Menú principal

Lunes Diciembre 22, 2014

¿Qué peso se les debe dar a las versiones de los criminales?

Ayer el ex presidente Álvaro Uribe afirmó en La W Radio que la Fiscalía está dando más peso a testimonios de 'bandidos' que a 'gente decente'. Aunque su intervención radial buscaba defender a su ex comisionado de paz Luis Carlos Restrepo por la falsa desmovilización del bloque 'Cacica La Gaitana', su paso por La W coincide con que dos de los grandes jefes paramilitares han estado dando declaraciones ante Justicia y Paz.

La semana pasada, alias 'Don Mario' dijo que el general (r) Mario Montoya trabajó junto al Bloque Centauros de las AUC en los llanos, y esta semana alias 'Don Berna' ha dicho que el DAS estuvo a su servicio, y que el ex comandante paramilitar Carlos Castaño estuvo detrás de los magnicidios de Jaime Garzón, Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo y José Antequera.

¿Tiene razón el ex presidente Uribe? ¿Qué peso se les debe dar a las versiones de los criminales?

Responda usted también en nuestra Sección de Usuarios.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jenny Lindo
Directora de la OlaPolitica.com
Jue, 2012-02-16 09:20
Imagen de Jenny Lindo

"Aléjese de los palacios el que quiera ser justo. La virtud y el poder no se hermanan bien." M.Lucano
La calidad de nuestros jueces juega un papel fundamental, son ellos los que deben disponer de todas sus capacidades profesionales, éticas y personales para evaluar estos testimonios. Esta evaluación tiene que estar alejada de cualquier subjetividad, de la influencia de la opinión pública, de los medios de comunicación y del poder político tratando de influir en las decisiones de la justicia.

Álvaro Jiménez
Coordinador, Campaña Colombiana contra Minas
Mié, 2012-02-15 11:47
Imagen de Álvaro Jiménez

Los testimonios todos deben ser sopesados por los jueces. Es su obligación.
Descalificarlos por que provienen de alguien sancionado es torpe o es afirmación interesada. Lo que debe demostrarse es que son declaraciones falsas o insuficientes.
El ex presidente ha demostrado que si los testimonios favorecen sus intereses, los avala y reclama enfurecido su uso como prueba. Ejemplo, Popeye repitiendo que el narco ordeno al M19 tomarse Palacio de Justicia, o las acusaciones de contra el magistrado auxiliar Velasquez.

El ex presidente no tiene razón, tiene rabia.

Los testimonios de criminales, de ilustres, de ilustres criminales en fin todos, se deben tener en cuenta.

Mié, 2012-02-15 05:00
Imagen de Fredy A. Preciado

En teoría, el testimonio siempre será una prueba, su fuerza dependerá de la credibilidad del testigo, pertinenencia, oportunidad y capacidad de verificación con otros elementos probatorios. El proceso debe estar guiado por la verdad procesal, es decir las pruebas y su objetiva valoración a través de la “sana crítica”. Pero en Colombia últimamente, hemos dejado en el campo de los delincuentes la realización de la justicia. Son ellos quienes terminan siendo determinantes en los procesos o investigaciones, sin que medie una profunda actividad de investigación judicial. Este problema claramente tiene origen en la crisis estructural de la justicia. Un país que no tiene un aparato judicial que goce de independencia y este al tamaño de sus necesidades, no puede ofrecer sino una justicia a medias y con muy poca autonomía.

Ricardo Galán
Ex secretario de prensa de Presidencia
Mar, 2012-02-14 17:29
Imagen de Ricardo Galán

Los criminales, en su afán de obtener beneficios o saciar su sed de venganza por botines mal repartidos o traiciones pueden aportar información valiosa para prevenir y conocer de delitos, encontrar y castigar a sus autores y responsables. Pero sus testimonios no deben ser la única prueba que utilicen jueces y fiscales para hacer justicia.
Como parte interesada que son, los delincuentes pueden mentir, total o parcialmente, acomodar hechos y circunstancias, manipular pruebas.
La justicia debe verificar esos testimonios con otras pruebas técnicas o científicas, documentales o con las versiones de otras personas.
Como en la economía, no es buena idea poner todos los huevos en la misma canasta.

Marta Lucía Ramírez
Ex ministra de Defensa y ex congresista, Partido Conservador
Mar, 2012-02-14 17:03
Imagen de Marta Lucía Ramírez

El testimonio es solo uno de los medios probatorios. Evidentemente por venir de quien vienen, las declaraciones de terroristas deberian someterse por parte de la Fiscalía y la Justicia a la evaluación y verificación correspondiente y buscar con diligencia otras pruebas que confirmen, complementen o por el contrario, desvirtúen las declaraciones de gente que estuvo al margen de la ley.
Creo que el problema no solo radica en los antecedentes de la persona que es fuente del testimonio, sino también en los incentivos perversos que tienen para obtener beneficios a cambio de delatar a otros. Si el incentivo perverso del principio de oportunidad se agrega a la falta de diligencia de la justicia en verificar la veracidad de los testimonios y al sesgo que indiscutiblemenete se evidencia en algunos miembros de la rama judicial, podríamos empezar a recorrer un camino muy peligroso para la credibilidad de la justicia y para la protección y garantías de los ciudadanos contra una dictadura judicial

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: