Por LaSillaVacia.com · 23 de Mayo de 2016

4741

0

 

Continuando con el especial de los Súper Poderosos versión 2016, La Silla realizó el ranking para los dos santanderes.

Aunque inicialmente los 10 seleccionados iban a estar en una sola lista, tras hacer reportería en los dos departamentos optamos por dividir en dos el poder de los santanderes debido a que pese a ser regiones contiguas tienen focos de poder que no guardan relación entre sí.

Para definir a los cinco más poderosos de cada uno de los santanderes hablamos con periodistas, políticos y empresarios, y escogimos los nombres que más repitieron todos los entrevistados.

En el caso de Santander, salieron de la medición los Aguilar, quienes en 2014 ocuparon el primer lugar del ranking y quienes aunque siguen teniendo poder perdieron mucho terreno tras los resultados de las elecciones locales de 2015.

Por su parte, estuvieron a punto de entrar el empresario y presidente de la Fundación Cardio Vascular, Víctor Rául Castillo, quien en estos momentos está construyendo la zona franca de salud más grande del país y quien es presidente de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Bucaramanga; también se quedó por fuera Virgilio Galvis, el dueño de la Fundación Oftalmológica de Santander Clínica Carlos Ardila Lülle (Foscal); y empresarios como William Serrano Pinto, dueño de Avidesa MacPollo, una de las productoras más grandes de carne de pollo en Colombia.

En Norte de Santander esta es la primera vez que realizamos el ranking

Esos son los súper poderosos de los dos santanderes.

Santander

#1
Los Tavera

Con la elección de Didier Tavera como gobernador de Santander, su familia, que hasta ahora había pasado de agache en el radar de poder del departamento, tomó protagonismo y empezó a mandar en la región.

El poder de la familia Tavera, además del de Didier como Gobernador, está representado en su familia que tiene negocios en el sector de los combustibles, el comercio de panela y el transporte.

Aunque se mueve fuera de los reflectores, según seis fuentes que están dentro del sector político en Santander, Martín Tavera -tío del Gobernador- es uno de los que mueve los hilos del poder en la Gobernación.

Martín ya era conocido en los círculos políticos de Santander por ser un financista de campañas, algo que no aparece en registros oficiales.

Adicionalmente, la familia Tavera cuenta dentro de su poder al congresista liberal, Miguel Ángel Pinto Hernández, quien es esposo de Claudia López, tía del Gobernador, y quien a su vez fue elegida este mes como la presidenta del Directorio Liberal en Bucaramanga (algo que le dará protagonismo en al entrega de avales para las elecciones locales de 2019).

Los Tavera, además son dueños de la concesión del tránsito en Girón a través de Growing Network SA, empresa que en sus inicios fue representada legalmente por Magda Morales Tavera (prima de Didier Tavera).  

 
#2
Los Marín

Los hermanos Álvaro, Rafael y Sergio Marín son los dueños de la constructora Marval, la constructora más grande del país, y los empresarios con mayor poder económico de la región, además de ser jugadores activos de la política local. En el departamento se dice que no hay un candidato a la gobernación o la Alcaldía de Bucaramanga que no toque en la puerta de Marval para pedir plata durante la campaña.

La constructora se ha convertido desde finales de los 90 en un emporio económico construyendo viviendas en todos los estratos y grandes proyectos comerciales como el Centro Comercial El Cacique, el más grande del oriente colombiano. Además se ha expandido a otras regiones del país, con proyectos en Cali, Barranquilla, Cartagena, Cali, Bogotá y Barrancabermeja,  han sido contratistas públicos en programas de vivienda gratuita en Bucaramanga y el de vivienda para ahorradores en Bogotá. También son parte de Opaín (el concesionario de El Dorado).

Marval ha traspasado fronteras y luego de quedars en 2010 con la construcción de 'La Gran Joya' en Panamá, el complejo penitenciario más moderno de Latinoamérica por 160 millones de dólares, en 2015 anunciaron que están pensando en invertir en proyectos de vivienda en Centroamérica y Perú.

El poder de los Marín cada año ha ido en aumento y se ha consolidado de manera tal que incluso asistieron a la posesión de Elsa Noguera como Ministra de Vivienda y estuvieron en la mesa principal.

Uno de los mayores saltos económicos de los Marín fue durante el gobierno Pastrana, cuando se ganó licitaciones públicas para construir cuatro grandes cárceles en el país, precisamente después de haberle hecho campaña a Pastrana en Santander. Desde entonces tienen línea directa con Presidencia. Pocos como ellos, y en especial su principal cabeza Rafael Marín, tienen tanta influencia ante el gobierno nacional cuando éste prioriza los proyectos a desarrollar en Santander. Lo propio sucede ante el gobierno departamental y municipal.

En política, aunque tienen buenas relaciones con todos los grupos y seguramente ayudarán a varios candidatos presidenciales, son de tradición conservadora y por eso los candidatos azules en Santander cuentan con su respaldo. 

 
#3
Alejandro Galvis Ramírez

Alejandro Galvis Ramírez no sólo es el dueño del periódico más importante de Santander, Vanguardia Liberal, sino que es accionista de muchos otros medios en otras regiones de Colombia como El Universal de Cartagena, El Nuevo Día de Ibagué y La Tarde de Pereira (de ese último está vendiendo su participación). Además, está detrás del proyecto del periódico popular Q’hubo, uno de los de mayor tiraje en las ciudades grandes.

En los últimos cuatro años, cuando el Presidente Juan Manuel Santos ha querido reunirse con los empresarios de Santander, ha buscado primero a Alejandro Galvis. Él es de los pocos santandereanos que le habla al oído al Presidente.

En las elecciones regionales de 2015, Alejandro Galvis fue protagonista de un enfrentamiento con otro de los superpoderosos de Santander y su otrora amigo personal, el senador Horacio Serpa, por el aval que el Partido Liberal le entregó a Didier Tavera para la Gobernación, quien fue el candidato que a la postre ganó.

Pese a que el pulso político lo perdió Galvis, quien terminó renunciando al Partido Liberal luego de haber militado en él durante toda su vida, esa disputa dejó con la imagen maltrecha a Serpa, quien ahora tiene a la mayoría de los cacaos de Santander en su contra. 

Dentro de Santander, Vanguardia Liberal sigue siendo el medio más importante, tanto la versión impresa como la versión web. El gobernador, los alcaldes y los funcionarios públicos de la región siempre buscan tener buenas relaciones con el periódico porque es el medio que lee la clase dirigente y el único al que hacen eco los medios nacionales. Eso le da poder a Galvis, que es el dueño; a sus hijos Alejandro Galvis Blanco y Rodolfo Galvis Blanco, quienes son gerente y director de publicidad respectivamente; y a su sobrino Sebastián Hiller Galvis, que es el director de la redacción.

Aunque en todo el mundo los medios impresos están cambiando y muchos han preferido quedarse con solo la plataforma digital, el grupo Galvis Ramírez está invirtiendo en rotativas y hace poco adquirió una de última tecnología que supuso la inversión de más de un millón de dólares.

Además de Vanguardia, Galvis ha participado de proyectos empresariales claves para la economía local. Es el líder de la promotora de inversiones Promisión, que reúne a los grandes empresarios santandereanos y que se ha convertido en un grupo influyente en la Cámara de Comercio de Bucaramanga, la ANDI y Fenalco. Alejandro Galvis también tiene intereses en el sector de la construcción y en la ganadería.

 
#4
Horacio Serpa

Aunque sacó menos de 50 mil votos en Santander en las elecciones al Senado, por detrás del hijo del coronel Aguilar, el exgobernador de Santander y excandidato presidencial Horacio Serpa es el principal líder del Partido Liberal en esta región, colectividad que además es la más poderosa del departamento.

Si bien en las locales de 2015 los rojos perdieron la Alcaldía de Bucaramanga tras 12 años de haberla mantenido bajo su ala, recuperaron la Gobernación de Santander (tras una pela que se dio Serpa por el aval a Didier Tavera) y desbancaron a los Aguilar; en el Concejo de Bucaramanga lograron 10 de las 19 curules y en general terminaron con un balance positivo en las urnas. 

El protagonismo de Serpa es tal en la región, que el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, quien es uno de los más férreos opositores de la clase política liberal del departamento, aceptó reunirse con él en un desayuno.

Además, aunque no fue el más votado en Santander y sacó menos votos de los que se creía en 2014, Serpa fue el senador más votado del Partido Liberal en todo el país.

Serpa es la figura santandereana más visible en la política nacional y es el único político que tiene línea directa con el Presidente Juan Manuel Santos.

El impacto del poder de Serpa quedó reflejado en las últimas semanas cuando prácticamente generó un tsunami político al decir que los rojos deberían estar por fuera de la Unidad Nacional de Santos, idea que finalmente no cuajó pero que generó reacciones en todos los partidos políticos del país y al interior de las toldas rojas.

 
#5
Rodolfo Hernández

Tras haber sido uno de los cacaos más influyentes de Santander, Rodolfo Hernández se convirtió en 'el palo' electoral de 2015 en la región, derrotó a la maquinaria liberal (había mantenido el poder por 12 años en la ciudad) y ganó la Alcaldía de Bucaramanga con 77 mil votos, luego de haber adelantando  con una campaña que no contó con las prácticas políticas tradicionales.

Hernández, es un empresario de la construcción que ostenta poder económico en la región hace años. Aunque su constructora HG ha perdido terreno en la industria y ya no es de las más importantes, incursionó en la negociación de tierras de expansión en Barranquilla y Villavicencio con lo que incrementó su fortuna.

Aunque el arranque de su administración ha sido cuestionado por lento, Hernández también suma dentro de su poder el respaldo ciudadano que en las encuestas se ha visto reflejado con mediciones que le dieron hasta el 90% de favorabilidad tras su elección.

Antes de ser Alcalde, Rodolfo Hernández era uno de los cacaos conocido por influir en la política de la región. En 2011 financió y le hizo campaña al liberal Lucho Bohórquez, a quien hoy descalifica en cada una de sus intervenciones.

 

Norte de Santander

#1
Ramiro Suárez

Aunque llegó a la Alcaldía de Cúcuta en 2003 con el apoyo de los ahora senadores Juan Manuel Corzo (Conservador) y Manuel Guillermo Mora (La U), Ramiro Suárez empezó a tener poder en Cúcuta desde varios años atrás como financista de campañas y líder comunal. De hecho Suárez apoyó al actual senador Mora y lo ayudó a llegar a la Alcaldía de la capital nortesantandereana en 2001; dos años después Mora le devolvió el favor.   

Ramiro Suárez Corzo es el político que más mueve votos en Cúcuta y eso lo dejó demostrado en las elecciones de 2015, cuando compitiendo con las demás maquinarias electorales del departamento y estando en la cárcel purgando una condena por el asesinato de un abogado, logró que su candidato César Rojas ganara la Alcaldía.

El poder de Suárez Corzo se consolidó cuando fue Alcalde de Cúcuta, porque aunque no terminó el periodo (fue capturado a tres meses de que se le acabara), emprendió varios proyectos de infraestructura en Cúcuta, generó empleo e hizo varias obras en sectores populares de esa ciudad, algo que los habitantes de esa ciudad aún recuerdan.

Apenas arrancó su mandato, Rojas ha demostrado que Suárez Corzo está gobernando en cuerpo ajeno. Tal y como lo contó La Silla, nueve integrantes de su gabinete son de la cuerda directa del controvertido exalcalde.

 
#2
William Villamizar

William Villamizar ha sabido mantenerse al frente de la Gobernación de ese departamento durante 12 años.

En 2008, llegó al Palacio de la Cúpula Chata impulsado por el exalcalde de Cúcuta y condenado por homicidio, Ramiro Suárez, y con el apoyo de políticos de todos los sectores de poder de la región, entre esos  el conservador Jorge García Herreros, los militantes de La U, Carlos Augusto Celis y Eduardo Benítez, y el otrora senador Liberal y hoy Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.  

Aunque no pudo terminar su primer periodo por una suspensión de la Contraloría por presuntas irregularidades en manejo de recursos, logró montar a su secretario de Educación, Edgar Díaz Contreras, como su sucesor en la Gobernación.

En las legislativas de 2014 logró que otro de sus exsecretarios de despachos llegara al poder. Wilmer Carrillo, quien dirigía la cartera de infraestructura en su administración, entró como representante a la Cámara de Norte por el partido de La U, colectividad que el año pasado fue la que lo avaló.

 
#3
Juan Fernando Cristo

Cristo creció en lo público de la mano del expresidente Ernesto Samper y llegó a ser su Consejero Presidencial para las Comunicaciones. Entró a la arena electoral luego del asesinato de su padre, Jorge Cristo Sahium, a manos del Eln en 1997. 

Heredero del fortín electoral de su padre, quien durante 21 años fue congresista, desde 1998 hasta 2014 se mantuvo en el Senado y se convirtió en el liberal más influyente en Norte de Santander, región de tradición conservadora.

A lo largo de su carrera, Cristo ha tratado de expandir su alcance en Norte de Santander y en 2011 intentó  montar a su hermano Andrés Cristo en la Alcaldía de Cúcuta (con el apoyo de Ramiro Suárez) pero no lo logró.

Cuando dejó de aspirar al Senado para hacer campaña por la reelección de Santos (a quien se había acercado mientras estuvo en la Presidencia del Congreso) como una de las cabezas más visibles de todo el equipo en el país y como coordinador de campaña en los dos santanderes, le cedió el cupo a su hermano quien le heredó los votos y llegó al Capitolio. 

Cuando Santos fue reelegido, uno de los primeros nombramientos que hizo fue el de Cristo en la cartera del Interior (cargo en el que se ha mantenido desde entonces). El superpoder de Cristo en Norte de Santander radica en que es el único enlace directo del departamento con el Presidente Juan Manuel Santos y que se encarga de manejar las relaciones con todos los partidos.

Aunque como Ministro no puede hacer política, a través de su hermano, según cuatro fuentes del departamento, influye en lo que pasa en su región de origen. 

En las elecciones regionales del año pasado, Cristo estuvo del lado de William Villamizar y perdió con su apuesta liberal en la Alcaldía de la capital, Carlos Luna; sin embargo, logró que tras la quemada, su candidato se reencauchara y se quedara con la presidencia ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cúcuta. 

 
#4
Los Colmenares

La familia de Eustorgio Colmenares Baptista, fundador junto al expresidente Virgilio Barco, del diario La Opinión, es una de las más poderosas de Norte de Santander. 

Sus hijos Eustorgio y Raúl Colmenares Ossa siguen al frente de ese medio de comunicación, que es el más influyente en ese departamento y el octavo diario más leído en el país, según la Encuesta General de Medios 2015.

Más allá de su poder en medios, los Colmenares son dueños de Viviendas y Valores S.A. una constructora e inmobiliaria que si bien solo se mueve en el sector privado, según una alta fuente política de Cúcuta, tiene todo para seguirse expandiendo, porque toda la inversión en nuevas redes de acueducto, en rutas de transporte público, se está dando hacia los proyectos de esta empresa.

El año pasado, por ejemplo, su empresa llevó la cadena hotelera Holiday Inn a Cúcuta, primer hotel de alta gama en la región, y en donde hoy funcionan sus instalaciones.

En su empresa tienen como socios a la familia Ararat Mafla, dueños de Cerámica Italia S.A., una productora y comercializadora de cerámicas que tiene más de 250 puntos de venta en el país. En la junta directiva de esa empresa también figuran Raúl Colmenares y Álvaro Salgar Villamizar, exgobernador de Norte de Santander.

 
#5
Los ilegales

En Norte de Santander confluyen todos los actores ilegales. Las principales bandas criminales son el Clan Úsuga y Los Rastrojos que tienen presencia sobre todo en la zona fronteriza y en Ocaña. En el Catatumbo el poder lo ejercen las Farc, el Eln y el Epl.

El EPL en particular particular tiene al cabecilla más visible dentro del poder ilegal en el departamento. Se trata de Guillermo León Aguirre alias ‘David León’, quien heredó el poder que concentraba en la zona alias ‘Megateo’ tras su muerte en 2015. Además de León, alias 'Caracho' también ha empezado a sonar en todo el Catatumbo como uno de los nuevos líderes del Epl. 

Como lo contó La Silla, ante la posible desmovilización de las Farc y el Eln, sería el Epl el que pasaría a tener el control ilegal de todo el Catatumbo y el que recibiría a los desmovilizados.

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia