Menú principal

Miércoles Octubre 01, 2014
Andrés Pastrana es la cara visible del fracaso de la negociación con las Farc en El Caguán. 

Aunque la pelea de Andrés Pastrana y el gobierno de Santos tuvo unos gatillos claros, como la sugerencia que hizo el expresidente de que Santos renunciara a la reelección para evitar que entregara a las Farc más de la cuenta, y la decisión inicial del Presidente -que luego reversó- de abrir las actas de la comisión asesora de relaciones exteriores para que se pudiera constatar quién tuvo la culpa del fallo de la Haya, esta pelea también tiene un trasfondo político que va más allá.

Se da justo cuando el descontento en el Partido Conservador con el gobierno de Santos está en su peor punto. Desde el comienzo del gobierno, los azules han resentido su pérdida de protagonismo en el Gobierno en comparación con el que tuvieron con Uribe, cuando no solo tenían una abundante representación burocrática sino también que su agenda ideológica era la misma del Presidente. Este lugar es ahora el que tiene el Partido Liberal.

Los conservadores estiman que más allá de cómo se presenten, hay cinco ministros rojos (Rafael Pardo, Fernando Carrillo, Alejandro Gaviria, Ruth Stella Correa, Diego Molano) y una agenda presidencial claramente liberal, y están molestos con que a eso se sume el próximo semestre un presidente del Congreso liberal, como corresponde según los acuerdos políticos del 2010. Y que aunque hay tres ministros conservadores (Mauricio Cárdenas, Juan Gabriel Uribe y Juan Camilo Restrepo), estos no les han dado juego burocrático ni realmente responden al partido. Ni siquiera cuando había cinco ministros conservadores y 12 de los 15 ministros habían trabajado con Pastrana, tuvieron las ideas conservadoras la importancia que tenía con Uribe.

Mauricio Cárdenas es uno de los ministros de Santos conservadores y de origen pastranista.. Foto: Ministerio de Minas y Energia.

Incluso los senadores conservadores más santistas han resentido que el Gobierno no les ayude ni con puestos ni con inversión donde ellos tienen alcaldes. La Silla supo que por lo menos a uno de ellos ya le tienen vedada la entrada a dos municipios porque pese a su cercanía evidente con el Gobierno no ha podido llevar ningún tipo de inversión y en los pueblos la falta de “resultados” se paga con un cambio en las lealtades políticas de los líderes que deciden por quien votan sus seguidores el día de las elecciones. Esa molestia es aún más grande entre los representantes.

Esta situación se ha vuelto más preocupante para los conservadores en la medida en que ven en el Centro Democrático, comandado por Uribe, una intención clara de coquetear con sus bases electorales. De hecho, ya el ex presidente ha estado hablando con algunos ex gobernadores conservadores para meterlos eventualmente en la lista al Senado de este movimiento y estos políticos tienen su propia clientela que puede minar “por debajo” las perspectivas electorales de los senadores y representantes conservadores. 

Este clima de insatisfacción, además, se da cuando el Partido tiene que comenzar a discutir cuál será su posición frente a una eventual reelección de Santos. En diciembre el Consejo Nacional Electoral aprobó los nuevos estatutos del Partido, según los cuales los expresidentes son considerados “jefes naturales” del Partido y tienen por derecho propio voz en este tipo de discusiones. “Es posible que el expresidente Pastrana esté tratando de anticiparse al directorio para influir en la decisión sobre si el partido debe apoyar o no la reelección”, dijo alguien cercano a Pastrana a La Silla.

Hasta ahora el presidente del Partido, Efraín Cepeda, no ha convocado a la Convención Nacional Conservadora, que es la que debe definir quién será el candidato presidencial y elegir los nuevos miembros del directorio nacional. Además, los conservadores ya dijeron que van a participar en las consultas partidistas del 29 de septiembre, pero aún no han anunciado qué le preguntarán a sus bases. Por eso, la incertidumbre es grande en las instituciones del Partido, como lo es también de cara a las elecciones del próximo año.

Lo más seguro es que tanto el expresidente como los uribistas como incluso los santistas decidan que el Partido debe llevar un candidato propio a la Presidencia, y que la verdadera discusión esté en quién sería ese candidato y sobre todo con quien haría las alianzas para la segunda vuelta, si con Santos o con el uribista en la contienda. Posiblemente Pastrana quiera capitalizar políticamente esta insatisfacción del partido con Santos y ser tenido en cuenta en esa discusión. En la medida en que aumente su contradicción con el Presidente más protagonista se convertirá de esta decisión y cualquier negociación tendrá que pasar por él, aunque su molestia tenga orígenes diferentes a la de la mayoría de los conservadores. Es posible también que aproveche que tanto él como Uribe están interesados en que no se publiquen las actas de la Haya para construir un puente con el expresidente Uribe si logran encontrar un candidato presidencial que les sea cercano a los dos.

Descaguanizar La Habana

Para el gobierno, pelear con Pastrana permite de una manera muy efectiva desde el punto de vista simbólico distanciar la negociación de La Habana del fantasma de El Caguán.

Como esa negociación tiene tan mala imagen entre los colombianos, pelear con su cara visible es una manera de ir preparando el terreno para que los acuerdos que se firmen con las Farc (si, como todo parece indicar, se logran en los próximos meses) no carguen ese lastre.  Esto es clave si finalmente tienen que ser refrendados por los colombianos por vía de un referendo o de una consulta popular.

Juan Camilo Restrepo es otro ministro conservador que trabajó y fue cercano a Pastrana. Foto: Juan Pablo Pino
 

Incluso si los acuerdos pasan por el Congreso, es más fácil convencer a los legisladores de votar a favor si la opinión pública los apoya, especialmente a pocos meses de las elecciones.

El encargado de marcar esa distinción ha sido el ministro del Interior Fernando Carrillo. Como dijo en la entrevista que publicó ayer El Tiempo “El país sabe que el proceso del Caguán fue un hoyo negro en la historia de Colombia. Ninguno de los errores cometidos en esa época ha sido repetido en La Habana.”

Es un mensaje que en diversos formatos han enviado otras personas cercanas al Gobierno como Gabriel Silva en la entrevista con la Silla o Enrique Santos.

“El espectro del Caguán merodea este proceso. Durante la fase exploratoria yo les decía muchísimo a los guerrilleros, "bájense del bus del Caguán, el Caguán no es un referente de confianza, fue un error del Estado terrible”, dijo Enrique Santos.

Que los dardos del expresidente Pastrana se dirigieran contra Silva (de quien dijo “es la mula que se cree Juan Valdés”) y contra Carillo (a quien señaló de ser “camarero de Pablo Escobar”) no deja de ser interesante si se tiene en cuenta que ambos son representantes puros del gavirismo, en cuyas manos -como explicó La Silla- está en gran parte el futuro del proceso de paz.

Ya entre los conservadores había una molestia de que los liberales estén tratando de monopolizar todo el tema de la paz y también el de las víctimas. Incluso, cuando comenzó el rumor hace unas semanas de que saldría Juan Camilo Restrepo del Ministerio de Agricultura, La Silla contó cómo detrás de este ruido habría también algunos liberales con ansias de tener la restitución de tierras bajo su control.

Que ahora, de parte de los liberales del Gobierno, y más de alguien como Carrillo, haya un esfuerzo deliberado por rescatar la popularidad del proceso de paz a partir de enterrar aún más el legado de Pastrana en ese campo puede haber sido la gota que desbordó la copa.

 

Perfiles relacionados: 
Andrés Pastrana Arango
Juan Manuel Santos Calderón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2013-04-04 21:27

Antes de los nefastos ocho años de URIBE, y su cacareada "seguridad democrática", pretexto encantador, para engatusar incautos, lo cual alcanzo con un alto porcentaje en las encuestas; pudo haber existir partido "conservador". Pero ante la posibilidad de perder sus cuotas burocráticas, los seudo-jefes conservadores de ese entonces, adoptaron la fórmula fácil de -CONSERVAR- esa cuota burocrática, al igual que los beneficios obvios, al arrodillar el partido ante las encuestas.
BRILLANTE IDEA: Apoyar la candidatura de URIBE. Y por supuesto no presentar candidato. Eso es algo así como adolecer de las características "criadillas políticas" de los jefes tradicionales de este partido...¿cual partido conservador? Señores HOLGUIN, CEPEDA, GERLEIN, PASTANA, etc.

Mar, 2013-04-02 18:06

SERÁ QUE BUSCA SER EL CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DEL 2014, POR EL PARTIDO CONSERVADOR ?

Mar, 2013-04-02 17:49

Quienes siempre terminan siendo el fiel de la balanza en todos los procesos electorales, son los Padres de la Patria, integrantes de la Rama Legislativa, desde los Senadores hasta los Concejales municipales, que son los verdaderos dueños de los votos y quienes los movilisan a todas y cada una de las urnas en el territorio nacional.Por eso cada lider político necesita contar en sus fuerzas con el mayor número posible de Ellos, teniendo la sarten por el mango el Presidente por tener el poder y la facultad de repartirlo, lo cual es vital para cada político en trance de responder a su clientela particular. Los Representantes del partido Conservador, o del Conservadurismo (Uribismo)en cualquier nivel legislativo estan pensando en su propio futuro y a los expresidentes solo les queda agitar los temas sensibles a la opinión pública para conservar o adquirir liderazgo y protagonismo, que solo se materializará si logran un triunfo personal como candidatos o jefes de partido y los ciudadanos?

Mar, 2013-04-02 17:07

Me late que mientras el País se juega su futuro en reformas tan importantes como la de la salud que compete a todos y el proceso de paz que no anda un c.lo los medios de comunicación se enfrascan en las opiniones de ex-presidentes mientras el verdadero problema que es la consecusión de la paz, sin sacrificar la seguridad lo toman como un hecho de poca monta.
Que importa lo que digan los ex-presidentes si es algo que sabemos todos los colombianos que el proceso de paz no es más que otra estrategia demagóica y electorera que va a sacrificar la seguridad recuperada. de que sirve la paz con una Farc, si nos quedan Bacrim, Narcos y otros grupitos guerrilleros como el ELN eso no es la terminación del conflicto, eso no es paz perdurable!

Mar, 2013-04-02 23:00

Concuerdo con su comentario.

Mar, 2013-04-02 13:17

El señor Pastrana le deberia dar verguenza, pues su gobierno despues del de Uribe es el peor que este pobre pais ha tenido y como siempre como pinocho mentriroso y chismoso, cuando perdio con Samper corrio a realizar el papel de sapo y para llegar al poder hizo alianza con las FARC, o sino hay ver las fotos en campaña con Marulanda, lo que pssa es que este ultimo no le comio cuento a un sapo resentido como patraña, es mejor que deje gobernar y que otro haga lo que el no pudo. Que no hable mucho de narcoguerrilla o narcotrafico o de vende patrias, que el es el qie tiene familiar narcotrafincantes encarcelados o los tuvo, de ellos no dice nada; ahora cual ha sido el partido que a descuartizado a nuestro pais, el conservador y claro le tiembla la cola si se llega a saber quien tiene la culpa del ultimo fallo de la Haya, Santos debe dar a conocer la verdad de este torcido, dejar que el pais los juzgue.Por decir la verdad no lo juzgan mal señor presidente y que la paz sea hoy para siempr

Mar, 2013-04-02 12:07

Uribe se ha propuesto ser la oposición a Santos. Para ello cuenta con la complicidad de los medios de comunicación, que hacen eco a sus trinos, también puede contar con la complicidad de Santos, que le hace eco y facilita la visibilidad. Lo cierto es que las políticas Uribe-Santos no han cambiado. Si acaso, hay menos crispación. Lo que no hay es menos desigualdad y tampoco progreso real para el país. El estado sigue en su incompetencia total. Como viene la campaña electoral, nos pondrán a decidir entre dos males muy malos. De todo esto, me sorprende la ingenuidad de La Silla Vacía.

Mar, 2013-04-02 10:54

Felicito a Juanita haber encontrado trasfondo a esta mezquindad que ocurre con los diálogos de paz. Este Pastrana es la persona menos indicada para poner palos en la rueda camino a la paz. Igualmente Uribe un EX que ya hizo lo que pudo hacer y punto.... no ha hecho nada por este tema....ni con seguridad democrática...pues, miren Nariño, Choco, Córdoba, Putumayo, Cauca y Norte de Santander siguen igual o peooor que en los últimos 15 años.Y realmente estos procesos merecen mejor trato de parte de todo el mundo. Ojala afrontáramos este tema sin tanto INMEDIATISMO, sin tanta zancadilla, sin tanta malicia. Generosidad y verdad son los mayores ingredientes y el pueblo gente debería salir a marchar a respaldar estos diálogos. Lleguemos a ACUERDOS, y luego a trabajar por otros problemas que merecen tratamiento de urgencia como el de salud, la inequidad, la minería, el campo!!!! acaso no tenemos semejantes problemas para estar perdiendo tiempo en estos hechos mediáticos que solo frenan opinion.

Mar, 2013-04-02 10:02

2 Puntos claves en la explicacion de LSV sobre el pequeñisimo ''impase ''entre el herido ego del Ex-contra el gobierno Santos por caguan y la muy apetecida teta burocratica.
La reeleccion de Santos no esta precisamente en manos ni siquiera del mismo Santos,del consenso final que se logre en la Habana dependera el curso de la vida politica inmediata de Santos y si de ñapa nos distrae tambien con la reforma a la Salud sera la fresa del postre que a Furibistas y conservadores les sabra agria,asi lo de San andres tal vez entre en el proceso final del olvido al que poco a poco nos acostumbramos.Torpedear este proceso de la Habana es la consigna de quienes a todas luces x puro egoismo no ven mas haya de su egocentrico interes particular,apelando a supuestas excesivas consesiones con los guerrilleros como si en este pais no se comprara de todo y a todo el mundo,peor aun, como si en este pais no se regalara nada nadie.

PD_ al señor ccdc la verdad tampoco veo la manipulacion de la que habla

Lun, 2013-04-01 22:44

Hemos llegado así al ideal posuribista: oposición de extrema derecha al gobierno de derechas. No será difícil convencer a los Colombianos de votar por Santos, porque es "el liberal de izquierdas". Felicito a la silla vacía por unirse a la prensa tradicional en el programa de engaño electoral.

Lun, 2013-04-01 23:13

ccdc, no me queda nada claro por qué estamos entrando a un "programa de engaño electoral. No estamos diciendo por quién votar ni presentando un panorama electoral ni nada parecido.

Lun, 2013-04-01 18:47

Dos elementos hacen parte también de esta confrontación:
1. Dejar un "lugar en la historia", tratando de sacar réditos - en caso que se firme la paz con las Farc - del papel que cada uno jugó en determinado momento.
2. Preparar el terreno para las elecciones del Congreso 2014 y a partir del resultado de ese "primer tiempo" electoral, entrar a disputar Presidencia.

Lun, 2013-04-01 16:07

Según RCN radio, la dirección del Partido Conservador en cabeza de EFRAÍN CEPEDA, hoy 1º. de Abril de 2013 respaldó las conversaciones y el proceso de negociación del gobierno de SANTOS con las FARC en LA HABANA. Sustenta su decisión en el hecho político de hacer parte de la Unidad Nacional. De este modo, el Partido Conservador o parte importante de él se aparta de las tensas declaraciones de ANDRÉS PASTRANA contra el gobierno de SANTOS en materia de paz, emitiendo la señal de un probable apoyo a la reelección de SANTOS, pues todo el andamiaje de la relección está montado sobre los logros o significativos avances que se obtengan de las conversaciones llevadas a cabo en Cuba.

Lun, 2013-04-01 15:49

Estos señores piensan que porque estuvieron 4 años "dizque" dirigiendo un país los hace personas inteligentes, estadistas y a los que se les debe respetar su opinión, cuando no son sino unos mediocres que nunca han hecho nada bueno por el país. Pararle bolas a las tonterías que dicen los expresidentes es la mayor pérdida de tiempo que puede haber, y el peor es AUV.

Añadir nuevo comentario