Menú principal

Lunes Octubre 20, 2014

¿Cuánto durará la reconciliación con Chávez?

Juan Manuel Santos y Hugo Chávez declararon reestablecidas las relaciones entre los dos países. ¿Hay lugar para tanta dicha?

Siga la discusión de nuestros usuarios en Facebook.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
David Luna
Ex viceministro de Trabajo
Dom, 2010-08-15 10:01
Imagen de David Luna

Las relaciones internacionales son el escenario natural del pragmatismo, ya que los Estados privilegian la defensa de sus intereses nacionales sobre otras consideraciones de orden ideológico, personal o emocional. Así, el restablecimiento de las relaciones con Venezuela es una buena noticia para Colombia. Por la prosperidad del sector privado, por el bienestar de los habitantes de la zona fronteriza y por la seguridad nacional.

La duración de esta reconciliación, sin embargo, no está garantizada. Dependerá en buena medida de la disciplina de los dos gobiernos para utilizar irrestrictamente los canales diplomáticos para comunicarse entre sí y dirimir sus diferencias; pero sobre, dependerá de un cambio de actitud por parte de Caracas en materia de cooperación en la lucha contra las FARC, que no debe tener santuarios en territorio venezolano.

Miguel Galvis
Veedor Nacional del Partido Alianza Social Independiente (ASI)
Vie, 2010-08-13 23:21
Imagen de Miguel Galvis

Luego de 8 años de polarización, desinstitucionalización, persecución y hostigamiento ilegal de los opositores internos y externos, la cancillería vuelve a tomar las riendas de las relaciones exteriores enmarcándolas en un plan estratégico que prioriza los intereses económicos, culturales y sociales de los colombianos. Creo que el Presidente Santos y la Canciller María Ángela Holguín, restablecerán plenamente, mantendrán y vigorizarán las relaciones con los países vecinos, los EUA y la UE.

El ex-presidente Álvaro Uribe convirtió la acción diplomática en un aparato de propaganda antiterrorista en todo el mundo, y estigmatizó a los sindicalistas, los periodistas y magistrados independientes, así como a los líderes de la oposición, acusándolos ante el mundo de idiotas útiles de las FARC. Igual intentó con los Presidentes Chávez, Correa, Morales y Lula da Silva.

El gobierno que terminó será recordado como el del peor manejo de las relaciones exteriores de Colombia en su historia republ

Carlos A. Velásquez R
Coronel (r) del Ejército y profesor, Universidad de la Sabana
Jue, 2010-08-12 10:17
Imagen de Carlos A. Velásquez R

Si, como quedó claro el martes, los dos gobiernos retoman la ruta de la diplomacia, las relaciones se pueden mantener al estilo "guerra fría".
En la medida en que se conforme la institucionalidad complementaria anunciada con las cinco comisiones, en esa misma medida las relaciones fluirán bajo el criterio del mutuo respeto.
En la medida en que los periodistas de ambos lados de la frontera cubran los acontecimientos contextualizándolos y mirando más los efectos sobre las poblaciones fronterizas, que a si ganó o perdió Chávez o Santos, en esa misma medida avanzarán las relaciones.
En la medida en que los gobiernos - a través de sus ministros de relaciones exteriores y previa verificación meticulosa de la información-, expresen sus posturas sin ocultar verdades incómodas pero sin herir a las personas, en esa misma medida las relaciones se mantendrán aunque se enfríen en períodos de tensión.

Isabel Londoño
Directora ejecutiva, Fundación Mujeres por Colombia
Mié, 2010-08-11 21:04
Imagen de Isabel Londoño

Siete comentarios, cinco de mujeres. Celebro la diversidad de la Silla Vacia, y la forma como suave pero firmemente ha ido creando un espacio de bienvenida a las mujeres comentaristas, tanto politicas como de otras areas.
No me gustan las preguntas capciosas, aquellas que tienen encerrado un venenito, una sugerencia..." Cuanto durara la reconciliacion con Chavez" en mi concepto, denota la expectativa de que es temporal, que no sera duradera. Me habria gustado mas una pregunta como "Cuales son las expectativas puestas sobre la reconciliacion con Chavez?" o algo asi.
Las relaciones entre Colombia y Venezuela son como las de una pareja que se aman profundamente, pero que tienen varias diferencias irreconcilables. Un dia aprenden a vivir el amor como toca, reconociendo que los conflictos surgiran, seran experimentados a fondo y la relacion continuara porque han desarrollado mecanismos de manejarlos que protegen el amor que se tienen.
Asi tocara con la vecina amada, Venezuela.

Ángela Robledo
Representante a la Cámara, Alianza Verde
Mié, 2010-08-11 17:27
Imagen de Ángela Robledo

En política una semana es una eternidad. Y en ninguna parte parece ser esto más cierto que en Colombia. Bastaron pocas horas para solucionar las diferencias entre Colombia y Venezuela, que hace unas semanas parecían acercarse al abismo de una confrontación armada. Las lecciones del pasado enseñan que habrá lugar a nuevos desencuentros. Los procesos políticos de nuestros países han avanzado por sendas divergentes. Y han abundado las suspicacias sobre las intenciones de gobiernos ubicados en orillas ideológicas opuestas.

Esto no significa que no haya lugar al optimismo. La Paz y la cooperación entre Naciones son posibles y a ello le apuntamos los Verdes. Una política de Estado, y no de gobierno, basada en el respeto al Derecho Internacional, garantizará que las diferencias sean tramitadas por la vía del diálogo. Así lo propuso Mockus, con muy poca comprensión por parte de la ciudadanía. Y así parece entenderlo, con pragmatismo, el gobierno Santos.

Mié, 2010-08-11 16:48
Imagen de Ricardo Santamaría

En política, Juan Manuel Santos es pragmático. Está orientado a resultados. Y lo que está ocurriendo con Venezuela y Chávez no puede ser mejor: pagarán la deuda a los empresarios colombianos (cerca de 800 millones de dólares); se normalizarán las exportaciones a ese país; habrá comisiones conjuntas para trabajar temas de seguridad; Chávez dijo que ni apoya a las FARC ni alberga a sus jefes, que no comparte la lucha armada y que respeta el acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos. ¿Malo? Al contrario: todo bueno. ¿Mejor lo que teníamos antes? Por supuesto que no.

Igualmente significativo el compromiso mutuo de privilegiar la diplomacia y no el mocrófono. Las diferencias ideológicas con Chavez seguirán, pero se trata de manejar en beneficio de ambas naciones nuestra vecididad.

En esto Chavez también es pragmático. Tiene elecciones legislativas y presidenciales por delante y no puede jugar con fuego: nadie quiere a las FARC en Venezuela; quieren nuestros productos.

Alexandra Moreno P.
Senadora, Movimiento MIRA
Mié, 2010-08-11 12:34
Imagen de Alexandra Moreno P.

Sin duda, el nuevo ciclo en las relaciones binacionales ha dado un giro importante para recobrar la confianza entre las dos naciones. Vaticinar un nuevo rompimiento sería traído de los cabellos e irresponsable. Lo verdaderamente importante es que la amistad renovada entre Colombia y Venezuela por los presidentes Chávez y Santos debe ir acompañada del mejor clima de negocios. Habrá que darle un compás de espera para que las comisiones conformadas para dirimir los principales puntos de la agenda de la “Quinta de San Pedro Alejandrino”, comiencen ha arrojar resultados. Pretender ponerle un tiempo limite para caer en una nueva crisis, es querer jugar al vidente sin la bola de cristal, cuando está de por medio los acuerdos comerciales, la seguridad fronteriza y la ejecución de varios proyectos de infraestructura relevantes para la vida de colombianos y venezolanos. Parece ser que los dos presidentes así lo entienden...

Marcela Prieto
Directora ejecutiva, Instituto de Ciencia Política
Mié, 2010-08-11 12:09
Imagen de Marcela Prieto

Creo que durará el tiempo que Chaves quiera y dependerá de que dicho diálogo se maneje bajo códigos de conducta propios de una guerra fría. Es decir, con pragmatismo, sigilo y canales directos de comunicación, para no perderse en el camino. Creo que existe una genuina voluntad del gobierno Santos de restablecer todos los canales de comunicación posibles, siempre y cuando éstos sean institucionales y legítimos. Pues Santos sí tiene un pleno conocimiento de las complejidades y las sutilezas de los instrumentos diplomáticos de comunicación. No es así en el caso de Chávez. Por el contrario, él es un líder que se caracteriza y además gana réditos por utilizar mecanismos no institucionales de interlocución, más aún si se tiene rabo de paja. La presencia de campamentos guerrilleros en territorio venezolano es una realidad, así las cosas habrá que ver cómo juegan ese póquer dado que las cartas están sobre la mesa y los contendores están frente a frente.

Claudia López
Senadora electa, Alianza Verde
Mié, 2010-08-11 10:49
Imagen de Claudia López

Santos y Chávez saben que haber extremado la tensión fue costoso para ambos países. Se necesitó un cambio de gobierno para volver a empezar; eso en Colombia tarda 4 u 8 años y en Venezuela ni siquiera se sabe.
Este “nuevo amanecer” tiene chance de durar si:
1. Colombia se enfoca en la defensa de sus intereses estratégicos y deja que los americanos se ocupen de los suyos y la oposición venezolana de los propios
2. Santos dejó claro que la política de paz con las guerrillas la definirá él y no podrán intervenir ni Chávez ni Unasur ni Piedad
3. Colombia cumple la promesa de no servir de base a los americanos y la oposición Venezolana para tratar de tumbar a Chávez
4. Venezuela cumple la promesa de no servir de santuario a los jefes de la guerrilla para que compren armas y planeen atentados contra Colombia
5.Venezuela paga las deudas a los exportadores y elimina el bloqueo comercial por motivaciones políticas
6. Ambos dejan de hacer política a punta de antichavismo o antiuribismo

Sandra Borda
Profesora de ciencia política, Universidad de los Andes
Mié, 2010-08-11 10:40
Imagen de Sandra Borda

El resultado de la reunión de Santa Marta puede ser una demostración de que en relaciones internacionales la forma y no solo el contenido es importante. Si el futuro de las relaciones binacionales mejora de aquí en adelante, será entonces evidente que es posible implementar los lineamientos de la política de la seguridad democrática--con todo y sus implicaciones regionales e internacionales--sin causar tanto estrago en la política exterior del país. La tesis de que un compromiso serio con la derrota militar de la guerrilla en Colombia tenía que necesaria e inevitablemente pasar por una relación conflictiva con Venezuela y un relativo aislamiento de la región, puede venirse abajo en el futuro próximo. La nueva administración Santos tiene en sus manos la oportunidad de demostrar que cuando se trata de conseguir la cooperación de los vecinos, los canales diplomáticos tradicionales y la discreción pueden resultar más efectivos que los insultos y las denuncias públicas.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: