Menú principal

Miércoles Octubre 01, 2014

Lunes, Agosto 5, 2013 - 10:15

¿Deberían las Farc tener curules en el Congreso si firman la paz?

Este fin de semana, 'Iván Márquez' reiteró la propuesta de que a las Farc se les entregue curules directas -y por un período- al Congreso en caso de firmar la paz, como se ha hecho en otros países. Y además que se les garantice temporalmente algún tipo de presencia en asambleas departamentales y concejos municipales, como parte del punto sobre participación política que se está negociando en La Habana. ¿Si firman la paz, cree que las Farc deberían tener curules?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Carlos Gaviria
Ex magistrado de la Corte Constitucional y ex candidato presidencial, Polo Democrático
Vie, 2013-08-09 12:12
Imagen de Carlos Gaviria

Sí. Hay que entender que hay que hacer muchos esfuerzos. Mejor tenerlos en el Congreso que en el monte.

Miguel Galvis
Veedor Nacional del Partido Alianza Social Independiente (ASI)
Jue, 2013-08-08 19:43
Imagen de Miguel Galvis

Sí creo que deben tener curules directas: no hay tiempo, ni condiciones, para que las Farc negocien la paz con el gobierno y hagan campaña política de manera simultánea. Por esa razón se hace conveniente que tengan presencia en el Congreso (2014-2018), que será el encargado de institucionalizar los Acuerdos de La Habana.

Esa participación directa no es un premio, es un acto de inclusión política. No puede pensarse que las Farc dejan las armas y no tengan voz en el Congreso de la República. Por una sola vez, hasta el 10 por ciento del Senado y 10 por ciento de la Cámara quedaría en igualdad numérica con el proyecto del ex presidente Uribe.

Hoy no hay garantías para la oposición institucional. ¿Cómo darle garantías a las Farc, cuando la política está secustrada por los carruseles de los contratistas y los financiadores privados?

Ramón Fayad
Investigador, educador y ex rector de la Universidad Nacional
Jue, 2013-08-08 16:28
Imagen de Ramón Fayad

De facto, sólo por firmar el acuerdo de paz, no deben tener curules.

Ahora, sí deben poder participar sometiéndose a todas las reglas de juego como los demás ciudadanos. Deben hacer sus propuestas y que voten por ellos, someterse al debate.

Héctor Helí Rojas
Ex congresista, Partido Liberal
Jue, 2013-08-08 11:16
Imagen de Héctor Helí Rojas

Como referencia y llamado a quienes son tan radicales y se oponen a estos temas, me permito citar el Artículo Transitorio 12 de nuestra Constitución, aprobado por la Asamblea Constituyente de 1991:

“Con el fin de facilitar la reincorporación a la vida civil de los guerrilleros que se encuentren vinculados decididamente a un proceso de paz bajo la dirección del gobierno, este podrá establecer, por una sola vez, circunscripciones especiales de paz para las elecciones a corporaciones públicas que tendrán lugar el 27 de octubre de 1991, o nombrar directamente por una sola vez, un número plural de congresistas en cada cámara en representación de los mencionados grupos en proceso de paz y de desmovilizados.

El número será establecido por el gobierno nacional, según valoración que haga de las circunstancias y del avance del proceso. Los nombres de los senadores y representantes a que se refiere este artículo serán convenidos entre el gobierno y los grupos"...

Isabel Londoño
Directora ejecutiva, Fundación Mujeres por Colombia
Mié, 2013-08-07 11:45
Imagen de Isabel Londoño

Yo quiero llegar al Congreso y lo he intentado infructuosamente ya dos veces (Cámara Valle 2002 y Bogotá 2010). Sé que es muy difícil lograr ser elegido(a) para el Congreso, requiere mucho trabajo, buen mensaje, inversión financiera, apoyos políticos, inversión de tiempo, sacrificios (ni un contrato con el estado desde muchos meses antes)...

Y creo que debe ser así porque eso pone a prueba el compromiso de las personas que aspiramos a representar a un grupo de ciudadanos en el Congreso. Me da duro pensar que a los representantes de las Farc les asignen un número de sillas como resultado de esta negociación, sin tener que hacer el proceso.

Sin embargo, estoy dispuesta a aceptarlo si ese es uno de los costos de recuperar la paz en mi país. Solo me gustaría que paralelamente el Gobierno creara algunas condiciones que permitieran a personas como yo, y tantas otras con ganas de aportar, de poder participar en las elecciones con algún chance.

M.A. Bastenier
Periodista de El País (España)
Mié, 2013-08-07 10:51
Imagen de M.A. Bastenier

Me parece extraño que en las conversaciones secretas preliminares Santos no se cerciorara de que las Farc no pidieran curules y todo tipo de concesiones materiales, porque son inaceptables para la inmensa mayoría de los colombianos, aparte de un regalo para el uribismo.

Si, de otro lado, son exigencias tácticas para renunciar a ellas cuando llegue el momento y mostrar así a la opinión lo generosa que es la guerrilla, es una tontería y una pérdida de tiempo.

Sergio Jaramillo acaba de declararme -aparece en EL PAÍS hoy- que está convencido de que se firmará este año y el tiempo corre. La paciencia de los colombianos no es eterna y cada día oigo más críticas al proceso de paz.

Álvaro Jiménez
Coordinador, Campaña Colombiana contra Minas
Mar, 2013-08-06 17:37
Imagen de Álvaro Jiménez

Desde luego que bienvenidos una vez firmados los acuerdos y consigan los votos.

Luis Fernando Medina
Investigador, Fundación Juan March (España)
Mar, 2013-08-06 08:36
Imagen de Luis Fernando Medina

Vista en forma desapasionada es una propuesta para estudiar. Por supuesto, sería absurdo concederle a las Farc curules a perpetuidad y sin haber llegado a un acuerdo sobre desmovilización. Pero en el marco de un acuerdo de paz no veo por qué no se puede pensar en darles algunas curules directas durante una legislatura, mientras se terminan de refinar los detalles de su eventual participación electoral.

Si la democracia colombiana ha aguantado mal que bien la llegada al Congreso de decenas de parapolíticos, narcopolíticos y otras lindezas, con seguridad también va a aguantar unas cinco curules (por poner un número) para las Farc durante cuatro años, máxime si con esto se consolida el proceso de negociación. Sería una buena forma de darle a los sectores "blandos" de las Farc una concesión para que puedan mostrarle a los "duros" que por la vía del diálogo se están logrando más cosas en dos años que lo que se ha logrado -y logrará- por las armas en varias décadas.

Alfredo Ramos Maya
Abogado y candidado al Senado del Uribe Centro Democrático
Lun, 2013-08-05 17:33
Imagen de Alfredo Ramos Maya

Bienvenidos los integrantes de grupos al margen de la Ley al Congreso. Eso sí, un par de observaciones importantes: por un lado, que sea en igualdad de condiciones a los demás ciudadanos, pasando el umbral y con el control absoluto del voto democrático. Cupos exclusivos para estos integrantes no se compadecen con una Democracia moderna.

De otro lado, los candidatos que presenten esos grupos tienen que tener una característica especial igual a la que tienen los demás ciudadanos, consagrada en el artículo 179 de la Constitución que prohíbe que sean congresistas quienes hayan sido condenados por sentencia judicial a pena privativa de la libertad, excepto por delitos políticos o culposos.

Esto quiere decir que quienes hayan cometido delitos, y en especial, de lesa humanidad jamás podrán pretender ser congresistas. Cumplidos esos dos requisitos, iguales a los de cualquier ciudadano de bien, bienvenidos a la vida pública.

Jaime Castro
Ex alcalde de Bogotá, ex congresista y ex constituyente
Lun, 2013-08-05 17:27
Imagen de Jaime Castro

Curules a las Farc pero por una sola vez y siempre que se desmovilicen, entreguen las armas y renuncien al secuestro, la extorsión y el narcotráfico.

Lo otro sería convertir en parto de los montes las conversaciones de La Habana.

Marcela Prieto
Directora ejecutiva, Instituto de Ciencia Política
Lun, 2013-08-05 12:38
Imagen de Marcela Prieto

¡Por supuesto que no! Una razón básica de incluir el punto sobre participación política en La Habana era establecer la forma en que eventuales ex militantes de las Farc podrían hacerlo en la legalidad. Esa sería en sí misma una concesión de gran envergadura, que debe estar ligada al tercer punto sobre justicia transicional. No es menor la claridad sobre quiénes podrán participar en política y cuándo.

Las Farc, debilitadas militar y políticamente, saben que tienen un camino tortuoso si se someten al escrutinio electoral. Es el mínimo precio que deben pagar por sus acciones. Ahora, en vez de aprovechar la oportunidad de partir de cero y buscar un respaldo conquistando los votos en las comunidades que dicen representar, que pidan curules fijas resulta insultante. Deben ganarse el apoyo popular a partir de un trabajo político honesto y no de bala o privilegios que otras minorías políticas no tienen. Ganar votos no es fácil y menos si se hace honestamente.

Andrés Julián Rendón
Ex Secretario de Gobierno de Antioquia
Lun, 2013-08-05 10:55
Imagen de Andrés Julián Rendón

A todo esto se ha llegado sin necesidad, sólo por el afán vanidoso del Presidente Santos. Si éste hubiese continuado con la determinación del gobierno anterior, las Farc hoy serían una agrupación terrorista menor en número que el Eln. En este escenario, lo único que habría para negociar con ellos sería la fecha, las condiciones de entrega y los años de cárcel a pagar.

Como Santos cambió el rumbo, hoy terroristas fungen como salvadores del campo cuando han sido sus principales verdugos; como reformadores políticos, cuando han amenazado la democracia durante 50 años.

Las curules a las Corporaciones Públicas (Congreso, Asambleas y Concejos) y el poder en general, se gana con votos, no con balas. Si las Farc hacen la paz, pagan cárcel y piden perdón, los que no hayan cometido delitos de lesa humanidad podrán buscar votos y que decidan los Colombianos sin la amenaza de los fusiles.

Por una Paz duradera, sin engendrar nueva violencia, NO a curules para Farc.

Rafael Guarín
Ex viceministro de Defensa
Lun, 2013-08-05 10:48
Imagen de Rafael Guarín

La cuestión no es de "firmar la paz" para que participen en política, sino de varias condiciones:

1. Que se produzca su desmovilización total y su desarme absoluto, que incluye a los cerca de 20.000 integrantes que actualmente tienen entre encuadrillados y milicianos, ambos con entrenamiento, jerarquía y organización militar.

2. Que los responsables de graves violaciones a los derechos humanos, infracciones al DIH, crímenes de lesa humanidad, guerra, genocidio, delitos transnacionales y actos de terrorismo no pueden tener derecho a ser elegidos ni a ser servidores públicos.

3. Respeto por los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación.

Con base en esas condiciones es posible pensar que los restantes miembros de las disueltas Farc puedan organizar un partido político y participar en el Congreso.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: