Por Laura Ardila Arrieta · 19 de Abril de 2017

2885

0

Como lo hemos contado en La Silla Caribe, en las legislativas de 2018 se dará oficialmente el divorcio político de la fórmula liberal cordobesa de la senadora Arleth Casado y el representante Fabio Amín Saleme, luego de que este decidiera alzar el vuelo con grupo político propio para Senado. En esa nueva empresa, Amín está decidido a colonizar tierras bogotanas.

Lo hará llevando como una de sus cinco fórmulas a la Cámara al exconcejal de Bogotá por Cambio Radical Darío Fernando Cepeda, recordado por haber sido durante tres periodos seguidos un cabildante mediático y con gran poder burocrático, especialmente durante la alcaldía del condenado Samuel Moreno, una de las cabezas del carrusel de contratos que se robó miles de millones en la capital.

De hecho a Cepeda le abrieron hace cinco años una indagación preliminar en la Fiscalía por presuntamente haber participado en el nombramiento irregular de gerentes de hospitales y centros médicos públicos para favorecer a allegados del exmandatario con contratos y puestos.

El mes pasado, esta indagación al exconcejal volvió a ser mencionada en medios, cuando el ente acusador respondió un derecho de petición sobre quiénes tenían indagaciones por varios temas de contratación en Bogotá.

Cepeda nos aseguró que en estos cinco años nunca ha sido llamado por la Fiscalía para rendir declaraciones.

El exconcejal consolidó su mayor fuerza electoral en el sur y el occidente de la ciudad, especialmente en las localidades de Rafael Uribe Uribe, Engativá, Ciudad Bolívar y Usme, un caudal que creció en su paso con el Concejo: en 2003 llegó con 6 mil votos y la quinta votación de Cambio; en 2007 obtuvo casi 14 mil, la tercera de su lista; y en 2011 casi llega a los 20 mil votos, la más grande de Cambio.

Por eso llegó a ser presidente de la corporación en 2012.

En las regionales pasadas se empezó a mover al liberalismo al heredarle los votos a su esposa Luz Marina Gordillo (que llegó con la cuarta votación liberal, de casi 17 mil votos, los mismos con los que se había quemado tratando de llegar a la Cámara en 2010), y ahora se la jugará por un cupo en la Cámara de la mano de Fabio Amín, quien también tendrá fórmulas en su natal Córdoba, el vecino Sucre, Bolívar y el Valle.

En los casos de Córdoba y Sucre aún no hay nombres de candidatos definidos. En Bolívar lo apoyarán los Saleme, que aunque están en otros partidos son parientes suyos y cuentan con curules en la Asamblea (Victor Hugo Mendoza Saleme, de Cambio Radical) y el Concejo de Cartagena (Édgar Elías Mendoza Saleme, conservador), y en el Valle su respaldo será la actual representante liberal Nancy Denise Castillo.

Las historias más vistas en La Silla Vacia