Por Jerson Ortiz · 25 de Julio de 2017

1402

2

Un grupo de ciudadanos huilenses, liderados por un excandidato al Concejo de Neiva, que dicen sentirse indignados con la manera como se hace política en la región, quieren dar el salto de las redes sociales a las urnas. Por eso hoy van a inscribir ante la Registraduría el movimiento significativo de ciudadanos ‘Huila se respeta’ con el que intentarán poner en el tarjetón a cuatro candidatos a la Cámara en 2018.

Que logren el objetivo es difícil por varios factores. Antes del 11 de noviembre, que es cuando se vence el plazo para la inscripción de candidatos al Congreso, tienen que recoger más de 40 mil firmas (ellos esperan recolectar 80 mil), ver cómo financian la campaña y conseguirse una aseguradora que les de una póliza de seriedad que calculan que va costarles entre 140 y 180 millones de pesos y que certifica que no van a salirse en la mitad de la campaña.

Además, los cuatros representantes que hoy tiene el Huila (Flora Perdomo del liberalismo, Héctor Javier Osorio de la U, Álvaro Hernán Prada del Centro Democrático y Jaime Felipe Lozada del conservatismo) quieren repetir en el Congreso  y ellos sí tienen partidos y maquinarias.

Pero aunque son conscientes del desafío, se declaran optimistas porque creen que pueden transformar en votos la indignación y la decepción generalizada, que según ellos, tienen los huilenses con los políticos de tradición.

El boom en redes

‘Huila se respeta’ es un grupo de Facebook que sus administradores definen como una “herramienta de control social” para contar cómo es la verdadera política del sur colombiano.

Comenzó en 2015 como el lema de campaña de Álvaro Ladino, entonces candidato al Concejo de Neiva por la Alianza Verde. Él no alcanzó curul (solo sacó 313 votos), pero desde entonces le hace seguimiento a lo público, y en ese camino encontró a los aliados que le han ayudado con la página.

Ellos son Johana López, que tiene una veeduría que le hace control a los recursos públicos de Neiva; Fadner Suescún, un profesor que Ladino conoció en el plantón que se hizo en agosto del año pasado contra la alcaldía por el escándalo del estadio de la ciudad;  y Oscar Chávarro, un estudiante de administración pública que conoció porque comentaba las publicaciones del grupo.

Los cuatro ayudaron a recoger firmas para la consulta anticorrupción que lidera la senadora Claudia López y que busca, entre otras cosas, bajarle el sueldo a los congresistas y que los corruptos paguen sus penas en cárceles. Ellos aportaron mil de las 90 mil firmas que la Alianza Verde dijo haber reunido en Neiva.

“Coordinamos con Patricia Valenzuela que era como el enlace de la campaña en el Huila. Compartimos esa lucha anticorrupción, pero llegamos solo hasta ahí, no somos propiamente de la Alianza Verde”, comenta Ladino.

E insiste en que si bien comparten ideales de centro-izquierda están abiertos a hacer alianzas ciudadanas.

Hoy ‘Huila se respeta’ tiene 48.605 seguidores, y hace parte del Top 20 de cuentas del Huila con más influencia en Facebook. En Twitter tiene 8.425 seguidores.

Ningún dirigente o movimiento político del Huila tiene tantos seguidores. El que más se acerca es Rodrigo Lara Sánchez, alcalde de Neiva, con 28.143, le siguen Álvaro Hernán Prada (Centro Democrático) con 27.468; Rodrigo Villalba con 11.831, y Hernán Andrade con 8.245.

Estos seguidores se los han ganado publicando noticias o investigaciones de medios de comunicación (como La Silla Sur, Caracol Radio  y medios locales como La Nación, Diario del Huila, Opanoticias o La Voz de la Región), que cuentan las movidas del poder, la relación de políticos y corrupción, y cómo estas afectan a los ciudadanos del común.

Son publicaciones que generan indignación entre sus seguidores porque cuentan cómo se malgastan los recursos de las regalías, cómo los políticos se reparten los cargos públicos, o cómo votan los congresistas. Por ejemplo masificaron que la mayoría de senadores y representantes del Huila dieron el sí a la reforma tributaria.

Su alcance se puede medir. Hace unos meses este fanpage publicó una nota de CM& sobre el despilfarro de las regalías en municipios del Huila como Aipe y Neiva. El video tuvo más de 120 mil reproducciones y más de 6 mil compartidos, con lo que logró un alcance de 312 mil personas, según las métricas de Facebook. Eso es casi el mismo número de habitantes de Neiva.

Por eso ahora quieren pasar de los likes a los votos.

De la indignación a las urnas

Al ver el alcance de sus publicaciones, y al recoger inquietudes de sus mismos seguidores, los cuatro administradores del fanpage vieron la posibilidad de pasar de la indignación a la acción.

Aprovechando la acogida que ya tienen en redes, el 5 de junio lanzaron una convocatoria pública para reunir a líderes de la región que “tengan sus manos limpias, sin caciques políticos que le digan lo que tengan que hacer, sin contratistas que financien campañas, sin apellidos tradicionales” dice la página en Facebook, para conformar la lista de cuatro aspirantes a las elecciones a la Cámara de Representantes.

Recibieron 56 propuestas de personas de municipios como Isnos, Garzón y La Plata, distantes de Neiva, que es de donde se maneja el grupo. Nelson Calderón, quien promovió el comité para revocar al alcalde de Neiva fue uno de los que se inscribió, pero no pasó el corte.

“Fue un ejercicio de transparencia. Eso nos mostró el alcance de la convocatoria, y nos pone contentos porque significa que es una propuesta sin barreras”, dice Ladino.

El primer candidato resultó siendo el propio Ladino, que ya tiene trabajo político porque ya fue candidato al Concejo.

Para escoger a los otros tres candidatos, miraron que fueran mayores de 25 años (para ser congresista hay que tener mínimo esa edad), luego chequearon que no estuvieran inhabilitados o que tuvieran líos con la justicia, y después les hicieron unas entrevistas para conocerlos más.

Este fin de semana ya dijeron públicamente los nombres de los elegidos: son Leonardo Fabio Peña, Carolina Tello y Luz Dary Becerra.

Peña es un administrador público de 37 años. Es docente de medio tiempo en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia. El año pasado asesoró a la Gobernación de Carlos Julio González en la oficina de competitividad, con el secretario Juan Sebastián Gutiérrez.

Tello, de 35 años, es abogada, y se desempeña como comisaria de familia en Florencia, Caquetá desde el 2012. “Ella ha estado muy al tanto del proceso a pesar de estar en otro departamento. Es también una muestra de compromiso”, dice Suescún, uno de los administradores de la página.

Becerra, de 47 años, es una licenciada en artes escénicas de la Universidad Surcolombiana que tiene como carta de presentación el trabajo comunitarios en los barrios de Neiva. 

Ella ha trabajado en el sector privado con empresas como Suramericana de Seguros y el Comité de Ganaderos

A partir de hoy ellos cuatro, los administradores del grupo y los voluntarios que esperan se sumen en el camino,  se van encargan de coordinar la recolección de firmas, empezar a mover sus nombres y a ayudar en la financiación de la campaña que es el paso a seguir cuando tengan las firmas.

“Ya está demostrado que si nos quedamos de brazos cruzados, pasará lo mismo, llegarán los mismos”, dice Ladino.

Para romper con la lógica electoral, los de ‘Huila se respeta’ quieren sumar al discurso de indignación una serie de propuestas que dicen que irán construyendo con la gente a medida que vayan recogiendo las firmas.

Un discurso en construcción

Sin maquinaria política, sin recursos, y sin nombres de peso, los de ‘Huila se respeta’ quieren generar una ola ciudadana a su alrededor que le de oportunidad a nuevas figuras políticas.

“Es apostarle a hacer algo distinto, llamar la atención, nuestro objetivo es representar a los que no se sienten representados por los mismos de siempre”, dice Ladino.

Toman como ejemplo el M-15 o el movimiento de los indignados de España, ese grupo que nació de una protesta contra los políticos tradicionales, y que terminó con la creación de partidos como Podemos que hoy tienen representación en los estamentos europeos.

“Si logramos conectar a la gente, generar lazos, unir propósitos, creemos que podemos lograr el objetivo. No es fácil ni sencillo, pero alguien tiene que hacerlo”, comenta Ladino.

Es una iniciativa que medirá hasta qué punto la indignación en redes sirve como vehículo para ganar votos en lo local, algo que a nivel nacional el uribismo y los promotores del ‘No’ ya demostraron en el Plebiscito.

Comentarios (2)

José Saramago - 0

25 de Julio

0 Seguidores

“...Los cuatro ayudaron a recoger firmas para la consulta anticorrupción qu...+ ver más

“...Los cuatro ayudaron a recoger firmas para la consulta anticorrupción que lidera la senadora Claudia López...”:
..ya con eso ya lo dijeron todo, aunque digan que “no son PROPIAMENTE de la Alianza Verde”, ¡si son de la Alianza Verde!. 

Carolina.HuilaS...

02 de Agosto

0 Seguidores

Cualquier iniciativa que represente los intereses del pueblo, que pide a grito...+ ver más

Cualquier iniciativa que represente los intereses del pueblo, que pide a gritos NO MÁS CORRUPCIÓN, es bienvenida, venga de donde venga. Aquí no tenemos partidos políticos, si así fuera, no estaríamos apelando al apoyo ciudadano mediante la recolección de firmas. Bienvenidas sean las nuevas propuestas. Nuestro objetivo es representar al pueblo opita. 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia