Por Carlos Hernández Osorio · 26 de Febrero de 2017

3758

11

En su segundo año de mandato, el mismo en el que se definirá si prospera su revocatoria, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, le apuesta a un cambio de discurso. El objetivo es dejar a un lado el espejo retrovisor que lo enfrentó al petrismo, para centrarse en comunicar cuanto pueda los logros que vaya alcanzando, después de un primer año en el que no tuvo mucho que mostrar, como es usual al inicio de los períodos de los gobernantes.

Comenzó estrenando directora de comunicaciones, dándole más bombo a sus salidas a los barrios y tratando de posicionar un discurso que resalta su capacidad de ejecución, pero esta semana demostró que mantiene el “tonito” que ha afectado su imagen, que le puede restar aún más puntos en las encuestas y que les da más argumentos a quienes quieren tumbarlo.

El cambio de mando

El equipo de comunicaciones de la Alcaldía cambió de directora este año: se fue Luz María Sierra y entró María Elena Romero.

Sierra había trabajado con Peñalosa como Directora de Comunicaciones de su campaña política en 2015, tras una carrera como periodista y editora en El Tiempo y Semana.

En 2016, durante el primer año de gobierno, hizo parte del círculo de asesores más cercanos del Alcalde.

Él mismo reconoce públicamente que ella fue clave para su victoria.

Este año, sin embargo, se retiró aduciendo razones personales, aunque dejó el plan de comunicaciones centrado en la ejecución que ahora deberá liderar Romero, una periodista barranquillera que ha hecho los últimos años de su carrera como jefe de emisión y de redacción en los noticieros de la Casa Editorial El Tiempo.

Y aunque la trayectoria de las dos es diferente y con Romero apenas se conoció hace 20 días, el Alcalde deja ver un patrón en ambos nombramientos: son personas que conocen el mundo del periodismo por dentro (algo clave para entender las lógicas bajo las que trabajan los reporteros que cubren a diario la Alcaldía) y llegan al cargo provenientes de grandes medios que han sido afines a Peñalosa.

Podrá mostrar obras, pero pequeñas

Pasar a comunicar la ejecución es una estrategia lógica para un 2017 que marcará la mitad del mandato, y después de un 2016 en el que Peñalosa no tenía un presupuesto armado por él mismo y se dedicó gestionar plata ante el Concejo: cupo de endeudamiento, autorización para vender la ETB y una parte de la EEB, por ejemplo.

Esa intención, sin embargo, se topará con una dificultad: las megaobras que ha prometido el alcalde comenzarán a ejecutarse en 2018 y 2019. Y probablemente entren en operación cuando él haya terminado su mandato.

Muestra de ese inconveniente es que sobre esos grandes proyectos hasta ahora solo puede comunicar avances en los trámites de su estructuración (como que las APP pasaron a etapa de factibilidad o que está en reuniones con bancos para garantizar la plata del metro), pero en esos casos falta mucho para hablar de la ejecución.

Por lo pronto, con sus publicitadas visitas semanales a los barrios, que comenzó en Ciudad Bolívar hace veinte días con el eslogan de “Peñalosa en mi barrio”, se metió de lleno en una estrategia de microgerencia con la que busca mostrar logros más puntuales, como la iluminación de parques y canchas de fútbol, la gestión de cámaras de seguridad y el destrabe de algunas obras que venían quedadas.

Sus asesores buscan al tiempo que la gente lo vea como un mandatario más cercano. “Ahí hay que mostrar al alcalde que todos deberían conocer. El que camina las calles, el que se agacha y recoge el papel de basura”, dice Romero. “Que la gente se quite esa imagen de que solo es un alcalde de concreto”.

Pero mientras su equipo de comunicaciones (que tan solo en el Palacio Liévano rodea las 20 personas) está volcado a mostrar una imagen menos arrogante de Peñalosa y, sobre todo, sus ejecutorias, él mantiene una forma de comunicarse que suele dejarlo mal parado.

La imagen baja y el "tonito"

Si se tienen como referencia las encuestas de Gallup, el Alcalde arrancó su gestión con un 31 por ciento de aprobación a su labor (equivalente al porcentaje con el que ganó las elecciones) y un 62 por ciento de desaprobación.

Al finalizar su primer año esos números, ya de por sí malos, habían empeorado: 29 por ciento de aprobación y 67 por ciento de desaprobación.

Las razones pueden ser diversas e ir desde la toma de decisiones impopulares, pero que hacen parte de su programa de gobierno (vender la ETB, recuperar el espacio público de la invasión de los vendedores informales), hasta el “tonito” que usa al referirse a temas sensibles para la gente y la oposición.

Es algo propio de su personalidad y muy difícil de manejar para sus asesores en comunicaciones, como lo manifestó el profesor de comunicación política Carlos Arias.

La Silla supo que, por ejemplo, desde el año pasado le han insistido, sin mayor suerte, que al referirse a la Reserva Van der Hammen saque de su léxico la palabra "potreros", que ha usado con frecuencia para referirse a esa zona de la ciudad, y con la cual los ambientalistas sienten que menosprecia un sector considerado de gran importancia para el medio ambiente.

Una fuente que ha trabajado con Peñalosa de cerca en esta alcaldía nos dijo que, a pesar de que Peñalosa dice no tener su imagen en las encuestas como parámetro para gobernar, debería preocuparse de que la desaprobación “llegue a niveles inmanejables”.

Este año, la muestra más evidente de que eso ha cambiado poco fue la declaración que le dio esta semana a la emisora Uniminuto, donde dijo que “a los ciudadanos les parece muy sexy el metro subterráneo porque no lo han usado”, pero que de hacerlo tendrán que “meterse bajo tierra como una rata todos los días”.

En esa misma entrevista descalificó a quienes promueven su revocatoria afirmando que la pretensión que los mueve es convertir a Bogotá en una nueva Venezuela.

Partiendo de esa falencia en el discurso que a título personal maneja Peñalosa, y después de ese episodio, la Alcaldía puso a rotar en redes sociales, a ritmo de salsa choque, una muestra del mensaje que pretende hacer calar en la gente: "Somos malos para hablar, pero buenos para hacer". Y "nosotros hablamos poco, somos malos para hacer política, pero hacemos obras".

Recurrir, como en este caso, a las redes sociales también ha sido parte de las tácticas institucionales para generar empatía y mostrar lo que se está haciendo.

Las cuentas oficiales generalmente responden las quejas de los usuarios, a lo que se suman apuestas más virales como haber puesto una youtuber, Loa, a que responda inquietudes ciudadanas.

La estrategia en redes ha sido asesorada por Renata Cabrales, periodista que ha estado al frente de ese tema en medios como El Tiempo y El País de Cali.

Pero a pesar de usar múltiples medios para mostrar acciones de gobierno, salidas como la comparación con las ratas no solo generan titulares que se centran en las palabras más polémicas de sus frases, o columnas de opinión, sino que le echan combustible a la recolección de firmas para revocarlo.

Leonardo Puentes y Carlos Carrillo, líderes de los dos comités más fuertes que impulsan la salida del Alcalde, le dijeron a La Silla, por separado, que por salidas como esas es que Peñalosa se hace su propia campaña en contra.

Y es justo lo que pretende evitar el equipo de asesores del alcalde: darle bombo mediático a la oposición. El objetivo, por el contrario, es tratar de opacar las críticas a punta de comunicar la gestión de un alcalde que obtiene logros, ya que en la Alcaldía consideran que meterse de frente a responder cada cuestionamiento es no solo distraerse de la tarea de gobernar, sino darles la posibilidad a quienes pretenden tumbar a Peñalosa de ganar protagonismo a punta de micrófono y redes sociales.

Como lo contó La Silla, en la administración sí están pendientes de lo que ocurra con la recolección de firmas, pero la orden del propio Alcalde es centrarse en ejecutar y no meterse en la campaña política.

En las próximas semanas, cuando se sepa a ciencia cierta cómo va la recolección de las firmas y sigan saliendo encuestas, se irá viendo si el cambio en la estrategia de comunicaciones también tiene resultados por mostrar.

Comentarios (11)

José Saramago - 0

26 de Febrero

0 Seguidores

bit.ly/2mqotyW 
“¿Por qué la imagen de Peñalosa no repunta?”
Bogotá
25 Feb 2017 - 9:52 PM
Laura Dulce Romero
 ...+ ver más

bit.ly/2mqotyW 
“¿Por qué la imagen de Peñalosa no repunta?”
Bogotá
25 Feb 2017 - 9:52 PM
Laura Dulce Romero
 

José Saramago - 0

26 de Febrero

0 Seguidores

Peñalosa y Petro: dos falsos con títulos académicos falsos 'bajo el brazo'. 
Buena parte de los que hoy promueven la revoca...+ ver más

Peñalosa y Petro: dos falsos con títulos académicos falsos 'bajo el brazo'. 
Buena parte de los que hoy promueven la revocatoria de Peñalosa son los mismos que defendían y defienden a Petro quien merecía mas ser revocado. Los que votaron por Peñalosa (anti-Metro-ETB) tienen lo que merecen al votar por Peñalosa, pero para ser justos no había mucho de donde escoger.

Milbarras

26 de Febrero

0 Seguidores

El título dice que pasamos a la ejecución pero la nota solo habla del tema estrategia de comunicaciones. Como que nos tumbaron Echeverry......+ ver más

El título dice que pasamos a la ejecución pero la nota solo habla del tema estrategia de comunicaciones. Como que nos tumbaron Echeverry...

DIDUNDI

26 de Febrero

1 Seguidores

No olvidar q Peñalosarota está muy influenciado x la escuela d la gortesca chabacanería Vargasllerista, sólo q cada cual le impone su estilo perso...+ ver más

No olvidar q Peñalosarota está muy influenciado x la escuela d la gortesca chabacanería Vargasllerista, sólo q cada cual le impone su estilo personal.
Lo. siento mucho x el autor, pero, para alguien cuya obsesión siempre ha sido Bogotá y la tiene en su mente planeada, no es justificación aquello:' no hay q mostrar como es usual al inicio de los períodos de los gobernantes'.

DIDUNDI

26 de Febrero

1 Seguidores

No le interesan las encuestas pero son +s los asesores en comunicación q los secretarios dl distrito, q' cosas no?.
Puede tener d asesor al ...+ ver más

No le interesan las encuestas pero son +s los asesores en comunicación q los secretarios dl distrito, q' cosas no?.
Puede tener d asesor al mismísimo Coronel, pero si no tiene q mostrar, Coronel no podría inventar cómo tapar la ineficiencia d un personaje q tuvo todo el estamento a su favor y x el q fue elegido.
Decepcionante lo d Larguerintintin, q le copié al jefe

AlejoGomezCH

27 de Febrero

0 Seguidores

Justamente por errores como los de Peñaloza, q ha sido un buen alcalde,  es q tienen eco los populistas como Petro. No debe olvidar q es un pol...+ ver más

Justamente por errores como los de Peñaloza, q ha sido un buen alcalde,  es q tienen eco los populistas como Petro. No debe olvidar q es un político y por tanto la gente espera q actúe como tal. Realpolitik.

Juan Guerrero

27 de Febrero

0 Seguidores

Las acciones gritan mas fuerte.
Llegamos al mes 15 mamandole gallo al metro y mientras tanto los bogotanos siguen perdiendo 3 horas metidos en el ...+ ver más

Las acciones gritan mas fuerte.
Llegamos al mes 15 mamandole gallo al metro y mientras tanto los bogotanos siguen perdiendo 3 horas metidos en el sistema transmilenio, parados, apiñuscados y corriendo el riesgo de robos y manoseos. El transporte urbano nececesita eficiencia espacio tiempo, lo que choca con el interés de vender buses. 
 

Henry Castro Gerardino

27 de Febrero

140 Seguidores

Parece infantil, pero no lo es aquello de lo del tonito. Levantar una ciudad que estaba postrada administrativa y financieramente, es un reto difícil...+ ver más

Parece infantil, pero no lo es aquello de lo del tonito. Levantar una ciudad que estaba postrada administrativa y financieramente, es un reto difícil. Los resultados no pueden verse a corto tiempo y nadie quiere darle al alcalde tiempo. El asunto es netamente político y para nada técnico. Para mí como bogotano la sola intervención del Bronx es meritoria. Nadie le quería meter mano.

DIDUNDI

27 de Febrero

1 Seguidores

El problema dl metro no admite + tiempo y menos para alguien q llegó como el Mesías cachaco con todo el estamento a su favor.
Lo dl Bronx no dej...+ ver más

El problema dl metro no admite + tiempo y menos para alguien q llegó como el Mesías cachaco con todo el estamento a su favor.
Lo dl Bronx no deja d ser politiquería oportunista q no fue + allá d un simple traslado dl problema.Y al mejor estilo americano, hacer el metro a la vista, es asegurar la nueva casa d los drogadictos, esta vez no 1-2-3 manzanas, sino una larga humeante y maloliente calle.

Henry Castro Gerardino

27 de Febrero

140 Seguidores

Agradezco su respuesta sin poder lamentablemente compartir su opinión. Fácil hubiera sido no intervenir el Bronx, otra cosa es que el problema desbo...+ ver más

Agradezco su respuesta sin poder lamentablemente compartir su opinión. Fácil hubiera sido no intervenir el Bronx, otra cosa es que el problema desbordó la acción oficial. Era predecible, pero era absolutamente necesario. La solución del metro es para la conectividad urbana, ilógico pensar que debe resolver la drogadicción. Un subterráneo igual albergaría indigentes. 

Robin Hood

27 de Febrero

0 Seguidores

Para este gomelo los rolos son una gentuza pobre e ignorante q jamas han salido de Colombia, asi los ve el. Tiene la mentalidad d VargasLl: d el para ...+ ver más

Para este gomelo los rolos son una gentuza pobre e ignorante q jamas han salido de Colombia, asi los ve el. Tiene la mentalidad d VargasLl: d el para abajo todos unos mantecos despreciables q se merecen un coscorrón. Se les ‘olvido’ en el artículo, Peñaloza es del partido d Kiko Gómez, del Fiscal NHM, Oneida Pinto, Alvaro Cruz, Hugo Aguilar, Fabio Velásquez, etc y se llama CAMBIO RADICAL!

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia