Por Juanita León · 18 de Abril de 2017

4087

6

A Juan Manuel Santos no le gustan los remezones ministeriales. Pero sí las reestructuraciones de la Presidencia. Ahora está a punto de firmar un decreto con la cuarta reforma a la Casa de Nariño desde que asumió su mandato en 2010.

Según supo La Silla, el objetivo central será reflejar el nuevo rol de la Vicepresidencia, ahora en cabeza del general Óscar Naranjo.

Con la idea de que juegue un rol parecido al que tenía Germán Vargas Lleras en el sector de infraestructura, el decreto pasará las funciones de seguridad ciudadana y derechos humanos que tenía el gerente del posconflicto, Rafael Pardo, a la Vicepresidencia. También se le asignará la labor de supervisión de la implementación del Acuerdo de Paz.

A su vez, crearán una dirección del sector privado para el posconflicto que estará en cabeza de Pardo, quien mantendrá bajo su batuta los temas de erradicación manual de cultivos ilícitos y de coordinación de la ejecución del componente socioeconómico del Acuerdo con las Farc.

De esta manera, en la Presidencia consideran que el general Naranjo tendrá una estructura de responsabilidades y competencias y jerarquías más clara para operar.  

 

Con esta reforma, Santos se convierte en el presidente que más reformas legales le ha hecho a la presidencia en la historia reciente.

En 2010, cuando asumió funciones, su secretario General Juan Carlos Pinzón (ahora embajador en Washington) emprendió la primera reforma con la consultoría de McKinsey.

En dicha reforma, crearon las Altas Consejerías y fortalecieron la Secretaría General, lo que le permitió luego a María Lorena Gutiérrez concentrar gran poder.

Luego, cuando fue reelegido hizo lo que el Presidente denominó en su momento “la cirugía más profunda de las últimas décadas en el Ejecutivo”, con la designación de cinco ‘superministros’ –incluido el vicepresidente Germán Vargas Lleras– que desde la Presidencia tenían la misión de consolidar un Gobierno “con mayor impacto en sus decisiones” y mayor coordinación estratégica.

En el fondo, era una reforma hecha alrededor del rol acordado para Vargas Lleras como Superjefe de la Infraestructura y que incluía un nuevo cargo de altísimo nivel para el ahora fiscal Néstor Humberto Martínez como Superministro de la Presidencia.

En su momento, Casa de Nariño dijo que la reforma hacía parte de las recomendaciones que le dio la OCDE a Colombia para aceptar su ingreso a este grupo de países y contó con la asesoría del primer ministro inglés Tony Blair.

Como parte de ese nuevo equipo entró también el general Naranjo como Ministro Consejero de Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, básicamente con funciones similares a las que tendrá ahora como Vicepresidente pero sin los dientes que se espera que ahora le de la nueva estructura de la entidad.

La penúltima reforma ocurrió en abril de 2016, cuando a la par con un remezón ministerial, anunció una “reingeniería” de la Casa de Nariño para tener una mejor coordinación de todo el posconflicto y las políticas públicas del Estado.

En esa declaración, el Presidente acabó con la figura de los ministros consejeros que había creado 21 meses antes y volvió a las altas consejerías y también desbarató el Ministerio de la Presidencia que había ocupado Martínez para regresar a la Secretaría General que existía originalmente.

Tocará ver si esta reforma a un año de terminar su mandato es la última, o si habrá una más para que la quinta sea la vencida.

Comentarios (6)

José Saramago - 0

18 de Abril

0 Seguidores

Santos (cuya aprobación bajo al 16% según Yanhaas Poll) colocó ahora a Naranjo y a Prada de francotiradores contra la oposición. Y los dos se...+ ver más

Santos (cuya aprobación bajo al 16% según Yanhaas Poll) colocó ahora a Naranjo y a Prada de francotiradores contra la oposición. Y los dos se acomodan y cambian de color, como camaleones. A mi lo que me preocupa es que el ex-general Oscar Naranjo fue jefe de inteligencia en la Policía, no sabe nada mas, porque político no es, ¿como vicepresidente eso hará, perseguir a la oposición?..

Kathy Porto

19 de Abril

70 Seguidores

Juanita: excelente tu crónica sobre la zona veredal del conejo.Tantas reformas significan pobre gestión. Ya para qué? Ahora se necesita un o una Pr...+ ver más

Juanita: excelente tu crónica sobre la zona veredal del conejo.Tantas reformas significan pobre gestión. Ya para qué? Ahora se necesita un o una Presidenta que ponga a funcionar el Estado y las Instituciones al ritmo que requiere Colombia.Es cuestión de pensar menos en sí mismo y más en los demás. Y no descuidarse.
 
 
 

Kathy Porto

19 de Abril

70 Seguidores

Y no descuidar a los ideólogos de extrema izquierda y derecha que quieren imponer sus caducas teorías que significan nada más y nada menos pérdida...+ ver más

Y no descuidar a los ideólogos de extrema izquierda y derecha que quieren imponer sus caducas teorías que significan nada más y nada menos pérdida de libertad y derechos individuales y colectivos.

Kathy Porto

19 de Abril

70 Seguidores

Pensar,  reflexionar sobre lo que dijo el profesor Robinson en los Andes.Las farc insisten en su obsoleto marxismo- leninismo y los uribistas en su f...+ ver más

Pensar,  reflexionar sobre lo que dijo el profesor Robinson en los Andes.Las farc insisten en su obsoleto marxismo- leninismo y los uribistas en su fascismo y posverdad 

chjarami

19 de Abril

1 Seguidores

La posverdad viene de todos lados... y no es nueva, ni que haya reaparecido. Es una ilusión liberal que la mayoría de la gente ejerza su criterio pa...+ ver más

La posverdad viene de todos lados... y no es nueva, ni que haya reaparecido. Es una ilusión liberal que la mayoría de la gente ejerza su criterio para neutralizar sus efectos: una ilusión loable pero riesgosa. Lo que pasa es que los que le comen cuento a la posverdad están participando más en las votaciones. Y votan con el estómago. Chjh

Maria Paula Hoyos

20 de Abril

0 Seguidores

Crean un ministerio y se lo dan a Naranjo. Se echan para atrás y le dan la Alta Consejería a Pardo. A Pardo le quitan varios temas chéver...+ ver más

Crean un ministerio y se lo dan a Naranjo. Se echan para atrás y le dan la Alta Consejería a Pardo. A Pardo le quitan varios temas chéveres para volvérselos a dar a Naranjo. Y a Pardo nunca lo incluyeron en la mesa de negociación.
Pardo está en la friendzone de Santos. 

Las historias más vistas en La Silla Vacia