Por Héctor Riveros · 12 de Agosto de 2017

2175

11

Mientras en los medios de comunicación bogotanos hay todo tipo de detalles de las pruebas que hay en el expediente de la Corte Suprema de Justicia contra el senador Bernardo Elías y los espacios de opinión se llenan de adjetivos para reprochar su conducta, desde Sahagún y toda Córdoba se emiten miles de mensajes de solidaridad y apoyo con quien identifican como benefactor de esa región por la cantidad de obras públicas que se construyeron por su “gestión”.

La historia es repetida. En Cartagena decenas de personas esperaron en la puerta del edificio de los juzgados en el Centro la llegada de Manolo Duque, el alcalde detenido por promover un presunto entramado de corrupción junto con su “hermano de crianza”. Lo vitorearon y algunas lloraron incluso.

En Popayán, la Fiscalía le imputó cargos al alcalde y también hubo manifestaciones públicas de solidaridad y aunque el proceso continúa, el hecho de que el juez de garantías decidiera que el funcionario podría afrontarlo en libertad, ha provocado que se publiquen columnas de opinión en favor del alcalde y que haya como una especie de renovado apoyo.

El Alcalde y el ex alcalde de Montería también han sido objeto de imputación de cargos, así como lo será el Director de la ANI. Dos de ellos, que trabajan en el gobierno nacional, fueron vehemente defendidos por el Presidente Santos y en Montería también hubo marchas de solidaridad.

Los ejemplos podrían contarse por decenas y no son nuevos, pero sí generan al menos dos preguntas que pueden resultar complementarias o excluyentes: ¿Hay una especie de aceptación social de la corrupción? O ¿la fiscalía se equivoca mucho y comete unas enormes injusticias?

Un amplio sector de los habitantes de Cartagena, Popayán y Montería, al parecer, creen lo segundo o algunos de ellos creen que las “gestiones” del Ñoño, para tomar un ejemplo, no son reprochables porque si bien pueden haber tenido como resultado el beneficio personal, también han significado bienestar para su municipio.

El Presidente Santos no tiene duda, para él la Fiscalía se equivoca en materia grave y una inadecuada valoración probatoria pone a unos ciudadanos de bien en situaciones claramente injustas.

En los manuales que utiliza la Fiscalía se afirma que la imputación requiere “cierto sustento probatorio”. Y agrega que para tomar la decisión de imputar deben existir “motivos suficientes que indiquen su posible participación en el hecho y que tal inferencia esté originada y sustentada en elementos serios y objetivos que en realidad existan en la investigación, incorporados en debida forma con anterioridad a la decisión de formular un cargo”.

Si bien es el inicio de un proceso, la imputación está precedida de una valoración probatoria, que de alguna manera se requiere también para “llamar a indagatoria” como lo hizo la Corte Suprema de Justicia en el caso del senador Elías.

Pero el punto no son las consecuencias penales o jurídicas, sino las políticas. Por ejemplo, el Alcalde Popayán acusó abiertamente al director regional de Fiscalía de perseguirlo por razones políticas. El Presidente no solo les dio el beneficio de la duda a los funcionarios del alto gobierno que tienen esa imputación, sino que dijo que eso formaba parte del paisaje de quienes son funcionarios públicos y fue más allá para desechar la decisión de la Fiscalía y decir que él está seguro de la actuación correcta de sus funcionarios. Si el Alcalde y el Presidente tuviesen razón estaríamos ante una de las más oprobiosas y peligrosas tiranías, la de unos funcionarios judiciales que por motivos deleznables les causan un daño enorme a unos funcionarios impolutos. Si no tienen razón, estamos frente a un nivel insostenible de desconfianza en la justicia.

En ninguno de los casos tengo elementos para saber quién tiene razón, pero cualquiera que sea la conclusión es muy mala para el aparato estatal y la actitud social frente a la corrupción.

“Juzgamos” a ojo, por ejemplo, creemos, por conocimiento directo o por percepción que Andrade, el director de la ANI, es un “tipo decente”, y por tanto desconfiamos de la actuación de la Fiscalía. Es lo mismo que hacen los habitantes de Sahagún, encabezados por su alcalde que califican al Ñoño como “un hombre bueno”.

El otro capítulo es el papel de los ciudadanos. Las actuaciones del Senador Elías están suficientemente documentadas, tal vez no se decía que le recibía plata a una multinacional, pero que sacaba provecho electoral y eventualmente patrimonial de sus “gestiones” ante el Gobierno nacional no había duda. De su manera de conseguir votos hay unos detallados relatos en La Silla Caribe. Es decir que sus electores actuaron “a sabiendas”, para usar la expresión del Código Penal cuando quiere referirse al dolo.

De las andanzas del Alcalde de Cartagena y su “hermano de crianza” había también información previa cuidadosamente registrada también en La Silla Caribe. La ignorancia de Manolo sobre los asuntos públicos era eso que los abogados llamarían un “hecho notorio” y las sospechas de que sería su hermano sospechoso el que estaría detrás de las decisiones era también asunto conocido. A pesar de ello resultó elegido, es decir que los ciudadanos evaluaron esos riesgos y no es que confiaron en que no ocurrieran, sino que no les parecieron graves.

El panorama es aterrador porque solo hay dos maneras de enfrentar eficazmente la corrupción: una, que la justicia actúe y castigue a los responsables, pero no creemos en sus actuaciones y dos, el rechazo social. Ninguna de las dos funciona, la primera no tiene legitimidad y la segunda tiene linderos bastante confusos.

Comentarios (11)

DIDUNDI

12 de Agosto

1 Seguidores

1-En las mismas Riveros, así como la semana pasada x 'equilibrar' c...+ ver más

1-En las mismas Riveros, así como la semana pasada x 'equilibrar' cargas igualó a Furibe con Petro, esta semana hace lo mismo pero en sentido contrario y viceversa.Si el presidente '..defiende a sus funcionarios..', no solo estamos ante la tal tiranía d funcionarios judiciales, también estamos ante un gbno. en plena demostración y aceptación d la convivencia con el delito ....

Prada

12 de Agosto

1 Seguidores

Concluir que la justicia no es creíble porque los corruptos encartados tienen...+ ver más

Concluir que la justicia no es creíble porque los corruptos encartados tienen amigos, benefactores y beneficiarios que los defienden a ultranza es, por lo menos, tonto o, por lo más, corrupto. ¡No es creíble debido a los que no persigue!
Y sí hay rechazo social por los corruptos ... de otros grupos, partidos, ideologías, ... pues la corrupción de "los nuestros" ni siquiera se reconoce como tal.

DIDUNDI

12 de Agosto

1 Seguidores

2-...una forma d 'defender' un poco a Santos es decir q, esto no es ...+ ver más

2-...una forma d 'defender' un poco a Santos es decir q, esto no es exclusividad d su gbno. como si dl sistema politico q siempre ha dominado el pais, y EL mismo lo reconoce cuando dice q '...son parte dl paisaje d los funcionarios publicos'.
La  falta d credibilidad en estados como este, involucra a todos los sectores  

Gustavo Adolfo

12 de Agosto

0 Seguidores

El departamento de Córdoba pone 36 mil millones en impuesto a la renta, en ca...+ ver más

El departamento de Córdoba pone 36 mil millones en impuesto a la renta, en cambio Antioquia pone 1.049 mil millones y Bogotá 2.089 mil millones, es decir Ñoño no robo a la gente de Cordoba, por el contrario les dio dinero, mientras no se modifique el sistema presupuestal no esperen resultados distintos.

Prada

12 de Agosto

1 Seguidores

La gente de Córdoba no solamente está conforme con que el Ñoño, o quien se...+ ver más

La gente de Córdoba no solamente está conforme con que el Ñoño, o quien sea, se cobre por la derecha su ilegal "comisión de éxito" por la intermediación de unos recursos de la nación para su dpto, sino que está feliz y dichosa y lo aman por eso.
Porque negocia en Bogotá los votos de Córdoba, en bloque: Votan por él porque Santos le dio plata y Santos le dio plata para conseguir votos para ambos.

Héctor Alfredo Morales Echeverry.

12 de Agosto

0 Seguidores

El sistema de funcinamiento de muchos parlamentarios esta basado en el cliente...+ ver más

El sistema de funcinamiento de muchos parlamentarios esta basado en el clientelismo. No entiendo porque el articulista no lo menciona. Los clientes están pendientes de su negocio y si procesan un parlamentario, llega la incertidumbre y miran que sigue, mas bien a quien siguen, quien es el sucesor, el heredero, el cuerpo ajeno. Los políticos corruptos tienen sus lazos con sus electores.

Jorge Ulises Casas Jerez

13 de Agosto

1 Seguidores

El fenómeno de la corrupción es de  tal naturaleza que ha logrado un gr...+ ver más

El fenómeno de la corrupción es de  tal naturaleza que ha logrado un grado de aceptación por buena parte de la comunidad debido a que se  ha hecho partícipe de la misma; por otra parte los jueces han sido contaminados por el mismo fenómeno y esto lleva a que la sociedad en general se encuentra inmersa en la incredulidad de sus instituciones  

FRANCISCO ALBER...

14 de Agosto

0 Seguidores

Como muchos decimos "un Pueblo ignorante y muerto de hambre, con cua...+ ver más

Como muchos decimos "un Pueblo ignorante y muerto de hambre, con cualquier migaja se consuela", por esta afirmación nunca dejaremos de qué los Políticos corruptos dejen de existir.

Martin Eduardo Botero

14 de Agosto

0 Seguidores

Combatir la corrupción es el primer peldaño de la justicia humana, de su legitimidad ética. La despiadada lucha de intereses que se libra en la sociedad en torno a los corruptos no puede desfigurar la cara de la Justicia, de su legitimidad original. La diosa de la justicia en su mano derecha tiene la espada y en su izquierda la balanza con una venda en los ojos para no distraerse. 

Combatir la corrupción es el primer peldaño de la justicia humana, de su legitimidad ética. La despiadada lucha de intereses que se libra en la sociedad en torno a los corruptos no puede desfigurar la cara de la Justicia, de su legitimidad original. La diosa de la justicia en su mano derecha tiene la espada y en su izquierda la balanza con una venda en los ojos para no distraerse. 

Martin Eduardo Botero

14 de Agosto

0 Seguidores

No puede haber verdad sin justicia:el estado de verdad requiere, en primer lugar, el rigor de la reconstrucción judicial como fundamento último del orden moral, y una esperanza suprema del hombre. La lucha contra la corrupción es una batalla de civilidad.La justicia no es una cuestión entre hombres,sino en una sociedad basada en los principios de un estado de derecho basada en la igualdad

No puede haber verdad sin justicia:el estado de verdad requiere, en primer lugar, el rigor de la reconstrucción judicial como fundamento último del orden moral, y una esperanza suprema del hombre. La lucha contra la corrupción es una batalla de civilidad.La justicia no es una cuestión entre hombres,sino en una sociedad basada en los principios de un estado de derecho basada en la igualdad

DIDUNDI

14 de Agosto

1 Seguidores

3-No se puede endilgar la responsabilidad d la elección a los electores en un...+ ver más

3-No se puede endilgar la responsabilidad d la elección a los electores en un país donde los medios también ponen hasta presidentes y menos cuando el nivel d educación d esa mayoría votante sigue siendo tan deprimente y fácilmente manipulable.
No es la justicia Riveros, es quien tiene la capacidad d interpretarla a su antojo x las conveniencias q hoy nos tienen en esta discusión

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia