Por Juanita León · 05 de Abril de 2017

2760

6

Un nombre significa muchas cosas: el comienzo de una identidad, el registro de existencia, el reconocimiento de lo singular que hay en cada uno. Ayer, las Farc revelaron el nombre de sus guerrilleros, un paso tan definitivo para el fin de la guerrilla como su futura entrega de armas.

Según anunció el Gobierno, el Secretariado de las Farc entregó el listado total de los 6.804 hombres y mujeres que se encuentran en las zonas de concentración y puntos veredales, con sus nombres reales, sus alias, el bloque y frente al que pertenecen, y sus cédulas.

También entregó un primer listado de milicianos, que contiene un total de 1541 integrantes. “Se espera un listado adicional”, dice el comunicado de la Oficina del Comisionado de Paz.

Ahora, el Alto Comisionado Sergio Jaramillo tendrá que cruzar ese listado con las bases de datos de las agencias de inteligencia para evitar, en la medida de lo posible, que se cuelen narcos y otros delincuentes que no son guerrilleros.

Paralelamente, la ONU certificará que estos combatientes hayan entregado sus armas.

Con esa certificación, la del Comisionado y la firma de un acta en la que el guerrillero se compromete a abandonar la rebelión, Juan Manuel Santos los incluirá en una resolución presidencial que les amnistiará sus delitos de rebelión y conexos.

A partir de ese día, los guerrilleros de las Farc –salvo los que tienen que ir a la Jurisdicción Especial de Paz por delitos atroces- se convertirán en ciudadanos con todos los derechos y los deberes que eso implica.

La importancia

Aunque durante todo el proceso se ha concentrado la atención mediática y política en la entrega de las armas, la verdadera fortaleza de una guerrilla son sus combatientes y ayer el Secretariado de las Farc los “entregó”.

Más que sus armas, la clandestinidad es la mayor ventaja estratégica que tienen los guerrilleros sobre el Estado. El hecho que ellos tienen información exacta sobre su enemigo mientras que el Estado no tiene idea de quiénes son y por lo tanto, de dónde están o que están maquinando.

Con la entrega del listado, las Farc entonces ceden el mayor activo que tenían como organización militar, lo que constituye una nueva muestra de su compromiso con dejar las armas para convertirse en un partido político legal.

Otros efectos

 

Las Farc entregaron los nombres de 6.804 guerrilleros. Esta cifra de combatientes es exacta –se pifia por cuatro guerrilleros- al número de guerrilleros que Álvaro Uribe dijo que tenían las Farc al final de su gobierno. Lo que indicaría que, a diferencia de lo que hicieron los paramilitares cuando se desmovilizaron en 2005, las Farc no inflaron sus listas para beneficiar a sus bases sociales o para vender cupos a otros delincuentes.

Según el Ejército, la cifra más alta de miembros armados de las Farc fue de 20.700 en 2002. Desde entonces han ido bajando y para 2009, último año de gobierno de Uribe, eran 8.520. Los 6.800 a los que siempre se refiere el Senador, eran los de 2014.

El número de milicianos de la lista inicial que entregaron (1541) si es inferior a la que manejan los militares.

Públicamente, Santos había calculado que rondarían los 10 mil milicianos (10.261 para ser más exactos era la cifra oficial que tenían los militares al comienzo del proceso). Pero según cálculos del general Javier Flórez, jefe del Comando Estratégico de las Fuerzas Militares, la cifra ronda los 6 mil.

(Según una fuente conocedora, el último conteo de las Fuerzas Militares y la Policía arrojó un número aproximado de 7600 miembros de las llamadas Redes de apoyo al terrorismo o milicias.)

En todo caso, los guerrilleros dijeron que ésta era una primera lista de milicianos y que entregarían otra.

En el Gobierno calculan que al final entregarán los nombres de unos 3 mil milicianos, lo que seguramente desatará un debate sobre “si las Farc está dejando una especie de reserva para apoyar el control de algunas zonas estratégicas y quizás apoyar su seguridad”, como le dijo esa misma fuente a La Silla.

En todo caso, como lo explicamos en un artículo sobre la incógnita de los milicianos, en ningún proceso de paz se conocen los nombres de todos los milicianos, sobre todo de los que tienen una vida ya montada en la ciudad.

Aún sin todos los milicianos, el listado completo entregado por las Farc ayer también facilitará al Estado la depuración de sus propias bases de datos para recibir en unos meses (o ¿años?) los procesos en la Jurisdicción Especial de Paz.

El Estado tiene un serio problema para sistematizar la información y aunque la Fiscalía ha avanzado mucho en elaborar el listado de los guerrilleros que tienen procesos pendientes con la justicia hay muchos huecos e inconsistencias en los datos que manejan las diferentes entidades que tienen que ver con el tema: desde el Inpec hasta el Consejo Superior de la Judicatura.

Pero más allá de lo militar y de lo judicial, la entrega del listado es el comienzo de un nuevo proceso de identidad para los guerrilleros, y para la misma Farc. 

Una nueva vida

“El hecho de ponerse nombre y apellido empieza a darle particularidad a los guerrilleros”, dice Gonzalo Agudelo, experto en los temas del conflicto, en nuestro podcast La Silla Llena los domingos.

Y es que si algo llama la atención cuando uno conoce a un guerrillero es el peso que tiene lo colectivo sobre lo individual. Uno les pregunta qué quieren hacer en el futuro, y la respuesta se repite uno tras otro, sin importar la edad o de qué región vienen: “lo que disponga el Partido”.

El alias los protege de las autoridades pero también les corta el cordón umbilical con lo que eran antes de ingresar a las filas, con la historia familiar, emocional y social que carga el nombre. Al recuperarlo, como dice Agudelo, “empiezan a reconocerse como ciudadanos”, y eso no es poca cosa.  

Comentarios (6)

DIDUNDI

05 de Abril

1 Seguidores

Las Farc hace rato vienen demostrando la intención d dejar atrás cualquier forma d lucha armada, ahora le toca a los medios q igual se desarmen. Lo ...+ ver más

Las Farc hace rato vienen demostrando la intención d dejar atrás cualquier forma d lucha armada, ahora le toca a los medios q igual se desarmen. Lo lograrán?.
.
Con un rigor +s RIGUROSOOO, es posible obtener artículos y en especial titulares que no tengan q estar siendo editados constantemente.

Juanita León

05 de Abril

518 Seguidores

¿Qué titular ha sido editado, Didundi? Con muy pocas excepciones, cuando cambiamos un titular es segundos después de haberlo publicado porque nos p...+ ver más

¿Qué titular ha sido editado, Didundi? Con muy pocas excepciones, cuando cambiamos un titular es segundos después de haberlo publicado porque nos parece que queda muy largo, o muy enredado. Salvo que tú leas un artículo en el preciso instante en que es publicado, no entiendo tu comentario.

DIDUNDI

05 de Abril

1 Seguidores

Si puede ser q lo lea muy rápido antes d q hagan la corrección..

Si puede ser q lo lea muy rápido antes d q hagan la corrección..

Juanita León

05 de Abril

518 Seguidores

Sí, danos 5 minutos antes de leer la historia para que hayamos dado con el titular que es.

Sí, danos 5 minutos antes de leer la historia para que hayamos dado con el titular que es.

Henry Castro Gerardino

05 de Abril

140 Seguidores

Como millones de colombianos soy un esceptico. Entiendo que como todo proceso tiene errores que se van depurando con el tiempo, con la revisión peri...+ ver más

Como millones de colombianos soy un esceptico. Entiendo que como todo proceso tiene errores que se van depurando con el tiempo, con la revisión periódica de su dinámica y con la buena voluntad de sus integrantes, pero aún no termino por convencerme de las intenciones de los guerrilleros. Por ejemplo la lista de milicianos que es diez veces superior. Pero parece que van bien.

DIDUNDI

05 de Abril

1 Seguidores

Yerardino, históricamente el escepticismo ha sido el pan nuestro d cada día respecto d los políticos tradicionales dl estamento, pero ante lo avanz...+ ver más

Yerardino, históricamente el escepticismo ha sido el pan nuestro d cada día respecto d los políticos tradicionales dl estamento, pero ante lo avanzado con 'lafar' en 50 años, hay q dar x lo menos el beneficio d la duda. Lo q viene no depende d los Ex-gue.., es un compromiso dl país no con ellos sino con El mismo, es la capacidad como estado d cumplir no a 'lafar', sino a la deuda social.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia