Por Jineth Prieto · 09 de Julio de 2017

3411

6

Luego de que la semana pasada el excandidato uribista a la Gobernación de Santander, Iván Aguilar, saliera a anunciar en medios que estaría en la lista del Centro Democrático a la Cámara, al interior de ese partido se generó un tsunami político.

Si bien, como contó La Silla, él está buscando esa posibilidad desde inicios de este año, las aguas sobre su aspiración estaban calmadas desde la reunión que sostuvo en marzo Álvaro Uribe con las directivas regionales de Santander en su finca en Ríonegro.

En ese momento Uribe le dijo a la delegación que veía inconveniente la llegada de Aguilar, y a Aguilar lo mandó a buscar la venia de las directivas regionales para entrar.

Como su nombre genera tanta resistencia entre la junta del uribismo en Santander debido a que desconoció al partido y aterrizó en la campaña liberal de Didier Tavera, en 2015 después de que el Consejo Nacional Electoral, CNE, lo sacó de la carrera por la Gobernación, de entrada en el Centro Democrático asumieron que eso implicaba que le quedaría vetado el reingreso. 

Aunque así había sido hasta ahora, y según le dijeron a La Silla tres fuentes de ese partido que lo supieron de primera mano, le cerraron todas las puertas que tocó para lograr la aprobación de los dirigentes regionales, debido a su salida en medios anunciando la candidatura volvió a ser tema conversación en la junta regional, que el martes tomó la determinación de sacar un comunicado desautorizando sus declaraciones. 

Sobre ese documento hubo dos versiones. Una que fue aprobada por toda la Junta Directiva y que se iba de frente contra Aguilar.

Y otra, que fue la que pusieron a rodar en medios y que se remitía más a lo que les había dicho Uribe sobre las intenciones de Aguilar en Rionegro.

Si bien las dos guardaban el mismo espíritu, en la directiva del Centro Democrático hubo molestia por la modificación, que fue redactada por la exrepresentante Johana Cháves (perdió la curul en 2015 por doble militancia) y aprobada por el actual presidente regional del partido, Carlos Peña. 

“El problema es que no contó con el visto bueno y obviamente eso genera molestia”, aseguró una directiva uribista.

Chaves le dijo a La Silla que si la modificó fue porque tenía problemas de redacción y porque consideraba que la carta no debía tener una carga personal, que era lo que quedaba en evidencia con la primera versión.

Pese a que el episodio no pasó a mayores, a los dos días empezó a circular otro comunicado, cuyo formato fue duplicado del oficial, pero que esta vez se fue contra Johana Chaves.  

Como el documento era falso, en el Centro Democrático iniciaron una serie de especulaciones sobre quién había sido el autor y las cinco fuentes de adentro de ese partido con las que habló La Silla para esta historia, aseguraron que creían que provenía del lado de Iván Aguilar. 

“Fue una cortina de humo para distraer la atención sobre el comunicado inicial”, aseguró una de esas fuentes. “El mensaje apareció en redes porque personas cercanas a él lo enviaron”.

Sin embargo, Aguilar nos aseguró que las conjeturas no eran ciertas y que si tenía que decir algo lo haría de frente.

Cualquiera que sea la versión real, o incluso si ninguna lo es, el cruce de señalamientos le dio el banderazo de salida a la puja uribista y anticipó que se va a mover en medio de una reventada interna.

La convención departamental, el plan de Aguilar

Tal y como están actualmente sus posibilidades, Iván Aguilar no tendría cómo volver al Centro Democrático; sin embargo, La Silla supo que está barajando sus opciones con miras a la convención departamental del partido que se debería que realizar en los próximos meses. 

 

Y es que aunque Aguilar salió del partido en 2015 para entrar en el llavero de Didier Tavera y no tiene voz ni voto en el uribismo, el cargo que le dieron en la Gobernación le dio para cultivar apoyos entre los concejales y alcaldes del uribismo que ayudó a elegir en 2015 y a los que seguramente les cobrará favores en su cruzada por volver a ese partido.

La estrategia está en moverse con los apoyos que alineó para inscribir afiliados y montar a gente de su cuerda en las delegaciones municipales que a su vez elegirán a los delegados departamentales para que en la convención regional elijan la nueva junta. 

Una fuente que lo sabe de primera mano, le dijo a La Silla que las cuentas de Aguilar están dadas en que a la actual junta, que es la que no lo quiere cerca, se le venció el periodo en abril, y como ya hubo convención nacional, solo faltaría que las directivas envíen los lineamientos desde Bogotá. 

Si bien ese camino le funcionaría en dos sentidos, porque además de abrirle paso a su entrada, lo haría demostrando respaldo y votos, no es tan claro que antes de que se cumpla la fecha límite para la inscripción de las listas al Congreso, alcancen a renovarse todos los directivos. 

Una razón de fondo obedece a que ni a Johana Chaves, quien aspira ir al Senado el próximo año, ni al actual representante, Marcos Díaz, quien quiere repetir curul, les interesa que Iván esté en el partido y eventualmente en la lista debido a que les entraría a competir espacios que ellos ya tienen ganados.

“Poner de acuerdo a los políticos es complicado en situaciones normales, ahora así como están las cosas reunirlos para cambiar las reglas del juego es muy difícil”, le dijo a La Silla un directivo del uribismo.

Aún así, como el 3 de agosto va a llegar a Santander Álvaro Uribe  con los precandidatos presidenciales del Centro Democrático a un foro sobre hidrocarburos y el Páramo de Santurbán, y a sostener reuniones con varios políticos de su cuerda para medirle el aceite a su partido en el departamento, seguramente ahí se sabrá si desde Bogotá le meten el acelerador a la renovación de las directivas o si dejan el tema con el freno de mano puesto. 

“En todo caso, quienes definen los avales están en Bogotá. Pacho (Francisco) Santos estará a finales de mes en Santander también mirando ese tema”, le contó a La Silla un político del Centro Democrático. 

El sonajero

Pero mientras se decantan las reglas bajo las que los uribistas se moverán en la previa a las legislativas de 2018, en paralelo el sonajero con los demás nombres del partido empezó a moverse. 

En una entrevista en Radio Melodía, el presidente del partido, Carlos Peña, lanzó al ruedo el nombre de la columnista del medio uribista Los Irreverentes, Leszli Kalli. 

El anuncio de que ella tenía intención de aspirar causó revuelo dentro de un sector del Centro Democrático, porque así como Kalli tiene quien respalde su nombre (es cercana al diputado Mario Cárdenas y a Francisco Santos), también genera resistencia. 

“Ella es una persona supremamente conflictiva, y eso en el corto plazo terminaría siendo algo muy perjudicial”, le dijo a La Silla una directiva local del uribismo.

Además, entre el sector que se opone a su candidatura empezó a moverse el rumor de que quien estaría apalancándola sería Iván Aguilar y eso atizó la resistencia en la porción de militantes que no la quieren.

Tanto Kalli como Aguilar dijeron que aunque tenían una buena relación, no era cierto que estuvieran aliados políticamente. 

Pero más allá de ese nombre y del de Aguilar, hay varios que se están moviendo dentro del partidor uribista.

Lo que está claro en lo que respecta a la Cámara es que Marcos Díaz intentará repetir curul, y que habrá un cupo para que Johana Chaves ponga su fórmula.

Por su parte, los que están en la baraja son Bertha Beltrán (actual directiva); el exfutbolista Fernando ‘El Chumi’ Castañeda (quien apareció en la reunión que hicieron ayer Jaime Durán y Édgar 'el Pote' Gómez oficializando su fórmula); Óscar Villamizar, hijo del exsenador condenado por el ‘carrusel de las Notarías’, Alirio Villamizar, pero él también está considerando el Partido Conservador; José Alfredo Marín, quien aunque es conservador si no entra en esa lista se iría con el uribismo; Edwin Ballesteros, quien de lanzarse buscaría el apoyo de Richard Aguilar (actualmente en Cambio Radical); y Liliana de Cote, la excandidata a la Alcaldía de Barranca que en 2015 se fue por firmas, llegó a los 21.900 votos y quedó en el segundo lugar.

Para el Senado, además de Chaves, quien le apunta a ser la candidata nacional de la iglesia cristiana Misión Carismática Internacional,  están moviéndose los nombres de Jaime Clavijo, directivo de Fedegasan, Quintín Herrera, médico uribista, y Severiano Cala, un político local que fue diputado de Santander en la década de los 80 y uno de los beneficiarios cuestionados de Agro Ingreso Seguro.

Con ese telón el Centro Democrático arranca la puja de los avales en Santander, habrá que ver si con la visita de Uribe en agosto el escenario se empieza a decantar.

Comentarios (6)

José Saramago - 0

09 de Julio

0 Seguidores

Enredado todo esto. No conozco bien como se mueve la política en los Santander'es. Lo que si se es que Santander y Santander del Norte siempre h...+ ver más

Enredado todo esto. No conozco bien como se mueve la política en los Santander'es. Lo que si se es que Santander y Santander del Norte siempre ha sido departamentos de predominio liberal, en el Norte tiene gran influencia Juan Fernando Cristo, y en Santander el Serpismo y los Aguilar. Los votos en Santander en las presidenciales serán decisivos pero hay que mirar a quien se le da el aval.

Manpower

09 de Julio

0 Seguidores

Qué verguenza leer que estos políticos corruptos toman decisiones electorales imponiendo al pueblo persobajes sin preparación ni atributos éticos ...+ ver más

Qué verguenza leer que estos políticos corruptos toman decisiones electorales imponiendo al pueblo persobajes sin preparación ni atributos éticos para ser nuestros representantes. Puras empresitas electorales que solo buscan el beneficio personal SIN ESCRÚPULOS. Pobre pais en manos de estos cafres. Y todavía hay tontos que votarán por el que el iluminado diga.

José Saramago - 0

10 de Julio

0 Seguidores

¿usted por quien votara?, usted deje de amargarse la vida, mientras la gente no compre ni venda su voto, es libre de votar por quien su razón y dese...+ ver más

¿usted por quien votara?, usted deje de amargarse la vida, mientras la gente no compre ni venda su voto, es libre de votar por quien su razón y deseo les diga. Si ustede quiere votar por LA iluminada, alla usted.  

927geo

10 de Julio

0 Seguidores

Tristemente los votos los pone Uribe, entonces no necesitan consultarle al pueblo porque ya saben que así esos hampones candidatos tengan un amplio p...+ ver más

Tristemente los votos los pone Uribe, entonces no necesitan consultarle al pueblo porque ya saben que así esos hampones candidatos tengan un amplio prontuario los uribistas no van a investigar ni sospechar ni refutar la decisiones de su líder, no tienen independencia mental a la hora de votar

José Saramago - 0

10 de Julio

0 Seguidores

El grueso de los votos del Uribismo proviene del voto de opinión, del voto penante, no de las maquinarias políticas, y aunque los candidatos preside...+ ver más

El grueso de los votos del Uribismo proviene del voto de opinión, del voto penante, no de las maquinarias políticas, y aunque los candidatos presidenciales del Centro Democrático son poco conocidos si hay nombres de calidad. Votar por el Uribismo es una OPCIÓN valida diferente a votar EN 2018 por el santismo, el gavirismo, el samperismo, el llerismo, el izquierdismo, y demás -ismos..

927geo

10 de Julio

0 Seguidores

No nos engañemos, los votos del centro democrático provienen de (quienes creen en uribe) (sus candidatos y sus familias) Uribe fue el que logró las...+ ver más

No nos engañemos, los votos del centro democrático provienen de (quienes creen en uribe) (sus candidatos y sus familias) Uribe fue el que logró las 39 curules, solo con su nombre, y eso está mal, que una sola persona acumule tanto poder y sea capaz de poner candidato, yo prefiero un pluralismo y una diversidad pero la política la resumo en simplemente un concurso de popularidad

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia