Menú principal

Martes Septiembre 30, 2014

El miércoles pasado, Francisco Santos escribió en El Colombiano una columna titulada No entiendo en la que ataca de frente a Juan Manuel Santos como ya lo había hecho en otras ocasiones. La respuesta del Presidente, que suele ser la diplomacia cachacha en persona, a las anteriores críticas fue igual de demoledora hace unos meses cuando tachó a su primo de “haberse dejado invadir por el Sida del alma.” La historia de esta enemistad entre primos tiene toda una historia.

La pelea entre Juan Manuel y Francisco Santos tiene connotaciones políticas y también raíces familiares.
 
La más obvia razón para la confrontación, y quizá la más importante, es política. Pacho Santos, como la mayoría de uribistas, de alguna manera estaban preparados para que Juan Manuel terminara traicionando a Uribe, pero no para la rapidez con la que lo hizo.

“Lo tenía todo servido en bandeja. Una economía boyante, una seguridad creciente, una herencia difícil de dilapidar. Solo era cuestión de manejar bien los hilos de la sucesión, de ir creando un espacio propio y de consolidar un proyecto político, económico y de país que, entre otras cosas, lo pusiera a la altura de su tío abuelo y la relación que tuvo con López Pumarejo”, escribió en su última columna Francisco Santos, hablando del Presidente.

“Pero no quiso que fuera así. Se dedicó a codear, a destrozar lo del pasado con un síndrome de la creación agudo inexplicable, a denigrar de su propia herencia y a buscar su espacio no construyendo sobre lo construido sino en hombros de un cadáver que lo llevó a donde está hoy pero cometiendo uno de los peores delitos no solo del código penal, sino más grave aún, del código del honor: el parricidio.”

Con esa convicción, con los micrófonos de RCN radio en su mano y con una columna en el diario más uribista de Colombia, Pacho asume en los medios el muy necesitado rol de escudero de un gobierno en el que no solo trabajó duro durante ocho años sino que salió del poder lleno de gloria para encontrar su legado súbitamente cuestionado, con varios ex funcionarios importantes en la cárcel y con pocos defensores públicos.

 “No sé si al país le gusta ese tipo de política. La del saltimbanqui, la deslealtad, la puñalada trapera y la traición. A mí no. Por eso acá sigo dando la pelea, y así sea el último en caer en batalla lo haré con la frente en alto, para defender el gobierno que rescató a Colombia de las fauces de la violencia, la indolencia, la desconfianza y la derrota colectiva”, escribe Francisco Santos, que poco a poco, se va perfilando como uno de los periodistas más crítico del actual gobierno. 

“Lo que estoy haciendo es volver a las raíces de periodista. Es mi estilo de ser columnista, siempre crítico del poder. Ahora cambió la persona pero si el Presidente fuera Pedro Pérez y perdiera la oportunidad de construir sobre lo construído y se dedicara a destruir para construir, lo criticaría igual”, dijo Pacho a La Silla Vacía.

Cada gobierno tiene su columnista-pesadilla. Lo fue Enrique Santos en el gobierno de Samper, D’Artagnan en el de Pastrana y Daniel Coronell en el de Uribe. La dificultad para que Francisco sea el de Santos es que tiene dos problemas de credibilidad: haber sido ocho años Vicepresidente de Uribe, lo que lo hace ver más como vocero del uribismo que como un periodista independiente. Y segundo, ser primo del Presidente.

 

Se reedita la rivalidad familiar

 

Enrique Santos, ex director de El Tiempo y hermano de Juan Manuel, fue quien ganó para su familia junto con su hermano Luis Fernando el liderazgo periodístico del periódico.
Rafael Santos, ex director de El Tiempo, aunque no brillaba tanto como Enrique en la codirección del periódico terminó teniendo un impacto a largo plazo por las labores de responsabilidad social del periódico como Bogotá cómo Vamos y por el cubrimiento de los temas urbanos, en los que El Tiempo es influyente.

 

Y es que aunque esta no sea la razón principal de la confrontación, estos primos reeditan de alguna manera una rivalidad que ha caracterizado a la familia Santos durante los últimos 75 años.

Esta rivalidad se remonta a Eduardo Santos, tío abuelo de los dos, y a una época en la que la Guerra Civil Española marcaba y dividía ideológicamente a la élite bogotana.

El ex presidente Santos era un liberal, alineado ideológicamente con la facción Republicana. En cambio, Enrique Santos Castillo, papá de Juan Manuel, era un hombre conservador, de derecha, alineado con el franquismo.

Cuando murió Lorencita, la esposa de Eduardo, el expresidente repartió el 49 por ciento de las acciones de El Tiempo que le correspondían a ella entre colaboradores del periódico y le dio ocho por ciento a Enrique y ocho por ciento a Hernando.

Con el tiempo, estas diferencias ideológicas –parecidas a las actuales entre la izquierda y la derecha- se agudizaron e hicieron que Eduardo Santos se alejara definitivamente de Enrique y prefiriera a Hernando Santos, el papá de Francisco, que era un hombre de ideas más liberales y alineadas con el republicanismo. Y que además, acompañó a su tío en la soledad de la vejez.

Cuando murió el expresidente Eduardo, en su testamento, dejó estipulado que de su 51 por ciento de acciones de El Tiempo no le quedara ni una sola a Enrique Santos Castillo. En cambio a Hernando le dio un 15 por ciento adicional.

De esta manera, Hernando Santos quedó con tres acciones por cada una que tenía su hermano Enrique. Cuando se vendió el periódico a Planeta, mientras la familia de Hernando Santos tenía alrededor del 30 por ciento de las acciones, la de Enrique tenía el 13 por ciento.

La dirección del periódico llevaba 42 años en manos de Roberto García-Peña, el abuelo de Rodrigo Pardo, el nuevo director de RCN Televisión, pero cuando él murió y llegó el momento de la sucesión en 1974, se acordó que Hernando Santos asumiría la sección editorial del periódico –que en esa época era muy poderosa- y Enrique Santos Castillo la primera página del periódico y la sección informativa. Esta división de funciones tuvo un impacto en el periódico que se refleja aún hoy, cuando los editoriales suelen ser más progresistas que el cubrimiento informativo.

Enrique tenía cuatro hijos (Juan Manuel, Luis Fernando, Enrique y Felipe) y Hernando siete (Guillermo, Rafael, Juanita, Adriana, Francisco y dos alejados del periodismo, Hernando, el médico, y Camilo, el piloto). Como no solo los papás eran hermanos sino también las mamás, los primos hermanos dobles Santos Calderón crecieron –y todavía lo son- como una familia unida, pero a la vez hipercrítica, acostumbrados a ‘darse palo’ en todas las visitas. Y a competir entre sí.

Esta rivalidad se hace explícita en 1999, cuando llega la segunda sucesión del periódico.

“Las estrellas eran los de la familia de Enrique, pero los que tenían la mayoría de acciones eran los de la familia de Hernando y eso explica la rivalidad”, dice alguien que conoció el proceso de sucesión.

Enrique Santos Calderón ya había vuelto al periódico convertido en un exitoso periodista independiente y aguerrido que dio mucho de qué hablar con su famosa revista Alternativa. Su hermano Luis Fernando estaba vinculado con la gerencia del periódico.  Y Juan Manuel estaba en la subdirección del diario, encargado de la parte editorial. Los de la otra rama de la familia también trabajaban en el periódico, sobre todo Rafael y Pacho, que eran periodistas. Y todos querían el control.

Juan Manuel Santos siempre ha estimulado la leyenda de que él sacrificó la dirección de El Tiempo para lanzarse a la política y buscar la Presidencia de la República. Pero lo cierto es que su tío Hernando, quien tenía la mayoría accionaria del diario y despreciaba los ‘aires’ que se daba su sobrino, había dejado saber que se oponía a que Juan Manuel lo sucediera en la dirección. Mediante una negociación con su hermano, había aceptado a regañadientes que fuera el subdirector del periódico.

Por eso, cuando llegó el momento de la sucesión, la nueva generación le apostó a una codirección del periódico en cabeza de Rafael (hijo de Hernando) y de Enrique (hijo de Santos Castillo). Acordaron, entre otras cosas, que Enrique sería el interlocutor de Pacho y que Rafael, de Juan Manuel, para las quejas que tuvieran sobre la información de El Tiempo.

Rafael y Enrique también se dividieron los temas. Mientras que Rafael asumió los temas urbanos y los de responsabilidad social del periódico como Bogotá como vamos, su primo se encargó de los políticos y del diario acontecer. Luis Fernando asumió con mucho éxito la gerencia del periódico, convirtiéndolo en un conglomerado económico y Pacho Santos quedó como jefe de redacción y se convirtió en un líder cívico reconocido al impulsar las marchas antisecuestro desde su fundación País Libre. Pero fue cuando Francisco fue amenazado de muerte y tuvo que exiliarse en España.

Con su salida, el 'muñequeo' periodístico dentro del periódico fue ganado por la línea de 'Don Enrique', como le decían al viejo Santos en el periódico. Y estaba a punto de iniciarse el pulso político.

 

El factor Álvaro Uribe
Luis Fernando Santos, ex presidente de El Tiempo y hermano de Juan Manuel, fue quien convirtió al periódico en un verdadero conglomerado económico.

Esto sucedió cuando apareció Álvaro Uribe, que vio en Pacho Santos una fórmula vicepresidencial ideal para sumar a su campaña o por lo menos neutralizar, a la élite bogotana, a las Ong de derechos humanos y en general, a la comunidad internacional crítica de su récord en derechos humanos en la Gobernación de Antioquia.

En un principio hubo muchas dudas sobre si Francisco tenía lo que se necesitaba para ser Vicepresidente dado lo impulsivo de su personalidad. Y nadie expresó estas dudas de una manera tan demoledora como su primo Enrique en un editorial de El Tiempo, en el que se opone a su nombramiento. (Y que de alguna manera recuerda, el igualmente demoledor editorial escrito por Hernando Santos cuando Juan Manuel saltó a la política).

Pero al cabo de tres años, hay un cierto consenso en los medios bogotanos de que Pacho Santos había cumplido la tarea que le había encomendado el Presidente y que incluso mostraba dotes de estadista. Algunos comienzan a ver en él un posible sucesor de Uribe.

Este ‘accidente histórico’ de que Pacho tuviera una plataforma presidencial y registrara cada vez mejor en las encuestas, mientras que Juan Manuel se encontraba en el desierto del agonizante Partido Liberal no pasó desapercibido por el primo. Y fue cuando el ahora Presidente dio un triple salto mortal y pasó de la oposición de Uribe a convertirse en su Ministro de Defensa. 

Cuatro años después, Juan Manuel había sido escogido por Uribe como su sucesor y sobre sus hombros llegó a la Presidencia. Pacho quizá podría haberse lanzado a la Alcaldía de Bogotá pero desplazado por su primo que le llevaba diez años de experiencia política, decidió volver al periodismo, y ahora se ha convertido en el vocero del antisantismo más radical.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Francisco Santos Calderón
Álvaro Uribe Vélez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2012-02-07 10:31

Estos santos parecen diablos...............

Mié, 2012-02-01 09:42

Da tristeza ver la historia de estos primos, pudiendo tener una buena relacion familiar optan por pelearse de esta manera. Si esto es entre su familia que nos espera para con el resto??? A nosotros nos han enseñado siempre que "Familia unida jamas vencida"... Luis Fernando Vasquez Montoya

Lun, 2012-01-30 10:39

División social del trabajo, que llaman...

Dom, 2012-01-29 22:08

Sería una historia divertida, si no es porque lo que se juegan en este sainete es el futuro del país. Claro que esta familia ha hecho lo mismo durante cien años: toda la violencia, desigualdad y subdesarrollo que hemos padecido está relacionada con los Santos, como periodistas y como políticos. Nada se ha hecho o dejado de hacer sin el consentimiento de El Tiempo, excepto por el breve paréntesis de Rojas Pinilla (y no hablo de su llegada al gobierno, que -sorpresa!- también tuvo el visto bueno de los Santos de la época).

Sáb, 2012-01-28 21:45

Ese cuentico es viejo, y aun muchos pisan la cabulla..es el cuento de el policia bueno y el policia malo, asi la familia santos tiene el control de el gobierno y de la oposicion es decir con cara gano yo y con sello pierdes tu

Sáb, 2012-01-28 18:59

Se nota entonces, después de leer este interesante artículo de Juanita, que la pelea de Pachito contra el presidente Juan Manuel, es mas por celos y diferencias familiares que por Uribe... Pachito busca entonces pretextos (la traición a Uribe) para atacar a su primo presidente y asi aliviar un poco su ira, su envidia y sus celos por que el (Juan Manuel) está donde el (Pachito) quería estar... que Juan Manuel traicionó a Uribe es cierto, pero lo que pide Pachito, que es mas o menos que el presidente le tape todo lo turbio a Uribe, es pedir demaciado... es claro que Juan Manuel difícilmente habría llegado a la presidencia sin la ayuda de Uribe, pero ya en el trono, Juan Manuel vió que Uribe era cada vez menos necesario y al contrario cada vez era mas un estorbo, por eso se distanció de el y para hacerlo encontró la disculpa perfecta... la turbiedad del Gobierno Uribe y Pachito quedó defendiendo lo indefendible, esa turbiedad de Uribe...

Sáb, 2012-01-28 19:00

En resúmen parece que lo que estamos viendo son peleas entre gente turbia y traicionera, los cuales fingen defender causas nobles y usan pretextos para tratar de ser vistos como los buenos del paseo...

Sáb, 2012-01-28 13:00

Para mi el presidente Santos es un valiente, pues enfrentarse a Uribe es muy peligroso, conocemos de su juego sucio, y de su capacididad locuaz para manipular las mentes de los débiles y poco pensadores como Pacho Santos, Jose Obdulio, muñecos que solo articulan su vos y repiten como loros lo que Uribe les dice que hagan, pero la gente ya no come cuento, depues que conocimos lo de la DIAN, INGEIMINAS, DAS, NOTARIADO Y REGISTRO, PENSIONES, lo de Realito, estupefacientes, Yidispolitica, la releccion, etc, etc, quien va a creer en que Uribe fue un buen presidente ??? nadie.... y los que aun lo defienden es a riesgo de terminar desprestijiados, y como defensores de los parapoliticos. Que hizo bien el presidente Uribe, nada, pues sus falsos positivos estan ahi para seguir señalando que hasta la seguridad democratica solo duraraia hasta que el terminara su mandato, pues ese fue uno de las negociaciones con los paras.

Vie, 2012-01-27 18:17

Muy buena exposición y la gleba en el medio de estos patricios, ¡qué bonito maizal!

Vie, 2012-01-27 17:34

No es la primera vez en Colombia que un derechista tiene hijos demócratas y progresistas y en cambio alguien de ideas liberales y medio bohemias engendra un hijo tan godo y retrogrado. A propósito a Juanita se le olvido recomendar el libro "El Tío" que es sobre los chismes internos del periódico el Tiempo y sus propietarios originales. Sería bueno que lo pusieran como .PDF en internet.

Vie, 2012-01-27 19:46

sí, ese libro parece que es buenísimo. no creo que esté en Internet. o si?

Vie, 2012-01-27 15:45

Los avatares de la realeza criolla...

Vie, 2012-01-27 15:41

Juanita, quien considera a Pachito un estadista? noooo! su saber y profundidad intelectual sobre los asuntos del Estado dejan mucho que desear. Colombia esta llena de personajes que por cuestiones del azar han llegado a tener un poder circunstancial: Gaviria fue Presidente por la muerte de Galan, la torpeza de su hijo y la muerte de otros candidatos ; Pastrana padre por la viveza del tigrillo Noriega y la soberbia de Carlos Lleras; Pastrana hijo por la cuenta de cobro que el pueblo le pasó a Serpa por su lealtad y Pachito por que Uribe necesitaba comprar la gran prensa ubicanado al menos peligroso y mas servil!

Vie, 2012-01-27 19:53

Este artículo de Semana por ejemplo lo trata de presidenciable: http://www.semana.com/nacion/pacho-santo/102698-3.aspx

Vie, 2012-01-27 15:31

definiivamente lo que necesitava uribito y pachito era un titere que les tapara sus guardados, y contra todo pronostico (obviamente yo creia que juan manuel era el gallo para esa tarea) el señor presidente la señora fiscal el procurador la señora contralora todos todos le estan dsstapando sus porquerias.ya sea por envidia o por gallardia pero hay que felicitar al presidente. y pachito mejor electrocutese

Vie, 2012-01-27 15:10

Muchos aciertos en su artículo sobre esta familia que ha tenido que lidiar en su seno con historias de política, romances,triciones,mujeres,tragedias pero fundamentalmente con grandes pasiones para manejar el Estado y para tener contenta a la burguesia bogotana.Para burguesia,las volteretas de Juan Manuel se justifican hoy mas que nunca; Ellogro recuperar el poder que por sus divisiones lo tenía el CAPATAZ de la finca.a Juan Manuel y Enrrique los preparó el papá para el poder; el uno para manejar la opinión codeandose con la élite de la intelectualidad colombiana y sectores progresistas;y a Juan Manuel en lo político.Cuando arrancó con los Foros del Tiempo por allá en la década del 80, dio sus primeros pinitos;me acuerdo su discurso en el municipio de Miraflores (Boyacá)generando debates sobre Peralonso y palonegro reviviendo los amores y odios entre liberales y conservadores tratando de destrabar la lengua.los hijos de Hernando de locha y pachito, de parapolitico ese si los triciono!

Vie, 2012-01-27 14:48

Interesante artículo. Por mi parte admiro más a los hijos del franquista que a los del republicano. Luis Fernando fue la persona que hizo a ET, el complejo empresarial que es hoy en dia. Y Enrique escribe muy bien, es un periodista culto, que habla tres idiomas y que además participó en el experimento de Alternativa.

Vie, 2012-01-27 14:41

A PACHITO SANTOS, LA ESTATURA NO LE DA PARA TENER UN ALTO VOLTAJE,SERIA CONTRAPRODUCENTE.

Vie, 2012-01-27 14:38

PELEAS MEDIATICAS ,QUE EN EL FONDO NO LLEVAN A NADA ,AUNQUE LA FORMA ES UN POCO INVEROSIMIL,AHI NO PASA NADA. AJUAN MANUEL SANTOS LE TOCA GOBERNAR PARA< EL PUEBLO ,DE LO CONTRARIO VOLVERAN A LAS CALLES ,LAS PROTESTAS SOCIALES DE LOS ESTUDIANTES ,PADRES DE FAMILIA Y TODA LA GENTE PENMSANTE DE ESTE PAIS, QUE YA ESTA MAMADA ,DE TANTO ABUSO DE PODER.

Vie, 2012-01-27 13:32

Los Uribistas lloran sobre la ropa sucia que les quito Juan Manuel.

Como nunca se había visto en la época moderna presidencial, es que ni en la era de sucesión Samper- Pastrana, no había existido semejante lavandería por así decirlo, de los trapos sucios que habían dejado los antecesores en sus gobiernos. Santos, hasta ahora un gran presidente le esta demostrando a los colombiano la lealtad a su pueblo, pasando por encima del intocable antecesor y todo su caudillo de hampones. Por fin un presidente saca a relucir los trapos sucios, sin impórtale su familia, o su locuaz primo con paradas de tontín, o su exjefe Uribe con toda su popularidad y su poder. El país va en rumbo a un estado de derecho donde todos los colombianos, sobre todo los desposeídos vuelvan a tener sus tierras, el derecho a no ser explotados en sus trabajos. Se que al presidente Santos le duele ver a muchos colombianos en la pobreza y esta tratando de aliviar esta mal que asecha a la mayoría de los colombianos. Anim

Vie, 2012-01-27 13:17

Se puede o no estar de acuerdo con la política de Santos, o con las políticas a las que se alinea, pero lo cierto es que lo de Pacho Santos no es periodismo en absoluto. No se rige por ningún parámetro ético de los que han ejercido esta profesión. Yo no creo que entre familiares se traten de esa manera. Como lo destaca este artículo, una cosa es que existiera rivalidad entre familias, pero eso no tiene nada que ver con una defensa a ultranza de la contrarreforma agraria, y mucho menos en los términos en los cuales expresa lo que piensa del primo y su intención de devolver tierra robada.

Vie, 2012-01-27 12:32

Es como difícil sorprenderse de que Francisco Santos "no entienda". Debe estar bajo de voltaje. Tal vez si le pusieran unos estudiantes al frente... El que sí entendió es La Silla Vacía: al fin tenemos periodismo de oposición en El Colombiano. ¡Que linda es mi Colombia!

Vie, 2012-01-27 11:43

Juanita, buen artículo, pero mejor el contexto. Felicitaciones, así comprendemos muchas cosas.

Vie, 2012-01-27 11:19

Como siempre cada gobernante de turno tiene su antagónico columnista de turno, y no solo es pacho Santos sino muchos de los que trabajaron de la mano del señor Uribe, pero en mi no me causa mayor impacto sus comentarios desaguisados; ya que su novela familiar me tiene sin cuidado y no es que de mi apoyo completamente al actual presidente sino que no soy de los que ven el vaso medio vacío, rescato lo bueno como también critico fuertemente lo malo...

Vie, 2012-01-27 11:13

Estas peleas entre nuestros patricios...

No entiendo... el primer párrafo. Francisco Santos escribió la columna el pasado miércoles pero la respuesta de Juen Manuel Santos "[...] fue igual de demoledora hace unos meses cuando tachó a su primo de “haberse dejado invadir por el Sida del alma.”"

Si JMS tachó (de lo que fuera) a FS hace unos meses y FS escribió la columna hace unos días, ¿No fue FS quien le respondió a JMS?

Vie, 2012-01-27 11:43

La respuesta del Presidente fue a las anteriores críticas que iban en la misma dirección de la columna del miércoles. Pero sí quedaba como confuso. lo arreglé un poco a ver si quitamos la asincronía. gracias.

Vie, 2012-01-27 11:08

Es una prueba clara de que la política en Colombia, no es limpia. El presidente utilizó al anterior para escalar, y el peridista siguió en la política olvidando la imparcialidad que debe regir a un peridista.El ingreso del periodista a la política, lo inhibe de un completo equilibrio que debe estar al servicio de la comunidad.Muy buena la historia, mis primos no están interesados en mi ideología porque se nos dañarían los tragos.

Vie, 2012-01-27 11:05

Interesante artículo. Son muy curiosas las historias de hijos de políticos y pensadores que se rebelan ideologicamente a sus padres, un ejemplo es Bakunin, quien a pesar de encontrarse en el extremo izquierdo de la más extrema izquierda sus hijos fueron toda la vida declarados y reconocidos fascistas. Volviendo al texto, creo que es un poco apresurado decir que Pachito es el periodista más crítico del gobierno, tal vez eso sea cierto si se mide por el número de criticas negativas, pero no nos digamos mentiras, la credibilidad de Pachito es mínima, sus comentarios son motivo de burlas en cualquier foro de internet y sus análisis no le causan ningún daño significativo al gobierno. Juan Manuel Santos es un viejo zorro de la política, pachito va a tener que esforzarse un poco más si lo que quiere es atacarlo.

Vie, 2012-01-27 10:18

Francamente es una exageración siquiera comparar a Juan Manuel con "Pachito". El primero es el presidente, se ve, se viste y parece presidente. El segundo parece mas un chiquillo malcriado que nunca asumió que ya era adulto. Por lo demás, la capacidad intelectual del segundo. Realmente no se que pensar de este reportaje

Vie, 2012-01-27 10:56

Nadie los compara. Simplemente explica el trasfondo de una animadversión entre los dos.

Páginas

Añadir nuevo comentario