Por Laura Silva · 11 de Abril de 2017

5583

0

Hace dos semanas Winner Mosquera - ex veedor del Partido Liberal del Chocó- le exigió públicamente al Representante a la Cámara Nilton Córdoba Manyoma que renunciara a su curul y cumpliera con el acuerdo que según los liberales chocoanos, lo ayudó a llegar al Congreso. Según ese acuerdo, Córdoba debe salir para entregarle su curul a la ex diputada María de Jesús Mosquera Rentería y así, mantener unida la segunda fuerza política más poderosa del Chocó para las elecciones 2018. Sin embargo, todo indica que el representante no va a cumplir su parte.

El acuerdo

El Cordobismo liberal, que fue fundado por el abogado chocoano Diego Luis Córdoba, ha sido un movimiento político clave en la historia del departamento del Chocó que ha debido competir duro contra Cambio Radical y con el Partido de la U en los últimos años para mantenerse en el poder.

Por eso, justo antes de llevarse a cabo las elecciones al Congreso en el 2014, Maria de Jesús Mosquera, compañera de Darío Córdoba Rincón -el último de la dinastía cordobista que murió en el 2003- y Nilton Córdoba, que aunque tiene el apellido no hace parte de la familia, llegaron a un acuerdo político para sumar los votos de todo el movimiento y asegurarle a los rojos una de las dos curules en la Cámara de Representantes.

En el documento que conoció La Silla, Córdoba y Mosquera se comprometían a que quien ganara las elecciones del 2014 se mantendría durante dos años y seis meses en la curul, para luego renunciar y dejar subir al que quedara de segundo. La idea era evitar que los rojos se fueran cada uno por su lado, lo que hubiera impedido que cualquiera llegara al Congreso.

Al final, la fórmula logró garantizarle a Córdoba los votos de la colectividad que le hacían falta y que tenía Mosquera para llegar al Congreso. De hecho, Córdoba sacó 18.425 votos y triplicó la votación de la ex diputada.

“Si no nos uniamos los votos no nos alcanzaban porque ganar divididos en el Chocó es muy difícil”, le dijo el Representante a La Silla.

Aún así, Córdoba hoy no tiene intenciones de renunciar. No sólo quiere terminar su período sino que aspira a repetir en su curul con el aval liberal. Eso ha hecho que María de Jesús Mosquera, mejor conocida en el Chocó como ‘Machu’, esté amenazando con partir cobijas con los liberales y aspirar al Congreso en el 2018 con otra fuerza política llevándose sus votos que, aunque no son muchos, sí suman.  

Los temores

Según ha dicho Winner Mosquera, ex veedor del Partido Liberal Cordobista, es necesario que Nilton Córdoba cumpla su parte del acuerdo. Lo que temen los liberales cordobistas es que la postura del actual Representante a la Cámara termine en una división interna del partido que los saque del mapa político en las elecciones del 2018.

“Esta situación está candente y pone en riesgo al partido,” le dijo uno de los miembros del partido que pidió no ser citado a La Silla. “Ellos se alinearon en favor de los liberales que ahora con esta decisión de Nilton,  podríamos terminar divididos y perder la confianza de los que votaron creyendo en la alianza”.

Según supo La Silla, la división sería un problema por dos razones.

La primera es que podrían perder gran parte de los votos que suman como partido si Córdoba insiste en no renunciar, porque aunque fue quien sacó la mayor votación, él mismo reconoció que solo no hubiera podido.

La segunda es que como todos reconocen, en la arena política de Chocó las alianzas son claves para ganar. Y en un momento en que hay intereses políticos por todas partes, la salida de Mosquera Rentería del partido le podría restar votos al liberalismo y sumarlos al Partido de la U, a Cambio Radical o a al Partido Conservador que también se están preparando para el 2018.

Por ejemplo, en el caso de la U, como contó La Silla, las apuestas están en el regreso a la política de la casa de los Sánchez Montes de Oca que ya tiene sus velas puestas en Astrid Sánchez para la Cámara de Representantes y están buscando alianzas para ganar las futuras elecciones.

Además, según una fuente que conoce la movida política en Chocó, Gilder Palacios, que le ganó a Nilton Córdoba y a los liberales la alcaldía de Medio Baudó, se estaría acercando a la casa política del ex congresista Edgar Ulises Torres que también piensa competir por la Cámara.

Y a estas movidas se les suma el temor por la investigación formal que le abrió la Corte Suprema Nilton Córdoba Manyoma en diciembre por el escándalo de los palacios municipales de Fonsecon.

Por ahora, Córdoba y Mosquera se reunieron el sábado para discutir el tema y encontrar alternativas.

“Ya estamos en conversaciones con María de Jesús para recomponer el acuerdo y encontrarle una solución al problema” le dijo el Representante a La Silla.

De esas conversaciones podría depender que los rojos lleguen juntos -y fuertes- al 2018

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia