Sábado Abril 19, 2014

Menú principal

Después que la Corte Suprema concluyó que el aparato de inteligencia del Estado que dependía directamente de la Presidencia estuvo al servicio de los paramilitares durante la administración de Jorge Noguera, el ex presidente Uribe se limitó a trinar que si su subalterno “hubiera delinquido” él pedía disculpas a los colombianos.  ¿De qué se debería disculpar?

De haber nombrado a Jorge Noguera.

El rol que jugó el ex Director del DAS Jorge Noguera en las elecciones de 2002 como gerente de la campaña de Uribe en el Magdalena, el único ‘mérito’ visible para explicar por qué el entonces presidente lo nombró en ese cargo, es un episodio que a la luz de su reciente condena merece ser reconstruído a partir de lo publicado en los últimos años por los medios porque explica en gran parte su desempeño en el DAS.

Álvaro Uribe conoció a Jorge Noguera, según él mismo ha dicho, en 2001. Noguera tenía 39 años y una carrera poco destacada como asesor jurídico de bancos en Santa Marta y como funcionario de segundo nivel en cargos políticos de su departamento.

No es muy claro cómo llegó Noguera a convertirse en el gerente de la campaña de Uribe en el Magdalena, pero según lo que pudo establecer La Silla Vacía, Noguera era cercano a Pedro Juan Moreno, el ex secretario de Gobierno de la Gobernación de Uribe en Antioquia y su amigo personal hasta que se pelearon un tiempo antes de que Moreno muriera en un accidente de avión. Y posiblemente Moreno se lo recomendó.

Manejar una campaña política en el Magdalena en 2001 era una tarea difícil, puesto que el departamento estaba dominado por las Autodefensas Unidas de Colombia, no sólo militarmente, sino también políticamente.

Como lo contó el portal Verdad Abierta después de las masacres de Piñón, en la que murieron 27 personas, y de Sitio Nuevo, con 37 víctimas, y el asesinato de dos ex alcaldes, cuatro alcaldes y cuatro concejales de la zona, Jorge 40 lideró la firma de dos pactos políticos.

El primero fue el de Chivolo, en septiembre de 2000, en el que 417 políticos del Magdalena que representaban 15 de los 20 municipios del departamento, se comprometieron a apoyar a la Gobernación del Magdalena a José Domingo Dávila, quien salió elegido en 2001 y fue condenado posteriormente por la Corte por parapolítica. Y el segundo, que fue el de Pivijay, se firmó a finales de noviembre de 2001 con los ya elegidos alcaldes, concejales y diputados quienes se comprometieron a apoyar al Congreso para las elecciones del 2002 a los candidatos del llamado “Movimiento de la Provincia Unida”, liderado por Jorge 40.

Jorge 40, como comandante del Bloque Norte de las AUC, comandaba tres bloques de autodefensas en el departamento y para las elecciones de 2002 fraguó una ‘operación avispa’ con el fin de garantizar que llegaría el mayor número de políticos de su movimiento al Congreso.

Para ello, como también lo hizo en el Cesar, dividió el departamento en ‘distritos electorales’, que asignó a políticos tradicionales que ya estaban bajo sus órdenes. Todos los candidatos avalados por él ganaron prácticamente por unanimidad y con unas votaciones abrumadoras nunca antes vistas. Los mismos candidatos que en 1998 otuvieron 20 mil votos, cuatro años después, gracias al plan de Jorge 40, alcanzaron 65 mil con unas votaciones totalmente atípicas.

“El fraude ha sido tan evidente que algún día eso se descubrirá y tendremos que responder por eso”, dijo en su momento Rafael García, uno de los artífices del fraude y quien después se convertiría en la mano derecha de Jorge Noguera y también en su verdugo, cuando Enrique Osorio de la Rosa, el otro ‘cerebro’ del fraude, lo llamó a decir que los “pueblerinos la habían embarrado” y que los jurados habían exagerado el fraude electoral.
 

Así se hizo el fraude
Jorge Noguera fue condenado a 25 años de prisión por la Corte Suprema por poner el DAS al servicio del Bloque Norte de las Autodefensas. Apeló la condena.
El Presidente Uribe siempre ha rechazado de manera vehemente cualquier insinuación de que en 2002 se hubiera cometido un fraude electoral a favor suyo en el Magdalena y otros municipios de la Costa Caribe.
Rafael Garcia, ex director de informática del DAS, se convirtió en el testigo estrella de la parapolítica y en el principal acusador de Jorge Noguera. Él develó los vínculos entre Noguera y el Bloque Norte de las AUC y dijo que en 2002 se cometió un fraude electoral a favor de Uribe.
José Gamarra, ex representante a la Cámara por el Magdalena, fue quien llevó a García a la campaña de Uribe.

Según contó en sus confesiones ante la Corte Suprema Rafael García, quien se conoció a partir de entonces como ‘El Ventilador del DAS’, y luego ratificaron la Corte y la Fiscalía en subsecuentes decisiones judiciales, la idea del fraude fue de Jorge 40 y la ejecución estuvo a cargo de García y de Osorio.

García era un ingeniero de sistemas de Santa Marta que trabajaba políticamente con el ex alcalde de Ariguaní Guillermo Sánchez Quintero y con el político liberal Jorge Castro Pacheco, quien era el segundo en la lista de Dieb Maloof en las elecciones de 2002. 

“A ambos los acusó de tener nexos con el Bloque Norte de las AUC: a Sánchez por ser el primero que llevó a los grupos paramilitares a la región y a Castro porque su hermano Augusto Tuto Castro era la mano derecha de Jorge 40”, dice un artículo de El Espectador del 2006. Por orden de Sánchez y Castro, García entró a trabajar en la campaña de José Gamarra a la Cámara de Representantes.

Allí se reencontró con su amigo de la juventud Enrique Osorio de la Rosa, con quien diseñaría el fraude electoral de 2002. Osorio había sido compañero de colegio de García y venía de trabajar durante 15 años en la Registraduría del Magdalena. El tío de José Gamarra, José María Sierra, trabajaba en la Registraduría y en 2001 fue elegido como Contralor Departamental, lo que le impidió trabajar en la campaña de su sobrino. En su reemplazo, le recomendó a Gamarra a su colega de la Registraduría Enrique Osorio.

Según contó García y la Corte comprobó después, entre mayo y junio de 2001, el candidato José Gamarra Sierra les dijo a Osorio y a García que el paramilitar Jorge 40 necesitaba un plan para garantizar que sus candidatos en la Costa Atlántica llegaran al Congreso sin la necesidad que la gente fuera a votar. Jorge 40 creía que si los paramilitares presionaban a la gente, la gente optaría por la abstención el día de elecciones.

Osorio propuso, entonces, suplantar a los votantes a través de los jurados de votación. Para conseguirlo, aprovechando sus contactos en la Registraduría en Bogotá, Osorio compró –a 4 millones cada uno- los censos electorales de las mesas de votación de los cuatro departamentos de la Costa que controlaba Jorge 40 para saber quién votaba en cada mesa.

Con esos censos, Rafael García diseñó un software para cargar el censo electoral y mostrar mesa a mesa cada puesto de votación que querían manipular.

“Estos listados se les entregaron a los candidatos y ellos se los repartieron a los jurados que ellos habían designado y que las autodefensas obligaron a los registradores a que los nombraran”, dijo García en una entrevista exclusiva que dio a la revista Semana y que desató el escándalo del DAS que más de cinco años después condujo a la condena de Noguera. “Al final de la jornada electoral, o en medio de ella, lo que se hacía era que la gente que no iba a votar se suplantaba. Se cogía el tarjetón, se marcaba por el candidato que había escogido el Bloque Norte de las AUC y firmaba por él.”

La estrategia fue un éxito. En el distrito diseñado por Jorge 40 para el sur del departamento, Luis Eduardo Vives Lacouture y Alfonso Campo Escobar arrasaron para el Senado y Cámara, respectivamente. En los municipios de la ribera del río Magdalena, que integraban el segundo ‘distrito’, la victoria fue indiscutible para Salomon Saade y Jorge Luis Caballero. Y en los municipios del centro del departamento ganaron Dieb Maloof para el Senado y José Rosario Gamarra.

Todos ellos ya fueron procesados judicialmente por haberse aliado con los paramilitares para llegar al Congreso. Una vez elegidos en marzo de 2002, el fraude se repitió para las presidenciales a favor de Álvaro Uribe, según aseguró a la Corte Suprema Rafael García, cuyo testimonio coincide con el aportado por jefes paramilitares como alias ‘El Canoso’ y ‘El Alemán' y algunos jurados de votación.

Las presidenciales

Según explicó García, una vez elegido representante a la Cámara, Gamarra les dio la orden a él y a Osorio de presentarse al comando de la campaña presidencial de Uribe en el Magdalena.

“La intención era repetir la misma operación en los comicios presidenciales. El director regional de la campaña era Jorge Noguera, viejo conocido de García pues trabajaron juntos en la Sociedad Portuaria. Según García, desde el primer día, tanto Noguera como Marta Romero Villa, encargada del tema electoral, sabían a qué llegaban él y Osorio, quien desde el primer momento advirtió que el fraude no podía ser tan escandaloso como el de marzo”, contó El Espectador, cuando la Fiscalía dictó orden de aseguramiento contra Osorio en el 2006 por concierto para delinquir agravado y alteración de resultados electorales.

García se convirtió en el auditor de sistemas de la campaña de Uribe en el departamento y fue delegado del movimiento Primero Colombia durante el sorteo de jurados de votación realizado el 10 de mayo de 2002 en Santa Marta, según relató El Espectador. Osorio, junto con Marta Romero, fue el coordinador de control electoral. Y en una ocasión, fue delegado por Jorge Noguera como su delegado para un nuevo sorteo de jurados después de que el primero fue impugnado.

El Magdalena fue el único departamento de la Costa donde Uribe le ganó a Horacio Serpa. El 66 por ciento de los votos de Uribe en esta región fueron en los mismos municipios con presencia paramilitar en los que los congresistas de la Provincia Unida lograron su votación atípica. Sólo el 34 por ciento restante lo obtuvo en municipios por fuera de los ‘distritos’ diseñados por Jorge 40 para su operación electoral, como lo señaló el 2006 un artículo de Semana.com. Serpa, en cambio, obtuvo el 31 por ciento de sus votos en las zonas de dominio paramilitar y el 69 por ciento en el resto del departamento.

“En municipios bajo influencia paramilitar como El Difícil, Serpa perdió un 84 por ciento de electores en el 2002 respecto a 1998”, descubrió Semana.com. “Lo mismo en Chivolo. En Salamina, donde los paramilitares mataron a un delegado de la Registraduría que denunció fraude en las elecciones para alcalde en 2003, Serpa sacó un 73 por ciento menos de votación. Uribe sacó 2.420 votos y Serpa solo 368”.

En 2006, cuando estalló el escándalo del DAS, periodistas de Semana viajaron a la zona y recogieron testimonios de jurados del Magdalena que confirmaron la versión del fraude en las presidenciales dada por García.

Un jurado de El Difícil, donde Uribe sacó 9.858 votos y Serpa 1.102, dijo que en su mesa votaron solo 40 personas. Pero que al final de la jornada, el paramilitar de la zona le ordenó marcar otros 400 tarjetones con los nombres de los inscritos para votar en esa mesa. Otro funcionario de la Registraduría de ese municipio dijo que en los escrutinios para Presidente, los jurados tacharon dos veces los tarjetones que favorecían a Serpa para anularlos.

Muy pocos ponen en tela de juicio que Álvaro Uribe habría ganado las elecciones incluso sin un fraude. Su exitosa gobernación en Antioquia y su lúcido paso por el Senado le habían dado reconocimiento nacional. Pero sobre todo su postura de mano dura y de rechazo frontal a las negociaciones con las Farc en el Caguán encarnaron la sensación de odio hacia la guerrilla que sentían la mayoría de colombianos. Uribe era quien mejor interpretaba ese momento histórico.

Lo que se discute es si habría ganado en primera vuelta sin los votos que le puso Jorge 40. “Álvaro Uribe ganó la Presidencia con 5.862.655 votos equivalentes al 53 por ciento de la votación para las elecciones presidenciales de 2002, con lo cual accedió al cargo en la primera vuelta. Si a esa votación se le restan los 337.085 votos que sacó en Magdalena, Córdoba, Cesar y Guajira, habría tenido que disputar el cargo en segunda vuelta con Horacio Serpa pues habría sacado solo el 49 por ciento de los votos”, dijo Semana en un artículo, que enfureció a Uribe a tal punto que regañó públicamente al director Alejandro Santos diciéndole que “este no era un juego de muñecas”.

Obviamente no todos y posiblemente ni siquiera la mayoría de los votos de la Costa fueron fruto del fraude e igual Uribe seguramente habría ganado en primera vuelta. A Uribe lo invitaban a dar charlas en el Magdalena sobre su política de seguridad en Antioquia y durante la campaña, entre 2000 y 2001, estuvo más de cinco veces haciendo proselitismo. Pero que hubo fraude electoral en el 2002 se deduce de las declaraciones judiciales tanto de paramilitares, como de políticos y funcionarios de la registraduría y jurados.

Según contó García a la Corte Suprema, al día siguiente del triunfo de Uribe, Noguera lo citó en su apartamento en Santa Marta y le dijo que aspiraba a un alto cargo en el gobierno y que quería que él fuera el puente entre el Bloque Norte de las AUC y él. García era parte de las autodefensas y dijo que necesitaba la autorización de Jorge 40.

“Jorge Noguera fue designado como director del DAS y se posesionó el 16 de agosto de 2002. Dos semanas después llamó a García y le dijo que podía aceptar el ofrecimiento porque “ya tenía autorización de El señor”, contó El Espectador citado por Nizkor. El 4 de septiembre, García se posesionó como director de informática del DAS, sin cumplir con los requisitos legales, pero con una instrucción precisa: colaboración total con las autodefensas.

Enrique Osorio de la Rosa también tuvo un cargo con el DAS. Según consta en la providencia de la Fiscalía que ordenó su captura, la de Salomón Saade y la de Gamarra, Osorio dice que trabajó como informante del DAS por invitación que le hizo Noguera “en reconocimiento a su trabajo en la campaña presidencial de Álvaro Uribe Vélez en Santa Marta”.
 

¿Sabía Uribe?

 

Aunque Noguera siempre negó que hubiera sabido del fraude electoral en las elecciones presidenciales, es prácticamente imposible que lo ignorara, dado que en los municipios del Magdalena donde Uribe arrasó el fraude -tanto en las legislativas como en las presidenciales- fue un hecho notorio.

¿Sabía Uribe? De pronto no.

“Yo no he dicho que el doctor Uribe buscó ese fraude. Lo que dije fue que esos señores, el mismo fraude que hicieron para elegirse ellos, lo repitieron para aportarle los votos al Presidente”, dijo García en su entrevista de Semana.

En un informe que fue entregado hace dos meses y que reveló recientemente Noticias Uno, García dijo que “el presidente Álvaro Uribe conocía y aprobaba la existencia de esta red ilegal y las actividades delictivas a que nos dedicábamos (en beneficio de los paramilitares) quienes hacíamos parte de ella" y contó que “Jorge Noguera me llevó a la Presidencia donde ingresamos sin dejar registro alguno y estuvimos con el Presidente, quien nos confirmó la orden de que entregáramos la información a las autodefensas”.

Pero no dijo si Uribe sabía lo que había ocurrido antes de ser elegido.

En todo caso, Uribe no era ajeno a las dinámicas de la zona. En agosto de 2001, cuando ya se estaba fraguando el fraude para las legislativas, Uribe visitó en su casa a Saúl Severini en Pivijay, donde se firmó luego el famoso pacto de Jorge 40, según contó a la Fiscalía el representante José Gamarra.

“Para la elección de 2002, el señor Saúl Severini, reconocido ganadero y líder cívico, le dio el apoyo al presidente Uribe y sus amigos y familiares me acompañaron a la Cámara de Representantes y en ese entonces Severini no tenía ningún vínculo con grupos al margen de la ley que se supiera, como se puede constatar con la visita de Álvaro Uribe a su casa”, dijo en su indagatoria Gamarra y aportó una foto del entonces candidato presidencial con Severini.

Después Severini se postuló como desmovilizado del Bloque Norte y la Fiscalía estableció que, junto con su hermano Carlos, era uno de los principales financiadores de las autodefensas en la zona. Incluso era considerado por las autoridades como el comandante del Frente Pivijay.

Es posible que Uribe no supiera realmente quién era Severini ya que posaba de ganadero y líder cívico. También es posible que no supiera quién era realmente Jorge Noguera y sus vínculos tan estrechos con Jorge 40.

Pero precisamente que sepa en manos de quién pone todo el aparato de inteligencia del Estado es lo mínimo que le pide uno al Presidente de la República.

Perfiles relacionados: 
Álvaro Uribe Vélez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2011-09-19 00:30

Los colombianos, que nos caracterizamos por ser tan avispaos, que llevamos algo que en ninguna otra parte se cultiva como eso que llaman "la malicia indigena", pero a veces nos comportamos como unos tarados.....como asi, que alrededor de Uribe, todo es sucio, oscuro, tramposo, delictivo, marrullero.....y no faltan todavia aquellos que crean que Uribe, es la reencarnacion de Santa Teresa de Calculta??...por Dios, que mas quieren??...Uribe y lo torcido, es tan obvio, que el estudiante mas atrasado de detective hace rato se hubiere graduado.....y no precisamente como lo hizo Tomasito.

Dom, 2011-09-18 22:45

La respuesta de si es responsable es muy clara, lo es y no hay duda, probarlo de alguna manera es otro debate. En toda la carrera de Uribe hay cientos de menciones de episodios oscuros, delincuentes, marrullas, asesinatos, traiciones, etc.
Creo que hay que avanzar en ese tema en el sentido aprender la lección de elegir personajes como Uribe o darles cabida en el juego democrático. Porque uno es todo el tema de responsabilidad judicial y otro el tema de que tan eficiente o que tan benéfica realmente fue su gestión, su legado. En ese sentido valorar la seguridad democrática como lo que realmente fue y la responsabilidad que nos cabe a todos por haber dejado que esto pasara. En esta entrada se habla de la desilusión del proceso de paz del Caguan, hay que recordar que el estado de opinión del que tanto presumía Uribe tenia algo de razón, y es que de algún modo la sociedad permitió este desastre con la excusa de acabar con el origen de la desilusión sin mirar el costo.

Dom, 2011-09-18 23:29

Y una forma de avanzar es no hacerle el juego a personas como Uribe, poner de presente no tanto sus relaciones oscuras sino los "frutos" de su paso por el gobierno, porque si hay algo que esta pasando es que de su obra y milagros no esta quedando ni el rastro. Santos puede usar todos los eufemismos que desee acerca de lo que es Uribe, pero esta sacando a patadas a todos los mafiosos del gobierno nacional y desmontando el cacareado estado comunitario por la puerta trasera. No por amor a la honestidad sino por simple amor a la tecnocracia, a la eficiencia burocrática.
La unica forma de justicia visible que le queda al pueblo es no volver a creer en este tipo de personajes, no volverlos a elegir, no volverlos a mencionar, condenarlos al olvido.

Dom, 2011-09-18 21:13

A la pregunta del titular de la nota la respuesta es: Toda la responsabilidad.

Uribe dice haberlo nombrado tanto por su hoja de vida como por su familia. Aceptemos, en gracia de discusión, que la familia es una buena familia.

Pero lo de la hoja de vida es una afrenta al país:

Noguera se ganó el puesto en el DAS por haberse craneado el robo de las elecciones en el Magdalena de la mano de su ing. de sistemas Rafael García, su complice y verdugo. Y la idea no era que siguieran robando elecciones.

Noguera se ganó el puesto en el DAS simplemente porque Rafael García era de Jorge 40. Y García borró prontuarios, propiedades, historias recopiladas por el DAS en años. Al fin y al cabo la orden era de Uribe: la lucha contra "las far".

Y Noguera era un tipo vivo pero sin hoja de vida para manejar el DAS: era simplemente un tipo que podía servir a Uribe en lo mas abyecto de sus proyectos. Como desaparecer y asesinar "zurdos".

Fueron 8 años de VERGUENZA !!

Dom, 2011-09-18 21:53

El jefe del bloque Paramilitar "Cacique Pipintá" le pide a Uribe, en entrevista fácil de encontrar en la red, que "se desmovilice por que él hace parte de la organización"

Uribe es conocido de autos desde .... Aeronáutica Civil...Gobernación de Antioquia...En el senado ya estaba podrido y de ahí sus contribuciones a leyes laborales y de salud pública en contra de la gente menos favorecida.

Con Uribe como gobernador de Antioquia la expansión del paramilitarismo es algo que nadie ha cuantificado. En la costa Caribe, Uribe era el héroe de los usurpadores de tierras: pero sólo en Magdalena ganó las primarias. Tiene que ser que sólo en Magdalena los usurpadores eran mayoría de que los despojados ?

Con Uribe como gobernador de Antioquia, las masacres de campesinos por las que Colombia ha sido condenada en Cortes Internacionales, no tienen equivalente. Pregúntenle al padre Javier Giraldo.

Y que no nos vengan a preguntar por la responsabilidad de Uribe en el nombramiento de Noguera.

Dom, 2011-09-18 22:20

o.O

Pues, yo iba a comentar algo, pero como usted ya la sacó del estadio, mejor voy por mi linterna y el guante de béisbol a ver si agarro la bendita pelota. :D

Dom, 2011-09-18 21:01

Una “patocracia” es un sistema de gobierno creado por una minoría patológica (por psicópatas) que toma control de una sociedad de personas normales.

La patocracia es una enfermedad de grandes movimientos sociales seguidos por sociedades enteras, así como naciones e imperios. Durante el transcurso de la historia de la humanidad, ha afectado a movimientos sociales, políticos y religiosos, al igual que a las ideologías que la acompañan… Y los ha convertido en caricaturas de ellos mismos… Esto ocurrió como resultado de… la participación de agentes patológicos en un proceso patodinámico similar. Esto explica porqué todas las patocracias del mundo son, o han sido, tan similares en sus propiedades esenciales.

… Identificar estos fenómenos a lo largo de la historia y calificarlos adecuadamente según su verdadera naturaleza y contenidos – y no según la ideología en cuestión, la cual sucumbió al proceso de caricaturización – es un trabajo de historiadores.

Dom, 2011-09-18 21:01

Las acciones de la patocracia afectan a la sociedad entera, comenzando por los líderes e infiltrándose en cada pueblo, negocio e institución. La estructura social patológica cubre gradualmente todo el país, creando una “nueva clase” dentro de la nación. Esta clase privilegiada [de patócratas] se siente permanentemente amenazada por los “otros”, es decir, por la mayoría de la gente. Andrew M. Lobaczewski, Ponerología Política. Una ciencia de La Naturaleza del Mal ajustada a Propósitos Políticos (Political Ponerology. A Cience of the Nature of Evil adjusted forPolitical Purposes)

Dom, 2011-09-18 20:34

Uribe está enfermo de odio y de venganza. El está inmerso en una cruzada, que teniendo motivos privados, para él se ha convertido en la razón de ser de una nación, en la definición de la esencia misma de su concepción de patria. Para él la patria es un lugar donde él pueda llevar a cabo su hazaña, aplaudido por corifeos y aduladores; que es lo único que su paranoia puede aceptar a su lado. Es un ser que en el fondo se siente infinitamente inseguro, pero en extremo hábil para hacer causa común con aquellos que están dispuestos a definir seguridad como el ejercicio arbitrario de las propias razones. Los paramilitares eran los peones que iban a limpiar para él esa finca inmensa que para él es Colombia y que sólo está dispuesto a compartir con sus similares. Hasta que punto se ocupó de los detalles de esta tarea? Hasta que punto se ocupa la señora de la casa de los detalles del ajiaco de ese día? A veces más, a veces menos. Si la cocinera es buena, sólo se recuesta, y disfruta de la sopa.

Dom, 2011-09-18 20:35

Uribe mismo es un instrumento de otros más cómodos aún que él.
Colombia tiene que decidir si está dispuesta a seguir permitiendo que el juego esté definido por las reglas de Uribe y sus congéneres. Es esta mentalidad la que justifica masacres y motosierra. La que se hace la de la vista gorda cuando se amenaza sistemáticamente a hijos de periodistas incómodos. Esta mentalidad de “todo vale” que contaminó a la guerrilla y a sus corifeos hace mucho tiempo también. Pero Uribe terminó siendo la versión potenciada de aquel enemigo que detesta. Uribe es una peligrosa enfermedad política que Colombia debería superar y clausurar con algo de vergüenza. Y entonces, y solo entonces, Uribe podría descansar en paz detrás de una nube de olvido. La cárcel solo aumentaría su relevancia.

Dom, 2011-09-18 19:27

Para nadie es una sorpresa que en manos de un Director inescrupuloso o de un delincuente,el DAS se pudiera convertir en una institución criminal que actuara arbitrariamente contra ciudadanos inermes. El caracter clandestino de muchas de sus actividades le permiten actuar sin controles externos. Era obvio quee sus poderosos recursos para enfrentar la criminalidad se podían convertir en armas de doble filo en manos inescrupulosas.Por todo eso es inconcebible que un Presidente nombre al Director del DAS con ligereza. Menos aún es creíble que precisamente Uribe, para quien el tema de la Seguridad era el eje capital de su doctrina, hubiera realizado tal nombramiento sin que tuviera razones de peso para hacerlo. Noriega no tenía hoja de vida que indicara experiencia para el cargo. Las justificaciones de Uribe de que lo nombró, entre otras, porque era un buen muchacho de buena familia demuestran que subvalora la inteligencia de los colombianos y que se niega a asumir su responsabilidad.

Dom, 2011-09-18 17:58

Según el ultimo párrafo, Juanita da a pensar que la responsabilidad de Uribe debe ser por omisión. Eso es tan frustrante como la destitución de Samuel Moreno que también fue por lo mismo. Es decir, los juzgamos no por corruptos sino por idiotas.

Dom, 2011-09-18 22:09

Yo creo que escoger a un funcionario es una acción, no una omisión. Él escogió a Noguera a pesar de que su único mérito es haber manejado una campaña en la que hubo fraude. Yo creo que eso es bastante 'activo'.

Jue, 2011-09-29 19:29

De alguna forma tienes razón, sin embargo, podemos verlo de la siguiente manera; una acción o una omisión son de igual forma una falta a un deber. De manera le es imputable lo hecho por Noguera solo por haber faltado a su deber de velar por el actuar de su "buen muchacho".

Dom, 2011-09-18 15:45

25 años es poco para Noguera.

Dom, 2011-09-18 15:44

Salomón Saade es un pillo al igual que su hno el abogado ladrón de la Dian Eduardo Saade.Este exsenador gordiflón´,pícaro e ignorante además de aváro,iba al senado a dormir y a bostezar.Y cuando llegaba a su tierra a robar y a robar.

Dom, 2011-09-18 15:39

En la primera vuelta los Paras quitaron la Luz desde las 6am hasta las 10pm.toda santa Marta,se murió del calor,sin abanicos,aires,tv etc,par hacer el Gran Fraude.
Uribe tenía que ir a la segunda vuelta.pero los Paras lo ayudaron.Esto lo sabe todo el mundo.

Dom, 2011-09-18 15:37

Los Noguera Cotes -firma de arquitectos,tiene un hno arquitecto-construyeron un edificio con dineros de la Mafia al lado del hotel Zuana.En uno de esto aptos,se alojó Don Uribe.

Dom, 2011-09-18 15:33

García no miente.Dice toda la verdad.García ,como mucha gente de las clases desfavorecidas de santa marta-que si no venden el voto o hacen política feudalista,se mueren de hambre-,es el hijo de un maestro de obras honesto y noble ,Adaulfo García.-quien fue mi maestro de obras junto al gran arquitecto Armando Fuentes y construyeron mi casa.-.
Adaulfo bajo el tórrido sol caribe,se ganaba su dinero a sol y sol y se preciaba de estar educando a su hijo-rafael garcía,de la mejor manera-.
lo Hizo con el sudor de su frente Ingeniero de sistemas.El chico,más talentoso que cualquier Vives ,Dávila,etc-Al conocer a noguera en Puertos,este lo corrompe.
García,por trepador,ocasionó la muerte de su Padre cuando se enteró que su hijito no era honesto sino un criminal de marca mayor.-le dió un infarto-.aún me duele la muerte de mi Maestro de Obra preferido.se le podía dar el dinero sin exigirle recibos:Siempre cumplía.Ambos,Noguera y García deben pagar por sus innumerables crímenes y Uribe también.

Dom, 2011-09-18 15:29

Uribe debe lamentarse por tener en su gobierno a los mas grandes corruptos y mentirosos de la historia colombiana, Noguera, Pretelt, Mario Uribe, Gallego.

El hecho de que Noguera figure con nexos con paras inculpa directamente a Uribe.

Dom, 2011-09-18 15:19

A Uribe le cabe toda la responsabilidad.
1-Su primer negocio fue en el Rodadero: Restaurante y asadero el "gran Banano".
2.-Santa marta se recorre en 20 minutos y todo el mundo se conoce.Todos saben "quién es quién".Tanto así que uan Vives me narró lo siguiente: Cada vez que llega alguien ami casa le digo: "Ajá y ahora de quién vienes a rajar?-rajar en buen costeño es chismosear o mal hablar-.
Jorgee Noguera es super conocido en Santa Marta por enfant terrible.
Esta historia es cierta:sus abuelos tenían en la bella Minca una finca.Nunca su abuelo,le pagó a los celadores.Su abuela-mujer al fin-,antes de morir le dijo a su esposo:No podré morir tranquila sin que le pagues a fulano.El,le contestó:le escrituraré la finca,te lo prometo.Y así lo hizo.este tipejeo criminal mayor-noguera-le debía un dinero a Jorge 40.Le dijo a Cuarenta:Tengo una finca en Minca,te la doy como pago de la deuda.Mataron a los señores de la finca y esa tierra deb

Dom, 2011-09-18 15:23

Y esa finca hoy,debe ser de otro criminal mayor de las "mejores familias" del Valle de Upar.
uribe y sus hijos son dueños de muchas muchas tierras en santa marta.Cuando sus hijitos llegaban con toda su parafernalia,DMG y escoltas,nadie podía entrar a los supermercados.Se apoderaban de todo.Son unos USURPADORES DE MARCA MAYOR.aSÍ QUE SIGA LA GRAN TRAICION DE SANTOS,con guante de seda y daga de plata como dice Matarife.Excelente Juanita.Te adoro.¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Dom, 2011-09-18 12:15

Ninguna, Cero. Nada. Ya LSV repondio esta pregunta en una entrada anterior. No se porque se preguntan lo que ya saben. ..."Durante el juicio, la parte civil solicitó a la Sala expedir copias para investigar al expresidente Uribe Vélez por su presunta participación en los hechos por los que fue condenado Noguera, ya que en su concepto los mismos hacían parte la política de seguridad democrática que impulsó durante su administración.

La Corte rechazó esta petición puesto que el proceso no reveló la participación del ex presidente en estos hechos. Nadie nunca dijo, y ni siquiera insinuó durante el juicio, que Uribe hubiera ordenado a Noguera hacer nada de lo que hizo."

Mejor hagan un reportaje del expresidente mostrando sus dotes culinarias. Anexo un abrebocas.

http://www.elheraldo.co/nacional/si-hubiera-sido-corrupto-no-habr-a-deja...

Dom, 2011-09-18 14:40

Basher, no entiendo. ¿Como se explica lo que afirma García?

“Jorge Noguera me llevó a la Presidencia donde ingresamos sin dejar registro alguno y estuvimos con el presidente, quien nos confirmó la orden de que entregáramos la información a las autodefensas”.

Dom, 2011-09-18 11:00

La responsabilidad de un superior sobre los actos de sus subordinados depende de la relevancia del cargo que ocupen y de la interdependencia de los dos cargos (el del superior y el de su subordinado). Entonces, cuando un funcionario ocupa el más alto cargo posible en una entidad y depende DIRECTAMENTE de las órdenes de su jefe, por lógica, el jefe tiene responsabilidad sobre las acciones de su subordinado, máxime cuando corresponden a delitos tan SISTEMÁTICOS y tan graves. Más responsabilidad cabe aún, cuando el subordinado es claramente denunciado y su superior, en lugar de procurar establecer la verdad, apoya sin restricciones a quien ha sido señalado de cometer crímenes gravísimos. Por supuesto, Uribe tiene TODA la responsabilidad en este caso, por acción y por omisión, jurídica y políticamente.

Dom, 2011-09-18 10:03

hace un par de años salió una noticia en cm& donde explicaban que por la cercanía del das de noguera con los paramilitares la entidad se había convertido casi que en un cartel de narcotráfico al utilizar facilidades, agentes y logística del das para llevar coca a mexico ... era esto verdad ? es decir ... la pregunta que plantea este artículo de si uribe sabía o no, sumándole una pregunta sobre la noticia de cm&, tendría una respuesta sobre si además de todas las cosas torcidas que han aparecido sobre ese expresidente le cabe además de patrón el sobrenombre de "don". Y a partir de eso se pregunta uno por qué hoy en Colombia los dos expresidentes con sugeridos nexos estrechos con las drogas y la corrupción son los que más suenan e influencian la política actual ... cómo hacemos para que se callen de una vez por todas uribe y samper ???

Dom, 2011-09-18 07:06

Y.....¿De donde salió esta absurda pregunta? Muy seguramente viene del "sr" obdulio gaviria o de andrés felipe arias o de jorge enrrique noguera (ninguno de estos "srs" merece ni mayúscula). ¿Pretenden enredar? ovalado es, frito se come y la gallina lo pone.....¿Será el huevo?

Dom, 2011-09-18 05:16

TODA, TODA la responsabilidad le cabe a Uribe, es IMPOSIBLE creer que él no sabia lo que hacia Noguera, no solo lo sabia, sino que le daba ordenes. El problema es como probar el rol de Uribe en todo esto?. Parece que eso no va a llegar. Entonces la pregunta es: Tuvimos a uno de los peores matachines como Presidente durante 8 años o tuvimos a un tarado como presidente que no sabia lo que pasaba con sus subalternos. Uribe podra ser de todo, todo lo que quieran, excepto bruto o tarado (eso lo somos los colombianos que parece que aun la "pasamos por inocentes").

Dom, 2011-09-18 03:31

A cada cerdo le llega su noche buena espero que a este no lo dejemos escapar.

Dom, 2011-09-18 03:29

Tiene toda la responsabilidad el es quien les manda y el que les dice como se hace.

Páginas

Añadir nuevo comentario