Menú principal

Viernes Agosto 22, 2014

¿Debería Colombia cambiar las relaciones con Venezuela tras el nombramiento del nuevo Ministro de Defensa de Chávez?

La Revista Semana reveló hace poco que el nuevo Ministro de Defensa de Venezuela, el general Henry Rangel, ha sostenido una relación cercana con el jefe supremo de las Farc Timoleón Jiménez, alias "Timochenko" y que el gobierno de Chávez ha colaborado en varias ocasiones con la guerrilla.

Después de estas revelaciones, ¿debería el gobierno de Santos cambiar su posición frente al gobierno de Venezuela?

Responda usted también en nuestra Sección de Usuarios.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Álvaro Jiménez
Coordinador, Campaña Colombiana contra Minas
Mié, 2012-01-18 19:30
Imagen de Álvaro Jiménez

El presidente Chávez manifestó que si se elegía a J. M. Santos como presidente sería pésimo para las relaciones entre Colombia y Venezuela. No solo se equivocó sino que ofendió a buena parte del país y fue una expresión irrespetuosa e irresponsable desde la condición de jefe de Estado. Mal entonces que medios y líderes de opinión colombianos juzguemos quien debe o no ser Ministro en Venezuela, !faltaba más!.
Ahora bien, esta claro que la diplomacia "babosa" como la llamara el anterior presidente, ha sido bastante efectiva desde el año anterior a la fecha. Lo demás es hacer el juego a los conspiradores de siempre que viven sembrando odio y azuzando las confrontaciones en nombre de la democracia para imponer su modelo antidemocrático de ejercer la política y la dirección en diferentes niveles del estado y la sociedad.

Marta Lucía Ramírez
Ex ministra de Defensa y ex congresista, Partido Conservador
Mar, 2012-01-17 16:17
Imagen de Marta Lucía Ramírez

Si Chavez posesiona a Henry Rangel como Ministro a pesar de su conocida cercanía con las FARC, habrá no solo un nuevo desafío a EEUU, sino un mensaje disuasivo y amenazante a Colombia y a la oposición venezolana en este año electoral. En cuanto al impacto en la relación bilateral Colombia- Venezuela, seguiremos oyendo buenos propósitos pero nos podemos ir olvidando de la real y eficaz cooperación en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico. La única posibilidad de obtener avances y resultados concretos en este ultimo aspecto, será elevando la agenda con metas concretas de cooperación a un marco trilateral, invitando a Brasil a quien también amenaza y perjudican el narcotráfico y los grupos terroristas. El viaje de hoy del ministro Pinzón a Brasil es una oportunidad inmejorable para que las buenas relaciones de la presidenta Dilma y del presidente Santos con el presidente de Venezuela se conviertan en objetivos y protocolos concretos para la construcción de medidas de confianza mutua que desarticulen la criminalidad y el terrorismo que se resguardan en la selva de la triple frontera. Solo de esta manera podremos avanzar màs efectivamente en la defensa de nuestras instituciones,ciudadanos y democracia . Mientras tanto, seguiremos viendo el gran despliegue por capturas y extradiciones de mandos medios pero no de los cabecillas de FARC ni ELN y seguirá por supuesto la desconfianza de los colombianos hacia Hugo Chávez sin perjuicio de lo que digan los comunicados.

Ronald Rodríguez
Investigador del Observatorio de Venezuela, Universidad del Rosario
Mar, 2012-01-17 12:55
Imagen de Ronald Rodríguez

La existencia de vínculos entre los miembros de la Fuerza Armada de Venezuela y miembros del grupo narco-terrorista de las Farc siempre será un tema espinoso de la relación Colombo-Venezolana, más aun cuando la supuesta relación es entre el (futuro) Ministro de Defensa y el actual máximo cabecilla de dicha organización. No obstante la relación entre los dos países debe atender a lógicas que superen los temas de seguridad, no se puede supeditar la relación binacional a las Farc, no se puede estar rompiendo y recomponiendo la relación cada vez que este grupo decide interferir. Lo recomendable es iniciar campañas en Venezuela para que nuestros compatriotas radicados en dicho país, afectos y no afectos al gobierno, nos ayuden a desenmascarar a las Farc y a minimizar su accionar político. En el año electoral que inicia, los colombianos con ciudadanía venezolana pueden hacer del repudio a las Farc un tema de la agenda política del hermano país.

Alexandra Moreno P.
Senadora, Movimiento MIRA
Mar, 2012-01-17 11:03
Imagen de Alexandra Moreno P.

Aunque respetamos la autonomía del presidente Hugo Chávez, de nombrar en la cartera de Defensa de su país a quien considere de su confianza, esta designación no deja de incomodar a la opinión pública colombiana que ha criticado la cercanía del General Rangel con algunos dirigentes de las guerrillas de las FARC al considerarla como un desaire para nuestro país, cuando el presidente Juan Manuel Santos desde su posesión ha manejado con guante blanco las relaciones, y cada decisión frente a nuestra hermana nación se ha dado bajo los más estrictos protocolos que permite la diplomacia para no herir susceptibilidades. Sin embargo, este hecho político se debe poner ante observación de los organismos internacionales y en especial del Consejo Suramericano de Defensa de UNASUR.

Héctor Helí Rojas
Ex congresista, Partido Liberal
Mar, 2012-01-17 10:30
Imagen de Héctor Helí Rojas

No. El Presidente Santos es muy consciente de las limitaciones que tienen las relaciones con su nuevo mejor amigo. No es la primera vez que se oye hablar de militares venezolanos en diálogo o en relaciones personales con jefes de las Farc, y en consecuencia pienso que no hay por qué cambiar la relación. Esta nueva relación con Chávez, de hecho, no es tan profunda en los temas de comercio o de intercambio de servicios y bienes, pero sí muy buena en el tema político dada la tranquilidad simbólica que el proyecto de Santos envía en el tema de relaciones internacionales.

Cecilia López Montaño
Ex senadora y ex Ministra de Agricultura
Mar, 2012-01-17 10:01
Imagen de Cecilia López Montaño

No se deberían cambiar ni romper las relaciones precisamente por el hecho de que lo que se busca es tener buenas relaciones. Se debe tratar de aclarar la situación en buenos términos, pues romper de nuevo con Venezuela implica unos costos muy altos para el país. No se trata de ignorar la seriedad del tema o de pasar por alto las implicaciones de que una persona con tales señalamientos esté en el gabinete de Chávez. Pero es justamente para eso que está la diplomacia.

Juan Lozano
Senador, Partido de la U
Lun, 2012-01-16 17:01
Imagen de Juan Lozano

Éste es un nombramiento que genera desconfianza y preocupación, por lo cual se debe buscar que se mantenga con firmeza la palabra del Presidente Chávez dada a Juan Manuel Santos en el sentido de enfrentar conjuntamente el terrorismo. Aunque al gobierno de Colombia no le corresponde evaluar los nombramientos que hacen otros países, éste sí debe ser un tema de agenda privada entre los dos presidentes.

Carlos Gaviria
Ex magistrado de la Corte Constitucional y ex candidato presidencial, Polo Democrático
Lun, 2012-01-16 14:50
Imagen de Carlos Gaviria

Si cambian o no las relaciones con Venezuela es algo que debe evaluar el Ministerio de Relaciones Exteriores. Una ruptura de relaciones sería una decisión demasiado traumática, y no se pueden echar hacia atrás unas relaciones que costaron mucho trabajo en restablecer. Una decisión tal no debe tomarse a causa de una circunstancia transitoria, efímera o poco sustancial. Es necesario evaluar su sustancialidad, pues sólo una circunstancia realmente de peso justificaría esa decisión.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: