Menú principal

Viernes Noviembre 28, 2014

La política colombiana vuelve a girar en torno a las Farc. Ya ocurrió hace 14 años cuando se impuso la idea de la “solución negociada” al conflicto y hace 10 cuando triunfó la idea de la “salida militar”. La historia se repite pero aún con resultados inciertos.

El atentado contra el exministro Fernando Londoño, que unos atribuyen a las Farc y otros a la extrema derecha (la “mano negra” diría el Presidente Santos), ocurrido la víspera de la votación en la Cámara de Representantes del marco jurídico para la paz, volvió a poner las cosas en blanco o negro.

El Presidente Santos ha ayudado a llevar la situación a ese punto. Sus permanentes alusiones a la llave de la paz develan un enorme deseo de usarla y la promoción y el apoyo a una modificación constitucional que facilite una negociación con la guerrilla, aparentemente “en frío”, solo por si acaso, denota afán y facilita la especulación alrededor de si algo se está “cocinando”.

Las Farc han puesto su parte. La “ofensiva” que han desplegado en varias partes del territorio colombiano y hechos como el secuestro del periodista francés –el atentado a Londoño agregarían muchos- han revivido la disyuntiva de si se les puede derrotar en forma definitiva por la vía militar o si hay que buscarle una “salida”.

Uribe está atento. La dicotomía le favorece. Es el representante legítimo de la tesis de la “derrota militar” y en la medida en que éste debate sea el eje de la política y el principal elemento diferenciador de las opciones electorales en el 2014, lleva ventaja. En 2010 esa no fue la disyuntiva, a Santos no lo eligieron para que hiciera la paz y ni siquiera para que terminara la guerra, pero puede ser que su reelección dependa de alguna de las dos opciones.

El Presidente se ha dejado llevar a un escenario no le conviene. Es un camino lleno de riesgos. La opinión política cambia de posición muy rápidamente y es muy fácil que desde afuera alguien mueva  el juego. Imaginemos por un momento lo que puede influir en la voluntad de los ciudadanos el mismo atentado a Fernando Londoño algunas semanas antes de elecciones.

Los tiempos de una eventual negociación no coinciden con los tiempos políticos. De hecho en buena parte en 1991 no se logró un acuerdo con la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar, porque el ritmo de las Farc no coincidió con el de la Constituyente y el del Gobierno. Si el Gobierno del Presidente Santos quiere avanzar en una negociación con la guerrilla tendrá que hacerlo muy pronto, porque ese escenario es impensable en medio de una campaña política. La reelección solo sería posible si abierto un escenario de diálogo se vislumbra un acuerdo en el corto plazo. Cualquier incertidumbre sobre el resultado de un proceso abierto podría ser demoledora en términos electorales.

La posibilidad de abrir un proceso de negociación con la guerrilla genera controversias sobre las condiciones para iniciarlo (que liberen a todos los secuestrados que nadie sabe cuántos son, por ejemplo); para desarrollarlo (si se hace en Colombia, si se acuerda un cese de fuego, etc); para concretarlo ( qué se puede dar a cambio de la desmovilización) y para ejecutarlo. Cada fase lleva meses y el Presidente Santos lleva ya dos años en el Gobierno.

Uribe ha arremetido contra el Gobierno y ha liderado la oposición al Marco para la paz. Rompió una de las reglas de la política colombiana, que es “rodear” a  los gobiernos cuando ocurre un acto terrorista. Él sabe que la polarización le conviene y tratará de llevarla al extremo. Nunca se ha cuidado por las formas y no lo hará ahora.

El Presidente se la jugó esta semana. El Gobierno se empeñó a fondo para hacer aprobar la reforma constitucional y logró una amplísima mayoría. Santos se ha cuidado de atribuir el atentado a las Farc, incluso desautorizó públicamente a al Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, quien señaló a la guerrilla y dijo que  "tenemos los elementos para poder decir lo que estamos diciendo" y al viejo estilo agregó:" puedo afirmar con mucha contundencia, con mucha vehemencia y mucho dolor de patria es que detrás de esto están los terroristas de las Farc, los dementes, los desquiciados de las Farc".

Al contrario de lo que dijo Martínez, el Presidente horas después del atentado e incluso tres días después de que ocurriera y a la salida de un Consejo de Seguridad para que no quedara dudas que había recibido la última información dijo “por las informaciones que hemos recibido del Fiscal y del señor director de la Policía, General Naranjo, no se puede concluir nada con respecto al atentado al exministro Fernando Londoño”.

Sería previsible que Martínez deba renunciar, pero eso será solo una anécdota en un juego en el que lo que se decide es mucho más que eso. Si se comprueba que fueron las Farc el camino de la negociación se hará más difícil, si se lograra demostrar que fue “la mano negra” para impedir un proceso de paz, la barbaridad de la guerra y la necesidad de terminarla pronto se haría nuevamente evidente. Lo que diga esta investigación será definitivo.

Cómo terminar el conflicto es la gran incógnita de la sociedad colombiana. Las ideas están agotadas y hay que construir nuevas. El escenario y las reglas han cambiado radicalmente. El Presidente está apostando duro, ganó la mano en el Congreso falta por ver si gana la de la opinión.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2012-05-22 15:07

Bueno, empecemos por decir que no se pueden terminar en cualquier sociedad,estado y economía con los conflictos, pues estos son inherentes(estructurales,coyunturales,situacionales,posicionales,co-constitutivos,etc.) a los diversos intereses,puntos de vista,concepciones,principios,valores,prácticas,visiones,necesidades,posiciones y estrategias de sus actores y sectores sociales y de sus comunidades y organizaciones de origen,transición o destino.El Marco para la Paz es para facilitar RESOLVER EL PEOR CONFLICTO QUE HAY EN COLOMBIA, QUE ES EL CONFLICTO ARMADO INTERNO, ES DECIR,LA BRUTAL,MACABRA E INFAME GUERRA, PUES LAS VIDAS HUMANAS QUE HEMOS PERDIDO-Y PUEDEN SEGUIR PERDIÉNDOSE EN ESTA MÁQUINA INFERNAL-, VALEN CUALITATIVA Y MUCHO MÁS QUE OTRO FACTOR O RECURSO DEL PAÍS O EL PLANETA : EL DINERO,LA RIQUEZA, EL ARMAMENTISMO, LA DROGA,LA ECONOMÍA FINANCIERA,LAS GRANDES PROPIEDADES,LAS IDEOLOGÍAS,LAS IDEAS,LAS INDUSTRIAS Y LOS EJÉRCI,LA BUROCRACIA,LA TECNOCRACIA,LAS PATENTES YDERECHOS DE AUTOR

Mar, 2012-05-22 11:33

Aunque a lo mejor no tenga que ver con el tema, voy a permitirme escribir un comentario sobre el atentado a Londoño....Es reconocida la capacidad de las Farc para hacer estallar cobardemente un carro bomba estacionado, fabricando una bomba simple con un detonante sencillo usando rudimentarios y hasta comunes artefactos...Pero nunca habían usado un tipo de bomba lapa ni usado la logística militar que se usó en el atentado a Londoño....Primero que nada, es extrañísimo que los terroristas supieran que Londoño iba a transitar por esa vía....Segundo, la frialdad del que la colocó, demuestra ser un terrorista profesional poco común, de los que estamos convencidos las Farc no tiene....Tercero. Todos sabemos que la guerrilla odia mucho más a Uribe que a Londoño por obvias razones. No creen UDS QUE LA LÓGICA INDICA QUE SI LAS FARC IBAN A USAR POR PRIMERA VEZ ESTE TIPO DE BOMBA TAN POCO COMUN, LO HICIERAN CON URIBE Y NO CON UN VIEJO DESPRESTIGIADO CUYA VERBORREA SOLO LA ESCUCHAN UNOS POCOS?

Mar, 2012-05-22 22:05

Este comentario lo hizo hace unos instantes alguien identificado como luisa maria en la página de hora 20:”Lo cierto es que el 60 por ciento, estamos con Uribe, asi le duela a muchos.”
Al cual le respondí
No se trata, Dña. Luisa María, si queremos la paz decir que estoy con uno o con otro, sino ver la realidad sin fanatismos, buscar consensos y sobre todo investigar lo que nos dicen los medios de comunicación, no escuchar o leer siempre los mismos, y siempre con ojo crítico y con beneficio de inventario, es decir, mirando que intereses tiene cada empresa de comunicación que estamos escuchando o leyendo, para no dejarnos meter en la guerra.
Y es que Uribe quiere hacerle a Santos una agenda de guerra y pareciera que hoy Santos, al hablar de lo tiburones se le quiere salir; esperemos que lo logre.
Y hablando de oportunismos que tal el de Roy Barrera…

Mar, 2012-05-22 14:29

Por qué no lo llama por su nombre concreto y sin más ambages: SE TRATÓ DE UN AUTO-ATENTADO, y los argumentos acerca de ello son por montones, y produce hastío seguir repitiéndolos. Le sugiero que vaya a twitter y encontrará a este respecto infinidad de notables personajes políticos así como infinidad de otros tantos documentos y sugerencias muy rotundas en torno a lo del AUTOATENTADO -a propósito de eso, de todas las redes sociales, y las consulto a todas porque navego por todas, TWITTER es la más cruda y en donde se genera mayor calor y controversia, y, en tal sentido, la SILLA VACIA no le llega ni a los talones en punto a calidad y cantidad y profundidad de todo: Personajes, documentos, videos de refencia y de apoyo, y eso no solo en lo nacional sino también en lo internacional. Desde luego, la SILLA VACIA es muy buena y, como siempre, muchísimas gracias y felicitaciones a sus calificados y muy buenos articulistas y promotores, pese a que más de una vez no estoy de acuerdo con ellos

Mar, 2012-05-22 11:47

Adicionalmente me llama la atención el cuidado del terrorista de proteger su identidad, usando una peluca.....No sería que tenía un corte de pelo militar y lo querían ocultar? Y repito.....Quien dió el pitazo dentro del grupo de protección diciendo la ruta que iban a tomar? Porque el terrorista no los venía siguiendo...El los estaba esperando......Creo que el Presidente Santos desde un principio también se dió cuenta de todo lo anterior y por eso él sabe que la autoría no viene del lado que la mano negra, la extrema derecha y los militares estan afanosos que los Colombianos les creamos y nos comamos el cuento que fueron las Farc....A otro perro milico con ese hueso....

Mar, 2012-05-22 11:08

Los únicos culpables de que se haya llegado a estos niveles de tensión por los incendiarios e irrespetuosos comentarios de Uribe, son los medios, Ud y yo. Desde hace rato la Colombia honesta, esa cuyos ciudadanos todavía estamos asombrados de lo podrido a lo que llegó el país hace sólo unos años en materia de moral, de ética, de como la corrupción y el paramilitarismo se habían tomado cada rincón, cada oficina, cada departamento, cada ministerio de nuestro país, esos mismos Colombianos debimos a una sola voz gritarle a Uribe en la cara: Señor, no sea tan desvergonzado...Ud estuvo 8 años como Presidente (ILEGALMENTE la segunda vez) y no tuvo o los deseos, O LOS PANTALONES para derrotar a las FARC. Ud Sr. Uribe, es el que menos tiene derecho a hablar ante este gobierno que ha tratado de arreglar cuanta porquería y problema dejó su desgobierno....Ud SR Uribe, debería es pedirle perdón de rodillas a las familias de esas 240,000 personas que fueron asesinadas durante su presidencia

Lun, 2012-05-21 23:13

El hecho de que Santos quiera pasar a la Historia por conseguir la paz en nuestro ensangrentado país es una gran ventaja a favor de Colombia. Pero esa eventualidad seguirá siendo brutalmente saboteada por los señores de la guerra. Es claro que Uribe y sus secuaces seguirán haciendo hasta lo imposible por evitar que Colombia se encamine en un proceso civilizado por un gran acuerdo nacional que permita la convivencia pacífica entre todos nosotros. ¿Será que somos capaces de salir de este atolladero que es la guerra fratricida o seguiremos por la senda del odio, la sangre y las motosierras que en los últimos años nos han impuesto?

Lun, 2012-05-21 19:19

Más allá de negociar o no hacerlo, debemos hacer un llamado de atención tanto a Santos como a Uribe, pues es absurdo que el Presidente y el ex presidente estén en guerra para lograr la paz en Colombia...!

Dom, 2012-05-20 11:55

Hector Rincón era contrario a que se hablara de solución negociada en la "encabritada" Ola Verde.
¿Era fervoroso de la salida militar o hacia cálculo como "orientador estratégico" de la campaña?. No lo sé.
Siendo como soy un obstinado de la solución negociada me pregunto ¿Cambio o cálculo?.
Asesores y líderes políticos, hacen cálculos sobre la paz, la conveniencia de hablar o no de ella en tiempo electoral, etc. Juego perverso en mi juicio.
Mantener la idea de que la política gira alrededor de las FARC, es parte del clima que preserva la lógica antidemocratica del poder en Colombia, consolida la idea del enemigo perfecto y repetimos el ciclo de odio y violencia. La decisión de ir por la paz no puede continuar al vaivén de la coyuntura electoral y sus animadores. Debe impulsarse una negociación de paz, a pesar, de los muertos, de los dolores, de las venganzas, de las frustraciones.

Dom, 2012-05-20 11:12

Aquí siempre se parte de una premisa que a mi modo de ver es totalmente falsa. La paz no se consigue porque las FARC se desmovilicen, la paz se dará cuando el pueblo colombiano tenga condiciones dignas de vida, y se prime el interés nacional sobre el interés de las multinacionales, así como el interés general sobre el particular, sobre todo en esas áreas rurales donde el estado solamente llega con sus soldados a hacer patria...

Sáb, 2012-05-19 22:02

hay una derrota peor la económica, social, ambiental y de la soberanía, Colombia entrego todo esto con la aprobación de los TLC y el libre comercio, lo que hace el camino de la paz mas lejano.Y en esto ninguno de los dos son rivales por el contrario son compadres.

Añadir nuevo comentario