Por Manolo Azuero | Alejandro Alvarado Bedoya | Ana León · 23 de Octubre de 2015

2

Didier Tavera es uno de los candidatos con más chance de llegar a la Gobernación de Santander este domingo. Pero también es uno a los que más sombras lo persiguen desde que se lanzó hace siete años para el mismo cargo.

 

Fuera de que es hijo de un fallecido y reconocido narcotraficante, hace dos meses, desde la cárcel de Palogordo, el jefe de una banda criminal llamó a RCN Radio y dijo que Tavera era un delincuente. Era, al menos, la tercera vez que lo hacía; sin ninguna coyuntura electoral de por medio, en 2011 y 2012, este mismo Aldemar Cárdenas Soto, había dicho a la Fiscalía que Tavera tenía nexos con su banda.

Dada la importancia de aclarar el origen de estas sombras antes de la elección, La Silla indagó si Tavera, que es el candidato apoyado por Horacio Serpa, el expresidente César Gaviria, el senador vargasllerista Bernabé Celis y el parapolítico Luis Alberto Gil, tenía una investigación abierta por estos hechos en la Fiscalía.

Contrario a lo que dijo el candidato en el debate de la Alianza de Medios hace dos semanas, cuando negó que tuviera alguna investigación penal abierta en su contra, la Fiscalía le dijo La Silla Santandereana que el candidato tiene tres (uno por presunta violación de topes electorales, otra por presunta vinculación con el Bloque Central Bolívar y otra por la banda de Aldemar), en la Dirección Nacional de Análisis y Contexto. Una de estas tres está a punto de cerrar pero La Silla no pudo confirmar con certeza cuál de ellas.

Aunque La Silla Santandereana no logró acceder al expediente de la investigación preliminar contra Tavera por la banda de Aldemar, qué es la que lo ha perseguido, sí se leyó las más de 300 páginas del proceso judicial que condenó a la banda, y del que se deriva el proceso contra el candidato. También conoció las dos declaraciones judiciales que rindió ante la Fiscalía el jefe de la banda, en 2011 y 2012, por otro caso, pero en las que dice que el candidato trabajó con ellos.

La Silla contrastó esta información con la versión de Tavera -que finalmente nos habló ayer- quien afirma que todo obedece a un “show de desprestigio”, orquestado desde su primera candidatura al Palacio Amarillo en 2007, porque él “no le ha pedido permiso a nadie para hacer política”.

“Todo es una sarta de mentiras”, afirma. “Ese tipo (Aldemar) será tan delincuente que lo capturan por extorsión”.

Efectivamente, como lo dice el candidato, la Fiscalía ya acusó a Aldemar de hacer extorsiones desde la cárcel, haciéndose pasar por un integrante del Frente 23 de las Farc, aunque Tavera no figura como víctima en ese proceso. Además, sus declaraciones sobre su participación en la banda y sus nexos con Tavera han sido inconsistentes. De hecho, en 2007, Aldemar inicialmente negó su participación en la banda aunque terminó condenado a casi 58 años de prisión. 

El candidato le insistió a La Silla que todas las investigaciones ya se cerraron porque su defensa logró desvirtuar lo que había en su contra, pero no nos entregó los documentos correspondientes, pues, dice él, “la justicia no debe ser mediática”. Y en la Fiscalía ratificamos que por lo menos hasta ayer al mediodía seguían abiertas.

Si bien la última palabra la tendrá la justicia, La Silla Santandereana considera importante que se conozca qué es lo que se ha dicho de manera juramentada contra Tavera y también cuál es su defensa.

Estas son las sombras y las respuestas del candidato:

1

Una banda criminal usó como base una finca de Tavera, ‘La Ponderosa’

Esta sombra está comprobada judicialmente en las sentencias que condenaron por diversos delitos (homicidios, concierto para delinquir, porte ilegal de armas) a los miembros de la banda de Aldemar, que aterrorizó el sur del departamento, principalmente a la región de los municipios de Güepsa, San Benito y Barbosa, durante el 2006, cuando Didier Tavera era el secretario de Gobierno departamental en la administración del parapolítico Hugo Aguilar.  Y donde se toma por cierto, entre otros, el testimonio del propio administrador de la finca que lo reconoció.

Didier Tavera le reconoció a La Silla que esa banda sí durmió en tierras de su propiedad, pero que él, en el momento, no lo sabía y que el administrador de la finca, Afranio Tavera (no es familiar suyo), lo permitía porque estaba amenazado. El administrador, en una entrevista judicial del 23 de marzo de 2007, también dijo que sentía miedo y que por obligación los dejaba quedarse.

Además, el candidato le aseguró a La Silla Santandereana que él no frecuentaba la finca como para saber que allá estaban: “(iba) entre tres y cuatro veces en el año”, dijo, y que si los delincuentes estuvieron fue por pocos días. 

En las referidas sentencias contra la banda, no mencionan a Didier Tavera en el sentido del fallo. 

2

A Tavera le habrían informado de un operativo contra la banda

Esta sombra la suscitan dos testimonios: el del policía Gustavo Guerrero (asesinado en Floridablanca cuatro meses después de esta declaración), quien le dijo a la Fiscalía el 23 de marzo de 2007 que vio a un coronel llamar a Tavera a avisarle del allanamiento a su finca porque era el secretario de Gobierno de Santander:  

“(...) él [Coronel] nos preguntó que cuáles eran las fincas a donde íbamos a ir, entonces nosotros le dijimos que donde unos tales Tavera y él respondió que no, que a esas fincas no podíamos ir con tantos policías, que fuéramos solamente nosotros los de la SIJIN, el compañero del Gaula, que era el agente Castellano y el Coronel, y el conductor de él, además que esas fincas eran del señor secretario de gobierno departamental Didier Tavera, y que no podíamos ir sin autorización de Didier Tavera, que tocaba llamarlo y avisarle, fue así como cogió el celular de él, se retiró a un poco de nosotros y hizo unas llamadas, después de haber hablado como cinco minutos por celular, se acercó y nos dijo que el doctor Didier Tavera ya había autorizado ir a revisar sus fincas, además que había manifestado que con mucho gusto y que cualquier delincuente que encontrarán allá lo capturarán(...)”.

El otro testimonio es el del entonces alcalde de Güepsa, Edilberto Amado, que en 2007 le dijo a la Fiscalía que el Coronel le contó que se había frustrado el operativo.

“el Coronel estuvo al día siguiente en mi despacho (...) ese día salió a colación el tema del allanamiento realizado a esa finca y él me manifestó personalmente que el allanamiento no había sido exitoso porque al parecer los tipos que habían allí se habían evadido quince minutos antes, yo le dije a él seguro que fue usted el que le aviso a alguno de ellos, el coronel me dijo que no, que él no había sido, que él le había avisado al doctor Didier, que lo había llamado para avisarle que le iban a allanar la finca porque él era el secretario de Gobierno y era el dueño de esa finca y que él lo llamó para no tener problemas y no lo fuera a demandar porque él era el secretario de Gobierno de Santander un alto funcionario del departamento”.

En ese operativo, los policías no encontraron a nadie porque los de la banda se escondieron en la cañada cuando les avisaron del allanamiento, según los testimonios de los propios delincuentes.

Tavera dijo a La Silla que nunca hubo allanamientos a su finca y que de las visitas de la Policía, a él nunca le avisaron.  

En todo caso, ya hay un sargento condenado por haberle avisado a la banda sobre los operativos para capturarlos. “Al sargento Marín (...) él les colaboraba y les despejaba la vía. Él lo llamaba cuando iban los allanamientos, en 2 ocasiones. Y efectivamente allá llegó la Fiscalía o el Gaula. Por eso no pudieron capturar a nadie, pese a que allí se escondían Aldemar y sus compañeros”, dijo el mayordomo de la finca en un testimonio que fue validado por la justicia.

3

Tavera le habría dado plata y apoyo a la banda

Esta sombra tiene dos fuentes, pero las dos terminan en Aldemar.

La primera fuente es Aldemar directamente, pues en dos declaraciones ante la Fiscalía dice que Tavera los financiaba y los protegía.

“(...) nos dirigimos a la finca ‘La Ponderosa’, nosotros estábamos autorizados para quedarnos ahí, o vivir ahí. Los señores Pinilla, Medardo y Didier nos financiaban, y nos pagaban una bonificación, eso llegaba de parte de Didier Tavera y nos entregaba el dinero Alfonso Camacho, alias ‘Pinilla’ “, declaró Aldemar el 20 de diciembre 2011 ante la Fiscal Luz Gladys Cuartas Rangel.

Otra es de otro miembro de la banda, Julio Enrique Durán Palomino, quien cuenta que Aldemar le decía lo mismo cuando estaban en la finca.

“Aldemar me llevó ese día a la finca que se llama ‘La Ponderosa’ donde trabajaba Afranio como administrador, me dijo que esa finca era de un político como de la Gobernación de Santander, Aldemar me dijo también que ese señor político les colaboraba con plata, comida y hospedaje”, declaró Julio Enrique Durán’, sicario que integraba la banda.

Tavera niega haber apoyado a la banda. Asegura que cuando fue a su finca, siendo secretario, lo hizo con la Policía, y que nunca supo de la presencia de estos delincuentes hasta que estalló el escándalo en 2007. Según Tavera, su defensa comprobó que las versiones de Aldemar son inconsistentes y mentirosas y por eso lo denunció por falso testimonio.  

Además el candidato dice que quien fuera su hombre de confianza en la época y en la región Medardo Castillo (Administrador general de los negocios de los Tavera en Güepsa), arriba mencionado por Aldermar, tampoco sabría nada de lo que sucedía en las fincas.

Sin embargo, hay otras declaraciones como la de Hernan Moreno alias "El Canoso", integrante de la banda que sí relaciona a Medardo. Ante la Fiscalía el 6 de marzo de 2007, en entrevista judicial, El Canoso explica que estando en La Ponderosa se quedó sin plata para el transporte y declara lo siguiente: "Medardo me dijo que al otro día él me solucionaba ese problema pero que me fuera para evitar meter en problemas al doctor Didier (...) al otro dia Medardo como a las seis de la mañana llegó en un carrito (...) entonces Don Medardo me llamó y me entregó cien mil pesos (...) y me dijo que me saliera de la finca y ojalá me fuera bien (...)".

En todo caso, en el proceso que condenó a la banda no fue vinculado Medardo Castillo, como tampoco Didier Tavera.

4

Tavera habría usado la banda para tener seguridad

Esta sombra mostraría que Tavera no solo apoyó a la banda, sino que se benefició de ella. Se sustenta en Aldemar, quien habla de una supuesta declaración del mayordomo de Tavera.

En 15 de febrero de 2012 Aldemar dice que el mayordomo había dado un testimonio que implicaba a Didier Tavera: “la otra declaración que era de Afranio Tavera Delgado donde decía que alias Pacho (...) andaba en carro Vitara color verde que nos tenía el secretario de la Gobernación de Santander para la época, Didier Alberto Tavera, para que anduviéramos por las fincas y le prestáramos seguridad cuando Didier Tavera fuera a las fincas".

Tavera le dijo a La Silla que lo del carro es falso y nunca se hallaron pruebas de eso.

5

Tavera le habría ordenado a la banda que cometiera un asesinato

El origen de esta sombra es Aldemar, quien le dijo dos veces a la Fiscalía que se reunió con Didier Tavera en la agencia de Bavaria de Güepsa y ahí acordaron la muerte de Danilo Díaz Fajardo, alias ‘Cristian’.

“Lo que él (Didier) manifestó fue que tocaba matar a la persona que le había secuestrado al papá, porque cuando estuvieron las autodefensas en el sur de Santander él no había podido matar a ‘Cristian’(...)”, dijo Aldemar el 20 de diciembre de 2011 ante la fiscal Luz Gladys Cuartas Rangel.

Tavera dice que nunca se reunió con Aldemar y mucho menos ordenó un asesinato. El papá de Tavera fue secuestrado pero La Silla no pudo confirmar si alias ‘Cristian’ había sido el secuestrador.

Y en contradicción con la versión de Aldemar, en otra declaracion de un miembro de la banda, de alias Jairo Alturo Reyes, alias 'Giovanny', se dice que alias ‘Cristian’ era el jefe inicial de la agrupación y que lo mataron en medio de una disputa de poder con otras bandas de la región. 

6

Otra finca de los Tavera habría servido de base a paramilitares

Una sombra más es que la finca ‘El Espejo’, también de propiedad de los Tavera, habría servido como base de actividades ilegales de paramilitares años antes de que llegara la banda de Aldemar, en 2004. Las fuentes son dos: Aldemar y el ex alcalde de Güepsa, Edilberto Amado.

Aldemar dijo en 2007 que “ingresó en el 2004 a las AUC (...) En el 2004 en la finca ‘El Espejo’ hacían reuniones los de las AUC”.

El testimonio del Alcalde Amado es más completo. “Desde el año 2004 cuando empecé a ejercer como Alcalde de Güepsa me enteré, por medio de la comunidad que angustiosa había visto que en la finca ‘El Espejo’ a ciertas personas que con periodicidad se reunían en la finca ‘El Espejo’, que eran como paramilitares y que supuestamente allí los proveían de munición, armamento, alimentos y otras cosas, pero sin embargo a mi no me consta, eso eran comentarios, después ese mismo comentario lo empezaron a hacer con la finca ‘La Ponderosa’, que allí se reunían con reinsertados de las AUC y delincuencia común, y es cuando yo empiezo a dar credibilidad de estas informaciones(...)”  

“(...)  personas vecinas de las fincas ‘El Espejo’  y otra finca que es de propiedad del señor  Didier Tavera, me informaron que allí se reunían personas al parecer de un grupo al margen de la ley, información que yo transmití a funcionarios del CTI de Barbosa entre ellos el Jefe del CTI (...)

Tuve conocimiento que se hicieron dos allanamientos a la finca que queda abajo al parecer de propiedad en ese entonces del secretario de Gobierno del Departamento Didier Tavera, por información de los funcionarios de la Fiscalía que en dichos allanamientos no habían encontrado nada (...)”  

La respuesta de Tavera es que en la zona no había paramilitares: “Nosotros (en la Gobernación) llevamos la polícia a San Benito en 2004 (…) y en Güepsa no entraron los paramilitares”, dijo a La Silla Santandereana. Además dijo que ‘El Espejo’, que de acuerdo a Tavera está en jurisdicción de ambos municipios, no era de él sino de una tía en esa época.

Sin embargo, el Observatorio de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la República decía en 2005 que el bloque comuneros Cacique Guanentá de las AUC sí tenía presencia en Güepsa. Y paradójicamente, la fuente del Observatorio era la Secretaria de Gobierno de Santander, cargo que Didier Tavera ocupó.

Comentarios (2)

Nicolás Pinilla

23 de Octubre

0 Seguidores

Las investigaciones a Didier no reflejan para nada lo que verdaderamente es es...+ ver más

Las investigaciones a Didier no reflejan para nada lo que verdaderamente es esa familia. El capo de capos es su tío, el que está detrás de su elección. Su tío Martín Tavera es heredero del poder y las rutas de narcotráfico de Salomón Camacho, extraditado desde Venezuela a USA hace varios años.
El papá de Didier era alias Hussein, jefe de seguridad de Salomón. Cuando Hussein es dantescamente asesinado por otro grupo narcotraficante, asciende en la organzación su hermano Martín, tío y patrocinador de Didier. Esa es la verdadera historia de la familia Tavera que hoy se mimetiza tras la fachada de ser una familia de empresarios de la gasolina.

joangar

24 de Octubre

0 Seguidores

Señor Horacio Serpa: Voté por usted para gobernador de Santander...hoy al ve...+ ver más

Señor Horacio Serpa: Voté por usted para gobernador de Santander...hoy al verlo apoyando al paramilitar Tavera me arrepiento de haberlo hecho...dime con quien andas y te diré quien eres...lamento que en sus últimos años en la política usted haya caído tan bajo

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia