Por Laura Ardila Arrieta · 06 de Agosto de 2017

Bernardo 'el Ñoño' Elías y Juan Manuel Santos, hace un año en Sahagún.

11088

18

En medio de tambores, vivas y aplausos, hace poco más de un año Bernardo ‘el Ñoño’ Elías recibía en su pueblo, Sahagún, al presidente Juan Manuel Santos, quien viajó expresamente hasta allí para inaugurar varias de las millonarias obras que ese Senador gestionó con recursos de la llamada mermelada (o cupos indicativos para invertir en región, cuyo destino es decidido por los congresistas).

 

Santos parecía en visita típica de político en campaña. En el nuevo estadio, jugó fútbol. En el nuevo coliseo de boxeo, simuló hacerle unos ganchos al campeón mundial Miguel ‘el Happy’ Lora. En el nuevo mercado, saludó a unos vendedores y les preguntó cómo creían que las recién estrenadas instalaciones les iban a cambiar la vida.

El Ñoño no cabía de la dicha con semejante champú frente a todos sus coterráneos y a tantas cámaras locales. La presencia de Santos ese día significaba nada menos que el espaldarazo presidencial a la polémica mermelada, cuyo conocido modus operandi -el Gobierno la negocia para asegurar apoyos en el Congreso y, a la vez, algunos congresistas la usan para beneficiar a contratistas amigos- muchas veces pone en duda la finalización de los trabajos.

Pero venía más. Once días después de ese caramelo, el Presidente le dio otro regalito nombrando como gerente del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo Fonade, justamente una de las entidades de la mermelada, al sucreño Ariel Aduén, aliado de la Ñoñomanía, el movimiento de Elías.

Acababa de empezar la campaña para el plebiscito con el que Santos esperaba refrendar la principal bandera de sus ocho años en el poder: el proceso de paz con las Farc. Y el Gobierno necesitaba más que nunca al Ñoño y a los poco más de 140 mil votos que en las legislativas de 2014 lo convirtieron en un fenómeno electoral que saltó en garrocha de la octava votación de su partido La U en 2010 a ser el segundo congresista más votado de la coalición oficial y clave en la reelección santista.

Esas maduras contrastan con las duras por las que pasa hoy el Senador cordobés a quien la Fiscalía pidió investigar en el escándalo de las coimas que la corrupta empresa brasilera Odebrecht entregó en el país para hacerse a multimillonarios contratos públicos.

Sin plebiscito ni reelección santista por delante y expuesto ante la opinión pública nacional, el Ñoño Elías y su poderosa máquina de votos ya no son vitales para el Gobierno Santos que lo abandonó, comenzando por haberle sacado hace unos días a Ariel Aduén de Fonade.

El Congresista lo sabe. Y así lo dejó claro en un trino esta semana, poco después de que la directora saliente del ICBF Cristina Plazas, alta funcionaria de las entrañas del Presidente, lo acusara públicamente de haber saqueado la sede de ese instituto en Córdoba durante 14 años.

En una rueda de prensa abierta, poco después, Santos se limitó a contestar sobre el Ñoño que le dolía lo que le estaba pasando, pero que no tenía “ningún comentario sobre el particular”.

En contraste, en el mismo evento, el Presidente no ahorró defensa para otro político de Córdoba que ha enfrentado líos: su alto asesor para las regiones, el exalcalde conservador monteriano Carlos Correa, a quien acaba de nombrar como cabeza de Findeter en momentos en los que tiene abierto un proceso por presuntas irregularidades en la construcción de un coliseo.

Correa no lidera un grupo político propio ni tiene un exagerado caudal de votos y su nombramiento es considerado sobre todo como “de Santos”. Ante las críticas, éste lo definió como un “funcionario de lujo”.

***

El brillo y la sombra del Ñoño en el alto Gobierno ratifica esa muy usual dinámica del poder en el país, que consiste en que unas élites bogotanas toleran, impulsan y hasta le ponen gasolina a poderosos regionales bajo sospecha para servirse de sus votos.

Cuando el cuestionado regional cae en desgracia ante la ley o ya no sirve, es desconocido, desechado y casi siempre único objeto de los señalamientos mediáticos, como si para ciertos proyectos electorales no se tratara de dos caras de una misma moneda.

Los desprestigiados Kiko Gómez (exgobernador guajiro, condenado por varios homicidios e investigado por otros tantos), Yahir Acuña (exrepresentante sucreño, investigado por parapolítica) y Oneida Pinto (exmandataria de La Guajira, detenida y acusada por corrupción), son tres botones recientes para la muestra, como ya lo hemos contado.

Sobrino y heredero político del fallecido y liberal excongresista vinculado al proceso 8.000 Jorge Ramón ‘Joche’ Elías Náder, el ingeniero Bernardo Miguel ‘el Ñoño’ Elías Vidal llegó a la Cámara de Representantes en 2006 por el Partido de La U como fórmula de la poderosa exsenadora cordobesa Zulema Jattin (otra gran aliada de Santos, actualmente con una investigación abierta por parapolítica).

Ambos ondeaban las banderas de sus antecesores venidos a menos: Ñoño la de su tío Joche y Zulema la de su papá Francisco José Jattin, quien en 1996 perdió su curul en el Congreso por el proceso 8.000.

De político nacido en medio de las cenizas del movimiento del tío -que prácticamente había quedado sin poder debido a sus líos judiciales-, el Ñoño toma fuerza en ese primer cuatrienio en el Congreso y en 2010 logra subir a Senado con la octava votación de La U (74.247 apoyos).

Una votación con la que, no obstante, mantenía un perfil bajo, por no decir inexistente, en los medios nacionales y hasta en el mismo Congreso.

Hasta que Santos peleó con Álvaro Uribe. Y uno de los botines políticos que se empeñó en quitarle a ese expresidente fue el departamento de Córdoba.

Antes de 2014, prácticamente los únicos que no le votaban a Uribe en Córdoba era la casa liberal López-Casado, que dirigen el exsenador condenado por parapolítica Juan Manuel ‘Juancho’ López Cabrales y su esposa la senadora Arleth Casado.

Pero en las legislativas de ese año el Presidente logró que en ese departamento su partido La U barriera con el uribismo que apostaba en el recién nacido Centro Democrático: con 274.603 votos superó en más de seis veces los apoyos que la lista del expresidente obtuvo allí a Senado.

Los hacedores de ese triunfo santista fueron el Ñoño Elías y el también sahagunense senador Musa Besaile, quienes saltaron de congresistas que pasaban sin pena ni gloria a fenómenos electorales que en cuatro años aumentaron su votación en 66 mil y 83 mil votos, respectivamente. (Ñoño sacó 140.143 y Musa 145.402, quedando a nivel nacional sólo por debajo de la votación del senador del Polo Jorge Enrique Robledo).

Su éxito fue tan vertiginoso y sorprendente que se convirtieron en la comidilla y pronto la única explicación que hubo fue que ambos fueron los grandes beneficiarios de la mermelada que entregó el Gobierno Santos.

En una investigación que publicamos en La Silla en 2014, detallamos cómo entre una elección y otra el Ñoño aumentó sus votos en casi todos los municipios a los que ayudó a llevar esa inversión.

La mermelada se convirtió, además, en una de las fuentes de financiación de campaña más poderosa para muchos congresistas de la coalición oficial, porque los alcaldes que reciben la plata tradicionalmente contratan con los que, a su vez, patrocinan la reelección del legislador en cuestión.

La súper engordada estructura electoral de Elías -y también la de Besaile- fue clave después para reelegir ese mismo año a Santos, cuya segunda Presidencia fue definida en el Caribe a peso de maquinaria (aunque el apoyo al proceso de paz, el antiuribismo y la movilización de la izquierda lo ayudaron, sin los caciques hubiese sido casi imposible su triunfo).

Eran los días en que al alfil santista Roberto Prieto (exgerente de la campaña Santos y quien admitió haber recibido aportes de Odebrecht para esa iniciativa) no le asustaban las “mafias” de Córdoba, como dijo después, y viajaba a ese departamento a buscarle votos al Presidente, entre otros con la Ñoñomanía.

Aunque al principio Santos tuvo a los llamados Ñoños de tinieblos de su campaña, para la segunda vuelta ya los mostró de frente.

El Ñoño Elías brindó y aplaudió en la posesión del Presidente junto a toda la Unidad Nacional, se sentó a manteles con el alto Gobierno todos estos años, se subió al avión con Santos.

La investigación preliminar que tiene en la Corte por lo de Odebrecht a lo mejor detalle si las buenas relaciones que le dio tener las puertas de Palacio abiertas fueron usadas o no para cometer algún posible acto ilícito.

El Senador, cuyo círculo cercano también está salpicado en ese lío judicial, ha insistido hasta ahora en su inocencia y asegura que aclarará lo que él considera es “un impasse”.

Su historia es la misma de otros poderes regionales bajo sospecha y cuestionamiento inflados desde el poder bogotano, y luego mirados con conveniente distancia.

Comentarios (18)

Prada

06 de Agosto

1 Seguidores

La culpa no es del rolo aprovechao sino del corroncho agallúo.
Pero no es...+ ver más

La culpa no es del rolo aprovechao sino del corroncho agallúo.
Pero no es el caso general. Fíjense cómo a los Char les va divinamente con el cachaco. Claro que mientras que a los Ñoños les toca como carteristas, es decir, agarrar la tula y salir corriendo, los Char pueden, con paciencia y tecnocracia, manejar la tula como suya por los siglos de los siglos.
No hard feelings; business is business.

Andres Felipe Garcia Rovira

06 de Agosto

1 Seguidores

Es el clasismo propio del centralismo, la politica, el futbol y el crimen, son...+ ver más

Es el clasismo propio del centralismo, la politica, el futbol y el crimen, son las unicas fuentes de movilidad social en el pais, asi que todos estos nuevos ricos, son siempre considerados mañe, desde Alfonso Lopez se les atiende en el festival vallenato, para que parezcan que son parte del establecimiento, pero estan esperando que otro socio del club, los haga sacar para pasar la pena

Martin Eduardo Botero

06 de Agosto

0 Seguidores

¡Excelente artículo! Pobre Colombia, Pobre Patria: Aplastada por el abuso de poder de personas infames, que no saben que es la modestia, se creen poderosos y le va bien lo que hacen, y todo les pertenece. ¿Pero no les dará un poco de pesar esos cuerpos en el suelo sin calor? Este país está devastado por el dolor... Mientras tanto la primavera tarda en llegar.

¡Excelente artículo! Pobre Colombia, Pobre Patria: Aplastada por el abuso de poder de personas infames, que no saben que es la modestia, se creen poderosos y le va bien lo que hacen, y todo les pertenece. ¿Pero no les dará un poco de pesar esos cuerpos en el suelo sin calor? Este país está devastado por el dolor... Mientras tanto la primavera tarda en llegar.

Jorge Ulises Casas Jerez

06 de Agosto

1 Seguidores

Todo esto es parte del engranaje tradicional de los partidos tradicionales del...+ ver más

Todo esto es parte del engranaje tradicional de los partidos tradicionales del país, el conservador, el liberal y el comunista. Quienes los manejan residen en la capital del  país, son los herederos del conquistador español, agrupados en lo que se llama el "criollaje" como la aristocracia bogotana que lleva 200 años dominando la nación.

DIDUNDI

06 de Agosto

1 Seguidores

El eje central d estrategia hria. estába en mora hace rato.
1-Siempre he ...+ ver más

El eje central d estrategia hria. estába en mora hace rato.
1-Siempre he dicho q la estratificación dl país va + allá d la capacidad económica a la vista d todos y la corrupción tiene la suya; esto es x poderes, judicial, legislativo y hasta el ejecutivo. El gran poder en Colombia, el q se maneja desde Bogota ha necesitado siempre d un poder alterno q hace la tarea sucia....

DIDUNDI

06 de Agosto

1 Seguidores

2-..y siendo en todo el país, es la costa la q + resalta el antivalor d lo q ...+ ver más

2-..y siendo en todo el país, es la costa la q + resalta el antivalor d lo q es hacer política en un país q se resiste a cortar con el delito. No creo q los costeños sean tan brutos como para no darse cuenta d la utilización d la q son objeto x el centralismo y a lo q se exoonen, solo q apuntan a conseguir dinero y con las muy camaleónicas reformas judiciales aspiran a q les alcance...

DIDUNDI

06 de Agosto

1 Seguidores

3-.. para salir d ls cárcel PRONTO, !es sobre y con eso se conforman, al fina...+ ver más

3-.. para salir d ls cárcel PRONTO, !es sobre y con eso se conforman, al final reviven en cuerpo ajeno y e! show continúa.
La cultura d política corrupta maneja niveles y subniveles y pasa x todo los poderes; el lumpen dl Lumpen VIP capitalino es la costa, x lo menos los + notorios, a los q les falta educación para adquirir y evolucionar en el estilo delictivo.
 

Elizabeth Prado

06 de Agosto

3 Seguidores

Me parece bien que quien esté en el poder de mi país, abandone a sus amigos ...+ ver más

Me parece bien que quien esté en el poder de mi país, abandone a sus amigos que se vuelvan ladrones. La lealtad de perro que obedece al que le da comida, es débil. La verdadera lealtad en materia profesional es la de las personas que se comprometen a construir juntos un proyecto, respetando unas reglas comunes. El que traicione esas reglas, está rompiendo el vínculo de lealtad que existía

Andres Felipe Garcia Rovira

06 de Agosto

1 Seguidores

Que inocencia, un dia caperucito Santos iba por el bosque y de pronto se le ap...+ ver más

Que inocencia, un dia caperucito Santos iba por el bosque y de pronto se le aproximaron un grupo de caciques caninos, quienes le dijeron a donde vas juanpa?, él dijo a ver a la paz, asi que los caciques le dijeron nosotros te ayudaremos, pero no queremos nada a cambio, porque tu eres virginal y nosotros somos malos, tanto se burlaron del peculado de Yidis, pero en el fondo era ad hominem

Prada

07 de Agosto

1 Seguidores

Tampoco logré imaginar a Santos abandonando a Ñoño para darle una lección ...+ ver más

Tampoco logré imaginar a Santos abandonando a Ñoño para darle una lección de ética: "porque eso-no-se-hace".
Lo que Santos lamenta es que el pobre Ñoño esté en aprietos, los cuales debe enfrentar solo, pues lo ideal sería que no tuviera ningún lío.
Las reglas comunes se están respetando: "Que no te pillen. Si te pillan, no te conozco."
Cambie "Santos" y "Ñoño" por otros, y también funcionará.

Elizabeth Prado

07 de Agosto

3 Seguidores

Es fácil quedarse en el primer nivel de análisis. Lo interesante es ver a ni...+ ver más

Es fácil quedarse en el primer nivel de análisis. Lo interesante es ver a nivel simbólico el impacto que tiene para el resto de la sociedad que el que actúe mal y lo descubran, pierda su apoyo político y pague la pena que le corresponde. Tal vez algunos lleguen a pensar que es mejor no asumir ese riesgo y esa es la única forma de combatir la corrupción. 

Andres Felipe Garcia Rovira

08 de Agosto

1 Seguidores

Agradezco que reconozca su error es el primer paso para corregirlo, pensar que...+ ver más

Agradezco que reconozca su error es el primer paso para corregirlo, pensar que los politicos haran eso es optimista en cualquier sociedad, pero en Colombia es sencillamente autismo, nuestra clase politica opera desde la conquista como una mafia que rota las rentas, Santos no es especial ni es mas inteligente porque no lo descubren, sencillamente es mas cinico porque tiene a los medios

Elizabeth Prado

08 de Agosto

3 Seguidores

En realidad pienso que su comentario, no el mio,  se queda en el pri...+ ver más

En realidad pienso que su comentario, no el mio,  se queda en el primer nivel de análisis. Obviamente cualquier lector de LSV entiende el rol que tuvo el Noño en la campaña de Santos. Ir un paso más allá es superar esa visión y ver que el hecho de que el señor pierda apoyo y eventualemte sea condenado, más que deslealtad es un paso positivo para combatir la corrupción.

Juan David Gonzalez

08 de Agosto

0 Seguidores

Creo que ese intercambio fue superficial, les falta analisis a los 2, el Probl...+ ver más

Creo que ese intercambio fue superficial, les falta analisis a los 2, el Problema es ñoño?, pomarico?, jattin?, name?, que Santos sea hipocrita?. El sistema politico de la costa es el feudalismo, mantienen relaciones de servidumbre y vasallaje, el papa Santos puede vender indulgencias, la corrupción no se combate porque delaten a alguien, sino cuando todo el engranaje mafioso cae, basicos

Prada

08 de Agosto

1 Seguidores

La percepción de riesgo como "impasse" no debe ser muy alarmante para el cand...+ ver más

La percepción de riesgo como "impasse" no debe ser muy alarmante para el candidato a corrupto o corrupto en ejercicio. El repudio de su jefe o patrocinador, menos. "Me duele lo que le está pasando" es más una manifestación de solidaridad que de rechazo y las pérdidas burocráticas están dentro del presupuesto del juego de "rotar las rentas". ¿Guardamos la esperanza en el aparato judicial? Yo creo.

chjarami

06 de Agosto

1 Seguidores

"Haga lo que tenga que hacer", dijo el patrón al capataz. "No necesito saber." 
La política colombiana. 

"Haga lo que tenga que hacer", dijo el patrón al capataz. "No necesito saber." 
La política colombiana. 

angel avila

07 de Agosto

0 Seguidores

Seguiran votando por el cacique que les pague el voto y les financie la proxim...+ ver más

Seguiran votando por el cacique que les pague el voto y les financie la proxima corraleja y su correspondiente borrachera

ANGEL PÉREZ MARTÍNEZ

14 de Agosto

186 Seguidores

Por favor, la corrupción hace daño al país, acá no se trata de una bogotan...+ ver más

Por favor, la corrupción hace daño al país, acá no se trata de una bogotanos corruptos y hábiles que se aprovechan de unos pueblerinos casi inocentes. Donde todo vale. los corruptos, unos y otros, sin ninguna clase de disculpa deben ser perseguidos por la justicia, la sociedad y los medios de comunicación. No puede haber corruptos buenos e inocentes.
 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia