Por Tatiana Duque · 17 de Julio de 2017

4222

0

El próximo jueves 20 de julio las plenarias de Senado y Cámara votarán por los presidentes de estas corporaciones, un trámite sencillo en el papel, toda vez que desde hace meses el senador Efraín Cepeda y el representante Rodrigo Lara, respectivamente, tienen los votos de la coalición para esos cargos.

Sin embargo, por primera vez en este periodo, el uribismo va a mandar un candidato propio, que le haga ruido a la aspiración de Cepeda.

Según supo La Silla, el candidato sería Honorio Enríquez un senador primíparo uribista del Magdalena, a quien ya le han propuesto varios congresistas de su bancada que se lance.

La razón para poner a sonar esta aspiración, según nos dijeron dos senadores uribistas, es que se vea que la coalición a favor del Gobierno es tan débil que sin sus votos apenas van a lograr la mayoría (en las últimas tres votaciones para el cargo, el Centro Democrático apoyó al aspirante de la coalición afín al Gobierno).

De todos modos es poco probable que la Presidencia de Cepeda tambalee. Por una parte, el puesto de los conservadores en ese cargo hace parte de los acuerdos que hace tres años hizo la coalición, para que el último año les corresponda. Romper ese acuerdo significaría la ruptura de los demás para las presidencias y vicepresidencias de las comisiones. Además porque seguramente el Gobierno se la jugará a fondo para tener a uno de los suyos en ese cargo y que le dé prioridad a las votaciones de los proyectos que todavía faltan para la reglamentación del Acuerdo de paz.

La decisión final de dar este golpe la tomará el expresidente Álvaro Uribe con su bancada del Centro Democrático en su primera reunión de bancada el próximo miércoles.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia