Por Natalia Arenas · 24 de Febrero de 2017

3508

0

La próxima semana está previsto que el Consejo Nacional Electoral discuta otra vez el futuro de la curul afro que ha estado en pleito desde las elecciones en el 2014. Una pelea que hoy se disputan la ex señorita Colombia, Vanessa Mendoza, y Heriberto Arrechea, el pupilo del parapolítico Juan Carlos Martínez Sinisterra. Por ahora, parece que la ex reina tiene la ventaja.

Si gana ella, también ganaría el alcalde de Cali, Maurice Armitage. Y de paso, también un enemigo político de la poderosa Gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro.

¿Coronará?

La curul está entre el ex representante a la Cámara Heriberto Arrechea, pupilo del parapolítico Juan Carlos Martínez Sinisterra, cuya lista sacó la mayor votación después de Funeco.

El lío es que los magistrados aún debaten si deben aplicar la posición del Consejo de Estado que dijo que solo pueden aspirar personas avaladas por consejos comunitarios constituidos.

De las listas que se lanzaron en 2014 sólo una cumple esa condición: la que encabezó la ex reina Vanessa Mendoza, del Consejo Comunitario de los corregimientos de San Antonio y El Castillo en Tuluá, en el centro del Valle del Cauca.

La lista quedó en el puesto 16 de las 29 que se lanzaron y ella se quemó con 547 votos (menos de los que se requiere para ser edil en Tuluá).  

Aún así, durante la discusión hace dos semanas, cuatro magistrados del CNE estuvieron de acuerdo con darle la curul a ella, argumentando que debían respetar el concepto del CNE.

El tema no se pudo resolver entonces porque otros cuatro magistrados respaldaron la ponencia de Armando Novoa que pidió dejar la curul vacante por lo que queda del período 2014-2018.

Según supo La Silla, Vanessa podría lograr un voto más: el del magistrado Alexander Vega que aclaró en su voto en la pasada votación porque considera que la curul no puede quedar vacante.

El tema se resolverá esta semana ahora con dos conjueces que eligió por sorteo el CNE para dirimir la discusión. Ya se eligió a uno, Fernando Arboleda Ripoll, de ascendencia conservadora pero que hace parte de Cambio Radical, según un magistrado del CNE.

Los ganadores

Si el CNE avala la tesis del Consejo de Estado, no sólo ganaría la ex reina Mendoza sino sus aliados políticos.

En primer lugar, el Alcalde de Cali, Maurice Armitage, con quién trabaja Mendoza como asesora para el tema afro después de que ella lo apoyó en campaña en el 2015.

El Alcalde quedaría con una aliada en la Cámara de Representantes y ella con un aliado, que según supo La Silla, estaría dispuesto a respaldar su nombre al Congreso en el 2018 si ella decide volver a aspirar.

El otro ganador, sería el abogado Gustavo Adolfo Prado, amigo de Mendoza desde que ella aspiró en el 2010 y quien armó la lista por el consejo comunitario por la que Mendoza llegaría a la Cámara por rebote.

Resulta que Prado, que ocupó el segundo renglón de esa lista y se quemó con 353 votos, es enemigo público de la gobernadora Dilian Francisca Toro, con quien trabajó durante 20 años como abogado de su grupo político.

Además, estuvo casado hasta hace más de tres años con la mano derecha de Dilian y hoy directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán. Luego de que se separaron, Prado se distanció y en 2015, previo a las elecciones regionales en las que Toro ganó la Gobernación, apareció en medios denunciándola por supuestos hechos de corrupción en el sector de la salud.

Con documentos en mano, el abogado dijo que si ganaba las elecciones, ganaría una “empresa electoral que pondría al sistema de salud a su servicio”, como contó El Tiempo en ese momento. La campaña de Dilian, que gerenció Roldán, contestó en ese momento que instauraría demandas contra Prado y otros por injuria y calumnia.

Esa demanda no prosperó y ahora, Prado está a punto de meter a Vanessa  en la Cámara de Representantes por rebote.

Además, si el CNE decide que la que debe ganar la curul es ella porque sólo los consejos comunitarios pueden avalar candidatos para la circunscripción afro, él también podría insistir en el pleito para llegar al Congreso en reemplazo de Gustavo Rosado que la ocupa hoy, como tercer renglón de Funeco.

Esa, por ahora, es una opción poco probable a la que le juega en contra el factor tiempo.  Y es que la novela de las curules de los afro no afro ya suma más de dos años. Y contando.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia