Menú principal

Miércoles Septiembre 17, 2014

¿Cuál es el principal aporte y el punto pendiente que deja la Constitución del 91?

El próximo lunes festivo se celebran 20 años desde que fue expedida la Constitución de 1991, y para este cumpleaños ya han hablado varios constitucionalistas o constituyentes sobre lo que se ganó y lo que aún no ha cambiado desde esa fecha. El ex magistrado Manuel José Cepeda habló optimista sobre las reformas que se han hecho y dijo que era un texto liberal, mientras que Cristina de La Torre dijo que la Constitución validó un modelo económico ultra-conservador. El ex constituyente Lorenzo Muelas recordó que, aunque la Constitución reconoció los derechos de los grupos indígenas, es poco lo que se ha avanzado en este tema.

Y para usted ¿cúal es el principal aporte y el punto pendiente que dejó la Constitución del 91?

Responda usted también en nuestra sección de usuarios.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jorge Humberto Botero
Ex ministro de Comercio Exterior
Lun, 2011-07-04 17:34
Imagen de Jorge Humberto Botero

Lo mejor y lo peor se encuentra fuera del texto. En cuanto a lo primero, el proceso constituyente permitió incorporar en el juego democrático a los sectores de izquierda que, hasta entonces, buscaban el cambio social por la vía armada.

Del lado opuesto, se generalizó la idea ingenua según la cual la prosperidad colectiva es función de la "Carta de Derechos" cuya aplicación correspondería a los jueces; no del ahorro, la inversión, el trabajo y adecuadas políticas redistributivas.

Miguel Galvis
Veedor Nacional del Partido Alianza Social Independiente (ASI)
Jue, 2011-06-30 01:21
Imagen de Miguel Galvis

La de 1991, es la Constitución de la diversidad, la multietnicidad, la pluriculturalidad, el reconocimiento de los derechos humanos como base del Estado social de derecho. Con grandes aciertos como la acción de tutela, la corte constitucional, la fiscalía, la defensoría del pueblo, el multipartidismo, el pluralismo religioso y la descentralización. Fue un avance para reconocernos en la diversidad.

El ejercicio efectivo de los derechos económicos, sociales y culturales, es la materia pendiente de la constitución de 1991. Colombia en los últimos 20 años se transformó en el país más desigual e inequitativo del continente.

Prometió ser la constitución de la reconciliación, pero la clase política no se renovó, se corrompió, se alió con sectores emergentes, o con intereses extranjeros, en detrimento del bienestar de la comunidad y del interés general.

Sin embargo, la constitución nos ofrece el antídoto para estas plagas: la CULTURA DE LA LEGALIDAD y del “no todo vale”.

Marcela Prieto
Directora ejecutiva, Instituto de Ciencia Política
Mié, 2011-06-29 12:37
Imagen de Marcela Prieto

Para contestar es fundamental recordar de dónde veníamos: excesivo centralismo, restricciones democráticas, exclusión, discriminación, justicia inoperante, instrumentos económicos proteccionistas, entre otras.
Aunque todos sabemos que las disposiciones constitucionales por sí solas no solucionan los problemas que tiene una sociedad como la nuestra, sí permite tener a la mano un instrumento valioso para operativisar políticas públicas que vayan encaminadas a ello. Y eso sí se ha venido dando.
El principal aporte fue el tributo a los derechos individuales y colectivos otorgando instrumentos legales como la tutela y las acciones populares, permitiendo con ello dar el primer paso hacia la igualdad de oportunidades.
Quedaron pendientes elementos que eran imposibles de proveer en su momento, como la mayor y más sofisticada penetración del narcotráfico y los imperfectos procesos de descentralización que no tuvieron en cuentas asimetrías propias de una economía como la nuestra.

Cristina de la Torre
Profesora, Universidad Externado
Mar, 2011-06-28 23:57
Imagen de Cristina de la Torre

Entre un ramillete de buenas intenciones, la Constitución logró tres cambios trascendentales: introdujo la tutela, formalizó el Estado laico y enterró el Frente Nacional. Pero en materia económica validó un modelo ultraconservador: frustró en el huevo la divisa del desarrollo y su dirección por el Estado. Importadores y banqueros cosecharon en la apertura comercial y financiera que quebró al campo, noqueó a la precaria industria y ahora con el TLC nos negará definitivamente un futuro de industrialización.
El "nuevo" paradigma convirtió la función social del Estado en negocio de malandrines, dizque más eficientes e incorruptibles que el poder público. Entonces reinaron Saludcoop y los Nule y los agraciados con las concesiones de Andrés Uriel.
Mientras toda Suramérica desmonta el modelo neoliberal, Colombia involuciona solitaria al siglo XIX: e exportar oro y carbón y florecitas y bananos, a importar computadores. Salarios irrisorios contra trabajo bien remunerado. ¡Bonita prosperidad!

Jorge Iván Cuervo
Profesor, Universidad Externado
Mar, 2011-06-28 16:53
Imagen de Jorge Iván Cuervo

El principal logro fue el de haber afianzado una cultura de relación entre ciudadanos y Estado sobre la base de los derechos, con el problema de no haber creado los incentivos para un diseño institucional que hubiera hecho este modelo sostenible fiscal y políticamente, lo cual ha derivado en el llamdo activismo judicial, o en el populismo subsidiante.

Debe destacarse que la Constitución ha promovido una visión diversa y heterogenea de la sociedad colombiana, donde al menos, en el plano simbólico, hay reconocimiento de las distintas etnias, regiones, opciones sexuales, géneros, condiciones de discapacidad. Es el triunfo de la autonomía moral de la persona sobre los dictados del poder político, algo así como acercarnos a la mayoría de edad como cultura.

Pero también, la Constitución incorporó un modelo de desarrollo que ha permitido que los anhelos de mayor igualdad y equidad no se cumplan, como consecuencia de haber debilitado al Estado en la provisión de unos bienes básicos.

Carlos Gaviria
Ex magistrado de la Corte Constitucional y ex candidato presidencial, Polo Democrático
Mar, 2011-06-28 15:03
Imagen de Carlos Gaviria

La constitución ha aportado mucho a crear conciencia ciudadana, a través de herramientas como la tutela.
La tutela es el símbolo del progreso de la constitución de 1991.
El punto pendiente no está cargo de la constitución, sino del Gobierno y del Congreso. Pongo un ejemplo: la ley de ordenamiento territorial, que fue pensada para construir regiones que tuvieran afinidades geográficas, culturales, étnicas. Eso no se ha hecho por intereses políticos

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: