Por Juanita Vélez · 21 de Marzo de 2017

664

0

Una resolución firmada por el registrador nacional Juan Carlos Galindo tiene en alerta al Comité Promotor de la Consulta Popular de Cajamarca, que logró que los habitantes de ese municipio del Tolima decidan este domingo si quieren que se hagan actividades y proyectos mineros en su territorio.

La molestia se debe a que la Registraduría decidió que habrá menos mesas de votación de las que hubo hace 10 días, en la elección atípica de alcalde del domingo 12 de marzo.

Mientras ese día hubo 35 mesas, esta vez bajarán a unas 18 mesas porque la Registraduría decidió que las mesas pueden tener hasta 980 personas  y en la atípica fueron menos de 500.

“Lo que más nos preocupa es que la gente se canse de hacer fila y entonces decida no votar”, dijo a La Silla Robinson Mejía, representante del comité promotor que recogió más de 3 mil firmas para promover la consulta.

La Registraduría explicó a La Silla que para decidir cuántas mesas poner, miran el tipo de elección, el posible porcentaje de participación, y qué tanto se demore un votante el el tarjetón, dependiendo del número opciones. A partir de eso, define la cifra de votantes por mesa.

Por eso, para consultas como la de Cajamarca “que por su naturaleza implican una sencilla tarjeta electoral con las opciones del SÍ y el NO sin voto en blanco, una cómoda utilización de la tarjeta electoral por parte de los votantes, sencillo escrutinio a cargo de los jurados, es que la entidad fija potenciales electorales por mesa más altos, cercanos a los mil sufragantes”.

Por eso en las consultas populares de Envigado, Antioquia, en julio del año pasado o la de Cabrera, Cundinamarca. en febrero de este año, se fijaron máximo mil votantes por mesa.

Pero para Mejía tener menos mesas, en todo caso, pone en riesgo que pasen el umbral.

“Para que gane el No debe haber en total mínimo 5.438 votos, y nos preocupa no pasar ese umbral si las mesas se llenan” dijo Mejía a La Silla.

En comparación, en la elección de hace diez días votaron 9.373 personas en las 35 mesas que se habilitaron (y el candidato cercano al Comité Promotor Julio Roberto Vargas, que tenía el apoyo del Polo, el Mira y el Partido Liberal, perdió por 305 votos ante Pedro Pablo Marín, de la U, el Partido Conservador y el Centro Democrático)

Esta mañana se hizo un comité de seguimiento electoral en Cajamarca con funcionarios de la Registraduría, la Policía, el Ejército, la Procuraduría, la Fiscalía, la Misión de Observación Electoral, la alcaldía y el comité promotor para hablar sobre todo lo de las mesas.

Según Mejía, la Registraduría se comprometió a “evaluar un plan de contingencia” por si se represa la gente en las mesas de votación; a poner cinco computadores en vez de los tres que usaron hace diez días para decirle a la gente en qué mesa votar; y a poner más lectores de huella (hace diez días fueron 24)  para agilizar el proceso.

Falta ver si el domingo hay entusiasmo por votar y si finalmente se arman colas o no.

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia