Por Tatiana Duque | Jineth Prieto · 15 de Agosto de 2017

3879

1

La puja en medios que hoy tienen el director de Cambio Radical, Jorge Enrique Vélez, y Juana Bazán, la designada superintendente de Notariado y Registro, por su nombramiento, es la punta del iceberg de una pelea interna que terminó fracturando a la bancada de Senado.

La pelea se cuajó así.

El secretario General de Presidencia, Alfonso Prada, le pidió a esa bancada buscar un nombre para reemplazar a Vélez en la Superintendencia. Eso creó un tire y afloje entre los senadores, que se decantó en tres postulados.

La primera fue la Bazán quien, como contó La Silla, fue presentada por el santandereano Bernabé Celis; el segundo fue el del exsecretario de Transparencia de Presidencia, Rafael Merchán, quien, según tres fuentes de adentro del Partido, tenía el apoyo de Carlos Fernando Galán (aunque el Senador nos negó esta versión); y por último se habló de Jairo Mesa, quien hace seis meses está como encargado de la Supernotariado y es cercano a Vélez.

 

Según dos fuentes de adentro del partido, el candidato presidencial y ex vicepresidente Germán Vargas Lleras le pidió a la bancada “mantener las cosas como están” y con eso le dio un guiño a Mesa, quien está encargado de la Superintendencia desde que su ex jefe se fue a dirigir el partido en marzo. En esa línea se quedaron Daira Galvis, Rosmery Martínez y Germán Varón, quienes empezaron a pujar a favor de ese candidato en el Palacio.

Sin embargo, y contrario a lo que suele suceder cuando Vargas Lleras envía un mensaje dentro de su partido, en paralelo Celis empezó a moverse entre la bancada. Al final sumó a Carlos Motoa, Antonio Guerra y Juan Carlos Restrepo, un apoyo mayor que los de Merchán o Mesa (el senador Arturo Char se marginó del debate, quizás porque su grupo ya tiene el Ministerio de Vivienda y el Icbf).

Ninguna de las siete fuentes con las que hablamos le supo dar a La Silla las explicaciones sobre la desobediencia; sin embargo, lo que para todos es claro es que el lobby le sirvió.

Sin embargo, según tres fuentes (dos congresistas y un militante del partido que se mueve en las altas esferas de poder del vargallerismo), pudo ayudar que Prada envió el mensaje de que quería una mujer, y solo Bazán cumplía con ese requisito y el perfil.

“Al final, Palacio decide por Juana Bazán, porque Prada vio que tenía las mayorías dentro de la bancada”, nos dijo una de esas fuentes. La misma versión la dieron las otras dos fuentes.

Pero la puja no ha terminado. Vargas nunca le dio el guiño a Bazán, el director de su partido la desconoció públicamente y el candidato no ha salido a defenderla.

Aunque esta mañana Bazán dijo en varias emisoras que no veía inhabilidades para posesionarse a pesar de la polémica que reveló el Espectador, en el Ministerio de Justicia le solicitaron al Superintendente encargado que se quede un tiempo más mientras la controversia se resuelve y la Presidencia define si mantiene el nombramiento.

Comentarios (1)

927geo

15 de Agosto

0 Seguidores

Y el escándalo de los lotes? según las historias esta señora vendió un lote (destinado a los campesinos) a un comerciante que luego se la ven...+ ver más

Y el escándalo de los lotes? según las historias esta señora vendió un lote (destinado a los campesinos) a un comerciante que luego se la vendió a ella y posteriormente se lo vendió a una empresa ganandose el doble de lo que pagó. Y aquí (el gobierno) no investigan, no pasa nada y todo el tema le toca a los periodistas.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia