hectáreas en todo el país durante el gobierno Uribe; más recientemente, designado como Gobernador encargado de La Guajira, sacó a cuatro funcionarios del gabinete, lo amenazaron de muerte por parte de anónimos por las denuncias contra la administración de  Oneida Pinto (que la Fiscalía en su momento dijo que podrían provenir de parte de la detenida ex gobernadora) y en la Asamblea propusieron hacerle un examen mental para constatar que no estuviera loco.

“Vélez en la dirección lanza un mensaje de lucha contra la corrupción, él denunció lo que hizo Oneida allá y eso ayuda a cambiar la mirada del Partido”, nos dijo una persona cercana al círculo de Vargas, quien también confirmó que fue el propio Vicepresidente el que pidió que asumiera la dirección.Eso ocurre cuando, según la más reciente encuesta de Gallup muestra que el Vicepresidente-candidato se desplomó en la popularidad, pues cayó del 60 al 42 por ciento de imagen favorable y ahora está debajo de otros posibles contendores en las presidenciales, como Humberto de la Calle.

Según el senador Germán Varón esa encuesta es la foto de un país está desgastado por los escándalos de corrupción como Odebrecht y Reficar, y por eso entienden la llegada de Vélez como una forma de alinearse con lo que siente la gente.

Los de la U Radical

“También nos muestra que toca aceptar errores y que toca entregar mejores avales”, nos dijo otro Senador. Y por eso Vélez también llegará con un plan para afinar este sistema.

Tienen dos opciones: volver a centralizar la repartición de los avales, a través de la secretaría de Córdoba y la dirección de Vélez, o abrir inscripciones masivas para que quien quiera inscribirse a la lista lo haga.

En esta última, según un directivo de Cambio, hay una estrategia para ampliar el espectro de los simpatizantes de Cambio Radical, como jóvenes, universitarios, técnicos, empresarios.

De todos modos le seguirán jugando a buscar políticos con votos.

Como reportamos en La Silla Pacífico, en Nariño le coquetean a Teresa Enríquez Rosero (hermana del senador de La U Manuel Enríquez, que no repite curul); en Antioquia ya tienen a Guillermo Palacio, ex militante de La U y ex funcionario del gobernador Luis Pérez, como candidato al Senado, y al ex alcalde de Apartadó por La U, Gonzalo Giraldo; y también se les unirá el ex director del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada, quien renunciará a La U en los próximos días para hacer campaña a Vargas Lleras y a los candidatos al Congreso de Cambio en Antioquia.

Además, se han acercado a grupos políticos cuesionados para que lleguen al partido, como los Gnecco del Cesar (que son de La U), el grupo de Alvaro 'Gordo' Garcia (condenado por la masacre de Macayepo y que hoy está en el viejo PIN con la senadora Teresita García) o los Aguilar en Santander.

En Bogotá arrancarán la búsqueda de otro senador en reemplazo de Carlos Fernando Galán quien, según cinco personas del Partido, no volverá al Congreso, posiblemente para lanzar candidatura a la Alcaldía en 2019.

Todo el plan comenzará a marchar una vez Vargas Lleras entregue su renuncia y, después de un par de semanas de vacaciones, arranque a pavimentar el camino a la Presidencia.

 

[safe_summary] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

) ) [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60106 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment-comments] => Array ( [title] => 13 comentarios [href] => node/60106 [attributes] => Array ( [title] => Ir al primer comentario de este post. ) [fragment] => comments [html] => 1 ) [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#sorted] => 1 [#children] =>
Silla Nacional

El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras

Por Tatiana Duque · 10 de Marzo de 2017

3304

13

Fuera del Gobierno, el vicepresidente-candidato y su partido arrancarán una estrategia para 2018 basada en captar políticos de otros partidos (sobre todo La U) y de tener banderas de ejecución, anticorrupción y apoyo a la paz de Santos, pero con críticas.

Contexto

[#printed] => 1 ) [60105] => Array ( [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => simplenews [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [href] => node/60105 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60105 [bundle] => simplenews [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60725 [uid] => 23586 [title] => Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60105 [type] => simplenews [language] => es [created] => 1489106684 [changed] => 1489140245 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489140245 [revision_uid] => 10012646 [field_simplenews_term] => Array ( [es] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 7108 ) ) ) [field_resumen] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: [format] => [safe_value] => La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: ) ) ) [field_items_boletin] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60106 ) [1] => Array ( [target_id] => 60097 ) [2] => Array ( [target_id] => 60089 ) [3] => Array ( [target_id] => 60084 ) [4] => Array ( [target_id] => 60083 ) [5] => Array ( [target_id] => 60104 ) [6] => Array ( [target_id] => 60095 ) ) ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1489106684 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 23586 [comment_count] => 0 [simplenews] => stdClass Object ( [nid] => 60105 [tid] => 7108 [status] => 2 [sent_subscriber_count] => 38473 [name] => Boletín La Silla Vacía [description] => Boletín de La Silla Vacía [weight] => 12 ) [name] => Eduardo Briceño [picture] => stdClass Object ( [fid] => 51972 [uid] => 23586 [filename] => picture-23586-1427903241.jpg [uri] => public://mipuesto/pictures/picture-23586-1427903241.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 19397 [status] => 1 [timestamp] => 1427903241 [type] => undefined [library] => 0 [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( ) [alt] => [title] => ) [data] => a:22:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:15:"simplenews-5576";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:0:"";s:7:"captcha";s:0:"";s:11:"captcha_sid";i:14527;s:13:"captcha_token";s:32:"0a841862c9868a6fa9648bc2bd3ef367";s:16:"captcha_response";s:5:"ttjxc";s:16:"picture_uploaded";b:1;s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-e140d742a956247ebf7352fda5e120c6";s:11:"newsletters";a:4:{i:2;i:2;i:5576;i:5576;i:5678;i:0;i:5687;i:0;}s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60105 ) ) ) [#weight] => 1 [#children] => ) [60097] => Array ( [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60717 [uid] => 177 [title] => Cárdenas, cada vez más poderoso en Palacio [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60097 [type] => historia [language] => es [created] => 1489095975 [changed] => 1489097995 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489097995 [revision_uid] => 177 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo lo habla al oído al presidente Juan Manuel Santos y tiene su confianza, sino que Santos empieza a rodearse con personas cercanas a él.

Esta semana se publicó la hoja de vida de quien va a ser la nueva secretaria jurídica de Palacio, reemplazando a Cristina Pardo,-quien llegó al cargo con Santos en 2010 y renunció para ser magistrada de la Corte Constitucional.

Se trata de Claudia Isabel González, una abogada manizalita de El Rosario que ha hecho toda su carrera en el Estado: fue jefe de personal de Findeter y de Ferrovías, subdirectora de programación y seguimiento del DNP en 2001 y 2002, directora administrativa del polémico Luis Camilo Osorio en la Fiscalía entre 2002 y 2005, y secretaria general de Felipe Muñoz en el DAS entre 2009 y 2011.

Cárdenas se la llevó de allí tan pronto llegó al gobierno Santos como ministro de Minas, en septiembre de 2011 (la nombró en diciembre). Ha ocupado un cargo de mucha confianza, pues ha sido su secretaria general en Minas y luego en Hacienda.

Ahora se convierte en la conciencia jurídica de Palacio, por lo que dirige el equipo que revisa todos los decretos y los proyectos de ley del Gobierno. Jugará un papel especialmente importante con el fast - track, pues es quien da el visto bueno final, desde lo jurídico, a los proyectos que los ministros quieren que se presenten al Congreso o se conviertan en decretos con fuerza de ley a través de ese mecanismo.

Pero ese es solo el segundo nombramiento de alguien cercano a Cárdenas en Palacio en un mes: desde hace dos semanas hay un nuevo secretario técnico del Consejo de Ministros, después de que Juan Francisco Espinoza se fue a manejar la Uiaf. Y, como Espinoza, viene de trabajar con Cárdenas.

Se trata de Pablo Cárdenas (no es familiar del ministro), un abogado uniandino con maestría en administración pública de Harvard. Cárdenas lleva cuatro años trabajando con el ministro y desde febrero llegó a la casa de Nariño a trabajar con el secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, en la organización de los consejos y como su apoyo jurídico para varios temas.

[summary] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

[format] => full_html [safe_value] =>

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo lo habla al oído al presidente Juan Manuel Santos y tiene su confianza, sino que Santos empieza a rodearse con personas cercanas a él.

Esta semana se publicó la hoja de vida de quien va a ser la nueva secretaria jurídica de Palacio, reemplazando a Cristina Pardo,-quien llegó al cargo con Santos en 2010 y renunció para ser magistrada de la Corte Constitucional.

Se trata de Claudia Isabel González, una abogada manizalita de El Rosario que ha hecho toda su carrera en el Estado: fue jefe de personal de Findeter y de Ferrovías, subdirectora de programación y seguimiento del DNP en 2001 y 2002, directora administrativa del polémico Luis Camilo Osorio en la Fiscalía entre 2002 y 2005, y secretaria general de Felipe Muñoz en el DAS entre 2009 y 2011.

Cárdenas se la llevó de allí tan pronto llegó al gobierno Santos como ministro de Minas, en septiembre de 2011 (la nombró en diciembre). Ha ocupado un cargo de mucha confianza, pues ha sido su secretaria general en Minas y luego en Hacienda.

Ahora se convierte en la conciencia jurídica de Palacio, por lo que dirige el equipo que revisa todos los decretos y los proyectos de ley del Gobierno. Jugará un papel especialmente importante con el fast - track, pues es quien da el visto bueno final, desde lo jurídico, a los proyectos que los ministros quieren que se presenten al Congreso o se conviertan en decretos con fuerza de ley a través de ese mecanismo.

Pero ese es solo el segundo nombramiento de alguien cercano a Cárdenas en Palacio en un mes: desde hace dos semanas hay un nuevo secretario técnico del Consejo de Ministros, después de que Juan Francisco Espinoza se fue a manejar la Uiaf. Y, como Espinoza, viene de trabajar con Cárdenas.

Se trata de Pablo Cárdenas (no es familiar del ministro), un abogado uniandino con maestría en administración pública de Harvard. Cárdenas lleva cuatro años trabajando con el ministro y desde febrero llegó a la casa de Nariño a trabajar con el secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, en la organización de los consejos y como su apoyo jurídico para varios temas.

[safe_summary] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65975 [uid] => 177 [filename] => cardenas.jpg [uri] => public://portadas/cardenas.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 93133 [status] => 1 [timestamp] => 1489097995 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35502 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24579 ) [1] => Array ( [tid] => 5404 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56683 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

[format] => full_html [safe_value] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191696 [last_comment_timestamp] => 1489152052 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10012911 [comment_count] => 5 [name] => juaneslewin [picture] => 55923 [data] => a:19:{s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:4:"type";s:6:"perfil";s:7:"contact";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-8c04ba0c9385776dcc35f4ffeaca5d9b";s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:9:"nodewords";a:7:{s:8:"abstract";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"canonical";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"copyright";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:11:"description";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:8:"keywords";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:13:"revisit-after";a:1:{s:5:"value";s:1:"1";}s:6:"robots";a:2:{s:5:"value";a:6:{s:9:"noarchive";i:0;s:8:"nofollow";i:0;s:7:"noindex";i:0;s:5:"noodp";i:0;s:9:"nosnippet";i:0;s:6:"noydir";i:0;}s:11:"use_default";i:0;}}s:17:"comments_per_page";s:3:"300";s:16:"picture_uploaded";b:0;s:11:"newsletters";a:1:{i:2;i:2;}s:13:"select_avatar";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo lo habla al oído al presidente Juan Manuel Santos y tiene su confianza, sino que Santos empieza a rodearse con personas cercanas a él.

Esta semana se publicó la hoja de vida de quien va a ser la nueva secretaria jurídica de Palacio, reemplazando a Cristina Pardo,-quien llegó al cargo con Santos en 2010 y renunció para ser magistrada de la Corte Constitucional.

Se trata de Claudia Isabel González, una abogada manizalita de El Rosario que ha hecho toda su carrera en el Estado: fue jefe de personal de Findeter y de Ferrovías, subdirectora de programación y seguimiento del DNP en 2001 y 2002, directora administrativa del polémico Luis Camilo Osorio en la Fiscalía entre 2002 y 2005, y secretaria general de Felipe Muñoz en el DAS entre 2009 y 2011.

Cárdenas se la llevó de allí tan pronto llegó al gobierno Santos como ministro de Minas, en septiembre de 2011 (la nombró en diciembre). Ha ocupado un cargo de mucha confianza, pues ha sido su secretaria general en Minas y luego en Hacienda.

Ahora se convierte en la conciencia jurídica de Palacio, por lo que dirige el equipo que revisa todos los decretos y los proyectos de ley del Gobierno. Jugará un papel especialmente importante con el fast - track, pues es quien da el visto bueno final, desde lo jurídico, a los proyectos que los ministros quieren que se presenten al Congreso o se conviertan en decretos con fuerza de ley a través de ese mecanismo.

Pero ese es solo el segundo nombramiento de alguien cercano a Cárdenas en Palacio en un mes: desde hace dos semanas hay un nuevo secretario técnico del Consejo de Ministros, después de que Juan Francisco Espinoza se fue a manejar la Uiaf. Y, como Espinoza, viene de trabajar con Cárdenas.

Se trata de Pablo Cárdenas (no es familiar del ministro), un abogado uniandino con maestría en administración pública de Harvard. Cárdenas lleva cuatro años trabajando con el ministro y desde febrero llegó a la casa de Nariño a trabajar con el secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, en la organización de los consejos y como su apoyo jurídico para varios temas.

[summary] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

[format] => full_html [safe_value] =>

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo lo habla al oído al presidente Juan Manuel Santos y tiene su confianza, sino que Santos empieza a rodearse con personas cercanas a él.

Esta semana se publicó la hoja de vida de quien va a ser la nueva secretaria jurídica de Palacio, reemplazando a Cristina Pardo,-quien llegó al cargo con Santos en 2010 y renunció para ser magistrada de la Corte Constitucional.

Se trata de Claudia Isabel González, una abogada manizalita de El Rosario que ha hecho toda su carrera en el Estado: fue jefe de personal de Findeter y de Ferrovías, subdirectora de programación y seguimiento del DNP en 2001 y 2002, directora administrativa del polémico Luis Camilo Osorio en la Fiscalía entre 2002 y 2005, y secretaria general de Felipe Muñoz en el DAS entre 2009 y 2011.

Cárdenas se la llevó de allí tan pronto llegó al gobierno Santos como ministro de Minas, en septiembre de 2011 (la nombró en diciembre). Ha ocupado un cargo de mucha confianza, pues ha sido su secretaria general en Minas y luego en Hacienda.

Ahora se convierte en la conciencia jurídica de Palacio, por lo que dirige el equipo que revisa todos los decretos y los proyectos de ley del Gobierno. Jugará un papel especialmente importante con el fast - track, pues es quien da el visto bueno final, desde lo jurídico, a los proyectos que los ministros quieren que se presenten al Congreso o se conviertan en decretos con fuerza de ley a través de ese mecanismo.

Pero ese es solo el segundo nombramiento de alguien cercano a Cárdenas en Palacio en un mes: desde hace dos semanas hay un nuevo secretario técnico del Consejo de Ministros, después de que Juan Francisco Espinoza se fue a manejar la Uiaf. Y, como Espinoza, viene de trabajar con Cárdenas.

Se trata de Pablo Cárdenas (no es familiar del ministro), un abogado uniandino con maestría en administración pública de Harvard. Cárdenas lleva cuatro años trabajando con el ministro y desde febrero llegó a la casa de Nariño a trabajar con el secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, en la organización de los consejos y como su apoyo jurídico para varios temas.

[safe_summary] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

) ) [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Cárdenas, cada vez más poderoso en Palacio [href] => node/60097 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Cárdenas, cada vez más poderoso en Palacio ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment-comments] => Array ( [title] => 5 comentarios [href] => node/60097 [attributes] => Array ( [title] => Ir al primer comentario de este post. ) [fragment] => comments [html] => 1 ) [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60097 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60717 [uid] => 177 [title] => Cárdenas, cada vez más poderoso en Palacio [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60097 [type] => historia [language] => es [created] => 1489095975 [changed] => 1489097995 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489097995 [revision_uid] => 177 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo lo habla al oído al presidente Juan Manuel Santos y tiene su confianza, sino que Santos empieza a rodearse con personas cercanas a él.

Esta semana se publicó la hoja de vida de quien va a ser la nueva secretaria jurídica de Palacio, reemplazando a Cristina Pardo,-quien llegó al cargo con Santos en 2010 y renunció para ser magistrada de la Corte Constitucional.

Se trata de Claudia Isabel González, una abogada manizalita de El Rosario que ha hecho toda su carrera en el Estado: fue jefe de personal de Findeter y de Ferrovías, subdirectora de programación y seguimiento del DNP en 2001 y 2002, directora administrativa del polémico Luis Camilo Osorio en la Fiscalía entre 2002 y 2005, y secretaria general de Felipe Muñoz en el DAS entre 2009 y 2011.

Cárdenas se la llevó de allí tan pronto llegó al gobierno Santos como ministro de Minas, en septiembre de 2011 (la nombró en diciembre). Ha ocupado un cargo de mucha confianza, pues ha sido su secretaria general en Minas y luego en Hacienda.

Ahora se convierte en la conciencia jurídica de Palacio, por lo que dirige el equipo que revisa todos los decretos y los proyectos de ley del Gobierno. Jugará un papel especialmente importante con el fast - track, pues es quien da el visto bueno final, desde lo jurídico, a los proyectos que los ministros quieren que se presenten al Congreso o se conviertan en decretos con fuerza de ley a través de ese mecanismo.

Pero ese es solo el segundo nombramiento de alguien cercano a Cárdenas en Palacio en un mes: desde hace dos semanas hay un nuevo secretario técnico del Consejo de Ministros, después de que Juan Francisco Espinoza se fue a manejar la Uiaf. Y, como Espinoza, viene de trabajar con Cárdenas.

Se trata de Pablo Cárdenas (no es familiar del ministro), un abogado uniandino con maestría en administración pública de Harvard. Cárdenas lleva cuatro años trabajando con el ministro y desde febrero llegó a la casa de Nariño a trabajar con el secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, en la organización de los consejos y como su apoyo jurídico para varios temas.

[summary] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

[format] => full_html [safe_value] =>

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo lo habla al oído al presidente Juan Manuel Santos y tiene su confianza, sino que Santos empieza a rodearse con personas cercanas a él.

Esta semana se publicó la hoja de vida de quien va a ser la nueva secretaria jurídica de Palacio, reemplazando a Cristina Pardo,-quien llegó al cargo con Santos en 2010 y renunció para ser magistrada de la Corte Constitucional.

Se trata de Claudia Isabel González, una abogada manizalita de El Rosario que ha hecho toda su carrera en el Estado: fue jefe de personal de Findeter y de Ferrovías, subdirectora de programación y seguimiento del DNP en 2001 y 2002, directora administrativa del polémico Luis Camilo Osorio en la Fiscalía entre 2002 y 2005, y secretaria general de Felipe Muñoz en el DAS entre 2009 y 2011.

Cárdenas se la llevó de allí tan pronto llegó al gobierno Santos como ministro de Minas, en septiembre de 2011 (la nombró en diciembre). Ha ocupado un cargo de mucha confianza, pues ha sido su secretaria general en Minas y luego en Hacienda.

Ahora se convierte en la conciencia jurídica de Palacio, por lo que dirige el equipo que revisa todos los decretos y los proyectos de ley del Gobierno. Jugará un papel especialmente importante con el fast - track, pues es quien da el visto bueno final, desde lo jurídico, a los proyectos que los ministros quieren que se presenten al Congreso o se conviertan en decretos con fuerza de ley a través de ese mecanismo.

Pero ese es solo el segundo nombramiento de alguien cercano a Cárdenas en Palacio en un mes: desde hace dos semanas hay un nuevo secretario técnico del Consejo de Ministros, después de que Juan Francisco Espinoza se fue a manejar la Uiaf. Y, como Espinoza, viene de trabajar con Cárdenas.

Se trata de Pablo Cárdenas (no es familiar del ministro), un abogado uniandino con maestría en administración pública de Harvard. Cárdenas lleva cuatro años trabajando con el ministro y desde febrero llegó a la casa de Nariño a trabajar con el secretario de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, en la organización de los consejos y como su apoyo jurídico para varios temas.

[safe_summary] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65975 [uid] => 177 [filename] => cardenas.jpg [uri] => public://portadas/cardenas.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 93133 [status] => 1 [timestamp] => 1489097995 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35502 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24579 ) [1] => Array ( [tid] => 5404 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56683 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

[format] => full_html [safe_value] =>

Dos persona de confianza del Ministro de Hacienda acaban de llegar a puestos claves en la Casa de Nariño.

) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191696 [last_comment_timestamp] => 1489152052 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10012911 [comment_count] => 5 [name] => juaneslewin [picture] => 55923 [data] => a:19:{s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:4:"type";s:6:"perfil";s:7:"contact";i:0;s:14:"picture_delete";s:0:"";s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-8c04ba0c9385776dcc35f4ffeaca5d9b";s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:9:"nodewords";a:7:{s:8:"abstract";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"canonical";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"copyright";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:11:"description";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:8:"keywords";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:13:"revisit-after";a:1:{s:5:"value";s:1:"1";}s:6:"robots";a:2:{s:5:"value";a:6:{s:9:"noarchive";i:0;s:8:"nofollow";i:0;s:7:"noindex";i:0;s:5:"noodp";i:0;s:9:"nosnippet";i:0;s:6:"noydir";i:0;}s:11:"use_default";i:0;}}s:17:"comments_per_page";s:3:"300";s:16:"picture_uploaded";b:0;s:11:"newsletters";a:1:{i:2;i:2;}s:13:"select_avatar";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60097 ) ) ) [#weight] => 2 ) [60089] => Array ( [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60709 [uid] => 38957 [title] => Los dos vasos de Aguadulce para Vargas [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60089 [type] => historia [language] => es [created] => 1489087595 [changed] => 1489337564 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489337564 [revision_uid] => 38957 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Ayer, durante la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación Vive Bailando de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile como parte del trabajo social que ha hecho la empresa en el primer puerto del Pacífico.

Pero no fue la única Vargas en el evento: también estuvo el vicepresidente, que ha sido uno de los mayores defensores del proyecto, como él mismo lo ha reconocido.

#ViveBailando presente en la inauguración del #PuertoAguadulce, considerado el más moderno del #Pacífico americano, con una muestra de baile pic.twitter.com/RescFHCtWD

— Vive Bailando (@ViveBailand0) 8 de marzo de 2017

 

Aguadulce es un gigante de socios internacionales (Container Terminal Services de Filipinas y PSA de Singapur) que entró en operación en noviembre del año pasado pisando fuerte. En Buenaventura promete robarle terreno a la Sociedad Portuaria, que el año pasado fue el responsable del 49 por ciento del comercio exterior que entra y sale del país.

Para llegar hasta aquí, Aguadulce pasó por nueve años de trámites con entidades locales y nacionales, una inversión de 320 millones de dólares y un largo proceso de consulta previa con los consejos comunitarios de los afros en Buenaventura.

En ese proceso la Fundación Aguadulce empezó a trabajar con la Fundación de la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas, que se dedica a usar el baile como herramienta para la transformación social, como ella ha explicado en entrevistas. Lo hizo, según supo La Silla, como parte de las actividades culturales a las que se comprometió Aguadulce con las comunidades que impacta.

 

No es la primera vez que Vive Bailando trabaja con grandes del sector privado; dentro de su portafolio hay proyectos similares con Coca-Cola, Argos y Anglo Gold Ashanti. Y con organizaciones internacionales como Nacionales Unidas.

Ahora está en un proyecto del que Vargas ha sido defensor público y al que ha ayudado.

El nombre del ‘Vice’ salió a relucir, por ejemplo, en junio del año pasado cuando el Alcalde de Buenaventura, Eliécer Torres, mandó a sellar las obras porque supuestamente la administración pasada había entregado la licencia de construcción de Aguadulce con irregularidades, sin cumplir con el plan parcial de la ciudad. Por eso, según el Torres, no pagaban impuestos ni dejaban entrar a los supervisores de la Alcaldía.

La decisión, duramente criticada por empresarios y gremios, se resolvió después de que Vargas Lleras intervino directamente. Como él mismo reconoció, llamó en tres oportunidades a la gobernadora del Valle y madrina política de Torres, Dilian Francisca Toro, y le exigió la reapertura de las obras. Además, tildó el episodio de “alcaldada”.

Ante eso el alcalde Torres quitó el sello personalmente y se reanudaron las obras.

“Lo que no nos ha faltado es diligencia para intervenir en el proceso”, dijo Vargas en la entrevista con la W Radio. "No podemos exponernos a que una firma de esta naturaleza reverse una decisión tan importante para el país".

Frente a lo ocurrido con el Alcalde de Buenaventura, anunció que el asunto iba a tener consecuencias disciplinarias e incluso investigaciones penales, con lo que no solo mostró que se la jugaba por Aguadulce sino que alcanzó a hablar duro contra los otros dos puertos de la ciudad.

"Existen dos factores que queremos investigar y profundizar. Uno de ellos es si todo este proceso francamente está relacionado con corrupción. Y lo segundo, que también vamos a investigar porque hay muchas especulaciones, es si esto simplemente corresponde a un acto de competencia desleal de quienes también están en el puerto de Buenaventura y han instigado a las autoridades a paralizar el avance de las obras para evitar tener una mayor competencia en el Puerto. Una de las dos, sin duda, es la causante de este problema", dijo.

Contó, además, que él ya se había apersonado antes en asuntos relacionados con Aguadulce.

"El año pasado tuvimos enormes contratiempos. Yo personalmente estuve al frente del licenciamiento de esta obra en [la secretaría de] Planeación de Buenaventura. No se imaginan qué contratiempos. Luego, nuevamente tuvimos dificultades en la expedición de la licencia en la Curaduría de Buenaventura. Cuando ya finalmente se sortearon, yo personalmente estuve presente cuando se recibieron las nuevas grúas y se puso en marcha la ampliación de este proyecto", dijo.  

Con la inauguración de ayer, Aguadulce entrará a operar a todo vapor y con la expectativa de quedarse con entre el 30 y el 40 por ciento de las operaciones del puerto. Y, aunque sea un proyecto privado, es otra de las realizaciones que el vicepresidente - candidato podrá mostrar desde la próxima semana, cuando deje de ser lo primero para convertirse de frente en lo segundo.

[summary] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

[format] => full_html [safe_value] =>

Ayer, durante la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación Vive Bailando de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile como parte del trabajo social que ha hecho la empresa en el primer puerto del Pacífico.

Pero no fue la única Vargas en el evento: también estuvo el vicepresidente, que ha sido uno de los mayores defensores del proyecto, como él mismo lo ha reconocido.

#ViveBailando presente en la inauguración del #PuertoAguadulce, considerado el más moderno del #Pacífico americano, con una muestra de baile pic.twitter.com/RescFHCtWD

— Vive Bailando () 8 de marzo de 2017

 

Aguadulce es un gigante de socios internacionales (Container Terminal Services de Filipinas y PSA de Singapur) que entró en operación en noviembre del año pasado pisando fuerte. En Buenaventura promete robarle terreno a la Sociedad Portuaria, que el año pasado fue el responsable del 49 por ciento del comercio exterior que entra y sale del país.

Para llegar hasta aquí, Aguadulce pasó por nueve años de trámites con entidades locales y nacionales, una inversión de 320 millones de dólares y un largo proceso de consulta previa con los consejos comunitarios de los afros en Buenaventura.

En ese proceso la Fundación Aguadulce empezó a trabajar con la Fundación de la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas, que se dedica a usar el baile como herramienta para la transformación social, como ella ha explicado en entrevistas. Lo hizo, según supo La Silla, como parte de las actividades culturales a las que se comprometió Aguadulce con las comunidades que impacta.

 

No es la primera vez que Vive Bailando trabaja con grandes del sector privado; dentro de su portafolio hay proyectos similares con Coca-Cola, Argos y Anglo Gold Ashanti. Y con organizaciones internacionales como Nacionales Unidas.

Ahora está en un proyecto del que Vargas ha sido defensor público y al que ha ayudado.

El nombre del ‘Vice’ salió a relucir, por ejemplo, en junio del año pasado cuando el Alcalde de Buenaventura, Eliécer Torres, mandó a sellar las obras porque supuestamente la administración pasada había entregado la licencia de construcción de Aguadulce con irregularidades, sin cumplir con el plan parcial de la ciudad. Por eso, según el Torres, no pagaban impuestos ni dejaban entrar a los supervisores de la Alcaldía.

La decisión, duramente criticada por empresarios y gremios, se resolvió después de que Vargas Lleras intervino directamente. Como él mismo reconoció, llamó en tres oportunidades a la gobernadora del Valle y madrina política de Torres, Dilian Francisca Toro, y le exigió la reapertura de las obras. Además, tildó el episodio de “alcaldada”.

Ante eso el alcalde Torres quitó el sello personalmente y se reanudaron las obras.

“Lo que no nos ha faltado es diligencia para intervenir en el proceso”, dijo Vargas en la entrevista con la W Radio. "No podemos exponernos a que una firma de esta naturaleza reverse una decisión tan importante para el país".

Frente a lo ocurrido con el Alcalde de Buenaventura, anunció que el asunto iba a tener consecuencias disciplinarias e incluso investigaciones penales, con lo que no solo mostró que se la jugaba por Aguadulce sino que alcanzó a hablar duro contra los otros dos puertos de la ciudad.

"Existen dos factores que queremos investigar y profundizar. Uno de ellos es si todo este proceso francamente está relacionado con corrupción. Y lo segundo, que también vamos a investigar porque hay muchas especulaciones, es si esto simplemente corresponde a un acto de competencia desleal de quienes también están en el puerto de Buenaventura y han instigado a las autoridades a paralizar el avance de las obras para evitar tener una mayor competencia en el Puerto. Una de las dos, sin duda, es la causante de este problema", dijo.

Contó, además, que él ya se había apersonado antes en asuntos relacionados con Aguadulce.

"El año pasado tuvimos enormes contratiempos. Yo personalmente estuve al frente del licenciamiento de esta obra en [la secretaría de] Planeación de Buenaventura. No se imaginan qué contratiempos. Luego, nuevamente tuvimos dificultades en la expedición de la licencia en la Curaduría de Buenaventura. Cuando ya finalmente se sortearon, yo personalmente estuve presente cuando se recibieron las nuevas grúas y se puso en marcha la ampliación de este proyecto", dijo.  

Con la inauguración de ayer, Aguadulce entrará a operar a todo vapor y con la expectativa de quedarse con entre el 30 y el 40 por ciento de las operaciones del puerto. Y, aunque sea un proyecto privado, es otra de las realizaciones que el vicepresidente - candidato podrá mostrar desde la próxima semana, cuando deje de ser lo primero para convertirse de frente en lo segundo.

[safe_summary] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65964 [uid] => 38957 [filename] => portada.jpg [uri] => public://portadas/portada_4.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 127725 [status] => 1 [timestamp] => 1489337564 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => Foto: Vicepresidencia [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 59182 ) [1] => Array ( [target_id] => 58360 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 3154 ) [1] => Array ( [tid] => 1082 ) [2] => Array ( [tid] => 35487 ) [3] => Array ( [tid] => 12786 ) [4] => Array ( [tid] => 24521 ) [5] => Array ( [tid] => 10 ) [6] => Array ( [tid] => 5822 ) [7] => Array ( [tid] => 161 ) [8] => Array ( [tid] => 12122 ) [9] => Array ( [tid] => 18047 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 32799 ) [1] => Array ( [tid] => 24571 ) [2] => Array ( [tid] => 5404 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56476 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 33349 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 32799 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 191677 [last_comment_timestamp] => 1489092940 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10016784 [comment_count] => 1 [name] => narenas [picture] => 0 [data] => a:8:{s:7:"contact";i:1;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Ayer, durante la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación Vive Bailando de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile como parte del trabajo social que ha hecho la empresa en el primer puerto del Pacífico.

Pero no fue la única Vargas en el evento: también estuvo el vicepresidente, que ha sido uno de los mayores defensores del proyecto, como él mismo lo ha reconocido.

#ViveBailando presente en la inauguración del #PuertoAguadulce, considerado el más moderno del #Pacífico americano, con una muestra de baile pic.twitter.com/RescFHCtWD

— Vive Bailando (@ViveBailand0) 8 de marzo de 2017

 

Aguadulce es un gigante de socios internacionales (Container Terminal Services de Filipinas y PSA de Singapur) que entró en operación en noviembre del año pasado pisando fuerte. En Buenaventura promete robarle terreno a la Sociedad Portuaria, que el año pasado fue el responsable del 49 por ciento del comercio exterior que entra y sale del país.

Para llegar hasta aquí, Aguadulce pasó por nueve años de trámites con entidades locales y nacionales, una inversión de 320 millones de dólares y un largo proceso de consulta previa con los consejos comunitarios de los afros en Buenaventura.

En ese proceso la Fundación Aguadulce empezó a trabajar con la Fundación de la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas, que se dedica a usar el baile como herramienta para la transformación social, como ella ha explicado en entrevistas. Lo hizo, según supo La Silla, como parte de las actividades culturales a las que se comprometió Aguadulce con las comunidades que impacta.

 

No es la primera vez que Vive Bailando trabaja con grandes del sector privado; dentro de su portafolio hay proyectos similares con Coca-Cola, Argos y Anglo Gold Ashanti. Y con organizaciones internacionales como Nacionales Unidas.

Ahora está en un proyecto del que Vargas ha sido defensor público y al que ha ayudado.

El nombre del ‘Vice’ salió a relucir, por ejemplo, en junio del año pasado cuando el Alcalde de Buenaventura, Eliécer Torres, mandó a sellar las obras porque supuestamente la administración pasada había entregado la licencia de construcción de Aguadulce con irregularidades, sin cumplir con el plan parcial de la ciudad. Por eso, según el Torres, no pagaban impuestos ni dejaban entrar a los supervisores de la Alcaldía.

La decisión, duramente criticada por empresarios y gremios, se resolvió después de que Vargas Lleras intervino directamente. Como él mismo reconoció, llamó en tres oportunidades a la gobernadora del Valle y madrina política de Torres, Dilian Francisca Toro, y le exigió la reapertura de las obras. Además, tildó el episodio de “alcaldada”.

Ante eso el alcalde Torres quitó el sello personalmente y se reanudaron las obras.

“Lo que no nos ha faltado es diligencia para intervenir en el proceso”, dijo Vargas en la entrevista con la W Radio. "No podemos exponernos a que una firma de esta naturaleza reverse una decisión tan importante para el país".

Frente a lo ocurrido con el Alcalde de Buenaventura, anunció que el asunto iba a tener consecuencias disciplinarias e incluso investigaciones penales, con lo que no solo mostró que se la jugaba por Aguadulce sino que alcanzó a hablar duro contra los otros dos puertos de la ciudad.

"Existen dos factores que queremos investigar y profundizar. Uno de ellos es si todo este proceso francamente está relacionado con corrupción. Y lo segundo, que también vamos a investigar porque hay muchas especulaciones, es si esto simplemente corresponde a un acto de competencia desleal de quienes también están en el puerto de Buenaventura y han instigado a las autoridades a paralizar el avance de las obras para evitar tener una mayor competencia en el Puerto. Una de las dos, sin duda, es la causante de este problema", dijo.

Contó, además, que él ya se había apersonado antes en asuntos relacionados con Aguadulce.

"El año pasado tuvimos enormes contratiempos. Yo personalmente estuve al frente del licenciamiento de esta obra en [la secretaría de] Planeación de Buenaventura. No se imaginan qué contratiempos. Luego, nuevamente tuvimos dificultades en la expedición de la licencia en la Curaduría de Buenaventura. Cuando ya finalmente se sortearon, yo personalmente estuve presente cuando se recibieron las nuevas grúas y se puso en marcha la ampliación de este proyecto", dijo.  

Con la inauguración de ayer, Aguadulce entrará a operar a todo vapor y con la expectativa de quedarse con entre el 30 y el 40 por ciento de las operaciones del puerto. Y, aunque sea un proyecto privado, es otra de las realizaciones que el vicepresidente - candidato podrá mostrar desde la próxima semana, cuando deje de ser lo primero para convertirse de frente en lo segundo.

[summary] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

[format] => full_html [safe_value] =>

Ayer, durante la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación Vive Bailando de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile como parte del trabajo social que ha hecho la empresa en el primer puerto del Pacífico.

Pero no fue la única Vargas en el evento: también estuvo el vicepresidente, que ha sido uno de los mayores defensores del proyecto, como él mismo lo ha reconocido.

#ViveBailando presente en la inauguración del #PuertoAguadulce, considerado el más moderno del #Pacífico americano, con una muestra de baile pic.twitter.com/RescFHCtWD

— Vive Bailando () 8 de marzo de 2017

 

Aguadulce es un gigante de socios internacionales (Container Terminal Services de Filipinas y PSA de Singapur) que entró en operación en noviembre del año pasado pisando fuerte. En Buenaventura promete robarle terreno a la Sociedad Portuaria, que el año pasado fue el responsable del 49 por ciento del comercio exterior que entra y sale del país.

Para llegar hasta aquí, Aguadulce pasó por nueve años de trámites con entidades locales y nacionales, una inversión de 320 millones de dólares y un largo proceso de consulta previa con los consejos comunitarios de los afros en Buenaventura.

En ese proceso la Fundación Aguadulce empezó a trabajar con la Fundación de la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas, que se dedica a usar el baile como herramienta para la transformación social, como ella ha explicado en entrevistas. Lo hizo, según supo La Silla, como parte de las actividades culturales a las que se comprometió Aguadulce con las comunidades que impacta.

 

No es la primera vez que Vive Bailando trabaja con grandes del sector privado; dentro de su portafolio hay proyectos similares con Coca-Cola, Argos y Anglo Gold Ashanti. Y con organizaciones internacionales como Nacionales Unidas.

Ahora está en un proyecto del que Vargas ha sido defensor público y al que ha ayudado.

El nombre del ‘Vice’ salió a relucir, por ejemplo, en junio del año pasado cuando el Alcalde de Buenaventura, Eliécer Torres, mandó a sellar las obras porque supuestamente la administración pasada había entregado la licencia de construcción de Aguadulce con irregularidades, sin cumplir con el plan parcial de la ciudad. Por eso, según el Torres, no pagaban impuestos ni dejaban entrar a los supervisores de la Alcaldía.

La decisión, duramente criticada por empresarios y gremios, se resolvió después de que Vargas Lleras intervino directamente. Como él mismo reconoció, llamó en tres oportunidades a la gobernadora del Valle y madrina política de Torres, Dilian Francisca Toro, y le exigió la reapertura de las obras. Además, tildó el episodio de “alcaldada”.

Ante eso el alcalde Torres quitó el sello personalmente y se reanudaron las obras.

“Lo que no nos ha faltado es diligencia para intervenir en el proceso”, dijo Vargas en la entrevista con la W Radio. "No podemos exponernos a que una firma de esta naturaleza reverse una decisión tan importante para el país".

Frente a lo ocurrido con el Alcalde de Buenaventura, anunció que el asunto iba a tener consecuencias disciplinarias e incluso investigaciones penales, con lo que no solo mostró que se la jugaba por Aguadulce sino que alcanzó a hablar duro contra los otros dos puertos de la ciudad.

"Existen dos factores que queremos investigar y profundizar. Uno de ellos es si todo este proceso francamente está relacionado con corrupción. Y lo segundo, que también vamos a investigar porque hay muchas especulaciones, es si esto simplemente corresponde a un acto de competencia desleal de quienes también están en el puerto de Buenaventura y han instigado a las autoridades a paralizar el avance de las obras para evitar tener una mayor competencia en el Puerto. Una de las dos, sin duda, es la causante de este problema", dijo.

Contó, además, que él ya se había apersonado antes en asuntos relacionados con Aguadulce.

"El año pasado tuvimos enormes contratiempos. Yo personalmente estuve al frente del licenciamiento de esta obra en [la secretaría de] Planeación de Buenaventura. No se imaginan qué contratiempos. Luego, nuevamente tuvimos dificultades en la expedición de la licencia en la Curaduría de Buenaventura. Cuando ya finalmente se sortearon, yo personalmente estuve presente cuando se recibieron las nuevas grúas y se puso en marcha la ampliación de este proyecto", dijo.  

Con la inauguración de ayer, Aguadulce entrará a operar a todo vapor y con la expectativa de quedarse con entre el 30 y el 40 por ciento de las operaciones del puerto. Y, aunque sea un proyecto privado, es otra de las realizaciones que el vicepresidente - candidato podrá mostrar desde la próxima semana, cuando deje de ser lo primero para convertirse de frente en lo segundo.

[safe_summary] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

) ) [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Los dos vasos de Aguadulce para Vargas [href] => node/60089 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Los dos vasos de Aguadulce para Vargas ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment-comments] => Array ( [title] => 1 comentario [href] => node/60089 [attributes] => Array ( [title] => Ir al primer comentario de este post. ) [fragment] => comments [html] => 1 ) [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60089 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60709 [uid] => 38957 [title] => Los dos vasos de Aguadulce para Vargas [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60089 [type] => historia [language] => es [created] => 1489087595 [changed] => 1489337564 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489337564 [revision_uid] => 38957 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Ayer, durante la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación Vive Bailando de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile como parte del trabajo social que ha hecho la empresa en el primer puerto del Pacífico.

Pero no fue la única Vargas en el evento: también estuvo el vicepresidente, que ha sido uno de los mayores defensores del proyecto, como él mismo lo ha reconocido.

#ViveBailando presente en la inauguración del #PuertoAguadulce, considerado el más moderno del #Pacífico americano, con una muestra de baile pic.twitter.com/RescFHCtWD

— Vive Bailando (@ViveBailand0) 8 de marzo de 2017

 

Aguadulce es un gigante de socios internacionales (Container Terminal Services de Filipinas y PSA de Singapur) que entró en operación en noviembre del año pasado pisando fuerte. En Buenaventura promete robarle terreno a la Sociedad Portuaria, que el año pasado fue el responsable del 49 por ciento del comercio exterior que entra y sale del país.

Para llegar hasta aquí, Aguadulce pasó por nueve años de trámites con entidades locales y nacionales, una inversión de 320 millones de dólares y un largo proceso de consulta previa con los consejos comunitarios de los afros en Buenaventura.

En ese proceso la Fundación Aguadulce empezó a trabajar con la Fundación de la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas, que se dedica a usar el baile como herramienta para la transformación social, como ella ha explicado en entrevistas. Lo hizo, según supo La Silla, como parte de las actividades culturales a las que se comprometió Aguadulce con las comunidades que impacta.

 

No es la primera vez que Vive Bailando trabaja con grandes del sector privado; dentro de su portafolio hay proyectos similares con Coca-Cola, Argos y Anglo Gold Ashanti. Y con organizaciones internacionales como Nacionales Unidas.

Ahora está en un proyecto del que Vargas ha sido defensor público y al que ha ayudado.

El nombre del ‘Vice’ salió a relucir, por ejemplo, en junio del año pasado cuando el Alcalde de Buenaventura, Eliécer Torres, mandó a sellar las obras porque supuestamente la administración pasada había entregado la licencia de construcción de Aguadulce con irregularidades, sin cumplir con el plan parcial de la ciudad. Por eso, según el Torres, no pagaban impuestos ni dejaban entrar a los supervisores de la Alcaldía.

La decisión, duramente criticada por empresarios y gremios, se resolvió después de que Vargas Lleras intervino directamente. Como él mismo reconoció, llamó en tres oportunidades a la gobernadora del Valle y madrina política de Torres, Dilian Francisca Toro, y le exigió la reapertura de las obras. Además, tildó el episodio de “alcaldada”.

Ante eso el alcalde Torres quitó el sello personalmente y se reanudaron las obras.

“Lo que no nos ha faltado es diligencia para intervenir en el proceso”, dijo Vargas en la entrevista con la W Radio. "No podemos exponernos a que una firma de esta naturaleza reverse una decisión tan importante para el país".

Frente a lo ocurrido con el Alcalde de Buenaventura, anunció que el asunto iba a tener consecuencias disciplinarias e incluso investigaciones penales, con lo que no solo mostró que se la jugaba por Aguadulce sino que alcanzó a hablar duro contra los otros dos puertos de la ciudad.

"Existen dos factores que queremos investigar y profundizar. Uno de ellos es si todo este proceso francamente está relacionado con corrupción. Y lo segundo, que también vamos a investigar porque hay muchas especulaciones, es si esto simplemente corresponde a un acto de competencia desleal de quienes también están en el puerto de Buenaventura y han instigado a las autoridades a paralizar el avance de las obras para evitar tener una mayor competencia en el Puerto. Una de las dos, sin duda, es la causante de este problema", dijo.

Contó, además, que él ya se había apersonado antes en asuntos relacionados con Aguadulce.

"El año pasado tuvimos enormes contratiempos. Yo personalmente estuve al frente del licenciamiento de esta obra en [la secretaría de] Planeación de Buenaventura. No se imaginan qué contratiempos. Luego, nuevamente tuvimos dificultades en la expedición de la licencia en la Curaduría de Buenaventura. Cuando ya finalmente se sortearon, yo personalmente estuve presente cuando se recibieron las nuevas grúas y se puso en marcha la ampliación de este proyecto", dijo.  

Con la inauguración de ayer, Aguadulce entrará a operar a todo vapor y con la expectativa de quedarse con entre el 30 y el 40 por ciento de las operaciones del puerto. Y, aunque sea un proyecto privado, es otra de las realizaciones que el vicepresidente - candidato podrá mostrar desde la próxima semana, cuando deje de ser lo primero para convertirse de frente en lo segundo.

[summary] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

[format] => full_html [safe_value] =>

Ayer, durante la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación Vive Bailando de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile como parte del trabajo social que ha hecho la empresa en el primer puerto del Pacífico.

Pero no fue la única Vargas en el evento: también estuvo el vicepresidente, que ha sido uno de los mayores defensores del proyecto, como él mismo lo ha reconocido.

#ViveBailando presente en la inauguración del #PuertoAguadulce, considerado el más moderno del #Pacífico americano, con una muestra de baile pic.twitter.com/RescFHCtWD

— Vive Bailando () 8 de marzo de 2017

 

Aguadulce es un gigante de socios internacionales (Container Terminal Services de Filipinas y PSA de Singapur) que entró en operación en noviembre del año pasado pisando fuerte. En Buenaventura promete robarle terreno a la Sociedad Portuaria, que el año pasado fue el responsable del 49 por ciento del comercio exterior que entra y sale del país.

Para llegar hasta aquí, Aguadulce pasó por nueve años de trámites con entidades locales y nacionales, una inversión de 320 millones de dólares y un largo proceso de consulta previa con los consejos comunitarios de los afros en Buenaventura.

En ese proceso la Fundación Aguadulce empezó a trabajar con la Fundación de la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas, que se dedica a usar el baile como herramienta para la transformación social, como ella ha explicado en entrevistas. Lo hizo, según supo La Silla, como parte de las actividades culturales a las que se comprometió Aguadulce con las comunidades que impacta.

 

No es la primera vez que Vive Bailando trabaja con grandes del sector privado; dentro de su portafolio hay proyectos similares con Coca-Cola, Argos y Anglo Gold Ashanti. Y con organizaciones internacionales como Nacionales Unidas.

Ahora está en un proyecto del que Vargas ha sido defensor público y al que ha ayudado.

El nombre del ‘Vice’ salió a relucir, por ejemplo, en junio del año pasado cuando el Alcalde de Buenaventura, Eliécer Torres, mandó a sellar las obras porque supuestamente la administración pasada había entregado la licencia de construcción de Aguadulce con irregularidades, sin cumplir con el plan parcial de la ciudad. Por eso, según el Torres, no pagaban impuestos ni dejaban entrar a los supervisores de la Alcaldía.

La decisión, duramente criticada por empresarios y gremios, se resolvió después de que Vargas Lleras intervino directamente. Como él mismo reconoció, llamó en tres oportunidades a la gobernadora del Valle y madrina política de Torres, Dilian Francisca Toro, y le exigió la reapertura de las obras. Además, tildó el episodio de “alcaldada”.

Ante eso el alcalde Torres quitó el sello personalmente y se reanudaron las obras.

“Lo que no nos ha faltado es diligencia para intervenir en el proceso”, dijo Vargas en la entrevista con la W Radio. "No podemos exponernos a que una firma de esta naturaleza reverse una decisión tan importante para el país".

Frente a lo ocurrido con el Alcalde de Buenaventura, anunció que el asunto iba a tener consecuencias disciplinarias e incluso investigaciones penales, con lo que no solo mostró que se la jugaba por Aguadulce sino que alcanzó a hablar duro contra los otros dos puertos de la ciudad.

"Existen dos factores que queremos investigar y profundizar. Uno de ellos es si todo este proceso francamente está relacionado con corrupción. Y lo segundo, que también vamos a investigar porque hay muchas especulaciones, es si esto simplemente corresponde a un acto de competencia desleal de quienes también están en el puerto de Buenaventura y han instigado a las autoridades a paralizar el avance de las obras para evitar tener una mayor competencia en el Puerto. Una de las dos, sin duda, es la causante de este problema", dijo.

Contó, además, que él ya se había apersonado antes en asuntos relacionados con Aguadulce.

"El año pasado tuvimos enormes contratiempos. Yo personalmente estuve al frente del licenciamiento de esta obra en [la secretaría de] Planeación de Buenaventura. No se imaginan qué contratiempos. Luego, nuevamente tuvimos dificultades en la expedición de la licencia en la Curaduría de Buenaventura. Cuando ya finalmente se sortearon, yo personalmente estuve presente cuando se recibieron las nuevas grúas y se puso en marcha la ampliación de este proyecto", dijo.  

Con la inauguración de ayer, Aguadulce entrará a operar a todo vapor y con la expectativa de quedarse con entre el 30 y el 40 por ciento de las operaciones del puerto. Y, aunque sea un proyecto privado, es otra de las realizaciones que el vicepresidente - candidato podrá mostrar desde la próxima semana, cuando deje de ser lo primero para convertirse de frente en lo segundo.

[safe_summary] =>

En la inauguración del puerto de Aguadulce, la fundación de la hija de Germán Vargas Lleras presentó una muestra de baile. En el evento también estuvo el 'vice', uno de los mayores defensores del proyecto.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65964 [uid] => 38957 [filename] => portada.jpg [uri] => public://portadas/portada_4.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 127725 [status] => 1 [timestamp] => 1489337564 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => Foto: Vicepresidencia [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 59182 ) [1] => Array ( [target_id] => 58360 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 3154 ) [1] => Array ( [tid] => 1082 ) [2] => Array ( [tid] => 35487 ) [3] => Array ( [tid] => 12786 ) [4] => Array ( [tid] => 24521 ) [5] => Array ( [tid] => 10 ) [6] => Array ( [tid] => 5822 ) [7] => Array ( [tid] => 161 ) [8] => Array ( [tid] => 12122 ) [9] => Array ( [tid] => 18047 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 32799 ) [1] => Array ( [tid] => 24571 ) [2] => Array ( [tid] => 5404 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56476 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 33349 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 32799 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 191677 [last_comment_timestamp] => 1489092940 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10016784 [comment_count] => 1 [name] => narenas [picture] => 0 [data] => a:8:{s:7:"contact";i:1;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60089 ) ) ) [#weight] => 3 ) [60084] => Array ( [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60704 [uid] => 13966 [title] => La marcha del 1 de abril, el banderazo para la campaña de Ordóñez  [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60084 [type] => historia [language] => es [created] => 1489072251 [changed] => 1489076306 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489076306 [revision_uid] => 13966 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

La marcha anticorrupción y contra el gobierno de Santos que promueven para el 1 de abril Alejandro Ordóñez y Álvaro Uribe dará el banderazo oficial a la campaña presidencial del anulado exprocurador. 

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría  porque fue ternado por magistrados y elegido por senadores que estaban impedidos (les nombró familiares en esa entidad cuando estaba buscando reelegirse), Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país. 

Así arranca su campaña.

La plataforma

Aunque aún están afinando varios detalles, el embrión de su candidatura ya está formado. 
Ya definieron las líneas programáticas de la campaña y han hecho los acercamientos con varias de las fichas que se encargarán de mover su aspiración en diferentes partes del país. 

 

El que por ahora está más perfilado es el comité político. Ordóñez lo está conformando con los amigos que consolidó en los últimos ocho años, y con los congresistas conservadores más allegados a él.

“Aquí la idea es agrupar a todas las bases del partido que se sienten identificadas con él. Muchos congresistas también lo ven como el candidato del Partido Conservador y las conversaciones han ido avanzando con muchos”, le dijo a La Silla una de las fuentes de adentro del círculo de Ordóñez. 

Esa fuente, y otras dos -también del primer círculo de Ordóñez-, le dijeron a La Silla que el ex senador caucano José Darío Salazar, su colega pastuso Eduardo Enríquez Maya y el exprocurador para las regiones, Carlos Augusto Mesa -un santandereano de sus entrañas-, están tirando línea en el lado político.

Mesa le dijo a La Silla que sí está dentro del equipo de Ordóñez, pero que no está haciendo las veces de articulador político porque no hay una campaña formal; y en su lugar, habló de Salazar, a quien referenció como el más visible dentro de esa línea de la campaña que arrancará el exprocurador.

Salazar, por su parte, nos dijo que él no era el coordinador político pero que sí estaba ayudando. Más adelante, en otra llamada, aclaró que lo que estaba haciendo era moviendo sus bases para la marcha del 1 de abril, porque Ordóñez aún no ha hablado formalmente de la campaña presidencial.

Enríquez Maya solo nos dijo que su partido aún no había definido candidato.

“Nadie quiere hablar de frente por ahora porque todo está en etapa de estructuración, y Alejandro aún no ha dicho formalmente que quiere ser Presidente, aunque es evidente que todo apunta hacia allá”, le dijo a La Silla una fuente que ha estado en el proceso de consolidación de la plataforma. “Los que apoyen la marcha serán del grupo del político, porque ese día es que arranca todo”.

El segundo comité al que ya le han empezado a aparecer nombres es el financiero. 

La Silla supo que Fernando Marín Valencia, quien fue embajador de Colombia en Venezuela en el segundo perÍodo de Uribe, y es hermano de Rafael y Sergio Marín Valencia -los dueños de Marval, la constructora más grande del país-, ha sido abordado para que se sume al proyecto como financiador. 

“Yo con lo que estoy comprometido no es con la campaña sino con las ideas, lo que yo llamo la defensa de la institucionalidad… sí hemos conversado con el doctor Ordóñez y también me ha dicho que busque unos amigos para cuando inicie la campaña, pero por ahora eso es muy temprano y no he estado muy pendiente”, le dijo a La Silla Marín Valencia.

El otro empresario es el paisa Calixto Nicholls, quien además de venir de una familia de tradición conservadora, es un cacao de Antioquia, consuegro del expresidente Andrés Pastrana y esposoa de la ex candidata conservadora al senado Ángela Ospina de Nicholls.

El nombre de Nicholls en esa lista envía un doble mensaje, porque además de su apoyo, ha sido visto también por algunos de los que lo conocen como un guiño del expresidente hacia Ordóñez. Esto es particularmente relevante en su caso, teniendo en cuenta que el expresidente ha asumido el rol de mediador entre el exprocurador y Marta Lucía Ramírez, quien competiría con él por el aval azul y quien apóyó la cmapaña de Ospina al senado.

A diferencia de Marín, según le dijeron a La Silla en la oficina de prensa de Ordóñez, el acercamiento de Nicholls ha sido únicamente para el apoyo a la marcha. 

El tercer comité es el administrativo, y sería el que estaría al frente de la oficina privada y de las sedes, así como de la logística de las giras que Ordóñez emprenderá por todo el país, después de la marcha del 1 de abril. 

Hasta ahora lo que el exprocurador ha hecho es asistir a cuanto evento académico lo invitan y en el marco de las visitas que lo llevan a las regiones, a pequeñas reuniones con líderes locales y empresarios.

Solo en las últimas semanas, en Santander se reunió con bases conservadoras, con retirados de la Policía y con empresarios. 

Agradecimientos a Los Florideños, a Bumangueses, a los ganaderos y agricultores y, a integrantes de la Reserva activa de las Fuerzas Armadas pic.twitter.com/uIP8IKhjvC

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 19 de febrero de 2017

En su mismo departamento, en un foro de la Universidad de Santander, Udes, protagonizó una pelea con el también conservador Álvaro Leyva, que se volvió noticia nacional porque lo llamó “farsante”.

"Usted es un farsante dr Álvaro Leyva". Alejandro Ordóñez, en @UDESbucaramanga después de amenazante y grosera intervención de @AlvaroLeyva pic.twitter.com/QGRD33YYFf

— Laureano Tirado (@LaureanoTirado) 28 de febrero de 2017

En Medellín, también dictó conferencia.

Un especial agradecimiento a todos los estudiantes de la Universidad de Medellín. pic.twitter.com/wB1Rwqvfvu

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 21 de febrero de 2017

Y estuvo en Magangué, en conversatorios y asistiendo a festividades religiosas.

Agradecido con la calurosa recepción #GraciasMagangué pic.twitter.com/ziRjgCy8Oy

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 4 de febrero de 2017

Ese comité, además, estaría encargado de otro tema estructural, la recolección de firmas que Ordóñez quiere emprender para apalancar su aspiración. 

“Esas firmas tienen el propósito de mostrarle al Partido Conservador la fortaleza y tener el mejor argumento para quedarse con la candidatura. También tantear el terreno para ver el respaldo en todo el país. Después del 1 de abril arranca la parte fuerte”, le contó a La Silla una fuente de círculo del exprocurador en Santander. 

Las bases

Además de los tres comités, que son los típicos de una campaña política, hay un cuarto que será una de sus columnas vertebrales: el doctrinal.

Para estructurarlo, Ordóñez ha hecho varios acercamientos con líderes políticos de las iglesias cristianas y del sector más conservador de los católicos que se movilizaron con la marchas de agosto del año pasado contra la inclusión de los derechos Lgbti en los manuales de convivencia escolares, y que hoy están agrupados, como lo contó La Silla, en una organización que se denominó Movimiento Nacional por la Familia. 

Ese sector es la base social con la que arranca Ordóñez. Independientemente de su color político u origen social, quienes lo integran tienen en común que no se sienten representados por las decisiones de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario y el derecho de las parejas del mismo sexo para adoptar.

Además de su oposición a los Lgbti, también están alineados con el procurador anulado en temas propios del conservatismos social como el rechazo al aborto, al consumo de drogas o a la eutanasia. 

Según las cuentas de este movimiento, tienen una base de unas 1,7 millones de personas, muchas de las cuales están comunicadas a través de grupos de whatsapp desde la marcha  de hace ya casi un año. 

“Ordóñez es el candidato por descarte, porque es el único de toda esa corriente que no va en contra de los principios de la iglesia tradicional, sea católica o no católica”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del movimiento que pidió la reserva de su nombre porque la posición no se ha hecho oficial. “Ordóñez es casi que el católico más evangélico, y por eso aglutina a todos los sectores conservadores de base”. 

La cercanía de Ordóñez con ese movimiento que movió con fuerza la idea de que el Acuerdo de Paz movía la ideología de género es la más evidente. 

Sus líderes son Oswaldo Ortiz, un pastor cristiano que se hizo famoso por sus videos de Youtube en contra de lo que él denominó el ‘lobby gay’ en las altas esferas de poder, y la diputada de Santander por el Partido de La U, Ángela Hernández, quien se hizo famosa por ser la primera en criticar las cartillas de Gina Parody y por proponer que se crearan colegios para homosexuales. 

Desde el martes, Ordóñez y Hernández pusieron a circular en redes sociales un video en el que, vestidos igual, invitan a salir a la marcha del primero de abril.

Colombianos: el silencio nos hace daño y nos hace cómplices, Este 1 de abril #PorColombiaAlaCalle pic.twitter.com/zqJSMTahFs

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 7 de marzo de 2017

Además de ese acercamiento, Ordóñez también ha tendido puentes con el concejal de Bogotá del viejo PIN, Marco Fidel Ramírez, cuyo caudal electoral proviene de la Iglesia Familiar Internacional.

“Hemos tenido diálogos con alguna frecuencia de carácter fraternal que se están dando a todo nivel con la expectativa presidencial de 2018. Aún tengo que esperar lo que defina mi partido en ese sentido, pero tengo la convicción de que Alejandro Ordóñez sería un gran Presidente”, aseguró Ramírez, que sacó 14 mil votos en 2015.

La fuerza de ese sector además estaría representada en que recogerán firmas para ir con listas propias al Congreso en 2018.

Una fuente que lo sabe de primera mano le contó a La Silla que planean lanzar listas cerradas en todo el país bajo la consigna de la ‘defensa de la familia’. Así no solo agruparían a cristianos sino también a todos los sectores católicos que se sienten representados con esa bandera.

“Ya ha habido reuniones con la Conferencia Episcopal, con todos los grupos Pro-vida, que son muy fuertes, con varias agrupaciones que se sienten identificadas con lo mismo. Sabemos que tenemos que ir con un presidenciable y Ordóñez es el que recoge los principios que nosotros defendemos”, le dijo a La Silla la fuente de ese movimiento.

Sin embargo, y aunque por ahora Ordóñez es el que más podría capitalizar esa derecha, le podría salir competencia. 

Como lo contó La Silla, la senadora y exfiscal general, Viviane Morales, está dentro de los planes de los cristianos para 2018; aunque ella no ha decidido nada, un líder de esas iglesias nos dijo que si se lanza o incluso si no se lanza pero se inclina por otro candidato, puede dividir ese caudal electoral de los cristianos.

La estrategia

Si bien desde cuando aún era Procurador Ordóñez ha dado señales de estar en campaña, parte de su estrategia está en no decirlo de frente.

Seis personas que han asistido a los eventos del exproducurador le dijeron a La Silla que sus discursos tienen en común que son contra el gobierno de Santos y contra la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, y que en ninguno habla de aspiración política alguna.

Esa línea la ha mantenido en sus salidas en medios y en su propia cuenta de Twitter, donde constantemente cuelga videos suyos hablando sobre los temas coyunturales para el país (y en los que a veces han aparecido que lo proclaman Presidente). 

Por ejemplo, cuando llegó a la sede del Partido Conservador a pedirle a los directivos que se declararan en oposición a Santos, lo hizo con una comitiva que desde su llegada hasta su salida gritó: “se vive, se siente Ordóñez Presidente”. 

¡El partido Conservador debe ser oposición al gobierno Santos/Vargas Lleras! pic.twitter.com/zaJkHKSpIy

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 8 de febrero de 2017

Con movidas como esa, Ordóñez también está tratando de captar y poner de su lado a las bases del Partido Conservador, que son en su mayoría antisantistas y están moviéndose en un sentido diferente al de los congresistas y directivos. 

Irlas alineando es clave para él porque Marta Lucía Ramírez, quien también quiere la candidatura presidencial, es la que las ha recogido y representado. 

La tercera línea en la que Ordóñez se ha movido, es la más pública y es la del uribismo. 

Gratificante reunión con el presidente @AlvaroUribeVel surge la necesidad de recuperar el orden y el imperio de la ley pic.twitter.com/wEx8REqjzv

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 3 de marzo de 2017

El anulado exprocurador ha dicho en varios medios y sus redes sociales que las fuerzas que se fueron con el No en el plebiscito deben armar una coalición para derrotar a los candidatos que se fueron con el Sí. 

Aunque esa idea no le disgusta al mismo Uribe, y en principio no tendría resistencia en las iglesias cristianas y el sector católico más conservador, el problema estaría en el nombre del candidato.

Por un lado a las iglesias les gustaría que fuera Ordóñez; por otro, los uribistas tienen una baraja de por lo menos tres precandidatos -María del Rpsario Guerra, Iván Duque y Carlos Holmes- y tienen que definir dentro de sus reglas quién los representará; y además, los conservadores quieren volver a ser protagonistas políticamente y no es claro qué tanto podrían ceder si la coalición deja a un uribista al frente de la candidatura. 

“Aquí el tema va a ser de egos, pero en los dos lados tendrán que buscar la manera de superarlos, porque no se debe perder el norte que es recuperar el país”, le dijo a La Silla la representante uribista María Fernanda Cabal.

Sin embargo, ocho fuentes entre congresistas y directivos de los dos partidos, le dijeron a La Silla que si había un nombre que los unificara sería el de Luis Alfredo Ramos, quien si es absuelto en la Corte Suprema del proceso por parapolítica que lo tuvo preso por tres años, también podría entrar a la baraja uribista. 

Aunque falta ver cómo calaría ese nombre entre las iglesias, si Ramos resucita políticamente se convertiría en el sujeto a vencer de Ordóñez. 

Por ahora, Ordóñez arranca con las bases más conservadoras del país como sus aliadas y con una imagen favorable, según la última medición de Gallup, de 22 puntos, la misma que tiene Carlos Holmes y un punto más arriba que la de Ramos, pero 9 puntos más abajo que la de Marta Lucía Ramírez.  

Después de la marcha, cuando mida nuevamente el poder de sus bases y arranque la correría, tendrá que luchar contra la desfavorable, que llega a los 35 puntos, y que es una de las más altas de los presidenciables. 

[summary] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

[format] => full_html [safe_value] =>

La marcha anticorrupción y contra el gobierno de Santos que promueven para el 1 de abril Alejandro Ordóñez y Álvaro Uribe dará el banderazo oficial a la campaña presidencial del anulado exprocurador. 

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría  porque fue ternado por magistrados y elegido por senadores que estaban impedidos (les nombró familiares en esa entidad cuando estaba buscando reelegirse), Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país. 

Así arranca su campaña.

La plataforma

Aunque aún están afinando varios detalles, el embrión de su candidatura ya está formado. 
Ya definieron las líneas programáticas de la campaña y han hecho los acercamientos con varias de las fichas que se encargarán de mover su aspiración en diferentes partes del país. 

 

El que por ahora está más perfilado es el comité político. Ordóñez lo está conformando con los amigos que consolidó en los últimos ocho años, y con los congresistas conservadores más allegados a él.

“Aquí la idea es agrupar a todas las bases del partido que se sienten identificadas con él. Muchos congresistas también lo ven como el candidato del Partido Conservador y las conversaciones han ido avanzando con muchos”, le dijo a La Silla una de las fuentes de adentro del círculo de Ordóñez. 

Esa fuente, y otras dos -también del primer círculo de Ordóñez-, le dijeron a La Silla que el ex senador caucano José Darío Salazar, su colega pastuso Eduardo Enríquez Maya y el exprocurador para las regiones, Carlos Augusto Mesa -un santandereano de sus entrañas-, están tirando línea en el lado político.

Mesa le dijo a La Silla que sí está dentro del equipo de Ordóñez, pero que no está haciendo las veces de articulador político porque no hay una campaña formal; y en su lugar, habló de Salazar, a quien referenció como el más visible dentro de esa línea de la campaña que arrancará el exprocurador.

Salazar, por su parte, nos dijo que él no era el coordinador político pero que sí estaba ayudando. Más adelante, en otra llamada, aclaró que lo que estaba haciendo era moviendo sus bases para la marcha del 1 de abril, porque Ordóñez aún no ha hablado formalmente de la campaña presidencial.

Enríquez Maya solo nos dijo que su partido aún no había definido candidato.

“Nadie quiere hablar de frente por ahora porque todo está en etapa de estructuración, y Alejandro aún no ha dicho formalmente que quiere ser Presidente, aunque es evidente que todo apunta hacia allá”, le dijo a La Silla una fuente que ha estado en el proceso de consolidación de la plataforma. “Los que apoyen la marcha serán del grupo del político, porque ese día es que arranca todo”.

El segundo comité al que ya le han empezado a aparecer nombres es el financiero. 

La Silla supo que Fernando Marín Valencia, quien fue embajador de Colombia en Venezuela en el segundo perÍodo de Uribe, y es hermano de Rafael y Sergio Marín Valencia -los dueños de Marval, la constructora más grande del país-, ha sido abordado para que se sume al proyecto como financiador. 

“Yo con lo que estoy comprometido no es con la campaña sino con las ideas, lo que yo llamo la defensa de la institucionalidad… sí hemos conversado con el doctor Ordóñez y también me ha dicho que busque unos amigos para cuando inicie la campaña, pero por ahora eso es muy temprano y no he estado muy pendiente”, le dijo a La Silla Marín Valencia.

El otro empresario es el paisa Calixto Nicholls, quien además de venir de una familia de tradición conservadora, es un cacao de Antioquia, consuegro del expresidente Andrés Pastrana y esposoa de la ex candidata conservadora al senado Ángela Ospina de Nicholls.

El nombre de Nicholls en esa lista envía un doble mensaje, porque además de su apoyo, ha sido visto también por algunos de los que lo conocen como un guiño del expresidente hacia Ordóñez. Esto es particularmente relevante en su caso, teniendo en cuenta que el expresidente ha asumido el rol de mediador entre el exprocurador y Marta Lucía Ramírez, quien competiría con él por el aval azul y quien apóyó la cmapaña de Ospina al senado.

A diferencia de Marín, según le dijeron a La Silla en la oficina de prensa de Ordóñez, el acercamiento de Nicholls ha sido únicamente para el apoyo a la marcha. 

El tercer comité es el administrativo, y sería el que estaría al frente de la oficina privada y de las sedes, así como de la logística de las giras que Ordóñez emprenderá por todo el país, después de la marcha del 1 de abril. 

Hasta ahora lo que el exprocurador ha hecho es asistir a cuanto evento académico lo invitan y en el marco de las visitas que lo llevan a las regiones, a pequeñas reuniones con líderes locales y empresarios.

Solo en las últimas semanas, en Santander se reunió con bases conservadoras, con retirados de la Policía y con empresarios. 

Agradecimientos a Los Florideños, a Bumangueses, a los ganaderos y agricultores y, a integrantes de la Reserva activa de las Fuerzas Armadas pic.twitter.com/uIP8IKhjvC

— Alejandro Ordóñez () 19 de febrero de 2017

En su mismo departamento, en un foro de la Universidad de Santander, Udes, protagonizó una pelea con el también conservador Álvaro Leyva, que se volvió noticia nacional porque lo llamó “farsante”.

"Usted es un farsante dr Álvaro Leyva". Alejandro Ordóñez, en después de amenazante y grosera intervención de pic.twitter.com/QGRD33YYFf

— Laureano Tirado () 28 de febrero de 2017

En Medellín, también dictó conferencia.

Un especial agradecimiento a todos los estudiantes de la Universidad de Medellín. pic.twitter.com/wB1Rwqvfvu

— Alejandro Ordóñez () 21 de febrero de 2017

Y estuvo en Magangué, en conversatorios y asistiendo a festividades religiosas.

Agradecido con la calurosa recepción #GraciasMagangué pic.twitter.com/ziRjgCy8Oy

— Alejandro Ordóñez () 4 de febrero de 2017

Ese comité, además, estaría encargado de otro tema estructural, la recolección de firmas que Ordóñez quiere emprender para apalancar su aspiración. 

“Esas firmas tienen el propósito de mostrarle al Partido Conservador la fortaleza y tener el mejor argumento para quedarse con la candidatura. También tantear el terreno para ver el respaldo en todo el país. Después del 1 de abril arranca la parte fuerte”, le contó a La Silla una fuente de círculo del exprocurador en Santander. 

Las bases

Además de los tres comités, que son los típicos de una campaña política, hay un cuarto que será una de sus columnas vertebrales: el doctrinal.

Para estructurarlo, Ordóñez ha hecho varios acercamientos con líderes políticos de las iglesias cristianas y del sector más conservador de los católicos que se movilizaron con la marchas de agosto del año pasado contra la inclusión de los derechos Lgbti en los manuales de convivencia escolares, y que hoy están agrupados, como lo contó La Silla, en una organización que se denominó Movimiento Nacional por la Familia. 

Ese sector es la base social con la que arranca Ordóñez. Independientemente de su color político u origen social, quienes lo integran tienen en común que no se sienten representados por las decisiones de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario y el derecho de las parejas del mismo sexo para adoptar.

Además de su oposición a los Lgbti, también están alineados con el procurador anulado en temas propios del conservatismos social como el rechazo al aborto, al consumo de drogas o a la eutanasia. 

Según las cuentas de este movimiento, tienen una base de unas 1,7 millones de personas, muchas de las cuales están comunicadas a través de grupos de whatsapp desde la marcha  de hace ya casi un año. 

“Ordóñez es el candidato por descarte, porque es el único de toda esa corriente que no va en contra de los principios de la iglesia tradicional, sea católica o no católica”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del movimiento que pidió la reserva de su nombre porque la posición no se ha hecho oficial. “Ordóñez es casi que el católico más evangélico, y por eso aglutina a todos los sectores conservadores de base”. 

La cercanía de Ordóñez con ese movimiento que movió con fuerza la idea de que el Acuerdo de Paz movía la ideología de género es la más evidente. 

Sus líderes son Oswaldo Ortiz, un pastor cristiano que se hizo famoso por sus videos de Youtube en contra de lo que él denominó el ‘lobby gay’ en las altas esferas de poder, y la diputada de Santander por el Partido de La U, Ángela Hernández, quien se hizo famosa por ser la primera en criticar las cartillas de Gina Parody y por proponer que se crearan colegios para homosexuales. 

Desde el martes, Ordóñez y Hernández pusieron a circular en redes sociales un video en el que, vestidos igual, invitan a salir a la marcha del primero de abril.

Colombianos: el silencio nos hace daño y nos hace cómplices, Este 1 de abril #PorColombiaAlaCalle pic.twitter.com/zqJSMTahFs

— Alejandro Ordóñez () 7 de marzo de 2017

Además de ese acercamiento, Ordóñez también ha tendido puentes con el concejal de Bogotá del viejo PIN, Marco Fidel Ramírez, cuyo caudal electoral proviene de la Iglesia Familiar Internacional.

“Hemos tenido diálogos con alguna frecuencia de carácter fraternal que se están dando a todo nivel con la expectativa presidencial de 2018. Aún tengo que esperar lo que defina mi partido en ese sentido, pero tengo la convicción de que Alejandro Ordóñez sería un gran Presidente”, aseguró Ramírez, que sacó 14 mil votos en 2015.

La fuerza de ese sector además estaría representada en que recogerán firmas para ir con listas propias al Congreso en 2018.

Una fuente que lo sabe de primera mano le contó a La Silla que planean lanzar listas cerradas en todo el país bajo la consigna de la ‘defensa de la familia’. Así no solo agruparían a cristianos sino también a todos los sectores católicos que se sienten representados con esa bandera.

“Ya ha habido reuniones con la Conferencia Episcopal, con todos los grupos Pro-vida, que son muy fuertes, con varias agrupaciones que se sienten identificadas con lo mismo. Sabemos que tenemos que ir con un presidenciable y Ordóñez es el que recoge los principios que nosotros defendemos”, le dijo a La Silla la fuente de ese movimiento.

Sin embargo, y aunque por ahora Ordóñez es el que más podría capitalizar esa derecha, le podría salir competencia. 

Como lo contó La Silla, la senadora y exfiscal general, Viviane Morales, está dentro de los planes de los cristianos para 2018; aunque ella no ha decidido nada, un líder de esas iglesias nos dijo que si se lanza o incluso si no se lanza pero se inclina por otro candidato, puede dividir ese caudal electoral de los cristianos.

La estrategia

Si bien desde cuando aún era Procurador Ordóñez ha dado señales de estar en campaña, parte de su estrategia está en no decirlo de frente.

Seis personas que han asistido a los eventos del exproducurador le dijeron a La Silla que sus discursos tienen en común que son contra el gobierno de Santos y contra la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, y que en ninguno habla de aspiración política alguna.

Esa línea la ha mantenido en sus salidas en medios y en su propia cuenta de Twitter, donde constantemente cuelga videos suyos hablando sobre los temas coyunturales para el país (y en los que a veces han aparecido que lo proclaman Presidente). 

Por ejemplo, cuando llegó a la sede del Partido Conservador a pedirle a los directivos que se declararan en oposición a Santos, lo hizo con una comitiva que desde su llegada hasta su salida gritó: “se vive, se siente Ordóñez Presidente”. 

¡El partido Conservador debe ser oposición al gobierno Santos/Vargas Lleras! pic.twitter.com/zaJkHKSpIy

— Alejandro Ordóñez () 8 de febrero de 2017

Con movidas como esa, Ordóñez también está tratando de captar y poner de su lado a las bases del Partido Conservador, que son en su mayoría antisantistas y están moviéndose en un sentido diferente al de los congresistas y directivos. 

Irlas alineando es clave para él porque Marta Lucía Ramírez, quien también quiere la candidatura presidencial, es la que las ha recogido y representado. 

La tercera línea en la que Ordóñez se ha movido, es la más pública y es la del uribismo. 

Gratificante reunión con el presidente surge la necesidad de recuperar el orden y el imperio de la ley pic.twitter.com/wEx8REqjzv

— Alejandro Ordóñez () 3 de marzo de 2017

El anulado exprocurador ha dicho en varios medios y sus redes sociales que las fuerzas que se fueron con el No en el plebiscito deben armar una coalición para derrotar a los candidatos que se fueron con el Sí. 

Aunque esa idea no le disgusta al mismo Uribe, y en principio no tendría resistencia en las iglesias cristianas y el sector católico más conservador, el problema estaría en el nombre del candidato.

Por un lado a las iglesias les gustaría que fuera Ordóñez; por otro, los uribistas tienen una baraja de por lo menos tres precandidatos -María del Rpsario Guerra, Iván Duque y Carlos Holmes- y tienen que definir dentro de sus reglas quién los representará; y además, los conservadores quieren volver a ser protagonistas políticamente y no es claro qué tanto podrían ceder si la coalición deja a un uribista al frente de la candidatura. 

“Aquí el tema va a ser de egos, pero en los dos lados tendrán que buscar la manera de superarlos, porque no se debe perder el norte que es recuperar el país”, le dijo a La Silla la representante uribista María Fernanda Cabal.

Sin embargo, ocho fuentes entre congresistas y directivos de los dos partidos, le dijeron a La Silla que si había un nombre que los unificara sería el de Luis Alfredo Ramos, quien si es absuelto en la Corte Suprema del proceso por parapolítica que lo tuvo preso por tres años, también podría entrar a la baraja uribista. 

Aunque falta ver cómo calaría ese nombre entre las iglesias, si Ramos resucita políticamente se convertiría en el sujeto a vencer de Ordóñez. 

Por ahora, Ordóñez arranca con las bases más conservadoras del país como sus aliadas y con una imagen favorable, según la última medición de Gallup, de 22 puntos, la misma que tiene Carlos Holmes y un punto más arriba que la de Ramos, pero 9 puntos más abajo que la de Marta Lucía Ramírez.  

Después de la marcha, cuando mida nuevamente el poder de sus bases y arranque la correría, tendrá que luchar contra la desfavorable, que llega a los 35 puntos, y que es una de las más altas de los presidenciables. 

[safe_summary] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65961 [uid] => 13966 [filename] => ordonez.jpg [uri] => public://portadas/ordonez.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 108297 [status] => 1 [timestamp] => 1489076306 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => Alejandro Ordóñez Maldonado, exprocurador general de la Nación. [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 55416 ) [1] => Array ( [target_id] => 56374 ) [2] => Array ( [target_id] => 57851 ) [3] => Array ( [target_id] => 58899 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 609 ) [1] => Array ( [tid] => 35482 ) [2] => Array ( [tid] => 15226 ) [3] => Array ( [tid] => 33151 ) [4] => Array ( [tid] => 1080 ) [5] => Array ( [tid] => 641 ) [6] => Array ( [tid] => 290 ) [7] => Array ( [tid] => 6639 ) [8] => Array ( [tid] => 35483 ) [9] => Array ( [tid] => 2345 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24577 ) [1] => Array ( [tid] => 24569 ) [2] => Array ( [tid] => 8803 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24552 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 8803 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191711 [last_comment_timestamp] => 1489189446 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 24062 [comment_count] => 4 [name] => JINETHPRIETO [picture] => 55484 [data] => a:13:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:17:"critico_85x85.gif";s:16:"picture_uploaded";b:0;s:7:"contact";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

La marcha anticorrupción y contra el gobierno de Santos que promueven para el 1 de abril Alejandro Ordóñez y Álvaro Uribe dará el banderazo oficial a la campaña presidencial del anulado exprocurador. 

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría  porque fue ternado por magistrados y elegido por senadores que estaban impedidos (les nombró familiares en esa entidad cuando estaba buscando reelegirse), Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país. 

Así arranca su campaña.

La plataforma

Aunque aún están afinando varios detalles, el embrión de su candidatura ya está formado. 
Ya definieron las líneas programáticas de la campaña y han hecho los acercamientos con varias de las fichas que se encargarán de mover su aspiración en diferentes partes del país. 

 

El que por ahora está más perfilado es el comité político. Ordóñez lo está conformando con los amigos que consolidó en los últimos ocho años, y con los congresistas conservadores más allegados a él.

“Aquí la idea es agrupar a todas las bases del partido que se sienten identificadas con él. Muchos congresistas también lo ven como el candidato del Partido Conservador y las conversaciones han ido avanzando con muchos”, le dijo a La Silla una de las fuentes de adentro del círculo de Ordóñez. 

Esa fuente, y otras dos -también del primer círculo de Ordóñez-, le dijeron a La Silla que el ex senador caucano José Darío Salazar, su colega pastuso Eduardo Enríquez Maya y el exprocurador para las regiones, Carlos Augusto Mesa -un santandereano de sus entrañas-, están tirando línea en el lado político.

Mesa le dijo a La Silla que sí está dentro del equipo de Ordóñez, pero que no está haciendo las veces de articulador político porque no hay una campaña formal; y en su lugar, habló de Salazar, a quien referenció como el más visible dentro de esa línea de la campaña que arrancará el exprocurador.

Salazar, por su parte, nos dijo que él no era el coordinador político pero que sí estaba ayudando. Más adelante, en otra llamada, aclaró que lo que estaba haciendo era moviendo sus bases para la marcha del 1 de abril, porque Ordóñez aún no ha hablado formalmente de la campaña presidencial.

Enríquez Maya solo nos dijo que su partido aún no había definido candidato.

“Nadie quiere hablar de frente por ahora porque todo está en etapa de estructuración, y Alejandro aún no ha dicho formalmente que quiere ser Presidente, aunque es evidente que todo apunta hacia allá”, le dijo a La Silla una fuente que ha estado en el proceso de consolidación de la plataforma. “Los que apoyen la marcha serán del grupo del político, porque ese día es que arranca todo”.

El segundo comité al que ya le han empezado a aparecer nombres es el financiero. 

La Silla supo que Fernando Marín Valencia, quien fue embajador de Colombia en Venezuela en el segundo perÍodo de Uribe, y es hermano de Rafael y Sergio Marín Valencia -los dueños de Marval, la constructora más grande del país-, ha sido abordado para que se sume al proyecto como financiador. 

“Yo con lo que estoy comprometido no es con la campaña sino con las ideas, lo que yo llamo la defensa de la institucionalidad… sí hemos conversado con el doctor Ordóñez y también me ha dicho que busque unos amigos para cuando inicie la campaña, pero por ahora eso es muy temprano y no he estado muy pendiente”, le dijo a La Silla Marín Valencia.

El otro empresario es el paisa Calixto Nicholls, quien además de venir de una familia de tradición conservadora, es un cacao de Antioquia, consuegro del expresidente Andrés Pastrana y esposoa de la ex candidata conservadora al senado Ángela Ospina de Nicholls.

El nombre de Nicholls en esa lista envía un doble mensaje, porque además de su apoyo, ha sido visto también por algunos de los que lo conocen como un guiño del expresidente hacia Ordóñez. Esto es particularmente relevante en su caso, teniendo en cuenta que el expresidente ha asumido el rol de mediador entre el exprocurador y Marta Lucía Ramírez, quien competiría con él por el aval azul y quien apóyó la cmapaña de Ospina al senado.

A diferencia de Marín, según le dijeron a La Silla en la oficina de prensa de Ordóñez, el acercamiento de Nicholls ha sido únicamente para el apoyo a la marcha. 

El tercer comité es el administrativo, y sería el que estaría al frente de la oficina privada y de las sedes, así como de la logística de las giras que Ordóñez emprenderá por todo el país, después de la marcha del 1 de abril. 

Hasta ahora lo que el exprocurador ha hecho es asistir a cuanto evento académico lo invitan y en el marco de las visitas que lo llevan a las regiones, a pequeñas reuniones con líderes locales y empresarios.

Solo en las últimas semanas, en Santander se reunió con bases conservadoras, con retirados de la Policía y con empresarios. 

Agradecimientos a Los Florideños, a Bumangueses, a los ganaderos y agricultores y, a integrantes de la Reserva activa de las Fuerzas Armadas pic.twitter.com/uIP8IKhjvC

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 19 de febrero de 2017

En su mismo departamento, en un foro de la Universidad de Santander, Udes, protagonizó una pelea con el también conservador Álvaro Leyva, que se volvió noticia nacional porque lo llamó “farsante”.

"Usted es un farsante dr Álvaro Leyva". Alejandro Ordóñez, en @UDESbucaramanga después de amenazante y grosera intervención de @AlvaroLeyva pic.twitter.com/QGRD33YYFf

— Laureano Tirado (@LaureanoTirado) 28 de febrero de 2017

En Medellín, también dictó conferencia.

Un especial agradecimiento a todos los estudiantes de la Universidad de Medellín. pic.twitter.com/wB1Rwqvfvu

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 21 de febrero de 2017

Y estuvo en Magangué, en conversatorios y asistiendo a festividades religiosas.

Agradecido con la calurosa recepción #GraciasMagangué pic.twitter.com/ziRjgCy8Oy

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 4 de febrero de 2017

Ese comité, además, estaría encargado de otro tema estructural, la recolección de firmas que Ordóñez quiere emprender para apalancar su aspiración. 

“Esas firmas tienen el propósito de mostrarle al Partido Conservador la fortaleza y tener el mejor argumento para quedarse con la candidatura. También tantear el terreno para ver el respaldo en todo el país. Después del 1 de abril arranca la parte fuerte”, le contó a La Silla una fuente de círculo del exprocurador en Santander. 

Las bases

Además de los tres comités, que son los típicos de una campaña política, hay un cuarto que será una de sus columnas vertebrales: el doctrinal.

Para estructurarlo, Ordóñez ha hecho varios acercamientos con líderes políticos de las iglesias cristianas y del sector más conservador de los católicos que se movilizaron con la marchas de agosto del año pasado contra la inclusión de los derechos Lgbti en los manuales de convivencia escolares, y que hoy están agrupados, como lo contó La Silla, en una organización que se denominó Movimiento Nacional por la Familia. 

Ese sector es la base social con la que arranca Ordóñez. Independientemente de su color político u origen social, quienes lo integran tienen en común que no se sienten representados por las decisiones de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario y el derecho de las parejas del mismo sexo para adoptar.

Además de su oposición a los Lgbti, también están alineados con el procurador anulado en temas propios del conservatismos social como el rechazo al aborto, al consumo de drogas o a la eutanasia. 

Según las cuentas de este movimiento, tienen una base de unas 1,7 millones de personas, muchas de las cuales están comunicadas a través de grupos de whatsapp desde la marcha  de hace ya casi un año. 

“Ordóñez es el candidato por descarte, porque es el único de toda esa corriente que no va en contra de los principios de la iglesia tradicional, sea católica o no católica”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del movimiento que pidió la reserva de su nombre porque la posición no se ha hecho oficial. “Ordóñez es casi que el católico más evangélico, y por eso aglutina a todos los sectores conservadores de base”. 

La cercanía de Ordóñez con ese movimiento que movió con fuerza la idea de que el Acuerdo de Paz movía la ideología de género es la más evidente. 

Sus líderes son Oswaldo Ortiz, un pastor cristiano que se hizo famoso por sus videos de Youtube en contra de lo que él denominó el ‘lobby gay’ en las altas esferas de poder, y la diputada de Santander por el Partido de La U, Ángela Hernández, quien se hizo famosa por ser la primera en criticar las cartillas de Gina Parody y por proponer que se crearan colegios para homosexuales. 

Desde el martes, Ordóñez y Hernández pusieron a circular en redes sociales un video en el que, vestidos igual, invitan a salir a la marcha del primero de abril.

Colombianos: el silencio nos hace daño y nos hace cómplices, Este 1 de abril #PorColombiaAlaCalle pic.twitter.com/zqJSMTahFs

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 7 de marzo de 2017

Además de ese acercamiento, Ordóñez también ha tendido puentes con el concejal de Bogotá del viejo PIN, Marco Fidel Ramírez, cuyo caudal electoral proviene de la Iglesia Familiar Internacional.

“Hemos tenido diálogos con alguna frecuencia de carácter fraternal que se están dando a todo nivel con la expectativa presidencial de 2018. Aún tengo que esperar lo que defina mi partido en ese sentido, pero tengo la convicción de que Alejandro Ordóñez sería un gran Presidente”, aseguró Ramírez, que sacó 14 mil votos en 2015.

La fuerza de ese sector además estaría representada en que recogerán firmas para ir con listas propias al Congreso en 2018.

Una fuente que lo sabe de primera mano le contó a La Silla que planean lanzar listas cerradas en todo el país bajo la consigna de la ‘defensa de la familia’. Así no solo agruparían a cristianos sino también a todos los sectores católicos que se sienten representados con esa bandera.

“Ya ha habido reuniones con la Conferencia Episcopal, con todos los grupos Pro-vida, que son muy fuertes, con varias agrupaciones que se sienten identificadas con lo mismo. Sabemos que tenemos que ir con un presidenciable y Ordóñez es el que recoge los principios que nosotros defendemos”, le dijo a La Silla la fuente de ese movimiento.

Sin embargo, y aunque por ahora Ordóñez es el que más podría capitalizar esa derecha, le podría salir competencia. 

Como lo contó La Silla, la senadora y exfiscal general, Viviane Morales, está dentro de los planes de los cristianos para 2018; aunque ella no ha decidido nada, un líder de esas iglesias nos dijo que si se lanza o incluso si no se lanza pero se inclina por otro candidato, puede dividir ese caudal electoral de los cristianos.

La estrategia

Si bien desde cuando aún era Procurador Ordóñez ha dado señales de estar en campaña, parte de su estrategia está en no decirlo de frente.

Seis personas que han asistido a los eventos del exproducurador le dijeron a La Silla que sus discursos tienen en común que son contra el gobierno de Santos y contra la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, y que en ninguno habla de aspiración política alguna.

Esa línea la ha mantenido en sus salidas en medios y en su propia cuenta de Twitter, donde constantemente cuelga videos suyos hablando sobre los temas coyunturales para el país (y en los que a veces han aparecido que lo proclaman Presidente). 

Por ejemplo, cuando llegó a la sede del Partido Conservador a pedirle a los directivos que se declararan en oposición a Santos, lo hizo con una comitiva que desde su llegada hasta su salida gritó: “se vive, se siente Ordóñez Presidente”. 

¡El partido Conservador debe ser oposición al gobierno Santos/Vargas Lleras! pic.twitter.com/zaJkHKSpIy

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 8 de febrero de 2017

Con movidas como esa, Ordóñez también está tratando de captar y poner de su lado a las bases del Partido Conservador, que son en su mayoría antisantistas y están moviéndose en un sentido diferente al de los congresistas y directivos. 

Irlas alineando es clave para él porque Marta Lucía Ramírez, quien también quiere la candidatura presidencial, es la que las ha recogido y representado. 

La tercera línea en la que Ordóñez se ha movido, es la más pública y es la del uribismo. 

Gratificante reunión con el presidente @AlvaroUribeVel surge la necesidad de recuperar el orden y el imperio de la ley pic.twitter.com/wEx8REqjzv

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 3 de marzo de 2017

El anulado exprocurador ha dicho en varios medios y sus redes sociales que las fuerzas que se fueron con el No en el plebiscito deben armar una coalición para derrotar a los candidatos que se fueron con el Sí. 

Aunque esa idea no le disgusta al mismo Uribe, y en principio no tendría resistencia en las iglesias cristianas y el sector católico más conservador, el problema estaría en el nombre del candidato.

Por un lado a las iglesias les gustaría que fuera Ordóñez; por otro, los uribistas tienen una baraja de por lo menos tres precandidatos -María del Rpsario Guerra, Iván Duque y Carlos Holmes- y tienen que definir dentro de sus reglas quién los representará; y además, los conservadores quieren volver a ser protagonistas políticamente y no es claro qué tanto podrían ceder si la coalición deja a un uribista al frente de la candidatura. 

“Aquí el tema va a ser de egos, pero en los dos lados tendrán que buscar la manera de superarlos, porque no se debe perder el norte que es recuperar el país”, le dijo a La Silla la representante uribista María Fernanda Cabal.

Sin embargo, ocho fuentes entre congresistas y directivos de los dos partidos, le dijeron a La Silla que si había un nombre que los unificara sería el de Luis Alfredo Ramos, quien si es absuelto en la Corte Suprema del proceso por parapolítica que lo tuvo preso por tres años, también podría entrar a la baraja uribista. 

Aunque falta ver cómo calaría ese nombre entre las iglesias, si Ramos resucita políticamente se convertiría en el sujeto a vencer de Ordóñez. 

Por ahora, Ordóñez arranca con las bases más conservadoras del país como sus aliadas y con una imagen favorable, según la última medición de Gallup, de 22 puntos, la misma que tiene Carlos Holmes y un punto más arriba que la de Ramos, pero 9 puntos más abajo que la de Marta Lucía Ramírez.  

Después de la marcha, cuando mida nuevamente el poder de sus bases y arranque la correría, tendrá que luchar contra la desfavorable, que llega a los 35 puntos, y que es una de las más altas de los presidenciables. 

[summary] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

[format] => full_html [safe_value] =>

La marcha anticorrupción y contra el gobierno de Santos que promueven para el 1 de abril Alejandro Ordóñez y Álvaro Uribe dará el banderazo oficial a la campaña presidencial del anulado exprocurador. 

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría  porque fue ternado por magistrados y elegido por senadores que estaban impedidos (les nombró familiares en esa entidad cuando estaba buscando reelegirse), Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país. 

Así arranca su campaña.

La plataforma

Aunque aún están afinando varios detalles, el embrión de su candidatura ya está formado. 
Ya definieron las líneas programáticas de la campaña y han hecho los acercamientos con varias de las fichas que se encargarán de mover su aspiración en diferentes partes del país. 

 

El que por ahora está más perfilado es el comité político. Ordóñez lo está conformando con los amigos que consolidó en los últimos ocho años, y con los congresistas conservadores más allegados a él.

“Aquí la idea es agrupar a todas las bases del partido que se sienten identificadas con él. Muchos congresistas también lo ven como el candidato del Partido Conservador y las conversaciones han ido avanzando con muchos”, le dijo a La Silla una de las fuentes de adentro del círculo de Ordóñez. 

Esa fuente, y otras dos -también del primer círculo de Ordóñez-, le dijeron a La Silla que el ex senador caucano José Darío Salazar, su colega pastuso Eduardo Enríquez Maya y el exprocurador para las regiones, Carlos Augusto Mesa -un santandereano de sus entrañas-, están tirando línea en el lado político.

Mesa le dijo a La Silla que sí está dentro del equipo de Ordóñez, pero que no está haciendo las veces de articulador político porque no hay una campaña formal; y en su lugar, habló de Salazar, a quien referenció como el más visible dentro de esa línea de la campaña que arrancará el exprocurador.

Salazar, por su parte, nos dijo que él no era el coordinador político pero que sí estaba ayudando. Más adelante, en otra llamada, aclaró que lo que estaba haciendo era moviendo sus bases para la marcha del 1 de abril, porque Ordóñez aún no ha hablado formalmente de la campaña presidencial.

Enríquez Maya solo nos dijo que su partido aún no había definido candidato.

“Nadie quiere hablar de frente por ahora porque todo está en etapa de estructuración, y Alejandro aún no ha dicho formalmente que quiere ser Presidente, aunque es evidente que todo apunta hacia allá”, le dijo a La Silla una fuente que ha estado en el proceso de consolidación de la plataforma. “Los que apoyen la marcha serán del grupo del político, porque ese día es que arranca todo”.

El segundo comité al que ya le han empezado a aparecer nombres es el financiero. 

La Silla supo que Fernando Marín Valencia, quien fue embajador de Colombia en Venezuela en el segundo perÍodo de Uribe, y es hermano de Rafael y Sergio Marín Valencia -los dueños de Marval, la constructora más grande del país-, ha sido abordado para que se sume al proyecto como financiador. 

“Yo con lo que estoy comprometido no es con la campaña sino con las ideas, lo que yo llamo la defensa de la institucionalidad… sí hemos conversado con el doctor Ordóñez y también me ha dicho que busque unos amigos para cuando inicie la campaña, pero por ahora eso es muy temprano y no he estado muy pendiente”, le dijo a La Silla Marín Valencia.

El otro empresario es el paisa Calixto Nicholls, quien además de venir de una familia de tradición conservadora, es un cacao de Antioquia, consuegro del expresidente Andrés Pastrana y esposoa de la ex candidata conservadora al senado Ángela Ospina de Nicholls.

El nombre de Nicholls en esa lista envía un doble mensaje, porque además de su apoyo, ha sido visto también por algunos de los que lo conocen como un guiño del expresidente hacia Ordóñez. Esto es particularmente relevante en su caso, teniendo en cuenta que el expresidente ha asumido el rol de mediador entre el exprocurador y Marta Lucía Ramírez, quien competiría con él por el aval azul y quien apóyó la cmapaña de Ospina al senado.

A diferencia de Marín, según le dijeron a La Silla en la oficina de prensa de Ordóñez, el acercamiento de Nicholls ha sido únicamente para el apoyo a la marcha. 

El tercer comité es el administrativo, y sería el que estaría al frente de la oficina privada y de las sedes, así como de la logística de las giras que Ordóñez emprenderá por todo el país, después de la marcha del 1 de abril. 

Hasta ahora lo que el exprocurador ha hecho es asistir a cuanto evento académico lo invitan y en el marco de las visitas que lo llevan a las regiones, a pequeñas reuniones con líderes locales y empresarios.

Solo en las últimas semanas, en Santander se reunió con bases conservadoras, con retirados de la Policía y con empresarios. 

Agradecimientos a Los Florideños, a Bumangueses, a los ganaderos y agricultores y, a integrantes de la Reserva activa de las Fuerzas Armadas pic.twitter.com/uIP8IKhjvC

— Alejandro Ordóñez () 19 de febrero de 2017

En su mismo departamento, en un foro de la Universidad de Santander, Udes, protagonizó una pelea con el también conservador Álvaro Leyva, que se volvió noticia nacional porque lo llamó “farsante”.

"Usted es un farsante dr Álvaro Leyva". Alejandro Ordóñez, en después de amenazante y grosera intervención de pic.twitter.com/QGRD33YYFf

— Laureano Tirado () 28 de febrero de 2017

En Medellín, también dictó conferencia.

Un especial agradecimiento a todos los estudiantes de la Universidad de Medellín. pic.twitter.com/wB1Rwqvfvu

— Alejandro Ordóñez () 21 de febrero de 2017

Y estuvo en Magangué, en conversatorios y asistiendo a festividades religiosas.

Agradecido con la calurosa recepción #GraciasMagangué pic.twitter.com/ziRjgCy8Oy

— Alejandro Ordóñez () 4 de febrero de 2017

Ese comité, además, estaría encargado de otro tema estructural, la recolección de firmas que Ordóñez quiere emprender para apalancar su aspiración. 

“Esas firmas tienen el propósito de mostrarle al Partido Conservador la fortaleza y tener el mejor argumento para quedarse con la candidatura. También tantear el terreno para ver el respaldo en todo el país. Después del 1 de abril arranca la parte fuerte”, le contó a La Silla una fuente de círculo del exprocurador en Santander. 

Las bases

Además de los tres comités, que son los típicos de una campaña política, hay un cuarto que será una de sus columnas vertebrales: el doctrinal.

Para estructurarlo, Ordóñez ha hecho varios acercamientos con líderes políticos de las iglesias cristianas y del sector más conservador de los católicos que se movilizaron con la marchas de agosto del año pasado contra la inclusión de los derechos Lgbti en los manuales de convivencia escolares, y que hoy están agrupados, como lo contó La Silla, en una organización que se denominó Movimiento Nacional por la Familia. 

Ese sector es la base social con la que arranca Ordóñez. Independientemente de su color político u origen social, quienes lo integran tienen en común que no se sienten representados por las decisiones de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario y el derecho de las parejas del mismo sexo para adoptar.

Además de su oposición a los Lgbti, también están alineados con el procurador anulado en temas propios del conservatismos social como el rechazo al aborto, al consumo de drogas o a la eutanasia. 

Según las cuentas de este movimiento, tienen una base de unas 1,7 millones de personas, muchas de las cuales están comunicadas a través de grupos de whatsapp desde la marcha  de hace ya casi un año. 

“Ordóñez es el candidato por descarte, porque es el único de toda esa corriente que no va en contra de los principios de la iglesia tradicional, sea católica o no católica”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del movimiento que pidió la reserva de su nombre porque la posición no se ha hecho oficial. “Ordóñez es casi que el católico más evangélico, y por eso aglutina a todos los sectores conservadores de base”. 

La cercanía de Ordóñez con ese movimiento que movió con fuerza la idea de que el Acuerdo de Paz movía la ideología de género es la más evidente. 

Sus líderes son Oswaldo Ortiz, un pastor cristiano que se hizo famoso por sus videos de Youtube en contra de lo que él denominó el ‘lobby gay’ en las altas esferas de poder, y la diputada de Santander por el Partido de La U, Ángela Hernández, quien se hizo famosa por ser la primera en criticar las cartillas de Gina Parody y por proponer que se crearan colegios para homosexuales. 

Desde el martes, Ordóñez y Hernández pusieron a circular en redes sociales un video en el que, vestidos igual, invitan a salir a la marcha del primero de abril.

Colombianos: el silencio nos hace daño y nos hace cómplices, Este 1 de abril #PorColombiaAlaCalle pic.twitter.com/zqJSMTahFs

— Alejandro Ordóñez () 7 de marzo de 2017

Además de ese acercamiento, Ordóñez también ha tendido puentes con el concejal de Bogotá del viejo PIN, Marco Fidel Ramírez, cuyo caudal electoral proviene de la Iglesia Familiar Internacional.

“Hemos tenido diálogos con alguna frecuencia de carácter fraternal que se están dando a todo nivel con la expectativa presidencial de 2018. Aún tengo que esperar lo que defina mi partido en ese sentido, pero tengo la convicción de que Alejandro Ordóñez sería un gran Presidente”, aseguró Ramírez, que sacó 14 mil votos en 2015.

La fuerza de ese sector además estaría representada en que recogerán firmas para ir con listas propias al Congreso en 2018.

Una fuente que lo sabe de primera mano le contó a La Silla que planean lanzar listas cerradas en todo el país bajo la consigna de la ‘defensa de la familia’. Así no solo agruparían a cristianos sino también a todos los sectores católicos que se sienten representados con esa bandera.

“Ya ha habido reuniones con la Conferencia Episcopal, con todos los grupos Pro-vida, que son muy fuertes, con varias agrupaciones que se sienten identificadas con lo mismo. Sabemos que tenemos que ir con un presidenciable y Ordóñez es el que recoge los principios que nosotros defendemos”, le dijo a La Silla la fuente de ese movimiento.

Sin embargo, y aunque por ahora Ordóñez es el que más podría capitalizar esa derecha, le podría salir competencia. 

Como lo contó La Silla, la senadora y exfiscal general, Viviane Morales, está dentro de los planes de los cristianos para 2018; aunque ella no ha decidido nada, un líder de esas iglesias nos dijo que si se lanza o incluso si no se lanza pero se inclina por otro candidato, puede dividir ese caudal electoral de los cristianos.

La estrategia

Si bien desde cuando aún era Procurador Ordóñez ha dado señales de estar en campaña, parte de su estrategia está en no decirlo de frente.

Seis personas que han asistido a los eventos del exproducurador le dijeron a La Silla que sus discursos tienen en común que son contra el gobierno de Santos y contra la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, y que en ninguno habla de aspiración política alguna.

Esa línea la ha mantenido en sus salidas en medios y en su propia cuenta de Twitter, donde constantemente cuelga videos suyos hablando sobre los temas coyunturales para el país (y en los que a veces han aparecido que lo proclaman Presidente). 

Por ejemplo, cuando llegó a la sede del Partido Conservador a pedirle a los directivos que se declararan en oposición a Santos, lo hizo con una comitiva que desde su llegada hasta su salida gritó: “se vive, se siente Ordóñez Presidente”. 

¡El partido Conservador debe ser oposición al gobierno Santos/Vargas Lleras! pic.twitter.com/zaJkHKSpIy

— Alejandro Ordóñez () 8 de febrero de 2017

Con movidas como esa, Ordóñez también está tratando de captar y poner de su lado a las bases del Partido Conservador, que son en su mayoría antisantistas y están moviéndose en un sentido diferente al de los congresistas y directivos. 

Irlas alineando es clave para él porque Marta Lucía Ramírez, quien también quiere la candidatura presidencial, es la que las ha recogido y representado. 

La tercera línea en la que Ordóñez se ha movido, es la más pública y es la del uribismo. 

Gratificante reunión con el presidente surge la necesidad de recuperar el orden y el imperio de la ley pic.twitter.com/wEx8REqjzv

— Alejandro Ordóñez () 3 de marzo de 2017

El anulado exprocurador ha dicho en varios medios y sus redes sociales que las fuerzas que se fueron con el No en el plebiscito deben armar una coalición para derrotar a los candidatos que se fueron con el Sí. 

Aunque esa idea no le disgusta al mismo Uribe, y en principio no tendría resistencia en las iglesias cristianas y el sector católico más conservador, el problema estaría en el nombre del candidato.

Por un lado a las iglesias les gustaría que fuera Ordóñez; por otro, los uribistas tienen una baraja de por lo menos tres precandidatos -María del Rpsario Guerra, Iván Duque y Carlos Holmes- y tienen que definir dentro de sus reglas quién los representará; y además, los conservadores quieren volver a ser protagonistas políticamente y no es claro qué tanto podrían ceder si la coalición deja a un uribista al frente de la candidatura. 

“Aquí el tema va a ser de egos, pero en los dos lados tendrán que buscar la manera de superarlos, porque no se debe perder el norte que es recuperar el país”, le dijo a La Silla la representante uribista María Fernanda Cabal.

Sin embargo, ocho fuentes entre congresistas y directivos de los dos partidos, le dijeron a La Silla que si había un nombre que los unificara sería el de Luis Alfredo Ramos, quien si es absuelto en la Corte Suprema del proceso por parapolítica que lo tuvo preso por tres años, también podría entrar a la baraja uribista. 

Aunque falta ver cómo calaría ese nombre entre las iglesias, si Ramos resucita políticamente se convertiría en el sujeto a vencer de Ordóñez. 

Por ahora, Ordóñez arranca con las bases más conservadoras del país como sus aliadas y con una imagen favorable, según la última medición de Gallup, de 22 puntos, la misma que tiene Carlos Holmes y un punto más arriba que la de Ramos, pero 9 puntos más abajo que la de Marta Lucía Ramírez.  

Después de la marcha, cuando mida nuevamente el poder de sus bases y arranque la correría, tendrá que luchar contra la desfavorable, que llega a los 35 puntos, y que es una de las más altas de los presidenciables. 

[safe_summary] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

) ) [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre La marcha del 1 de abril, el banderazo para la campaña de Ordóñez  [href] => node/60084 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => La marcha del 1 de abril, el banderazo para la campaña de Ordóñez  ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment-comments] => Array ( [title] => 4 comentarios [href] => node/60084 [attributes] => Array ( [title] => Ir al primer comentario de este post. ) [fragment] => comments [html] => 1 ) [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60084 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60704 [uid] => 13966 [title] => La marcha del 1 de abril, el banderazo para la campaña de Ordóñez  [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60084 [type] => historia [language] => es [created] => 1489072251 [changed] => 1489076306 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489076306 [revision_uid] => 13966 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

La marcha anticorrupción y contra el gobierno de Santos que promueven para el 1 de abril Alejandro Ordóñez y Álvaro Uribe dará el banderazo oficial a la campaña presidencial del anulado exprocurador. 

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría  porque fue ternado por magistrados y elegido por senadores que estaban impedidos (les nombró familiares en esa entidad cuando estaba buscando reelegirse), Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país. 

Así arranca su campaña.

La plataforma

Aunque aún están afinando varios detalles, el embrión de su candidatura ya está formado. 
Ya definieron las líneas programáticas de la campaña y han hecho los acercamientos con varias de las fichas que se encargarán de mover su aspiración en diferentes partes del país. 

 

El que por ahora está más perfilado es el comité político. Ordóñez lo está conformando con los amigos que consolidó en los últimos ocho años, y con los congresistas conservadores más allegados a él.

“Aquí la idea es agrupar a todas las bases del partido que se sienten identificadas con él. Muchos congresistas también lo ven como el candidato del Partido Conservador y las conversaciones han ido avanzando con muchos”, le dijo a La Silla una de las fuentes de adentro del círculo de Ordóñez. 

Esa fuente, y otras dos -también del primer círculo de Ordóñez-, le dijeron a La Silla que el ex senador caucano José Darío Salazar, su colega pastuso Eduardo Enríquez Maya y el exprocurador para las regiones, Carlos Augusto Mesa -un santandereano de sus entrañas-, están tirando línea en el lado político.

Mesa le dijo a La Silla que sí está dentro del equipo de Ordóñez, pero que no está haciendo las veces de articulador político porque no hay una campaña formal; y en su lugar, habló de Salazar, a quien referenció como el más visible dentro de esa línea de la campaña que arrancará el exprocurador.

Salazar, por su parte, nos dijo que él no era el coordinador político pero que sí estaba ayudando. Más adelante, en otra llamada, aclaró que lo que estaba haciendo era moviendo sus bases para la marcha del 1 de abril, porque Ordóñez aún no ha hablado formalmente de la campaña presidencial.

Enríquez Maya solo nos dijo que su partido aún no había definido candidato.

“Nadie quiere hablar de frente por ahora porque todo está en etapa de estructuración, y Alejandro aún no ha dicho formalmente que quiere ser Presidente, aunque es evidente que todo apunta hacia allá”, le dijo a La Silla una fuente que ha estado en el proceso de consolidación de la plataforma. “Los que apoyen la marcha serán del grupo del político, porque ese día es que arranca todo”.

El segundo comité al que ya le han empezado a aparecer nombres es el financiero. 

La Silla supo que Fernando Marín Valencia, quien fue embajador de Colombia en Venezuela en el segundo perÍodo de Uribe, y es hermano de Rafael y Sergio Marín Valencia -los dueños de Marval, la constructora más grande del país-, ha sido abordado para que se sume al proyecto como financiador. 

“Yo con lo que estoy comprometido no es con la campaña sino con las ideas, lo que yo llamo la defensa de la institucionalidad… sí hemos conversado con el doctor Ordóñez y también me ha dicho que busque unos amigos para cuando inicie la campaña, pero por ahora eso es muy temprano y no he estado muy pendiente”, le dijo a La Silla Marín Valencia.

El otro empresario es el paisa Calixto Nicholls, quien además de venir de una familia de tradición conservadora, es un cacao de Antioquia, consuegro del expresidente Andrés Pastrana y esposoa de la ex candidata conservadora al senado Ángela Ospina de Nicholls.

El nombre de Nicholls en esa lista envía un doble mensaje, porque además de su apoyo, ha sido visto también por algunos de los que lo conocen como un guiño del expresidente hacia Ordóñez. Esto es particularmente relevante en su caso, teniendo en cuenta que el expresidente ha asumido el rol de mediador entre el exprocurador y Marta Lucía Ramírez, quien competiría con él por el aval azul y quien apóyó la cmapaña de Ospina al senado.

A diferencia de Marín, según le dijeron a La Silla en la oficina de prensa de Ordóñez, el acercamiento de Nicholls ha sido únicamente para el apoyo a la marcha. 

El tercer comité es el administrativo, y sería el que estaría al frente de la oficina privada y de las sedes, así como de la logística de las giras que Ordóñez emprenderá por todo el país, después de la marcha del 1 de abril. 

Hasta ahora lo que el exprocurador ha hecho es asistir a cuanto evento académico lo invitan y en el marco de las visitas que lo llevan a las regiones, a pequeñas reuniones con líderes locales y empresarios.

Solo en las últimas semanas, en Santander se reunió con bases conservadoras, con retirados de la Policía y con empresarios. 

Agradecimientos a Los Florideños, a Bumangueses, a los ganaderos y agricultores y, a integrantes de la Reserva activa de las Fuerzas Armadas pic.twitter.com/uIP8IKhjvC

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 19 de febrero de 2017

En su mismo departamento, en un foro de la Universidad de Santander, Udes, protagonizó una pelea con el también conservador Álvaro Leyva, que se volvió noticia nacional porque lo llamó “farsante”.

"Usted es un farsante dr Álvaro Leyva". Alejandro Ordóñez, en @UDESbucaramanga después de amenazante y grosera intervención de @AlvaroLeyva pic.twitter.com/QGRD33YYFf

— Laureano Tirado (@LaureanoTirado) 28 de febrero de 2017

En Medellín, también dictó conferencia.

Un especial agradecimiento a todos los estudiantes de la Universidad de Medellín. pic.twitter.com/wB1Rwqvfvu

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 21 de febrero de 2017

Y estuvo en Magangué, en conversatorios y asistiendo a festividades religiosas.

Agradecido con la calurosa recepción #GraciasMagangué pic.twitter.com/ziRjgCy8Oy

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 4 de febrero de 2017

Ese comité, además, estaría encargado de otro tema estructural, la recolección de firmas que Ordóñez quiere emprender para apalancar su aspiración. 

“Esas firmas tienen el propósito de mostrarle al Partido Conservador la fortaleza y tener el mejor argumento para quedarse con la candidatura. También tantear el terreno para ver el respaldo en todo el país. Después del 1 de abril arranca la parte fuerte”, le contó a La Silla una fuente de círculo del exprocurador en Santander. 

Las bases

Además de los tres comités, que son los típicos de una campaña política, hay un cuarto que será una de sus columnas vertebrales: el doctrinal.

Para estructurarlo, Ordóñez ha hecho varios acercamientos con líderes políticos de las iglesias cristianas y del sector más conservador de los católicos que se movilizaron con la marchas de agosto del año pasado contra la inclusión de los derechos Lgbti en los manuales de convivencia escolares, y que hoy están agrupados, como lo contó La Silla, en una organización que se denominó Movimiento Nacional por la Familia. 

Ese sector es la base social con la que arranca Ordóñez. Independientemente de su color político u origen social, quienes lo integran tienen en común que no se sienten representados por las decisiones de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario y el derecho de las parejas del mismo sexo para adoptar.

Además de su oposición a los Lgbti, también están alineados con el procurador anulado en temas propios del conservatismos social como el rechazo al aborto, al consumo de drogas o a la eutanasia. 

Según las cuentas de este movimiento, tienen una base de unas 1,7 millones de personas, muchas de las cuales están comunicadas a través de grupos de whatsapp desde la marcha  de hace ya casi un año. 

“Ordóñez es el candidato por descarte, porque es el único de toda esa corriente que no va en contra de los principios de la iglesia tradicional, sea católica o no católica”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del movimiento que pidió la reserva de su nombre porque la posición no se ha hecho oficial. “Ordóñez es casi que el católico más evangélico, y por eso aglutina a todos los sectores conservadores de base”. 

La cercanía de Ordóñez con ese movimiento que movió con fuerza la idea de que el Acuerdo de Paz movía la ideología de género es la más evidente. 

Sus líderes son Oswaldo Ortiz, un pastor cristiano que se hizo famoso por sus videos de Youtube en contra de lo que él denominó el ‘lobby gay’ en las altas esferas de poder, y la diputada de Santander por el Partido de La U, Ángela Hernández, quien se hizo famosa por ser la primera en criticar las cartillas de Gina Parody y por proponer que se crearan colegios para homosexuales. 

Desde el martes, Ordóñez y Hernández pusieron a circular en redes sociales un video en el que, vestidos igual, invitan a salir a la marcha del primero de abril.

Colombianos: el silencio nos hace daño y nos hace cómplices, Este 1 de abril #PorColombiaAlaCalle pic.twitter.com/zqJSMTahFs

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 7 de marzo de 2017

Además de ese acercamiento, Ordóñez también ha tendido puentes con el concejal de Bogotá del viejo PIN, Marco Fidel Ramírez, cuyo caudal electoral proviene de la Iglesia Familiar Internacional.

“Hemos tenido diálogos con alguna frecuencia de carácter fraternal que se están dando a todo nivel con la expectativa presidencial de 2018. Aún tengo que esperar lo que defina mi partido en ese sentido, pero tengo la convicción de que Alejandro Ordóñez sería un gran Presidente”, aseguró Ramírez, que sacó 14 mil votos en 2015.

La fuerza de ese sector además estaría representada en que recogerán firmas para ir con listas propias al Congreso en 2018.

Una fuente que lo sabe de primera mano le contó a La Silla que planean lanzar listas cerradas en todo el país bajo la consigna de la ‘defensa de la familia’. Así no solo agruparían a cristianos sino también a todos los sectores católicos que se sienten representados con esa bandera.

“Ya ha habido reuniones con la Conferencia Episcopal, con todos los grupos Pro-vida, que son muy fuertes, con varias agrupaciones que se sienten identificadas con lo mismo. Sabemos que tenemos que ir con un presidenciable y Ordóñez es el que recoge los principios que nosotros defendemos”, le dijo a La Silla la fuente de ese movimiento.

Sin embargo, y aunque por ahora Ordóñez es el que más podría capitalizar esa derecha, le podría salir competencia. 

Como lo contó La Silla, la senadora y exfiscal general, Viviane Morales, está dentro de los planes de los cristianos para 2018; aunque ella no ha decidido nada, un líder de esas iglesias nos dijo que si se lanza o incluso si no se lanza pero se inclina por otro candidato, puede dividir ese caudal electoral de los cristianos.

La estrategia

Si bien desde cuando aún era Procurador Ordóñez ha dado señales de estar en campaña, parte de su estrategia está en no decirlo de frente.

Seis personas que han asistido a los eventos del exproducurador le dijeron a La Silla que sus discursos tienen en común que son contra el gobierno de Santos y contra la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, y que en ninguno habla de aspiración política alguna.

Esa línea la ha mantenido en sus salidas en medios y en su propia cuenta de Twitter, donde constantemente cuelga videos suyos hablando sobre los temas coyunturales para el país (y en los que a veces han aparecido que lo proclaman Presidente). 

Por ejemplo, cuando llegó a la sede del Partido Conservador a pedirle a los directivos que se declararan en oposición a Santos, lo hizo con una comitiva que desde su llegada hasta su salida gritó: “se vive, se siente Ordóñez Presidente”. 

¡El partido Conservador debe ser oposición al gobierno Santos/Vargas Lleras! pic.twitter.com/zaJkHKSpIy

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 8 de febrero de 2017

Con movidas como esa, Ordóñez también está tratando de captar y poner de su lado a las bases del Partido Conservador, que son en su mayoría antisantistas y están moviéndose en un sentido diferente al de los congresistas y directivos. 

Irlas alineando es clave para él porque Marta Lucía Ramírez, quien también quiere la candidatura presidencial, es la que las ha recogido y representado. 

La tercera línea en la que Ordóñez se ha movido, es la más pública y es la del uribismo. 

Gratificante reunión con el presidente @AlvaroUribeVel surge la necesidad de recuperar el orden y el imperio de la ley pic.twitter.com/wEx8REqjzv

— Alejandro Ordóñez (@A_OrdonezM) 3 de marzo de 2017

El anulado exprocurador ha dicho en varios medios y sus redes sociales que las fuerzas que se fueron con el No en el plebiscito deben armar una coalición para derrotar a los candidatos que se fueron con el Sí. 

Aunque esa idea no le disgusta al mismo Uribe, y en principio no tendría resistencia en las iglesias cristianas y el sector católico más conservador, el problema estaría en el nombre del candidato.

Por un lado a las iglesias les gustaría que fuera Ordóñez; por otro, los uribistas tienen una baraja de por lo menos tres precandidatos -María del Rpsario Guerra, Iván Duque y Carlos Holmes- y tienen que definir dentro de sus reglas quién los representará; y además, los conservadores quieren volver a ser protagonistas políticamente y no es claro qué tanto podrían ceder si la coalición deja a un uribista al frente de la candidatura. 

“Aquí el tema va a ser de egos, pero en los dos lados tendrán que buscar la manera de superarlos, porque no se debe perder el norte que es recuperar el país”, le dijo a La Silla la representante uribista María Fernanda Cabal.

Sin embargo, ocho fuentes entre congresistas y directivos de los dos partidos, le dijeron a La Silla que si había un nombre que los unificara sería el de Luis Alfredo Ramos, quien si es absuelto en la Corte Suprema del proceso por parapolítica que lo tuvo preso por tres años, también podría entrar a la baraja uribista. 

Aunque falta ver cómo calaría ese nombre entre las iglesias, si Ramos resucita políticamente se convertiría en el sujeto a vencer de Ordóñez. 

Por ahora, Ordóñez arranca con las bases más conservadoras del país como sus aliadas y con una imagen favorable, según la última medición de Gallup, de 22 puntos, la misma que tiene Carlos Holmes y un punto más arriba que la de Ramos, pero 9 puntos más abajo que la de Marta Lucía Ramírez.  

Después de la marcha, cuando mida nuevamente el poder de sus bases y arranque la correría, tendrá que luchar contra la desfavorable, que llega a los 35 puntos, y que es una de las más altas de los presidenciables. 

[summary] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

[format] => full_html [safe_value] =>

La marcha anticorrupción y contra el gobierno de Santos que promueven para el 1 de abril Alejandro Ordóñez y Álvaro Uribe dará el banderazo oficial a la campaña presidencial del anulado exprocurador. 

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría  porque fue ternado por magistrados y elegido por senadores que estaban impedidos (les nombró familiares en esa entidad cuando estaba buscando reelegirse), Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país. 

Así arranca su campaña.

La plataforma

Aunque aún están afinando varios detalles, el embrión de su candidatura ya está formado. 
Ya definieron las líneas programáticas de la campaña y han hecho los acercamientos con varias de las fichas que se encargarán de mover su aspiración en diferentes partes del país. 

 

El que por ahora está más perfilado es el comité político. Ordóñez lo está conformando con los amigos que consolidó en los últimos ocho años, y con los congresistas conservadores más allegados a él.

“Aquí la idea es agrupar a todas las bases del partido que se sienten identificadas con él. Muchos congresistas también lo ven como el candidato del Partido Conservador y las conversaciones han ido avanzando con muchos”, le dijo a La Silla una de las fuentes de adentro del círculo de Ordóñez. 

Esa fuente, y otras dos -también del primer círculo de Ordóñez-, le dijeron a La Silla que el ex senador caucano José Darío Salazar, su colega pastuso Eduardo Enríquez Maya y el exprocurador para las regiones, Carlos Augusto Mesa -un santandereano de sus entrañas-, están tirando línea en el lado político.

Mesa le dijo a La Silla que sí está dentro del equipo de Ordóñez, pero que no está haciendo las veces de articulador político porque no hay una campaña formal; y en su lugar, habló de Salazar, a quien referenció como el más visible dentro de esa línea de la campaña que arrancará el exprocurador.

Salazar, por su parte, nos dijo que él no era el coordinador político pero que sí estaba ayudando. Más adelante, en otra llamada, aclaró que lo que estaba haciendo era moviendo sus bases para la marcha del 1 de abril, porque Ordóñez aún no ha hablado formalmente de la campaña presidencial.

Enríquez Maya solo nos dijo que su partido aún no había definido candidato.

“Nadie quiere hablar de frente por ahora porque todo está en etapa de estructuración, y Alejandro aún no ha dicho formalmente que quiere ser Presidente, aunque es evidente que todo apunta hacia allá”, le dijo a La Silla una fuente que ha estado en el proceso de consolidación de la plataforma. “Los que apoyen la marcha serán del grupo del político, porque ese día es que arranca todo”.

El segundo comité al que ya le han empezado a aparecer nombres es el financiero. 

La Silla supo que Fernando Marín Valencia, quien fue embajador de Colombia en Venezuela en el segundo perÍodo de Uribe, y es hermano de Rafael y Sergio Marín Valencia -los dueños de Marval, la constructora más grande del país-, ha sido abordado para que se sume al proyecto como financiador. 

“Yo con lo que estoy comprometido no es con la campaña sino con las ideas, lo que yo llamo la defensa de la institucionalidad… sí hemos conversado con el doctor Ordóñez y también me ha dicho que busque unos amigos para cuando inicie la campaña, pero por ahora eso es muy temprano y no he estado muy pendiente”, le dijo a La Silla Marín Valencia.

El otro empresario es el paisa Calixto Nicholls, quien además de venir de una familia de tradición conservadora, es un cacao de Antioquia, consuegro del expresidente Andrés Pastrana y esposoa de la ex candidata conservadora al senado Ángela Ospina de Nicholls.

El nombre de Nicholls en esa lista envía un doble mensaje, porque además de su apoyo, ha sido visto también por algunos de los que lo conocen como un guiño del expresidente hacia Ordóñez. Esto es particularmente relevante en su caso, teniendo en cuenta que el expresidente ha asumido el rol de mediador entre el exprocurador y Marta Lucía Ramírez, quien competiría con él por el aval azul y quien apóyó la cmapaña de Ospina al senado.

A diferencia de Marín, según le dijeron a La Silla en la oficina de prensa de Ordóñez, el acercamiento de Nicholls ha sido únicamente para el apoyo a la marcha. 

El tercer comité es el administrativo, y sería el que estaría al frente de la oficina privada y de las sedes, así como de la logística de las giras que Ordóñez emprenderá por todo el país, después de la marcha del 1 de abril. 

Hasta ahora lo que el exprocurador ha hecho es asistir a cuanto evento académico lo invitan y en el marco de las visitas que lo llevan a las regiones, a pequeñas reuniones con líderes locales y empresarios.

Solo en las últimas semanas, en Santander se reunió con bases conservadoras, con retirados de la Policía y con empresarios. 

Agradecimientos a Los Florideños, a Bumangueses, a los ganaderos y agricultores y, a integrantes de la Reserva activa de las Fuerzas Armadas pic.twitter.com/uIP8IKhjvC

— Alejandro Ordóñez () 19 de febrero de 2017

En su mismo departamento, en un foro de la Universidad de Santander, Udes, protagonizó una pelea con el también conservador Álvaro Leyva, que se volvió noticia nacional porque lo llamó “farsante”.

"Usted es un farsante dr Álvaro Leyva". Alejandro Ordóñez, en después de amenazante y grosera intervención de pic.twitter.com/QGRD33YYFf

— Laureano Tirado () 28 de febrero de 2017

En Medellín, también dictó conferencia.

Un especial agradecimiento a todos los estudiantes de la Universidad de Medellín. pic.twitter.com/wB1Rwqvfvu

— Alejandro Ordóñez () 21 de febrero de 2017

Y estuvo en Magangué, en conversatorios y asistiendo a festividades religiosas.

Agradecido con la calurosa recepción #GraciasMagangué pic.twitter.com/ziRjgCy8Oy

— Alejandro Ordóñez () 4 de febrero de 2017

Ese comité, además, estaría encargado de otro tema estructural, la recolección de firmas que Ordóñez quiere emprender para apalancar su aspiración. 

“Esas firmas tienen el propósito de mostrarle al Partido Conservador la fortaleza y tener el mejor argumento para quedarse con la candidatura. También tantear el terreno para ver el respaldo en todo el país. Después del 1 de abril arranca la parte fuerte”, le contó a La Silla una fuente de círculo del exprocurador en Santander. 

Las bases

Además de los tres comités, que son los típicos de una campaña política, hay un cuarto que será una de sus columnas vertebrales: el doctrinal.

Para estructurarlo, Ordóñez ha hecho varios acercamientos con líderes políticos de las iglesias cristianas y del sector más conservador de los católicos que se movilizaron con la marchas de agosto del año pasado contra la inclusión de los derechos Lgbti en los manuales de convivencia escolares, y que hoy están agrupados, como lo contó La Silla, en una organización que se denominó Movimiento Nacional por la Familia. 

Ese sector es la base social con la que arranca Ordóñez. Independientemente de su color político u origen social, quienes lo integran tienen en común que no se sienten representados por las decisiones de la Corte Constitucional a favor del matrimonio igualitario y el derecho de las parejas del mismo sexo para adoptar.

Además de su oposición a los Lgbti, también están alineados con el procurador anulado en temas propios del conservatismos social como el rechazo al aborto, al consumo de drogas o a la eutanasia. 

Según las cuentas de este movimiento, tienen una base de unas 1,7 millones de personas, muchas de las cuales están comunicadas a través de grupos de whatsapp desde la marcha  de hace ya casi un año. 

“Ordóñez es el candidato por descarte, porque es el único de toda esa corriente que no va en contra de los principios de la iglesia tradicional, sea católica o no católica”, le dijo a La Silla una fuente de adentro del movimiento que pidió la reserva de su nombre porque la posición no se ha hecho oficial. “Ordóñez es casi que el católico más evangélico, y por eso aglutina a todos los sectores conservadores de base”. 

La cercanía de Ordóñez con ese movimiento que movió con fuerza la idea de que el Acuerdo de Paz movía la ideología de género es la más evidente. 

Sus líderes son Oswaldo Ortiz, un pastor cristiano que se hizo famoso por sus videos de Youtube en contra de lo que él denominó el ‘lobby gay’ en las altas esferas de poder, y la diputada de Santander por el Partido de La U, Ángela Hernández, quien se hizo famosa por ser la primera en criticar las cartillas de Gina Parody y por proponer que se crearan colegios para homosexuales. 

Desde el martes, Ordóñez y Hernández pusieron a circular en redes sociales un video en el que, vestidos igual, invitan a salir a la marcha del primero de abril.

Colombianos: el silencio nos hace daño y nos hace cómplices, Este 1 de abril #PorColombiaAlaCalle pic.twitter.com/zqJSMTahFs

— Alejandro Ordóñez () 7 de marzo de 2017

Además de ese acercamiento, Ordóñez también ha tendido puentes con el concejal de Bogotá del viejo PIN, Marco Fidel Ramírez, cuyo caudal electoral proviene de la Iglesia Familiar Internacional.

“Hemos tenido diálogos con alguna frecuencia de carácter fraternal que se están dando a todo nivel con la expectativa presidencial de 2018. Aún tengo que esperar lo que defina mi partido en ese sentido, pero tengo la convicción de que Alejandro Ordóñez sería un gran Presidente”, aseguró Ramírez, que sacó 14 mil votos en 2015.

La fuerza de ese sector además estaría representada en que recogerán firmas para ir con listas propias al Congreso en 2018.

Una fuente que lo sabe de primera mano le contó a La Silla que planean lanzar listas cerradas en todo el país bajo la consigna de la ‘defensa de la familia’. Así no solo agruparían a cristianos sino también a todos los sectores católicos que se sienten representados con esa bandera.

“Ya ha habido reuniones con la Conferencia Episcopal, con todos los grupos Pro-vida, que son muy fuertes, con varias agrupaciones que se sienten identificadas con lo mismo. Sabemos que tenemos que ir con un presidenciable y Ordóñez es el que recoge los principios que nosotros defendemos”, le dijo a La Silla la fuente de ese movimiento.

Sin embargo, y aunque por ahora Ordóñez es el que más podría capitalizar esa derecha, le podría salir competencia. 

Como lo contó La Silla, la senadora y exfiscal general, Viviane Morales, está dentro de los planes de los cristianos para 2018; aunque ella no ha decidido nada, un líder de esas iglesias nos dijo que si se lanza o incluso si no se lanza pero se inclina por otro candidato, puede dividir ese caudal electoral de los cristianos.

La estrategia

Si bien desde cuando aún era Procurador Ordóñez ha dado señales de estar en campaña, parte de su estrategia está en no decirlo de frente.

Seis personas que han asistido a los eventos del exproducurador le dijeron a La Silla que sus discursos tienen en común que son contra el gobierno de Santos y contra la implementación de los acuerdos de paz con las Farc, y que en ninguno habla de aspiración política alguna.

Esa línea la ha mantenido en sus salidas en medios y en su propia cuenta de Twitter, donde constantemente cuelga videos suyos hablando sobre los temas coyunturales para el país (y en los que a veces han aparecido que lo proclaman Presidente). 

Por ejemplo, cuando llegó a la sede del Partido Conservador a pedirle a los directivos que se declararan en oposición a Santos, lo hizo con una comitiva que desde su llegada hasta su salida gritó: “se vive, se siente Ordóñez Presidente”. 

¡El partido Conservador debe ser oposición al gobierno Santos/Vargas Lleras! pic.twitter.com/zaJkHKSpIy

— Alejandro Ordóñez () 8 de febrero de 2017

Con movidas como esa, Ordóñez también está tratando de captar y poner de su lado a las bases del Partido Conservador, que son en su mayoría antisantistas y están moviéndose en un sentido diferente al de los congresistas y directivos. 

Irlas alineando es clave para él porque Marta Lucía Ramírez, quien también quiere la candidatura presidencial, es la que las ha recogido y representado. 

La tercera línea en la que Ordóñez se ha movido, es la más pública y es la del uribismo. 

Gratificante reunión con el presidente surge la necesidad de recuperar el orden y el imperio de la ley pic.twitter.com/wEx8REqjzv

— Alejandro Ordóñez () 3 de marzo de 2017

El anulado exprocurador ha dicho en varios medios y sus redes sociales que las fuerzas que se fueron con el No en el plebiscito deben armar una coalición para derrotar a los candidatos que se fueron con el Sí. 

Aunque esa idea no le disgusta al mismo Uribe, y en principio no tendría resistencia en las iglesias cristianas y el sector católico más conservador, el problema estaría en el nombre del candidato.

Por un lado a las iglesias les gustaría que fuera Ordóñez; por otro, los uribistas tienen una baraja de por lo menos tres precandidatos -María del Rpsario Guerra, Iván Duque y Carlos Holmes- y tienen que definir dentro de sus reglas quién los representará; y además, los conservadores quieren volver a ser protagonistas políticamente y no es claro qué tanto podrían ceder si la coalición deja a un uribista al frente de la candidatura. 

“Aquí el tema va a ser de egos, pero en los dos lados tendrán que buscar la manera de superarlos, porque no se debe perder el norte que es recuperar el país”, le dijo a La Silla la representante uribista María Fernanda Cabal.

Sin embargo, ocho fuentes entre congresistas y directivos de los dos partidos, le dijeron a La Silla que si había un nombre que los unificara sería el de Luis Alfredo Ramos, quien si es absuelto en la Corte Suprema del proceso por parapolítica que lo tuvo preso por tres años, también podría entrar a la baraja uribista. 

Aunque falta ver cómo calaría ese nombre entre las iglesias, si Ramos resucita políticamente se convertiría en el sujeto a vencer de Ordóñez. 

Por ahora, Ordóñez arranca con las bases más conservadoras del país como sus aliadas y con una imagen favorable, según la última medición de Gallup, de 22 puntos, la misma que tiene Carlos Holmes y un punto más arriba que la de Ramos, pero 9 puntos más abajo que la de Marta Lucía Ramírez.  

Después de la marcha, cuando mida nuevamente el poder de sus bases y arranque la correría, tendrá que luchar contra la desfavorable, que llega a los 35 puntos, y que es una de las más altas de los presidenciables. 

[safe_summary] =>

Luego de seis meses de haber sido forzado a salir de la Procuraduría, Ordóñez ya tiene casi todo listo para empezar a recorrer el país.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65961 [uid] => 13966 [filename] => ordonez.jpg [uri] => public://portadas/ordonez.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 108297 [status] => 1 [timestamp] => 1489076306 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => Alejandro Ordóñez Maldonado, exprocurador general de la Nación. [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 55416 ) [1] => Array ( [target_id] => 56374 ) [2] => Array ( [target_id] => 57851 ) [3] => Array ( [target_id] => 58899 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 609 ) [1] => Array ( [tid] => 35482 ) [2] => Array ( [tid] => 15226 ) [3] => Array ( [tid] => 33151 ) [4] => Array ( [tid] => 1080 ) [5] => Array ( [tid] => 641 ) [6] => Array ( [tid] => 290 ) [7] => Array ( [tid] => 6639 ) [8] => Array ( [tid] => 35483 ) [9] => Array ( [tid] => 2345 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24577 ) [1] => Array ( [tid] => 24569 ) [2] => Array ( [tid] => 8803 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24552 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 8803 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191711 [last_comment_timestamp] => 1489189446 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 24062 [comment_count] => 4 [name] => JINETHPRIETO [picture] => 55484 [data] => a:13:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:23:"picture_upload_register";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:13:"select_avatar";s:17:"critico_85x85.gif";s:16:"picture_uploaded";b:0;s:7:"contact";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60084 ) ) ) [#weight] => 4 ) [60091] => Array ( [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60711 [uid] => 31 [title] => Zuluaga, el primer descabezado por Odebrecht [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60091 [type] => historia [language] => es [created] => 1489040211 [changed] => 1489076542 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489076542 [revision_uid] => 31 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Como ya lo había anticipado La Silla, la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga llegó a su fin a raíz del escándalo de Odebrecht y con su salida de la carrera, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018.

El lunes, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló en su largo comunicado sobre la investigación de Odebrecht que la corrupta multinacional brasileña había pagado al publicista “Duda” Mendonca 1,6 millones de dólares, “correspondiente a un cobro adicional a la suma que inicialmente habría sido convenida por servicios prestados a la campaña “Mano Firme, Corazón Grande” del candidato Zuluaga. Dicho pago se llevó a cabo por la firma brasilera, según las acreditaciones obrantes, en dos instalamentos, a favor de la empresa off shore Topsail Holding”.

El martes, Álvaro Uribe trinó dos veces que “antes de pronunciarse sobre la información el señor Fiscal” estaba esperando hablar con Óscar Iván. Ya el fin de semana, como lo había revelado La Silla el ex presidente le había ofrecido a la senadora María del Rosario Guerra, que es muy cercana a Zuluaga, meterse en la carrera presidencial. Ambos gestos eran indicios claros de que Uribe había “soltado” a Zuluaga.

El miércoles en la tarde, sin desmentir lo dicho por el Fiscal, Zuluaga sacó un comunicado en el que anunció que se había reunido en la mañana con Álvaro Uribe en su casa en Rionegro para informarle “de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrectht en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014.”

La Silla supo que ayer en la mañana hubo dos reuniones en la casa de Uribe: la de María del Rosario Guerra, en la que la senadora del Centro Democrático le aceptó al Ex presidente ser precandidata por el uribismo. Luego fue la reunión con Zuluaga, que había estado todo el lunes desconectado hablando con sus abogados. 

Al final la decisión la tomó él solo con su familia. “Nadie del Partido lo presionó. Él tomó esa decisión el lunes en la noche”, le dijo a La Silla un miembro del partido. Dice que cuando Zuluaga llegó de Manizales el lunes se lo notificó a la directora del Centro Democrático.

Aunque Zuluaga habló de “aplazar” su candidatura, en el partido y en los círculos políticos asumen que la decisión es definitiva. Una carrera política de más de 20 años, que lo tuvo ad portas de ser presidente de Colombia en el 2014, muy probablemente ha llegado a su fin. Es el primer descabezado por Odebrecht, pero seguramente no el último.

 

Nuevo panorama en la derecha

En este episodio, como en muchos otros, Uribe ejerció el liderazgo que tiene en su partido y se movió rápido con una estrategia de control de daños para forzar la salida de Óscar Iván y mitigar así el impacto del escándalo de Odebrecht sobre su partido. Algo que el presidente Juan Manuel Santos aún no hace a pesar de que el agua del escándalo también corre pierna arriba de su gobierno.

Saliendo de Zuluaga, que es el más directamente involucrado en el escándalo pero no el único, el uribismo puede redireccionar su campaña, mover otros líderes no afectados por Odebrecht y separarse un poco del escándalo.

Como dijo una fuente a La Silla, “no están tan lejos del lodo como la izquierda, Fajardo y Claudia pero ya empiezan a moverse” y con el tiempo se verá con cuánto éxito lo logran, sobre todo si el tema de la campaña es la corrupción y no el proceso de paz.

En cualquier caso, saliendo Zuluaga del ring, que era el gran favorito del Centro Democrático por haber conseguido en la pasada campaña casi 7 millones de votos jalonados por Uribe, el panorama de precandidaturas del Centro Democrático cambia.

Lo primero es que, como lo dijo en primicia La Silla, en reemplazo de Zuluaga entra Guerra, una persona muy cercana a Uribe y con gran juego en el Centro Democrático; con una trayectoria en el sector público más técnica que política pero heredera de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de Sucre –la casa Guerra Tulena-.

Guerra tiene espacio para crecer pero es un rival menos duro que Zuluaga para el otro precandidato del uribismo, Iván Duque.

Aunque Duque se beneficia de no tener ya a Óscar Iván de contendor, el hecho de haberlo acompañado a la primera reunión con Odebrecht en Brasil lo puede perjudicar políticamente así la Fiscalía no tenga nada contra él. Lo mismo al otro precandidato, Carlos Holmes Trujillo, pues era la fórmula vicepresidencial de Zuluaga en esa campaña.

Y en todo caso, la salida de Óscar Iván abre también la puerta para que crezcan otras opciones como la de Luis Alfredo Ramos, un político mucho más experimentado que Duque.

Si la justicia finalmente lo absuelve –como lo pidió recientemente la Procuraduría- de la acusación de parapolítica que lo ha mantenido sub judice durante los últimos años, Ramos encontrará un camino más despejado en el uribismo sin la presencia de Zuluaga.

[summary] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

[format] => full_html [safe_value] =>

Como ya lo había anticipado La Silla, la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga llegó a su fin a raíz del escándalo de Odebrecht y con su salida de la carrera, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018.

El lunes, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló en su largo comunicado sobre la investigación de Odebrecht que la corrupta multinacional brasileña había pagado al publicista “Duda” Mendonca 1,6 millones de dólares, “correspondiente a un cobro adicional a la suma que inicialmente habría sido convenida por servicios prestados a la campaña “Mano Firme, Corazón Grande” del candidato Zuluaga. Dicho pago se llevó a cabo por la firma brasilera, según las acreditaciones obrantes, en dos instalamentos, a favor de la empresa off shore Topsail Holding”.

El martes, Álvaro Uribe trinó dos veces que “antes de pronunciarse sobre la información el señor Fiscal” estaba esperando hablar con Óscar Iván. Ya el fin de semana, como lo había revelado La Silla el ex presidente le había ofrecido a la senadora María del Rosario Guerra, que es muy cercana a Zuluaga, meterse en la carrera presidencial. Ambos gestos eran indicios claros de que Uribe había “soltado” a Zuluaga.

El miércoles en la tarde, sin desmentir lo dicho por el Fiscal, Zuluaga sacó un comunicado en el que anunció que se había reunido en la mañana con Álvaro Uribe en su casa en Rionegro para informarle “de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrectht en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014.”

La Silla supo que ayer en la mañana hubo dos reuniones en la casa de Uribe: la de María del Rosario Guerra, en la que la senadora del Centro Democrático le aceptó al Ex presidente ser precandidata por el uribismo. Luego fue la reunión con Zuluaga, que había estado todo el lunes desconectado hablando con sus abogados. 

Al final la decisión la tomó él solo con su familia. “Nadie del Partido lo presionó. Él tomó esa decisión el lunes en la noche”, le dijo a La Silla un miembro del partido. Dice que cuando Zuluaga llegó de Manizales el lunes se lo notificó a la directora del Centro Democrático.

Aunque Zuluaga habló de “aplazar” su candidatura, en el partido y en los círculos políticos asumen que la decisión es definitiva. Una carrera política de más de 20 años, que lo tuvo ad portas de ser presidente de Colombia en el 2014, muy probablemente ha llegado a su fin. Es el primer descabezado por Odebrecht, pero seguramente no el último.

 

Nuevo panorama en la derecha

En este episodio, como en muchos otros, Uribe ejerció el liderazgo que tiene en su partido y se movió rápido con una estrategia de control de daños para forzar la salida de Óscar Iván y mitigar así el impacto del escándalo de Odebrecht sobre su partido. Algo que el presidente Juan Manuel Santos aún no hace a pesar de que el agua del escándalo también corre pierna arriba de su gobierno.

Saliendo de Zuluaga, que es el más directamente involucrado en el escándalo pero no el único, el uribismo puede redireccionar su campaña, mover otros líderes no afectados por Odebrecht y separarse un poco del escándalo.

Como dijo una fuente a La Silla, “no están tan lejos del lodo como la izquierda, Fajardo y Claudia pero ya empiezan a moverse” y con el tiempo se verá con cuánto éxito lo logran, sobre todo si el tema de la campaña es la corrupción y no el proceso de paz.

En cualquier caso, saliendo Zuluaga del ring, que era el gran favorito del Centro Democrático por haber conseguido en la pasada campaña casi 7 millones de votos jalonados por Uribe, el panorama de precandidaturas del Centro Democrático cambia.

Lo primero es que, como lo dijo en primicia La Silla, en reemplazo de Zuluaga entra Guerra, una persona muy cercana a Uribe y con gran juego en el Centro Democrático; con una trayectoria en el sector público más técnica que política pero heredera de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de Sucre –la casa Guerra Tulena-.

Guerra tiene espacio para crecer pero es un rival menos duro que Zuluaga para el otro precandidato del uribismo, Iván Duque.

Aunque Duque se beneficia de no tener ya a Óscar Iván de contendor, el hecho de haberlo acompañado a la primera reunión con Odebrecht en Brasil lo puede perjudicar políticamente así la Fiscalía no tenga nada contra él. Lo mismo al otro precandidato, Carlos Holmes Trujillo, pues era la fórmula vicepresidencial de Zuluaga en esa campaña.

Y en todo caso, la salida de Óscar Iván abre también la puerta para que crezcan otras opciones como la de Luis Alfredo Ramos, un político mucho más experimentado que Duque.

Si la justicia finalmente lo absuelve –como lo pidió recientemente la Procuraduría- de la acusación de parapolítica que lo ha mantenido sub judice durante los últimos años, Ramos encontrará un camino más despejado en el uribismo sin la presencia de Zuluaga.

[safe_summary] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65966 [uid] => 31 [filename] => oizodebretch.jpg [uri] => public://portadas/oizodebretch_0.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 558546 [status] => 1 [timestamp] => 1489076542 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 47 ) ) ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60072 ) [1] => Array ( [target_id] => 59591 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 323 ) [1] => Array ( [tid] => 22617 ) [2] => Array ( [tid] => 641 ) [3] => Array ( [tid] => 2390 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24581 ) [1] => Array ( [tid] => 35405 ) [2] => Array ( [tid] => 24569 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65965 [uid] => 31 [filename] => oizodebretch.jpg [uri] => public://galerias_historia/oizodebretch.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 558546 [status] => 1 [timestamp] => 1489076542 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56584 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

. Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

. Iván Duque la tiene más fácil ahora, y se le abre la puerta a Luis Alfredo Ramos, si es absuelto.

[format] => full_html [safe_value] =>

. Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

. Iván Duque la tiene más fácil ahora, y se le abre la puerta a Luis Alfredo Ramos, si es absuelto.

) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191688 [last_comment_timestamp] => 1489115384 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10016784 [comment_count] => 5 [name] => juana [picture] => 44345 [data] => a:19:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:4:"type";s:6:"perfil";s:7:"contact";i:0;s:14:"picture_delete";i:0;s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-dc57b9be70269213a61587f071693b3a";s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:17:"comments_per_page";s:3:"150";s:9:"nodewords";a:7:{s:8:"abstract";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"canonical";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"copyright";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:11:"description";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:8:"keywords";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:13:"revisit-after";a:1:{s:5:"value";s:1:"1";}s:6:"robots";a:2:{s:5:"value";a:6:{s:9:"noarchive";i:0;s:8:"nofollow";i:0;s:7:"noindex";i:0;s:5:"noodp";i:0;s:9:"nosnippet";i:0;s:6:"noydir";i:0;}s:11:"use_default";i:0;}}s:16:"picture_uploaded";b:0;s:13:"select_avatar";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:5:"block";a:1:{s:4:"user";a:1:{s:6:"online";i:0;}}s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Como ya lo había anticipado La Silla, la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga llegó a su fin a raíz del escándalo de Odebrecht y con su salida de la carrera, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018.

El lunes, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló en su largo comunicado sobre la investigación de Odebrecht que la corrupta multinacional brasileña había pagado al publicista “Duda” Mendonca 1,6 millones de dólares, “correspondiente a un cobro adicional a la suma que inicialmente habría sido convenida por servicios prestados a la campaña “Mano Firme, Corazón Grande” del candidato Zuluaga. Dicho pago se llevó a cabo por la firma brasilera, según las acreditaciones obrantes, en dos instalamentos, a favor de la empresa off shore Topsail Holding”.

El martes, Álvaro Uribe trinó dos veces que “antes de pronunciarse sobre la información el señor Fiscal” estaba esperando hablar con Óscar Iván. Ya el fin de semana, como lo había revelado La Silla el ex presidente le había ofrecido a la senadora María del Rosario Guerra, que es muy cercana a Zuluaga, meterse en la carrera presidencial. Ambos gestos eran indicios claros de que Uribe había “soltado” a Zuluaga.

El miércoles en la tarde, sin desmentir lo dicho por el Fiscal, Zuluaga sacó un comunicado en el que anunció que se había reunido en la mañana con Álvaro Uribe en su casa en Rionegro para informarle “de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrectht en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014.”

La Silla supo que ayer en la mañana hubo dos reuniones en la casa de Uribe: la de María del Rosario Guerra, en la que la senadora del Centro Democrático le aceptó al Ex presidente ser precandidata por el uribismo. Luego fue la reunión con Zuluaga, que había estado todo el lunes desconectado hablando con sus abogados. 

Al final la decisión la tomó él solo con su familia. “Nadie del Partido lo presionó. Él tomó esa decisión el lunes en la noche”, le dijo a La Silla un miembro del partido. Dice que cuando Zuluaga llegó de Manizales el lunes se lo notificó a la directora del Centro Democrático.

Aunque Zuluaga habló de “aplazar” su candidatura, en el partido y en los círculos políticos asumen que la decisión es definitiva. Una carrera política de más de 20 años, que lo tuvo ad portas de ser presidente de Colombia en el 2014, muy probablemente ha llegado a su fin. Es el primer descabezado por Odebrecht, pero seguramente no el último.

 

Nuevo panorama en la derecha

En este episodio, como en muchos otros, Uribe ejerció el liderazgo que tiene en su partido y se movió rápido con una estrategia de control de daños para forzar la salida de Óscar Iván y mitigar así el impacto del escándalo de Odebrecht sobre su partido. Algo que el presidente Juan Manuel Santos aún no hace a pesar de que el agua del escándalo también corre pierna arriba de su gobierno.

Saliendo de Zuluaga, que es el más directamente involucrado en el escándalo pero no el único, el uribismo puede redireccionar su campaña, mover otros líderes no afectados por Odebrecht y separarse un poco del escándalo.

Como dijo una fuente a La Silla, “no están tan lejos del lodo como la izquierda, Fajardo y Claudia pero ya empiezan a moverse” y con el tiempo se verá con cuánto éxito lo logran, sobre todo si el tema de la campaña es la corrupción y no el proceso de paz.

En cualquier caso, saliendo Zuluaga del ring, que era el gran favorito del Centro Democrático por haber conseguido en la pasada campaña casi 7 millones de votos jalonados por Uribe, el panorama de precandidaturas del Centro Democrático cambia.

Lo primero es que, como lo dijo en primicia La Silla, en reemplazo de Zuluaga entra Guerra, una persona muy cercana a Uribe y con gran juego en el Centro Democrático; con una trayectoria en el sector público más técnica que política pero heredera de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de Sucre –la casa Guerra Tulena-.

Guerra tiene espacio para crecer pero es un rival menos duro que Zuluaga para el otro precandidato del uribismo, Iván Duque.

Aunque Duque se beneficia de no tener ya a Óscar Iván de contendor, el hecho de haberlo acompañado a la primera reunión con Odebrecht en Brasil lo puede perjudicar políticamente así la Fiscalía no tenga nada contra él. Lo mismo al otro precandidato, Carlos Holmes Trujillo, pues era la fórmula vicepresidencial de Zuluaga en esa campaña.

Y en todo caso, la salida de Óscar Iván abre también la puerta para que crezcan otras opciones como la de Luis Alfredo Ramos, un político mucho más experimentado que Duque.

Si la justicia finalmente lo absuelve –como lo pidió recientemente la Procuraduría- de la acusación de parapolítica que lo ha mantenido sub judice durante los últimos años, Ramos encontrará un camino más despejado en el uribismo sin la presencia de Zuluaga.

[summary] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

[format] => full_html [safe_value] =>

Como ya lo había anticipado La Silla, la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga llegó a su fin a raíz del escándalo de Odebrecht y con su salida de la carrera, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018.

El lunes, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló en su largo comunicado sobre la investigación de Odebrecht que la corrupta multinacional brasileña había pagado al publicista “Duda” Mendonca 1,6 millones de dólares, “correspondiente a un cobro adicional a la suma que inicialmente habría sido convenida por servicios prestados a la campaña “Mano Firme, Corazón Grande” del candidato Zuluaga. Dicho pago se llevó a cabo por la firma brasilera, según las acreditaciones obrantes, en dos instalamentos, a favor de la empresa off shore Topsail Holding”.

El martes, Álvaro Uribe trinó dos veces que “antes de pronunciarse sobre la información el señor Fiscal” estaba esperando hablar con Óscar Iván. Ya el fin de semana, como lo había revelado La Silla el ex presidente le había ofrecido a la senadora María del Rosario Guerra, que es muy cercana a Zuluaga, meterse en la carrera presidencial. Ambos gestos eran indicios claros de que Uribe había “soltado” a Zuluaga.

El miércoles en la tarde, sin desmentir lo dicho por el Fiscal, Zuluaga sacó un comunicado en el que anunció que se había reunido en la mañana con Álvaro Uribe en su casa en Rionegro para informarle “de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrectht en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014.”

La Silla supo que ayer en la mañana hubo dos reuniones en la casa de Uribe: la de María del Rosario Guerra, en la que la senadora del Centro Democrático le aceptó al Ex presidente ser precandidata por el uribismo. Luego fue la reunión con Zuluaga, que había estado todo el lunes desconectado hablando con sus abogados. 

Al final la decisión la tomó él solo con su familia. “Nadie del Partido lo presionó. Él tomó esa decisión el lunes en la noche”, le dijo a La Silla un miembro del partido. Dice que cuando Zuluaga llegó de Manizales el lunes se lo notificó a la directora del Centro Democrático.

Aunque Zuluaga habló de “aplazar” su candidatura, en el partido y en los círculos políticos asumen que la decisión es definitiva. Una carrera política de más de 20 años, que lo tuvo ad portas de ser presidente de Colombia en el 2014, muy probablemente ha llegado a su fin. Es el primer descabezado por Odebrecht, pero seguramente no el último.

 

Nuevo panorama en la derecha

En este episodio, como en muchos otros, Uribe ejerció el liderazgo que tiene en su partido y se movió rápido con una estrategia de control de daños para forzar la salida de Óscar Iván y mitigar así el impacto del escándalo de Odebrecht sobre su partido. Algo que el presidente Juan Manuel Santos aún no hace a pesar de que el agua del escándalo también corre pierna arriba de su gobierno.

Saliendo de Zuluaga, que es el más directamente involucrado en el escándalo pero no el único, el uribismo puede redireccionar su campaña, mover otros líderes no afectados por Odebrecht y separarse un poco del escándalo.

Como dijo una fuente a La Silla, “no están tan lejos del lodo como la izquierda, Fajardo y Claudia pero ya empiezan a moverse” y con el tiempo se verá con cuánto éxito lo logran, sobre todo si el tema de la campaña es la corrupción y no el proceso de paz.

En cualquier caso, saliendo Zuluaga del ring, que era el gran favorito del Centro Democrático por haber conseguido en la pasada campaña casi 7 millones de votos jalonados por Uribe, el panorama de precandidaturas del Centro Democrático cambia.

Lo primero es que, como lo dijo en primicia La Silla, en reemplazo de Zuluaga entra Guerra, una persona muy cercana a Uribe y con gran juego en el Centro Democrático; con una trayectoria en el sector público más técnica que política pero heredera de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de Sucre –la casa Guerra Tulena-.

Guerra tiene espacio para crecer pero es un rival menos duro que Zuluaga para el otro precandidato del uribismo, Iván Duque.

Aunque Duque se beneficia de no tener ya a Óscar Iván de contendor, el hecho de haberlo acompañado a la primera reunión con Odebrecht en Brasil lo puede perjudicar políticamente así la Fiscalía no tenga nada contra él. Lo mismo al otro precandidato, Carlos Holmes Trujillo, pues era la fórmula vicepresidencial de Zuluaga en esa campaña.

Y en todo caso, la salida de Óscar Iván abre también la puerta para que crezcan otras opciones como la de Luis Alfredo Ramos, un político mucho más experimentado que Duque.

Si la justicia finalmente lo absuelve –como lo pidió recientemente la Procuraduría- de la acusación de parapolítica que lo ha mantenido sub judice durante los últimos años, Ramos encontrará un camino más despejado en el uribismo sin la presencia de Zuluaga.

[safe_summary] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

) ) [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Zuluaga, el primer descabezado por Odebrecht [href] => node/60091 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Zuluaga, el primer descabezado por Odebrecht ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment-comments] => Array ( [title] => 5 comentarios [href] => node/60091 [attributes] => Array ( [title] => Ir al primer comentario de este post. ) [fragment] => comments [html] => 1 ) [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60091 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60711 [uid] => 31 [title] => Zuluaga, el primer descabezado por Odebrecht [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60091 [type] => historia [language] => es [created] => 1489040211 [changed] => 1489076542 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489076542 [revision_uid] => 31 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Como ya lo había anticipado La Silla, la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga llegó a su fin a raíz del escándalo de Odebrecht y con su salida de la carrera, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018.

El lunes, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló en su largo comunicado sobre la investigación de Odebrecht que la corrupta multinacional brasileña había pagado al publicista “Duda” Mendonca 1,6 millones de dólares, “correspondiente a un cobro adicional a la suma que inicialmente habría sido convenida por servicios prestados a la campaña “Mano Firme, Corazón Grande” del candidato Zuluaga. Dicho pago se llevó a cabo por la firma brasilera, según las acreditaciones obrantes, en dos instalamentos, a favor de la empresa off shore Topsail Holding”.

El martes, Álvaro Uribe trinó dos veces que “antes de pronunciarse sobre la información el señor Fiscal” estaba esperando hablar con Óscar Iván. Ya el fin de semana, como lo había revelado La Silla el ex presidente le había ofrecido a la senadora María del Rosario Guerra, que es muy cercana a Zuluaga, meterse en la carrera presidencial. Ambos gestos eran indicios claros de que Uribe había “soltado” a Zuluaga.

El miércoles en la tarde, sin desmentir lo dicho por el Fiscal, Zuluaga sacó un comunicado en el que anunció que se había reunido en la mañana con Álvaro Uribe en su casa en Rionegro para informarle “de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrectht en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014.”

La Silla supo que ayer en la mañana hubo dos reuniones en la casa de Uribe: la de María del Rosario Guerra, en la que la senadora del Centro Democrático le aceptó al Ex presidente ser precandidata por el uribismo. Luego fue la reunión con Zuluaga, que había estado todo el lunes desconectado hablando con sus abogados. 

Al final la decisión la tomó él solo con su familia. “Nadie del Partido lo presionó. Él tomó esa decisión el lunes en la noche”, le dijo a La Silla un miembro del partido. Dice que cuando Zuluaga llegó de Manizales el lunes se lo notificó a la directora del Centro Democrático.

Aunque Zuluaga habló de “aplazar” su candidatura, en el partido y en los círculos políticos asumen que la decisión es definitiva. Una carrera política de más de 20 años, que lo tuvo ad portas de ser presidente de Colombia en el 2014, muy probablemente ha llegado a su fin. Es el primer descabezado por Odebrecht, pero seguramente no el último.

 

Nuevo panorama en la derecha

En este episodio, como en muchos otros, Uribe ejerció el liderazgo que tiene en su partido y se movió rápido con una estrategia de control de daños para forzar la salida de Óscar Iván y mitigar así el impacto del escándalo de Odebrecht sobre su partido. Algo que el presidente Juan Manuel Santos aún no hace a pesar de que el agua del escándalo también corre pierna arriba de su gobierno.

Saliendo de Zuluaga, que es el más directamente involucrado en el escándalo pero no el único, el uribismo puede redireccionar su campaña, mover otros líderes no afectados por Odebrecht y separarse un poco del escándalo.

Como dijo una fuente a La Silla, “no están tan lejos del lodo como la izquierda, Fajardo y Claudia pero ya empiezan a moverse” y con el tiempo se verá con cuánto éxito lo logran, sobre todo si el tema de la campaña es la corrupción y no el proceso de paz.

En cualquier caso, saliendo Zuluaga del ring, que era el gran favorito del Centro Democrático por haber conseguido en la pasada campaña casi 7 millones de votos jalonados por Uribe, el panorama de precandidaturas del Centro Democrático cambia.

Lo primero es que, como lo dijo en primicia La Silla, en reemplazo de Zuluaga entra Guerra, una persona muy cercana a Uribe y con gran juego en el Centro Democrático; con una trayectoria en el sector público más técnica que política pero heredera de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de Sucre –la casa Guerra Tulena-.

Guerra tiene espacio para crecer pero es un rival menos duro que Zuluaga para el otro precandidato del uribismo, Iván Duque.

Aunque Duque se beneficia de no tener ya a Óscar Iván de contendor, el hecho de haberlo acompañado a la primera reunión con Odebrecht en Brasil lo puede perjudicar políticamente así la Fiscalía no tenga nada contra él. Lo mismo al otro precandidato, Carlos Holmes Trujillo, pues era la fórmula vicepresidencial de Zuluaga en esa campaña.

Y en todo caso, la salida de Óscar Iván abre también la puerta para que crezcan otras opciones como la de Luis Alfredo Ramos, un político mucho más experimentado que Duque.

Si la justicia finalmente lo absuelve –como lo pidió recientemente la Procuraduría- de la acusación de parapolítica que lo ha mantenido sub judice durante los últimos años, Ramos encontrará un camino más despejado en el uribismo sin la presencia de Zuluaga.

[summary] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

[format] => full_html [safe_value] =>

Como ya lo había anticipado La Silla, la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga llegó a su fin a raíz del escándalo de Odebrecht y con su salida de la carrera, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018.

El lunes, el fiscal Néstor Humberto Martínez reveló en su largo comunicado sobre la investigación de Odebrecht que la corrupta multinacional brasileña había pagado al publicista “Duda” Mendonca 1,6 millones de dólares, “correspondiente a un cobro adicional a la suma que inicialmente habría sido convenida por servicios prestados a la campaña “Mano Firme, Corazón Grande” del candidato Zuluaga. Dicho pago se llevó a cabo por la firma brasilera, según las acreditaciones obrantes, en dos instalamentos, a favor de la empresa off shore Topsail Holding”.

El martes, Álvaro Uribe trinó dos veces que “antes de pronunciarse sobre la información el señor Fiscal” estaba esperando hablar con Óscar Iván. Ya el fin de semana, como lo había revelado La Silla el ex presidente le había ofrecido a la senadora María del Rosario Guerra, que es muy cercana a Zuluaga, meterse en la carrera presidencial. Ambos gestos eran indicios claros de que Uribe había “soltado” a Zuluaga.

El miércoles en la tarde, sin desmentir lo dicho por el Fiscal, Zuluaga sacó un comunicado en el que anunció que se había reunido en la mañana con Álvaro Uribe en su casa en Rionegro para informarle “de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrectht en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014.”

La Silla supo que ayer en la mañana hubo dos reuniones en la casa de Uribe: la de María del Rosario Guerra, en la que la senadora del Centro Democrático le aceptó al Ex presidente ser precandidata por el uribismo. Luego fue la reunión con Zuluaga, que había estado todo el lunes desconectado hablando con sus abogados. 

Al final la decisión la tomó él solo con su familia. “Nadie del Partido lo presionó. Él tomó esa decisión el lunes en la noche”, le dijo a La Silla un miembro del partido. Dice que cuando Zuluaga llegó de Manizales el lunes se lo notificó a la directora del Centro Democrático.

Aunque Zuluaga habló de “aplazar” su candidatura, en el partido y en los círculos políticos asumen que la decisión es definitiva. Una carrera política de más de 20 años, que lo tuvo ad portas de ser presidente de Colombia en el 2014, muy probablemente ha llegado a su fin. Es el primer descabezado por Odebrecht, pero seguramente no el último.

 

Nuevo panorama en la derecha

En este episodio, como en muchos otros, Uribe ejerció el liderazgo que tiene en su partido y se movió rápido con una estrategia de control de daños para forzar la salida de Óscar Iván y mitigar así el impacto del escándalo de Odebrecht sobre su partido. Algo que el presidente Juan Manuel Santos aún no hace a pesar de que el agua del escándalo también corre pierna arriba de su gobierno.

Saliendo de Zuluaga, que es el más directamente involucrado en el escándalo pero no el único, el uribismo puede redireccionar su campaña, mover otros líderes no afectados por Odebrecht y separarse un poco del escándalo.

Como dijo una fuente a La Silla, “no están tan lejos del lodo como la izquierda, Fajardo y Claudia pero ya empiezan a moverse” y con el tiempo se verá con cuánto éxito lo logran, sobre todo si el tema de la campaña es la corrupción y no el proceso de paz.

En cualquier caso, saliendo Zuluaga del ring, que era el gran favorito del Centro Democrático por haber conseguido en la pasada campaña casi 7 millones de votos jalonados por Uribe, el panorama de precandidaturas del Centro Democrático cambia.

Lo primero es que, como lo dijo en primicia La Silla, en reemplazo de Zuluaga entra Guerra, una persona muy cercana a Uribe y con gran juego en el Centro Democrático; con una trayectoria en el sector público más técnica que política pero heredera de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de Sucre –la casa Guerra Tulena-.

Guerra tiene espacio para crecer pero es un rival menos duro que Zuluaga para el otro precandidato del uribismo, Iván Duque.

Aunque Duque se beneficia de no tener ya a Óscar Iván de contendor, el hecho de haberlo acompañado a la primera reunión con Odebrecht en Brasil lo puede perjudicar políticamente así la Fiscalía no tenga nada contra él. Lo mismo al otro precandidato, Carlos Holmes Trujillo, pues era la fórmula vicepresidencial de Zuluaga en esa campaña.

Y en todo caso, la salida de Óscar Iván abre también la puerta para que crezcan otras opciones como la de Luis Alfredo Ramos, un político mucho más experimentado que Duque.

Si la justicia finalmente lo absuelve –como lo pidió recientemente la Procuraduría- de la acusación de parapolítica que lo ha mantenido sub judice durante los últimos años, Ramos encontrará un camino más despejado en el uribismo sin la presencia de Zuluaga.

[safe_summary] =>

Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65966 [uid] => 31 [filename] => oizodebretch.jpg [uri] => public://portadas/oizodebretch_0.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 558546 [status] => 1 [timestamp] => 1489076542 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 47 ) ) ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 60072 ) [1] => Array ( [target_id] => 59591 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 323 ) [1] => Array ( [tid] => 22617 ) [2] => Array ( [tid] => 641 ) [3] => Array ( [tid] => 2390 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24581 ) [1] => Array ( [tid] => 35405 ) [2] => Array ( [tid] => 24569 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65965 [uid] => 31 [filename] => oizodebretch.jpg [uri] => public://galerias_historia/oizodebretch.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 558546 [status] => 1 [timestamp] => 1489076542 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56584 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

. Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

. Iván Duque la tiene más fácil ahora, y se le abre la puerta a Luis Alfredo Ramos, si es absuelto.

[format] => full_html [safe_value] =>

. Con la salida de la carrera presidencial del precandidato uribista, se comienza a redibujar el panorama electoral del 2018

. Iván Duque la tiene más fácil ahora, y se le abre la puerta a Luis Alfredo Ramos, si es absuelto.

) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 191688 [last_comment_timestamp] => 1489115384 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10016784 [comment_count] => 5 [name] => juana [picture] => 44345 [data] => a:19:{s:12:"simplenews-2";i:1;s:4:"type";s:6:"perfil";s:7:"contact";i:0;s:14:"picture_delete";i:0;s:14:"picture_upload";s:0:"";s:13:"form_build_id";s:37:"form-dc57b9be70269213a61587f071693b3a";s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:17:"comments_per_page";s:3:"150";s:9:"nodewords";a:7:{s:8:"abstract";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"canonical";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"copyright";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:11:"description";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:8:"keywords";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:13:"revisit-after";a:1:{s:5:"value";s:1:"1";}s:6:"robots";a:2:{s:5:"value";a:6:{s:9:"noarchive";i:0;s:8:"nofollow";i:0;s:7:"noindex";i:0;s:5:"noodp";i:0;s:9:"nosnippet";i:0;s:6:"noydir";i:0;}s:11:"use_default";i:0;}}s:16:"picture_uploaded";b:0;s:13:"select_avatar";s:0:"";s:12:"pic_selected";s:1:"0";s:5:"block";a:1:{s:4:"user";a:1:{s:6:"online";i:0;}}s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60091 ) ) ) [#weight] => 5 ) [60072] => Array ( [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60692 [uid] => 10012646 [title] => Precandidatura de Guerra, salida para Óscar Iván [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60072 [type] => historia [language] => es [created] => 1489018149 [changed] => 1489018149 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489018149 [revision_uid] => 177 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El fin de semana que pasó, Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con la senadora sucreña María del Rosario Guerra de la Espriella para pedirle que fuera una de las precandidatas presidenciales del Centro Democrático. Con ello, el expresidente le dio un voto de confianza a una de sus más cercanas aliadas, hizo un guiño en la Costa (región que dominan políticamente la Unidad Nacional santista y el vargasllerismo), y abrió la puerta para que Óscar Iván Zuluaga anunciara esta tarde que aplaza su candidatura, después de que la Fiscalía confirmó que la corrupta multinacional Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares a su estratega de campaña por debajo de la mesa.

La congresista está considerando la oferta y esta semana le dará una respuesta al ex presidente. Pero dos personas muy cercanas a ella nos confirmaron desde Sucre que su aspiración es un hecho. Y el anuncio de Zuluaga abre un espacio param que eso sea así.

Mucho más teniendo en cuenta que se lo pidió el propio Uribe, quien no suele tener estos gestos con todos sus alfiles, y quien desde enero se ha distanciado de Óscar Iván tras las revelaciones que afectan a éste en el escándalo de Odebrecht.

De hecho, a varios en su partido les ha tocado dar codo y hacer fila para conseguir un cupo que les permita aspirar a algo. Así se vio, por ejemplo, cuando armaron las listas a Congreso hace tres años.

 

En el caso de Guerra de la Espriella no sorprende, pues ella es uno de los miembros del primer círculo uribista en quien el expresidente más confía.

En ella se apoyó para idear y fundar el Centro Democrático. Al punto en que no sólo le dio voz y voto en la armada de la lista al Senado, sino que la privilegió ubicándola en el apetecido segundo lugar de ese listado: justo por debajo de él.

La legisladora es hija de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de la historia de Sucre: la casa Guerra Tulena que lideraron los hermanos, excongresistas y exgobernadores Julio y José Guerra Tulena.

Este último, precisamente, es el padre de María del Rosario, quien sin embargo nunca hizo política de manera activa en ese movimiento que los dos patriarcas por diferencias comerciales y familiares dividieron en los 90, cuando rompieron relaciones y crearon grupos aparte.

De la rama de Julio (gobernador saliente de Sucre, cuya administración está salpicada por varios casos de corrupción como el llamado cartel de enfermos mentales) es el actual senador del viejo PIN, Julio Miguel Guerra.

Y de la rama de José, son la congresista y sus hermanos: Antonio (senador de Cambio Radical) y Joselito (exsenador, también muy cercano a Uribe, cuyo último recuerdo político es la condena que recibió dentro del escándalo del proceso 8.000, sobre la cual el Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo que el Estado no le dio las debidas garantías y recomendó repararlo, aunque la Corte Constitucional se negó a reabrir el proceso).

Con un talante más de tecnócrata que de política, María del Rosario se volvió una persona pública ocupando importantes cargos en el Estado.

Entre otras cosas, asesoró el Plan Nacional de Rehabilitación en el Gobierno Gaviria, gerenció Fonade y, en su primer Gobierno, Uribe le pidió dirigir Colciencias.

También fue coordinadora de la campaña de reelección del Expresidente, quien en su segundo mandato la nombró ministra de Tecnologías de la Información, cargo al que renunció para no inhabilitar la aspiración de su hermano Antonio al Congreso.

Después siguió políticamente al lado de Uribe.

Cuando arrancó el proyecto del Centro Democrático, el Expresidente dejó en cabeza de la Senadora todas las decisiones importantes sobre sus famosos talleres democráticos en todo el país (por ejemplo, dónde se hacían y a quién invitaban).

También fue la exministra la que le habló al oído a Uribe para escoger los miembros de los comités coordinadores del partido en las regiones.

Fue estando en esa posición que varios uribistas la señalaron de haberse movido con decisiones desfavorables para los simpatizantes del exvicepresidente Pacho Santos, quien compitió para ser el candidato presidencial de 2014 frente al exministro Zuluaga.

En ese momento se evidenciaron las grietas y divisiones en el partdo de Uribe y quedó claro que María del Rosario estaba del lado de Óscar Iván, a quien sigue defendiendo ahora que Néstor Humberto Martínez ratificó que la corrupta constructora brasilera había financiado parte de su campaña.

“Sigo creyendo en su inocencia en el caso Odebrecht”, nos dijo la senadora.

Dada la situación por la que atraviesa ahora el ex candidato presidencial del Centro Democrático, la movida de Uribe de ahora podría interpretarse como la forma con la que el expresidente quiere ponerle al grupo de Zuluaga (de los que hacen parte los congresistas Susana Correa, Samuel Hoyos, Nohora Tovar y Daniel Cabrales) otra carta de confianza para apoyar cuando decidan el mecanismo con el que elegirán un candidato único.

Sabiendo que queda con una gran aliada en la baraja de precandidatos, a Óscar Iván le podría resultar menos dramático renunciar a su aspiración para aclarar el tema de los supuestos dineros que entraron a su campaña, cosa que le pidió Uribe, quien públicamente se desmarcó de él.

La mala hora de Óscar Iván

Desde que salió de la dirección del Partido, a finales de enero, Óscar Iván lleva más tiempo defendiéndose de las denuncias en su contra por su supuesta relación con Odebrecht que haciendo campaña.

Hasta el cierre de esta historia había expectativa sobre una posible comunicación de Zuluaga para ampliar las explicaciones, luego del comunicado del lunes de la Fiscalía, en el que dijo que cuenta con nuevas pruebas para decir que Odebrecht intentó entrar a las dos campañas presidenciales de 2014.

La Fiscalía dice además que el pago a Duda Mendonca, el asesor internacional de Zuluaga en 2014, por parte de Odebrecht se hizo en dos cuotas a favor de una empresa off shore en Panamá.

Zuluaga arrancó el año con una victoria a medias: el archivo de la fiscalía de la investigación por el caso del hacker Andrés Sepúlveda (la investigación dice que él no tuvo nada que ver con la contratación de Sepúlveda), pero el alivio no era completo porque sigue la investigación contra su hijo, David Zuluaga, gerente de su campaña.

Menos de tres semanas después, la Fiscalía trasladó al Consejo Electoral las pruebas que hasta ahí tenía del presunto ingreso de dineros a la campaña de Zuluaga, para que las investigara. A eso se sumó las declaraciones de ‘Duda’ Mendonca a la Fiscalía brasilera, quien dijo que Odebrecht le pagó 1.6 millones de dólares para “completar” la asesoría al uribismo, a lo que Zuluaga respondió con un informe de la financiación de su campaña, pero como dijimos el hecho de que haya usado a una empresa contratista del Estado, como Odebrecht (para la cual trabajaba su aliado Daniel García Arizabaleta), ya era escandaloso.

Zuluaga contrató abogados en Brasil, mientras en Colombia su abogado Jaime Granados pidió a la Fiscalía investigar a García Arizabaleta.

Y desde que salió el comunicado de la Fiscalía a inicios de esta semana, en el Centro Democrático reina el silencio en torno a Óscar Iván

A diferencia de otras ocasiones, como el escándalo del hacker Sepúlveda, donde el Centro Democrático cerró filas en torno suyo e incluso llegaron a decir que el Gobierno había robado las elecciones, ahora es diferente.

Casi al mismo tiempo en que la Fiscalía revelaba nuevos adelantos en el escándalo de corrupción, hubo reunión del Partido, pero ninguno de los asistentes puso el tema, ni propuso un comunicado en respuesta a las declaraciones de Néstor Humberto Martínez sobre su precandidato, según dijeron a La Silla dos senadores asistentes.

Uribe ha sido el único miembro del Partido en hablar, a través de un trino, para presionar que Zuluaga diera explicaciones sobre las revelaciones de la Fiscalía.

Antes de pronunciarme sobre la información del señor Fiscal General, espero hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga.

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) 7 de marzo de 2017

Un Senador nos dijo que la situación del precandidato es más complicada ahora, debido al último comunicado del Fiscal.

“Ya con declaraciones de Néstor Humberto es diferente, todo se torna más complicado para Óscar Iván”, dijo, en referencia a la confianza que el Partido ha mostrado en la independencia del Fiscal.

De todos modos para este Senador y otros dos que consultamos, por aparte, la actitud de Uribe sí es diferente respecto a Zuluaga en este momento.

Por ejemplo, cuando el otro precandidato Iván Duque reveló que había estado en la reunión entre Zuluaga, su hijo David Zuluaga, Daniel García Arizabaleta, y Duda Mendonca en Brasil, Uribe fue el que le pidió que saliera en medios para aclarar su papel en el encuentro. Y así lo hizo.

Y también lo ha defendido públicamente ante la campaña negra interna del partido en redes sociales.

Hay que ignorar estas infamias que pretenden hacer daño al Centro Democrático, por fortuna con jóvenes como Iván Duque pic.twitter.com/OC1e8uZAoh

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) 3 de marzo de 2017

Y aunque en el Congreso pocos hablan de Zuluaga, en la dirección del Partido sigue teniendo aliados, como José Felix Lafaurie, quien nos dijo que su tesis es que Duda fue usado por la empresa corrupta para entrar en las campañas políticas de todo el continente.

“Sigo creyendo en su integridad y en la de la campaña. Primero hubo un complot en su contra (en referencia al hacker Sepúlveda) y ahora creo que Duda era instrumento de Odebrecht para llegar a los círculos de poder si ganaba la Presidencia”, nos dijo Lafaurie, quien también hizo parte de la campaña de Zuluaga en 2014.

Ampliar la baraja

Aunque pueda ser una simple coincidencia de tiempo, las nuevas revelaciones de la Fiscalía llegan cuando Uribe busca ampliar la baraja de candidatos, como nos dijo un uribista que no hace parte del Partido, para que no solamente compitan Zuluaga, Duque y Carlos Holmes Trujillo.

“Llegarán más, sobre todo dentro del uribismo”, nos dijo una congresista.  

Y ya Uribe se está moviendo.

El viernes anterior se reunió con el exprocurador anulado Alejandro Ordóñez, para concretar una alianza de aspirantes que apoyaron el No en el plebiscito, en la que estaría Ordóñez y Marta Lucía Ramírez. Antes, dentro del Partido se rumoraba la posibilidad de que otra mujer, la senadora Paloma Valencia, lanzara su precandidatura y hasta hubo ofrecimientos al ex senador Juan Lozano, pero éste declinó.

Además, como contamos, sectores uribistas en Antioquia esperan que la Corte Suprema absuelva al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, quien estuvo tres años preso por presunta parapolítica.

Si llega Ramos, sería otro golpe para Oscar Iván, ya que parte de sus apoyos en Antioquia son de base ramista. 

Pero la que pocos dentro del Partido se esperaban que surgiera como otra alternativa era Guerra de la Espriella. Si ella acepta, será una señal más elocuente que el silencio de Zuluaga, de que el ex ministro de Hacienda de Uribe hará más temprano que tarde una salida de la escena.

Nota del editor: actualizamos la nota el miércoles a las 7 pm, después de que Zuluaga anunció que aplaza su candiadatura.

[summary] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

[format] => full_html [safe_value] =>

El fin de semana que pasó, Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con la senadora sucreña María del Rosario Guerra de la Espriella para pedirle que fuera una de las precandidatas presidenciales del Centro Democrático. Con ello, el expresidente le dio un voto de confianza a una de sus más cercanas aliadas, hizo un guiño en la Costa (región que dominan políticamente la Unidad Nacional santista y el vargasllerismo), y abrió la puerta para que Óscar Iván Zuluaga anunciara esta tarde que aplaza su candidatura, después de que la Fiscalía confirmó que la corrupta multinacional Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares a su estratega de campaña por debajo de la mesa.

La congresista está considerando la oferta y esta semana le dará una respuesta al ex presidente. Pero dos personas muy cercanas a ella nos confirmaron desde Sucre que su aspiración es un hecho. Y el anuncio de Zuluaga abre un espacio param que eso sea así.

Mucho más teniendo en cuenta que se lo pidió el propio Uribe, quien no suele tener estos gestos con todos sus alfiles, y quien desde enero se ha distanciado de Óscar Iván tras las revelaciones que afectan a éste en el escándalo de Odebrecht.

De hecho, a varios en su partido les ha tocado dar codo y hacer fila para conseguir un cupo que les permita aspirar a algo. Así se vio, por ejemplo, cuando armaron las listas a Congreso hace tres años.

 

En el caso de Guerra de la Espriella no sorprende, pues ella es uno de los miembros del primer círculo uribista en quien el expresidente más confía.

En ella se apoyó para idear y fundar el Centro Democrático. Al punto en que no sólo le dio voz y voto en la armada de la lista al Senado, sino que la privilegió ubicándola en el apetecido segundo lugar de ese listado: justo por debajo de él.

La legisladora es hija de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de la historia de Sucre: la casa Guerra Tulena que lideraron los hermanos, excongresistas y exgobernadores Julio y José Guerra Tulena.

Este último, precisamente, es el padre de María del Rosario, quien sin embargo nunca hizo política de manera activa en ese movimiento que los dos patriarcas por diferencias comerciales y familiares dividieron en los 90, cuando rompieron relaciones y crearon grupos aparte.

De la rama de Julio (gobernador saliente de Sucre, cuya administración está salpicada por varios casos de corrupción como el llamado cartel de enfermos mentales) es el actual senador del viejo PIN, Julio Miguel Guerra.

Y de la rama de José, son la congresista y sus hermanos: Antonio (senador de Cambio Radical) y Joselito (exsenador, también muy cercano a Uribe, cuyo último recuerdo político es la condena que recibió dentro del escándalo del proceso 8.000, sobre la cual el Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo que el Estado no le dio las debidas garantías y recomendó repararlo, aunque la Corte Constitucional se negó a reabrir el proceso).

Con un talante más de tecnócrata que de política, María del Rosario se volvió una persona pública ocupando importantes cargos en el Estado.

Entre otras cosas, asesoró el Plan Nacional de Rehabilitación en el Gobierno Gaviria, gerenció Fonade y, en su primer Gobierno, Uribe le pidió dirigir Colciencias.

También fue coordinadora de la campaña de reelección del Expresidente, quien en su segundo mandato la nombró ministra de Tecnologías de la Información, cargo al que renunció para no inhabilitar la aspiración de su hermano Antonio al Congreso.

Después siguió políticamente al lado de Uribe.

Cuando arrancó el proyecto del Centro Democrático, el Expresidente dejó en cabeza de la Senadora todas las decisiones importantes sobre sus famosos talleres democráticos en todo el país (por ejemplo, dónde se hacían y a quién invitaban).

También fue la exministra la que le habló al oído a Uribe para escoger los miembros de los comités coordinadores del partido en las regiones.

Fue estando en esa posición que varios uribistas la señalaron de haberse movido con decisiones desfavorables para los simpatizantes del exvicepresidente Pacho Santos, quien compitió para ser el candidato presidencial de 2014 frente al exministro Zuluaga.

En ese momento se evidenciaron las grietas y divisiones en el partdo de Uribe y quedó claro que María del Rosario estaba del lado de Óscar Iván, a quien sigue defendiendo ahora que Néstor Humberto Martínez ratificó que la corrupta constructora brasilera había financiado parte de su campaña.

“Sigo creyendo en su inocencia en el caso Odebrecht”, nos dijo la senadora.

Dada la situación por la que atraviesa ahora el ex candidato presidencial del Centro Democrático, la movida de Uribe de ahora podría interpretarse como la forma con la que el expresidente quiere ponerle al grupo de Zuluaga (de los que hacen parte los congresistas Susana Correa, Samuel Hoyos, Nohora Tovar y Daniel Cabrales) otra carta de confianza para apoyar cuando decidan el mecanismo con el que elegirán un candidato único.

Sabiendo que queda con una gran aliada en la baraja de precandidatos, a Óscar Iván le podría resultar menos dramático renunciar a su aspiración para aclarar el tema de los supuestos dineros que entraron a su campaña, cosa que le pidió Uribe, quien públicamente se desmarcó de él.

La mala hora de Óscar Iván

Desde que salió de la dirección del Partido, a finales de enero, Óscar Iván lleva más tiempo defendiéndose de las denuncias en su contra por su supuesta relación con Odebrecht que haciendo campaña.

Hasta el cierre de esta historia había expectativa sobre una posible comunicación de Zuluaga para ampliar las explicaciones, luego del comunicado del lunes de la Fiscalía, en el que dijo que cuenta con nuevas pruebas para decir que Odebrecht intentó entrar a las dos campañas presidenciales de 2014.

La Fiscalía dice además que el pago a Duda Mendonca, el asesor internacional de Zuluaga en 2014, por parte de Odebrecht se hizo en dos cuotas a favor de una empresa off shore en Panamá.

Zuluaga arrancó el año con una victoria a medias: el archivo de la fiscalía de la investigación por el caso del hacker Andrés Sepúlveda (la investigación dice que él no tuvo nada que ver con la contratación de Sepúlveda), pero el alivio no era completo porque sigue la investigación contra su hijo, David Zuluaga, gerente de su campaña.

Menos de tres semanas después, la Fiscalía trasladó al Consejo Electoral las pruebas que hasta ahí tenía del presunto ingreso de dineros a la campaña de Zuluaga, para que las investigara. A eso se sumó las declaraciones de ‘Duda’ Mendonca a la Fiscalía brasilera, quien dijo que Odebrecht le pagó 1.6 millones de dólares para “completar” la asesoría al uribismo, a lo que Zuluaga respondió con un informe de la financiación de su campaña, pero como dijimos el hecho de que haya usado a una empresa contratista del Estado, como Odebrecht (para la cual trabajaba su aliado Daniel García Arizabaleta), ya era escandaloso.

Zuluaga contrató abogados en Brasil, mientras en Colombia su abogado Jaime Granados pidió a la Fiscalía investigar a García Arizabaleta.

Y desde que salió el comunicado de la Fiscalía a inicios de esta semana, en el Centro Democrático reina el silencio en torno a Óscar Iván

A diferencia de otras ocasiones, como el escándalo del hacker Sepúlveda, donde el Centro Democrático cerró filas en torno suyo e incluso llegaron a decir que el Gobierno había robado las elecciones, ahora es diferente.

Casi al mismo tiempo en que la Fiscalía revelaba nuevos adelantos en el escándalo de corrupción, hubo reunión del Partido, pero ninguno de los asistentes puso el tema, ni propuso un comunicado en respuesta a las declaraciones de Néstor Humberto Martínez sobre su precandidato, según dijeron a La Silla dos senadores asistentes.

Uribe ha sido el único miembro del Partido en hablar, a través de un trino, para presionar que Zuluaga diera explicaciones sobre las revelaciones de la Fiscalía.

Antes de pronunciarme sobre la información del señor Fiscal General, espero hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga.

— Álvaro Uribe Vélez () 7 de marzo de 2017

Un Senador nos dijo que la situación del precandidato es más complicada ahora, debido al último comunicado del Fiscal.

“Ya con declaraciones de Néstor Humberto es diferente, todo se torna más complicado para Óscar Iván”, dijo, en referencia a la confianza que el Partido ha mostrado en la independencia del Fiscal.

De todos modos para este Senador y otros dos que consultamos, por aparte, la actitud de Uribe sí es diferente respecto a Zuluaga en este momento.

Por ejemplo, cuando el otro precandidato Iván Duque reveló que había estado en la reunión entre Zuluaga, su hijo David Zuluaga, Daniel García Arizabaleta, y Duda Mendonca en Brasil, Uribe fue el que le pidió que saliera en medios para aclarar su papel en el encuentro. Y así lo hizo.

Y también lo ha defendido públicamente ante la campaña negra interna del partido en redes sociales.

Hay que ignorar estas infamias que pretenden hacer daño al Centro Democrático, por fortuna con jóvenes como Iván Duque pic.twitter.com/OC1e8uZAoh

— Álvaro Uribe Vélez () 3 de marzo de 2017

Y aunque en el Congreso pocos hablan de Zuluaga, en la dirección del Partido sigue teniendo aliados, como José Felix Lafaurie, quien nos dijo que su tesis es que Duda fue usado por la empresa corrupta para entrar en las campañas políticas de todo el continente.

“Sigo creyendo en su integridad y en la de la campaña. Primero hubo un complot en su contra (en referencia al hacker Sepúlveda) y ahora creo que Duda era instrumento de Odebrecht para llegar a los círculos de poder si ganaba la Presidencia”, nos dijo Lafaurie, quien también hizo parte de la campaña de Zuluaga en 2014.

Ampliar la baraja

Aunque pueda ser una simple coincidencia de tiempo, las nuevas revelaciones de la Fiscalía llegan cuando Uribe busca ampliar la baraja de candidatos, como nos dijo un uribista que no hace parte del Partido, para que no solamente compitan Zuluaga, Duque y Carlos Holmes Trujillo.

“Llegarán más, sobre todo dentro del uribismo”, nos dijo una congresista.  

Y ya Uribe se está moviendo.

El viernes anterior se reunió con el exprocurador anulado Alejandro Ordóñez, para concretar una alianza de aspirantes que apoyaron el No en el plebiscito, en la que estaría Ordóñez y Marta Lucía Ramírez. Antes, dentro del Partido se rumoraba la posibilidad de que otra mujer, la senadora Paloma Valencia, lanzara su precandidatura y hasta hubo ofrecimientos al ex senador Juan Lozano, pero éste declinó.

Además, como contamos, sectores uribistas en Antioquia esperan que la Corte Suprema absuelva al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, quien estuvo tres años preso por presunta parapolítica.

Si llega Ramos, sería otro golpe para Oscar Iván, ya que parte de sus apoyos en Antioquia son de base ramista. 

Pero la que pocos dentro del Partido se esperaban que surgiera como otra alternativa era Guerra de la Espriella. Si ella acepta, será una señal más elocuente que el silencio de Zuluaga, de que el ex ministro de Hacienda de Uribe hará más temprano que tarde una salida de la escena.

Nota del editor: actualizamos la nota el miércoles a las 7 pm, después de que Zuluaga anunció que aplaza su candiadatura.

[safe_summary] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65950 [uid] => 10012646 [filename] => maria_del_rosario.jpg [uri] => public://portadas/maria_del_rosario.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 128125 [status] => 1 [timestamp] => 1489018149 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => La ex ministra de Uribe y senadora María del Rosario Guerra entraría a la baraja de candidatos del Centro Democrático. [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 25313 ) ) ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 47343 ) [1] => Array ( [target_id] => 45976 ) [2] => Array ( [target_id] => 51120 ) [3] => Array ( [target_id] => 58884 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35427 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24567 ) [1] => Array ( [tid] => 24569 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56584 ) [1] => Array ( [quien] => 56831 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 8736 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 191724 [last_comment_timestamp] => 1489264727 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 795 [comment_count] => 8 [name] => Tatiana Duque [picture] => 62983 [data] => a:8:{s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El fin de semana que pasó, Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con la senadora sucreña María del Rosario Guerra de la Espriella para pedirle que fuera una de las precandidatas presidenciales del Centro Democrático. Con ello, el expresidente le dio un voto de confianza a una de sus más cercanas aliadas, hizo un guiño en la Costa (región que dominan políticamente la Unidad Nacional santista y el vargasllerismo), y abrió la puerta para que Óscar Iván Zuluaga anunciara esta tarde que aplaza su candidatura, después de que la Fiscalía confirmó que la corrupta multinacional Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares a su estratega de campaña por debajo de la mesa.

La congresista está considerando la oferta y esta semana le dará una respuesta al ex presidente. Pero dos personas muy cercanas a ella nos confirmaron desde Sucre que su aspiración es un hecho. Y el anuncio de Zuluaga abre un espacio param que eso sea así.

Mucho más teniendo en cuenta que se lo pidió el propio Uribe, quien no suele tener estos gestos con todos sus alfiles, y quien desde enero se ha distanciado de Óscar Iván tras las revelaciones que afectan a éste en el escándalo de Odebrecht.

De hecho, a varios en su partido les ha tocado dar codo y hacer fila para conseguir un cupo que les permita aspirar a algo. Así se vio, por ejemplo, cuando armaron las listas a Congreso hace tres años.

 

En el caso de Guerra de la Espriella no sorprende, pues ella es uno de los miembros del primer círculo uribista en quien el expresidente más confía.

En ella se apoyó para idear y fundar el Centro Democrático. Al punto en que no sólo le dio voz y voto en la armada de la lista al Senado, sino que la privilegió ubicándola en el apetecido segundo lugar de ese listado: justo por debajo de él.

La legisladora es hija de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de la historia de Sucre: la casa Guerra Tulena que lideraron los hermanos, excongresistas y exgobernadores Julio y José Guerra Tulena.

Este último, precisamente, es el padre de María del Rosario, quien sin embargo nunca hizo política de manera activa en ese movimiento que los dos patriarcas por diferencias comerciales y familiares dividieron en los 90, cuando rompieron relaciones y crearon grupos aparte.

De la rama de Julio (gobernador saliente de Sucre, cuya administración está salpicada por varios casos de corrupción como el llamado cartel de enfermos mentales) es el actual senador del viejo PIN, Julio Miguel Guerra.

Y de la rama de José, son la congresista y sus hermanos: Antonio (senador de Cambio Radical) y Joselito (exsenador, también muy cercano a Uribe, cuyo último recuerdo político es la condena que recibió dentro del escándalo del proceso 8.000, sobre la cual el Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo que el Estado no le dio las debidas garantías y recomendó repararlo, aunque la Corte Constitucional se negó a reabrir el proceso).

Con un talante más de tecnócrata que de política, María del Rosario se volvió una persona pública ocupando importantes cargos en el Estado.

Entre otras cosas, asesoró el Plan Nacional de Rehabilitación en el Gobierno Gaviria, gerenció Fonade y, en su primer Gobierno, Uribe le pidió dirigir Colciencias.

También fue coordinadora de la campaña de reelección del Expresidente, quien en su segundo mandato la nombró ministra de Tecnologías de la Información, cargo al que renunció para no inhabilitar la aspiración de su hermano Antonio al Congreso.

Después siguió políticamente al lado de Uribe.

Cuando arrancó el proyecto del Centro Democrático, el Expresidente dejó en cabeza de la Senadora todas las decisiones importantes sobre sus famosos talleres democráticos en todo el país (por ejemplo, dónde se hacían y a quién invitaban).

También fue la exministra la que le habló al oído a Uribe para escoger los miembros de los comités coordinadores del partido en las regiones.

Fue estando en esa posición que varios uribistas la señalaron de haberse movido con decisiones desfavorables para los simpatizantes del exvicepresidente Pacho Santos, quien compitió para ser el candidato presidencial de 2014 frente al exministro Zuluaga.

En ese momento se evidenciaron las grietas y divisiones en el partdo de Uribe y quedó claro que María del Rosario estaba del lado de Óscar Iván, a quien sigue defendiendo ahora que Néstor Humberto Martínez ratificó que la corrupta constructora brasilera había financiado parte de su campaña.

“Sigo creyendo en su inocencia en el caso Odebrecht”, nos dijo la senadora.

Dada la situación por la que atraviesa ahora el ex candidato presidencial del Centro Democrático, la movida de Uribe de ahora podría interpretarse como la forma con la que el expresidente quiere ponerle al grupo de Zuluaga (de los que hacen parte los congresistas Susana Correa, Samuel Hoyos, Nohora Tovar y Daniel Cabrales) otra carta de confianza para apoyar cuando decidan el mecanismo con el que elegirán un candidato único.

Sabiendo que queda con una gran aliada en la baraja de precandidatos, a Óscar Iván le podría resultar menos dramático renunciar a su aspiración para aclarar el tema de los supuestos dineros que entraron a su campaña, cosa que le pidió Uribe, quien públicamente se desmarcó de él.

La mala hora de Óscar Iván

Desde que salió de la dirección del Partido, a finales de enero, Óscar Iván lleva más tiempo defendiéndose de las denuncias en su contra por su supuesta relación con Odebrecht que haciendo campaña.

Hasta el cierre de esta historia había expectativa sobre una posible comunicación de Zuluaga para ampliar las explicaciones, luego del comunicado del lunes de la Fiscalía, en el que dijo que cuenta con nuevas pruebas para decir que Odebrecht intentó entrar a las dos campañas presidenciales de 2014.

La Fiscalía dice además que el pago a Duda Mendonca, el asesor internacional de Zuluaga en 2014, por parte de Odebrecht se hizo en dos cuotas a favor de una empresa off shore en Panamá.

Zuluaga arrancó el año con una victoria a medias: el archivo de la fiscalía de la investigación por el caso del hacker Andrés Sepúlveda (la investigación dice que él no tuvo nada que ver con la contratación de Sepúlveda), pero el alivio no era completo porque sigue la investigación contra su hijo, David Zuluaga, gerente de su campaña.

Menos de tres semanas después, la Fiscalía trasladó al Consejo Electoral las pruebas que hasta ahí tenía del presunto ingreso de dineros a la campaña de Zuluaga, para que las investigara. A eso se sumó las declaraciones de ‘Duda’ Mendonca a la Fiscalía brasilera, quien dijo que Odebrecht le pagó 1.6 millones de dólares para “completar” la asesoría al uribismo, a lo que Zuluaga respondió con un informe de la financiación de su campaña, pero como dijimos el hecho de que haya usado a una empresa contratista del Estado, como Odebrecht (para la cual trabajaba su aliado Daniel García Arizabaleta), ya era escandaloso.

Zuluaga contrató abogados en Brasil, mientras en Colombia su abogado Jaime Granados pidió a la Fiscalía investigar a García Arizabaleta.

Y desde que salió el comunicado de la Fiscalía a inicios de esta semana, en el Centro Democrático reina el silencio en torno a Óscar Iván

A diferencia de otras ocasiones, como el escándalo del hacker Sepúlveda, donde el Centro Democrático cerró filas en torno suyo e incluso llegaron a decir que el Gobierno había robado las elecciones, ahora es diferente.

Casi al mismo tiempo en que la Fiscalía revelaba nuevos adelantos en el escándalo de corrupción, hubo reunión del Partido, pero ninguno de los asistentes puso el tema, ni propuso un comunicado en respuesta a las declaraciones de Néstor Humberto Martínez sobre su precandidato, según dijeron a La Silla dos senadores asistentes.

Uribe ha sido el único miembro del Partido en hablar, a través de un trino, para presionar que Zuluaga diera explicaciones sobre las revelaciones de la Fiscalía.

Antes de pronunciarme sobre la información del señor Fiscal General, espero hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga.

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) 7 de marzo de 2017

Un Senador nos dijo que la situación del precandidato es más complicada ahora, debido al último comunicado del Fiscal.

“Ya con declaraciones de Néstor Humberto es diferente, todo se torna más complicado para Óscar Iván”, dijo, en referencia a la confianza que el Partido ha mostrado en la independencia del Fiscal.

De todos modos para este Senador y otros dos que consultamos, por aparte, la actitud de Uribe sí es diferente respecto a Zuluaga en este momento.

Por ejemplo, cuando el otro precandidato Iván Duque reveló que había estado en la reunión entre Zuluaga, su hijo David Zuluaga, Daniel García Arizabaleta, y Duda Mendonca en Brasil, Uribe fue el que le pidió que saliera en medios para aclarar su papel en el encuentro. Y así lo hizo.

Y también lo ha defendido públicamente ante la campaña negra interna del partido en redes sociales.

Hay que ignorar estas infamias que pretenden hacer daño al Centro Democrático, por fortuna con jóvenes como Iván Duque pic.twitter.com/OC1e8uZAoh

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) 3 de marzo de 2017

Y aunque en el Congreso pocos hablan de Zuluaga, en la dirección del Partido sigue teniendo aliados, como José Felix Lafaurie, quien nos dijo que su tesis es que Duda fue usado por la empresa corrupta para entrar en las campañas políticas de todo el continente.

“Sigo creyendo en su integridad y en la de la campaña. Primero hubo un complot en su contra (en referencia al hacker Sepúlveda) y ahora creo que Duda era instrumento de Odebrecht para llegar a los círculos de poder si ganaba la Presidencia”, nos dijo Lafaurie, quien también hizo parte de la campaña de Zuluaga en 2014.

Ampliar la baraja

Aunque pueda ser una simple coincidencia de tiempo, las nuevas revelaciones de la Fiscalía llegan cuando Uribe busca ampliar la baraja de candidatos, como nos dijo un uribista que no hace parte del Partido, para que no solamente compitan Zuluaga, Duque y Carlos Holmes Trujillo.

“Llegarán más, sobre todo dentro del uribismo”, nos dijo una congresista.  

Y ya Uribe se está moviendo.

El viernes anterior se reunió con el exprocurador anulado Alejandro Ordóñez, para concretar una alianza de aspirantes que apoyaron el No en el plebiscito, en la que estaría Ordóñez y Marta Lucía Ramírez. Antes, dentro del Partido se rumoraba la posibilidad de que otra mujer, la senadora Paloma Valencia, lanzara su precandidatura y hasta hubo ofrecimientos al ex senador Juan Lozano, pero éste declinó.

Además, como contamos, sectores uribistas en Antioquia esperan que la Corte Suprema absuelva al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, quien estuvo tres años preso por presunta parapolítica.

Si llega Ramos, sería otro golpe para Oscar Iván, ya que parte de sus apoyos en Antioquia son de base ramista. 

Pero la que pocos dentro del Partido se esperaban que surgiera como otra alternativa era Guerra de la Espriella. Si ella acepta, será una señal más elocuente que el silencio de Zuluaga, de que el ex ministro de Hacienda de Uribe hará más temprano que tarde una salida de la escena.

Nota del editor: actualizamos la nota el miércoles a las 7 pm, después de que Zuluaga anunció que aplaza su candiadatura.

[summary] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

[format] => full_html [safe_value] =>

El fin de semana que pasó, Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con la senadora sucreña María del Rosario Guerra de la Espriella para pedirle que fuera una de las precandidatas presidenciales del Centro Democrático. Con ello, el expresidente le dio un voto de confianza a una de sus más cercanas aliadas, hizo un guiño en la Costa (región que dominan políticamente la Unidad Nacional santista y el vargasllerismo), y abrió la puerta para que Óscar Iván Zuluaga anunciara esta tarde que aplaza su candidatura, después de que la Fiscalía confirmó que la corrupta multinacional Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares a su estratega de campaña por debajo de la mesa.

La congresista está considerando la oferta y esta semana le dará una respuesta al ex presidente. Pero dos personas muy cercanas a ella nos confirmaron desde Sucre que su aspiración es un hecho. Y el anuncio de Zuluaga abre un espacio param que eso sea así.

Mucho más teniendo en cuenta que se lo pidió el propio Uribe, quien no suele tener estos gestos con todos sus alfiles, y quien desde enero se ha distanciado de Óscar Iván tras las revelaciones que afectan a éste en el escándalo de Odebrecht.

De hecho, a varios en su partido les ha tocado dar codo y hacer fila para conseguir un cupo que les permita aspirar a algo. Así se vio, por ejemplo, cuando armaron las listas a Congreso hace tres años.

 

En el caso de Guerra de la Espriella no sorprende, pues ella es uno de los miembros del primer círculo uribista en quien el expresidente más confía.

En ella se apoyó para idear y fundar el Centro Democrático. Al punto en que no sólo le dio voz y voto en la armada de la lista al Senado, sino que la privilegió ubicándola en el apetecido segundo lugar de ese listado: justo por debajo de él.

La legisladora es hija de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de la historia de Sucre: la casa Guerra Tulena que lideraron los hermanos, excongresistas y exgobernadores Julio y José Guerra Tulena.

Este último, precisamente, es el padre de María del Rosario, quien sin embargo nunca hizo política de manera activa en ese movimiento que los dos patriarcas por diferencias comerciales y familiares dividieron en los 90, cuando rompieron relaciones y crearon grupos aparte.

De la rama de Julio (gobernador saliente de Sucre, cuya administración está salpicada por varios casos de corrupción como el llamado cartel de enfermos mentales) es el actual senador del viejo PIN, Julio Miguel Guerra.

Y de la rama de José, son la congresista y sus hermanos: Antonio (senador de Cambio Radical) y Joselito (exsenador, también muy cercano a Uribe, cuyo último recuerdo político es la condena que recibió dentro del escándalo del proceso 8.000, sobre la cual el Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo que el Estado no le dio las debidas garantías y recomendó repararlo, aunque la Corte Constitucional se negó a reabrir el proceso).

Con un talante más de tecnócrata que de política, María del Rosario se volvió una persona pública ocupando importantes cargos en el Estado.

Entre otras cosas, asesoró el Plan Nacional de Rehabilitación en el Gobierno Gaviria, gerenció Fonade y, en su primer Gobierno, Uribe le pidió dirigir Colciencias.

También fue coordinadora de la campaña de reelección del Expresidente, quien en su segundo mandato la nombró ministra de Tecnologías de la Información, cargo al que renunció para no inhabilitar la aspiración de su hermano Antonio al Congreso.

Después siguió políticamente al lado de Uribe.

Cuando arrancó el proyecto del Centro Democrático, el Expresidente dejó en cabeza de la Senadora todas las decisiones importantes sobre sus famosos talleres democráticos en todo el país (por ejemplo, dónde se hacían y a quién invitaban).

También fue la exministra la que le habló al oído a Uribe para escoger los miembros de los comités coordinadores del partido en las regiones.

Fue estando en esa posición que varios uribistas la señalaron de haberse movido con decisiones desfavorables para los simpatizantes del exvicepresidente Pacho Santos, quien compitió para ser el candidato presidencial de 2014 frente al exministro Zuluaga.

En ese momento se evidenciaron las grietas y divisiones en el partdo de Uribe y quedó claro que María del Rosario estaba del lado de Óscar Iván, a quien sigue defendiendo ahora que Néstor Humberto Martínez ratificó que la corrupta constructora brasilera había financiado parte de su campaña.

“Sigo creyendo en su inocencia en el caso Odebrecht”, nos dijo la senadora.

Dada la situación por la que atraviesa ahora el ex candidato presidencial del Centro Democrático, la movida de Uribe de ahora podría interpretarse como la forma con la que el expresidente quiere ponerle al grupo de Zuluaga (de los que hacen parte los congresistas Susana Correa, Samuel Hoyos, Nohora Tovar y Daniel Cabrales) otra carta de confianza para apoyar cuando decidan el mecanismo con el que elegirán un candidato único.

Sabiendo que queda con una gran aliada en la baraja de precandidatos, a Óscar Iván le podría resultar menos dramático renunciar a su aspiración para aclarar el tema de los supuestos dineros que entraron a su campaña, cosa que le pidió Uribe, quien públicamente se desmarcó de él.

La mala hora de Óscar Iván

Desde que salió de la dirección del Partido, a finales de enero, Óscar Iván lleva más tiempo defendiéndose de las denuncias en su contra por su supuesta relación con Odebrecht que haciendo campaña.

Hasta el cierre de esta historia había expectativa sobre una posible comunicación de Zuluaga para ampliar las explicaciones, luego del comunicado del lunes de la Fiscalía, en el que dijo que cuenta con nuevas pruebas para decir que Odebrecht intentó entrar a las dos campañas presidenciales de 2014.

La Fiscalía dice además que el pago a Duda Mendonca, el asesor internacional de Zuluaga en 2014, por parte de Odebrecht se hizo en dos cuotas a favor de una empresa off shore en Panamá.

Zuluaga arrancó el año con una victoria a medias: el archivo de la fiscalía de la investigación por el caso del hacker Andrés Sepúlveda (la investigación dice que él no tuvo nada que ver con la contratación de Sepúlveda), pero el alivio no era completo porque sigue la investigación contra su hijo, David Zuluaga, gerente de su campaña.

Menos de tres semanas después, la Fiscalía trasladó al Consejo Electoral las pruebas que hasta ahí tenía del presunto ingreso de dineros a la campaña de Zuluaga, para que las investigara. A eso se sumó las declaraciones de ‘Duda’ Mendonca a la Fiscalía brasilera, quien dijo que Odebrecht le pagó 1.6 millones de dólares para “completar” la asesoría al uribismo, a lo que Zuluaga respondió con un informe de la financiación de su campaña, pero como dijimos el hecho de que haya usado a una empresa contratista del Estado, como Odebrecht (para la cual trabajaba su aliado Daniel García Arizabaleta), ya era escandaloso.

Zuluaga contrató abogados en Brasil, mientras en Colombia su abogado Jaime Granados pidió a la Fiscalía investigar a García Arizabaleta.

Y desde que salió el comunicado de la Fiscalía a inicios de esta semana, en el Centro Democrático reina el silencio en torno a Óscar Iván

A diferencia de otras ocasiones, como el escándalo del hacker Sepúlveda, donde el Centro Democrático cerró filas en torno suyo e incluso llegaron a decir que el Gobierno había robado las elecciones, ahora es diferente.

Casi al mismo tiempo en que la Fiscalía revelaba nuevos adelantos en el escándalo de corrupción, hubo reunión del Partido, pero ninguno de los asistentes puso el tema, ni propuso un comunicado en respuesta a las declaraciones de Néstor Humberto Martínez sobre su precandidato, según dijeron a La Silla dos senadores asistentes.

Uribe ha sido el único miembro del Partido en hablar, a través de un trino, para presionar que Zuluaga diera explicaciones sobre las revelaciones de la Fiscalía.

Antes de pronunciarme sobre la información del señor Fiscal General, espero hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga.

— Álvaro Uribe Vélez () 7 de marzo de 2017

Un Senador nos dijo que la situación del precandidato es más complicada ahora, debido al último comunicado del Fiscal.

“Ya con declaraciones de Néstor Humberto es diferente, todo se torna más complicado para Óscar Iván”, dijo, en referencia a la confianza que el Partido ha mostrado en la independencia del Fiscal.

De todos modos para este Senador y otros dos que consultamos, por aparte, la actitud de Uribe sí es diferente respecto a Zuluaga en este momento.

Por ejemplo, cuando el otro precandidato Iván Duque reveló que había estado en la reunión entre Zuluaga, su hijo David Zuluaga, Daniel García Arizabaleta, y Duda Mendonca en Brasil, Uribe fue el que le pidió que saliera en medios para aclarar su papel en el encuentro. Y así lo hizo.

Y también lo ha defendido públicamente ante la campaña negra interna del partido en redes sociales.

Hay que ignorar estas infamias que pretenden hacer daño al Centro Democrático, por fortuna con jóvenes como Iván Duque pic.twitter.com/OC1e8uZAoh

— Álvaro Uribe Vélez () 3 de marzo de 2017

Y aunque en el Congreso pocos hablan de Zuluaga, en la dirección del Partido sigue teniendo aliados, como José Felix Lafaurie, quien nos dijo que su tesis es que Duda fue usado por la empresa corrupta para entrar en las campañas políticas de todo el continente.

“Sigo creyendo en su integridad y en la de la campaña. Primero hubo un complot en su contra (en referencia al hacker Sepúlveda) y ahora creo que Duda era instrumento de Odebrecht para llegar a los círculos de poder si ganaba la Presidencia”, nos dijo Lafaurie, quien también hizo parte de la campaña de Zuluaga en 2014.

Ampliar la baraja

Aunque pueda ser una simple coincidencia de tiempo, las nuevas revelaciones de la Fiscalía llegan cuando Uribe busca ampliar la baraja de candidatos, como nos dijo un uribista que no hace parte del Partido, para que no solamente compitan Zuluaga, Duque y Carlos Holmes Trujillo.

“Llegarán más, sobre todo dentro del uribismo”, nos dijo una congresista.  

Y ya Uribe se está moviendo.

El viernes anterior se reunió con el exprocurador anulado Alejandro Ordóñez, para concretar una alianza de aspirantes que apoyaron el No en el plebiscito, en la que estaría Ordóñez y Marta Lucía Ramírez. Antes, dentro del Partido se rumoraba la posibilidad de que otra mujer, la senadora Paloma Valencia, lanzara su precandidatura y hasta hubo ofrecimientos al ex senador Juan Lozano, pero éste declinó.

Además, como contamos, sectores uribistas en Antioquia esperan que la Corte Suprema absuelva al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, quien estuvo tres años preso por presunta parapolítica.

Si llega Ramos, sería otro golpe para Oscar Iván, ya que parte de sus apoyos en Antioquia son de base ramista. 

Pero la que pocos dentro del Partido se esperaban que surgiera como otra alternativa era Guerra de la Espriella. Si ella acepta, será una señal más elocuente que el silencio de Zuluaga, de que el ex ministro de Hacienda de Uribe hará más temprano que tarde una salida de la escena.

Nota del editor: actualizamos la nota el miércoles a las 7 pm, después de que Zuluaga anunció que aplaza su candiadatura.

[safe_summary] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

) ) [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Precandidatura de Guerra, salida para Óscar Iván [href] => node/60072 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Precandidatura de Guerra, salida para Óscar Iván ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment-comments] => Array ( [title] => 8 comentarios [href] => node/60072 [attributes] => Array ( [title] => Ir al primer comentario de este post. ) [fragment] => comments [html] => 1 ) [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60072 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60692 [uid] => 10012646 [title] => Precandidatura de Guerra, salida para Óscar Iván [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60072 [type] => historia [language] => es [created] => 1489018149 [changed] => 1489018149 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489018149 [revision_uid] => 177 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El fin de semana que pasó, Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con la senadora sucreña María del Rosario Guerra de la Espriella para pedirle que fuera una de las precandidatas presidenciales del Centro Democrático. Con ello, el expresidente le dio un voto de confianza a una de sus más cercanas aliadas, hizo un guiño en la Costa (región que dominan políticamente la Unidad Nacional santista y el vargasllerismo), y abrió la puerta para que Óscar Iván Zuluaga anunciara esta tarde que aplaza su candidatura, después de que la Fiscalía confirmó que la corrupta multinacional Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares a su estratega de campaña por debajo de la mesa.

La congresista está considerando la oferta y esta semana le dará una respuesta al ex presidente. Pero dos personas muy cercanas a ella nos confirmaron desde Sucre que su aspiración es un hecho. Y el anuncio de Zuluaga abre un espacio param que eso sea así.

Mucho más teniendo en cuenta que se lo pidió el propio Uribe, quien no suele tener estos gestos con todos sus alfiles, y quien desde enero se ha distanciado de Óscar Iván tras las revelaciones que afectan a éste en el escándalo de Odebrecht.

De hecho, a varios en su partido les ha tocado dar codo y hacer fila para conseguir un cupo que les permita aspirar a algo. Así se vio, por ejemplo, cuando armaron las listas a Congreso hace tres años.

 

En el caso de Guerra de la Espriella no sorprende, pues ella es uno de los miembros del primer círculo uribista en quien el expresidente más confía.

En ella se apoyó para idear y fundar el Centro Democrático. Al punto en que no sólo le dio voz y voto en la armada de la lista al Senado, sino que la privilegió ubicándola en el apetecido segundo lugar de ese listado: justo por debajo de él.

La legisladora es hija de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de la historia de Sucre: la casa Guerra Tulena que lideraron los hermanos, excongresistas y exgobernadores Julio y José Guerra Tulena.

Este último, precisamente, es el padre de María del Rosario, quien sin embargo nunca hizo política de manera activa en ese movimiento que los dos patriarcas por diferencias comerciales y familiares dividieron en los 90, cuando rompieron relaciones y crearon grupos aparte.

De la rama de Julio (gobernador saliente de Sucre, cuya administración está salpicada por varios casos de corrupción como el llamado cartel de enfermos mentales) es el actual senador del viejo PIN, Julio Miguel Guerra.

Y de la rama de José, son la congresista y sus hermanos: Antonio (senador de Cambio Radical) y Joselito (exsenador, también muy cercano a Uribe, cuyo último recuerdo político es la condena que recibió dentro del escándalo del proceso 8.000, sobre la cual el Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo que el Estado no le dio las debidas garantías y recomendó repararlo, aunque la Corte Constitucional se negó a reabrir el proceso).

Con un talante más de tecnócrata que de política, María del Rosario se volvió una persona pública ocupando importantes cargos en el Estado.

Entre otras cosas, asesoró el Plan Nacional de Rehabilitación en el Gobierno Gaviria, gerenció Fonade y, en su primer Gobierno, Uribe le pidió dirigir Colciencias.

También fue coordinadora de la campaña de reelección del Expresidente, quien en su segundo mandato la nombró ministra de Tecnologías de la Información, cargo al que renunció para no inhabilitar la aspiración de su hermano Antonio al Congreso.

Después siguió políticamente al lado de Uribe.

Cuando arrancó el proyecto del Centro Democrático, el Expresidente dejó en cabeza de la Senadora todas las decisiones importantes sobre sus famosos talleres democráticos en todo el país (por ejemplo, dónde se hacían y a quién invitaban).

También fue la exministra la que le habló al oído a Uribe para escoger los miembros de los comités coordinadores del partido en las regiones.

Fue estando en esa posición que varios uribistas la señalaron de haberse movido con decisiones desfavorables para los simpatizantes del exvicepresidente Pacho Santos, quien compitió para ser el candidato presidencial de 2014 frente al exministro Zuluaga.

En ese momento se evidenciaron las grietas y divisiones en el partdo de Uribe y quedó claro que María del Rosario estaba del lado de Óscar Iván, a quien sigue defendiendo ahora que Néstor Humberto Martínez ratificó que la corrupta constructora brasilera había financiado parte de su campaña.

“Sigo creyendo en su inocencia en el caso Odebrecht”, nos dijo la senadora.

Dada la situación por la que atraviesa ahora el ex candidato presidencial del Centro Democrático, la movida de Uribe de ahora podría interpretarse como la forma con la que el expresidente quiere ponerle al grupo de Zuluaga (de los que hacen parte los congresistas Susana Correa, Samuel Hoyos, Nohora Tovar y Daniel Cabrales) otra carta de confianza para apoyar cuando decidan el mecanismo con el que elegirán un candidato único.

Sabiendo que queda con una gran aliada en la baraja de precandidatos, a Óscar Iván le podría resultar menos dramático renunciar a su aspiración para aclarar el tema de los supuestos dineros que entraron a su campaña, cosa que le pidió Uribe, quien públicamente se desmarcó de él.

La mala hora de Óscar Iván

Desde que salió de la dirección del Partido, a finales de enero, Óscar Iván lleva más tiempo defendiéndose de las denuncias en su contra por su supuesta relación con Odebrecht que haciendo campaña.

Hasta el cierre de esta historia había expectativa sobre una posible comunicación de Zuluaga para ampliar las explicaciones, luego del comunicado del lunes de la Fiscalía, en el que dijo que cuenta con nuevas pruebas para decir que Odebrecht intentó entrar a las dos campañas presidenciales de 2014.

La Fiscalía dice además que el pago a Duda Mendonca, el asesor internacional de Zuluaga en 2014, por parte de Odebrecht se hizo en dos cuotas a favor de una empresa off shore en Panamá.

Zuluaga arrancó el año con una victoria a medias: el archivo de la fiscalía de la investigación por el caso del hacker Andrés Sepúlveda (la investigación dice que él no tuvo nada que ver con la contratación de Sepúlveda), pero el alivio no era completo porque sigue la investigación contra su hijo, David Zuluaga, gerente de su campaña.

Menos de tres semanas después, la Fiscalía trasladó al Consejo Electoral las pruebas que hasta ahí tenía del presunto ingreso de dineros a la campaña de Zuluaga, para que las investigara. A eso se sumó las declaraciones de ‘Duda’ Mendonca a la Fiscalía brasilera, quien dijo que Odebrecht le pagó 1.6 millones de dólares para “completar” la asesoría al uribismo, a lo que Zuluaga respondió con un informe de la financiación de su campaña, pero como dijimos el hecho de que haya usado a una empresa contratista del Estado, como Odebrecht (para la cual trabajaba su aliado Daniel García Arizabaleta), ya era escandaloso.

Zuluaga contrató abogados en Brasil, mientras en Colombia su abogado Jaime Granados pidió a la Fiscalía investigar a García Arizabaleta.

Y desde que salió el comunicado de la Fiscalía a inicios de esta semana, en el Centro Democrático reina el silencio en torno a Óscar Iván

A diferencia de otras ocasiones, como el escándalo del hacker Sepúlveda, donde el Centro Democrático cerró filas en torno suyo e incluso llegaron a decir que el Gobierno había robado las elecciones, ahora es diferente.

Casi al mismo tiempo en que la Fiscalía revelaba nuevos adelantos en el escándalo de corrupción, hubo reunión del Partido, pero ninguno de los asistentes puso el tema, ni propuso un comunicado en respuesta a las declaraciones de Néstor Humberto Martínez sobre su precandidato, según dijeron a La Silla dos senadores asistentes.

Uribe ha sido el único miembro del Partido en hablar, a través de un trino, para presionar que Zuluaga diera explicaciones sobre las revelaciones de la Fiscalía.

Antes de pronunciarme sobre la información del señor Fiscal General, espero hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga.

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) 7 de marzo de 2017

Un Senador nos dijo que la situación del precandidato es más complicada ahora, debido al último comunicado del Fiscal.

“Ya con declaraciones de Néstor Humberto es diferente, todo se torna más complicado para Óscar Iván”, dijo, en referencia a la confianza que el Partido ha mostrado en la independencia del Fiscal.

De todos modos para este Senador y otros dos que consultamos, por aparte, la actitud de Uribe sí es diferente respecto a Zuluaga en este momento.

Por ejemplo, cuando el otro precandidato Iván Duque reveló que había estado en la reunión entre Zuluaga, su hijo David Zuluaga, Daniel García Arizabaleta, y Duda Mendonca en Brasil, Uribe fue el que le pidió que saliera en medios para aclarar su papel en el encuentro. Y así lo hizo.

Y también lo ha defendido públicamente ante la campaña negra interna del partido en redes sociales.

Hay que ignorar estas infamias que pretenden hacer daño al Centro Democrático, por fortuna con jóvenes como Iván Duque pic.twitter.com/OC1e8uZAoh

— Álvaro Uribe Vélez (@AlvaroUribeVel) 3 de marzo de 2017

Y aunque en el Congreso pocos hablan de Zuluaga, en la dirección del Partido sigue teniendo aliados, como José Felix Lafaurie, quien nos dijo que su tesis es que Duda fue usado por la empresa corrupta para entrar en las campañas políticas de todo el continente.

“Sigo creyendo en su integridad y en la de la campaña. Primero hubo un complot en su contra (en referencia al hacker Sepúlveda) y ahora creo que Duda era instrumento de Odebrecht para llegar a los círculos de poder si ganaba la Presidencia”, nos dijo Lafaurie, quien también hizo parte de la campaña de Zuluaga en 2014.

Ampliar la baraja

Aunque pueda ser una simple coincidencia de tiempo, las nuevas revelaciones de la Fiscalía llegan cuando Uribe busca ampliar la baraja de candidatos, como nos dijo un uribista que no hace parte del Partido, para que no solamente compitan Zuluaga, Duque y Carlos Holmes Trujillo.

“Llegarán más, sobre todo dentro del uribismo”, nos dijo una congresista.  

Y ya Uribe se está moviendo.

El viernes anterior se reunió con el exprocurador anulado Alejandro Ordóñez, para concretar una alianza de aspirantes que apoyaron el No en el plebiscito, en la que estaría Ordóñez y Marta Lucía Ramírez. Antes, dentro del Partido se rumoraba la posibilidad de que otra mujer, la senadora Paloma Valencia, lanzara su precandidatura y hasta hubo ofrecimientos al ex senador Juan Lozano, pero éste declinó.

Además, como contamos, sectores uribistas en Antioquia esperan que la Corte Suprema absuelva al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, quien estuvo tres años preso por presunta parapolítica.

Si llega Ramos, sería otro golpe para Oscar Iván, ya que parte de sus apoyos en Antioquia son de base ramista. 

Pero la que pocos dentro del Partido se esperaban que surgiera como otra alternativa era Guerra de la Espriella. Si ella acepta, será una señal más elocuente que el silencio de Zuluaga, de que el ex ministro de Hacienda de Uribe hará más temprano que tarde una salida de la escena.

Nota del editor: actualizamos la nota el miércoles a las 7 pm, después de que Zuluaga anunció que aplaza su candiadatura.

[summary] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

[format] => full_html [safe_value] =>

El fin de semana que pasó, Álvaro Uribe se comunicó por teléfono con la senadora sucreña María del Rosario Guerra de la Espriella para pedirle que fuera una de las precandidatas presidenciales del Centro Democrático. Con ello, el expresidente le dio un voto de confianza a una de sus más cercanas aliadas, hizo un guiño en la Costa (región que dominan políticamente la Unidad Nacional santista y el vargasllerismo), y abrió la puerta para que Óscar Iván Zuluaga anunciara esta tarde que aplaza su candidatura, después de que la Fiscalía confirmó que la corrupta multinacional Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares a su estratega de campaña por debajo de la mesa.

La congresista está considerando la oferta y esta semana le dará una respuesta al ex presidente. Pero dos personas muy cercanas a ella nos confirmaron desde Sucre que su aspiración es un hecho. Y el anuncio de Zuluaga abre un espacio param que eso sea así.

Mucho más teniendo en cuenta que se lo pidió el propio Uribe, quien no suele tener estos gestos con todos sus alfiles, y quien desde enero se ha distanciado de Óscar Iván tras las revelaciones que afectan a éste en el escándalo de Odebrecht.

De hecho, a varios en su partido les ha tocado dar codo y hacer fila para conseguir un cupo que les permita aspirar a algo. Así se vio, por ejemplo, cuando armaron las listas a Congreso hace tres años.

 

En el caso de Guerra de la Espriella no sorprende, pues ella es uno de los miembros del primer círculo uribista en quien el expresidente más confía.

En ella se apoyó para idear y fundar el Centro Democrático. Al punto en que no sólo le dio voz y voto en la armada de la lista al Senado, sino que la privilegió ubicándola en el apetecido segundo lugar de ese listado: justo por debajo de él.

La legisladora es hija de uno de los clanes de la política tradicional más poderosos de la historia de Sucre: la casa Guerra Tulena que lideraron los hermanos, excongresistas y exgobernadores Julio y José Guerra Tulena.

Este último, precisamente, es el padre de María del Rosario, quien sin embargo nunca hizo política de manera activa en ese movimiento que los dos patriarcas por diferencias comerciales y familiares dividieron en los 90, cuando rompieron relaciones y crearon grupos aparte.

De la rama de Julio (gobernador saliente de Sucre, cuya administración está salpicada por varios casos de corrupción como el llamado cartel de enfermos mentales) es el actual senador del viejo PIN, Julio Miguel Guerra.

Y de la rama de José, son la congresista y sus hermanos: Antonio (senador de Cambio Radical) y Joselito (exsenador, también muy cercano a Uribe, cuyo último recuerdo político es la condena que recibió dentro del escándalo del proceso 8.000, sobre la cual el Comité de Derechos Humanos de la ONU dijo que el Estado no le dio las debidas garantías y recomendó repararlo, aunque la Corte Constitucional se negó a reabrir el proceso).

Con un talante más de tecnócrata que de política, María del Rosario se volvió una persona pública ocupando importantes cargos en el Estado.

Entre otras cosas, asesoró el Plan Nacional de Rehabilitación en el Gobierno Gaviria, gerenció Fonade y, en su primer Gobierno, Uribe le pidió dirigir Colciencias.

También fue coordinadora de la campaña de reelección del Expresidente, quien en su segundo mandato la nombró ministra de Tecnologías de la Información, cargo al que renunció para no inhabilitar la aspiración de su hermano Antonio al Congreso.

Después siguió políticamente al lado de Uribe.

Cuando arrancó el proyecto del Centro Democrático, el Expresidente dejó en cabeza de la Senadora todas las decisiones importantes sobre sus famosos talleres democráticos en todo el país (por ejemplo, dónde se hacían y a quién invitaban).

También fue la exministra la que le habló al oído a Uribe para escoger los miembros de los comités coordinadores del partido en las regiones.

Fue estando en esa posición que varios uribistas la señalaron de haberse movido con decisiones desfavorables para los simpatizantes del exvicepresidente Pacho Santos, quien compitió para ser el candidato presidencial de 2014 frente al exministro Zuluaga.

En ese momento se evidenciaron las grietas y divisiones en el partdo de Uribe y quedó claro que María del Rosario estaba del lado de Óscar Iván, a quien sigue defendiendo ahora que Néstor Humberto Martínez ratificó que la corrupta constructora brasilera había financiado parte de su campaña.

“Sigo creyendo en su inocencia en el caso Odebrecht”, nos dijo la senadora.

Dada la situación por la que atraviesa ahora el ex candidato presidencial del Centro Democrático, la movida de Uribe de ahora podría interpretarse como la forma con la que el expresidente quiere ponerle al grupo de Zuluaga (de los que hacen parte los congresistas Susana Correa, Samuel Hoyos, Nohora Tovar y Daniel Cabrales) otra carta de confianza para apoyar cuando decidan el mecanismo con el que elegirán un candidato único.

Sabiendo que queda con una gran aliada en la baraja de precandidatos, a Óscar Iván le podría resultar menos dramático renunciar a su aspiración para aclarar el tema de los supuestos dineros que entraron a su campaña, cosa que le pidió Uribe, quien públicamente se desmarcó de él.

La mala hora de Óscar Iván

Desde que salió de la dirección del Partido, a finales de enero, Óscar Iván lleva más tiempo defendiéndose de las denuncias en su contra por su supuesta relación con Odebrecht que haciendo campaña.

Hasta el cierre de esta historia había expectativa sobre una posible comunicación de Zuluaga para ampliar las explicaciones, luego del comunicado del lunes de la Fiscalía, en el que dijo que cuenta con nuevas pruebas para decir que Odebrecht intentó entrar a las dos campañas presidenciales de 2014.

La Fiscalía dice además que el pago a Duda Mendonca, el asesor internacional de Zuluaga en 2014, por parte de Odebrecht se hizo en dos cuotas a favor de una empresa off shore en Panamá.

Zuluaga arrancó el año con una victoria a medias: el archivo de la fiscalía de la investigación por el caso del hacker Andrés Sepúlveda (la investigación dice que él no tuvo nada que ver con la contratación de Sepúlveda), pero el alivio no era completo porque sigue la investigación contra su hijo, David Zuluaga, gerente de su campaña.

Menos de tres semanas después, la Fiscalía trasladó al Consejo Electoral las pruebas que hasta ahí tenía del presunto ingreso de dineros a la campaña de Zuluaga, para que las investigara. A eso se sumó las declaraciones de ‘Duda’ Mendonca a la Fiscalía brasilera, quien dijo que Odebrecht le pagó 1.6 millones de dólares para “completar” la asesoría al uribismo, a lo que Zuluaga respondió con un informe de la financiación de su campaña, pero como dijimos el hecho de que haya usado a una empresa contratista del Estado, como Odebrecht (para la cual trabajaba su aliado Daniel García Arizabaleta), ya era escandaloso.

Zuluaga contrató abogados en Brasil, mientras en Colombia su abogado Jaime Granados pidió a la Fiscalía investigar a García Arizabaleta.

Y desde que salió el comunicado de la Fiscalía a inicios de esta semana, en el Centro Democrático reina el silencio en torno a Óscar Iván

A diferencia de otras ocasiones, como el escándalo del hacker Sepúlveda, donde el Centro Democrático cerró filas en torno suyo e incluso llegaron a decir que el Gobierno había robado las elecciones, ahora es diferente.

Casi al mismo tiempo en que la Fiscalía revelaba nuevos adelantos en el escándalo de corrupción, hubo reunión del Partido, pero ninguno de los asistentes puso el tema, ni propuso un comunicado en respuesta a las declaraciones de Néstor Humberto Martínez sobre su precandidato, según dijeron a La Silla dos senadores asistentes.

Uribe ha sido el único miembro del Partido en hablar, a través de un trino, para presionar que Zuluaga diera explicaciones sobre las revelaciones de la Fiscalía.

Antes de pronunciarme sobre la información del señor Fiscal General, espero hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga.

— Álvaro Uribe Vélez () 7 de marzo de 2017

Un Senador nos dijo que la situación del precandidato es más complicada ahora, debido al último comunicado del Fiscal.

“Ya con declaraciones de Néstor Humberto es diferente, todo se torna más complicado para Óscar Iván”, dijo, en referencia a la confianza que el Partido ha mostrado en la independencia del Fiscal.

De todos modos para este Senador y otros dos que consultamos, por aparte, la actitud de Uribe sí es diferente respecto a Zuluaga en este momento.

Por ejemplo, cuando el otro precandidato Iván Duque reveló que había estado en la reunión entre Zuluaga, su hijo David Zuluaga, Daniel García Arizabaleta, y Duda Mendonca en Brasil, Uribe fue el que le pidió que saliera en medios para aclarar su papel en el encuentro. Y así lo hizo.

Y también lo ha defendido públicamente ante la campaña negra interna del partido en redes sociales.

Hay que ignorar estas infamias que pretenden hacer daño al Centro Democrático, por fortuna con jóvenes como Iván Duque pic.twitter.com/OC1e8uZAoh

— Álvaro Uribe Vélez () 3 de marzo de 2017

Y aunque en el Congreso pocos hablan de Zuluaga, en la dirección del Partido sigue teniendo aliados, como José Felix Lafaurie, quien nos dijo que su tesis es que Duda fue usado por la empresa corrupta para entrar en las campañas políticas de todo el continente.

“Sigo creyendo en su integridad y en la de la campaña. Primero hubo un complot en su contra (en referencia al hacker Sepúlveda) y ahora creo que Duda era instrumento de Odebrecht para llegar a los círculos de poder si ganaba la Presidencia”, nos dijo Lafaurie, quien también hizo parte de la campaña de Zuluaga en 2014.

Ampliar la baraja

Aunque pueda ser una simple coincidencia de tiempo, las nuevas revelaciones de la Fiscalía llegan cuando Uribe busca ampliar la baraja de candidatos, como nos dijo un uribista que no hace parte del Partido, para que no solamente compitan Zuluaga, Duque y Carlos Holmes Trujillo.

“Llegarán más, sobre todo dentro del uribismo”, nos dijo una congresista.  

Y ya Uribe se está moviendo.

El viernes anterior se reunió con el exprocurador anulado Alejandro Ordóñez, para concretar una alianza de aspirantes que apoyaron el No en el plebiscito, en la que estaría Ordóñez y Marta Lucía Ramírez. Antes, dentro del Partido se rumoraba la posibilidad de que otra mujer, la senadora Paloma Valencia, lanzara su precandidatura y hasta hubo ofrecimientos al ex senador Juan Lozano, pero éste declinó.

Además, como contamos, sectores uribistas en Antioquia esperan que la Corte Suprema absuelva al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, quien estuvo tres años preso por presunta parapolítica.

Si llega Ramos, sería otro golpe para Oscar Iván, ya que parte de sus apoyos en Antioquia son de base ramista. 

Pero la que pocos dentro del Partido se esperaban que surgiera como otra alternativa era Guerra de la Espriella. Si ella acepta, será una señal más elocuente que el silencio de Zuluaga, de que el ex ministro de Hacienda de Uribe hará más temprano que tarde una salida de la escena.

Nota del editor: actualizamos la nota el miércoles a las 7 pm, después de que Zuluaga anunció que aplaza su candiadatura.

[safe_summary] =>

Álvaro Uribe le ofreció a la senadora de su partido entrar a su baraja de precandidatos, una movida que le da juego al grupo de Zuluaga mientras se defiende por el escándalo de Odebrecht.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65950 [uid] => 10012646 [filename] => maria_del_rosario.jpg [uri] => public://portadas/maria_del_rosario.jpg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 128125 [status] => 1 [timestamp] => 1489018149 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 625 [width] => 1000 ) [alt] => [title] => La ex ministra de Uribe y senadora María del Rosario Guerra entraría a la baraja de candidatos del Centro Democrático. [height] => 625 [width] => 1000 ) ) ) [field_coautores] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 25313 ) ) ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 47343 ) [1] => Array ( [target_id] => 45976 ) [2] => Array ( [target_id] => 51120 ) [3] => Array ( [target_id] => 58884 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35427 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24567 ) [1] => Array ( [tid] => 24569 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56584 ) [1] => Array ( [quien] => 56831 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => 8736 ) ) ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 0 ) [cid] => 191724 [last_comment_timestamp] => 1489264727 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 795 [comment_count] => 8 [name] => Tatiana Duque [picture] => 62983 [data] => a:8:{s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#language] => es [#contextual_links] => Array ( [node] => Array ( [0] => node [1] => Array ( [0] => 60072 ) ) ) [#weight] => 6 ) [60041] => Array ( [body] => Array ( [#theme] => field [#weight] => 0 [#title] => Body [#access] => 1 [#label_display] => hidden [#view_mode] => teaser [#language] => und [#field_name] => body [#field_type] => text_with_summary [#field_translatable] => 0 [#entity_type] => node [#bundle] => historia [#object] => stdClass Object ( [vid] => 60661 [uid] => 10012646 [title] => Miedos, debates y peleas de la lista de coaliciones del Fast Track [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60041 [type] => historia [language] => es [created] => 1489013148 [changed] => 1489114667 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489114667 [revision_uid] => 10012646 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Mientras Sergio Fajardo hace campaña con videos en redes sociales, Jorge Robledo estrena candidatura presidencial del Polo, Claudia López promueve su consulta popular anticorrupción y Gustavo Petro busca una “unidad democrática” con sectores minoritarios, sus partidos y movimientos están pendientes de una decisión más crucial e inmediata para su supervivencia: la Ley de Coaliciones que revisa el Gobierno para que entre por Fast Track al Congreso.

La ley, que sería radicada en las próximas semanas, busca que los partidos y movimientos políticos minoritarios presenten listas conjuntas al Senado y la Cámara, cumpliendo los requisitos que la ley exige para las coaliciones de un solo candidato (programa, financiación de campaña, distribución de gastos, publicidad, auditoría y la prohibición para que la coalición no apoye a otro candidato).

 

Es decir, si la ley es aprobada, en las parlamentarias de 2018 un Partido minoritario podría presentar una lista de candidatos que incluya no solo a miembros de su colectividad, sino aspirantes de movimientos con los que haya hecho coalición, para agrupar los votos de ambos grupos políticos.

La forma en que esta coalición actúe en el Congreso (siguiendo la ley de bancadas o por separado), todavía es objeto de discusión dentro del Gobierno, los partidos y la misión electoral.

El Gobierno dice que la norma aplicaría “para promover y estimular los nuevos partidos y movimientos políticos de alcance nacional, así como a otros que habiendo tenido representación en el Congreso la hayan perdido”, según el documento explicativo que le entregaron a los partidos en las reuniones con la Misión Electoral.  

Según ese mismo documento, la ley estaría enmarcada en los mandatos implícitos del Acuerdo (es decir, que el texto no obliga a presentar esta norma), en el punto 2 de participación en política, para facilitar la construcción de nuevos partidos y movimientos políticos y que puedan “ser verdaderas alternativas de poder”.

Si se da, partidos como Mira, Opción Ciudadana (el antiguo PIN), los Verdes, Progresistas y Compromiso Ciudadano podrían ampliar su presencia en el Congreso, y competir contra maquinarias electorales consolidadas como La U, y los tradicionales conservadores y liberales.

Y también servirá para las Farc, porque tal y como dice el Acuerdo, una vez dejen las armas y formen su partido político, podrá inscribir candidatos y listas en coalición con partidos o movimientos políticos con personería para el Senado y la Cámara, además de tener ya las cinco curules en cada una de esas cámaras por derecho propio.

Como ya la guerrilla tiene más o menos pavimentado el camino hacia el Congreso, los partidos minoritarios son los que deberán dar peleas, superar miedos internos y externos, y aclarar dudas para que el Gobierno entregue una ley que los satisfaga.

Los miedos del umbral

Los partidos pequeños han insistido al Gobierno que es necesario que el umbral baje del 3 por ciento, como está actualmente, al 2 por ciento.

El umbral, o sea el mínimo de votos válidos para tener una curul en el Congreso, aumentó del 2 al 3 por ciento para 2014 y supuso un reto para los partidos minoritarios en ese momento.

Volver al estado de cosas previo a 2014, aliviaría las cargas para los pequeños porque necesitarían menos votos de los 450 mil que, cada uno, tiene que tener ahora para mantener sus puestos en el Congreso.

“La lista de coalición debe venir con la disminución del umbral”, nos dijo el senador Jorge Robledo del Polo, partido que tuvo 541 mil votos en las pasadas elecciones y una cuarta parte de ellos (191 mil) fueron de Robledo.

El candidato presidencial nos dijo que si bien su Partido apoya las normas que se preparan para aterrizar los acuerdos para permitir que las Farc participen en política, “el ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”, nos dijo.

”El ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”

Jorge Robledo, senador

En el caso del Polo, la entrada de las Farc a la política legal representa una eventual competencia por los mismos votos y por eso la misma supervivencia de este partido de izquierda se vería amenazada.

“La disminución de umbral al 2 por ciento nos permite alcanzar representación, que es lo más importante”, agregó Carlos Baena, del Mira, partido que obtuvo 326 mil votos al Senado en 2014 y no alcanzó curul en esa cámara.  

Desde diciembre de 2015 los partidos Verde, Polo y Mira se han reunido con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, para hablar el tema pero en parte la discusión no ha avanzado porque en el Gobierno hay “miedo de que con ésto se creen microempresas electorales”, según nos dijo el magistrado Armando Novoa, del consejo nacional Electoral, .

El riesgo de la creación de las microempresas existe porque el umbral (primero del 2% y después del 3%) fue introducido en la reforma política de 2003 para evitar la fragmentación de los partidos políticos, y así poner orden en los mismos. Disminuirlo o quitarlo obligaría a introducir otros requisitos para que no ocurra una situación previa a la reforma de 2003.

Un miembro del Mira, que pidió reserva de su nombre porque la vocería única es de Baena, nos contó que le pidieron a Cristo que si no había disminución del umbral (“porque la sola lista de coalición es una solución a medias”, dijo), las minorías políticas tuvieran por lo menos curules fijas, como las que tendrían las Farc. Sin embargo no hay respuesta oficial del Gobierno aún.

Por ahora, la pelea de los partidos pequeños para tener blindajes como la disminución del umbral y las curules fijas la tienen perdida.

El debate interno

Para Compromiso Ciudadano, el movimiento de Sergio Fajardo, la posibilidad de una coalición en el Congreso con el Partido Verde que lidera Claudia López les serviría.

“¿Cómo es posible que teniendo 4 millones de votos (los que Fajardo obtuvo en la alcaldía y gobernación) durante 17 años de historia de Compromiso no tengamos un solo congresista?”, nos dijo Santiago Londoño, uno de los dirigentes fajardistas, que cree que en Antioquia, con una lista de coalición con los Verdes, tendrían aceptación, pese a que históricamente el departamento ha sido conservador y uribista.

El punto a favor, dice Londoño, es que con los Verdes hay afinidad ideológica y por eso les llama la atención una alianza para las presidenciales con Claudia López y los Verdes y el Polo.

”Nos preocupa la identidad política del Partido”

Carlos Baena, presidente del Mira

Pero si bien Mira ve que la coalición es un “salvavidas”, como dijo Baena, que este movimiento eminentemente de raíces cristianas encuentre otros aliados dentro del espectro político no será tarea fácil.

“Sabemos que nosotros aportamos 425 mil votos, la preocupación es la identidad ideológica y la del partido político”, nos dijo Baena.

Peleas con los grandes

La lógica que hasta ahora ha tenido el Fast Track en el Congreso es que todos los proyectos que presenta el Gobierno son aprobados. Pero con éste, los minoritarios creen que los partidos grandes, como los conservadores, liberales y La U, podrían oponerse.

“Lo que se oye en el Congreso es que los partidos grandes no quieren esta coalición porque saben que somos fuertes en las regiones”, nos dijo el representante santandereano Freddy Anaya, de Opción Ciudadana (el antiguo PIN que tuvo 500 mil votos en las parlamentarias y tiene 11 congresistas).

En ese mismo sentido hablaron los demás consultados de los partidos pequeños.

Esta misma visión la tiene el magistrado Novoa, quien durante las reuniones de la Misión Electoral con el Gobierno y los partidos, dice que se nota que los representantes de los mayoritarios “no quieren que esta reforma pase porque le quita cupos a la Cámara”.

”Los chiquitos no creen en fortalecer los Partidos”

Armando Benedetti, senador La U

Y aunque las maquinarias electorales muy seguramente mantendrán el poder en las regiones para conservar y aumentar las curules que tienen en la Cámara, las elecciones parlamentarias del próximo año también sirven para calentar motores para las elecciones de alcaldes y gobernadores de 2019, en la que como hemos reportado, ya hay movimientos de nuevas figuras políticas, y hasta grupos cristianos para consolidar el poder regional y dar la pelea en esas elecciones.

Así que tener líderes departamentales haciendo política desde la circunscripción regional de la Cámara ayuda a que desde la posesión de los nuevos congresistas arranque la siguiente campaña electoral.

Para los partidos grandes, el miedo es de los partidos minoritarios.

“Ahora hay un debate de si hay que fortalecer o no los partidos. Los chiquitos creen que no se deben fortalecer los partidos porque creen que los van a sacar del camino con reglas más estrictas”, dijo el senador Armando Benedetti de La U, para quien debe haber primero un consenso entre los partidos para sacar adelante todas las propuestas de la reforma.

“Va y todas estas propuestas se anulan”, dijo, en relación a que entre todos los partidos, la misión electoral y el Gobierno debe haber consenso para presentar las normas.

Si no hay un consenso, el proyecto de la ley de coaliciones no llegaría si quiera a la radicación (ésto ya pasó con la propuesta de Cristo del voto desde los 16 años que ayer quedó excluida de los proyectos de reforma política), pero el ministro del Interior dijo en la última reunión de Partidos que hay “toda la intención”, de aterrizar el punto 2 de La Habana y dar debate a la expansión de la democracia, que incluye a todo el espectro político, no solo a las maquinarias.

[summary] =>

El Gobierno y los partidos minoritarios arrancan discusiones para aprobar una norma que les permita sobrevivir a la entrada a la política de las Farc.

[format] => full_html [safe_value] =>

Mientras Sergio Fajardo hace campaña con videos en redes sociales, Jorge Robledo estrena candidatura presidencial del Polo, Claudia López promueve su consulta popular anticorrupción y Gustavo Petro busca una “unidad democrática” con sectores minoritarios, sus partidos y movimientos están pendientes de una decisión más crucial e inmediata para su supervivencia: la Ley de Coaliciones que revisa el Gobierno para que entre por Fast Track al Congreso.

La ley, que sería radicada en las próximas semanas, busca que los partidos y movimientos políticos minoritarios presenten listas conjuntas al Senado y la Cámara, cumpliendo los requisitos que la ley exige para las coaliciones de un solo candidato (programa, financiación de campaña, distribución de gastos, publicidad, auditoría y la prohibición para que la coalición no apoye a otro candidato).

 

Es decir, si la ley es aprobada, en las parlamentarias de 2018 un Partido minoritario podría presentar una lista de candidatos que incluya no solo a miembros de su colectividad, sino aspirantes de movimientos con los que haya hecho coalición, para agrupar los votos de ambos grupos políticos.

La forma en que esta coalición actúe en el Congreso (siguiendo la ley de bancadas o por separado), todavía es objeto de discusión dentro del Gobierno, los partidos y la misión electoral.

El Gobierno dice que la norma aplicaría “para promover y estimular los nuevos partidos y movimientos políticos de alcance nacional, así como a otros que habiendo tenido representación en el Congreso la hayan perdido”, según el documento explicativo que le entregaron a los partidos en las reuniones con la Misión Electoral.  

Según ese mismo documento, la ley estaría enmarcada en los mandatos implícitos del Acuerdo (es decir, que el texto no obliga a presentar esta norma), en el punto 2 de participación en política, para facilitar la construcción de nuevos partidos y movimientos políticos y que puedan “ser verdaderas alternativas de poder”.

Si se da, partidos como Mira, Opción Ciudadana (el antiguo PIN), los Verdes, Progresistas y Compromiso Ciudadano podrían ampliar su presencia en el Congreso, y competir contra maquinarias electorales consolidadas como La U, y los tradicionales conservadores y liberales.

Y también servirá para las Farc, porque tal y como dice el Acuerdo, una vez dejen las armas y formen su partido político, podrá inscribir candidatos y listas en coalición con partidos o movimientos políticos con personería para el Senado y la Cámara, además de tener ya las cinco curules en cada una de esas cámaras por derecho propio.

Como ya la guerrilla tiene más o menos pavimentado el camino hacia el Congreso, los partidos minoritarios son los que deberán dar peleas, superar miedos internos y externos, y aclarar dudas para que el Gobierno entregue una ley que los satisfaga.

Los miedos del umbral

Los partidos pequeños han insistido al Gobierno que es necesario que el umbral baje del 3 por ciento, como está actualmente, al 2 por ciento.

El umbral, o sea el mínimo de votos válidos para tener una curul en el Congreso, aumentó del 2 al 3 por ciento para 2014 y supuso un reto para los partidos minoritarios en ese momento.

Volver al estado de cosas previo a 2014, aliviaría las cargas para los pequeños porque necesitarían menos votos de los 450 mil que, cada uno, tiene que tener ahora para mantener sus puestos en el Congreso.

“La lista de coalición debe venir con la disminución del umbral”, nos dijo el senador Jorge Robledo del Polo, partido que tuvo 541 mil votos en las pasadas elecciones y una cuarta parte de ellos (191 mil) fueron de Robledo.

El candidato presidencial nos dijo que si bien su Partido apoya las normas que se preparan para aterrizar los acuerdos para permitir que las Farc participen en política, “el ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”, nos dijo.

”El ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”

Jorge Robledo, senador

En el caso del Polo, la entrada de las Farc a la política legal representa una eventual competencia por los mismos votos y por eso la misma supervivencia de este partido de izquierda se vería amenazada.

“La disminución de umbral al 2 por ciento nos permite alcanzar representación, que es lo más importante”, agregó Carlos Baena, del Mira, partido que obtuvo 326 mil votos al Senado en 2014 y no alcanzó curul en esa cámara.  

Desde diciembre de 2015 los partidos Verde, Polo y Mira se han reunido con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, para hablar el tema pero en parte la discusión no ha avanzado porque en el Gobierno hay “miedo de que con ésto se creen microempresas electorales”, según nos dijo el magistrado Armando Novoa, del consejo nacional Electoral, .

El riesgo de la creación de las microempresas existe porque el umbral (primero del 2% y después del 3%) fue introducido en la reforma política de 2003 para evitar la fragmentación de los partidos políticos, y así poner orden en los mismos. Disminuirlo o quitarlo obligaría a introducir otros requisitos para que no ocurra una situación previa a la reforma de 2003.

Un miembro del Mira, que pidió reserva de su nombre porque la vocería única es de Baena, nos contó que le pidieron a Cristo que si no había disminución del umbral (“porque la sola lista de coalición es una solución a medias”, dijo), las minorías políticas tuvieran por lo menos curules fijas, como las que tendrían las Farc. Sin embargo no hay respuesta oficial del Gobierno aún.

Por ahora, la pelea de los partidos pequeños para tener blindajes como la disminución del umbral y las curules fijas la tienen perdida.

El debate interno

Para Compromiso Ciudadano, el movimiento de Sergio Fajardo, la posibilidad de una coalición en el Congreso con el Partido Verde que lidera Claudia López les serviría.

“¿Cómo es posible que teniendo 4 millones de votos (los que Fajardo obtuvo en la alcaldía y gobernación) durante 17 años de historia de Compromiso no tengamos un solo congresista?”, nos dijo Santiago Londoño, uno de los dirigentes fajardistas, que cree que en Antioquia, con una lista de coalición con los Verdes, tendrían aceptación, pese a que históricamente el departamento ha sido conservador y uribista.

El punto a favor, dice Londoño, es que con los Verdes hay afinidad ideológica y por eso les llama la atención una alianza para las presidenciales con Claudia López y los Verdes y el Polo.

”Nos preocupa la identidad política del Partido”

Carlos Baena, presidente del Mira

Pero si bien Mira ve que la coalición es un “salvavidas”, como dijo Baena, que este movimiento eminentemente de raíces cristianas encuentre otros aliados dentro del espectro político no será tarea fácil.

“Sabemos que nosotros aportamos 425 mil votos, la preocupación es la identidad ideológica y la del partido político”, nos dijo Baena.

Peleas con los grandes

La lógica que hasta ahora ha tenido el Fast Track en el Congreso es que todos los proyectos que presenta el Gobierno son aprobados. Pero con éste, los minoritarios creen que los partidos grandes, como los conservadores, liberales y La U, podrían oponerse.

“Lo que se oye en el Congreso es que los partidos grandes no quieren esta coalición porque saben que somos fuertes en las regiones”, nos dijo el representante santandereano Freddy Anaya, de Opción Ciudadana (el antiguo PIN que tuvo 500 mil votos en las parlamentarias y tiene 11 congresistas).

En ese mismo sentido hablaron los demás consultados de los partidos pequeños.

Esta misma visión la tiene el magistrado Novoa, quien durante las reuniones de la Misión Electoral con el Gobierno y los partidos, dice que se nota que los representantes de los mayoritarios “no quieren que esta reforma pase porque le quita cupos a la Cámara”.

”Los chiquitos no creen en fortalecer los Partidos”

Armando Benedetti, senador La U

Y aunque las maquinarias electorales muy seguramente mantendrán el poder en las regiones para conservar y aumentar las curules que tienen en la Cámara, las elecciones parlamentarias del próximo año también sirven para calentar motores para las elecciones de alcaldes y gobernadores de 2019, en la que como hemos reportado, ya hay movimientos de nuevas figuras políticas, y hasta grupos cristianos para consolidar el poder regional y dar la pelea en esas elecciones.

Así que tener líderes departamentales haciendo política desde la circunscripción regional de la Cámara ayuda a que desde la posesión de los nuevos congresistas arranque la siguiente campaña electoral.

Para los partidos grandes, el miedo es de los partidos minoritarios.

“Ahora hay un debate de si hay que fortalecer o no los partidos. Los chiquitos creen que no se deben fortalecer los partidos porque creen que los van a sacar del camino con reglas más estrictas”, dijo el senador Armando Benedetti de La U, para quien debe haber primero un consenso entre los partidos para sacar adelante todas las propuestas de la reforma.

“Va y todas estas propuestas se anulan”, dijo, en relación a que entre todos los partidos, la misión electoral y el Gobierno debe haber consenso para presentar las normas.

Si no hay un consenso, el proyecto de la ley de coaliciones no llegaría si quiera a la radicación (ésto ya pasó con la propuesta de Cristo del voto desde los 16 años que ayer quedó excluida de los proyectos de reforma política), pero el ministro del Interior dijo en la última reunión de Partidos que hay “toda la intención”, de aterrizar el punto 2 de La Habana y dar debate a la expansión de la democracia, que incluye a todo el espectro político, no solo a las maquinarias.

[safe_summary] =>

El Gobierno y los partidos minoritarios arrancan discusiones para aprobar una norma que les permita sobrevivir a la entrada a la política de las Farc.

) ) ) [field_imagen_portada] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [fid] => 65921 [uid] => 10012646 [filename] => partidos.jpeg [uri] => public://portadas/partidos.jpeg [filemime] => image/jpeg [filesize] => 378911 [status] => 1 [timestamp] => 1489114667 [type] => image [library] => 0 [field_file_image_alt_text] => Array ( ) [field_file_image_title_text] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( ) [metadata] => Array ( [height] => 1066 [width] => 1600 ) [alt] => [title] => Semanalmente, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, se reúne con los partidos políticos, incluyendo los minoritarios, para revisar los puntos de las reformas políticas para aterrizar el punto 2 del Acuerdo con las Farc. Foto: Ministerio del Interior. [height] => 1066 [width] => 1600 ) ) ) [field_coautores] => Array ( ) [field_contenido_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [target_id] => 42403 ) ) ) [field_publicaciones_relacionadas] => Array ( ) [field_chequeados_relacionados] => Array ( ) [field_tags] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 35372 ) ) ) [field_hilos_tematicos] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 24579 ) [1] => Array ( [tid] => 24565 ) ) ) [field_galeria_imagenes] => Array ( ) [field_perfil_relacionado] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [quien] => 56568 ) [1] => Array ( [quien] => 56582 ) [2] => Array ( [quien] => 56523 ) ) ) [field_hashtag] => Array ( ) [field_producto] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [tid] => 25104 ) ) ) [field_resumen_movil] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => full_html [safe_value] => ) ) ) [field_debate_silla_llena] => Array ( ) [field_publicar_en] => Array ( ) [field_encuesta_relacionada] => Array ( ) [rdf_mapping] => Array ( [rdftype] => Array ( [0] => sioc:Item [1] => foaf:Document ) [title] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:title ) ) [created] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:date [1] => dc:created ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [changed] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => dc:modified ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) [body] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => content:encoded ) ) [uid] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:has_creator ) [type] => rel ) [name] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => foaf:name ) ) [comment_count] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:num_replies ) [datatype] => xsd:integer ) [last_activity] => Array ( [predicates] => Array ( [0] => sioc:last_activity_date ) [datatype] => xsd:dateTime [callback] => date_iso8601 ) ) [path] => Array ( [pathauto] => 1 ) [cid] => 0 [last_comment_timestamp] => 1488843068 [last_comment_name] => [last_comment_uid] => 10012646 [comment_count] => 0 [name] => Tatiana Duque [picture] => 62983 [data] => a:8:{s:7:"contact";i:0;s:17:"mimemail_textonly";i:0;s:16:"ckeditor_default";s:1:"t";s:20:"ckeditor_show_toggle";s:1:"t";s:14:"ckeditor_width";s:4:"100%";s:13:"ckeditor_lang";s:2:"en";s:18:"ckeditor_auto_lang";s:1:"t";s:18:"htmlmail_plaintext";i:0;} [entity_view_prepared] => 1 ) [#items] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Mientras Sergio Fajardo hace campaña con videos en redes sociales, Jorge Robledo estrena candidatura presidencial del Polo, Claudia López promueve su consulta popular anticorrupción y Gustavo Petro busca una “unidad democrática” con sectores minoritarios, sus partidos y movimientos están pendientes de una decisión más crucial e inmediata para su supervivencia: la Ley de Coaliciones que revisa el Gobierno para que entre por Fast Track al Congreso.

La ley, que sería radicada en las próximas semanas, busca que los partidos y movimientos políticos minoritarios presenten listas conjuntas al Senado y la Cámara, cumpliendo los requisitos que la ley exige para las coaliciones de un solo candidato (programa, financiación de campaña, distribución de gastos, publicidad, auditoría y la prohibición para que la coalición no apoye a otro candidato).

 

Es decir, si la ley es aprobada, en las parlamentarias de 2018 un Partido minoritario podría presentar una lista de candidatos que incluya no solo a miembros de su colectividad, sino aspirantes de movimientos con los que haya hecho coalición, para agrupar los votos de ambos grupos políticos.

La forma en que esta coalición actúe en el Congreso (siguiendo la ley de bancadas o por separado), todavía es objeto de discusión dentro del Gobierno, los partidos y la misión electoral.

El Gobierno dice que la norma aplicaría “para promover y estimular los nuevos partidos y movimientos políticos de alcance nacional, así como a otros que habiendo tenido representación en el Congreso la hayan perdido”, según el documento explicativo que le entregaron a los partidos en las reuniones con la Misión Electoral.  

Según ese mismo documento, la ley estaría enmarcada en los mandatos implícitos del Acuerdo (es decir, que el texto no obliga a presentar esta norma), en el punto 2 de participación en política, para facilitar la construcción de nuevos partidos y movimientos políticos y que puedan “ser verdaderas alternativas de poder”.

Si se da, partidos como Mira, Opción Ciudadana (el antiguo PIN), los Verdes, Progresistas y Compromiso Ciudadano podrían ampliar su presencia en el Congreso, y competir contra maquinarias electorales consolidadas como La U, y los tradicionales conservadores y liberales.

Y también servirá para las Farc, porque tal y como dice el Acuerdo, una vez dejen las armas y formen su partido político, podrá inscribir candidatos y listas en coalición con partidos o movimientos políticos con personería para el Senado y la Cámara, además de tener ya las cinco curules en cada una de esas cámaras por derecho propio.

Como ya la guerrilla tiene más o menos pavimentado el camino hacia el Congreso, los partidos minoritarios son los que deberán dar peleas, superar miedos internos y externos, y aclarar dudas para que el Gobierno entregue una ley que los satisfaga.

Los miedos del umbral

Los partidos pequeños han insistido al Gobierno que es necesario que el umbral baje del 3 por ciento, como está actualmente, al 2 por ciento.

El umbral, o sea el mínimo de votos válidos para tener una curul en el Congreso, aumentó del 2 al 3 por ciento para 2014 y supuso un reto para los partidos minoritarios en ese momento.

Volver al estado de cosas previo a 2014, aliviaría las cargas para los pequeños porque necesitarían menos votos de los 450 mil que, cada uno, tiene que tener ahora para mantener sus puestos en el Congreso.

“La lista de coalición debe venir con la disminución del umbral”, nos dijo el senador Jorge Robledo del Polo, partido que tuvo 541 mil votos en las pasadas elecciones y una cuarta parte de ellos (191 mil) fueron de Robledo.

El candidato presidencial nos dijo que si bien su Partido apoya las normas que se preparan para aterrizar los acuerdos para permitir que las Farc participen en política, “el ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”, nos dijo.

”El ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”

Jorge Robledo, senador

En el caso del Polo, la entrada de las Farc a la política legal representa una eventual competencia por los mismos votos y por eso la misma supervivencia de este partido de izquierda se vería amenazada.

“La disminución de umbral al 2 por ciento nos permite alcanzar representación, que es lo más importante”, agregó Carlos Baena, del Mira, partido que obtuvo 326 mil votos al Senado en 2014 y no alcanzó curul en esa cámara.  

Desde diciembre de 2015 los partidos Verde, Polo y Mira se han reunido con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, para hablar el tema pero en parte la discusión no ha avanzado porque en el Gobierno hay “miedo de que con ésto se creen microempresas electorales”, según nos dijo el magistrado Armando Novoa, del consejo nacional Electoral, .

El riesgo de la creación de las microempresas existe porque el umbral (primero del 2% y después del 3%) fue introducido en la reforma política de 2003 para evitar la fragmentación de los partidos políticos, y así poner orden en los mismos. Disminuirlo o quitarlo obligaría a introducir otros requisitos para que no ocurra una situación previa a la reforma de 2003.

Un miembro del Mira, que pidió reserva de su nombre porque la vocería única es de Baena, nos contó que le pidieron a Cristo que si no había disminución del umbral (“porque la sola lista de coalición es una solución a medias”, dijo), las minorías políticas tuvieran por lo menos curules fijas, como las que tendrían las Farc. Sin embargo no hay respuesta oficial del Gobierno aún.

Por ahora, la pelea de los partidos pequeños para tener blindajes como la disminución del umbral y las curules fijas la tienen perdida.

El debate interno

Para Compromiso Ciudadano, el movimiento de Sergio Fajardo, la posibilidad de una coalición en el Congreso con el Partido Verde que lidera Claudia López les serviría.

“¿Cómo es posible que teniendo 4 millones de votos (los que Fajardo obtuvo en la alcaldía y gobernación) durante 17 años de historia de Compromiso no tengamos un solo congresista?”, nos dijo Santiago Londoño, uno de los dirigentes fajardistas, que cree que en Antioquia, con una lista de coalición con los Verdes, tendrían aceptación, pese a que históricamente el departamento ha sido conservador y uribista.

El punto a favor, dice Londoño, es que con los Verdes hay afinidad ideológica y por eso les llama la atención una alianza para las presidenciales con Claudia López y los Verdes y el Polo.

”Nos preocupa la identidad política del Partido”

Carlos Baena, presidente del Mira

Pero si bien Mira ve que la coalición es un “salvavidas”, como dijo Baena, que este movimiento eminentemente de raíces cristianas encuentre otros aliados dentro del espectro político no será tarea fácil.

“Sabemos que nosotros aportamos 425 mil votos, la preocupación es la identidad ideológica y la del partido político”, nos dijo Baena.

Peleas con los grandes

La lógica que hasta ahora ha tenido el Fast Track en el Congreso es que todos los proyectos que presenta el Gobierno son aprobados. Pero con éste, los minoritarios creen que los partidos grandes, como los conservadores, liberales y La U, podrían oponerse.

“Lo que se oye en el Congreso es que los partidos grandes no quieren esta coalición porque saben que somos fuertes en las regiones”, nos dijo el representante santandereano Freddy Anaya, de Opción Ciudadana (el antiguo PIN que tuvo 500 mil votos en las parlamentarias y tiene 11 congresistas).

En ese mismo sentido hablaron los demás consultados de los partidos pequeños.

Esta misma visión la tiene el magistrado Novoa, quien durante las reuniones de la Misión Electoral con el Gobierno y los partidos, dice que se nota que los representantes de los mayoritarios “no quieren que esta reforma pase porque le quita cupos a la Cámara”.

”Los chiquitos no creen en fortalecer los Partidos”

Armando Benedetti, senador La U

Y aunque las maquinarias electorales muy seguramente mantendrán el poder en las regiones para conservar y aumentar las curules que tienen en la Cámara, las elecciones parlamentarias del próximo año también sirven para calentar motores para las elecciones de alcaldes y gobernadores de 2019, en la que como hemos reportado, ya hay movimientos de nuevas figuras políticas, y hasta grupos cristianos para consolidar el poder regional y dar la pelea en esas elecciones.

Así que tener líderes departamentales haciendo política desde la circunscripción regional de la Cámara ayuda a que desde la posesión de los nuevos congresistas arranque la siguiente campaña electoral.

Para los partidos grandes, el miedo es de los partidos minoritarios.

“Ahora hay un debate de si hay que fortalecer o no los partidos. Los chiquitos creen que no se deben fortalecer los partidos porque creen que los van a sacar del camino con reglas más estrictas”, dijo el senador Armando Benedetti de La U, para quien debe haber primero un consenso entre los partidos para sacar adelante todas las propuestas de la reforma.

“Va y todas estas propuestas se anulan”, dijo, en relación a que entre todos los partidos, la misión electoral y el Gobierno debe haber consenso para presentar las normas.

Si no hay un consenso, el proyecto de la ley de coaliciones no llegaría si quiera a la radicación (ésto ya pasó con la propuesta de Cristo del voto desde los 16 años que ayer quedó excluida de los proyectos de reforma política), pero el ministro del Interior dijo en la última reunión de Partidos que hay “toda la intención”, de aterrizar el punto 2 de La Habana y dar debate a la expansión de la democracia, que incluye a todo el espectro político, no solo a las maquinarias.

[summary] =>

El Gobierno y los partidos minoritarios arrancan discusiones para aprobar una norma que les permita sobrevivir a la entrada a la política de las Farc.

[format] => full_html [safe_value] =>

Mientras Sergio Fajardo hace campaña con videos en redes sociales, Jorge Robledo estrena candidatura presidencial del Polo, Claudia López promueve su consulta popular anticorrupción y Gustavo Petro busca una “unidad democrática” con sectores minoritarios, sus partidos y movimientos están pendientes de una decisión más crucial e inmediata para su supervivencia: la Ley de Coaliciones que revisa el Gobierno para que entre por Fast Track al Congreso.

La ley, que sería radicada en las próximas semanas, busca que los partidos y movimientos políticos minoritarios presenten listas conjuntas al Senado y la Cámara, cumpliendo los requisitos que la ley exige para las coaliciones de un solo candidato (programa, financiación de campaña, distribución de gastos, publicidad, auditoría y la prohibición para que la coalición no apoye a otro candidato).

 

Es decir, si la ley es aprobada, en las parlamentarias de 2018 un Partido minoritario podría presentar una lista de candidatos que incluya no solo a miembros de su colectividad, sino aspirantes de movimientos con los que haya hecho coalición, para agrupar los votos de ambos grupos políticos.

La forma en que esta coalición actúe en el Congreso (siguiendo la ley de bancadas o por separado), todavía es objeto de discusión dentro del Gobierno, los partidos y la misión electoral.

El Gobierno dice que la norma aplicaría “para promover y estimular los nuevos partidos y movimientos políticos de alcance nacional, así como a otros que habiendo tenido representación en el Congreso la hayan perdido”, según el documento explicativo que le entregaron a los partidos en las reuniones con la Misión Electoral.  

Según ese mismo documento, la ley estaría enmarcada en los mandatos implícitos del Acuerdo (es decir, que el texto no obliga a presentar esta norma), en el punto 2 de participación en política, para facilitar la construcción de nuevos partidos y movimientos políticos y que puedan “ser verdaderas alternativas de poder”.

Si se da, partidos como Mira, Opción Ciudadana (el antiguo PIN), los Verdes, Progresistas y Compromiso Ciudadano podrían ampliar su presencia en el Congreso, y competir contra maquinarias electorales consolidadas como La U, y los tradicionales conservadores y liberales.

Y también servirá para las Farc, porque tal y como dice el Acuerdo, una vez dejen las armas y formen su partido político, podrá inscribir candidatos y listas en coalición con partidos o movimientos políticos con personería para el Senado y la Cámara, además de tener ya las cinco curules en cada una de esas cámaras por derecho propio.

Como ya la guerrilla tiene más o menos pavimentado el camino hacia el Congreso, los partidos minoritarios son los que deberán dar peleas, superar miedos internos y externos, y aclarar dudas para que el Gobierno entregue una ley que los satisfaga.

Los miedos del umbral

Los partidos pequeños han insistido al Gobierno que es necesario que el umbral baje del 3 por ciento, como está actualmente, al 2 por ciento.

El umbral, o sea el mínimo de votos válidos para tener una curul en el Congreso, aumentó del 2 al 3 por ciento para 2014 y supuso un reto para los partidos minoritarios en ese momento.

Volver al estado de cosas previo a 2014, aliviaría las cargas para los pequeños porque necesitarían menos votos de los 450 mil que, cada uno, tiene que tener ahora para mantener sus puestos en el Congreso.

“La lista de coalición debe venir con la disminución del umbral”, nos dijo el senador Jorge Robledo del Polo, partido que tuvo 541 mil votos en las pasadas elecciones y una cuarta parte de ellos (191 mil) fueron de Robledo.

El candidato presidencial nos dijo que si bien su Partido apoya las normas que se preparan para aterrizar los acuerdos para permitir que las Farc participen en política, “el ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”, nos dijo.

”El ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”

Jorge Robledo, senador

En el caso del Polo, la entrada de las Farc a la política legal representa una eventual competencia por los mismos votos y por eso la misma supervivencia de este partido de izquierda se vería amenazada.

“La disminución de umbral al 2 por ciento nos permite alcanzar representación, que es lo más importante”, agregó Carlos Baena, del Mira, partido que obtuvo 326 mil votos al Senado en 2014 y no alcanzó curul en esa cámara.  

Desde diciembre de 2015 los partidos Verde, Polo y Mira se han reunido con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, para hablar el tema pero en parte la discusión no ha avanzado porque en el Gobierno hay “miedo de que con ésto se creen microempresas electorales”, según nos dijo el magistrado Armando Novoa, del consejo nacional Electoral, .

El riesgo de la creación de las microempresas existe porque el umbral (primero del 2% y después del 3%) fue introducido en la reforma política de 2003 para evitar la fragmentación de los partidos políticos, y así poner orden en los mismos. Disminuirlo o quitarlo obligaría a introducir otros requisitos para que no ocurra una situación previa a la reforma de 2003.

Un miembro del Mira, que pidió reserva de su nombre porque la vocería única es de Baena, nos contó que le pidieron a Cristo que si no había disminución del umbral (“porque la sola lista de coalición es una solución a medias”, dijo), las minorías políticas tuvieran por lo menos curules fijas, como las que tendrían las Farc. Sin embargo no hay respuesta oficial del Gobierno aún.

Por ahora, la pelea de los partidos pequeños para tener blindajes como la disminución del umbral y las curules fijas la tienen perdida.

El debate interno

Para Compromiso Ciudadano, el movimiento de Sergio Fajardo, la posibilidad de una coalición en el Congreso con el Partido Verde que lidera Claudia López les serviría.

“¿Cómo es posible que teniendo 4 millones de votos (los que Fajardo obtuvo en la alcaldía y gobernación) durante 17 años de historia de Compromiso no tengamos un solo congresista?”, nos dijo Santiago Londoño, uno de los dirigentes fajardistas, que cree que en Antioquia, con una lista de coalición con los Verdes, tendrían aceptación, pese a que históricamente el departamento ha sido conservador y uribista.

El punto a favor, dice Londoño, es que con los Verdes hay afinidad ideológica y por eso les llama la atención una alianza para las presidenciales con Claudia López y los Verdes y el Polo.

”Nos preocupa la identidad política del Partido”

Carlos Baena, presidente del Mira

Pero si bien Mira ve que la coalición es un “salvavidas”, como dijo Baena, que este movimiento eminentemente de raíces cristianas encuentre otros aliados dentro del espectro político no será tarea fácil.

“Sabemos que nosotros aportamos 425 mil votos, la preocupación es la identidad ideológica y la del partido político”, nos dijo Baena.

Peleas con los grandes

La lógica que hasta ahora ha tenido el Fast Track en el Congreso es que todos los proyectos que presenta el Gobierno son aprobados. Pero con éste, los minoritarios creen que los partidos grandes, como los conservadores, liberales y La U, podrían oponerse.

“Lo que se oye en el Congreso es que los partidos grandes no quieren esta coalición porque saben que somos fuertes en las regiones”, nos dijo el representante santandereano Freddy Anaya, de Opción Ciudadana (el antiguo PIN que tuvo 500 mil votos en las parlamentarias y tiene 11 congresistas).

En ese mismo sentido hablaron los demás consultados de los partidos pequeños.

Esta misma visión la tiene el magistrado Novoa, quien durante las reuniones de la Misión Electoral con el Gobierno y los partidos, dice que se nota que los representantes de los mayoritarios “no quieren que esta reforma pase porque le quita cupos a la Cámara”.

”Los chiquitos no creen en fortalecer los Partidos”

Armando Benedetti, senador La U

Y aunque las maquinarias electorales muy seguramente mantendrán el poder en las regiones para conservar y aumentar las curules que tienen en la Cámara, las elecciones parlamentarias del próximo año también sirven para calentar motores para las elecciones de alcaldes y gobernadores de 2019, en la que como hemos reportado, ya hay movimientos de nuevas figuras políticas, y hasta grupos cristianos para consolidar el poder regional y dar la pelea en esas elecciones.

Así que tener líderes departamentales haciendo política desde la circunscripción regional de la Cámara ayuda a que desde la posesión de los nuevos congresistas arranque la siguiente campaña electoral.

Para los partidos grandes, el miedo es de los partidos minoritarios.

“Ahora hay un debate de si hay que fortalecer o no los partidos. Los chiquitos creen que no se deben fortalecer los partidos porque creen que los van a sacar del camino con reglas más estrictas”, dijo el senador Armando Benedetti de La U, para quien debe haber primero un consenso entre los partidos para sacar adelante todas las propuestas de la reforma.

“Va y todas estas propuestas se anulan”, dijo, en relación a que entre todos los partidos, la misión electoral y el Gobierno debe haber consenso para presentar las normas.

Si no hay un consenso, el proyecto de la ley de coaliciones no llegaría si quiera a la radicación (ésto ya pasó con la propuesta de Cristo del voto desde los 16 años que ayer quedó excluida de los proyectos de reforma política), pero el ministro del Interior dijo en la última reunión de Partidos que hay “toda la intención”, de aterrizar el punto 2 de La Habana y dar debate a la expansión de la democracia, que incluye a todo el espectro político, no solo a las maquinarias.

[safe_summary] =>

El Gobierno y los partidos minoritarios arrancan discusiones para aprobar una norma que les permita sobrevivir a la entrada a la política de las Farc.

) ) [#formatter] => text_summary_or_trimmed [0] => Array ( [#markup] =>

El Gobierno y los partidos minoritarios arrancan discusiones para aprobar una norma que les permita sobrevivir a la entrada a la política de las Farc.

) ) [#pre_render] => Array ( [0] => _field_extra_fields_pre_render ) [#entity_type] => node [#bundle] => historia [links] => Array ( [#theme] => links__node [#pre_render] => Array ( [0] => drupal_pre_render_links ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) [node] => Array ( [#theme] => links__node__node [#links] => Array ( [node-readmore] => Array ( [title] => Leer más sobre Miedos, debates y peleas de la lista de coaliciones del Fast Track [href] => node/60041 [html] => 1 [attributes] => Array ( [rel] => tag [title] => Miedos, debates y peleas de la lista de coaliciones del Fast Track ) ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) [comment] => Array ( [#theme] => links__node__comment [#links] => Array ( [comment_forbidden] => Array ( [title] => Inicie sesión o regístrese para comentar [html] => 1 ) ) [#attributes] => Array ( [class] => Array ( [0] => links [1] => inline ) ) ) ) [#entity_view_mode] => Array ( [entity_type] => node [id] => 60041 [bundle] => historia [view_mode] => teaser [langcode] => es [has_bundles] => 1 ) [#view_mode] => teaser [#theme] => node [#node] => stdClass Object ( [vid] => 60661 [uid] => 10012646 [title] => Miedos, debates y peleas de la lista de coaliciones del Fast Track [log] => [status] => 1 [comment] => 2 [promote] => 1 [sticky] => 1 [nid] => 60041 [type] => historia [language] => es [created] => 1489013148 [changed] => 1489114667 [tnid] => 0 [translate] => 0 [revision_timestamp] => 1489114667 [revision_uid] => 10012646 [body] => Array ( [und] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Mientras Sergio Fajardo hace campaña con videos en redes sociales, Jorge Robledo estrena candidatura presidencial del Polo, Claudia López promueve su consulta popular anticorrupción y Gustavo Petro busca una “unidad democrática” con sectores minoritarios, sus partidos y movimientos están pendientes de una decisión más crucial e inmediata para su supervivencia: la Ley de Coaliciones que revisa el Gobierno para que entre por Fast Track al Congreso.

La ley, que sería radicada en las próximas semanas, busca que los partidos y movimientos políticos minoritarios presenten listas conjuntas al Senado y la Cámara, cumpliendo los requisitos que la ley exige para las coaliciones de un solo candidato (programa, financiación de campaña, distribución de gastos, publicidad, auditoría y la prohibición para que la coalición no apoye a otro candidato).

 

Es decir, si la ley es aprobada, en las parlamentarias de 2018 un Partido minoritario podría presentar una lista de candidatos que incluya no solo a miembros de su colectividad, sino aspirantes de movimientos con los que haya hecho coalición, para agrupar los votos de ambos grupos políticos.

La forma en que esta coalición actúe en el Congreso (siguiendo la ley de bancadas o por separado), todavía es objeto de discusión dentro del Gobierno, los partidos y la misión electoral.

El Gobierno dice que la norma aplicaría “para promover y estimular los nuevos partidos y movimientos políticos de alcance nacional, así como a otros que habiendo tenido representación en el Congreso la hayan perdido”, según el documento explicativo que le entregaron a los partidos en las reuniones con la Misión Electoral.  

Según ese mismo documento, la ley estaría enmarcada en los mandatos implícitos del Acuerdo (es decir, que el texto no obliga a presentar esta norma), en el punto 2 de participación en política, para facilitar la construcción de nuevos partidos y movimientos políticos y que puedan “ser verdaderas alternativas de poder”.

Si se da, partidos como Mira, Opción Ciudadana (el antiguo PIN), los Verdes, Progresistas y Compromiso Ciudadano podrían ampliar su presencia en el Congreso, y competir contra maquinarias electorales consolidadas como La U, y los tradicionales conservadores y liberales.

Y también servirá para las Farc, porque tal y como dice el Acuerdo, una vez dejen las armas y formen su partido político, podrá inscribir candidatos y listas en coalición con partidos o movimientos políticos con personería para el Senado y la Cámara, además de tener ya las cinco curules en cada una de esas cámaras por derecho propio.

Como ya la guerrilla tiene más o menos pavimentado el camino hacia el Congreso, los partidos minoritarios son los que deberán dar peleas, superar miedos internos y externos, y aclarar dudas para que el Gobierno entregue una ley que los satisfaga.

Los miedos del umbral

Los partidos pequeños han insistido al Gobierno que es necesario que el umbral baje del 3 por ciento, como está actualmente, al 2 por ciento.

El umbral, o sea el mínimo de votos válidos para tener una curul en el Congreso, aumentó del 2 al 3 por ciento para 2014 y supuso un reto para los partidos minoritarios en ese momento.

Volver al estado de cosas previo a 2014, aliviaría las cargas para los pequeños porque necesitarían menos votos de los 450 mil que, cada uno, tiene que tener ahora para mantener sus puestos en el Congreso.

“La lista de coalición debe venir con la disminución del umbral”, nos dijo el senador Jorge Robledo del Polo, partido que tuvo 541 mil votos en las pasadas elecciones y una cuarta parte de ellos (191 mil) fueron de Robledo.

El candidato presidencial nos dijo que si bien su Partido apoya las normas que se preparan para aterrizar los acuerdos para permitir que las Farc participen en política, “el ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”, nos dijo.

”El ingreso de las Farc a la política no nos puede sacrificar”

Jorge Robledo, senador

En el caso del Polo, la entrada de las Farc a la política legal representa una eventual competencia por los mismos votos y por eso la misma supervivencia de este partido de izquierda se vería amenazada.

“La disminución de umbral al 2 por ciento nos permite alcanzar representación, que es lo más importante”, agregó Carlos Baena, del Mira, partido que obtuvo 326 mil votos al Senado en 2014 y no alcanzó curul en esa cámara.  

Desde diciembre de 2015 los partidos Verde, Polo y Mira se han reunido con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, para hablar el tema pero en parte la discusión no ha avanzado porque en el Gobierno hay “miedo de que con ésto se creen microempresas electorales”, según nos dijo el magistrado Armando Novoa, del consejo nacional Electoral, .

El riesgo de la creación de las microempresas existe porque el umbral (primero del 2% y después del 3%) fue introducido en la reforma política de 2003 para evitar la fragmentación de los partidos políticos, y así poner orden en los mismos. Disminuirlo o quitarlo obligaría a introducir otros requisitos para que no ocurra una situación previa a la reforma de 2003.

Un miembro del Mira, que pidió reserva de su nombre porque la vocería única es de Baena, nos contó que le pidieron a Cristo que si no había disminución del umbral (“porque la sola lista de coalición es una solución a medias”, dijo), las minorías políticas tuvieran por lo menos curules fijas, como las que tendrían las Farc. Sin embargo no hay respuesta oficial del Gobierno aún.

Por ahora, la pelea de los partidos pequeños para tener blindajes como la disminución del umbral y las curules fijas la tienen perdida.

El debate interno

Para Compromiso Ciudadano, el movimiento de Sergio Fajardo, la posibilidad de una coalición en el Congreso con el Partido Verde que lidera Claudia López les serviría.

“¿Cómo es posible que teniendo 4 millones de votos (los que Fajardo obtuvo en la alcaldía y gobernación) durante 17 años de historia de Compromiso no tengamos un solo congresista?”, nos dijo Santiago Londoño, uno de los dirigentes fajardistas, que cree que en Antioquia, con una lista de coalición con los Verdes, tendrían aceptación, pese a que históricamente el departamento ha sido conservador y uribista.

El punto a favor, dice Londoño, es que con los Verdes hay afinidad ideológica y por eso les llama la atención una alianza para las presidenciales con Claudia López y los Verdes y el Polo.

”Nos preocupa la identidad política del Partido”

Carlos Baena, presidente del Mira

Pero si bien Mira ve que la coalición es un “salvavidas”, como dijo Baena, que este movimiento eminentemente de raíces cristianas encuentre otros aliados dentro del espectro político no será tarea fácil.

“Sabemos que nosotros aportamos 425 mil votos, la preocupación es la identidad ideológica y la del partido político”, nos dijo Baena.

Peleas con los grandes

La lógica que hasta ahora ha tenido el Fast Track en el Congreso es que todos los proyectos que presenta el Gobierno son aprobados. Pero con éste, los minoritarios creen que los partidos grandes, como los conservadores, liberales y La U, podrían oponerse.

“Lo que se oye en el Congreso es que los partidos grandes no quieren esta coalición porque saben que somos fuertes en las regiones”, nos dijo el representante santandereano Freddy Anaya, de Opción Ciudadana (el antiguo PIN que tuvo 500 mil votos en las parlamentarias y tiene 11 congresistas).

En ese mismo sentido hablaron los demás consultados de los partidos pequeños.

Esta misma visión la tiene el magistrado Novoa, quien durante las reuniones de la Misión Electoral con el Gobierno y los partidos, dice que se nota que los representantes de los mayoritarios “no quieren que esta reforma pase porque le quita cupos a la Cámara”.

”Los chiquitos no creen en fortalecer los Partidos”

Armando Benedetti, senador La U

Y aunque las maquinarias electorales muy seguramente mantendrán el poder en las regiones para conservar y aumentar las curules que tienen en la Cámara, las elecciones parlamentarias del próximo año también sirven para calentar motores para las elecciones de alcaldes y gobernadores de 2019, en la que como hemos reportado, ya hay movimientos de nuevas figuras políticas, y hasta grupos cristianos para consolidar el poder regional y dar la pelea en esas elecciones.

Así que tener líderes departamentales haciendo política desde la circunscripción regional de la Cámara ayuda a que desde la posesión de los nuevos congresistas arranque la siguiente campaña electoral.

Para los partidos grandes, el miedo es de los partidos minoritarios.

“Ahora hay un debate de si hay que fortalecer o no los partidos. Los chiquitos creen que no se deben fortalecer los partidos porque creen que los van a sacar del camino con reglas más estrictas”, dijo el senador Armando Benedetti de La U, para quien debe haber primero un consenso entre los partidos para sacar adelante todas las propuestas de la reforma.

“Va y todas estas propuestas se anulan”, dijo, en relación a que entre todos los partidos, la misión electoral y el Gobierno debe haber consenso para presentar las normas.

Si no hay un consenso, el proyecto de la ley de coaliciones no llegaría si quiera a la radicación (ésto ya pasó con la propuesta de Cristo del voto desde los 16 años que ayer quedó excluida de los proyectos de reforma política), pero el ministro del Interior dijo en la última reunión de Partidos que hay “toda la intención”, de aterrizar el punto 2 de La Habana y dar debate a la expansión de la democracia, que incluye a todo el espectro político, no solo a las maq

Las cuatro patas de La Silla: El cambio de Cambio para recibir a Vargas Lleras

Jueves, Marzo 9, 2017

La Corte Constitucional tumbó el primer decreto que pasó por el Congreso vías "fast track". Se trata de la medida que buscaba que la Agencia de Renovación del Territorio pasara a formar parte de la Presidencia de la República. Mientras tanto en La Silla le contamos estas historias en profundidad: