Domingo Abril 20, 2014

Menú principal

La Silla al Instante

¿Deben retirar los beneficios políticos del marco para la paz después de asesinato de secuestrados?

El senador Roy Barreras, autor y ponente del Marco Jurídico para la Paz, que debe votarse este martes, anunció que como inevitable consecuencia del asesinato de los oficiales secuestrados no incluirá en su ponencia el artículo 2 del acto legislativo que se refería a la posibilidad de otorgar beneficios políticos a quienes se desmovilizaran.  “Presentaré mañana lunes en mi ponencia solamente el artículo 1  que contiene los instrumentos de justicia transicional que necesita el Gobierno  para evitar el colapso de justicia y paz y de leyes similares", dijo Barreras. "En estas circunstancias es imposible siquiera pensar en derechos políticos para quienes actúan con esta crueldad y torpeza. Simplemente no se lo merecen”, puntualizó. ¿Tiene razón Barreras? ¿Se deben dar o no dar esos beneficios de participar en política a los que dejen las armas fruto de un proceso de paz?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Carlos A. Velásquez R
Coronel (r) del Ejército y profesor, Universidad de la Sabana
Lun, 2011-11-28 21:28
Imagen de Carlos A. Velásquez R

El proyecto de ley "Marco para la paz" en trámite en el Congreso solo podría servir para tratar de arreglar, una vez más, los entuertos por la improvisación de la ley de justicia y paz del gobierno anterior.
Los posibles beneficios políticos fruto de un proceso de negociación, se obtendrían precisamente durante ellas como derivados de la correlación de fuerzas político - militares. Así pues dichos beneficios no se decretan, sencillamente se merecen o ganan, o no.
Quienes incurren en crímenes de "lesa humanidad", como los del sábado pasado,no tienen la posibilidad de acceder a beneficios políticos. Por esto, y si se piensa en la necesidad de ir ambientando una terminación del conflicto armado negociada, es equivocado generalizar como lo hace el senador Barreras en su declaración. Y es aún más equivocado legislar en concordancia con las coyunturas que se presentan durante un conflicto armado activo.

Marta Lucía Ramírez
Ex ministra de Defensa y ex congresista, Partido Conservador
Lun, 2011-11-28 12:05
Imagen de Marta Lucía Ramírez

Creo que el proyecto debe repensarse. Puede decirse que la reforma constitucional es vista, prima facie, como innecesaria, porque la Constitución no sólo autoriza, sino que exige la protección de las víctimas, y esto ya lo ha hecho el Congreso. En segundo término, el acto legislativo tiene varias contradicciones, una primera es que la ponencia de primer debate dice que es para procesos futuros, pero “busca resolver los problemas creados por la ley de Justicia y Paz”, y argumentan que los mecanismos de justicia transicional están en crisis pero el proyecto se presenta como una respuesta a la Ley de Víctimas.
De otro lado, se justifica con el argumento de que Justicia y Paz falló, pero entonces, ¿por qué reformar la Constitución, si lo que falla es la ley? Michael Reed, ex director del Centro Internacional para la Justicia Transicional lo considera como una iniciativa inconveniente.Con los hechos del fin de semana, agregariamos que es inoportuno por lo cual deberia retirarse y repensarse

Álvaro Jiménez
Coordinador, Campaña Colombiana contra Minas
Dom, 2011-11-27 20:55
Imagen de Álvaro Jiménez

La decisión del senador Barreras es un acto de oportunidad política, correcto frente a la coyuntura. Demuestra lo sostenido por muchos en el sentido que este proyecto es útil de cara al acuerdo hecho por el gobierno anterior con los grupos paramilitares, resuelve el entuerto jurídico que justicia y paz no solucionó.
Sobre un eventual proceso de paz, el país revisará en su momento lo que sea posible y necesario.
La lección que debe quedar es que no se pueden hacer marcos jurídicos¨ haciendo ¨politiqueria¨ con la ambición de paz que todos tenemos.
La tarea hoy es trabajar todos por el fin de la guerra y como podemos ver, ello exige una reflexión y debate más profundos que la iluminada decisión de unos pocos de promover un supuesto marco jurídico para las FARC y el ELN de hoy.

Jorge Iván Cuervo
Profesor, Universidad Externado
Dom, 2011-11-27 20:15
Imagen de Jorge Iván Cuervo

He sostenido que el tiempo para una negociación política con las Farc ya pasó, por lo tanto, no es por esos ajusticiamientos que deben retirarse los beneficios políticos en el proyecto de ley. Esa reacción, apenas entendible, sería el reconocimioento de que la política de paz es episódica y coyuntural, al vaivén del suceso del día y de la indignación que producen hechos como éste.

Se precisa de una política de Estado en la cual se den beneficios jurídicos a quienes quieran desmovilizarse en términos similares a como se dieron a los paramilitares. Esta sociedad no debe retrodecer en ese umbral de justicia transicional en el que ya se avanzó, si bien de manera insuficiente de cara a una reconciliación, y por el contrario frente a hechos como este endurecer esa posición.

No debe ser una reacción de hoy, debe ser una política de Estado que interpreta un sentimiento mayoritario de no negociación política y sí marco jurídico para la desmovilización.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: