Publicidad
Publicidad

Menú principal

Domingo Diciembre 21, 2014

¿Es el aislamiento en América Latina el precio que debe pagar Colombia por una relación privilegiada con E.U.?

Fuera de la hostilidad que sufrió el gobierno colombiano en la última reunión de Unasur, el venezolano Hugo Chávez ya comenzó a hacer efectivas retaliaciones económicas por el acuerdo de las bases entre Colombia y Estados Unidos. La relación con Ecuador no mejora. Y Brasil ya sentó su posición al respecto. Pero por otro lado, Colombia sigue recibiendo ayuda importante de Estados Unidos e incluso con reparos del Departamento de Estado a los falsos positivos y a que continúen las chuzadas del DAS, el Congreso desembolsó el dinero que tenía congelado. ¿Es necesario escoger una relación por otra? ¿Es esa la mejor decisión?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2009-09-15 13:42
Imagen de Juan Carlos

Más allá de lo que ha sucedido Colombia no se ha aislado de Latinoamérica, si fuera así no participaría en UNASUR como lo ha hecho ni lo puede hacer, más allá de las ideologías contrarias que diversos países exponen. Tener buenas relaciones con todos es parte de la diplomacia y el reconocimiento de la globalidad. En este vecindario todos necesitan de todos, unos más que otros, y fracturar esa necesidad no parece fácil. En cuanto a EEUU la actitud de la administración Obama no ha sido especialmente casarse con un gobernante, más bien está explorando posibilidades en todos los frentes y Colombia es uno más, aunque su posición denota una importancia que puede ser un plus, sin embargo hasta ahora no se ve que Colombia se haya convertido en el gran aliado, especialmente cuando hay uno más grande con serios problemas y que linda naturalmente que es México.

Laura Gil
Internacionalista y profesora, Academia Diplomática de San Carlos
Mar, 2009-09-15 12:29
Imagen de Laura Gil

Es verdad que la "relación privilegiada" con Estados Unidos hubiese sido menos costosa si el Gobierno no hubiese cometido tantos errores. Pero el problema de fondo permanece. Existe una revolución bolivariana con una pretensión hegemónica que, en el fondo, le apuesta a las FARC para su expansión en Colombia. El problema es cómo capotear una relación con los vecinos que parta del respeto mutuo. La geografía nos condena: uno no puede mantener relaciones sólo con modelos ideológicos afines. Que los digan Estados Unidos y China... Aquí se necesita un ejercicio de sinceramiento que termine en un compromiso de convivencia de bloques ideológicos dispares en un mismo espacio geográfico. Y esto no depende solo de Colombia.... y, encima, estamos sin liderazgos. ¿Dónde está la OEA? Un horizonte de largo plazo: la salida de USA a cambio del retiro de Rusia e Irán - la "zona de paz" de la cual hablan los documentos interamericanos.

Mar, 2009-09-15 11:43
Imagen de Román D. Ortíz

La relación con gobiernos bolivarianos radicales como Venezuela no se va a resolver por alejarnos de Estados Unidos. Muy al contrario, vamos a ser más débiles. El expansionismo ideológico de Venezuela no depende de qué tan estrecha sea nuestra relación con E.U., es la naturaleza de la propia revolución bolivariana.
Si queremos mantener la democracia y soberanía, hay que contener la revolución bolivariana y evitar que Chávez nos condicione nuestra política interna e internacional. Una alianza con Estados Unidos en este sentido es útil.

Michael Shifter
Presidente, Inter American Dialogue
Lun, 2009-09-14 15:24
Imagen de Michael Shifter

Es fácil exagerar el alcance del aislamiento de Colombia en América Latina así como la muy comentada relación privilegiada con E.U. La primera afirmación sugiere que los demás países latinoamericanose están unidos en contra de Colombia, lo cual no es cierto. No sólo porque los países están muy divididos en muchos temas, pero sobre todo porque Colombia ha logrado establecer relaciones con varios países de la región.
Además, mientras el acuerdo sobre el acceso de E.U. a bases colombianas muestra que existe una relación fuerte en temas de seguridad y antinarcóticos, es difícil reconciliar el congelamiento del TLC con una supuesta relación bilateral 'privilegiada'. Por muchas razones, yo sospecho que las relaciones de Colombia con otros gobiernos se multiplicarán en cambio de reducirse y su relación con E.U. será más parecida a la relación que tienen otros países de la región con E.U.. Esto requerirá ciertos ajustes en Bogotá y Washington pero en el mediano plazo será más saludable.

Sandra Borda
Profesora de ciencia política, Universidad de los Andes
Lun, 2009-09-14 11:17
Imagen de Sandra Borda

Varios países Latinoamericanos, entre ellos el mismo Ecuador, han firmado y puesto en marcha tratados de cooperación con Estados Unidos sin necesariamente generar resentimientos entre sus vecinos o el resto de la región. El escenario de suma zero, en donde cada acercamiento a Estados Unidos es visto como un distanciamiento de los vecinos, es propio únicamente del caso colombiano. La pregunta es justamente por qué. Y aunque este es un espacio en el que queda aún mucho por deliberar, bien puede sugerirse que ha sido el manejo mismo que el gobierno colombiano le ha dado a su alianza con Estados Unidos, lo que ha provocado la suspicacia--en el mejor de los casos--y la beligerancia--en el peor--de los vecinos. La falta de transparencia, la ambiguedad y los múltiples errores en materia de comunicación terminaron por generar desconfianzas y por crear un escenario en el que erróneamente se piensa que ya no se puede obtener lo mejor de los dos mundos.

Ronald Rodríguez
Investigador del Observatorio de Venezuela, Universidad del Rosario
Lun, 2009-09-14 07:22
Imagen de Ronald Rodríguez

La política de Seguridad Democrática carece de una verdadera estrategia internacional, más allá de la tipificación de las FARC, el ELN y los paramilitares como grupos terroristas, y de los pronunciamientos de indignación cuando se identifica a Colombia con la producción de cocaína. La política bandera de la actual administración desconoce los cambios que han operado en la región y busca dar respuestas convencionales a problemas transnacionales y poco convencionales. El aislamiento latinoamericano es un precio muy alto a cambio de la “cooperación” norteamericana.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: