Por Tatiana Duque | Carlos Hernández Osorio · 20 de Abril de 2017

11780

0

La emergencia de ayer por derrumbes y avalanchas en Manizales, que hasta ahora deja 16 personas muertas, 23 heridas, seis desaparecidas y 400 casas destruidas, destapó una pelea política entre el sector conservador liderado por el representante a la Cámara Arturo Yepes, y el alcalde de la ciudad, el liberal José Octavio Cardona, a quien Yepes apoyó en campaña.

Anoche en la plenaria de la Cámara Yepes dijo que el Alcalde “se dedicó a hacer obras suntuarias y conciertos” en vez de prevenir la tragedia. Esa intervención se la envió a todos sus contactos de whatsapp.

Hoy el alcalde le respondió en La W, diciendo que Yepes está molesto porque “no le entregué unas secretarías” y que “la Alcaldía no es de él, la Alcaldía es de Manizales”.

En menos de 24 horas el congresista logró que una pelea política local, que a duras penas aparecía en columnas de chismes de medios locales, escalara a los medios nacionales, aprovechando la trágica coyuntura.

La pelea gira en torno al secretario de Hacienda de Manizales, Julio Aldana, que llegó al cargo, de acuerdo con un exconcejal cercano al alcalde y una fuente del yepismo, por recomendación de Yepes.

Aldana es un economista especializado en relaciones internacionales que en los últimos 20 años ha ocupado puestos a nombre del yepismo, el ala del Partido Conservador que por más de tres décadas comandó en Caldas el exsenador Ómar Yepes, hermano de Arturo.

 

Pero ha sido cercano, sobre todo, al hoy representante, quien lo tuvo en su Unidad de Trabajo Legislativo en el Congreso en 1994 y luego lo respaldó para ocupar cargos en la Industria Licorera de Caldas y la Gobernación, le explicó a La Silla una fuente del yepismo.

Además la esposa de Aldana, Andrea Eugenia Duque, fue asesora de Arturo Yepes en el Congreso en 2014.

Desde las elecciones presidenciales de 2014 el yepismo está muy dividido debido al distanciamiento de los dos hermanos. Mientras Arturo es santista y apoyó la reelección, Ómar es muy crítico del Presidente y estuvo en las campañas de Marta Lucía Ramírez en primera vuelta y del uribista Óscar Iván Zuluaga en segunda.

En las elecciones locales de 2015, Ómar respaldó a la uribista Adriana Gutiérrez a la Alcaldía de Manizales; mientras que, según las fuentes consultadas, Arturo apoyó al hoy alcalde Octavio Cardona, que tenía como principal apoyo al representante liberal Mario Castaño. El representante conservador niega que haya apoyado directamente a Cardona, e incluso nos negó que hubiese votado por él.

Lo que es innegable es la ruptura de su grupo político pues, ante la división entre Omar y Arturo, otro grupo se fue con Luis Roberto Rivas, el candidato de La U y del senador conservador Luis Emilio Sierra.

Y también es claro que Arturo no veía mal a Cardona; en campaña trinó a su favor elogios como este:

 

Una vez ganó Cardona, nombró a Julio Aldana secretario de Hacienda.

El representante liberal Mario Castaño nos reiteró, como las otras dos fuentes consultadas, que el Alcalde hizo ese nombramiento por recomendación de Yepes.

El congresista Yepes lo niega, aunque no esconde sus vínculos con Aldana. “Es muy amigo mío, pero también de Mario Castaño, por él llegó a la Alcaldía”, nos dijo.  

En lo que sí coinciden Castaño y Yepes es en que Aldana es un técnico y no un político que le ponga votos a nadie.

Sin embargo, manejar la Secretaría da la posibilidad de manejar la contratación de ese despacho y poner gente, y eso fue lo que, según el Alcalde Cardona, el representante Castaño y otras dos fuentes consultadas en Manizales, Yepes no logró hacer y lo molestó.

“La condición del Alcalde (a los políticos que lo apoyaron) fue que aunque distribuía las secretarías como parte de los acuerdos políticos, no les daría autonomía a los secretarios para manejar esos despachos siguiendo las órdenes de los políticos que los recomendaron”, le dijo a La Silla un exconcejal conocedor del tema. “Eso no le gustó a Arturo, y aunque al principio hubo tolerancia, al final del año pasado las diferencias se agudizaron”, nos dijo.

Eso nos lo reiteró una fuente del yepismo.

La versión de Arturo Yepes es que él actuó como “mensajero” de los grupos políticos yepistas que apoyaron al Alcalde para que éste les diera puestos. “Cuando a él lo eligieron, me comenzaron a buscar los de mi sector que habían votado por él. Pero él cambió tras la posesión, ya no recibió a nadie”.

Y la relación entre ambos se congeló a finales del año pasado cuando, según Yepes, “dejó de responderme los chats y comencé a mandar derechos de petición”, que el Alcalde no contestó o dejó en manos de terceros.

En ese contexto, desde hace un mes comenzó a enviar derechos de petición solicitando información sobre el sistema de prevención de desastres.

Y aprovechó la tragedia para emprenderla contra el alcalde no solo en whatsapp y en la Cámara, sino en Twitter:

Yepes dice que las respuestas a sus derechos de petición muestran que solo se destinaron 80 millones de pesos para prevención: 49 millones para estudios de riesgo en 300 puntos de la ciudad y 30 millones para instalar sensores de movimientos de tierras.

Ante una pregunta sobre si las acusaciones de Yepes eran ciertas, el Alcalde dijo esta mañana en La W que Manizales es la ciudad del país que más ha trabajado en gestión de riesgo, la primera en tener plan de gestión de riesgo, que ya tienen un plan para la reubicación de los barrios más afectados, que aumentaron la sobretasa ambiental para que hubiera más dinero para prevención, y que, gracias a eso, esta semana, justo antes de la tragedia, transfirió 11 mil millones a Corpocaldas (la CAR del departamento).

Mientras los esfuerzos y los focos de los medios siguen en la atención de la emergencia, por debajo la pelea política se mantendrá, sobre todo cuando comienza a calentarse la campaña electoral.

Yepes tratará de sostenerse en la Cámara, aunque sin el apoyo de su hermano Ómar y sin concejales en Manizales ni diputados que lo respalden. Y el padrino político del Alcalde, Mario Castaño, intentará consolidar su poder en el departamento saltando al Senado en 2018, lo que lo llevaría a convertirse en un nuevo barón electoral de Caldas.

 

 

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia