Por Tatiana Velásquez Archibold · 05 de Octubre de 2015

10874

3

Rafael Martínez fue secretario de Gobierno de la administración Caicedo y ahora es el candidato del alcalde para reemplazarlo.

Planillas de votos están circulando desde hace semanas en las diferentes dependencias y concesionarios de la Alcaldía. Esta en particular es de la concesión Unión Temporal Amoblamiento Urbano, donde piden votos para el concejal Reinaldo Paternostro y Rafael Martínez.

A menos de un mes de las elecciones, la carta del alcalde Carlos Caicedo, Rafael Martínez, puntea en las encuestas de intención de voto a la Alcaldía de Santa Marta y duplica a quien ocupa el segundo lugar. En ese camino hacia la principal silla samaria ha recibido más de una ayudita del mandatario.

El rumor del uso de la Alcaldía de Santa Marta para buscarle votos a Martínez llegó a La Silla Caribe hace unos dos meses. Se trata de una historia similar a la de otras ciudades del país como Barranquilla y Valledupar. Pero, en el caso samario tiene de protagonista al alcalde que hace cuatro años derrotó a la clase política, dueña y señora del Magdalena durante décadas, y que llegó a su cargo condenando las prácticas clientelistas.

Averiguamos con siete fuentes y entre las evidencias de la participación en política de la Alcaldía de Caicedo confirmamos el uso de la Dirección de Deporte, Recreación y Cultura para buscarle apoyos al proyecto de Martínez. También recibimos un video que muestra cómo la Alcaldía es más estricta al regularle la publicidad electoral a candidatos distintos a Martínez.

 

El apoyo desde Deporte, Recreación y Cultura

En uno de estos dos pantallazos se evidencian detalles logísticos de una reunión política, programada para celebrarse cerca de la estatua del 'Pibe' Valderrama.
Estos pantallazos muestran a la asistente de la Directora de Deporte, Recreación y Cultura reconociendo que el chat fue creado para hablar de temas relacionados con la campaña de Martínez.

Por separado, una fuente conocedora por dentro la administración de Carlos Caicedo y otra que trabajó en una de las dependencias distritales nos dijeron que desde hace semanas comenzaron a circular planillas de votos en las diferentes secretarías y oficinas de la Alcaldía.

Una de esas dos fuentes recibió una de esas planillas hace 15 días porque en aquel momento estaba contratado con orden de prestación de servicio para trabajar como instructor en los centros de cultura, que dependen de la Dirección de Deporte, Recreación y Cultura.

Desde mayo, nos aseguró el excontratista, en esa oficina trabajan por la campaña de Martínez: los primeros apoyos consistieron en entregar firmas para que el movimiento Fuerza Ciudadana reuniera una suma considerable para inscribirlo como su candidato. En julio pasado él fue inscrito con 155 mil rúbricas, y según videos publicados en Youtube, también fueron recolectadas durante eventos al aire libre organizados por la Alcaldía.

“Ellos (los jefes de la oficina) tenían unas pacas de planillas y uno cogía el número que quisiera, pero en realidad llevaban un control de cuántas cogía uno para medirle el compromiso”, nos dijo la fuente.

Cuando habla de los jefes, el excontratista se refiere a la directora de Deporte, Recreación y Cultura Laura Agudelo y a su asistente Alejandra Fawcett.

Sobre la participación en política de Fawcett nos entregaron unos pantallazos del chat ‘Santa Marta Cultural’, del que hacen parte 16 contratistas por OPS. Ellos laboran en los centros culturales, ubicados en nueve colegios públicos.

Aunque Fawcett es contratista, el objeto de su contrato no es hacerle campaña a Martínez. Sin embargo, en los chats, reconoce que el grupo en Whatsapp fue creado con fines electorales. “Este es un chat político”, le responde a uno de los instructores que pregunta si por allí también pueden discutir los aspectos culturales, es decir, la razón de ser de su trabajo.

En los diferentes pantallazos se habla del transporte para asistir a una reunión con la presencia de Martínez, de un bus habilitado por la dependencia para un primer encuentro con el candidato y de unos listados de "referentes" con los nombres del barrio, colegio y mesa donde votan.

"Buenas tardes. Ya casi es hora. Los espero a todos con su personal. Por fa’ llamen a su personal para que estén puntuales", escribe Fawcett en el grupo.

Esa reunión a la que se hace alusión en el chat se convocó en julio, pero al no tener el número de asistentes esperado se canceló. Estaba programada para realizarse en una de las canchas del barrio San José. A ese encuentro cada contratista debía llevar al menos 20 personas y escuchar las propuestas del candidato Martínez, según nos contó el excontratista.

Una segunda reunión que esa dependencia organizó y sí se realizó, dice la fuente, tuvo lugar hace dos semanas en el salón de eventos Antares. Allí los contratistas llevaron a varias personas, pero tampoco el número de asistentes fue el esperado. El candidato Martínez, sin embargo, hizo presencia y recordó lo importante que era votar por él, porque representa el cambio.

La fuente también nos contó que, aunque su contrato había vencido a mediados de septiembre, le habían prometido su renovación, pero finalmente no lo hicieron al parecer porque no había mostrado suficiente entusiasmo por la campaña de Martínez.

Nos comunicamos con la funcionaria Agudelo para conocer su respuesta a estos señalamientos que la involucran a ella y a su asistente, pero no respondió los mensajes que le dejamos en el Whatsapp ni en su correo de voz. En su cuenta de Twitter encontramos con fecha del 20 de septiembre pasado un trino negando cualquier participación en política.

 

Publipostes para Martínez

Aunque la autoridad ambiental de Santa Marta dice que los publipostes están prohibidos, el candidato Rafael Martínez tiene varios instalados como lo muestra esta fotografía.
Pantallazo tomado del video que la campaña del conservador Rubén Jiménez nos hizo llegar para mostrar cómo a ellos la autoridad ambiental no les permitió la instalación de los publipostes la semana pasada.
Los publipostes le fueron decomisados a la campaña de Rubén Jiménez el jueves pasado, cuando intentaban instalarlos en la Avenida El Ferrocarril, porque está prohibido ese tipo de publicidad electoral.

Otra ayudita de la administración Caicedo a su heredero está relacionada con los permisos de publicidad electoral porque son los alcaldes quienes tienen potestad para regular el tipo de avisos y la ubicación en época electoral.

De la campaña del candidato Rubén Jiménez recibimos un video de 43 segundos en el que aparecen grabados unos empleados de la entidad medioambiental de Santa Marta Dadma (depende del alcalde) impidiéndoles instalar unos publipostes en la Avenida El Ferrocarril.

En un comunicado de prensa de la Alcaldía, con fecha del 11 de agosto, la directora del Dadma Eliana Morón aseguró que la publicidad en postes está prohibida. Sin embargo, desde la primera semana de septiembre en la vía que del Centro Histórico conduce a El Rodadero están instalados publipostes alusivos a Rafael Martínez.

Amoblamiento Urbano, la responsable de administrar la publicidad en los espacios públicos de Santa Marta, dijo que esos publipostes fueron instalados por personas ajenas a ellos y funcionarios del Dadma le aseguraron a medios locales que ese material de Martínez no había sido retirado por falta de personal. No obstante, el jueves pasado sí hubo una brigada disponible para detener a la campaña de Jiménez.

La candidatura de Humberto Caiafa también tuvo problemas con sus publipostes. Caiafa alcanzó a pagarle a Amoblamiemto Urbano por el espacio e instalación de 30 de estos materiales, que en efecto fueron instalados a finales de agosto. A los pocos días, nos aseguró una persona de esa campaña, Amoblamiento les notificó sobre su desmonte por orden del Dadma. Todavía hoy quedan algunos en la carrera 22. 

A la polémica de los publipostes se suman las dudas por el origen de los recursos con los que se financia la campaña de Martínez, especialmente porque tiene un despliegue publicitario en toda la ciudad que incluye vallas a gran escala. Cada una cuesta hasta 35 millones de pesos. Ese músculo ha generado suspicacias de si el dinero estaría saliendo del erario, asunto negado insistentemente por Martínez.

Intentamos hablar con el alcalde Caicedo y con el candidato Rafael Martínez, pero no fue posible. El primero nunca respondió los mensajes que  le enviamos durante dos días seguidos. El segundo nos confirmó haber recibido nuestras preguntas, pero las contestaría “más tarde” porque tenía un compromiso. Aún estamos esperando las respuestas.

Además de Rafael Martínez, en la puja por la Alcaldía de Santa Marta están el exconcejal Aristides Herrera, fórmula de la candidata a la Gobernación Rosa Cotes; el constructor Rubén Jiménez, avalado por los conservadores; el exconcejal liberal Ricardo Diazgranados, sobrino del exgobernador Omar Diazgranados, y el exalcalde de Barranquilla y avalado por La U Humberto Caiafa, quien es apoyado por los Díaz-Granados (el representante Eduardo y su primo el exministro Sergio).

El 25 de octubre próximo se sabrá qué tanto todas las ayuditas del alcalde le sirvieron a su candidato. Por ahora, le está garantizando un buen impulso y Martínez se muestra como uno de los más opcionados a reemplazarlo en la silla de mandatario.

Comentarios (3)

alexisamargura

06 de Octubre

0 Seguidores

En toda la costa es igual! Los alcaldes quieren perpetuarse en el poder! preg...+ ver más

En toda la costa es igual! Los alcaldes quieren perpetuarse en el poder! pregúntenle a CHAR y ANDRES NO ES!!!

Tatiana Velásquez Archibold

08 de Octubre

107 Seguidores

Hola Alexis... Sí, también hemos contado lo que pasa en Barranquilla y Vall...+ ver más

Hola Alexis... Sí, también hemos contado lo que pasa en Barranquilla y Valledupar: 

http://lasillavacia.com/historia/las-jugadas-de-la-alcaldia-de-valledupa...

http://lasillavacia.com/historia/asi-usan-la-alcaldia-para-buscarle-voto...

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia