Por Tatiana Duque · 10 de Agosto de 2017

4305

1

La captura de esta mañana del senador de La U Bernardo Miguel ‘El Ñoño’ Elías deja muy apretadas las mayorías del Gobierno en el Senado. Como el proceso que tiene es por presunta corrupción, por ahora no tendrá reemplazo y hace que pendan de un hilo aprobaciones de proyectos del Fast Track que, en los últimos meses, pasan en los debates sin que sobre un voto, como ocurrió con la del ingreso de 1.300 escoltas a la UNP de esta semana.

Así, la ambiciosa agenda legislativa del Gobierno depende de que ningún Senador se enferme, pierda un vuelo o que ninguno decida no votar en los debates.

En 2014, cuando arrancó este Congreso, la Unidad Nacional tenía 66 senadores. Su bancada más grande eran los 21 de La U, dos más que la liberal (17) y la conservadora (19) y muy por encima de los 9 de Cambio Radical. Esa fuerza le permitió al Gobierno sacar adelante proyectos como el plebiscito para la paz, la ley que reglamenta el fast track, la reforma al equilibrio de poderes, entre otros.

Pero sin el Ñoño (y sin Martín Morales, capturado en 2016 en un proceso por narcotráfico y tentativa de homicidio) La U queda con 19 senadores, y deja el puesto simbólico de la bancada más grande en manos de la oposición uribista.

Eso le pueda dejar el argumento a los uribistas de que son la bancada más grande, de que si no lo fueron antes es porque hay corrupción en las filas oficialistas, e incluso influir en los debates clave.

Los dos senadores de La U no tienen reemplazo por la ley de equilibrio de poderes que el Congreso aprobó en 2014 e incluye una sanción para los partidos que tengan congresistas capturados por delitos como nexos con grupos armados ilegales y en contra de la administración pública, porque su curul queda vacía.

Por ahora, como explica el secretario general del Senado, Gregorio Eljach, la curul de La U quedará vacante hasta que haya una sentencia, y si ésta es condenatoria o no hay fallo antes de julio, quedará vacía hasta el cambio de Congreso del próximo año.

Aunque el golpe no afecta directamente las votaciones del Fast Track (sin Morales pasaron el semestre pasado 7 leyes de reglamentación del Acuerdo, el Ñoño votó solo en 3 de ellas y en las dos más recientes no estuvo), sí le hace más complicado al Gobierno armar las mayorías, sobre todo para proyectos que tengan oposición dentro de la misma Unidad Nacional.

Comentarios (1)

julia gutierrez

14 de Agosto

0 Seguidores

Y los congresistas que faltan por ir a la cárcel ! que son los más habladores y mediáticos !! 

Y los congresistas que faltan por ir a la cárcel ! que son los más habladores y mediáticos !! 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia