Por Juanita Vélez · 20 de Abril de 2017

1462

2

Ayer, en el noticiero de las Farc llamado Nueva Colombia Noticias, sus comandantes Pastor Alape y Marco León Calarcá “revelaron” que las zonas veredales durarán 90 días más para que la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil arranque allí. Ya es un hecho que las zonas veredales serán todo menos transitorias. Pero lo que muestran las palabras de Alape más las declaraciones de hoy de Timochenko luego de que el Ejército encontrara una caleta de la guerrilla en Putumayo, es que el pulso real ahora es por la fecha límite para dejar las armas.

Álape dice en el noticiero que como el Gobierno se ha demorado en montar la infraestructura en las zonas “seguramente todas las tareas, ni siquiera de los ajustes para iniciar la reincorporación, ni todos los ajustes que tienen que hacerse para la dejación de las armas se van a completar. Por eso se acordó que se extendían 90 días más, para poder tratar de hacer esos ajustes”.

Álape habla de que “se acordó” refiriéndose a la cumbre entre el Gobierno y las Farc a finales de marzo en Cartagena.

El Gobierno en cambio dice que el único acuerdo que hubo allí fue considerar caso por caso el uso de las zonas veredales para la reincorporación. Pero sobre la base de que se desarman máximo el 1ro de junio.

Varios guerrilleros de las Farc le han dicho a La Silla que si el Gobierno no les ha cumplido con los términos de las zonas de concentración teniendo las armas, menos les van a cumplir una vez las entreguen.

Pero políticamente para el Gobierno sería muy difícil, por la credibilidad del proceso, mover la fecha.

En todo caso la decisión de si se amplían o no los plazos para las zonas sólo se puede tomar en la Comisión de Seguimiento al Acuerdo (Csivi).  La última reunión de la Csivi fue el lunes y según le contó a La Silla una persona que estuvo presente, no se tocó ese tema.

El pulso

El Gobierno rechaza tajantemente que la dejación de las armas y el tránsito a la legalidad, las dos razones de ser de las zonas veredales, se extiendan más allá del plazo acordado y por eso siguen exigiendo que para el 1ro de junio las Farc tiene que haber entregado todas las armas.

 

Ese mismo día las zonas veredales dejan de existir como funcionan hoy. Con anillos de seguridad a un kilómetro de Ejército y Policía sin la posibilidad de que ellos entren y con algunos guerrilleros armados todavía.

Eso querría decir que después del 1ro de junio la Fuerza Pública podría entrar allí como a cualquier vereda.

Lo que se está discutiendo dentro del Gobierno es mirar zona por zona, cuales pueden seguir como centros de reincorporación. Es decir, como lugares en los que los guerrilleros ya desarmados se queden mientras se definen, por ejemplo, los proyectos productivos en los que trabajarían, quienes entrarían a su organización de desminado, quienes arreglando carreteras, etc.

También serían los sitios en los que la Universidad Nacional podría hacerles el censo socioeconómico para saber qué sabe hacer y a qué se quiere dedicar cada guerrillero. Ese censo debía comenzar en febrero y ni siquiera se  han capacitado a los guerrilleros que lo van a hacer en cada zona porque no les han levantado las órdenes de captura.

La lógica del Gobierno es que como seguramente habrá zonas donde hay menos guerrilleros que otras, en esas, si por ejemplo de los 120 guerrilleros, 80 se van a desminar, los 40 restantes pueden ser trasladados a la zona más cercana. Es decir, reagruparlos y concentrarlos en menos zonas para que allí arranque su proceso de reincorporación.

Pero no va ser fácil que los guerrilleros se vayan o que los trasladen, porque La Silla ha podido confirmar visitando las zonas que ellos se quieren quedar a vivir ahí.

Comentarios (2)

harriarq

20 de Abril

0 Seguidores

Largo el proceso de desarme, o mejor oficialmente corto, dependiendo de si siguen encontrando las caletas de armas que deben estar regadas por las "zo...+ ver más

Largo el proceso de desarme, o mejor oficialmente corto, dependiendo de si siguen encontrando las caletas de armas que deben estar regadas por las "zonas de las Far", el temor de Santos y los de la secta del proceso de Paz es válido, nunca supieros cuntos guerrillos erán, cuantos milicianos tienen, que y cuantas armas utilizaban o tenían de reserva, que tienen aún en Venezuela y Ecuador.

jose antonio oscar correa arredondo

21 de Abril

0 Seguidores

Y eso que aun no se presentan las cartas secretas del mejor amigo de Santos Maduro en las que va a contar todos los torcidos del fracasado proceso de ...+ ver más

Y eso que aun no se presentan las cartas secretas del mejor amigo de Santos Maduro en las que va a contar todos los torcidos del fracasado proceso de paz,grave que aparezcan cositas en que nuestro Nobel sea el actor principal pero si es Santos todo esta podrido de ese coprrupto nada bueno se puede esperar

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia