Por Juan Esteban Lewin · 12 de Noviembre de 2015

13711

3

Una de las ciudades donde las elecciones más cambiaron el mapa político fue Manizales, donde después de 20 años de alcaldes de una coalición entre políticos y cívicos, les quitó la alcaldía un político liberal. El significado completo de ese cambio quedó patente apenas una semana después, cuando se confirmó la captura en Panamá del ex gerente de la Licorera de Caldas Carlos Arturo Fehó, antiguo jefe político del grupo del nuevo alcalde, José Octavio Cardona.

Cardona y Fehó pertenecen a una misma rosca, en la que también está el representante liberal Mario Castaño, quien fue el padrino político de la campaña a la alcaldía y su segundo mayor aportante, con una donación de 20 millones de pesos.

Los tres no solo coinciden en su filiación liberal, sino que fueron directivos de la Licorera, aunque en diferentes momentos: Fehó fue gerente entre 2008 y 2010, Cardona ocupó la subgerencia administrativa entre 2001 y 2003, y Castaño tuvo una ascendente carrera durante 13 años, incluyendo los períodos en los que estuvieron Cardona y Fehó, hasta llegar a gerente financiero y comercial de la empresa. Además, los tres son amigos.

La Licorera ha sido uno de los grandes botines burocráticos del departamento, pues es la principal empresa pública del departamento y la maneja el Gobernador. Durante años, fue feudo del liberalismo que manejaba el ex senador y cacique Víctor Renán Barco.

Tras la muerte de éste, el liberalismo se rompió en dos grandes bloques: uno heredero directo de Barco y liderado por Ferney Tapasco (condenado por el asesinato de Orlando Sierra, subdirector del diario La Patria, y capturado hace dos semanas) y la ex congresista Adriana Franco; otro encabezado por Fehó.

Ese segundo grupo se quedó ahora con el Partido Liberal en el departamento y fue el que se quedó con la alcaldía, que el barquismo y sus aliados conservadores (de la línea del ex senador Ómar Yepes) perdieron hace 20 años.

Los otros rojos, al poder

Cardona, el nuevo alcalde, es un político de carrera hijo de un líder liberal local del municipio de Pácora, que llegó al escenario público recién graduado de abogado, cuando entró a trabajar en la Secretaría de Gobierno departamental. Pero su verdadero ingreso a la política se dio en 2000, cuando fue elegido personero de Manizales de la mano de la ex congresista liberal Adriana Franco.

Al terminar su período recaló en la licorera como subgerente administrativo y allí estuvo hasta 2003. Tras un paso como docente de la Universidad Nacional, en 2007, se lanzó al concejo de Manizales, pero ahora como aliado de Fehó y rival de Franco.

 

Fehó era un médico que llevaba muchos años militando en el liberalismo caldense, y de hecho ya había sido el candidato a la alcaldía de la coalición yepobarquista en 2002, siendo derrotado por Néstor Eugenio Ramírez. En ese entonces la revista Semana recordaba que toda su carrera había estado en el sector público de la salud, por ejemplo, como director del servicio de salud de Caldas a mediados de los años 90.

Entonces se dedicó a los negocios como la Clínica Manizales, hasta que, para las elecciones de 2007, montó toldo aparte y lideró la franquicia caldense de Apertura Liberal, partido que avaló esa primera aspiración de Cardona. Con poco más de 2.500 votos, resultó elegido.

Ese grupo apoyó al liberal Mario Aristizábal a la Gobernación, y tras la victoria de Aristizábal, éste nombró a Fehó en la apetecida gerencia de la Licorera y también le dio a su grupo la dirección territorial de la salud, lo que incluso motivó una fuerte pelea entre el gobernador y Barco.

En ese momento surgió el escándalo que tiene hoy a Fehó en la cárcel y también empezó a nacer la carrera política del hoy congresista Mario Castaño.

El enredo de la licorera

En 2008, el mismo año que llegó a la gerencia, Fehó entregó la distribución de licores para el departamento del Valle a la compañía Sultana del Valle, con lo que dejó por fuera del negocio a Discristal, que había tenido ese contrato desde 1993. Además, lo hizo justo cuando la junta directiva cambió el manual de contratación y permitió que ya no había que hacer una invitación pública sino que se podía contratar de forma dirrecta

Después de esa adjudicación Humberto Franco Mejía, gerente de Discristal, denunció que Cardona y Francisco López Franco, presidente de la junta directiva del Hotel Varuna y socio de Fehó en el hotel, le exigieron participación en las ganancias del contrato. Según Franco, como se negó, perdió el contrato.

La denuncia de Franco produjo un proceso penal contra Fehó, Cardona y López, que arrancó con un carcelazo para el primero y detención domiciliaria para los otros dos, además de que el gobernador Aristizábal le quitó la gerencia de la licorera a Fehó.

Sin embargo, al final de la primera instancia fueron absueltos, por lo que Fehó volvió a su cargo. Aliado con el Gobernador y mientras la parapolítica golpeaba su partido con la detención de los representantes Enrique Emilio Ángel y Dixon Ferney Tapasco, empezó a armar una fuerza propia cada vez más grande.

Como parte de ese crecimiento Fehó se asoció con el entonces presidente del sindicato de la Licorera, (Sintrabecólicas) el hoy representante Mario Castaño. Entre los dos impulsaron una reestructuración laboral interna que creó tal tensión dentro del sindicato que a Castaño lo declararon persona non grata.

Pero luego, el 14 de octubre de 2010, el Tribunal Superior de Manizales condenó a Fehó a 6 años y 7 meses de prisión por interés indebido en la celebración de contratos y falsedad ideológica en documento público, y exoneró a Cardona y López.

La defensa de Fehó interpuso el recurso de casación, que rechazó la Corte Suprema. Y el ex gerente se voló, por lo que estaba prófugo y con circular roja de Interpol.

El crecimiento político

<p>Mientras Fehó terminaba condenado, Cardona dejó atrás ese lío y siguió adelante con su carrera política. Se pasó a La U como parte del grupo político del entonces senador Jaime Alonso Zuluaga, con el que fue reelegido en 2011 con más de 4.500 votos, y en 2014 renunció para lanzarse a la Alcaldía.</p> <p>Aunque trató de obtener el aval por ese partido, el senador Mauricio Lizcano se opuso, y al final Cardona terminó en el partido de sus orígenes, el liberal. Y es que, mientras tanto, en las huestes rojas ya no estaba su antigua jefe Adriana Franco sino su amigo Mario Castaño.</p> <p>Este representante es el gran ganador de la elección. Aunque su trayectoria laboral había sido toda en la licorera hasta 2013, ese año salió para lanzarse a la Cámara por un grupo liberal encabezado por él mismo, llamado Tendencias LIberales, que marcó distancias con el que manejaba la entonces representante liberal Adriana Franco, heredera del difunto cacique rojo Víctor Renán Barco.</p> <p>Como Castaño salió elegido mientras que Franco se quemó, y encima el representante obtuvo 26 mil votos contra 17 mil de la ex congresista, quedó convertido en la cabeza del liberalismo caldense. Y en ese papel fue quien le dio el aval a Cardona para la alcaldía y lo acogió bajo su ala.</p> <p>Cardona salió elegido con poco menos del 30 por ciento de los votos, porque el surgimiento del Centro Democrático llevó a que hubiera otros dos candidatos fuertes que anteriormente habían sido aliados en la llamada ‘coalición B’ que se opuso al yepobarquismo.</p> <p>Por un lado estaba el ex alcalde <a data-cke-saved-href=" http:="" lasillavacia.com="" luis-roberto-rivas="" perfilquien="" quienesquien="">Luis Roberto Rivas, ahora apoyado por el senador azul Luis Emilio Sierra y el partido de La U con los grupos del senador Mauricio Lizcano y el representante href="http://lasillavacia.com/quienesquien/perfilquien/hernan-penagos-giraldo" target="_blank">Hernán Penagos. Y, por el otro, la ex senadora uribista href="http://lasillavacia.com/quienesquien/perfilquien/adriana-gutierrez-jaramillo" target="_blank">Adriana Gutiérrez, una de las cabezas del grupo político de Luis Alfonso Hoyos y Oscar Iván Zuluaga y se lanzó con el aval del Centro Democrático.

 

Los grupos que los impulsaban, con nombres y pesos diversos, habían estado juntos desde hace dos décadas y pusieron a los últimos seis alcaldes (Jorge Enrique Rojas, el ex ministro Germán Cardona Néstor Eugenio Ramírez, el propio Rivas, Juan Manuel Llano y Jorge Eduardo Rojas).

La campaña en la opinión pública se concentró en la lucha entre Rivas y Gutiérrez, que tenían una disputa personal por cuentas pasadas, y que llevó a que la campaña de Cardona empezara a crecer en als encuestas y la situación pitnara como un triple empate. Y, con un discurso que incluía recuperar el gobierno de las élites de la ciudad, terminó sacándole una leve ventaja a los dos: Cardona sacó 49 mil votos contra 44 mil de Rivas y 43 mil de Gutiérrez.

Con eso, la rosca liberal que nació en la licorera y encabezó Fehó terminó ganando en las elecciones, manejando el Partido Liberal en el departamento y reemplazando a la coalición de empresarios y políticos. Falta ver si su gobierno mantiene los buenos niveles administrativos que ha mostrado la alcaldía en los últimos años, como Cardona ha prometido.

Comentarios (3)

Rodrigo Velasco Ortiz

12 de Noviembre

0 Seguidores

Ahh... ¿Políticos o Jugadores de cartas? Es aterrador constatar, día a día, que la llamada "política" es simplemente un negocio determinado por ...+ ver más

Ahh... ¿Políticos o Jugadores de cartas? Es aterrador constatar, día a día, que la llamada "política" es simplemente un negocio determinado por estrategias para "ganar" dinero o poder... Y el "ganar" lo escribo entre comillas porque realmente se trata de robar, de adueñarse de dineros públicos para fines privados, ocultándose tras la máscara del interés general. ¿Partidos o microempresas? ¡Qué tristeza!!

SALOGARZON0311

12 de Noviembre

0 Seguidores

En mi opinión a Octavio Cardona se le exonero de los delitos de los que le acusaron en su momento, la justicia lo encontró inocente mientras que Riv...+ ver más

En mi opinión a Octavio Cardona se le exonero de los delitos de los que le acusaron en su momento, la justicia lo encontró inocente mientras que Rivas aún tiene una investigación pendiente por las irregulares que cometió durante su administración como alcalde de Manizales, adicional a esto su campaña y la de el gobernador electo Guido Echeverri fueron financiadas por Tapasco (condenado por la muerte de Orlando Sierra), también es bueno mencionar que durante la pasada administración de el señor Guido la Licorera tuvo cuatro cambios en su gerencia lo que ocasiono que un desgaste presupuestal y administrativo.

diana buitrago

17 de Noviembre

0 Seguidores

En las pasadas elecciones nos pudimos dar cuenta del poder que tienen las diferentes corrientes politicas en nuestra cuisdad, como se menciona en el a...+ ver más

En las pasadas elecciones nos pudimos dar cuenta del poder que tienen las diferentes corrientes politicas en nuestra cuisdad, como se menciona en el articulo en DR. OOCTAVIO CARDONA fue absuelto del proceso LICORERA y no presenta investigaciones pendientes, mientras el señor LUIS ROBERTO RIVAS usaba la alcaldia para hacer negocios personales como manizales segura, tim, impuesto al teléfono, multas de transito, y con juicios pendientes. que no se nos olvide¡¡ y la señora ADRIANA GUTIERREZ tiene hijos que se llevaron hasta la tierra de aerocafe esto era lo que queríamos para nuestra cuidad? MANIZALES NECESITABA UN CAMBIO Y SE LO LOGRO¡¡

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia