Menú principal

Jueves Septiembre 18, 2014

¿Cree conveniente que los militares hagan parte de la mesa de negociación?

Desde que Santos anunció que en la mesa de negociación con las Farc estarán los exgenerales Jorge Enrique Mora Rangel y Óscar Naranjo, se han expresado diversas opiniones. Algunos creen que esta movida tranquiliza a la derecha pues Mora representa la línea dura de las Fuerzas Militares,  el fin del Caguán y la retoma de la zona de distensión. Sin embargo, para otros esta medida puede ser inconveniente pues los militares siguen combatiendo contra la guerrilla y esa doble condición puede ser nociva para las negociaciones o para el combate. Finalmente hay quienes creen, como el expresidente Uribe, que al poner a los exgenerales a negociar, es rebajar a las Fuerzas Armadas a la misma condición de la guerilla, un grupo terrorista.  Con este panorama: ¿Cree conveniente que los militares hagan parte de la mesa de negociación?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2012-09-12 21:07
Imagen de Álvaro Uribe Vélez

Tengo todo el respeto y la gratitud por los generales Jorge Enríque Mora y Oscar Naranjo. Pero no puedo ocultar la preocupación por ver a nuestros ex comandantes en negociación con el terrorismo. Tal decisión, acepta la equivocada tesis de que Colombia no ha tenido un desafío narcoterrorista contra la democracia y la población en general, sino una guerra entre las fuerzas armadas y la guerrilla, que al equipararlas como contendientes legítimos, las llama a superar el conflicto a través de una negociación entre ellas.

Involucrar a los generales en esta negociación, que se acepta adelantar sin cese de actividades criminales por parte de los terroristas, introduce otro factor de desorientación en los militares y policías, que no sabrán si proteger sus vidas y las de los ciudadanos o hacerse al margen del peligro y concentrarse en la expectativa de la negociación adelantada por sus ex comandantes.

Mi columna: http://es.scribd.com/doc/105723799/Generales-en-negociacion-con-el-terro...

Miguel Galvis
Veedor Nacional del Partido Alianza Social Independiente (ASI)
Mié, 2012-09-12 23:54
Imagen de Miguel Galvis

El no reconocer el conflicto armado interno durante su gobierno, no le dio superioridad militar, ni legitimidad al Estado; se logró gracias a la modernización, profesionalización, inclusión de recursos tecnológicos y el acatamiento de los Derechos Humanos y el DIH.
Los ex-generales saben, que el respeto por la dignidad humana y la negociación política, no disminuye la moral de las tropas, ni pueden entenderse como síntomas de debilidad. El respeto por el adversario es sinónimo de profesionalismo, que los combatientes y los colombianos, miramos como positivo. Las tropas están orgullosas que sus ex-generales aporten su conocimiento y experiencia a la construcción de acuerdos de paz sólidos.
El Santo Padre y la iglesia católica, la ONU, el Presidente Barack Obama, los gobiernos de América y de la Unión Europea, la OEA, y en general la comunidad internacional apoyan la salida negociada del conflicto colombiano. Llego la hora de superar el lenguaje del odio y apostarle a la reconciliación.

JuanFernando Londoño
Ex viceministro del Interior
Mié, 2012-09-12 16:59
Imagen de JuanFernando Londoño

Durante la negociación de los ochenta, los militares desconfiaron del proceso y algunos de ellos se dedicaron a organizar grupos paramilitares y a liderar la guerra sucia que llevo a la masacre de la Union Patriotica.
En los noventa, su ausencia se tradujo en una actitud complice con el paramilitarismo, varios importantes militares permitieron la avalancha paramilitar para sabotear la negociación.
Si aprendemos del pasado, lo mejor es que estén en la mesa, que estén bien representados y que su participación le de tranquilidad a los miembros de la institucion. Adicionalmente no puede pasar lo mismo que con el Palacio de Justicia, que los guerrilleros fueron a la política y los militares aún enfrentan cargos ante la justicia. Ojala su participacion contribuya tambien a que se esclarezca la verdad de todo lo que ha pasado en Colombia.
Finalmente, no hay que olvidar que las criticas del uribismo no buscan ayudar a que la negociación avance bien, sino sabotear las opciones de que avance.

Rafael Guarín
Ex viceministro de Defensa
Mié, 2012-09-12 15:17
Imagen de Rafael Guarín

Un general no debe hacer parte de equipo alguno de negociación con grupos terroristas a los que ha dedicado su vida a combatir. NO se debe equiparar militares con cabecillas dedicados a matar soldados, policías y ciudadanos. OJO:Además introduce beligerancia en las FFMM.

Sin embargo, la presencia de generales resulta conveniente por una razón, el Marco Jurídico para la Paz incluyó la siguiente disposición: "Una ley estatutaria podrá autorizar que, en el MARCO DE UN ACUERDO DE PAZ, se dé un tratamiento diferenciado para los distintos grupos armados al margen de la ley que hayan sido parte en el conflicto armado interno y también para los AGENTES DEL ESTADO, en relación con su participación en el mismo.

Esa norma condiciona tratamiento jurídico diferenciado a los miembros de las FFMM a una ley que se expida a propósito de un “acuerdo de paz” y en el “marco” del mismo “acuerdo”. Dejaron en manos de la mesa de negociación la suerte jurídica de los militares. Es decir, Timochenko decide!

Carlos Gaviria
Ex magistrado de la Corte Constitucional y ex candidato presidencial, Polo Democrático
Mié, 2012-09-12 11:58
Imagen de Carlos Gaviria

Yo pienso que hay dos vías para terminar el conflicto: la militar y la política. Por eso yo estoy de acuerdo con el presidente Santos de darle una solución política al conflicto.

Sin embargo, lo que me parece paradójico es que se busque una solución política sin los políticos. Existe una sociedad corporativa que la representan los gremios y una sociedad democrática abierta que la representan los partidos políticos.

Por esta razón, en las negociaciones de paz deberían tener protagonismo los partidos políticos y no los gremios ni los militares. Sobretodo porque los militares deben atenerse a las políticas que el Estado trata mientras que los partidos políticos velan por el interés de la sociedad civil.

El criterio de Santos para este tipo de negociación no es el indicado.

Mar, 2012-09-11 15:53
Imagen de Ruiz-Restrepo

1 Técnicamente, en la toma de decisiones públicas, la única forma de vislumbrar el impacto de una decisión y asegurar su sostenibilidad es involucrando a los actores con interés preciso (stakeholders). Los militares lo tienen y es, además, directo: llevan décadas enfrentándose y entrenándose física y mentalmente para odiar y matar guerrilleros. Su trabajo es la guerra y acabarla implicaría repensar su actividad central, reformar su mentalidad de antagonismo y agresión, y abrirse a una nueva Colombia de paz que nadie mejor que sus superiores puede liderar e implementar.

2 Históricamente, el fin de hostilidades (conflicto/guerra) suele avanzarse con gobierno y militares. ¿O acaso Himmler y Eisenhower, o los mariscales de la primera guerra se quedaron marginados de la preparación de acuerdos de rendición/paz/armisticio? Aunque nuestro caso es diferente en muchas dimensiones -entre ellas el asunto de la derrota y la dimensión internacional- creo que la experiencia histórica es válida.

Diego Corrales
Director. DC Estrategia.
Mar, 2012-09-11 17:46
Imagen de Diego Corrales

Más allá de las interpretaciones políticas sobre la conveniencia, la inclusión de Mora y Naranjo es una jugada del gobierno en términos estratégicos.

Pocos como ellos conocen al detalle la estructura, los movimientos de las FARC en el conflicto armado, en el negocio del narcotráfico, en el secuestro, el reclutamiento de menores, etc. Ellos, no solo fueron los encargados de propinar los más duros golpes que la guerrilla ha tenido en toda su historia, sino que gracias a sus sistemas de inteligencia conocen el modos operandi y la real situación de las Farc.

Por ejemplo:¿que pasará cuando las Farc ponga en discusión el problema de la tierra en el país?. Los generales les recordarán que los primeros que tienen que empezar a devolver lo usurpado serán ellos, que son dueños de 300 mil hectáreas.

Cuando se empiecen a dar los pulsos que suelen ocurrir en este tipo de procesos, los negociadores de la guerrilla no podrán utilizar sofismas de distracción u ocultar información.

Jorge Iván Cuervo
Profesor, Universidad Externado
Mar, 2012-09-11 12:31
Imagen de Jorge Iván Cuervo

Un factor importante es la representatividad de los actores. Si bien dos ex miembros de la Fuerza Pública con alto reconocimiento nacional y en las instituciones a las que pertenecieron, es un paso importante para sentar a todos los factores reales de poder, donde lo que se discutirá precisamente es cómo redistribuir el poder en esta sociedad y para lograr qué, pienso que en la mesa faltó representatividad de la clase política, de sectores sociales y de las víctimas.

Como eso complicaría las conversaciones, el gobierno podría crear un mecanismo de deliberación con estos sectores, similar a lo que se hizo en su momento con las negociaciones del TLC con Estados Unidos, donde se habló de "cuartos de al lado".

Cuando se pase a temas sensibles como la política agraria, el representante de los gremios agrícolas y el de las asociaciones campesinas deberían tener un canal de interlocución con la Mesa.

En el Acuerdo Final debe sentirse representado el mayor número de colombianos.

Mar, 2012-09-11 11:26
Imagen de Pascual Gaviria

Para Santos es claro que esta nueva mesa tendrá muy pocas sillas. Los 5 principales en la mesa están para un pulso, no para una conversación.

Es sano que haya militares en retiro en el equipo del gobierno. Primero, para que la guerrilla ensimismada luego de décadas de monte oiga de frente la posición de su contraparte. Segundo, porque el ejército va estar tranquilo con un hombre de confianza como testigo de las negociaciones. No necesitan a nadie ajeno que les lleve el recado y les cuente la infidencia.

Incluso puede ser tranquilizador para la izquierda pues han dicho que los procesos fracasan por las conspiraciones militares. Vale la pena ponerlos a hablar de frente para que no susurren. Decir que es un insulto igualar a militares y guerrilleros es una tontería. No son los militares los que se ponen a la misma estatura de las Farc: es el Estado en pleno que se dispone a jugar el partido 5 contra 5.

Una sola crítica. Tal vez sobró un hombre de uniforme en el equipo, dos son muchos

Ángela Robledo
Representante a la Cámara, Alianza Verde
Mar, 2012-09-11 11:12
Imagen de Ángela Robledo

Que los guerreros de lado y lado se sienten a conversar es una apuesta difícil pero valiosa. Que militares y guerrilleros crucen palabras y no balas es una señal que siembra la esperanza. Si unos y otros logran concertar, los diálogos de paz generarán confianza, en medio de tanto escepticismo. Hay que recordar, además, que los generales Mora y Naranjo no representan simplemente a los militares retirados; representan a todos los soldados y policías del país, cuyas nuevas generaciones tienen una actitud distinta frente a la guerra y le apuestan a la Paz. Que nadie olvide que “toda bala es perdida”, como afirma el compositor César López.

www.angelarobledo.com
@angelamrobledo en Twitter

Miguel Galvis
Veedor Nacional del Partido Alianza Social Independiente (ASI)
Mar, 2012-09-11 00:08
Imagen de Miguel Galvis

Hoy cuando las fuerzas militares se han modernizado, han entrado en la senda del respeto de los derechos humanos y el DIH, rigen su actuación sólo dentro de la legalidad institucional, y están llamadas a ser garantes de la seguridad y derechos de los nuevos sujetos políticos que surjan del proceso de paz, como el movimiento Marcha Patriótica.

Los militares y policías condenados (o Investigados) por infracciones al Derecho Internacional Humanitario, deben ser incluidos en el modelo de justicia transicional, en igualdad de condiciones a los insurgentes que se incorporen a la vida civil.

Tanto el gobierno, las Farc y la sociedad colombiana, deben saber que para que la paz sea estable y duradera, deben darle las mismas garantías y los mismos beneficios a los actores armados que confrontaron. No puede ser que unos paguen cárcel 8 años y los otros 40.

Si los militares ganan, el proceso de paz se fortalece. Bienvenidos ex-Generales a la mesa de negociación.

alfonso.prada
Representante a la Cámara, Partido Verde
Lun, 2012-09-10 19:51
Imagen de alfonso.prada

Este proceso de paz es atípico, arriesgado, complejo y dificil. Hay que cuidarlo y apoyarlo con decisión. La presencia del general retirado y excomandante del Ejército, Jorge Enrique Mora Rangel, llena de conocimiento estratégico militar al equipo negociador y significa el reconocimiento a nuestra Fuerza Pública que se ha jugado la vida en el conflicto.

La presencia del general retirado y exdirector de la Policía, Oscar Naranjo, es la de un policía que legitima y reafirma el apoyo de esta fuerza, y da certeza y confianza de que el diálogo no caerá en el vacío frente a los agentes estatales presentes en el conflicto.

En ese equipo faltan muchos, como los Partidos Políticos y representantes de las víctimas, pero no hay cama para tanta gente, o avanzamos o nunca nos pondremos de acuerdo, ni siquiera entre los legales.

Rodolfo Arango
Profesor de filosofía, Universidad de los Andes
Lun, 2012-09-10 15:15
Imagen de Rodolfo Arango

Los militares y policías que están en la mesa de negociación son ex-militares y ex-policías. Si bien es cierto que representan las ideas y los sentimientos de las Fuerzas Armadas, no se puede decir que estén participando en política.

Fue inteligente la decisión de Santos de meter en la mesa a los actores reales del poder para que deliberen y negocien con las Farc. Sobretodo porque es conveniente estén en la mesa los directamente afectados ya que si no fueran tenidos en cuenta podrían sabotear el proceso.

Se entiende que sean pocos en la mesa para que la negociación fluya. Lo problemático es que no están todos los que debían estar (víctimas, partidos políticos, los sindicatos, etc). ¿Cuál va a ser la eficacia posterior del acuerdo si no lo deciden todos los destinatarios?

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: