Por Tatiana Duque · 09 de Octubre de 2017

2561

0

 

En las próximas horas las comisiones primeras del Senado y la Cámara deben votar definitivamente la reglamentación de la Justicia Especial para la Paz (JEP), que es la ley más importante para implementar el Acuerdo con las Farc. Y para el Gobierno, es clave lograr el quórum un lunes por la tarde, cuando nunca suele sesionar el Congreso.

Por eso, y para evitar que el paro en Avianca sea una excusa de los congresistas de las regiones para no ir (como ocurrió hace dos semanas en la Cámara), desde el viernes el ministro de Interior, Guillermo Rivera, les ofreció un vuelo de la fuerza aérea para que lleguen a Bogotá a tiempo.

Finalmente solo dos de los 54 miembros de las comisiones primeras respondieron (el representante liberal Harry González del Meta y el vargasllerista Carlos Abraham Jiménez del Valle), y el resto le respondió que llegaría por sus propios medios, o sea que ya tenían vuelos confirmados o que estaban en Bogotá.

Así las cosas hoy, al menos por vuelos, no habría excusa para faltar a la sesión. Pero con la oferta el Gobierno dejó ver su afán y quizás los congresistas decidan es hacer su propia avionada, como la semana pasada cuando finalmente algunos no votaron para presionar por puestos.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia