Publicidad
Publicidad

Menú principal

Jueves Diciembre 18, 2014
Por: Olga Lucía Lozano, Vie, 2013-03-01 15:14
Carrera diplomática a la colombiana

No  sabemos si como parte de las pruebas que los diplomáticos colombianos deben pasar para avanzar en el mundo de las embajadas y consulados está la de alcoholemia, pero por lo ocurrido en diversas ocasiones con funcionarios en el universo diplomático creemos que no.

Desde hace décadas, la historia nacional se nutre de anécdotas sobre escándalos, orinadas y cruce de fronteras una vez que el alcohol o el ánimo rumbero se apoderan de quienes nos representan en el mundo. Luego de los recientes hechos en Estados Unidos con una diplomática colombiana que terminó esposada por la Policía, La Butaca recopiló algunas de esas escenas en que los brindis terminan poseyendo el ánimo diplomático.

De brindis, taxis y pagos

Hasta hace una semana, pocos colombianos sabían quién era Ángela María Rico, pero bastó que la policía estadounidense la esposara y detuviera por 24 horas para que muchos nos enteráramos de su existencia. Rico resultó ser una recomendada del Partido Verde que desde hace apenas tres meses ocupa un cargo diplomático en ese país. Y su detención no tuvo que ver con ningún asunto político, sino con temas mucho más profanos: el emborracharse cual turista en carnaval y encima, pelearse con un taxista por el precio de la carrera.

El asunto es que esta embriagante historia no culminó con la pelea con el taxista, pues ante la "agresividad" de nuestra diplomática el afectado terminó llamando a la policía y Rico, a su vez, aparentemente agrediendo a un oficial en Washington.

Así las cosas, ahora la abogada colombiana de 34 años, que se desempeña como segunda secretaria de relaciones exteriores adscrita al Consulado de Colombia en Washington, enfrenta una investigación policial por lo ocurrido tras, lo que han descrito algunos medios, como una noche de muchas copas y el uso de "léxico vulgar". Lo que en colombiano querría decir, que se emborrachó hasta el límite y agarró a madrazos al taxista e inferimos que también a los oficiales que llegaron al lugar.

 

A exhibir y orinar

Las historias sobre Luis Avelino Pérez, político colombiano y padre de Luis Eladio Pérez, son diversas, pero muchas de ellas irrastreables en los archivos existentes. Sin embargo, se pueden rescatar al menos dos perlas del hombre que fuera representante diplomático en Uruguay hace ya algunas décadas.

Además de tener fama de exhibir su miembro viril en algunas parrandas y reuniones, como ocurrió en el Club Colombia de Pasto y luego, ya en su papel de diplomático, frente a la sede de la Embajada de Colombia en Uruguay, parece que gozaba también con orinar en los lugares más inesperados.

Quizás por ello, la anécdota más famosa sobre su gestión diplomática, se inspiró en una de sus actividades pos-parranderas en Montevideo, cuando no tuvo problema en orinarse en las escaleras alfombradas de la sede diplomática de Colombia en esa ciudad. Bueno, no sabemos si con el paso de los años, Pérez logró solucionar sus problemas de tragos, incontinencia y exhibicionismo, pero con sus acciones dejó un estándar bien alto para otros diplomáticos del licor.

 

De amores difíciles

En 1991, el entonces Cónsul de Colombia en Montreal, Canadá, tuvo que enfrentar líos con las autoridades de ese país. En el caso de Germán Charry, el asunto no tuvo que ver con tragos, sino con asuntos vinculados con el plano amoroso.

Olga Lucía Chávez, quien era su esposa en ese momento, no solo denunció a Charry por agresión física, sino porque éste se negaba a devolverle el pasaporte para regresar a Colombia con su hija de dos años.

Ante semejante escándalo, Charry aceptó que no quería que su hija regresara y que tenía serios problemas con su pareja, pero negó haberla golpeado. Además insistió en que la abogada Sylvie Schirm, apoderada de su esposa en el caso, montó una campaña de desprestigio en su contra, dados sus claros sentimientos "anticolombianos".

No sabemos si finalmente Charry pudo arreglar sus problemas familiares y sentimentales, ni tampoco entender eso de los sentimientos anticolombianos como motivación para denunciarlo, pero al menos sus cuitas de amor y sus enredos quedaron registrados como parte de uno de los capítulos más memorables de los descaches diplomáticos.

 

La banda más animada

Aunque no podemos dar fe sobre la identidad del involucrado, pues las autoridades de Bolivia no lo revelaron, suponemos que en un acto de diplomacia, en mayo de 2001, la Policía de ese país encontró a un diplomático colombiano departiendo alegremente en una fiesta en la que se reunían miembros de una banda de delincuentes comunes en ese país.

Según informaron las autoridades, en el jolgorio no solo se encontraba el funcionario colombiano, sino el agregado policial de la embajada de Perú, mayor Martín Morales Gallo, y otro funcionario peruano. Si bien no sabemos por qué terminaron en ese tipo de parranda y siendo detenidos por la Policía, habría que decir que algunos diplomáticos parecen no tener freno cuando los posee el espíritu rumbero.

Al final, algunas agencias terminaron ofreciendo un posible nombre del implicado: Israel Sánchez. Sin embargo nos fue imposible verificar si fue él realmente el gozón diplomático de la "banda".

 

Las divas y su ropa (o la falta de ella)

Hay dos eventos inolvidables para los que tienen memoria diplomática y que involucran a nuestras divas, convertidas fugazmente en agregadas culturales en nuestras embajadas. El primero es el de la entonces famosa cantante y actriz Lyda Zamora, agregada cultural en Alemania a finales de los años setenta. Zamora sorprendió a sus aburridos colegas diplomáticos apareciendo desnuda en la famosa revista Stern. El gesto le valió el puesto pues el adusto embajador Jaime Jaramillo Uribe no consideró que esa era la forma más apropiada de exhibir la belleza colombiana. Unos años más tardes, el otro despliegue de demasiada piel, vino por el lado de la exreina de belleza Nini Johana Soto.  Resulta que nuestra agregada cultural decidió asistir al legendario Baile de la Reina vestida con un traje straples. En su tierra este diseño la habían catapultado a todas las revistas de farándula pero en este evento con la Reina de Inglaterra desentonó, por decir lo menos. Sobre todo porque es costumbre que a este baile asistan las ladies con los trajes de sus tatatarabuelas, entre más viejos mejor, para mostrar su abolengo. Hay otra anécdota que no involucra una diva ni tampoco falta de ropa. Más bien exceso. Se trata del 'tuerto Figueroa', un santandereano fue agregado en Francia cuando Mario Laserna era embajador. Él quería representar lo mejor de su patria y acudía a todas las recepciones de ruana.

 

No hay muro que no se pueda derribar

Cuando la Cortina de Hierro aún existía y era infranqueable, uno de nuestros valientes embajadores consideró que no lo era para él. Por lo menos no cuando estaba con tragos. Nuestro embajador en Alemania Oriental Carlos Holmes Trujillo, papá del actual precandidato presidencial uribista, un poco alicorado, decidió él mismo cruzar el muro. Según cuenta el diario La Vanguardia de Barcelona, "Holmes Trujillo chocó contra una motocicleta y un coche y trató de huir por el muro, cuando fue detenido por la policía de Berlín Oriental". Duró detenido dos horas, pero se ganó el título de visionario, pues unas décadas después, el muro se derribó.

 

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-03-02 05:16
Estos son casos pintorescos. Yendo a los mas serio y al día a día en nuestras Embajadas y Consulados nos topamos con incompetencia, mala atención y poca gestión en prol de los colombianos en el país que están instalados. Como yo digo: Colombia no es un Estado, el colombiano es ciudadano en y de nada.
Vie, 2013-03-01 23:19
Diplomáticos colombianos a la carrera. Por qué no publican un roscograma de nuestro servicio diplomático?
Sáb, 2013-03-02 09:58
Seria mejor todavía, un cuadro de periodistas de la puerta giratoria, que han mutado en cualquier orden: de políticos, a lobistas, a diplomaticos, a relacionistas publicos, al sector privado, a la burocracia y al periodismo. Ej: Maria Isabel Rueda, Mauricio Vargas, Felipe Zuleta, M. Jimena Duzan, etc.
Sáb, 2013-03-02 07:29
Eso ya fue llevado a cabo por este medio: Perfil del Roscograma Diplomático de Santos: http://www.lasillavacia.com/historia/perfil-del-roscograma-diplomatico-de-santos-34110 Sin criticar, hicieron falta muchos de los elementos de ese roscograma. Hay que tenerlo en cuenta si se reconoce que más del 80% de los cargos diplomáticos son a base de clientelismo.
Sáb, 2013-03-02 05:11
Uy, un roscograma seria buenísimo!! Ojala y se le apunten así sea a los de rango mas alto. Estoy casi seguro que sería una tarea grande si incluyen todos, ya que la mayoría deben ser recomendados.
Vie, 2013-03-01 23:11
Ay país. Creo que no muchas cosas han cambiado. ¿Qué se puede decir sobre las acciones que llevaron a cabo en Sudáfrica personajes como Moreno de Caro o Edgar Perea, o que Claudia Rodríguez de Castellanos se hubiera dedicado más a expandir su iglesia que a ejercer funciones diplomáticas? Creo que la lista en general es larga y las anécdotas diplomáticas colombianas seguirán por mucho tiempo.
Vie, 2013-03-01 16:58
¡Y pensar que esto han sido cosas, a pesar de lo hilarantes, de cada día de la "carrera diplomática en Colombia". Con razón y pasa todo lo que pasa! ¡Vergonzante!
Añadir nuevo comentario