Por Natalia Arenas | Laura Silva · 17 de Mayo de 2017

853

0

A pesar de que el paro cívico de Buenaventura completa solo 24 horas, desde ya se está usando como excusa para no cumplir con las promesas que se hicieron para intentar conjurarlo.

Ayer, Findeter difundió un comunicado de prensa anunciando que por cuenta del paro, las obras que se comprometió a terminar el próximo 28 de mayo están paralizadas y que, si no se normaliza la situación, es posible que se retrasen.

 

Aunque son tres obras las que estarían comprometidas, dos son fundamentales para Buenaventura: el tanque de almacenamiento de Venecia y las plantas de tratamiento de agua de Venecia y Escalerete. De hecho, los retrasos en su entrega fueron uno de los detonantes del paro.

Aunque estas obras no garantizan que Buenaventura tenga agua por más de 8 horas diarias (como había prometido el Presidente Juan Manuel Santos cuando las anunció tras el paro del 2014), son fundamentales para controlar la turbiedad que hace que cada vez que llueva en el puerto se corte el servicio.

Ambas están contratadas desde hace más de dos años.

La del río Escalarete, que es el que surte el acueducto de Buenaventura, fue contratada en noviembre de ese año y las obras empezaron el 13 de enero de 2016. La planta Venecia fue contratada en agosto del 2015 y los trabajos empezaron en septiembre de ese mismo año.  

Incluso en esas fechas hubo retraso. En diciembre del 2014, el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras estuvo en Buenaventura y anunció que ya estaba abierta la licitación para la planta de Venecia que debería estar lista en el segundo semestre del 2015.  

“Estaremos vigilantes y muy atentos desde la Vicepresidencia para que estas obras se cumplan en el tiempo estipulado”, agregó.

Aunque según el contrato que está colgado en la página web de Findeter, el término para entregarlas era de 8 meses, en el caso de la planta Escalerete (que fue la que inició trabajos más tarde) ya completa el doble de tiempo.

Según una fuente de Findeter, aunque el comunicado no busca “de ninguna manera” presionar a los bonaverenses para terminar el paro, sí quiere informarlos sobre la posibilidad de que si éste continúa podría afectar los tiempos de entrega acordados.

“Nosotros estamos corriendo y trabajando como no se imaginan, sábados y domingos con tal de cumplir con lo acordado, pero ayer sí entramos en crisis. Hablamos con el comité que lidera el paro y ellos nos dijeron que iban a ver que hacían pero no se resolvió nada y al final no pudimos trabajar”, dijo la fuente que pidió la reserva de su nombre porque no es vocero oficial de la entidad. 

Eso, para el Alcalde de Buenaventura, Eliecer Arboleda es una excusa.

“Hoy no justifico que ya por el paro las obras no van a ser entregadas como se había dicho. Yo pienso que ellos [Findeter] deben de esperar porque si el paro no dura tanto eso no es excusa para ellos”, dijo.

Así físicamente Findeter no pueda cumplir ahora, se ha retrasado tanto, que  ya nadie les cree esta última excusa. 

Las historias más vistas en La Silla Vacia