Menú principal

Jueves Octubre 23, 2014

¿Fortalecerá o debilitará a Bogotá el proceso de revocatoria del Alcalde Gustavo Petro?

Desde que el Representante a la Cámara Miguel Gómez anunció la recolección de firmas para impulsar una revocatoria de Gustavo Petro, la posibilidad de que Bogotá pierda a su Alcalde ha generado un intenso debate. Para muchos, se trata de una expresión legítima de la ciudadanía para revocar o refrendar el mandato del Alcalde. Para otros, constituye una distracción política que no resuelve los problemas de la ciudad y que podría sumir a Bogotá en la interinidad. Más allá de la satisfacción o el descontento de los bogotanos con la gestión del Alcalde, ¿cree usted que el proceso de revocatoria de Petro fortalecerá o debilitará a la ciudad?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Miguel Galvis
Veedor Nacional del Partido Alianza Social Independiente (ASI)
Vie, 2013-01-18 13:23
Imagen de Miguel Galvis

El Puro Centro Democrático es decir lo más rancio de la ultra derecha, no acepta que un exguerrillero del M-19, los derrotó en las urnas y están preocupados que el Alcalde Petro pueda realizar una buena administración y potenciarse como alternativa de poder nacional para el año 2018.

Son los mismos que se oponen al proceso de paz, defienden un modelo económico, un modelo de ciudad y de administración pública subordinado a los intereses de los grandes capitales nacionales e internacionales. Con el debate a la administración distrital por uno de sus delfines, se irán desenmascarando sus reales intereses.

En una encuesta que realicé en Facebook encontré que 88% de mis contactos o amigos apoyan a la administración y la mayoría de quienes lo descalifican lo hacen tildándolo de “ser terrorista disfrazado” o “ex guerrillero”. Esta es una realidad que debe enfrentar el proceso de paz con las FARC.

Ver encuesta en https://www.facebook.com/182153881918303/posts/241418819325142

Apoyo a Petro.

Jorge Iván Cuervo
Profesor, Universidad Externado
Mar, 2013-01-15 15:05
Imagen de Jorge Iván Cuervo

La revocatoria del mandato se activa cuando hay incumplimiento del Plan de Desarrollo, no simplemente porque a alguien no le guste la gestión de un alcalde. Ahí, desde el punto de vista legal está mal planteada.

Bogotá necesita un plan de choque para recuperar el ritmo que se perdió en los dos últimos años de Lucho Garzón y los cuatro de Samuel Moreno, y un proceso de revocatoria pone a toda a la administración a la defensiva agudizando los problemas de gestión y de ejecución.

Lo que tiene que hacer Petro es diseñar una especie de gabinete de crisis y en seis meses sacar adelante temas prioritarios: movilidad, seguridad en zonas críticas, hospitales públicos, restaurantes comunitarios, que vienen cerrándose, arreglo de vías secundarias, apoyo a las alcaldías locales, programas de atención a población vulnerable.

Ya pasó el período de aprendizaje y es hora de empezar a ejecutar con seriedad, responsabilidad y consistencia. No más a hacer política desde la alcaldía, a gerenciar.

Álvaro Jiménez
Coordinador, Campaña Colombiana contra Minas
Mar, 2013-01-15 12:30
Imagen de Álvaro Jiménez

La puede distraer en lo administrativo pero podría fortalecer el debate político sobre el modelo de gobierno y el interés que debe primar. (Debate, que no se plantearon muchos de los antipetristas durante la campaña electoral, por andar en la prímacia de sus intereses y que hoy lamentan).
Se anota a diario en medios y espacios de opinión la debilidad administrativa de Petro y su equipo. Asumiendo esta premisa no habría nada nuevo.
Discutir el modelo de ciudad y el tipo de interés a defender no es un tema de poca monta. (esto debe ser un continuo de la sociedad)
Sobre los costos, viene la eterna pregunta, ¿cuanto cuesta "construir" ciudadanía y democracia?. ¿Vale la pena? La herramienta esta pegada a la norma, es un derecho ciudadano de manera que ni los medios, ni el Gobierno Nacional puede definir que no deba hacerse. Es un derecho del señor Goméz y lo puede ejercer tanto como la administración defender su proyecto con el 31 % que votamos por una ciudad sin corrupción e incluyente.

John Sudarsky
Senador, Alianza Verde
Lun, 2013-01-14 16:21
Imagen de John Sudarsky

El procedimiento que la Ley de Participación Ciudadana estableció para la revocatoria introduce un problema de inestabilidad institucional, porque el umbral de votos necesario para iniciarla quedó demasiado bajo. Por otro lado, en las Alcaldías el tema central es siempre la ejecución y el alcalde Petro ha sido extremadamente negligente en lo gerencial (ese desprecio por lo gerencial es común en la izquierda).

Sin embargo, hablar hoy de una revocatoria en el caso de Bogotá es prematuro, pues Petro hasta ahora empezará a implementar su Plan de Desarrollo. Habría que postergar un año más el inicio del proceso, y tal vez su efecto será que los alcaldes en general se empiecen a esforzar más por la parte de la ejecución.

Juan Carlos Flórez
Concejal de Bogotá, Independiente
Lun, 2013-01-14 16:16
Imagen de Juan Carlos Flórez

A Bogotá la debilita una administración que, sorda y ciega, se niega a escuchar a la ciudadanía que clama y exige, mayoritariamente, una inmediata corrección del manejo de los asuntos de la ciudad.

Rodolfo Arango
Profesor de filosofía, Universidad de los Andes
Lun, 2013-01-14 15:55
Imagen de Rodolfo Arango

Tiendo a pensar que es indiferente para la ciudad, pero para el país tiene un alto costo el intento de revocatoria, por el valor de la consulta y la muy segura baja participación.

Es bueno para Petro porque lo victimiza y le da visibilidad.

Y es malo para la responsabilidad en cuanto a la gestión, porque a la gente hay que darle tiempo para mostrar resultados y con este tipo de interferencia, será difícil hacer un juicio de responsabilidades. Es muy prematura la revocatoria al año de gestión.

Aurelio Suárez
Ex candidato a la Alcaldía de Bogotá
Lun, 2013-01-14 13:00
Imagen de Aurelio Suárez

El proceso de revocatoria es inconveniente para Bogotá por dos razones fundamentales.

Primero, porque se genera una polarización innecesaria gracias a que algunos sectores -especialmente ligados al uribismo- buscan hacer una avanzada política con esta herramienta. Y el Alcalde se ve obligado a realizar una administración reactiva a esa avanzada. Quienes tenemos una inconformidad crítica con su gestión, pero que no queremos entrar en esa polarización, vemos con preocupación que este proceso desvirtúa las críticas justas.

Y segundo, esto lleva a que los temas fundamentales de la ciudad a mediano y largo plazo se ven relegados por atender intereses políticos de corto plazo. Es decir, los cálculos políticos terminan primando sobre los procesos administrativos y urbanos.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: