Por Laura Ardila Arrieta · 03 de Marzo de 2017

El Alcalde Char y miembros del Ejército, cuando el año pasado el mandatario anunció que los militares iniciarían acciones contra la inseguridad. Foto: tomada de regioncaribe.org

1174

0

En los últimos dos meses, el porcentaje de personas que creen que las cosas están empeorando en Barranquilla se disparó del 25 al 60 por ciento, un número que sólo supera Bogotá (con 74 por ciento) en la recién salida encuesta trimestral de Gallup, realizada además en Medellín, Cali y Bucaramanga. El dato va en la misma vía del pesimismo que en general hay en el país. Sin embargo, contrasta con otra cifra: el 85 por ciento de favorabilidad del alcalde Álex Char, que aunque bajó tres puntos sigue siendo de los más destacados.

 

Esa paradoja llamó la atención de la encuestadora. Al punto en que lo primero que hicieron fue verificar que la medición estuviera bien, como efectivamente lo pudieron confirmar.

Luego, en un análisis a profundidad en el que revisaron cómo contestaron los barranquilleros sobre varios aspectos puntuales que inciden en su calidad de vida, encontraron que el desánimo tiene que ver con la sensación de inseguridad.

En otros temas, como la calidad y cobertura en salud, el desempleo, la educación y la asistencia a la niñez, en Barranquilla hay un optimismo que incluso es superior al del resto de ciudades consultadas, lo que según el gerente de Gallup, Martín Orozco, explicaría por qué Char no se ve afectado en su favorabilidad.

Como lo contó La Silla Caribe, la sensación de inseguridad se ha convertido en el gran chicharrón de este Alcalde.

El asunto generó un gran impacto en la ciudad en enero pasado, cuando se registraron las peores cifras de homicidios de los últimos tiempos en La Arenosa: 45 asesinatos, 12 más que el mismo mes de 2016.

Justamente, la encuesta de Gallup se realizó entre el 16 y el 25 de febrero, en momentos en que eso acababa de pasar y se había convertido en uno de los temas del momento, generando una preocupación latente entre la ciudadanía.

Ya 2015 había cerrado como el año más violento de los últimos cinco con 420 homicidios en total, una cifra que no se registraba en Barranquilla desde fines de 2000, cuando se desmovilizaron los paras de alias ‘Don Antonio’, que hacía presencia en la ciudad.

Y aunque en febrero de este año la Policía y la Alcaldía reportaron que otros indicadores, como el robo, bajaron frente al mismo periodo del año pasado, la percepción sobre la seguridad era tal en ese momento que a la “atracadera”, como la han bautizado algunos, le hicieron hasta canción.

Esto probablemente generó el leve bajón que en la encuesta registra Char, quien pasó de ser el mandatario con más favorabilidad a estar por debajo del alcalde de Medellín Federico Gutiérrez (que tiene 88 por ciento). Sin embargo, no lo tocó como la magnitud de los hechos advertían que podía pasar.

“Aunque es claro que los factores de inseguridad no tienen que ver únicamente con la gestión del Alcalde, es como si la gente considerara que ese aspecto no tiene mucha relación con él”, opinó al respecto el director de la ONG Protransparencia Horacio Brieva.

En un sentido parecido, el profesor y columnista Jairo Parada nos dijo: “Char es un hombre con carisma, pero (si sigue así la situación) la inseguridad lo puede erosionar en su imagen”.

Y en eso coincide Martín Orozco de Gallup, quien augura que -según lo que vaya pasando en la ciudad- en la próxima encuesta podría pasar una de dos cosas: o sube el ánimo de Barranquilla o baja la favorabilidad de Álex Char. Amanecerá y leeremos.

Las historias más vistas en La Silla Vacia