Por Rodrigo Uprimny · 06 de Diciembre de 2015

21038

28

Columna de Rodrigo Uprimny, Investigador de Dejusticia y profesor de la Universidad Nacional

El proyecto del llamado “plebiscito por la paz” ha sido atacado por diversos analistas como Jaime Castro, Carlos Holmes o Maria Isabel Rueda,  quienes consideran que esta reforma es inconstitucional y antidemocrática, pues sería un instrumento ad hoc, amañado y hechizo, que buscaría forzar la aprobación ciudadana del posible acuerdo de paz.

En particular han criticado que el proyecto modifique el umbral a sólo 13%, con lo cual poco más de 4 millones de los 33 millones que integran el censo electoral podrían imponer su visión de la paz al resto de colombianos. La decisión de toda Colombia quedaría en manos de una minoría, lo cual sería antidemocrático,

Estas objeciones se basan en una preocupación importante, a saber, que un acuerdo de paz, para que sea sostenible, no puede ser una imposición de una minoría sino que debe lograr un amplio respaldo ciudadano. Yo comparto esa preocupación.

En una entrevista hace algunos meses, sostuve que no hay fórmula jurídica que nos releve a quienes apoyamos la salida negociada al conflicto armado de la tarea democrática de construir el máximo apoyo político a favor de la paz. La paz, para que sea realmente sostenible y pacificadora, tiene que ganarse en la discusión política y democrática y no por medio de una leguleyada.

A pesar de lo anterior, considero que las críticas al cambio de la fórmula del umbral son equivocadas, como intentaré mostrarlo.

El artículo 2 del proyecto de ley estatutaria del plebiscito para la paz establece que el acuerdo de paz se entenderá aprobado por la ciudadanía “en caso de que la votación por el sí obtenga una cantidad de votos mayor al 13% del censo electoral vigente y supere los votos depositados por el no”. Esta norma modifica entonces las reglas que actualmente existen respecto del umbral frente a los plebiscitos, las consultas populares o los referendos, tanto en la Constitución como en la ley estatutaria de mecanismos de participación.

Los críticos consideran que esa modificación es inaceptable pues i) otorgaría a las minorías la posibilidad de imponer el acuerdo de paz, ii) reduciría radicalmente el umbral frente a lo previsto en otros instrumentos como plebiscitos, consultas o referendos constitucionales, y iii) establecería, sin justificación clara, un porcentaje de 13% del censo electoral, que por eso resultaría arbitrario y amañado. Esas críticas suenan a primera vista pero en realidad carecen de sustento, como procederé a mostrarlo.

La aprobación del acuerdo de paz requiere que la mayoría de quienes participen en el plebiscito vote a su favor. Por consiguiente, si la mayoría de los colombianos está en contra del acuerdo, la minoría no puede imponerles su aprobación, siempre y cuando esa mayoría vote. En efecto, si esa mayoría vota en el plebiscito en contra del acuerdo, éste se entenderá rechazado y no podrá ser implementado. La modificación del umbral en el plebiscito para la paz no afecta para nada esta regla, por lo cual la decisión final sigue en la mayoría de los colombianos. Basta que participen.

Precisamente en relación con la magnitud de la participación es que entra el tema del umbral, que procedo a examinar más detalladamente pues tiene algunos elementos técnicos que han generado cierta confusión.

El efecto jurídico de un umbral es el siguiente: para la aprobación de un referendo, una consulta popular o un plebiscito no basta con que la mayoría de los participantes vote a favor (como sucedería si no hubiera umbral) sino que es necesario otro requisito: que la votación supere cierto porcentaje del censo electoral.

La previsión de un umbral es una medida sana para evitar que una minoría movilizada pueda imponer cambios por vía de democracia directa frente a una mayoría de ciudadanos apáticos, como lo han señalado varios estudios comparados, como los de Qvortrup. Ahora bien, el problema es que existen dos tipos de umbrales para los referendos y otras formas de democracia directa y que, como lo han mostrado varios autores, como Luis Aguiar y Pedro Magalhaes en su artículo publicado en 2010 en la revista Public Choice, sus efectos son a veces contraintuitivos.

Existen de un lado los umbrales de participación (UP) en los cuales se contabiliza la participación total pues se exige que el número de votantes supere un porcentaje del electorado. Por ejemplo, en Italia, un referendo para ser aprobado requiere no sólo que la mayoría de los votantes vote a su favor sino además que el número total de votantes supere el 50% del censo electoral.

De otro lado, existen los umbrales de aprobación (UA) en donde se contabilizan únicamente los votos favorables pues se exige que estos superen un porcentaje del censo electoral. Por ejemplo en Dinamarca, un referendo constitucional, para ser aprobado, requiere no sólo que la mayoría de los votantes vote a su favor sino además que el número total de los votos a favor (no de votos totales) supere el 40% del censo electoral.

El punto central, como lo desarrollé en dos columnas anteriores en El Espectador (del 11 y del 18 de abril de este año), es que los UP paradójicamente estimulan la no participación, esto es, la abstención, pues los opositores de un referendo pueden preferir no participar que votar en contra, con la esperanza de que el referendo, la consulta o el plebiscito se hundan por no haber alcanzado el umbral. Eso sucede especialmente si hay razones para que los votantes piensen que la mayoría está a favor del cambio propuesto pero que hay la posibilidad de que no se alcance el umbral.

Un ejemplo elemental muestra eso: supongamos un referendo en donde hay 10 votantes y 4 apoyan el referendo, 2 están en contra y 4 son indiferentes y no van a votar. Supongamos que el UP es del 50%, por lo que al menos 5 personas deben participar para que la reforma pueda ser aprobada. En esas condiciones, si los opositores a la reforma votan, entonces paradójicamente su participación permitiría alcanzar el umbral y que la reforma sea aprobada pues la participación llegaría a 6 votos. Por el contrario, si se abstienen, entonces la totalidad de los votantes apoyaría el referendo pero éste se entendería negado por no alcanzar el umbral pues sólo habría 4 votantes. Los opositores tienen entonces un interés estratégico en abstenerse.

El UP, que busca que haya más participación, paradójicamente estimula la abstención. Más aún, muchas veces no se alcanza el nivel de participación requerido por el UP … simplemente porque existe el UP. En nuestro ejemplo anterior, si no estuviera consagrado el UP, entonces los dos votantes en contra hubieran participado, con lo cual la votación hubiera llegado al 60%, pero como existía el UP, se abstuvieron, con lo cual sólo llegó al 40%. No se alcanzó el UP del 50% porque éste estaba consagrado…

Por el contario, los UA no generan este incentivo a la abstención pues sólo los votos favorables cuentan para determinar si se superó o no el umbral, por lo cual los opositores al referendo no tienen ningún interés estratégico en abstenerse sino que deben votar en contra si aspiran a frenar la reforma. En nuestro ejemplo anterior, supongamos que no hay un UP de 50% sino un UA del 30%. Los dos votantes en contra no tienen ningún incentivo en abstenerse pues el umbral sólo sería contabilizado tomando en cuenta los votos favorables, por lo cual estos opositores participarían en el referendo y la votación llegaría al 60%.

Muchos ejemplos empíricos confirman esta dinámica de que los UP estimulan la abstención mientras que los UA no tienen ese sesgo. Por ejemplo, en Italia, que prevé un UP para los referendos, la participación en estas consultas es mucho más baja que en las elecciones parlamentarias. En cambio en Dinamarca, en donde hay un UA, la participación en los referendos tiende a ser muy alta y prácticamente igual que en las elecciones parlamentarias.

A nivel más sistemático, el estudio citado de Luis Aguiar y Pedro Magalhaes mostró sólidamente esa relación. Estos autores analizaron todos los referendos ocurridos en la Unión Europea entre 1970 y 2007, y por medio de un modelo econométrico, que controlaba las otras variables relevantes en la dinámica de participación (como la obligatoriedad o no del voto, o la concurrencia o no del referendo con otra votación), llegaron a la conclusión que era claro que el UP desestimulaba significativamente la participación, mientras que eso no ocurría con los UA. A conclusiones similares llegó un estudio experimental desarrollado por el investigador japonés Yoichi Hizen, publicado este año.

Un UP desestimula la participación pues genera la posibilidad de que haya una abstención estratégica de los opositores al referendo o plebiscito. Y esto no parece deseable no sólo porque en general para las democracias no es bueno que la abstención sea alta sino, además, por cuanto en este caso específico, genera un resultado muy problemático para la legitimidad democrática, y es que puede llevar a que la voluntad ciudadana no se exprese claramente.

Si la mayoría de los opositores de un referendo opta por la abstención estratégica, entonces sólo votan quienes lo apoyan, con lo cual el referendo gana abrumadoramente entre los votantes; pero puede ser que la votación no supere el UP, en parte por la abstención de los opositores.

Eso no es un resultado hipotético sino que ha sucedido en varias ocasiones. Por ejemplo, en el referendo impulsado por el gobierno Uribe en 2003, la mayoría de las preguntas recibió un apoyo alto de los votantes (en general más del 85%) pero sólo una superó el UP del 25% establecido en la Constitución para referendos constitucionales, pues muchos opositores a ese referendo optaron por la abstención estratégica. Igualmente, en 2005, hubo en Italia un referendo para ampliar las posibilidades de fertilización in vitro. Los opositores a esa medida llamaron a la abstención estratégica, con lo cual 90% de los votantes apoyaron la reforma pero no se alcanzó el UP del 50% previsto en Italia.

En esos dos casos, los referendos no fueron aprobados jurídicamente, pues no se superó el UP, pero a nivel político es imposible saber si la ciudadanía apoyaba la medida (pues eso sugería el masivo voto favorable) o la rechazaba (pues eso sugería que no haya superado umbral) ya que resulta imposible separar a quienes no votaron por indiferencia o pereza de aquellos que se abstuvieron conscientemente para oponerse a la reforma.

Por todo lo anterior, los UP no son buenos para la democracia pues estimulan la abstención y evitan que la voluntad ciudadana se exprese claramente; y por ello son  preferibles los UA, que no tienen ese sesgo pues sólo se cuentan los votos favorables para el umbral. Por eso yo propuse en esas columnas que abandonemos los UP y adoptemos para todos los mecanismos de participación un UA.

Ahora bien, uno de los principales aspectos del plebiscito para la paz, y que creo que no ha sido suficientemente enfatizado, es que adopta un UA pues señala que la votación por el sí (y no la totalidad de los votos) debe superar el 13%. Esta reforma abandona entonces los UP, que son los que regulan actualmente en nuestro ordenamiento jurídico los referendos, las consultas populares y los plebiscitos. Este paso es sin lugar a dudas positivo por cuanto, como lo he mostrado anteriormente,  los UP son dispositivos equivocados que deben ser abandonados si uno quiere democracias realmente participativas en donde las preferencias del electorado queden claramente reveladas.

Surge entonces la pregunta de por qué un UA de “sólo” 13%, cuando aparentemente son mucho más altos los umbrales actualmente previstos para los mecanismos de democracia directa, a saber del 25% para referendo, 33% para consulta popular y 50% para plebiscito, según lo establecido en la ley 1757 estatutaria de mecanismos de participación y, a veces, incluso en la propia Constitución.

La respuesta a esa pregunta requiere recordar que actualmente la ley 1757 y la Constitución establecen para estos mecanismos de democracia directa un UP y no un UA, mientras que el plebiscito para la paz innova con un UA. Y es obvio que un UA debe ser más bajo que un UP pues para determinar si se superó o no el umbral sólo cuentan los votos favorables, y no la totalidad de los votos. Por eso a nivel comparado, los UA son siempre menores que los UP.

Por ejemplo, en Europa, que tiene muy altos niveles de participación electoral, los ordenamientos jurídicos que prevén UP usualmente lo ponen bastante altos, en general en 50%, como sucede en países como Bulgaria, Italia, Malta, Polonia, Portugal, Rumania o Eslovenia. Y para ciertas materias hay un UP incluso más alto, como en Lituania que prevé uno de 75% para temas de soberanía. Por el contrario, los UA son en general menores: es 40% en Dinamarca para asuntos constitucionales y 30% para otras materias, 25% en Hungría o 30% en Lituania (salvo en temas que involucren asuntos de soberanía, en que es más alto).

Es claro entonces que el UA para el plebiscito para la paz debe ser menor a cualquiera de los UP previstos hoy para los mecanismos de participación. Y la ley escogió 13% ¿Es ese un umbral arbitrario y muy bajo, como lo sostienen algunos críticos? No lo creo pues un UA del 13% equivale materialmente al UP hoy previsto en la Constitución para reformas constitucionales por referendo, que es de 25%.

Para entender esta afirmación es necesario recordar que la idea es que busquemos que todos los que apoyen o rechazan el acuerdo de paz participen y se pronuncien abiertamente en el plebiscito para la paz aprobando o rechazando el acuerdo. Y por ello abandonamos el UP, que podría estimular formas de abstención estratégica de los opositores del acuerdo, con todos los efectos negativos para la democracia que señalamos anteriormente y que son aún más graves si se trata de un asunto tan decisivo, como aprobar o negar un acuerdo de paz.

Con el nuevo umbral, que es un UA y no un UP, quienes no participen en el plebiscito son simplemente indiferentes a la paz pues como no hay UP, entonces no hay la posibilidad de recurrir a la abstención estratégica. Quienes estén a favor del acuerdo de paz, deben acudir a las urnas y votar por el SÍ y quienes estén en contra, deben igualmente participar y votar NO, con lo cual las preferencias de los colombianos serán explícitas. Y a quienes la paz no les importe o les sea indiferente, pues pueden quedarse en sus casas y delegar en otros la decisión. Pero nadie puede alegar que está oponiéndose al acuerdo ejerciendo una abstención estratégica por cuanto ésta pierde todo sentido frente a un UA.

En esas condiciones, si 13% del censo electoral vota a favor de aprobar el acuerdo de paz, que es lo establecido por el UA previsto en la ley del plebiscito por la paz, ¿cuántos votos en contra se necesitarían para que el acuerdo no fuera aprobado sino rechazado por la ciudadanía? Pues sería necesario que la mayoría de los votantes estuviera en contra, por lo cual sería indispensable que al menos un poco más de otro 13% del censo electoral votara en contra del acuerdo paz.

Pero entonces eso significa que si hay un 13% de votantes a favor del acuerdo de paz, la única forma de que el acuerdo de paz sea rechazado es que un poco más del 13 % vote en contra, lo cual significa que la votación total sería de un poco más del 26%, con lo cual la participación hubiera superado claramente el 25%, que es el UP hoy requerido para que se aprueben reformas constitucionales por vía de referendo. Una conclusión se impone: por más de que parezca paradójico, un UA del 13% no sólo equivale sino que es levemente más exigente que el UP del 25%, que está establecido para reformas constitucionales por referendo.

El porcentaje del 13% para el UA en el plebiscito para la paz no es arbitrario ni amañado ni debilita la participación democrática sino que la estimula. 

Eso obviamente no significa que el plebiscito para la paz sea perfecto, pues hay otros asuntos que deben ser discutidos, i) como si es válido o no que la votación del acuerdo pueda hacerse en bloque, o si eso viola la libertad del elector, ii) si es legítimo o no que sus resultados sean obligatorios o si eso rompe la separación de poderes, y iii) si estamos o no frente a un inaceptable mecanismo ad hoc, que abre las vías a una riesgosa democracia plebiscitaria.

Espero en otras oportunidades abordar estos otros aspectos de esta importante discusión pero por lo pronto parece que, contrario a sus críticos, la reforma del umbral dista de ser arbitraria y hechiza.

Comentarios (28)

GMolano

07 de Diciembre

0 Seguidores

La racionalización de la pereza política de los colombianos es una vergüenza.
No importa si se usa como argumento a favor o en contra de cualqu...+ ver más

La racionalización de la pereza política de los colombianos es una vergüenza.
No importa si se usa como argumento a favor o en contra de cualquier cambio en las reglas electorales. En un calculo bien elaborado los opositores al plebiscito por la paz saben a que le están jugando, a explotar la desidia por la política actual y el desinterés del político profesional cuando lo que se decide no hay una ganancia concreta.
Venezuela, esa la del castrochavismo diabólico, acaba de dar un timonazo con casi el 75% de participación. Acá la abstención ronda entre el 50% y el 60%. Por el afán de la coyuntura, barremos la mugre debajo del tapete y se arreglan las reglas para que se de una presentación de legitimidad a la "democracia" participativa. Cuando los números ya son absurdos, elegir un presidente requiere menos de un cuarto del universo electoral, un alcalde o un gobernador mucho menos de un quinto.
Decidir paz o conflicto puede sortearse, pero la calidad de la democracia no.

ccdc

07 de Diciembre

0 Seguidores

1. Los estudios sociológicos sobre voto, siempre incluyen la "pereza" o sea los que no votan. La pereza es condición humana, la indiferencia puede s...+ ver más

1. Los estudios sociológicos sobre voto, siempre incluyen la "pereza" o sea los que no votan. La pereza es condición humana, la indiferencia puede ser mas consiente acerca de que no habrá un cambio significativo en razón a un si o un no. En Colombia, los indiferentes parecen muy influenciados por el criterio de trabaje, haga lo suyo y no se ponga a pensar en lo que no va a cambiar. Una razón poderosa, porque cambiar, cambiar... No cambiamos. Ni los que gobiernan, ni, por el camino de la indiferencia, los gobernados. 2. Por las mismas razones, y sin ser Santista, me gusta la participación de la OCDE en asuntos del gobierno nacional, a lo mejor consiguen empujar algún cambio. 3. Buen argumento del columnista, muy ensuciado por la retórica del abogado. O como se suele decir, hasta los buenos abogados hablan mucha mmm...

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA aquí está la explicacion en lenguaje simple de lo que él dice.

https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA aquí está la explicacion en lenguaje simple de lo que él dice.

DIDUNDI

07 de Diciembre

1 Seguidores

2 columnas sobre el mismo tema y en el mismo fin d semana; tanto Riveros como Uprimny se esfuerzan a fondo para explicar esto dl umbral, y al final, s...+ ver más

2 columnas sobre el mismo tema y en el mismo fin d semana; tanto Riveros como Uprimny se esfuerzan a fondo para explicar esto dl umbral, y al final, sigue siendo igual o + enredado q entender la filosofía dl EI y a todo los extremistas d oriente.
La oposición d Jaime Castro, huérfano d poder en Bogotá y ya quemando sus últimos cartuchos, un CH Trujillo al q le hubiese ido mucho mejor como locutor y una Rueda loca q, se ahoga y necesita oxígeno c/vez q habla – no tiene otro tema-d Habana, Maduro y Petro, todos actuando como la guardia pretoriana d Furibe-LA UNICA Y VERDADERA OPOSICION-van a la fija aprovechando q la Colombia “+ educada” será en el 2025 y así capturar incautos.
Si d algo se puede ufanar la oligarquía mejor montada d toda L.A, es q sabe manipular una tal llamada opinión pública sin capacidad d ver la diferencia entre la VIDA y la Muerte. Opinión pública q se reduce al mismo personaje d siempre, desviando el verdadero alcance d una firma q ya exige punto final.

Rodrigo Velasco Ortiz

07 de Diciembre

0 Seguidores

Hola, DIDUNDI: Con toda consideración, es la segunda vez que te pido que en señal de respeto hacia quienes te leemos, uses un idioma corriente, sin ...+ ver más

Hola, DIDUNDI: Con toda consideración, es la segunda vez que te pido que en señal de respeto hacia quienes te leemos, uses un idioma corriente, sin abusar de mayúsculas, signos, abreviaturas o siglas que dificultan la comprensión. Difiero de tu apreciación acerca del enredo de Uprimny sobre los Umbrales. Me parece claro que el aparentemente democrático Umbral de Participación promueve la abstención. ¿Qué tal el voto obligatorio? Así todos tendríamos la obligación de participar con nuestra perspectiva sobre lo colectivo, en el sentido que queramos; esto es, obligados a ejercer la libertad como usuarios y beneficiarios de lo público. Estoy de acuerdo con DIDUNDI al denunciar la guardia pretoriana de alguien como AUV, político para quien todo vale, sin límites morales para agrandar su poder.

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA esta es la explicacion simple de lo que propone Uprimny

https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA esta es la explicacion simple de lo que propone Uprimny

Rodrigo Velasco Ortiz

07 de Diciembre

0 Seguidores

La actitud del artículista es sana y diáfana: considerar en serio los argumentos de quienes piensan diferente y oponer argumentos razonados para jus...+ ver más

La actitud del artículista es sana y diáfana: considerar en serio los argumentos de quienes piensan diferente y oponer argumentos razonados para justificar su posición. Nada de adjetivos descalificadores y sí muchas razones. Es claro al mostrar el efecto pernicioso de ciertos umbrales que propician la ya alta abstención. Desde mi ignorancia, considero que el voto obligatorio, aparentemente menos democrático, promueve el compromiso con lo público, favorece el interés por la comunidad y ataca un fuerte individualismo nacido del rechazo liberal a la monarquía. Eso es viejo y, como en todos los rechazos muy ligados a las emociones, nos hace tender a los extremos. Sin embargo, en esta época del país tan requerida del diálogo, la comprensión de los adversarios y la búsqueda de acuerdos, sería bueno buscar un justo medio entre la completa libertad del individuo desinteresado por lo común y la obligación de participar en lo que es de todos. El voto obligatorio obliga a usar la libertad.

Rodrigo Velasco Ortiz

07 de Diciembre

0 Seguidores

La actitud del artículista es sana y diáfana: considerar en serio los argumentos de quienes piensan diferente y oponer argumentos razonados para jus...+ ver más

La actitud del artículista es sana y diáfana: considerar en serio los argumentos de quienes piensan diferente y oponer argumentos razonados para justificar su posición. Nada de adjetivos descalificadores y sí muchas razones. Es claro al mostrar el efecto pernicioso de ciertos umbrales que propician la ya alta abstención. Desde mi ignorancia, considero que el voto obligatorio, aparentemente menos democrático, promueve el compromiso con lo público, favorece el interés por la comunidad y ataca un fuerte individualismo nacido del rechazo liberal a la monarquía. Eso es viejo y, como en todos los rechazos muy ligados a las emociones, nos hace tender a los extremos. Sin embargo, en esta época del país tan requerida del diálogo, la comprensión de los adversarios y la búsqueda de acuerdos, sería bueno buscar un justo medio entre la completa libertad del individuo desinteresado por lo común y la obligación de participar en lo que es de todos. El voto obligatorio obliga a usar la libertad.

DIDUNDI

07 de Diciembre

1 Seguidores

D dónde sacan q somos minoría los q queremos se acabe esta guerra?
--------------------
Hola chicos,es hora de apoyar a LSV, hay que dar el ...+ ver más

D dónde sacan q somos minoría los q queremos se acabe esta guerra?
--------------------
Hola chicos,es hora de apoyar a LSV, hay que dar el beneficio d la duda. No te quedes por fuera.
Todavia hay motivos para creer.
Hey Jungs,es ist Zeit zu unterstützen LSV, geben Sie den Vorteil des Zweifels d. Bleiben Sie nicht heraus.
Es gibt noch Grund zu glauben.
Hey guys,it's time to support LSV, give the benefit of doubt d. Do not stay out.
There is still reason to believe.
Hé les gars,il est temps de soutenir LSV, donner le bénéfice du doute d. Ne pas rester en dehors.
Il ya encore des raisons de croire.
Temas pendientes:
--Venezuela, la nueva?.
--Fondo posconflicto 2500 millones d los + grandes quien manejará tanta plata, los mismos d Armero?.
--Galeón con tesoro q reclama España- será q la tanta riqueza todavía está intacta en el fondo el mar?.Nos lo quitaran como el agua d SanAndres?
--LSV debate sobre si misma !!!...urgente.!!

juan manuel rodríguez. c.

07 de Diciembre

0 Seguidores

Insisto en que raro es el ser humano al que no le interese la paz, especialmente si ha sido azotado por las desapariciones, los asesinatos de personas...+ ver más

Insisto en que raro es el ser humano al que no le interese la paz, especialmente si ha sido azotado por las desapariciones, los asesinatos de personas ligadas a la institucionalidad de la que se ufanan los beneficiarios del injusto orden de cosas existente en Colombia, caracterizado por desigualdades sociales profundas, corrupción, asalto de los recursos del Estado, quien lo pudiera pensar, por las vías "democráticas", acomodamiento de todas las políticas institucionales del Estado a los fines e intereses egoistas del capital privado, la mayoría de las veces no adquirido por medios lícitos y...pare de contar.
El cese unilateral del fuego ya vivido, el cese bilateral que viene, el inicio de los desminados, la inclusión de las víctimas en el Acuerdo crearán un clima favorable a la participación votando por el sí. Los uribistas corren el riesgo de ser aplastados. No soy tan optimista, pero no creo que los colombianos le jalen a ser carne de cañón de enfrentamientos que no les sirven.

Prada

07 de Diciembre

1 Seguidores

Pero UP y UA tienen un efecto anómalo: Un resultado no concluyente, cuando no se alcanza el umbral, puede interpretarse como la negación de la acept...+ ver más

Pero UP y UA tienen un efecto anómalo: Un resultado no concluyente, cuando no se alcanza el umbral, puede interpretarse como la negación de la aceptación, o como la negación del rechazo, según la forma de la pregunta, como han sugerido algunos avispados, entre ellos Hernando Gómez Buendía y Héctor Riveros. La situación es absurda:
Si la pregunta fuera ¿Acepta el acuerdo? y no se alcanzara el umbral, la decisión sería que se rechazó.
Si la pregunta fuera ¿Rechaza el acuerdo? y no se alcanzara el umbral, la decisión sería que se aceptó.
Me queda otra duda, más allá de la creatividad y truculencia jurídicas: Si la Constitución ordena UP, ¿se puede cambiar a UA sin reformar previamente la Constitución?
De lo que quizá están convencidos los previstos abstencionistas es de que esta guerra continuará o cesará solo si Uribistas y Timochenkistas lo quisieran, sin importar mucho el acuerdo formal, pues como dijo Paloma: "No nos pueden imponer la paz". Entonces, ¿para qué salir a votar?

Carlos David Franco Calvo

07 de Diciembre

0 Seguidores

la lógica no es muy lógica puesto que puede que haya el 14% del electorado que quiera el NO pero sino se moviliza por falta de interés, recursos en...+ ver más

la lógica no es muy lógica puesto que puede que haya el 14% del electorado que quiera el NO pero sino se moviliza por falta de interés, recursos en la campaña o porque no se enteró como pasa en muchos lugares de Colombia igual no votaría, por lo que no necesariamente se llega al 26% o 25%, y si se llega el que solo vote el 25% del censo electoral una decisión de esta magnitud resulta un problema pues es la minoría imponiendo su decisión, no es una manera muy conveniente de fomentar la votación porque el resultado de igual forma hace que sea una pequeña minoría la que elije.

Prada

07 de Diciembre

1 Seguidores

No entiendo cómo puede decirse que una minoría "impone" su decisión, si todos estamos facultados para votar y gana la mayoría (de los que voten, s...+ ver más

No entiendo cómo puede decirse que una minoría "impone" su decisión, si todos estamos facultados para votar y gana la mayoría (de los que voten, si la mayor votación supera el umbral); suponiendo amplia publicidad y ausencia de obstrucción o coacción.
No entiendo cómo puede decirse que de pronto la mayoría QUIERE el NO pero NO tiene interés en votar, o que la mayoría quiere el SÍ pero no le da la gana salir a votar. No entiendo.
Lo que entiendo es que a quien no sale a votar le da igual cualquier resultado; bien sea porque no crea que un SÍ o un NO vaya a tener algún efecto positivo en su vida o porque ... le gusta vivir jodido.
Si 13.1% votan (NO/SÍ) y 0.9% votan (SÍ/NO), se entendería que 99.1% de los votantes potenciales estarían satisfechos con el resultado, pues el 86% decidió estar bien con cualquier decisión.
Esta mañana, mi esposa me preguntó si quería arepa o pan para el desayuno. Le dije que me daba igual y me trajo pan. ¿Podría yo decir que me "impuso" el pan?

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

aqui la explicación más clara de lo que propone Uprimny, y por qué no estarían eligiendo las mayorias. https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA...+ ver más

aqui la explicación más clara de lo que propone Uprimny, y por qué no estarían eligiendo las mayorias. https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA Igual si la gente NO esta de acuerdo y NO vota, no se puede quejar de que esten eligiendo unas minorias cuando se les estan dando todas las garantias para dar su opinión

Natalia Orduz

08 de Diciembre

19 Seguidores

Muchas gracias Rodrigo por esta columna y explicar la lógica que está detrás! ayuda muchísimo a entender el tema!

Muchas gracias Rodrigo por esta columna y explicar la lógica que está detrás! ayuda muchísimo a entender el tema!

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

y en este video https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA se explica de una forma más simple. Todas las personas deberian tener claro esto para que...+ ver más

y en este video https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA se explica de una forma más simple. Todas las personas deberian tener claro esto para que no anden regando mentiras en la opinión pública.

tabimejia

08 de Diciembre

0 Seguidores

Respetado Profesor Uprimny, aunque con su explicación para mi queda claro el argumento técnico de porque es válido el UA del 13%, lo que no me qued...+ ver más

Respetado Profesor Uprimny, aunque con su explicación para mi queda claro el argumento técnico de porque es válido el UA del 13%, lo que no me queda claro y en mi concepto requiere mas que una explicación técnica, es cómo el Gobierno pretende que la paz de todo un país se logre con el apoyo de algo menos del 10% de sus habitantes. Los acuerdos del proceso de paz pueden ser refrendados con el UA del 13%, pero si esa es la paz que se está buscando, una paz que apoyarían menos del 10% de los colombianos, no creo que en la práctica este proceso vaya a tener éxito alguno. La paz no depende de mecanismos jurídicos, y por ello, si el Gobierno realmente pretende que el efecto del proceso con las FARC sea la Paz para Colombia (por lo menos eso es lo que se nos vende) debería apostarle a que lo allí acordado sea respaldado, por lo menos, por la mayoría de los colombianos habilitados para votar. De lo contrario, el plebiscito solo actúa como un sofisma, y no debería realizarse.

Prada

09 de Diciembre

1 Seguidores

13% no es "un poco menos del 10%", es un poco más, a menos que se incluya a las personas que no están en el censo electoral (¿?).
En una votaci...+ ver más

13% no es "un poco menos del 10%", es un poco más, a menos que se incluya a las personas que no están en el censo electoral (¿?).
En una votación para elegir personas o listas, la abstención dice: Ninguno de los candidatos, ni el voto en blanco, significan nada para mí. Ninguno merece que yo invierta dos o tres horas de mi vida para ir a votar ¡por nada! Tal vez si algún otro candidato mereciera mi atención, yo votaría.
En este plebiscito las opciones suman el 100% del universo y no hay 'otra' posible mejor alternativa: O es SÍ, o es NO. Quien considera que no habrá diferencia en las consecuencias de una u otra decisión, no vota, bien sea porque no entiende (no le han sabido explicar) o porque presume que el SÍ o el NO conducirán a lo mismo.
Consultar punto por punto del acuerdo sería una tontería pues ganarían los que significan beneficios y perderían los que significan costos, pues nuestra cultura política es la del todo a cualquier costo, o nada; y con esa cultura ...

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

Aquí reina el abstencionismo por indiferencia, más no como un abstencionismo democrático. Porque si no le gusta ningún candidato en presidenciales...+ ver más

Aquí reina el abstencionismo por indiferencia, más no como un abstencionismo democrático. Porque si no le gusta ningún candidato en presidenciales se puede votar en blanco, eso es hacer parte de la democracia, pero aqui no pasa eso. Mira este video https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA

harriarq

09 de Diciembre

0 Seguidores

Esta claro que lo que se quiere es que se vote, lo que no queda claro es el tipo de pregunta genérica para un tema que además de ser extenso es desc...+ ver más

Esta claro que lo que se quiere es que se vote, lo que no queda claro es el tipo de pregunta genérica para un tema que además de ser extenso es desconocido por los colombianos, que tiene micos y monigotes que favorecen la especulación futura del gobierno y que por ningún lado existe la reparación de la que hablan mas allá de pagar con los impuestos de los mismos colombianos los desmanes de 50 años de delitos, terrorismo y narcotráfico de Far y sus secuaces.
Queda claro que no es claro el tema y se viene una propaganda donde la forma será mas importante que el fondo y se terminará votando por un nobel para Santos con el disfrazado nobel para timochenko, la "paz" con un solo actor del conflicto con demasiadas prevendas y poco o casi nada de responsabilidad para los delincuentes, ese negocio está muy mal negociado, pedir perdón es muy cómodo, sobre todo si ellos logran salario, protección, curules, partido político, reconocimiento histórico y castigo para sus enemigos a cambio de NADA

Tito Bohórquez Gaitán

10 de Diciembre

0 Seguidores

Muchas gracias Rodrigo por la columna. Debería ser de difusión masiva. De esta manera, todos los colombianos entenderíamos claramente por qué hay ...+ ver más

Muchas gracias Rodrigo por la columna. Debería ser de difusión masiva. De esta manera, todos los colombianos entenderíamos claramente por qué hay que ir a las urnas, se esté de acuerdo o no con la pregunta o las preguntas del plebiscito.
Muchas gracias.

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

Todos deberian entender esto. https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA en este video se explica de mejor forma

Todos deberian entender esto. https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA en este video se explica de mejor forma

LIBELULA

10 de Diciembre

0 Seguidores

esta reforma al plesbicito es un engaño y una burla al pueblo Colombiano......ni el mecanismo ni el umbral es lo importante e un tema de tanta enver...+ ver más

esta reforma al plesbicito es un engaño y una burla al pueblo Colombiano......ni el mecanismo ni el umbral es lo importante e un tema de tanta envergadura como la paz....lo cruel es que el gobierno pretende que los Colombianos resuelvan este tema de tanta importancia con una sola pregunta...aprueba lo acordado en la mesa de negociación ....si...no......siento que no existe un solo Colombiano que no anhele la paz.....pero también siento que son muchos los Colombianos que no apoyaran una paz sin justicia, sin verdad y sin reparación a sus victimas y el gobierno santos lo sabe...pero además sabe que no todos los que no apoyan lo hasta ahora negociado en la habana son uribistas ...que son Colombianos de diferentes vertientes políticas dispuestos a cerrarle el paso a la impunidad. .... a la no verdad ...a la no reparación a las victimas.......es por esto y mucho más que santos se esta enfrentando a violentar la constitución política de Colombia....paz si ...pero con justicia

Prada

11 de Diciembre

1 Seguidores

Precisamente, la pregunta del plebiscito no será ¿Desea usted la paz? Porque la votación por el SÍ estaría cercana al 100% (menos los fabricantes...+ ver más

Precisamente, la pregunta del plebiscito no será ¿Desea usted la paz? Porque la votación por el SÍ estaría cercana al 100% (menos los fabricantes de armas y otros cuyo negocio es la guerra).
La pregunta tampoco puede ser ¿Desea usted que se hagan concesiones para lograr esta paz? Porque el NO estaría cercano al 100% (menos los directamente beneficiados con dichas concesiones).
La pregunta será acerca de un acuerdo POSIBLE: Un compromiso que suma y resta, un dilema. Y la consulta sería para que cada quien ponga a funcionar el fiel de su balanza y determine, a conciencia, si los beneficios justifican los costos.
De pronto no tenemos la educación suficiente para pensar en términos de relaciones de costo/beneficio porque la política colombiana se ha reducido a señalar un beneficio y perseguirlo a cualquier costo. Y así no es ninguna realidad.
El mantra que debemos repetir los colombianos antes de votar es: ¿Los beneficios justifican los costos? ¿Los beneficios justifican ...?

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

La pregunta, creo yo, va a ser algo asi ¿Aprueba usted la negociación para la terminación del conflicto entre el gobierno y las farc? Creo que ese ...+ ver más

La pregunta, creo yo, va a ser algo asi ¿Aprueba usted la negociación para la terminación del conflicto entre el gobierno y las farc? Creo que ese sería el punto medio

DIDUNDI

11 de Diciembre

1 Seguidores

Disiento totalmente d la excusa x las mil preguntas q se supone debería tener el cuestionario aquel.
1- Se tendría q haber garantizado q la Colo...+ ver más

Disiento totalmente d la excusa x las mil preguntas q se supone debería tener el cuestionario aquel.
1- Se tendría q haber garantizado q la Colombia más-mejor educada fuera para YA, y no para el 2025, a fin d garantizar x lo menos q el encabezado fuese entendible x todos.
2- Doña Libel, ni siquiera Ud., Yo, y los q nos ufanamos d ser “educados” Ya, estamos en disposición d leer un cierto número d preguntas q en últimas llevarán al mismo punto.
3- Cuestión d tiempo es otro factor, si para escoger entre chuky y ventrílocuo les fue difícil al común d la población, se imaginan un sinnúmero d preguntas?.
Yyyyy..
A- Justicia radica en impunidad p' todo el mundo
B- Verdad no habrá JAMAS, x lo menos No en el sentido q la mayoría quieren
C- Reparación, al final saldrá dl bolsillo d todos.
En estos 3 aspectos están EMBARRADOS TODOSSSS, Y TODOS ES TODOSSSS.
TODOS estarán en la cama, verá q nadie queda en el suelo y así habrá PAZ, .... Con el borrón y cuenta nueva.

Santiago Ospina

25 de Julio

0 Seguidores

Mira aquí las razones por las que creo que estas equivocado: https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA

Mira aquí las razones por las que creo que estas equivocado: https://www.youtube.com/watch?v=Pr7fRfXq9jA

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia