Por Andrés Bermúdez Liévano · 21 de Mayo de 2013

4887

11

El informe de la OEA que explora alternativas a la lucha antidrogas, divulgado el viernes pasado en Bogotá, es el primero de su tipo hecho por un organismo multilateral. Foto: Juan Pablo Pino

Un año después de que le pidiera a la OEA un estudio serio sobre alternativas en la política contra las drogas, el presidente Juan Manuel Santos tiene ahora la oportunidad de asumir el liderazgo de un debate que ha ocupado un lugar protagónico en su discurso internacional pero que aún no ha aterrizado dentro del país.

Durante la Cumbre de las Américas de Cartagena en abril pasado, Santos y su homólogo guatemalteco Otto Pérez Molina le pidieron a la Organización de Estados Americanos -en nombre de los 33 países que asistieron- que evaluara alternativas para enfrentar el problema de las drogas. Ese trabajo terminó el viernes pasado, cuando su secretario general José Miguel Insulza le entregó el informe a Santos en Bogotá y se lo envió a los demás jefes de Estado del continente.

Ahora que el informe de la OEA está sobre la mesa y que la Comisión Asesora sobre Política de Drogas presentará hoy martes sus recomendaciones sobre cómo enfrentar el consumo en el país, Santos enfrenta el reto de dar el siguiente paso y asegurar que, como dijo Insulza, se dé “el inicio de un debate largamente esperado”.

“El balón en este momento está en los pies de Santos. Él fue el que pidió el informe y es quien puede liderar el debate. Todos están esperando cuál es el siguiente movimiento”, le dijo a La Silla Daniel Mejía, uno de los investigadores que más ha estudiado la economía de la droga.

Cuatro expertos consultados por La Silla coinciden en que, dada la cautela que ha mostrado el mexicano Enrique Peña Nieto con el tema de la lucha antidrogas y el poco peso político que tiene Pérez Molina, Santos es la figura más indicada para impulsar una posición común entre los países de la región. Aunque si se sumaran entre ellos, el debate seguramente adquiriría mucha mayor presencia a nivel internacional.

Las drogas, según la OEA
 
Santos discutirá el informe de la OEA con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto este jueves en Cali, así como con el peruano Ollanta Humala y el chileno Sebastián Piñera.
Foto: Presidencia de México
El presidente guatemalteco Otto Pérez Molina ha sido uno de los primeros jefes de Estado en poner sobre la mesa no ya el tema de la despenalización de la droga, sino de la legalización.
Foto: Gobierno de Guatemala

En los últimos años ha crecido el consenso de que la “guerra contra las drogas” declarada por Richard Nixon en 1971 ha sido contraproducente, pero hasta ahora la discusión sobre cómo replantearla ha estado ausente de los escenarios internacionales debido a la oposición de Washington.

Eso le da mucho peso al informe de la OEA, un trabajo exhaustivo que no toma una posición puntual sobre cómo reenfocarla pero examina en profundidad -con costos, evidencia científica y análisis comparativos por país- las diferentes alternativas sobre la mesa. Y que se convierte en el primero de su tipo preparado por un organismo multilateral.

Este estudio podría jugar, según varios de los investigadores del tema, un papel tan crucial como el estudio que elaboraron en 2009 los ex presidentes Fernando Henrique Cardoso, Ernesto Zedillo y César Gaviria para la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia, uno de los pioneros en cuestionar a alto nivel la eficacia y el costo humano de la lucha antidrogas.

La OEA reconoce que los países de la región están abandonando las políticas prohibicionistas y tratando de encontrar fórmulas intermedias, pero le preocupa que lo estén haciendo de manera individual y sin coordinación.

Es así como Guatemala ha puesto sobre la mesa la legalización de las drogas, Uruguay propuso la legalización y regulación de la marihuana, y Bolivia se retiró temporalmente del Convenio sobre Estupefacientes de la ONU.

“Lo más valioso del informe es que enfatiza dos cosas: para la mayoría de los países de la región las prioridades son despenalizar el consumo para enfrentarlo como un problema de salud pública y reducir la violencia asociada al tráfico, así implique una menor efectividad en reducir los envíos de droga”, dice Daniel Mejía, uno de los once integrantes de la comisión asesora creada en Colombia por la ministra de Justicia Ruth Stella Correa.

“Sin duda abre la posibilidad de tener una discusión que antes no se podía tener. Y claramente no hubiese podido ser viable hace cinco años, sin los cambios que se han visto en Estados Unidos”, dice Francisco Thoumi, uno de los dos investigadores colombianos -junto con Guillermo García de la Unodc- que participó en el informe.

Esto porque el enfoque ha cambiado notablemente durante el segundo gobierno de Barack Obama, que hace un mes anunció un giro hacia la prevención del consumo pero que no ha especificado cómo afectaría su política exterior de drogas. En gran medida se trata de un giro ocasionado por la despenalización del consumo en Colorado y Washington, así como las consultas sobre uso medicinal de la marihuana han sido ya aprobadas en ocho estados.

Las drogas, según Santos
El Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, ha sido uno de los mayores defensores de la idea de que el consumo debe ser enfocado como un problema de salud pública.
Desde la llegada de Ruth Stella Correa al Ministerio de Justicia, el Gobierno ha dado pasos hacia un cambio en la política antidrogas como la creación de una comisión asesora de expertos. Foto: Juan Pablo Pino

Como contó La Silla, Santos ha venido insistiendo en escenarios internacionales en que se deben buscar nuevas estrategias contra la droga, pero hasta ahora no ha dado grandes pasos para encaminar ese debate ni dentro ni fuera de Colombia.

Eso podría estar cambiando, pese a que el presidente ha mostrado que prefiere evitar temas polarizadores y las drogas resultan muy sensibles electoralmente en un país que se siente más identificado con el enfoque prohibicionista que representaba Álvaro Uribe.

Hay varias señales de que Santos se está tomando en serio el debate y quisiera que el país ejerciera un rol más protagónico en la discusión. Colombia fue uno de los ocho países de la región en financiar el estudio de la OEA y el presidente ya se comprometió a abordar el tema con sus homólogos de México, Perú y Chile durante la cumbre de la Alianza del Pacífico que comienza este jueves en Cali.

A nivel local también hay varios indicios importantes. La Comisión Asesora de Política de Drogas creada en enero entregará hoy martes su primer informe sobre el tema del consumo y todo apunta a que sus recomendaciones incluyen la despenalización de la droga, para afrontar el problema como uno de salud pública y no uno exclusivamente criminal. Esta opción, que no equivale a legalizarla, permitiría al Gobierno, al Ejército y a la Policía concentrarse en debilitar los eslabones más lucrativos de la cadena del narcotráfico, en vez de perseguir penalmente a los consumidores.

Desde su conformación ya se preveía que esta Comisión, cuya misión es evaluar las políticas de lucha antidroga de los últimos diez años, plantearía al Gobierno un cambio de rumbo. Sus once integrantes, que incluyen a César Gaviria y al general Óscar Naranjo, tienen una larga trayectoria en el tema de drogas y han sido -desde sus disciplinas y después de dejar sus cargos- fuertes críticos del enfoque principalmente represivo que se le está dando hoy.

La Silla supo que Ruth Stella Correa y Alejandro Gaviria, los dos ministros que la presiden, han asistido a todas las reuniones y comparten muchas de sus ideas sobre el problema. Esto reduce las posibilidades de que Santos prefiera no tomar en cuenta las recomendaciones que haga el grupo, como sucedió en gran medida hace un año con el informe de la Comisión Asesora en Política Criminal.

Además, el tema de las drogas resulta clave para los diálogos con las Farc en La Habana, donde el narcotráfico y el combate de las bandas criminales son dos puntos del Acuerdo Marco de Negociación.

“El hecho de que Santos tomara el liderazgo de este tema estaría mandando un mensaje muy importante a la mesa de negociación y además estaría posicionando un tema estratégico para un país cuya política exterior ha girado en torno al conflicto y el narcotráfico”, dice la internacionalista Sandra Borda, quien ha estudiado el rol de la lucha antidrogas en la política exterior colombiana. “Al agrupar a otros países en torno al tema podría generar un efecto boomerang, ayudando a volverlo un debate más técnico que político, modificando la manera cómo se lo ve en el país y quitándole munición a sus opositores”.

Si Santos aprovecha el informe de la OEA para acercar posiciones entre los países latinoamericanos sobre la lucha antidrogas, podría comenzar a asumir un liderazgo regional que le daría legitimidad internacional a cualquier cambio que hiciera a nivel local. Si recoge las recomendaciones de la Comisión Asesora se podría hablar realmente de un revolcón en uno de los ejes políticos que han guiado a este país en las últimas décadas. Y las dos oportunidades se le presentan con apenas un par de días de diferencia.

Comentarios (11)

juan manuel rodríguez. c.

21 de Mayo

0 Seguidores

Puntualizando, debemos ubicarnos en la fase en que está el tema de la legaliz...+ ver más

Puntualizando, debemos ubicarnos en la fase en que está el tema de la legalización o no de las drogas alucinógenas, sicotrópicas, etc. que es el del inicio del debate o la discusión; toma impulso por el hasta ahora anunciado giro que ha dado a conocer BARACK OBAMA, el Presidente de los Estados Unidos, principal país receptor de los cargamentos ilegales de cocaina.
La legalización será importante si se toma como un proceso gradual y calculando muy bien sus efectos que deben ir acompañados de medidas preventivas. De lo contrario ocurrirá lo mismo que ocurrió con el alcohol que es una droga legalizada, causa principal hoy de la mayoría de las lesiones personales y muertes que se registran en Colombia y de naturaleza distinta a las que producen los actos armados de las FARC y el ELN y de las bandas criminales emergidas del tétrico proyecto de matoneo confeccionado por los dueños del Poder, es decir los paramilitares.

yister blanco grueso

21 de Mayo

0 Seguidores

Se abre una luz de esperanza para nuestra sociedad. El dinero y el esfuerzo qu...+ ver más

Se abre una luz de esperanza para nuestra sociedad. El dinero y el esfuerzo que iba dirigido a perseguir, encarcelar o matar, ahora se podra destinar a prevenir el mal y a tratarlo civilizadamente.

Tatiana Luján Ruiz

21 de Mayo

0 Seguidores

Estoy desinformada. ¿El consumo no había sido despenalizado ya por la Corte ...+ ver más

Estoy desinformada. ¿El consumo no había sido despenalizado ya por la Corte Constitucional? ¿O es que cuando se habla de despenalización es de la producción?

Andrés Bermúdez Liévano

21 de Mayo

349 Seguidores

Sí, tienes razón. Vale la pena aclarar. Se busca una total descriminalizaci...+ ver más

Sí, tienes razón. Vale la pena aclarar. Se busca una total descriminalización de la droga, así tenga más de la dosis. Es decir que la policía no pierda el tiempo en perseguir a los consumidores, sino a los eslabones rentables del negocio.

anqui

22 de Mayo

0 Seguidores

La descriminalización total del porte y uso de drogas, así se tenga más de ...+ ver más

La descriminalización total del porte y uso de drogas, así se tenga más de lo definido como dosis personal en la ley 30 de 1986 ya existe en Colombia, se llama dosis de aprovisionamiento y ha sido desarrollado mediante jurisprudencia de la corte suprema de justicia. es decir, si se logra demostrar que una persona porta una cantidad de droga aún superior, por ejemplo, a 20 gramos de marihuana, pero que no hay ningún elemento que pruebe que la va a distribuir, regalar, vender sino que es exclusivamente para su consumo, entonces no se configura el delito de narcotráfico. Así mismo si porta una cantidad incluso inferior a la dosis personal pero se logra probar que está destinada para venta, distribución o regalo, entonces en tal caso si se configura el delito.
Eso al menos en el papel, porque en la práctica no siempre ocurre en el momento que se hacen las requisas y operativos. Entonces, la propuesta de descriminalización del consumo de drogas en Colombia podría decirse que ya está incluida en el ordenamiento jurídico.
Que interesante ver como en lasillavacia.com es el único medio de comunicación en el que la discusión se da a tan alto nivel y no con reacciones basadas en percepciones e intuiciones infundadas o temores apocalípticos como se discutió en algún blog de esta misma página

Andrés Bermúdez Liévano

23 de Mayo

349 Seguidores

Es iba a decir justamente. En la presentación del informe, Rodrigo Uprimny hi...+ ver más

Es iba a decir justamente. En la presentación del informe, Rodrigo Uprimny hizo énfasis en el hecho de que así una persona sea capturada con mayor cantidad de droga que la permitida, es obligación que se le compruebe que ésta iba destinada al tráfico. Claro, el problema es que no siempre se aplica ni la gente lo sabe...

Camila Osorio

21 de Mayo

2 Seguidores

¿A qué santo hay que prenderle una vela para que Santos no la embarre? Muy buena historia, ojalá vengan buenas noticias.

¿A qué santo hay que prenderle una vela para que Santos no la embarre? Muy buena historia, ojalá vengan buenas noticias.

Gart Valenc

22 de Mayo

0 Seguidores

As far as I'm concerned, three things make the OEA’s two-part report extreme...+ ver más

As far as I'm concerned, three things make the OEA’s two-part report extremely valuable:
1. It has been approved by the governments of the 35 countries that make up the OEA—an institution hardly regarded as progressive
2. Given its provenance, no politician will any longer be able to avoid the debate by arguing that Latin America is not mature enough to appreciate the complexities of the issue, that it is too controversial to be discussed or that to discuss it would amount to political suicide, and
3. It is as a document with enormous pedagogical value. By putting the arguments and counter-arguments out in the open for all to see, the study provides an accessible, highly readable starting point for understanding the main issues, and should be used to encourage, inform and guide the debate on alternative drug policies.
I do believe that it is the duty of governments, universities, schools, drug law reformers and civil societies as a whole to promote the reading of this study which, by the way, is freely available here: http://www.oas.org/en/default.asp
Gart Valenc
Twitter: @gartvalenc

Gart Valenc

22 de Mayo

0 Seguidores

As a European citizen I have to say I find Europe’s lack of support/silence/...+ ver más

As a European citizen I have to say I find Europe’s lack of support/silence/absence from the debate utterly disgraceful.
It is urgent Europe take note and support LatAm call for alternative drugs policies. I say it is time we show some courage!
Gart Valenc
Twitter: @gartvalenc

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia